x
1

Rugby



El rugby[3][4]​ es un deporte de evasión y contacto -con excepción de la modalidad de rugby sin contacto-, en equipo, nacido en Inglaterra. Fue en ese país donde tomó su nombre a partir de las reglas del fútbol elaboradas en el colegio de la ciudad de Rugby (Rugby School) en el siglo XIX. Sobre la forma de denominar en español al jugador practicante del deporte, el Diccionario panhispánico de dudas informa que «se usa con frecuencia en los países del Río de la Plata la forma rugbier con el sufijo -er propio del inglés para crear este tipo de derivados (aunque en inglés se usa, en este caso, la expresión rugby player). La Real Academia Española recoge en su diccionario "rugbi" como adaptación gráfica al español del término inglés y es el término que aconseja usar, también recomienda la expresión rugbista para referirse al jugador, utilizando el sufijo -ista (como en futbolista, golfista, tenista, etc)».[4]

El rugby se practica a nivel internacional en todos los continentes, aunque ha alcanzado un importante grado de desarrollo en las naciones que conforman las islas británicas (Escocia, Gales, Inglaterra, Irlanda e Irlanda del Norte), así como en Australia, Fiyi, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Sudáfrica, Tonga, Uruguay, Argentina y Francia.

En otros países tiene variados grados de popularidad y competitividad internacional. En África también es popular, por influencia inglesa, en Namibia, Kenia y Zimbabue, y por influencia francesa en Túnez, Costa de Marfil, Madagascar y Marruecos. En América se practica principalmente en Argentina—participante del Rugby Championship—, donde tiene gran arraigo y cuya selección ha logrado importantes logros internacionales; asimismo tiene cierta popularidad en otros países americanos, como Brasil, Canadá, Uruguay, Chile y Estados Unidos. En Asia, el equipo más destacado es el de Japón. En el resto de Europa, se destaca Italia, que participa en el Torneo de las Seis Naciones. Igualmente está difundido en otros países del continente europeo, sobre todo en Portugal, España y en países del este de Europa, como Rumania, Georgia o Rusia. En Oceanía, por influencia australiana y neozelandesa, el rugby es un deporte muy popular en Fiyi, Tonga y Samoa, cuna de jugadores destacados en el ámbito internacional.

A nivel internacional, el rugby está regulado por World Rugby, asociación federativa que cuenta con 118 miembros (plenos y asociados).[5]​ Luego de participar en cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos a comienzos del siglo XX, el rugby fue reincorporado a los deportes olímpicos a partir de Río 2016 en su modalidad de rugby 7.[6]

Desde los orígenes mismos del rugby y el fútbol actual, a mediados del siglo XIX, se definieron como el alter ego del otro: fuerza contra habilidad; juego limpio contra juego desleal, etc.[7]​ Un antiguo dicho británico dice que: "el fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros".[8]​ En el rugby es característico el respeto a las reglas que deben practicar tanto los jugadores como el público, y las decisiones del árbitro rara vez son discutidas por los jugadores. Además, se fomenta la sociabilidad, dándose generalmente entre compañeros de equipos y oponentes una cordial reunión después de los partidos, denominada tercer tiempo, junto con los árbitros, entrenadores y parte del público, para hablar acerca del partido.

El rugby moderno, al igual que el fútbol moderno, es una evolución directa del fútbol medieval británico, también llamado en español fútbol de carnaval (en inglés "mob football", equivalente a fútbol multitudinario), un juego de pelota violento y reiteradamente prohibido, de reglas sumamente variables, que se practicaba popularmente en las islas británicas durante el medievo europeo, en el que se usaban tanto las manos como los pies, así como la fuerza para detener a los competidores.

La tradición atribuye la invención del rugby a William Webb Ellis, un estudiante de teología del Colegio de Rugby[9]​ y el trofeo que se entrega a los ganadores de la Copa del Mundo de Rugby lleva su nombre. El hecho es recordado en una lápida mural de la public school de Rugby.

Las Leyes del juego de rugby son dictadas por World Rugby (International Rugby Board o IRB hasta 2014). Su cuerpo central son las cuatro leyes que regulan el juego: el terreno, la pelota, número de jugadores, vestimenta, tiempo, oficiales, modo de jugar, ventaja, modo de marcar, juego sucio, off side (fuera de juego) y on side (en juego), pase forward (pase hacia delante o "avant"), salidas, pelota al suelo sin tackle (placaje), tackle (placaje): portador de la pelota derribado, ruck, maul, mark, touch y line-out, scrum (melé), penales y free kicks y tries (ensayos).[9]

Las Leyes del juego de rugby también están integradas por un Prólogo, una lista de definiciones de los términos utilizados en las reglas, un apartado de variaciones para menores de 19 años, otro apartado para "seven a side" (variante de siete jugadores por bando), señales de los árbitros, y un extracto de la Regulación 35, sobre vestimenta de los jugadores. La publicación oficial de World Rugby, asimismo, está acompañada de un Documento del juego, complementario de las leyes, que "cubre los principios básicos del Rugby.

