x
1

Bill Evans (pianista)



Bill Evans (Plainfield, Nueva Jersey, 16 de agosto de 1929-Nueva York, 15 de septiembre de 1980) fue un pianista y compositor estadounidense de jazz. Su obra abarca el cool, el post-bop y la música modal. Es considerado uno de los pianistas de jazz más importantes de la historia. Su influencia se puede percibir en numerosos pianistas como Brad Mehldau, Chick Corea, Keith Jarrett y Herbie Hancock.[cita requerida]

Evans parte del impresionismo de Debussy y Ravel y trae al jazz una influencia de corte clásico europea, llena de lirismo, relajación e introversión. El escritor Gene Less bautizó a Bill Evans como el poeta del piano, debido a las hermosas construcciones melódicas que improvisaba, y que provenían del impresionismo musical.[2]​ Aunque nació y trabajó buena parte de su vida en Nueva York, su estilo es representativo del llamado West Coast jazz, donde músicos en su mayoría blancos de la región californiana abrieron nuevos modos de expresión al género, que hasta entonces estaba caracterizado por los conflictos raciales y económicos. Logró la integración de músicos de diferentes orígenes sociales, culturales y raciales, como Oscar Peterson, John Coltrane, Dave Brubeck o Milt Jackson, y cuya máxima expresión pudo verse en las primeras ediciones del Festival de Jazz de Newport en los años 50. El paso de Evans por el jazz marca el nacimiento del cool, género jazzístico que sucedió al bebop y del cual fue uno de los principales representantes. El cool jazz proponía estructuras armónicas diferentes a las del bebop, más libres y menos complejas, y abrió amplias perspectivas de expresión y desarrollo al movimiento jazzístico posterior. Su histórica colaboración con Miles Davis y el grupo de músicos a su alrededor en 1958 formó parte de la redefinición del jazz como género musical, que se dio a finales de la década de los 50 y que partió de la crisis del swing al fraccionarse las grandes orquestas de baile de los años 40 y concebirse el jazz como un género más intelectual y abstracto. A Bill Evans se le reprocha un apartamiento excesivo de las raíces africanas del jazz. Por otro lado, también se le ha atribuido cierto efecto de monotonía al considerar una audición global de su obra, debido a su apegamiento riguroso a su norma estilística. Una de sus principales aportaciones al jazz es la estructuración de tríos jazzísticos en los que el piano mantiene un profundo diálogo con la batería y el bajo, dentro de la norma de improvisación sobre líneas melódicas comunes.

En una ocasión tuvo que aceptar un contrato con el Village Vanguard de Nueva York. Por ese tiempo tenía el brazo derecho inmovilizado, por lo que tuvo que tocar durante varias semanas con el brazo izquierdo y ayudándose con el pedal.

Nacido y crecido en Nueva Jersey, Evans fue a la Southeastern Louisiana University con una beca de flauta. Allí recibió clases teóricas, tocó en la banda de música y jugó al fútbol americano. Se graduó en piano en 1950, comenzó una gira con la Herbie Fields band, pero fue llamado pronto a filas y terminó tocando en la Fifth Army Band cerca de Chicago. Tras tres años de servicio, llegó en 1954 a Nueva York, tocando en el cuarteto de Tony Scott y con el guitarrista Mundell Lowe. En esta época comenzó estudios de posgrado en el Mannes College, donde se encontró con el compositor George Russell y sus teorías sobre jazz modal. Hacia 1956, había grabado ya su primer álbum como líder para la compañía Riverside, New Jazz Conceptions, todavía dominado por el estilo bebop del maestro de pianistas Bud Powell, pero presentando ya la que iba a ser su composición más conocida, «Waltz for Debby», que había escrito durante su estancia en el ejército. Su primer disco como líder y el primer trabajo en el formato de trío que se iba a asociar a su nombre: piano, contrabajo y batería. Sale al mercado en enero de 1957 y pese a las buenas críticas solo vendió ochocientas copias durante el primer año.

En poco tiempo tocó con Charles Mingus, Art Farmer, Lee Konitz y Oliver Nelson y más tarde, en el año 1958, recibió el «Premio al pianista revelación». De todas sus colaboraciones, las más significativas fueron con George Russell (arreglista), Art Farmer y Hal McKusick en Concerto for Billy The Kid.

En la primavera de 1958, Evans comenzó una colaboración de ocho meses con el Miles Davis Sextet, ejerciendo una poderosa influencia sobre Davis. Aunque abandonó al trompetista en el otoño, exhausto por las presiones y ansioso de formar su propio grupo, estuvo profundamente involucrado en la planificación y ejecución del disco Kind of Blue (editado en 1959), contribuyendo con ideas sobre el estilo, la estructura y la improvisación de tipo modal, y colaborando en varias de las composiciones. Kind of Blue —el mayor éxito de ventas nunca obtenido por un disco de jazz acústico— contiene las que quizá son las más conmovedoras interpretaciones de la carrera de Evans. Miles Davis dijo que el trabajo entero se había organizado alrededor del piano de Bill Evans.

