x
1

América Central



¿Dónde nació América Central?

América Central nació en Costa_Rica.


Bandera de Guatemala Ciudad de Guatemala[3][4]
Bandera de El Salvador San Salvador
Bandera de Costa Rica San José
Bandera de Panamá Ciudad de Panamá[5]
Bandera de Honduras Tegucigalpa
Bandera de Nicaragua Managua

América Central, también llamada Centroamérica,[9][nota 1]​ es la región geográfica dentro del continente americano comprendida entre América del Norte y América del Sur. Está rodeada por el océano Pacífico y el océano Atlántico (mar Caribe). Políticamente se divide en siete países independientes: Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.[10]​ Desde el punto de vista histórico-cultural, algunos historiadores delimitan la región comprendida por los antiguos territorios del Reino de Guatemala, es decir, las actuales repúblicas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, además de las divisiones administrativas al sur y sureste del istmo de Tehuantepec en México.[2]​ Desde el punto de vista geográfico la región comprende los territorios ubicados entre este istmo,[2]​ y la cuenca del Río Atrato en el Darién colombiano.[11]​ Su extensión territorial es de 522 760 km²[1]​ y su población es de 50 690 000 habitantes aproximadamente.

América Central o Centroamérica estaba densamente poblada a la llegada de los europeos, y varias culturas se habían desarrollado en ella, aunque parece que su grado de complejidad no superó a las existentes en Mesoamérica. Siendo un espacio de tránsito poblacional, se asentaron en su territorio grupos de las zonas culturales precolombinas de Mesoamérica y de América circuncaribeña tales como los pueblos lencas, náhuas, kunas, chortíes, jicaques, payas, chorotegas, nasos y bribris, que han habitado el subcontinente durante milenios. Las principales familias lingüísticas precolombinas de Centroamérica son la mayense, la xinca, la lenmichí (lenca, misumalpa, chibchense), estos grupos parecen ser de origen autóctono, mientras que otros grupos tendrían su origen en el centro y norte de Mesoamérica, como los náhuas (utoazteca) y los chorotegas (otomangue).

Se cree que los primeros habitantes llegaron a Centroamérica luego del arribo de los primeros seres humanos a América, provenientes de Asia septentrional por el estrecho de Bering o de las islas polinesias hace unos 15 000 años.

Los mayas son los pueblos habitantes de una vasta región que se ubicaba geográficamente en el territorio del sur de México, Guatemala, la zona occidental de Honduras y otras zonas de Centroamérica. Es especialmente importante su presencia e influencia en los actuales territorios de Guatemala, Honduras y en departamentos en la parte norte de El Salvador, con una rica historia de unos tres mil años.

En la actualidad siguen existiendo millones de mayas y hablantes de lenguas mayas, relacionadas con las lenguas mayas del período clásico. Las otras familias lingüísticas de la región no parecen relacionadas con las lenguas mayas y sus orígenes son difíciles de precisar. Aunque recientemente se ha establecido la existencia de un parentesco filogenético de las lenguas chibchas, las lenguas misumalpas y las lenguas lencas. Lo cual sugiere que esas familias se diversificaron en Centroamérica, lo cual aporta algo de luz sobre la relación de las poblaciones indígenas conocidas de la región.

Tanto Nicaragua como Costa Rica y Panamá se poblaron gracias a las olas migratorias desde diferentes latitudes y de diferentes grupos étnicos y su mezcla con los criollos, pueblos originarios, negros, mestizos y afro-mestizos que habitaban la zona durante la colonia. Los tres países ubicados al sur del istmo centroamericano han recibido inmigración proveniente de Europa, Asia, África y América en diferentes proporciones y contextos históricos como consecuencia de las necesidades de poblamiento de cada uno y el asilo político para refugiados y exiliados que brindan países como Costa Rica y Panamá.

Con el máximo esplendor de las civilizaciones americanas, el continente entró en su historia gracias al desarrollo de la escritura, especialmente por parte de los mayas a partir del año 292. Aunque el aislamiento del continente con respecto al resto del planeta no permitió un intercambio de conocimientos que fortaleciera estas culturas para prepararlas a su futuro encuentro con los otros continentes, sus avances son de un gran valor universal y poseen gran vigencia, como es el calendario, las matemáticas, la astronomía, las observaciones geológicas y otros muchos elementos que son hoy materia de estudio.

En 292 comenzó el esplendor de la cultura maya. Este periodo, el clásico, se cerró en el 900 con la decadencia de los mayas. Tikal, Palenque y Copán figuran entre los principales centros urbanos mayas que eran ciudades-estado. En este período se encuentra también la cultura chavín que se extendió desde el occidente del Perú hasta Ecuador en América del Sur, entre el litoral y la ceja de selva. Esta cultura se desarrolló entre el 1500 a. C. y el 500 a. C.; es decir, que durante un milenio, prevaleció su hegemonía en todo el quehacer andino de la región o en su área de influencia; tal es el caso de los recientes descubrimientos en las cuevas de Talgua, en Honduras.

Bajo la influencia de los movimientos independentistas del resto de América, Centroamérica declaró su independencia de España sin luchas armadas, la cual se hizo efectiva el 15 de septiembre de 1821. La fecha es considerada todavía el día de la independencia por todas las naciones centroamericanas a excepción de Panamá, que celebra el 28 de noviembre su independencia de España. El capitán general español, Gabino Gaínza, ocupó el cargo de líder interino hasta que se formara un nuevo gobierno. La independencia tuvo corta vida, ya que Centroamérica fue anexada al Primer Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide el 5 de enero de 1822. Los liberales centroamericanos objetaron este proceder, pero el ejército de México bajo el mando del General Vicente Filísola ocupó Ciudad de Guatemala y calmó los ánimos.