En 2009 la IRB aprobó 10 modificaciones sustanciales al reglamento, las Experimental Law Variations (Variaciones experimentales de las leyes), conocidas por su sigla en inglés, ELV, que fueron puestas en práctica en todos los torneos oficiales del mundo entre el 1 de agosto de 2008 y el 1 de junio de 2009.[10][11]

En español existen dos traducciones del reglamento:

Como las dos traducciones son distintas, la terminología reglamentaria en español varía según se trate de algún país hispanoamericano o España. Algunos de los principales términos en que se registran diferencias son los siguientes, según se trate de Hispanoamérica o España: try/ensayo, conversión/transformación, penal/transformación de golpe, scrum/melé, tackle/placaje, hooker/talonador, fullback/zaguero, ala/flanker, wing/ala, etc.

En el rugby se enfrentan dos equipos de quince jugadores cada equipo (aunque hay una variación para un juego de siete). El campo de juego tiene forma rectangular y es de césped (aunque puede ser de arena, tierra, nieve o césped artificial). Sus medidas son de un máximo de 95 metros de largo y 65 de ancho. Al campo de juego se le suman dos áreas, la zona de anotación (o in-goal), en cada uno de los extremos, de no más de 22 metros cada una, destinada a apoyar la pelota para obtener el try o ensayo, principal anotación del juego.

En los dos extremos del campo, en el centro de la línea de anotación, se encuentran instalados dos postes separados entre sí por 5,6 metros y unidos por un travesaño situado a 3 metros de altura. Los postes deben tener un mínimo de 3,4 metros de alto, lo que le da al conjunto de los tres palos una forma de H.

El balón de rugby es de forma ovalada, está construida con cuatro gajos de cuero o material sintético parecido y pesa algo menos de medio kilo. Los partidos, en la modalidad de quince jugadores, duran ochenta minutos, divididos en dos tiempos iguales (setenta minutos para las categorías juveniles menores de 19 años).

Un campo de juego es rectangular, y no debe exceder de 95 metros de largo por 65 metros de ancho.[13]​ Las líneas laterales (denominadas "líneas de touch") del campo de juego no forman parte de este. A continuación de cada uno de los lados menores del rectángulo hay una zona de anotación (o de ensayo), denominada "in-goal", con una longitud de entre 10 y 22 m. Entre el campo de juego y estas zonas de anotación hay una línea continua, denominada "línea de goal" (de marca, o de anotación, o de gol), que es parte de las últimas y en cuyo centro se ubican los postes de gol. Estos postes verticales están separados entre sí por una distancia de 5,6 m y unidos a 3 m de altura por un travesaño. La altura de los postes depende del gusto del equipo local, aunque en cualquier caso debe sobrepasar los 3,4 metros. El conjunto del campo de juego y las áreas de gol se denomina "área de juego". El área de juego, las líneas no incluidas en ella (las líneas de touch y las líneas laterales y finales que limitan el in-goal, denominadas líneas de touch in-goal y líneas de pelota muerta respectivamente), y un área perimetral de 5 m de ancho alrededor del conjunto anterior, se denomina "terreno de juego".

En mitad del campo, paralela a las líneas de gol, se ubica una línea continua denominada "línea de mitad de cancha". En el centro de esta, una línea perpendicular marca el centro del campo. A 10 m a cada lado de la línea de mitad de campo existe una línea discontinua paralela, la cual se utiliza como referencia para las salidas, ya que el balón debe superar dicha línea para considerarse en juego. De cada lado hay otra línea continua entre ambas líneas de banda, paralela a la línea de gol y a 22 m de esta hacia el centro del campo. El espacio delimitado por esta línea y la de gol (excluyendo a esta) se denomina "las 22" o "zona de 22". Entre ambas líneas de banda, a 5 m de las líneas de gol y paralelas a esta hay líneas discontinuas. Finalmente, hay líneas discontinuas entre las anteriores, paralelas a las líneas laterales, a los 5 y 15 m de estas. Estas líneas señalan los límites para la posición del jugador más avanzado y más retrasado en los saques de banda.

En el rugby, los jugadores de cada equipo se dividen en dos grandes grupos: los forwards o delanteros y los backs, zagueros o defensores.

