Euskera en el sistema educativo




La presencia del euskera en los sistemas educativos de los territorios de España y Francia en los que tradicionalmente se habla esta lengua presenta diferencias en función del distinto estatus de oficialidad que tiene dicha lengua, así como en función también de las políticas educativas aplicadas en España y Francia y del marco competencial en materia de enseñanza regulado en cada uno de los ordenamientos jurídicos. Así, dentro de España las competencias en materia de educación se encuentran repartidas entre el Estado y las comunidades autónomas, siendo además que el euskera goza del estatus de lengua cooficial en todo el territorio del País Vasco y en el tercio norte de Navarra. En Francia en cambio las competencias educativas están atribuidas al Estado en su totalidad y el euskera no goza de la consideración de lengua oficial ni en el departamento de Pirineos Atlánticos, ni tampoco específicamente en el País Vasco Francés.

En el caso del País Vasco la incorporación normal del euskera al sistema educativo de la comunidad autónoma fue regulada tempranamente por el Decreto 138/1983 del Departamento de Educación y Cultura del Gobierno Vasco,[1]​ norma que afrontó la regulación de la enseñanza del y en euskera, así como también del y en castellano en los niveles de enseñanza no universitaria, estableciendo la obligatoriedad de la enseñanza de las dos lenguas oficiales del País Vasco bien como asignatura, o bien como lengua vehicular. Para ello se diseñaron distintos modelos lingüísticos para la enseñanza obligatoria entre los que los padres del alumnado podrían, con carácter general, optar:

El mismo decreto establece que en Bachillerato y Formación Profesional, los únicos modelos que se impartirán son el A y el D. Asimismo, en algunas zonas de Vizcaya también se ofrece un cuarto modelo para estudiantes que residan temporalmente en el País Vasco, llamado Modelo X,[cita requerida] en el que se utiliza exclusivamente el castellano, y sus alumnos están exentos de la asignatura de Lengua Vasca y Literatura.

A lo largo de estos años, el modelo A ha ido perdiendo popularidad en favor del D, pasando de ser la opción elegida por el 64 % de los estudiantes en el curso 1983-1984[cita requerida], a ser la del 11 %[cita requerida] en el actual[¿cuál?]. Aun así, como se puede observar en la siguiente tabla, los datos varían según la etapa de la educación: mientras que en la infantil el modelo A es anecdótico (menos del 4 %), en Bachillerato agrupa a un tercio de los alumnos vascos (33,4 %).

Analizando los datos por territorio histórico, puede observarse que el modelo D es hegemónico en Guipúzcoa en donde más de tres cuartas partes de los alumnos cursan estudios en él. En Vizcaya el modelo D es claramente mayoritario y más de la mitad de los alumnos están matriculados en él y en cambio tiene menos fuerza en Álava, donde aun siendo mayoritario, alcanza casi la mitad del alumnado. Con relación a los datos de 2011/2012[3]​ los modelos D y B retroceden en Álava y Vizcaya en favor del modelo A, en tanto que en Guipúzcoa el modelo D se mantiene y el modelo A aumenta a costa del modelo B.

En el caso de los estudios Formación Profesional, los últimos datos del curso 2016/2017 reflejan que el 68 % del alumnado están matriculados en modelo A y cerca de una cuarta parte en el modelo D (23,1 %), aumenta el porcentaje de modelo B desde el curso 2012/2013, de un 1,3 % a un 8,7 %[3]​ a costa del modelo A. Durante el curso 2012/13 en el campo universitario un 29 % imparte alguna asignatura en euskera.

En Navarra el régimen de la enseñanza del euskera y en euskera en el sistema educativo está diseñado de acuerdo a lo previsto en la Ley Foral del Vascuence que reconoce en Navarra la existencia de dos áreas de predominio lingüístico diferentes (castellano y euskera) y regula la distribución del territorio en tres zonas lingüísticas distintas (vascófona, no vascófona y mixta):

De esta manera, el Decreto Foral 159/1988 de incorporación del vascuence a la enseñanza no universitaria de Navarra estableció 4 modelos lingüísticos distintos:

Siendo que dicho decreto estableció que en los centros educativos situados de la zona vascófona el aprendizaje de euskera sería obligatorio, bien como asignatura, bien como enseñanza vehicular, a tal fin se dispone que los modelos educativos que se autorizarían para dicha zona serían únicamente los A, B y D.

Para los centros ubicados en la zona no vascófona se autorizaron exclusivamente los modelos que emplean como lengua vehicular el castellano: G y A. Para los centros ubicados en la zona mixta se autorizarían todos los modelos (A, B, D y G) de acuerdo con la demanda.

A este esquema inicial de modelos se vinieron a sumar posteriormente los programas de incorporación del idioma inglés como lengua vehicular de la enseñanza:

Actualmente los programas que incorporan la lengua inglesa como vehicular reciben el denominador Modelos Plurilingües.

Informe sobre el Sistema Educativo de Navarra 2012/2013. Consejo Escolar de Navarra

En el País Vasco Francés, los alumnos matriculados en enseñanza vasca para el año 2006 son el 15,9 % del total. Recientemente (en 2008/2009) se está detectando un aumento significativo en las matriculaciones en los modelos bilingües y ya más del 30 % de los alumnos de primaria estudian en euskera. Hay que tener en cuenta que el euskera carece de oficialidad en el Estado francés y la enseñanza en euskera solamente se imparte en ikastolas (escuela que utilza el euskera como lengua vehicular), centros educativos que no reciben subvención alguna por parte de las instituciones galas, así como en colegios públicos de enseñanza bilingüe y en escuelas católicas. Existe un liceo que en el que la lengua vehicular es el euskera, aunque el alumnado se prepara para las pruebas de acceso a la universidad, -baccalauréat-, que preceptivamente se desarrollan en francés.[5]



Escribe un comentario o lo que quieras sobre Euskera en el sistema educativo (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!