x
1

Editor de publicaciones



La edición de libros es la industria relativa a la producción y difusión de todo tipo de libros (literarios, técnicos, enciclopédicos, de entretenimiento, cómics, informativos, etc.). La edición del libro puede o no incluir la actividad de poner en circulación la información disponible al público en general, es decir, la distribución. En algunos casos, los autores pueden ser sus propios editores.

El libro se define como toda publicación unitaria, no periódica, de carácter literario, artístico, científico, técnico, educativo, informativo o recreativo, impreso en cualquier soporte, cuya edición se haga en su totalidad de una sola vez en un volumen o a intervalos en varios volúmenes o fascículos. Comprende también los materiales complementarios en cualquier tipo de soporte, incluido el electrónico, que conforman, conjuntamente con el libro, un todo unitario que no pueda comercializarse separadamente.


En español tradicionalmente se confunde el término «edición de libros» con la publicación misma de los libros y periódicos.

En la cultura anglosajona sí existe una clara diferencia entre edición (edition) y publicación (publishing). Con el advenimiento de las computadoras digitales, la edición se ha extendido a nuevos escenarios como en el mundo de Internet, expandiéndose a versiones más modernas de la escritura tales como sitios web, blogs y similares.

También se denomina «edición» (del inglés edition: ‘corrección’) al acto mediante el cual se modifica una obra.

Una obra divulgada previamente en formato de libro puede volver a editarse si así se desea. Estrictamente hablando, si se vuelve a imprimir o divulgar esa obra sin cambios, se denomina reimpresión; si, por el contrario, sufre algún tipo de modificación sustancial, como ampliaciones, revisiones, correcciones, supresiones, añadidos u otra modificación cualquiera, se denomina nueva edición o reedición, agregando el número oportuno (primera, segunda, tercera edición). Si las diferencias son mínimas y no sustanciales, se les denomina diferencias de estado.

En la edición antigua, una misma edición podía contar con diferencias significativas entre una tirada y las que le seguían, que se debían a advertencias del impresor o del autor de errores o a otros deseos de los implicados en la edición (por ejemplo, dedicar parte de la edición a un personaje, por lo cual se debía encabezar un número de los ejemplares con una dedicatoria diferente) durante el mismo proceso de impresión de la obra.

El arte de preparar una obra ajena para su publicación, a partir de versiones o manuscritos alternativos y no totalmente coincidentes, se llama ecdótica. Se considera parte de la filología y dentro de esta del campo de la crítica textual.

Una vez que el editor ha tomado la decisión de divulgar un determinado texto, se presentan ante él diversas posibilidades o tipos de edición. Estos son algunos de los más comunes:

Es un proceso compuesto de diversas etapas, que van desde la creación del libro por parte del autor hasta su impresión. Los pasos son los siguientes:

Todo proceso editorial se inicia cuando el autor entrega un texto original al «consejo editorial» o el editor de una publicación, con el fin de que la obra sea evaluada y se decida si puede o no publicarse. El original es el material que va a servir de base para el futuro libro.

El original puede ser presentado por un autor en la editorial, o la editorial puede pedir la elaboración del original a uno o varios autores (por encargo).

Esta parte consiste básicamente en un análisis de la factibilidad editorial. Para ello, se tienen en cuenta criterios como los siguientes:

Esta parte culmina cuando la comisión acepta o rechaza la publicación del libro. También puede darse el caso, muy común, de que la comisión devuelva el original al autor con el fin de que lo reelabore, lo amplíe o le haga las correcciones necesarias. En tal caso, la obra no se publica hasta que dicho proceso se realice.

En esta etapa la editorial también tendrá en cuenta si el original del autor está enmarcado dentro de los llamados derechos de autor.

Estos derechos varían según el país en el que se encuentre la editorial o el editor.

Si el original no se encuadra dentro de lo que contemplan las leyes de propiedad intelectual, es decir, falta a la ley, es posible que la publicación no se complete y quede a voluntad del autor su modificación o no de la obra.

Proceso de formación del libro a partir de la selección de textos y otros contenidos para ofrecerlo después de su producción al lector.