Los forwards o delanteros, también referidos como "pack de forwards", son ocho jugadores, ubicados en la zona delantera del equipo. En general son los jugadores más grandes y pesados del equipo. Tienen como función específica disputar el scrum (melé) y los saques de lateral (line out). Los forwards se ubican en tres líneas: la primera línea está integrada por dos pilares (1 y 3) y un hooker o talonador (2) en el medio; la segunda línea está integrada por dos jugadores denominados con ese nombre (4 y 5); la tercera línea está integrada por tres jugadores, con el octavo en el medio, flanqueado por dos alas o flankers (6 y 7).

Los backs, zagueros o defensores, son siete jugadores que se ubican en la zona posterior del equipo. En general son los jugadores más ágiles y rápidos del equipo. Cinco backs forman "la línea" o los "tres cuartos", ubicados en diagonal -con el fin de lograr velocidad en el avance- sucesivamente a partir del medio scrum o medio melé (9), el apertura (10), dos centros (12 y 13) y un wing -o ala en España- (14). En el extremo opuesto de la línea se ubica otro wing o wing ciego (11) y detrás al centro se ubica el fullback o zaguero (15).

El objetivo fundamental consiste en obtener una mayor cantidad de puntos que el adversario. Los puntos se pueden obtener del siguiente modo:

Un jugador, siempre que se encuentre en juego (on side), puede:

Una de las reglas fundamentales del rugby es el llamado tackle en el reglamento publicado por la WR, regulado en la ley 15:

Las leyes del juego hacen especial hincapié en evitar y sancionar severamente el juego peligroso, aun cuando no sea intencional. El tackle no puede realizarse mediante un golpe directo con el hombro o un brazo rígido. La Ley 10(4)(e), prohíbe explícitamente el tackle alto, que es aquel por el cual el jugador que lleva la pelota es tomado por encima de la línea de los hombros, aun cuando el tackle se haya iniciado por debajo. La World Rugby tiene una política de tolerancia cero respecto del contacto con la zona de la cabeza.[14]

A partir del 3 de enero de 2017 la WR estableció una serie de medidas y definiciones para reducir la discrecionalidad y aumentar las sanciones ante los tackles altos.[15][14]​ En las nuevas medidas la WR define dos tipos precisos de tackle alto: el "tackle temerario" (reckless tackle) y el "tackle accidental". Se considera "tackle temerario" cuando el jugador sabía o debería haber sabido que existía el riesgo de contacto con la cabeza y aun así siguió adelante y debe ser sancionado como mínimo con tarjeta amarilla (exclusión de la cancha durante un tiempo). Cuando el contacto con la cabeza sea accidental (tackle accidental), corresponde como mínimo cobrar penal.[15][14]

Simultáneamente la WR definió una serie de normas educativas a tener en cuenta por todas las personas involucradas en el juego:[15][14]

El juego se inicia con un puntapié de salida, que debe efectuarse de sobrepique, realizado desde el centro del campo.[16]​ Todos los jugadores del equipo que efectúa la salida deben ubicarse por detrás de la pelota hasta que esta haya sido pateada, y los rivales a diez metros de distancia. El balón debe superar la distancia de diez metros sin salir del campo[17]​ y botar o ser atrapado dentro de él.[18]​ El juego general ha comenzado, y continuará hasta que se produzca una interrupción. El juego se interrumpe cuando la pelota ha quedado “muerta”: la pelota ha salido de los límites del área de juego, se ha marcado un tanto, se ha producido una anulada, se ha producido una infracción sin ventaja para el equipo no infractor, un jugador ha pedido una marca (mark), o se ha producido otra interrupción en el juego.

El silbato del árbitro marca los puntapiés de salida (no los de reinicio) y las pelotas muertas. El árbitro hace sonar su silbato también para indicar que ha detenido la cuenta del tiempo, por ejemplo para que un jugador lesionado sea atendido o para dar indicaciones al capitán de un equipo, y que la ha reiniciado.

Cuando el tiempo se agota, el juego continúa hasta que se haya producido una pelota muerta, salvo que esto fuera como consecuencia de una infracción castigada con penal, en cuyo caso deberá continuar bajo el mismo principio. El reinicio del juego en el segundo tiempo se produce también con un puntapié de salida, a cargo del equipo que no efectuó el del comienzo del partido.