Después de la abdicación de Iturbide, los representantes de las provincias centroamericanas declararon la independencia absoluta de España, de México, y de cualquier otra nación extranjera el 1 de julio de 1823, y se estableció un sistema de gobierno republicano por medio de las Provincias Unidas del Centro de América.

Centroamérica, al igual que el resto de las naciones iberoamericanas (con excepción de Brasil), abolió de una manera total y definitiva la esclavitud tras la consecución de su independencia.

La República Federal de Centro América agrupó a la región formada por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua actuales. Cabe mencionar que el Estado Mexicano de Chiapas era territorio de Guatemala, al tener antiguamente el rango de Audiencia Real, Centroamérica se une al Primer Imperio Mexicano de Iturbide en 1822, al separarse Guatemala de aquel último, Chiapas, por medio de un referéndum, se incorporó a México. Guatemala cedió únicamente la Región de Soconusco.

El 24 de marzo de 1928, por medio del Tratado Esguerra-Bárcenas, Colombia le reconoció a Nicaragua la soberanía sobre la Costa de Mosquitos. Sin embargo, aún existen conflictos limítrofes entre ambos países, después de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya, le otorgara a Nicaragua en 2012 casi el 40 % de mar territorial que hasta ese entonces poseía Colombia en el mar Caribe. Las actuales pretensiones de la nación centroamericana incluye la extensión de la plataforma continental casi hasta las puertas de Cartagena de Indias, después de perder su lucha por la posesión del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, bajo soberanía del país suramericano[12]​ como estado heredero del Virreinato de Nueva Granada.

Dos países más jóvenes, Panamá y Belice, no comparten la historia común ni el horizonte cultural de Centroamérica, ya que Panamá estaba integrada a los Virreinato del Perú y Virreinato de Nueva Granada, y luego al independizarse de España, se unió voluntariamente a la Gran Colombia; y Belice, por su parte, fue una colonia del Reino Unido.

La exclusión de Panamá en el mencionado proyecto centroamericano se debe a la pertenencia histórica del territorio del istmo panameño al subcontinente suramericano mediante la estructura administrativa colonial, primero del Virreinato del Perú, luego del Virreinato de Nueva Granada, y posteriormente gracias a la asimilación de su territorio a Colombia desde 1821 hasta su separación en 1903.

Panamá no formó parte de los proyectos políticos integracionistas de Centroamérica hasta su incorporación voluntaria al Parlamento Centroamericano en 1992, organismo del cual el gobierno panameño decidió retirarse voluntariamente en el año 2010 aunque no lo logró por muchos años.

Actualmente, República Dominicana también forma parte de esta región desde el punto de vista político y económico, ya que es miembro del Sistema de la Integración Centroamericana, un órgano a cargo de facilitar la integración de la región, del Parlamento Centroamericano y del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA).

América Central comprende geográficamente el territorio situado en las latitudes medias de América, localizado entre el istmo de Tehuantepec en México y el istmo de Panamá. El área está integrada por las siete naciones independientes de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, además de los cinco estados mexicanos de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán. Los mapas incluyen también la parte oeste del golfo de Urabá (región del Darién) departamento de Chocó y el departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina en Colombia que políticamente están incluidos en Sudamérica, y además las Antillas.

Centroamérica continental comprende la estrecha franja de tierra que une las dos grandes porciones de territorio americano. Este sector es recorrido por un sistema montañoso denominado Cordillera Central, menor en longitud y alturas si se consideran otros ejemplos en el continente americano.

Centroamérica se asienta sobre la placa del Caribe y tiene una extensión de 523 000 kilómetros cuadrados, situada en el hemisferio occidental, desde el istmo de Tehuantepec (situado al sur de México), hasta el Valle del río Atrato, en Colombia, separando al océano Atlántico del océano Pacífico. Representa únicamente el 1 % de la superficie terrestre del mundo y cuenta con el 8 % de las reservas naturales del planeta, entre las que se identifican 22 zonas de vida, 17 regiones ecológicas que albergan 20 000 especies vegetales. Para la conservación de estas riquezas naturales, se cuenta con 144 áreas protegidas y 124 parques naturales.

Centroamérica es mayoritariamente una región montañosa y escarpada. Esta región contiene varios niveles montañosos unidos a las estructuras de América del Norte y de América del Sur, y por estar dominado por dos sistemas geológicos, es uno de los grandes ejes volcánicos de la Tierra. Cuenta con unos 60 volcanes en el interior (casi todos apagados) y 31 sobre la costa del océano Pacífico (la mayoría activos) de los cuales algunos se elevan a más de 4000 msnm. La superficie terrestre asciende abruptamente desde la región costera del océano Pacífico a las crestas de las montañas, y desciende gradualmente en la región que se extiende a lo largo del mar Caribe.

Centroamérica es una región del continente americano cuya corteza terrestre es especialmente inestable, ya que se encuentra en el borde occidental de la placa tectónica del Caribe. Desde la frontera norte de Guatemala hasta la línea fronteriza que divide Panamá y Colombia; tiene una longitud de 2830 km en la costa del océano Pacífico, y aproximadamente 2740 km en la costa del mar Caribe. La subducción de la corteza oceánica de este borde, que empezó hace 25 millones de años, elevó la tierra desde el mar.