La corrección de estilo va más allá de la lectura y las fallas ortográficas, por el contrario, corregir es revisar a fondo y analizar el documento que se va a publicar. Implica prestar atención para detectar y enmendar posibles errores, mejorar la redacción de ideas confusas, así como advertir al autor de incongruencias en el contenido. Este proceso no debe alterar el estilo del escritor sino favorecer la comunicación entre este y el lector.

Expresado con más detalles, es el medio por el cual, mediante programas gráficos de diseño y/o maquetación (como Microsoft Word, LibreOffice Writer o más avanzados como Corel Ventura, Adobe InDesign, QuarkXPress o Scribus que además es software libre), se establecen (en una preimpresión) las características físicas que tendrá la publicación, como el formato de página, familia y jerarquía tipográficas, grilla, paleta de color, ubicación de gráficos e ilustraciones, qué tipos de papeles y cartulinas se usarán, etc., cuyo resultado es un dummy de la publicación. Para esta tarea, sobre todo en el ámbito académico de las ciencias exactas (aunque su uso no se limita solo a estos ámbitos), también se utiliza LaTeX, un sistema de composición de textos WYSIWYM, libre y multiplataforma.

La diagramación o composición es la puesta en página de la obra. En este proceso se conforman las páginas maestras (layouts) a partir de una retícula predeterminada. Es el proceso que forma parte del periodo de preimpresión, es decir, antes de imprimir la tirada, en donde se le dará forma gráfica final al texto y a las imágenes que conforman la obra.

Las llamadas «artes finales» son consideradas dentro de este mismo proceso en donde se agregan los últimos detalles artísticos antes de la impresión/materialización de la obra.

En esta etapa no solo se verifica la ortografía y la puntuación en las páginas ya diseñadas, también se uniforman colgados, se corrigen calles, callejones, viudas, huérfanas y rosarios; se uniforma el interlineado y el interletrado, y se revisa la paginación. Cuando la obra está ilustrada o contiene gráficos, también se revisa la correcta secuencia de estos, conceptos todo ellos relacionados con la ortotipografía, "el conjunto de usos y convenciones con las que se rige en cada lengua la escritura por medio de elementos tipográficos".

Es frecuente la circulación de obras traducidas; al respecto, numerosos traductores literarios se han destacado.

Si se trata de grupos editoriales con presencia mundial, es común que las obras sean traducidas a varios idiomas por un equipo de traductores. No obstante, se ha señalado un deterioro de la calidad de los textos traducidos y la necesidad de realizar traducciones con espíritu crítico (por ejemplo, según lineamientos del traductólogo Antoine Berman) y respeto al valor intelectual de sus productos.[3]

Persona física o moral que concibe una edición y realiza por sí o a través de terceros su elaboración. En la actualidad, como figura profesional, es un complejo haz de oficios y funciones; en otras palabras, representa un eslabón fundamental en el circuito del libro, que va del autor al lector.

Sus principales tareas son las siguientes:

La impresión es un proceso para la producción de textos e imágenes, típicamente con tinta sobre papel usando una prensa rotativa. A menudo se realiza como un proceso industrial a gran escala, y es una parte esencial de la edición de libros.

Hay diferentes sistemas de impresión:

Los sistemas más usados por la industria editorial de libros, periódicos y revistas son la tipografía, litografía y el ófset. Este último es uno de los más difundidos dentro de las artes gráficas ya que permite realizar tirajes cortos sin demasiada elevación en los costos de impresión y resultados impresos de gran calidad.

Con la aparición de nuevas tecnologías, como por ejemplo los libros electrónicos, muchas editoriales integran en sus catálogos versiones electrónicas de sus publicaciones sin necesidad de la impresión como paso fundamental de la llegada del producto materializado a sus consumidores.

Actualmente la industria editorial se encuentra en un arduo debate sobre el rol de estos nuevos aparatos electrónicos y su impacto en la producción de libros.

Diversos estudios y encuestas indican que en materia de lectura de libros, los lectores prefieren el formato en papel. No obstante, los libros electrónicos evolucionan constantemente y van adquiriendo protagonismo en el mercado, sobre todo el europeo y estadounidense.