Cuando el balón, o el jugador que lo lleva, salen del campo por la línea de touch, el juego se reinicia mediante un saque de banda llamado line out que debe arrojarse recto y superando la línea ubicada a cinco metros campo adentro del touch entre dos hileras de jugadores, una de cada equipo y separadas por una distancia de un metro. Los jugadores deben saltar para obtener la pelota, pudiendo ser impulsados y sostenidos por sus compañeros. El lanzamiento le corresponde al equipo que no la envió afuera, salvo que haya sido consecuencia de un penal, en cuyo caso debe lanzar el equipo que pateó. El equipo que lanza la pelota decide también cuántos jugadores va a haber en la hilera (de 2 a 14), mientras que el otro equipo puede tener menos pero no más. Todos los demás jugadores, excepto el lanzador, un opuesto al lanzador del equipo rival, y un receptor por cada equipo, deben alejarse diez metros hacia su campo de la línea perpendicular al touch por donde se arrojará la pelota.

La posición en la que se efectuará el tiro no es necesariamente aquella en que el balón cruzó la línea de touch. Si el balón fue pateado por un jugador por delante de su línea de 22 metros, o por detrás de ella cuando es el equipo defensor lo introdujo en su zona de 22 metros, entonces el lanzamiento debe efectuarse en línea con el lugar desde donde se pateó. En cualquier caso, el equipo que debe reponer la pelota en juego puede decidir efectuar un “tiro rápido” en cualquier lugar entre su línea de goal y la línea en que debe formarse el line out; pero para ello deben cumplirse ciertas condiciones: que se utilice el mismo balón que salió del campo, que no haya sido tocado por nadie excepto el jugador que lanza (y eventualmente por el jugador rival que salió fuera del campo con el balón), y que no haya principiado la formación del line out. En el tiro rápido no se requiere que el balón sea arrojado paralelamente a las líneas de goal: puede enviarse oblicuamente hacia la línea de goal del lanzador, pero debe superar la línea de cinco metros paralela al touch.

La pelota no debe arrojarse intencionalmente con las manos al touch. Esta acción es considerada juego sucio y castigada con un penal.

El scrum o la melé, una de las formaciones más reconocibles del rugby, es una puja frente a frente, de un grupo de cada equipo formado por un máximo de ocho y un mínimo de tres jugadores en tres líneas,[20]​ que se enfrentan agazapados y asidos entre sí, para comenzar a empujar con el fin de obtener el balón que ha sido lanzado en medio de ellos y sin tocarlo con la mano. El grupo que haya obtenido el balón, debe sacarlo sin tocarlo con la mano por detrás de la formación, donde lo tomará un jugador (usualmente, pero no siempre, el "medio melé" o "medio scrum") y continuará el juego.

Tanto en el saque de banda cuando el balón sale fuera(line out) como en el scrum (la melé), el sentido de las reglas es que exista disputa por la pelota. Esa es la diferencia con las infracciones mayores, que se penalizan con una patada de castigo (tiro a los postes, tiro afuera o puesta en juego), en la que el equipo infractor no puede intervenir.

Los rucks y los mauls son las formaciones grupales de lucha por la pelota que forman ambos equipos durante el desarrollo del juego. La diferencia entre ambos estriba en si la pelota se encuentra en poder de uno de los jugadores ("maul"), o si se encuentra en el suelo ("ruck").

El maul (ley 17) es una formación esencialmente ofensiva. Se produce cuando un jugador que lleva la pelota es asido por uno o más defensores, y hay uno o más compañeros del portador de la pelota asidos a este, todos ellos sobre sus pies (como mínimo deben ser dos atacantes y un defensor). Sus reglas son complejas, pero básicamente no debe dejar de moverse hacia la meta y con los defensores retrocediendo; si es detenido durante cinco segundos, algún jugador atacante debe abandonar el maul con la pelota o pasarla; en caso contrario, la acción del equipo atacante es castigada con un scrum a favor del defensor. Con un maul puede realizarse un try.

En la reglamentación vigente hasta agosto de 2008, esta formación no se podía derrumbar, por ser considerado juego peligroso, sancionándose en ese caso con penal. Entre el 1 de agosto de 2008 y el 1 de junio de 2009, se pusieron en vigencia trece Variaciones Experimentales Reglamentarias (ELVs), entre las que se incluyó una que permitía derrumbar el maul. Sin embargo, luego de ser examinadas durante la temporada 2008/2009 la IRB decidió no confirmar esta variación, volviendo a estar prohibido derribar el maul a partir del 1 de junio de 2009.[21]

El ruck (ley 16) es una formación más orientada a la disputa de la pelota, pero cuando es ejecutada en serie, también se convierte en una herramienta ofensiva. El ruck se forma con la pelota en el suelo y con al menos un jugador de cada equipo chocando y pujando por la pelota, pero habitualmente son varios. El ruck lo forman los jugadores parados y enfrentados con sus contrincantes, que deben "ruquear" la pelota, esto es tratar de obtenerla. El ruck suele formarse cuando un jugador con la pelota es derribado; sus compañeros vienen entonces a proteger la posesión del balón, pasando un pie por encima de este, tomando así posesión de la pelota y obligando al equipo contrario a pasar completamente por arriba del jugador derribado y correr a los jugadores contrarios para tomar la posición de la pelota. No se puede entrar lateralmente a esta formación ya que sería sancionado con un penal.