A Bill Evans se le reconoce también haber equilibrado el formato del trío de piano de jazz, dotándolo de una nueva alineación revolucionaria en la que todos los componentes comparten el protagonismo sonoro en el conjunto de la ejecución.[2]​ En este período también graba dos álbumes con Cannonball Adderley, también miembro de la banda de Davis en esta época.

Evans volvió a la escena como líder en diciembre de 1958 con el álbum Everybody Digs Bill Evans, que incluye el famoso tema "Peace Piece". Su imagen quedó completamente definida cuando trabajó junto con Paul Motian (batería) y Scott La Faro (contrabajista). Este trío reinventó el concepto de interpares dando tanto protagonismo al contrabajo como al piano, rompiendo los conceptos de instrumento solista y acompañantes. El contrabajo pierde casi por completo sus funciones metronómicas. Con este grupo, Evans se convirtió en una estrella. El 25 de junio de 1961, Evans, junto a Motian y La Faro grabó en el Village Vanguard su primer disco en directo, Sunday at the Village Vanguard que se convirtió en un referente del trío de jazz moderno y una fuente de inspiración para los pianistas de jazz.[3]

Por desgracia, La Faro murió prematuramente a los 25 años. Diez días después de grabar Sunday at the Village Vanguard, el coche que conducía La Faro se salió de la carretera y falleció en el acto. Evans dejó de tocar durante un año. Algunos afirmaron haberle visto por las calles de Nueva York con la ropa de La Faro.

Regresó la primavera siguiente con Chuck Israels como bajista; tocó en dúo con el guitarrista Jim Hall y en una sesión de swing en quinteto, Interplay, con Hall y el trompetista Freddie Hubbard.

Tras grabar con Verve en 1962, Evans fue animado por el productor Creed Taylor a continuar grabando en los más variados formatos: con la big band de Gary McFarland, con una orquesta con arreglos de Claus Ogerman, con Stan Getz, etc. En 1975 y 1976 grabó un par de discos a dúo con Tony Bennett, por los que ganó un Grammy. El experimento más destacable fue Conversations With Myself, una sesión en la que Evans tocó un segundo y un tercer piano sobre el primero. Su única concesión al emergente jazz-rock fue tocar eventualmente el piano eléctrico Fender Rhodes durante la década de 1970. Luego, su carrera está vinculada a numerosos tríos. Tras pasar por Verve, Evans grabaría para Columbia (1971-1972), Fantasy (1973-1977) y Warner Bros (1977-1980). Su último trío con Marc Johnson y Joe La Barbera ha sido considerado el mejor desde el que formó con Scott La Faro y Paul Motian.

Murió debido a una insuficiencia hepática y a una hemorragia interna provocadas por la adicción a la heroína y a la cocaína.

Según atestiguan sus biógrafos, al final de su vida, hundido por el suicidio de su hermano, el pianista quiso dedicarse exclusivamente a la música, aceptando todas las invitaciones que le llegaban para tocar en clubs, teatros o festivales (en una gira europea de 24 días, su trío con Johnson y La Barbera tuvo 21 actuaciones).[2]

El estilo de Bill Evans se caracterizaba por sus líneas melódicas sincopadas y polirrítmicas y por sus improvisaciones líricas irregulares y originales.[cita requerida]

Pero con su forma de tocar creaba una estética más que un estilo. Evans trabajaba la armonía, el fraseo y el ritmo. Poseía una gran sensibilidad, una visión introspectiva, un lirismo sereno, un «feeling» lleno de emoción y un toque de gran sutileza.[4]​ Evans transforma los temas que interpreta al organizar las notas en acordes de arpegios y subrayar con la mano izquierda las melodías que toca con la derecha.

Includes 6 duos with Eddie Gomez (b)

Con Pepper Adams

Con Cannonball Adderley

Con Manny Albam/Teo Macero

Con Chet Baker

Con Eddie Costa

Con Tadd Dameron

Con Miles Davis

Con Don Elliot

Con Art Farmer

Con Dick Garcia

Con Benny Golson

Con Jimmy Knepper

Con Lee Konitz

Con Michel Legrand

Con John Lewis

Con Warne Marsh

Con Hal McKusick

Con Helen Merrill

Con Charles Mingus

Con Frank Minion

Con Mark Murphy

Con Oliver Nelson

Con Dave Pike

Con Bill Potts

Con Joe Puma

Con Lucy Reed

Con George Russell

Con Tony Scott

Con Sahib Shihab

Con Idrees Sulieman

Con Jerry Wald

Con Kai Winding


English Version / Versión en Inglés > Bill Evans


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Bill Evans (pianista) (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!