En la parte norte, el territorio está formado por terrenos sedimentarios de areniscas y calizas, sobre un basamento cristalino. Una zona de fracturas se extiende hacia el sudeste formando cuencas lacustres, con los lagos Xolotlàn y Cocibolca. Hacia el sur de esta zona, se extiende un área volcánica o eje, en una cordillera de unos 1500 km de longitud, con más de 40 grandes volcanes, algunos de ellos actualmente activos.

Las costas del océano Pacífico son más aptas para la radicación del hombre, pero menos favorables para los cultivos tropicales, debido a que se producen menos lluvias que en el litoral atlántico.

En América Central, los ríos son cortos y corresponden principalmente a la vertiente atlántica. Estos ríos cumplen varias funciones, sirviendo incluso como fronteras; tal es el caso de los ríos Segovia o Coco (entre Honduras y Nicaragua), el río Motagua (entre Guatemala y Honduras), el río Usumacinta (entre Guatemala y México), el río San Juan de Nicaragua (entre Costa Rica y Nicaragua) y el río Sixaola (entre Costa Rica y Panamá). En esta región, destacan por su extensión los lagos nicaragüenses (lago de Nicaragua y lago de Managua) y el lago Gatún ubicado en el canal de Panamá.

Centroamérica no cuenta con ríos largos debido a su geografía ístmica. Los ríos más largos desembocan en el mar Caribe, en tanto que los más numerosos, pequeños y caudalosos, desaguan en el océano Pacífico. Entre los más largos están:

Los ríos nacen en las cordilleras paralelas al océano Pacífico. Son de régimen irregular, registrándose sus crecientes durante el verano. Los más extensos y de mayor caudal corresponden a la cuenca del mar Caribe, a excepción del istmo de Panamá, en donde los ríos de la vertiente caribeña son más cortos y los de la vertiente pacífica más extensos como el río Chucunaque con 231 km que desemboca en el golfo de San Miguel, en el océano Pacífico.

En Centroamérica predomina el clima tropical, siendo más lluviosa la vertiente atlántica que la pacífica. El régimen de precipitaciones es cambiante, y depende de la dirección de los vientos y de la posición de las zonas de convergencia tropical e intertropical. La temperatura se caracteriza por tener variaciones poco marcadas entre el día y la noche. La temperatura ambiental varía según los índices de nubosidad y altitud. En zonas de relieve montañoso la altura determina las variedades del clima.

Desde el nivel del mar hasta aproximadamente unos 900 m se encuentran las denominadas "tierras calientes" con verano térmico permanente y abundantes precipitaciones. Entre los 1.000 m y 2500 m sobre el nivel de mar se hallan las tierras templadas donde las temperaturas medias anuales están entre los 15 °C y los 25 °C; las precipitaciones predominan a fines del verano. Por encima de los 2500 m se encuentran las tierras frías con temperaturas medias que no alcanzan los 20 °C y con marcadas amplitudes térmicas diarias.

América Central se caracteriza por las temperaturas suaves en ambas costas del continente. Los inviernos son suaves y los veranos frescos con una oscilación térmica anual pequeña. Las precipitaciones son abundantes y están bien distribuidas. La flora y fauna de Centroamérica alberga especies del norte y del sur de América, además de un gran número de especies endémicas, Esta diversidad tiene su origen en ser una zona de tránsito entre dos continentes, dos grandes regiones oceánicas y ser refugio durante las diversas glaciaciones o debido al aislamiento geográfico pasado que convirtió el área en archipiélagos. Actualmente los endemismos son el 7 % de las especies conocidas, pero este dato es engañoso ya que es una de las zonas de mayor biodiversidad del mundo y el gran número de especies esconde que el número de especies endémicas también es muy elevado. Un ejemplo de ello es Costa Rica que alberga cerca de un 5 % de la biodiversidad mundial y Nicaragua que alberga al mayor porcentaje de peces incluyendo una de sus riquezas el tiburón de agua dulce.

Los mamíferos son más comunes en Guatemala (230 especies), Panamá (229 especies), Nicaragua (225 especies), Honduras (218 especies), Costa Rica (211 especies), El Salvador (210 especies). Principalmente se encuentran venados, jaguares, pumas, colibríes, torogozes, quetzales (ave símbolo de Guatemala), zopilotes, tapires y guacamayas (ave nacional de Honduras) .

En general todos los países de la región son ricos en biodiversidad: en Guatemala y El Salvador se presentan buenas oportunidades para observar aves; en Nicaragua buenas oportunidades para observar especies marinas Honduras es el que tiene más bosques de pinos, tiene el arrecife coralino más grande de América y el segundo del mundo, también tiene la Reserva de la Biosfera de Río Plátano un bosque con rica biodiversidad, diversos grupos étnicos y restos arqueológicos que está compitiendo para ser una de las siete maravillas naturales del mundo.

A continuación, las especies por país:

Belice: a pesar de su reducida superficie, alberga una gran biodiversidad. El país es parte (junto con México, Guatemala y Honduras) del segundo mayor arrecife coralino del mundo (Mesoamericano) y en él habitan numerosas especies de peces. Además en el interior del país se da la selva tropical. Belice fue el país pionero en la protección del jaguar, ya que en 1987 estableció la primera reserva de jaguares. El país cuenta con 150 especies de mamíferos, 275 especies de aves, 112 especies de reptiles, 38 especies de anfibios, 600 especies de peces (agua dulce y salada), 3408 especies de plantas y un número indeterminado de especies de invertebrados. Es destacable que esta biodiversidad se encuentra protegida en la mayor parte del país mediante un excelente sistema de áreas protegidas; gracias al cual, menos del 2 % de las especies beliceñas se hallan en peligro de extinción.

