x
1

Santiago de Cuba



¿Dónde nació Santiago de Cuba?

Santiago de Cuba nació en Cuba.


Santiago de Cuba es una ciudad y municipio de Cuba, situada en el oriente de la isla. Es la segunda ciudad más importante del país debido a su economía y población. Fue capital de la antigua provincia de Oriente y actualmente lo es de la provincia del mismo nombre. Fue fundada en 1515 por el conquistador español Diego Velázquez de Cuéllar, entre las primeras ocho villas de Cuba.

Fue la primera capital de Cuba. Por la bahía santiaguera entraron los primeros esclavos negros a Cuba y con ellos fuertes raíces africanas y españolas.

Santiago de Cuba se encuentra en el sureste de la isla, en las coordenadas 20°01'17.42" N, 75°49'45.75" O. Históricamente, Santiago de Cuba ha sido la segunda ciudad más importante de Cuba, por detrás de La Habana. Cuenta con una bahía conectada con el mar Caribe y es un importante puerto. El municipio Santiago de Cuba, en donde se encuentra su ciudad capital, es el más poblado de Cuba.

La ciudad ha ido creciendo al fondo de su bahía y está rodeada, en tierra firme, por la sierra Maestra. Esto condiciona el clima cálido y húmedo del lugar. Posee un relieve irregular, lo cual contribuyó al desarrollo de un escenario urbano donde las avenidas y calles se empinan o descienden.

El Parque Baconao en Santiago de Cuba fue inscrito en 1987 por la Unesco en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.[3]​ Es un parque nacional que abarca una amplia región de montaña y costa a unos 20 km al este de la ciudad abarcando una superficie de unas 84 600 hectáreas.

En 2010, Santiago de Cuba tenía una población (urbana) de 445 399 habitantes.[4]​ Según la misma fuente el municipio, en el mismo año, contaba con 492 891 habitantes.

Santiago de Cuba está ubicada en el Caribe y fue la primera capital de Cuba, desde su fundación por los españoles en 1515 hasta 1556. Es conocida como la Ciudad Héroe de Cuba, título que fue concedido por el apoyo de separatistas cubanos. Cristóbal Colón ya había avistado su abrigada bahía en sus primeros viajes a América. Los primeros conquistadores y colonizadores españoles de Cuba fijaron en ella su capital desde 1522, fecha en que fue declarada oficialmente “ciudad”. La Iglesia católica tuvo igualmente la sede primada del arzobispado en la isla, título que aún ostenta.

El conquistador Hernán Cortés fue el primer alcalde de la ciudad y de allí partió hacia la conquista de México. De Santiago marchó también el conquistador y explorador Pánfilo de Narváez con los títulos de adelantado y gobernador rumbo a las costas de Florida en viaje exploratorio, que terminó en fracaso y le costó la vida.

Santiago de Cuba fue atacada por corsarios, piratas y filibusteros, que andaban en búsqueda de riquezas que formaban parte de lo que había heredado este territorio. En 1554 el pirata francés François Le Clerc también conocido como Jambe de Bois (Pata de Palo) saqueó la ciudad de Santiago de Cuba, huyendo de ella con un botín de 80 000 pesos.

La Guerra de los Diez Años encontró un positivo apoyo en las jurisdicciones de Santiago, a pesar de ser una comarca fuertemente defendida por su condición de centro político-económico.

El 24 de febrero de 1895 se reinició la Guerra de Independencia, con acciones decisivas en los alrededores de la ciudad, como el combate de la Loma de San Juan y la batalla naval de Santiago de Cuba.

Santiago ha sido además tierra de acogida para inmigrantes del mar Caribe, desde las Antillas Menores hasta las Mayores, principalmente de refugiados provenientes de la vecina Haití y de la lejana Luisiana, ambas excolonias francesas. A finales del siglo XIX y principios del XX acogería las nuevas oleadas de inmigrantes catalanes, jamaicanos y chinos. Su mestizaje y singular posición geográfica harían de Santiago un lugar donde “se cocinara un ajiaco” sin par a todo lo largo y ancho del país, un “ajiaco” que hoy se define como nacionalidad cubana.

