x
1

Escobar, el patrón del mal



Escobar, el patrón del mal es una serie de televisión colombiana producida por Caracol Televisión en 2012.[2][3] Escobar, el patrón del mal es una historia basada en el libro La parábola de Pablo, del periodista y exalcalde de Medellín Alonso Salazar, basada en varios documentos periodísticos y testimonios reales, aunque también en relatos ficticios, según su productora general Juana Uribe, Su guionista esta a cargo de Juan Camilo Ferrand.

Esta protagonizada por Andrés Parra quien interpreta a Pablo Escobar, Angie Cepeda quien interpreta a Regina Parejo, Nicolás Montero que interpreta al asesinado caudillo liberal Luis Carlos Galán, Ernesto Benjumea quien hace las veces del asesinado Ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla, Diana Hoyos quien interpreta a Nancy Restrepo de Lara, Juan Carlos Arango quien interpreta a Gonzalo Rodríguez Gacha y Christian Tappan como Gustavo Gaviria, primo de Pablo Escobar y Joavany Álvarez como Jorge Luis Ochoa Vasquez jefe del clan de los hermanos Ochoa primordial socio de Escobar. Esta serie fue la apuesta más ambiciosa de Caracol Televisión para 2012 ya que contaba con más de 1300 actores, grabada 100% en exteriores en más de 500 locaciones de Colombia y Miami, Estados Unidos.[4]​ La música corre por cuenta de Yuri Buenaventura.

Se estrenó el 28 de mayo de 2012 en un horario de las 9:00 p. m., con un índice de audiencia de 26,9 puntos y logrando, al finalizar el primer capítulo un pico de 79%, en total logró el 62,7% de cuota de audiencia promedio, lo que le convirtió en el estreno más visto en la historia de la televisión colombiana.

El capítulo final se emitió el 19 de noviembre de 2012 con un índice de audiencia de 17,0 puntos y 46,2% de cuota de audiencia. Su promedio final en índice de audiencia fue de 16,0 puntos, siendo así, una de las series más vistas en la historia de la televisión colombiana.[5]​ Cada día de rodaje de esta serie tuvo un costo alrededor de 300 millones de pesos (US$164,000).

Basada en documentos periodísticos y de testimonios de personas cercanas, esta serie retrata la vida de Pablo Escobar.[6]

La historia comienza entre el operativo que dio muerte a Pablo Escobar y los asesinatos de sus víctimas más destacadas, con escenas reales. Continúa desde sus orígenes como hijo de un campesino y de la profesora de un pueblo cercano a Medellín (Envigado) ; se ve a un Pablo Escobar niño, al comienzo frágil y con miedo, pero que luego de experimentar su primera cercanía con el miedo y la muerte desde los tiempos de La Violencia, desarrolla su faceta pícara bajo la tutela de una matrona antioqueña. Se muestra cómo, a medida que va creciendo, Pablo Escobar se va haciendo cada vez más ambicioso sin importar lo que cueste. Pasando por sus inicios como delincuente que robaba lápidas y se dedicaba al contrabando y, finalmente, envolviéndose en el mundo del narcotráfico, donde empieza la historia del hombre más rico en la historia de Colombia y del mundo, pero también uno de los más reconocidos terroristas nacionales y uno de los más peligrosos del mundo.[7]

Con altísimos niveles de audiencia, «uno de los principales propósitos de la nueva serie de televisión es ayudar a las nuevas generaciones a entender mejor al personaje, sus motivaciones y las consecuencias de sus actos».[9]

En Estados Unidos, la cadena Telemundo transmitió de lunes a viernes a las 9.00pm/8.00c, horario en que normalmente esa cadena emite las producciones de su misma cadena, en sustitución de Corazón valiente. Esta sería la primera vez que esa cadena emite una producción diferente a la de su misma cadena en ese horario, gracias a sus índices altos de sintonía.