Costa Rica: cerca de un 25 % del territorio se encuentra protegido, lo cual favorece que la biodiversidad se conserve. Se han identificado 227 especies de mamíferos, 700+ especies de aves, 232 especies de reptiles, 186 especies de anfibios, 172 especies de peces de agua dulce, 10 000 especies de plantas y un estimado de 300 000 especies de insectos. A pesar de que el país cuente con un excelente Sistema de Áreas Naturales Protegidas, cerca de 1600 especies se hallan en peligro de extinción.

El Salvador: es el país más densamente poblado del continente. Muchos de sus ecosistemas se han perdido y muchas especies (por ejemplo el jaguar, el danto y el oso hormiguero) han desaparecido. No obstante en los fragmentos que quedan de la antigua selva tropical (que cubría la mayor parte del territorio salvadoreño) y en los reducidos manglares aún sobreviven numerosas especies. Todos los fragmentos de la antigua selva tropical salvadoreña se hallan protegidos y juntos suman algo más de 287 000 ha; el manglar, muy fragmentado, también está protegido. Entre todas las áreas protegidas del país suman casi el 5 % del territorio salvadoreño. En el país se han identificado 207 especies de mamíferos, 315 especies de aves, 121 especies de reptiles, 70 especies de anfibios, 170 especies de peces de agua dulce, 3000 especies de plantas y se estiman en varios miles las especies de invertebrados. El Ministerio de Medio Ambiente es el encargado de proteger la biodiversidad del país, en este país se están haciendo esfuerzos por proteger más zonas boscosas del país, así como ya habrían hecho con La cordillera del Bálsamo y la Finca El Espino, en el país se protegieron todas las áreas de manglares y están sembrando más para que se hagan una barrera natural a lo largo de grandes costas contra Tsunamis.

Guatemala: destaca por su variada biodiversidad. En el Petén se encuentra la Selva Maya, una de las más grandes al norte de la Amazonía. Además de la Selva Maya, el país cuenta con la Sierra de las Minas, en la cual viven cerca del 80 % de las especies registradas en Guatemala y Belice. El país cuenta con 230 especies de mamíferos, 738 especies de aves, 250 especies de reptiles, 225 especies de peces de agua dulce y casi 9000 especies de plantas. Casi el 32 % del territorio guatemalteco se encuentra protegido.

Honduras: alberga por su ubicación un gran número de endemismos. Su vegetación, compuesta por 7524 especies de plantas, da cobijo a una gran diversidad de aves (720 especies), de reptiles (211 especies), de mamíferos (218 especies), y de anfibios (111), en sus ríos nadan más de 89 especies de peces, pero en su litoral alrededor de 990, resaltando el tiburón ballena. En total más de 1079 especies de peces. Cuenta con la Reserva de la Biosfera de Río Plátano, la cual tiene cerca de 7000 km² de selva húmeda y con la ecorregión de manglares con un área de 1036 km² en la costa caribeña.

Nicaragua: tiene las mayores tierras forestales de toda América Central y la mayor cantidad de agua. Bosawás es una reserva de la biosfera en el norte del país en el departamento de Jinotega; es también (junto con las selvas de la Mosquitia hondureña) la segunda selva más grande en el hemisferio occidental. Además de Bosawás; Nicaragua cuenta con la Reserva de la Biosfera Río San Juan, en la frontera con Costa Rica. Esta reserva protege los humedales más grandes de la región, así como las mayores selvas lluviosas del sur de América Central. En Nicaragua se encuentra el tiburón de agua dulce. La WCMC estimó para Nicaragua, en 1998, 300 especies de mamíferos, 582 especies de aves, 220 reptiles, 170 especies de anfibios, 180 especies de peces y 190 peces de agua dulce; 9997 especies de plantas y un estimado de 290 000 especies de insectos. El 40 % del territorio se encuentra protegido. Nicaragua es el tercer país de Centroamérica con más reservas naturales pero hay muchas especies en peligro de extinción.

Panamá: el país más meridional de la región es también uno de los más biodiversos. Por su cercanía a América del Sur, alberga varias especies sudamericanas como el poncho o capibara (el roedor más grande del mundo), el oso frontino u oso de anteojos, y la guacamaya azul y amarillo (Ara ararauna). Esta causa hace que Panamá posea una mayor biodiversidad que otros países de la región, como El Salvador o Belice, y un mayor número de especies en algunos géneros. Es el primer país de la región en peces (1497, las vecinas Costa Rica y Nicaragua albergan 1254 y 1176 especies respectivamente), en aves (1002 especies) y en mamíferos (229 especies, incluyendo el mayor número de primates de la región) con notables endemismos como el mono aullador de Coiba (Alouatta coibensis), el agutí o ñeque de la Isla de Coiba (Dasyprocta coibae) o el perezoso pigmeo de la Isla Escudo de Veraguas (Bradypus pygmaeus). Posee 10 115 especies de plantas, de reptiles 229 especies y de anfibios 179 especies.

Puntos más altos de Centroamérica

América Central comprende políticamente el territorio situado en las latitudes medias de América, localizado entre la frontera sur de México y la frontera occidental de Colombia. América Central se divide en siete países independientes: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Debido a la reciente integración política en el subcontinente y a que en varias oportunidades le ha sido negada su entrada al CARICOM a causa de la diferencia de tamaño con este bloque, República Dominicana, un país geográficamente vinculado al Caribe, es algunas veces incluido.