Cuando se forman un ruck o un maul, se forman también dos líneas imaginarias de fuera de juego. Estas líneas, paralelas a las de gol, pasan por detrás del pie más retrasado del último jugador de cada bando en el ruck o maul y van de una línea lateral a otra línea lateral. Cualquier jugador que esté delante de su respectiva línea de fuera de juego y no forme parte del ruck o maul se considera fuera de juego y puede ser penalizado si interviene directa o indirectamente en el juego. Al ruck y al maul solo se puede ingresar desde atrás de dichas líneas imaginarias.

El fuera de juego (offside) es la infracción más común durante un encuentro. Si la penalización se otorga a una distancia razonable para el pateador del equipo no infractor, este puede decidir por patear hacia los postes para obtener tres puntos. El equipo infractor tiene que ubicarse a 10 m de distancia del equipo que patea y no puede hacer ningún movimiento ni ruido, ni siquiera levantar los brazos. Si la falta es convertida (transformada), el juego se reinicia en la línea de centro con un saque del equipo que cometió la infracción. Por el contrario, si la penalización no es convertida (transformada), normalmente se reinicia el encuentro desde los 22 m con una patada de botepronto (drop) del equipo que cometió la infracción; esta patada se llama "salida de 22 metros". Otras penalizaciones frecuentes incluyen juego peligroso, interferencia, no soltar el balón en el suelo, y lanzarse sobre un ruck (montonera en el suelo). El equipo al que se le otorga la falta (pateador) puede reiniciar el juego con un pequeño toque con el pie (pasando la marca) para iniciar una jugada o con una patada a la línea de banda (touch) para obtener un saque de banda. En este saque de banda, el equipo que pateó el balón tiene el derecho de lanzar el balón nuevamente en el line-out. Para infracciones menores (tales como adelantar el pie en el scrum), se otorga un tiro libre o free kick. A diferencia del golpe de castigo (penal), este no puede patearse directamente a los postes para ganar puntos. Además, el equipo infractor puede cargar hacia el balón una vez el pateador haya hecho algún movimiento para patear el balón.

El rugby se ha caracterizado por una evolución dinámica de las leyes del juego. Regularmente se introducen modificaciones que tienen por intención agilizar el juego, hacerlo más atractivo para los espectadores y más seguro para los jugadores, y reducir los márgenes de error en los fallos arbitrales: El rugby ha sido el primer deporte colectivo en adoptar la revisión en vídeo de las situaciones de difícil resolución, realizada por un cuarto árbitro a instancias del árbitro principal. En general, las modificaciones suelen probarse primero en un ámbito restringido (en los últimos años, la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica, para luego extenderse a un ámbito mayor (por ejemplo, algún torneo regional importante), para luego generalizarse como “variaciones experimentales”. La IRB analiza luego el resultado de este proceso, y finalmente se incorporan como leyes permanentes las variaciones experimentales que se hayan evaluado positivamente.

En 2008 la IRB aprobó una serie de modificaciones sustanciales al reglamento conocidas por su sigla en inglés, ELV (Experimental Law Variations), o Variaciones Reglamentarias Experimentales, que se pusieron en práctica en todos los torneos oficiales del mundo entre el 1 de agosto de 2008 y el 1 de junio de 2009.[10]​ Tras de ser evaluadas globalmente durante la temporada 2008/2009, el IRB decidió confirmar 10 de las 13 variaciones e incorporarlas definitivamente a las Leyes del Juego, con excepción de las ELV 2, 3 y 6, que permitían derribar el maul y decidir libremente la cantidad de jugadores a colocar en el line out (saque de lateral).[21]

Los cambios venían estudiándose desde 2004 y comenzaron a implementarse experimentalmente en 2006 en la universidad sudafricana de Stellenbosch, por lo que son referidas también como las Reglas de Stellenbosch. De las muchas variaciones propuestas y ensayadas, la IRB decidió finalmente experimentar en todo el mundo trece reglas nuevas. De ellas, 10 fueran finalmente incluidas en las Leyes del Juego en 2009.