El estreno de esta serie desencadenó una serie de polémicas y discusiones en la sociedad colombiana. Sus defensores aseguran que cuenta de manera narrativa los años más violentos en Medellín y que, además, lo que desean es rescatar la memoria histórica de las víctimas.[10]​ Pero para los críticos es un mera exaltación y mera publicidad de asesinos y criminales que sólo servirá para debilitar más la imagen de la ciudad y del país.[11]

Otra fuente de discusión es la parcialidad de la serie y la falta de narrativa sobre eventos importantes que tocan a grupos políticos y políticos vivos, como es el caso de la financiación a las campañas de Alfonso López y Ernesto Samper por parte de Pablo Escobar, ampliamente relatado por Virginia Vallejo en su libro Amando a Pablo, odiando a Escobar. Otros colombianos mostraron su descontento por medio de las redes sociales, ya que ven este acto como una manifestación de simpatía sobre la vida de este personaje que enlutó a Colombia.[12]

Existe un álbum dedicado a esta serie con los respectivos personajes, bajo la forma de figuritas coleccionables, según un informe de la cadena Caracol Radio, aunque éste dejaría de ser comercializado en Medellín, ya que esto fomentaría la violencia y sería rendirle culto a una época de narcotráfico y violencia, argumento de las autoridades en esta ciudad.[13]

El narcotraficante hondureño Juan Matta Ballesteros, quien fue un alto socio del Cártel de Medellín y fue muy conocido por ser quien organizó la unión entre el Cártel de Guadalajara y el Cártel de Medellín, no aparece en la serie debido a que no aceptó vender sus derechos para que su personaje apareciera en la serie, lo cual causó mucha polémica. George Jung fue uno de los más importantes socios del Cartel de Medellín y principal contacto entre el Cartel y las redes de tráfico en Estados Unidos. Su personaje, al parecer irrelevante para la historia, no aparece, lo cual también causó controversia. Asimismo, faltó la aparición del empresario cambista Luis Carlos Molina Yepes, presidente de la desaparecida empresa de cambio Confirmesa S.A, amigo de la infancia de Pablo Escobar y sus hermanos, y quien fue el encargado de cambiar los cheques que los sicarios recibían por parte de Escobar y sus lugartenientes por cada asesinato cometido por orden de Escobar, y por lo cual se supo fue la persona que pagó a los sicarios que asesinaron a Guillermo Cano, y posiblemente a los que mataron al ministro Rodrigo Lara Bonilla.

Tampoco aparecen otros lugartenientes y socios de Pablo Escobar; Luis Fernando Gaviria Gómez y Jaime Gaviria; primos de Escobar y socios cercanos, Fabián Tamayo «Chiruza», Jhon Jairo Posada Valencia «Tití»; doble de Pablo Escobar y relevante en su historia, Otoniel de Jesús González «Otto» (antes confundido por el personaje de «Topo» equivalente al de Mario Alberto Castaño Molina «el Chopo»), Hernán Darío Henao «HH» primo de Mario y María Victoria Henao la esposa de Escobar; relevante para la historia siendo el encargado del dinero y las caletas, Juan Carlos Ospina Álvarez «Enchufe» (Mencionado con el alias de «Switche»)‚ Víctor Giovanny Granada «el Zarco», Luís Fernando Zabala Álvarez, Leonardo Rivera Rincón «Leo», Alfonso León Puerta Muñoz «el angelito», Sergio Alfonso Ramírez Muñoz «el pájaro» aunque este personaje si bien fue fusionado con el de Johnny Rivera «Palomo» y tampoco fue incluido Juan Diego Arcila Henao «Tomate» ni otros sicarios.

Hay varios errores que se cometen en la serie estando ambientada en los años 1980 y 1990, algunos de ellos por ejemplo:

Además, existen algunas imprecisiones respecto a la realidad histórica, como las siguientes:


English Version / Versión en Inglés > Pablo Escobar, The Drug Lord


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Escobar, el patrón del mal (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!