La mayoría de los países de América Central son repúblicas presidencialistas, excepto Belice, que tiene un régimen parlamentarista inspirado en el sistema británico.

En general, la vida política de la mayor parte de los países del subcontinente, desde su independencia de España, ha sido muy tumultuosa.

Los países centroamericanos han vivido las décadas pasadas sumergidos en dictaduras sangrientas, guerras civiles y violencia organizada bajo parámetros ideológicos: guardias nacionales o ejércitos en lucha con guerrillas revolucionarias. Guatemala y El Salvador fueron dos de los países que más sufrieron políticas de verdadero exterminio en sectores de su población. Uno de los parlamentarios asesinados era precisamente el hijo de uno de los principales responsables de los escuadrones de la muerte en El Salvador, el mayor Roberto D'Aubuisson.[14]

Según el Índice de Percepción de Corrupción de 2020, publicado por la organización no gubernamental Transparencia Internacional, el país con menos percepción de corrupción de América Central es Costa Rica, seguido por El Salvador en segundo lugar y Panamá en tercer lugar.[21]

Según el último informe de Reporteros sin Fronteras , el país que goza de mayor libertad de prensa en la región es Costa Rica, en la posición número 10 a nivel mundial, seguido por Belice en segundo lugar y El Salvador en tercer lugar.[22]

El último informe de la Fundación Heritage sobre libertad económica de 2020 coloca en primer lugar a Panamá, a Costa Rica en segundo lugar y a Guatemala en tercer lugar colocando a los 3 países con mayor libertad económica de Centroamérica.[23]

Según la revista británica The Economist, el Índice de Democracia para el año 2020 en los países de América Central , En primer lugar Costa Rica y en segundo lugar Panamá teniendo democracias tanto plena como imperfecta el resto está en híbrido y autoritario .

Fuente: The Economist, "[18]

Según una encuesta hecha por CEPAL en 2010, la religión predominante es la cristiana con un 87 %; la más practicada de sus denominaciones es la católica con un 49 %, se puede mostrar por las procesiones, tradiciones y costumbres de cada país, un 36 % son iglesias protestantes en su mayoría Pentecostales seguido por otras denominaciones cristianas (mormones, adventistas, etc.) con un 1.6 %. Las religiones indígenas, el budismo, islamismo, judaísmo, etc. con un 2 %, un 0.4 % de personas que no contestaron la encuesta o no sabían y alrededor del 11 % se declaró sin religión.[24]

Desde la época de la colonia la única Iglesia de la religión permitida del cristianismo traída por la conquista española fue el catolicismo, esta Iglesia estuvo arraigada al Estado entre la época colonial hasta 1882, durante en 1821 (independencia de Centroamérica), hasta 1851, hubo luchas políticas entre liberales y conservadores, los liberales deseaban un estado sin arraigo a la Iglesia, los conservadores querían lo contrario, hasta 1882, ya no hubo grupo religioso oficial, en esta oportunidad llegaron misioneros protestantes, desde ese entonces la Iglesia protestante crece en constante crecimiento, también tenían prohibido otras religiones aparte de iglesias que no fueran cristianas católicas.

Centroamérica es una región compuesta por 6 países hispanohablantes y uno oficialmente angloparlante (Belice),[25]​ aunque con una importante presencia hispana), con una población absoluta de 43 723 802 hab. en 2010 y 522 760 de km², y una densidad de 85 hab/km², sin embargo, en la región existen países densamente poblados como El Salvador, y otros con escasa población como Belice.

La composición etnográfica de esta región del continente Americano es muy diversa, compuesta principalmente de personas de origen mixto, es decir una mezcla entre los colonizadores españoles y las mujeres amerindias, esta mezcla se denomina mestizo. Honduras tienen los más altos porcentajes de personas mestizas, más del 80%. Sin embargo, estos también componen la mayoría aunque no son la etnia dominante en Panamá, Nicaragua y Belice.

Costa Rica es el único país donde las personas de origen europeo son la mayoría, se debe a que la población amerindia siempre fue muy escasa, mientras en Guatemala y Nicaragua alcanzan más de un sexto de la población, la mayor parte de los blancos descienden de los antiguos colonizadores de España y muchos otros son descendientes de inmigrantes post-coloniales, en esta destacaron inmigrantes de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Suiza y Bélgica.[cita requerida]

Actualmente, la población amerindia es muy reducida, esta es solo representativa en Guatemala, con cerca de dos quintos de su población, donde predominan hasta 24 grupos étnicos principalmente de origen maya. La mayor parte de la población nativa en la región habita en zonas rurales. Otros componentes de la sociedad centroamericana son los descendientes de africanos, donde la mayoría habita en Belice, Panamá, Nicaragua y Costa Rica. Los descendientes de inmigrantes asiáticos (principalmente chinos) que habitan en Panamá y Costa Rica. Entre otros grupos étnicos. Es importante recordar que la definición y pertenencia a un determinado grupo étnico, al igual que el resto de América Latina, varía de país a país y es determinado más por un sentido sociocultural que genético.

La lengua oficial y la mayoritaria en los Estados centroamericanos es el español, exceptuando Belice, que tiene por lengua oficial el inglés. El principal punto de cohesión del español centroamericano es el uso del voseo en diferente medida y en distintos contextos; la única excepción es Panamá, donde se utiliza el español caribeño. Aún sobreviven muchas familias de lenguas prehispánicas, la más importante demográficamente es la familia mayense, aunque también es importante por su extensión la familia lenmichí (lencha-misulmalpa-chibcha) que se extiende hasta América del Sur. En Centroamérica también están presentes las lenguas xincas probablemente autóctona de la región y otras lenguas venidas del Mesoamérica como las lenguas chiapaneco-mangues y el idioma Náhuat. La familia tequistlateco-jicaque probablemente también es de origen mesoamericano. El garífuna de la familia arawak, hablado por unas 200 mil personas, fue llevado a Centroamérica durante el período colonial.