El 15 de mayo de 2012 la IRB sancionó once nuevas variaciones experimentales generales,[22]​ a ser puestas en práctica a partir del 1º de septiembre de 2012 en los torneos del hemisferio norte, y del 1 de enero de 2013 en los del hemisferio sur, y una exclusivamente para la variante seven a side vigente a partir del 1 de junio de 2012.[23]

Para la temporada 2013-2014 se produjo una modificación en lo referente a la entrada al scrum (ley 20.1 "Formación de un Scrum"), que comenzó a aplicarse al inicio de temporada en cada hemisferio. La variaciòn consiste en reemplazar el tiempo intermedio de la secuencia de entrada de tres tiempos ("cuclillas, tocar, ya") por "tomarse", de modo que los jugadores de las primeras lìneas estén efectivamente asidas entre sí y con la primera línea oponente, de modo de proporcionar mayor estabilidad a la formación antes de la introducciòn de la pelota.[24]

La World Rugby decidió implementar a partir del 3 de enero de 2017 una serie de medidas con el fin de aumentar las precauciones para evitar el tackle alto, es decir el tackle en la que la persona tacleada es tomada o golpeada en la zona del cuello y la cabeza. Para ello la WR incorporó las figuras del "tackle atolondrado" (reckless tackle) y del "tackle accidental" (accidental tackle).[15][14]

El 28 de mayo de 2020, durante la pandemia del COVID-19 la World Rugby elaboró un set de reglas opcionales para las uniones nacionales, con el fin de reducir los riesgos de contagio.[25]​ Las reglas fueron elaboradas por un grupo de especialistas que incluyó médicos, bajo la guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS).[25]​ Las reglas son opcionales y temporarias para ser utilizadas por las uniones nacionales, que deben actuar siempre cumpliendo las normas sanitarias de cada país y actuar con asesoramiento médico.[25]

Las diez reglas tienen como objetivo reducir el tiempo de contacto físico entre las personas competidoras y son las siguientes:[26]

En 2021, la World Rugby ha establecido una serie de reglas nuevas para ser puestas a prueba durante un año a partir del 1 de agosto de 2021.

Simultáneamente, la World Rugby aprobó una petición de Sanzaar de poner en práctica en el Rugby Championship 2021, de la siguiente regla:

El rugby es un deporte de intenso contacto físico. Sin embargo, las reglas no permiten el uso de ninguna protección rígida, pues estas podrían causar lesiones a los jugadores. Solo se permiten protecciones acolchadas de hasta 5 mm de espesor en algunas zonas del cuerpo; estas protecciones deben ser aprobadas por la World Rugby.[29]​ Normalmente se emplean un protector bucal de material siliconado; una camiseta elástica (usada por debajo de la camiseta del equipo) con protecciones para hombros y cuello, y a veces también para esternón, costillas, riñones, columna vertebral y bíceps; un casquete blando, destinado mayormente a reducir el efecto de los golpes en las orejas; y unas calzas cortas o medianas de contención. Se permite el uso de otras protecciones no rígidas y de espesor mínimo para prevenir lesiones, como rodilleras o tobilleras, o en algunos casos el uso de suspensorios para proteger los genitales de impactos dañinos.

La versión de este deporte más conocida es la del rugby jugado por equipos de quince jugadores, aunque no es la única. Es lo que se conoce en el mundo anglosajón como rugby union, en referencia a la federación (Union) de clubes que se rigen por unas mismas normas y que, tradicionalmente, habían sido universitarios o aficionados. Un partido dura 80 minutos, dividido en dos partes de 40 minutos, con un descanso de 15 minutos entre cada tiempo.

Sigue el modelo propuesto por William Webb Ellis. Por cada equipo juegan un total de 15 jugadores divididos en dos grupos: forwards o delanteros y backs o tres cuartos. Las denominaciones de los puestos, al igual que el resto de la terminología de juego, varía considerablemente entre España y los demás países hispanohablantes.

Los jugadores del 1 al 8 (forwards) forman el pack, la "delantera" o "paquete" para realizar el scrum (la melé):

Primera línea: los jugadores que intentan llevar la pelota a su lado y que están en el choque; su función en los scrums es mantener el scrum estable, los pilares (números 1 y 3) suelen ser los más fuertes y pesados de entre todos los jugadores

Segunda línea: generalmente los jugadores más altos del equipo y que se hacen cargo de empujar en los scrums, también suelen ser los encargados de ganar la pelota en los saques desde el lateral. (touche, line-out)

Tercera línea: los jugadores que mantienen la formación equilibrada para que no se desarme cometiendo una falta.

Línea de tres cuartos o "backs": En los distintos países, estos jugadores reciben diferentes nombres de acuerdo con su propia tradición. Así, en Australia y Nueva Zelanda el apertura (n.º 10) y el primer centro (n.º 12) se denominan first y second five eights, respectivamente.

