x
1

Porrón



El porrón es un recipiente de cristal o cerámica de capacidad variable, cuyo detalle más representativo es su forma: una botella abombada en la base o de vientre abultado, con un largo pitorro acabado en punta y perforado para facilitar la salida del líquido, y un brazo largo en el lado opuesto para sostenerlo mientras se usa. También se llama porrón a la vasija de barro con forma similar usada para beber agua o vino.[1][2]​ Usado en toda España, permite beber vino como recipiente compartido por varias personas (sin necesidad de vasos, copas, etc) y está considerado invento nacional. La mayoría de las fuentes sitúan su origen en los cuernos de la antigüedad, y específicamente en el ritón romano,[3]​ si bien algunas fuentes circunscriben el origen del porrón de vidrio a Cataluña.[4][5]

La RAE, tras las sucesivas ediciones que desde 1737 recogen la voz 'porrón' ha ido tanteando con las etimologías posibles hasta llegar en 1992 a una solución de compromiso: «de or. inc.» (o sea, palabra de origen incierto).[nota 1]​ La voz 'porrón' podría ser de origen gascón, ya que en este idioma, 'porron' es un derivado afixado de 'poth' (o sea 'gallo' en gascón, del latín 'pullum') que designa la tórtola.[6][7]​ La forma del recipiente evoca precisamente la de un ave. En la mencionada edición de 1737, el porrón era «vasija de tierra, de que ordinariamente se usa para traher [sic] y tener agua» (así, con hache intercalada en traer). En 1817, añade a la definición la descripción «un tubo para beber», y en 1852 «especie de redoma de vidrio, que se usa en algunas provincias para beber vino por el piton [sic] que tiene en la parte inferior del cuello», muy similar a la de 1899: «Redoma de vidrio, muy usada en algunas provincias para beber vino á chorro por el largo pitón que tiene en la panza», a la que poco añade la definición más reciente.[8][nota 2]

Etnólogos, arqueólogos e historiadores proponen como lejano antepasado del porrón al ritón ceremonial romano y otros recipientes más o menos cornudos. Ya en 1938, el estudioso catalán Joan Amades mencionaba "ritones" con aspecto de porrones, pero señalando que «el deseo de darle un sentido más práctico que el que tenía el cuerno (el de beber a chorro) originó la fusión de dos elementos distintos, la botella y el cuerno, y de tal hermanamiento derivó el porrón. Podríamos decir que el porrón es una botella con cuerno o un cuerno con botella».[9]​ La ocurrente fusión cuerno-botella debió producirse, según Amades, entre finales del siglo XIV y principios del XV, siendo el ejemplar más antiguo el conservado en el Monasterio de Poblet (Tarragona).[nota 3]

El ABC en el artículo: "Diez inventos españoles que pasaron a la historia" lo pone como un invento catalán.[10]

El escritor francés Alejandro Dumas, viajero por España mediado el siglo XIX, menciona en su libro De París a Cádiz que en las tierras de Aragón y la Rioja se bebía con una especie de botella de cristal y siguiendo un método que los lugareños llamaban «a gargallo» (es decir escanciando lentamente el pico del porrón sobre la boca y dejando que el líquido describa un pequeño arco).[11][12]

También George Orwell dejó una descripción del porrón que podría calificarse de 'muy inglesa':"Comíamos en mesas de caballetes, muy largas, y en platos de hojalata grasientos, y bebíamos con algo horrible que llamaban «porrón»... una especie de frasco de vidrio con un brazo puntiagudo del que brota un chorro de vino cada vez que lo levantas en alto; así puedes beber a distancia, sin tocar el porrón con los labios, y lo puedes pasar de mano en mano. Yo, en cuanto vi cómo funcionaba, lo del porrón, me impuse y exigí un vaso. A mis ojos, los porrones se parecían demasiado a los orinales de vidrio para los enfermos, especialmente cuando estaban llenos de vino blanco".[14]

El uso tradicional y popular del porrón ha sido para servir el vino entre varios comensales de forma higiénica, sin que el recipiente entre en contacto directo con la boca.[15]​ Con el tiempo su uso se ha ampliado a otras bebidas. Como detalle de tipismo, en algunos establecimientos de restauración se ofrecen pequeños porrones tras las comidas para que pueda servirse la gente un chupito de licor. Existe un tipo de porrón para beber cava) que posee dos tubos prolongados: uno fino por el que sale el líquido y otro más grande por el que «respira» el recipiente y que además sirve para sostenerlo.[16][nota 4]

En La cuynera catalana se cita que antes de imponerse el litro como medida de capacidad, en Cataluña se usaba el porrón para medir líquidos como el vino o la leche, aunque el tamaño y por tanto el volumen de la medida del porrón variaban según la localidad.[nota 5]​ En términos generales, cada porró tenía 4 petricons, o un petricó era 1/4 de porró. En Barcelona el petricón era de 23,5 cl., lo que da un porrón de 94 cl.[17]​ De modo gráfico, las medidas eran:[18][19]

En la cultura tradicional del Nordeste español y en especial en el contexto de la alfarería catalana y aragonesa existen varios recipientes con detalles que recuerdan al porrón:[20]


English Version / Versión en Inglés > Porron


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Porrón (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!