Las lenguas mayenses constituyen una familia lingüística formada por unas 26 lenguas emparentadas, habladas en Mesoamérica. Estas lenguas son habladas por, al menos, unos 6 millones de indígenas descendientes de los antiguos mayas, principalmente en Guatemala. En 1996, Guatemala reconoció formalmente 21 lenguas mayenses por su nombre y México reconoció otras 8 que no eran habladas en Guatemala.

Aunque las lenguas americanas tendrían un origen común, dado que se especula que los ancestros remotos de las poblaciones americanas emigraron probablemente, a través del estrecho de Beringia, desde Asia a este continente, actualmente, y como resultado de cambios ocurridos en ellas durante miles de años, son, en la mayoría de los casos, mutuamente ininteligibles.

Español centroamericano

(2018)

Nota: La Academia Salvadoreña de la lengua española afirmó que El Salvador es uno de los dos países de América latina (junto a Argentina) que ha perdido su lengua de sus raíces el Idioma pipil o Náhuat, Nawat[33]

A continuación se presentan una serie de indicadores demográficos para la región. Las tasas de natalidad y de mortalidad, así como el crecimiento poblacional se basan en el World Population Prospects de la ONU.[34]

Centroamérica vive un proceso de transformación político, económico y cultural al reafirmarse las intenciones de los estados centroamericanos a un fuerte proceso de integración.

Después de la anexión al Primer Imperio Mexicano de Iturbide, Centroamérica se consolida con la creación de las Provincias Unidas del Centro de América en 1823. Sin embargo, esta unión política se disolvió en una guerra civil entre 1838 y 1840. Aunque hubo varios intentos de reunificación, ninguno tuvo éxito.

El nacimiento de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA) en 1951 con la firma del Tratado de San Salvador, marca un nuevo camino en las sendas de la integración de Centroamérica. Desgraciadamente, el proceso no pudo acelerarse debido a conflictos internos entre diferentes Estados de Centroamérica. El proceso tendría que esperar hasta 1991 con el nacimiento del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), ya con un nuevo marco legal y resueltos los conflictos internos.

Actualmente, Centroamérica cuenta con organismos como el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), la Corte Centroamericana de Justicia (1907) y otros órganos regionales, además de muchos tratados de índole cultural, política y económica, como el Mercado Común Centroamericano (MCCA).

Así, el proceso de integración centroamericana ha tenido una gran aceleración en los últimos años, haciendo de Centroamérica una región cada vez más consolidada política, económica y culturalmente. Se espera que para finales de este año ya esté puesta en práctica la unión aduanera, libertad de movimiento de bienes y servicios, etc.

El proceso de integración centroamericana incluye algunos Estados que no son tradicionalmente centroamericanos como Panamá, Belice, e inclusive la República Dominicana, ya que forman parte del proceso de integración regional.

Costa Rica no ha tomado con muchos ánimos la aceleración del proceso de integración, ya que al parecer contravienen su propia legislación, por lo que no ha ratificado algunos de los tratados vinculantes con el proceso de integración regional. Panamá retiró sus credenciales del Parlamento Centroamericano y fue anunciado oficialmente a las oficinas centrales el 19 de agosto de 2009.

El panorama de lo que es Centroamérica es muy distinto, dependiendo del punto de vista de donde se mire. Así, la Centroamérica política o integracionista es muy diferente a la Centroamérica geográfica, o a la región económica del Mercado Común Centroamericano, o la región lingüística, o las regiones culturales.

La sede del Sistema de la Integración Centroamericana está en la ciudad de San Salvador, República de El Salvador.

La economía de América Central, está basada principalmente en la agricultura, el turismo y algunas industrias pequeñas, teniendo así en 2018 un PIB nominal de 322.533 millones de dólares.[35]Guatemala tiene el PIB PPA más alto de la región,[36]​ seguido por Costa Rica,[36]Panamá,[36]El Salvador,[36]​ y Honduras.[36]

Los principales destinos de exportación son Estados Unidos, Europa, y entre los mismos países de la región.[37]​ Sus principales importaciones provienen de los países de la región, América del Norte (Estados Unidos y México) y de América del Sur (Brasil, Colombia, Venezuela y Argentina).[cita requerida] El Canal de Panamá es la conexión de América Central con el resto mundo, y la principal vía de comunicación para el comercio con América Central, América del Sur, Estados Unidos, Europa y Asia. A pesar de que Guatemala posee el PIB nominal más alto de la región, si se reparte entre sus 14 millones de habitantes da un coeficiente o PIB per cápita de categoría media-baja, en este caso solo Panamá y Costa Rica se pueden considerar entre los países más desarrollados y los que poseen el IDH más alto de la región, así como el PIB per cápita costarricense superior a los $18 000 USD y el panameño superior a los $20 000 USD. Además, países como El Salvador han experimentado un gran desarrollo industrial en los últimos años, las cifras para promediar los países que estén superados en todos los tipos de indicadores económicos, colocan a Panamá y Costa Rica en la cumbre de Centroamérica, seguido de El Salvador, Guatemala, Belice, Honduras (aunque a mediados del año 2009 experimentó problemas económicos de índole política) y Nicaragua. Actualmente América Central sustenta en bloque un tratado de libre comercio (TLC) con los Estados Unidos denominado como CAFTA-RD, y otro en negociaciones con el Perú.

