Legión de Honor



¿La imágen no corresponde a Legión de Honor?
Puedes elegir otra de la lista. (más info)



English Version / Versión en Inglés > Legion of Honour

Cuotas máximas:
Caballero: 125 000
Oficial: 10 000
Comendador: 1250
Gran oficial: 250
Gran cruz: 75

La Orden Nacional de la Legión de Honor (en francés, Ordre national de la Légion d'honneur) es la más conocida e importante de las distinciones francesas. Fue establecida por el emperador Napoleón I de Francia en 1804.

La orden se concede a hombres y mujeres, ya sean franceses o extranjeros, por méritos extraordinarios realizados dentro del ámbito civil o militar en ese país.

El 20 de mayo de 1804, el cónsul Napoleón Bonaparte instituyó la orden grupal de la Legión de Honor, retornando así a las condecoraciones públicas, ya que las del Antiguo Régimen fueron abolidas con la Revolución de 1789. Había quien lo criticaba diciendo que la nueva condecoración era un «chupete para adultos», a lo que él contestaba: «Es gracias a estos chupetes que los hombres me adoran».[1]

El 15 de julio de 1804 en una grandiosa ceremonia en Hôtel des Invalides en París, Napoleón entregó las primeras medallas de la Legión de Honor a los mariscales, soldados, inválidos de guerra, científicos, artistas y escritores, con méritos sobresalientes. Días después, el 16 de agosto, en el campo de Boulogne, donde acampaban 200 000 hombres preparando el desembarco en Inglaterra, Napoleón procedió a otra entrega de la Legión de Honor, en un ambiente de indescriptible entusiasmo.

La primera mujer en recibir la Legión de Honor el 15 de agosto de 1851 fue Angelique Duchemin, sargento de las Fuerzas Armadas de la República Francesa. Antes del año 1900, otras 47 mujeres recibieron esta distinción.

En el transcurso de la historia, el prestigio de la Legión de Honor sigue creciendo, y en 1914, cuando estalló la Primera Guerra Mundial, la Orden contaba con 50 000 «legionarios».

Los terribles combates de la Primera Guerra Mundial y los actos de heroísmo de los soldados, tienen como consecuencia un crecimiento de los miembros de la Legión de Honor, muchas veces lesionados o inválidos a consecuencia de las heridas recibidas en combate. Tal es así que se hace necesario en 1921, la creación de la Sociedad de Ayuda Mutua de los Miembros de la Legión de Honor (Société d’entraide des membres de la Légion d’honneur, SEMLH) por el general Auguste Dubail, para reafirmar y desarrollar la solidaridad entre los legionarios, y socorrer a los más necesitados, inválidos o lesionados.

Con el tiempo, la SEMLH se consolidó y amplió sus actividades. Hoy en día cuenta con más de 60 000 miembros y está presente tanto en Francia como en numerosos países del mundo con sus secciones locales, agrupando en una misma fraternidad legionarios extranjeros y franceses.

La gran cancillería de la Orden se encuentra en París, en el séptimo distrito, en el hotel de Salm, que ahora se conoce como el Palacio de la Legión de Honor. Este palacio también alberga el museo de la Legión de Honor.

La orden de la Legión de Honor, instituida por la ley de 29 años Floréal X (19 de mayo de 1802) adoptada en aplicación del artículo 87 de la Constitución de 22 años Frimaire VIII (13 de diciembre de 1799), es una comunidad compuesto por todos sus miembros, dotado de un nombre, un sello, un estatuto, un patrimonio y una personalidad jurídica de derecho público.

Se rige por el Código de la Legión de Honor, la Medalla Militar y la Orden Nacional del Mérito, como resultado de la reforma y las profundas reformas deseadas por el General de Gaulle en 1962. Su lema es "Honor y Patria". La Legión de Honor está formada por caballeros, oficiales, comandantes, grandes oficiales y grandes cruces17. Los grandes oficiales y las grandes cruces son dignatarios de la orden. Su rango corresponde a una dignidad y no a un grado.