Desde el siglo XIX existe en Inglaterra una variante cuyas reglas difieren en parte y en la que juegan equipos de 13 jugadores; estos fueron profesionales prácticamente desde la implantación de esa modalidad. A ese juego se lo llamó rugby league, en referencia al campeonato de liga en que se enfrentaban los clubes que remuneraban a sus jugadores. De Inglaterra pasó a algunos países de la esfera cultural y de influencia británica (Australia, Nueva Zelanda), así como a Francia.

Rugby League Football o rugby a 13 es un deporte de equipo jugado por dos equipos de 13 jugadores 4 en el banco (reservas). El objetivo fundamental, como en el rugby de a 15, consiste en apoyar un balón en el suelo con las manos sobre o tras la línea de ensayo. Esto se denomina ensayo y tiene un valor, en Rugby League de 4 puntos. Tras el ensayo, el equipo anotador tiene el derecho de patear el balón hacia la portería adversaria, y si consigue pasarlo (transformación) entre los dos palos verticales y por encima del travesaño, anota 2 puntos más. También pueden conseguirse puntos tirando a palos tras un penalti, consistente en tirar a palos durante el juego abierto dejando previamente botar el balón en el suelo. En ambos casos su valor es de 1 punto. El equipo adversario intenta impedir al equipo de ataque realizar este gol obstaculizando al jugador con la pelota.

En áreas de Inglaterra donde el rugby a 13 predomina - Yorkshire y el Noroeste - el uso del término rugby' se refiere, por lo general, al rugby a 13, a diferencia de la mayor parte del país, donde este término se refiere al Rugby Union o Rugby a 15. En áreas de Australia y Nueva Zelanda donde predomina el Rugby a 13, el juego es comúnmente conocido como league o fútbol. En Francia, el juego es llamado el Rugby à Treize, que significa "rugby a trece" en francés. En Argentina, el nombre adoptado fue rugby 13.

El rugby a 13 fue jugado al principio por una facción que se escindió de la Federación Inglesa de Rugby (RFU) conocido como la Unión del Norte. Cuando se produjeron también escisiones similares en las federaciones de rugby afiliadas a la RFU en Australia y Nueva Zelanda, en 1907 y 1908 formaron asociaciones conocidas como Rugby Leagues y usaron las reglas de la Unión del Norte modificadas. La Unión del Norte más tarde cambió su nombre a la Rugby Football League. Así, el juego se hizo conocido como la Rugby League.

El formato de rugby de 7 (seven-a-side) se juega normalmente en torneos cortos (de un día o un fin de semana). Se utiliza el mismo campo que en la modalidad de 15 hombres, pero con solo 7 jugadores por equipo. Las variaciones respecto de las reglas del juego de quince son:

Actualmente existe un Campeonato del Mundo de Rugby a 7 y un circuito mundial, y ha sido aceptado como deporte olímpico para las Olimpiadas de 2016.

El touch rugby, rugby sin contacto o tag rugby, o simplemente touch, es una variante del rugby, en la que el tackle es reemplazado por un toque suave con la mano en el cuerpo del rival, siendo mínimo el contacto entre jugadores. Las reglas varían considerablemente, según sea la entidad que lo organiza. El deporte nació fuera del ámbito de la World Rugby y las federaciones que la integran, que no mostraron interés en el mismo, razón por la cual se formó la Federación Internacional de Touch (FIT), que estableció un set de reglas de aplicación internacional, por la cuales cada vez que un jugador es tocado, debe dejar la pelota en el suelo, para que sea tomada por un compañero, con el objetivo de llegar a la línea final del adversario antes de ser tocados seis veces, en cuyo caso la pelota pasa a manos del equipo contrario. Más recientemente, la World Rugby cambió su postura y estableció un conjunto de reglas, pero solo para la práctica recreativa.

Las principales características de este deporte es la sencillez en las reglas, comparadas con las de otras modalidades del rugby (no hay placajes (tackles), melees (scrums),rucks , mauls, lines outs, ni conversiones), los requisitos mínimos en el equipamiento y el mínimo contacto. Existen diversas categorías, por edades o por sexos, existiendo en este caso las categorías masculina, femenina y mixta.