La región es particularmente atractiva para las empresas (especialmente las de confección) debido a su proximidad geográfica a los Estados Unidos, sus salarios muy bajos y sus considerables ventajas fiscales. Además, la caída de los precios del café y otros productos de exportación y las medidas de ajuste estructural promovidas por las instituciones financieras internacionales han arruinado en parte la agricultura, favoreciendo el surgimiento de las maquiladoras. Este sector representa el 42% del total de las exportaciones de El Salvador, el 55% de Guatemala y el 65% de Honduras. Sin embargo, su contribución a las economías de estos países es discutible; las materias primas son importadas, los empleos son precarios y mal pagados, y las exenciones fiscales debilitan las finanzas públicas.[38]

También se les critica por las condiciones de trabajo de los empleados: insultos y violencia física, despidos abusivos (especialmente de trabajadoras embarazadas), horarios de trabajo, falta de pago de horas extras. Según Lucrecia Bautista, coordinadora del sector de maquilas de la firma auditora Coverco, "las normas del derecho laboral son violadas regularmente en las maquilas y no hay voluntad política para hacer cumplir su aplicación". En el caso de las infracciones, la inspección de trabajo muestra una indulgencia notable. Se trata de no desanimar a los inversores. "Los sindicalistas están sometidos a presiones, y a veces a secuestros o asesinatos. En algunos casos, los líderes empresariales han utilizado los servicios de los maras. Por último, en los círculos empresariales circulan listas negras con los nombres de sindicalistas o activistas políticos.[38]

Índice de facilidad para establecer negocios financieros rápidamente (por sus siglas en inglés Doing Business) ya dio a conocer la clasificación de los 189 países en el mundo correspondiente al año 2020. Por su parte de la región centroamericana, Costa Rica y Panamá son los países con mejor clasificación para la facilidad de ofrecer negocios más rápidos.[46]​ de tras de ellos les siguen Guatemala y El Salvador con un índice fácil para conseguir negocio.

A continuación se presentan los productos internos brutos y el crecimiento económico de los países centroamericanos al año 2019. Los datos presentados en la tabla provienen de datos del Fondo Monetario Internacional para el año más reciente.[54]

Los datos presentados han sido recolectados de las estimaciones del CIA World Factbook.

Según el Banco Mundial, Panamá, Costa Rica y Guatemala son los países que más reciben inversión extranjera directa de Centroamérica, y superan los mil millones de dólares estadounidenses:

Ciudades por PIB:

Ciudades por Índice de Desarrollo Humano (IDH):

La siguiente lista presenta las ciudades centroamericanas ordenadas según su índice de desarrollo humano con datos del Informe Nacional de Desarrollo Humano 2015 según la metodología anterior sin tomar en cuenta la desigualdad.[62]

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), América Central cuenta con áreas metropolitanas desarrolladas y subdesarrolladas, siendo las capitales de país las que tienen mayor desarrollo en cada país. Sin embargo, las urbes centroamericanas son mixtas. Así San Salvador tiene un área metropolitana compuesta por otras 13 ciudades aledañas que no son capital, lo que la posiciona como la segunda urbe centroamericana más desarrollada, después de Ciudad de Panamá según el PNUD. Ciudad de Panamá y San Salvador son dos ciudades económicamente emergentes a pesar de los problemas de inseguridad ciudadana existentes en El Salvador. Managua es la capital centroamericana con el menor índice de desarrollo según el PNUD, que calcula que la capital nicaragüense es la que menor Índice de Desarrollo Humano posee al ser la capital de Nicaragua la pone en desventaja con respecto a la inversión internacional, Managua es además la segunda capital más pobre del continente después de la capital de Haití. Las ciudades que aportan más al IDH de Centroamérica son Ciudad de Panamá y San Salvador con el primer puesto y Ciudad de Guatemala junto con San José, en segundo lugar. Según el informe del PNUD. Panamá, Costa Rica y Belice.[62]​ son los tres países con el IDH más alto de la región.

Según El PNUD (programa de las naciones unidas para el desarrollo) 2020; Costa Rica, Panamá y Belice Son los países que poseen el mejor Índice de Desarrollo Humano en la región.[66]

Guatemala es la economía más grande de la región.[67]​ Además es la décima economía más grande de América Latina. Mientras que Panamá y Costa Rica están entre las primeras 15 economías (de 28 países latinoamericanos), aunque Panamá es el único país de Centroamérica de renta alta.[68]​ Los países con ingreso medio son El Salvador, Honduras y Nicaragua. Por su parte Belice es la última posición.

América Economía publicó su clasificación «Los 250 mayores bancos de América Latina», de los que presentamos la lista de los 42 bancos centroamericanos incluidos. Dentro de la clasificación general latinoamericano, el primer banco centroamericano aparece en el puesto 39, HSBC de Panamá.