El presidente de la República (o anteriormente, según los regímenes, el Primer Cónsul, el Emperador o el Rey) es el gran maestro de la orden. La dignidad de la Gran Cruz se le confiere a partir de la derecha. El presidente de la República, en el momento de su toma de posesión, es reconocido como gran maestro de la orden por el Gran Canciller, quien le entrega el gran collar diciendo las siguientes palabras: "como gran maestro de la Orden Nacional de la Legión de Honor".

Bajo la autoridad del Gran Maestro y siguiendo sus instrucciones, el Gran Canciller dirige el trabajo del Consejo de la Orden y el de los servicios administrativos. Reporta directamente al Presidente de la República, gran maestro de la orden, quien puede llamarlo para que lo escuche el Consejo de Ministros cuando se mencionan allí los intereses de la orden24.

El Gran Canciller es nombrado por el presidente de la República, en el Consejo de Ministros; es elegido entre las grandes cruces de la orden. Permanece a cargo por un período de seis años, a menos que sea despedido antes. Este período es renovable. De Lacépède, la mayoría de los cancilleres eran soldados. Las responsabilidades del gran canciller son bastante amplias: él es responsable de todos los problemas asociados con las condecoraciones en Francia. Es en particular el Gran Canciller quien otorga autorizaciones para usar las condecoraciones extranjeras. También es canciller de la Orden Nacional del Mérito y es la autoridad responsable de otorgar y sancionar la medalla militar.

El Consejo de la Orden, reunido bajo la presidencia del Gran Canciller, delibera sobre cuestiones relacionadas con el estado y el presupuesto de la orden, nombramientos o promociones en la jerarquía y disciplina de los miembros de la orden y los beneficiarios. distinciones del orden .

El consejo incluye, presidido por el gran canciller: catorce miembros elegidos entre los dignatarios y comandantes de la orden; un miembro elegido entre los oficiales; un miembro elegido entre los caballeros, Estos miembros son elegidos por el Gran Maestro, a propuesta del Gran Canciller. Son nombrados por decreto. La junta se renueva a la mitad cada dos años; los miembros salientes pueden ser nombrados nuevamente

En la actualidad, el Gran Maestre de la Orden es el Presidente de la República. Está compuesta por cinco categorías, que en orden ascendente, son:

Las graduaciones de Chevalier ou Dame (1) y de Officier (2) lucen la condecoración a la izquierda del pecho. La de Commandeur ou Commandeure (3) la lleva colgando del cuello. La graduación de Grand-Officier (4) luce la estrella de su cargo a la derecha del pecho y la cruz de Officier a la izquierda. La graduación de Grand-Croix (5) lleva su placa a la izquierda, y sobre el hombro derecho y atada al costado izquierdo, la banda.

La efigie que adorna el anverso de la medalla ha ido cambiando con la historia. Hasta 1815 aparecía el perfil de Napoleón I pero, con la Restauración, se cambió por el de Enrique IV. La imagen de Napoleón volvió a usarse entre 1848 y 1880; desde finales de siglo XIX es una figura femenina la que decora la medalla.

En la orden de la Legión de Honor se entra en el grado más bajo, que es el de caballero, pudiendo progresar por méritos exhibidos. El cargo supremo es el de gran maestre, que corresponde al Presidente de la República Francesa, quien a su vez lo recibe de manos del gran canciller de la Orden, y este último es elegido de entre los que poseen la gran cruz y es quien preside el Consejo de la Orden.

Para entrar en la Legión es necesario que un ministro presente al candidato al Consejo de la Orden. Si el Consejo aprueba la propuesta ministerial, el candidato pasa a ser miembro, recibiendo una condecoración en el curso de una solemne ceremonia.

Las insignias también cambian según el orden jerárquico, principalmente por su tamaño. La de los caballeros y oficiales tienen un diámetro de 37 milímetros, mientras que la de los comendadores es de 60. Quien accede al título de gran oficial o gran cruz, aparte de la condecoración, recibe una placa de 90 milímetros bañada en plata u oro.




Escribe un comentario o lo que quieras sobre Legión de Honor (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!