Se llama encuadernación a la acción de coser o pegar varios pliegos o cuadernos de texto y ponerles cubiertas. Las encuadernaciones tienen por objeto procurar al libro tres ventajas: su conservación, su fácil manejo y su presentación artística.

Existen diferentes tipos de encuadernación:

Una vez impreso el libro, revista o periódico se pone en marcha su distribución y venta. La distribución es la actividad de intermediación que desempeña una persona física o una empresa entre el editor y el vendedor de libros a menudeo, que facilita el acceso al libro propiciando su presencia en el mercado.

Muchas de las estrategias de venta y circulación son predefinidas por el departamento de marketing de la editorial.

El marketing involucra estrategias de mercado, de ventas, estudio de mercado, posicionamiento de mercado, etc. Frecuentemente se confunde este término con el de publicidad, siendo esta última solo una herramienta de la mercadotecnia.

La distribución puede ser realizada por una empresa subcontratada con logística propia en transporte o por la misma editorial.

Los canales de venta de los productos editoriales son muy variados y van desde librerías pequeñas a grandes cadenas internacionales, desde kioscos de diarios y revistas a grandes supermercados, o la misma venta electrónica a través de Internet o por subscripción.

Los escritores especializados en un tema muy específico tienen pocas posibilidades de entrar en el mercado editorial masivo, por esta razón se suele acudir a pequeñas imprentas en la forma de autopublicaciones. Más recientemente, estas opciones incluyen formatos basados en print on demand y formatos ebook. Esta diversidad de publicaciones ha abierto en los años ochenta una avenida de posibilidades y de diversas formas de expresión.

En varios países se dictan cursos y carreras sobre el oficio editorial con la idea de profesionalizar la actividad.

En España no existe como tal una carrera de grado dedicada a la edición. Existen sin embargo varios máster destinados a formar editores; el más longevo de ellos es el Máster en Edición de la Universidad de Salamanca.[cita requerida]

La única carrera centrada en la formación de editores en México es la Licenciatura en Edición y Gestión de la Cultura, creada en Monterrey en 2019 por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Diversas entidades imparten cursos y diplomados, como la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), mediante los cuales se fomenta la profesionalización en este ámbito. También existen los siguientes posgrados relacionados con el quehacer editorial, que imparten diversas universidades:

En Colombia, la carrera de Comunicación Social de la Pontificia Universidad Javeriana y la carrera de Estudios Literarios de la Universidad Autónoma de Colombia ofrecen un énfasis en producción editorial y un perfil profesional en edición, respectivamente.

En Argentina existe la carrera de Edición que se dicta en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Fue creada en el año 1991 por la firma de un convenio entre la facultad y la Cámara Argentina del Libro. De acuerdo al sitio web de la facultad, los objetivos de la carrera son:

Proporcionar un sólido conocimiento del proceso editorial en su conjunto y de la industria y el comercio del libro (en edición gráfica, en publicaciones periódicas, en publicaciones institucionales y en edición electrónica), a través de una visión amplia de sus elementos claves.

Suministrar elementos para una reflexión madura sobre los principales problemas y desafíos de la industria editorial en Argentina y en el mundo.

Dotar al estudiante de una buena preparación que combine su formación general humanística con un conjunto específico de vocabulario, conocimiento, destrezas y modos de negociar, típicos de la actividad editorial.

La introducción de las nuevas tecnologías en el proceso de edición de textos ha supuesto una revolución en muchos aspectos, y siguiendo diversas etapas:

Es evidente que la combinación de las nuevas tecnologías con el proceso editorial ha conllevado grandes avances: a través de Internet podemos acceder ahora, desde cualquier lugar del mundo, a obras antes casi inaccesibles; cualquier persona puede editar con muy bajo coste; la capacidad de almacenamiento es mucho mayor... Sin embargo, también existen peligros y problemas: por ejemplo, muchas de las ediciones que circulan por Internet son poco fiables (no describen sus fuentes ni sus criterios, contienen erratas, etc.) o son meras reproducciones de ediciones antiguas de baja calidad (ya que buena parte de las ediciones críticas del siglo XX todavía están sujetas a derechos de autor).



English Version / Versión en Inglés > Publishing


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Editor de publicaciones (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!