El 26 de julio de 1953 se produce el asalto al Cuartel Moncada, llevado a cabo por jóvenes revolucionarios dirigidos por Fidel Castro. Aunque la acción revolucionaria fracasó, se cumplió su objetivo inmediato. El 30 de noviembre de 1956 se produce el levantamiento de Santiago de Cuba. Salen a las calles por primera vez las milicias verde olivo del Movimiento 26 de Julio, con brazalete rojo y negro, para apoyar el desembarco de Fidel, proveniente de Tuxpan (México) con 81 acompañantes. En esta acción dolorosamente murieron Pepito Tey, Otto Parellada y Tony Alomá.

Posteriormente al desembarco del Granma, el 2 de diciembre de 1956, se reúne Frank País con Fidel en la Sierra Maestra y le promete fortalecer la guerrilla con los combatientes de la clandestinidad. Este plan contribuyó a que se lograra la victoria. En los días finales de 1958, las tropas dirigidas por el comandante Fidel Castro y las que estaban al mando de los comandantes Huber Matos y Juan Almeida sitiaron la ciudad.

El 31 de diciembre de este mismo año, el ejército rebelde se encontraba presto al asalto final para tomar la ciudad, apoyado por los grupos que operaban en la clandestinidad. Al final de la noche del 1.º de enero desde el balcón central del Ayuntamiento, situado actualmente frente al parque Céspedes, Fidel proclamó el triunfo de la Revolución Cubana. En 1995 Santiago de Cuba recibió el precio del turismo Pomme d'or.[5]

En la ciudad coinciden estilos arquitectónicos múltiples, desde el colonial y barroco, hasta el neoclásico y el racionalismo más depurado, pasando por el vanguardismo y el art decó, es por ello que generalmente se califica como una ciudad de estilo ecléctico.

A pesar de la inclemencias del tiempo y los importantes sismos registrados en la región oriental de Cuba, se conservan importantes muestras de la arquitectura colonial santiaguera. En las calles del casco histórico se pueden apreciar casas coloniales con las características paredes de adobe, techumbres a dos aguas de tejas cerámicas, grandes ventanales y patios interiores ajardinados.

El castillo de San Pedro de la Roca fue declarado por la Unesco en 1997 como Patrimonio de la Humanidad, donde se cita como el más completo y mejor preservado ejemplo de la arquitectura militar hispanoamericana, basado en principios de diseño italiano y renacentista».[6]

La imagen que se conoce hoy del anillo fundacional de la ciudad y sus edificios circundantes, como la fachada principal de la catedral —la primera de la isla—, el Ayuntamiento, el Hotel Casa Grande y el Club San Carlos, son obra del arquitecto e ingeniero civil santiaguero Carlos Segrera, quien fuera durante muchos años arquitecto municipal. Con él se inició el progreso urbanístico y arquitectónico en Santiago de Cuba. Sus obras van desde el casco histórico hasta el aristocrático barrio Vista Alegre.

Son de especial interés los parques arbolados, las calles escalonadas y las construcciones coloniales con inmensos ventanales y apretados balcones. De estilo ecléctico son los hoteles Casa Granda e Imperial, construidos entre los años 1914 y 1916 y ubicados cerca de la bahía.

Santiago de Cuba es la cuna de gran cantidad de géneros musicales de Cuba. Ha sido reconocida como la «Cuna del son y el bolero», la trova tradicional y la expresión coral tienen un profundo arraigo. Allí nacieron grandes músicos como Ibrahim Ferrer Planas, Sindo Garay, Ñico Saquito, Eliades Ochoa, Compay Segundo, Olga Guillot, por solo mencionar algunos. Las fiestas populares de mayor importancia son el Carnaval santiaguero y la Fiesta del Fuego.

Santiago de Cuba posee varios centros de educación superior. Entre los más importantes están la Universidad de Oriente, el Instituto Superior de Ciencias Médicas y el Instituto Superior Pedagógico "Frank País".


English Version / Versión en Inglés > Santiago de Cuba


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Santiago de Cuba (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!