Dentro de los 100 primeros lugares de la clasificación general de América Economía, aparecen 8 bancos centroamericanos: Banco Industrial De Guatemala en el puesto 46, HSBC Panamá en el puesto 39, Banco General de Panamá en el puesto 42, Banco Nacional de Panamá (57), Nacional de Costa Rica (70), Banco Bladex de Panamá (75), Agrícola de El Salvador (85), y Banco de Costa Rica (92). Otros bancos con operaciones en Guatemala que también aparecen en el listado de 250 son Banrural (65); G&T Continental (74); Agromercantil (134); Banco de América Central Guatemala (148), y el Banco de los Trabajadores (154) [69]

Banco Nacional de Panamá

Banco Industrial Guatemala

Banco Agrícola (El Salvador)

Banco Central de Costa Rica

Todos los países de América Central, así como otros países de algunas regiones de Latinoamérica, son considerados como "países en vías de desarrollo"[cita requerida] y en el subcontinente se encuentran algunos de los países más pobres del continente. Los únicos países de América Central con menos de la cuarta parte de su población bajo la línea de la pobreza son Costa Rica y Panamá.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT); Costa Rica, Guatemala y Panamá lideran el turismo centroamericano, siendo Costa Rica el país que recibe a más turistas en cantidad y Panamá el país que más recibe ingresos de los turistas; no obstante, el crecimiento turístico del istmo es menor que la medida mundial, debido a la falta de instituciones que promuevan las áreas turísticas y las desorganizadas dinámicas turísticas, aparte del descontrol sobre la delincuencia en ciertos lugares turísticos. Los países que más aumentaron actualmente fueron Nicaragua y Panamá.[77]

     Índice favorable      Índice desfavorable

educación primaria

educación secundaria

La tabla siguiente muestra el número de centroamericanos que residen en el exterior. Las cifras provienen de la base de datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), corresponden al 2015 y no incluyen a los emigrantes ilegales.[106]​ Por razones económicas y de desempleo en torno a 5 000 000 de centroamericanos han emigrado. El principal destino en seis de los siete países es Estados Unidos. La excepción es Nicaragua donde el principal destino es Costa Rica. Se estima que más del 90 % de los migrantes de Panamá y Costa Rica son legales en sus actuales países de residencia. Mientras que esa cifra llega apenas al 40 % en países como El Salvador y Guatemala.

América Central está en desequilibrio en cuanto a migración; ya que en Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala la migración es al menos diez veces mayor que la inmigración tanto en porcentaje como en número de personas. No obstante, Costa Rica y Panamá presentan un panorama opuesto, pues su saldo migratorio es positivo ya que son más las personas que emigran a estos dos países, que los que emigran de ellos. Por su parte Belice se mantiene neutro debido a que tanto la emigración como la inmigración presentan números muy parecidos. Costa Rica es el país de América Latina con mayor porcentaje de inmigrante (una de cada diez personas es inmigrante) la mayoría proviene de Nicaragua, Colombia, Panamá Estados Unidos y otros países latinoamericanos.

El Informe Global de Competitividad del Foro Económico Mundial coloca Panamá en segundo puesto y a El Salvador en el tercer puesto en el ranking de las mejores carreteras de América Latina solo superado por Chile.[107]

La principal autopista de Centroamérica es la Carretera Panamericana, que recorre todos los países de América Central (sin Belice) y conecta a Norteamérica con Sudamérica. Además cada país cuenta con sus propias autopistas troncales, y redes viales primarias y secundarias que conectan con todos sus pueblos y puertos.

La siguiente es una clasificación de los mejores aeropuertos en América Central según World Airport Awards 2015 otorgados por la agencia especializada Skytrax.[108]

Panamá encabeza la lista de las capitales latinoamericanas mejor comunicadas por vía aérea. Desde el Aeropuerto Internacional de Tocumen se puede tomar un vuelo directo hacia todas las capitales de la región con la excepción de La Paz, lo que la convierte en el principal centro de conexiones de América Latina.

En el caso del Sistema de Integración Centroamericana (formado por Panamá, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y República Dominicana), Ciudad de Panamá es la que tiene vuelos directos a todas las demás capitales.

En segundo lugar está San Salvador que tiene conexión con todas sus pares menos con Santo Domingo.

Tiempos desde y hacia América Central

Los principales cables submarinos que conectan América Central son MAYA-1, con una capacidad de transmisión y recepción de 95 GBps, y el cable ARCOS-1 con una capacidad de transmisión y recepción de 960 GBps.

Panamá además está conectada al cable SAC con una capacidad de 3840 GB y al cable PAN AM con una capacidad de 40 GB. Y Guatemala está conectada al cable SAm-1 que cuenta con una capacidad de 1920 GB.

América Central es tecnológicamente una de las regiones menos avanzadas del mundo con una alta dependencia de las potencias del Primer Mundo para lograr entrar a la Globalización. La excepción: Costa Rica, siendo el país con el indicador más alto del uso de Internet y la Tecnología en el istmo, seguido de Panamá donde poco más de la mitad tiene acceso al Internet; por otro lado en el resto de los países menos de un tercio hace uso de este y su presencia ha sido más tardía, en El Salvador el internet ha logrado incrementarse desde 2009, en Guatemala desde 2010, en Honduras desde 2011 y por último Nicaragua desde 2013, este último presenta las tendencias más bajas de Latinoamérica superando solo a Cuba y Haití.

Un estudio hecho por CEPAL en 2015, demuestra en orden las capitales de mayor a menor desarrollo (tanto industrial como comercial, económico, infraestructural, turístico y de inversión extranjera). Ciudad de Panamá representa la megalópolis más desarrollada de la región y Ciudad de Guatemala, San Salvador y San José siguen creciendo económicamente.[110]​ |- |Panamá

|- |Guatemala

|- | San Salvador

|- | San José

|- |Tegucigalpa

|- |Managua

|}


English Version / Versión en Inglés > Central America


Escribe un comentario o lo que quieras sobre América Central (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!