El rugby es un deporte en el que tradicionalmente se ha dado gran importancia a los valores morales. Las normas oficiales del juego están integradas por lo que se denomina "Documento del Juego", orientado a garantizar la conducta ética de todos los involucrados en el juego, "tanto dentro como fuera del campo". Una muestra de la importancia de los valores éticos en el rugby es la disposición referida al espíritu del juego que está incluida en el Documento:

Es muy probable que para los que no somos deportistas profesionales, el rugby no sea nuestra actividad principal para sobrevivir. Claramente no nos da de comer. Posiblemente, hasta hay quienes digan que gastamos muchos recursos, al buscar el protector bucal o las zapatillas adecuadas, sin mencionar los tiempos de entrenamiento. El dinero y el tiempo son importantes, no hay duda de eso. Pero ¿qué hay de la felicidad? ¿Cuánto cuesta ser feliz? ¿Cuál es el valor de esa sensación de haber hecho aquello que te gusta? Felicidades señores, eso da el rugby y muy pocas cosas en la vida pueden jactarse de eso. Antes no creía mucho en Dios, pero ahora sé que El existe, pues lo siento conmigo y en las fuerzas nuevas que Él me da cuando estoy destrozado después de cada entrenamiento, es mi deseo honrarlo, pues me ha hecho feliz. Esa sonrisa detrás de cada moretón y de cada pase bien hecho con mis hermanos, no se puede calcular ni comparar con nada. Y es que, dándole una vuelta a la frase, la actitud y la entrega no se negocian y no tienen precio. Y es que yo sueño rugby, respiro rugby, como rugby y vivo rugby. Durante el día pienso en esas jugadas y tackles, durante la noche sueño con el partido que se viene. Sueño y soy feliz. Respiro rugby por donde paso y como rugby donde me encuentre, con mucha Humildad, Honor y Pasión. En otras palabras, llevo una vida feliz, y puede que quizás tenga muchas cosas en mí contra, pero si Dios, mi familia y mis hermanos están conmigo...

Desde temprana edad a los jugadores de rugby se les enseñan una serie de cualidades positivas, como son el compañerismo, la honestidad, el respeto, la disciplina, la lealtad, el sacrificio y el altruismo.[33]

A diferencia de otros deportes de equipo, en el rugby los jugadores no suelen discutir a los árbitros sus decisiones, ni tratan de engañarlos para sacar partido de sus decisiones.[34]​ Los tantos son necesariamente consecuencia del esfuerzo de todos, por lo que no se producen las celebraciones individuales, tras la consecución de un try (ensayo) o una conversión (transformación), que se producen en otros deportes.

Al final del partido los jugadores de ambos equipos confraternizan juntos en el llamado «tercer tiempo», en el que beben y comen juntos por invitación del equipo local.[35]

En el marco del cierre de la World Rugby Conference and Exhibition que se celebró en Londres el día 19 de noviembre de 2014, la IRB, la asociación madre del rugby mundial, presentó su nuevo programa de cambio de marca y pasó oficialmente a llamarse World Rugby.

En el corazón de la marca hay un posicionamiento distinto, expresado visualmente a través de un logo más moderno y progresista que encarna la misión de World Rugby para hacer crecer el juego en todo el mundo, manteniendo un vínculo con el patrimonio de la organización a través de su combinación de colores azul y verde.

El presidente de World Rugby, Bernard Lapasset, dijo: «El rugby ha crecido mucho en los últimos cuatro años, alcanzando una participación global de 6,6 millones de jugadores, impulsado por el éxito comercial de la Rugby World Cup, las estrategias de desarrollo de World Rugby y sus inversiones récord, la fortaleza de las Uniones y el regreso del rugby al Programa Olímpico».

El anuncio fue realizado en el cierre de una exitosa World Rugby Conference and Exhibition, que reunió a más de 700 delegados de 60 países durante más de dos días en los que participaron de talleres que invitaron a la reflexión y charlas que cubrieron los temas más importantes del rugby actual: el bienestar de jugador, la integridad para el futuro de la Copa del Mundo de Rugby y la realización de un excepcional evento de Rugby Seven en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Por lo general, y a diferencia de otros deportes, las selecciones nacionales de rugby tienen unos apodos afectivos por los que son conocidos sus equipos. Las de los diez primeros equipos según la clasificación del IRB a finales de octubre de 2007 son:

El rugby fue incluido como deporte olímpico a iniciativa del Barón Pierre de Coubertin, impulsor de las Olimpiadas modernas, quien había sido árbitro de la final de 1892, entre Stade Français y Racing Club de France. Estuvo presente en los Juegos Olímpicos de París 1900, Londres 1908, Amberes 1920 y París 1924. Las causas de su exclusión fueron la mínima cantidad de países participantes (promedio debajo de 3), el debut de las mujeres en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 y el mayor énfasis del COI en los deportes individuales. En Berlín 1936 se jugó por última vez aunque fue de carácter amistoso.


English Version / Versión en Inglés > Rugby football


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Rugby (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!