" />

Irapuato



¿La imágen no corresponde a Irapuato?
Puedes elegir otra de la lista. (más info)



English Version / Versión en Inglés > Irapuato

Irapuato es una ciudad mexicana del estado de Guanajuato, en el centro de la entidad y de la región del Bajío. Su fecha de fundación es el 15 de febrero de 1547 bajo el nombre de «Congregación de San Marcos de Irapuato». A partir de la cual, se suscitó la instalación de misiones religiosas que dan al centro de la población una inusual arquitectura con templos contiguos.

Según el censo del año 2015 del INEGI cuenta con una población de 574,344 habitantes, lo que supone aproximadamente una décima parte de la población de todo el estado, siendo así la segunda población más grande e importante de Guanajuato.[7]​ La ciudad se enmarca dentro del área metropolitana de Irapuato-Salamanca de la que es cabecera. La superficie municipal es de 851,41 km². Es cabecera del Distrito Electoral IX, sede administrativa de la Subprocuraduría Estatal de Justicia región B, de la región VI Suroeste de Guanajuato, la XII Región Militar y de la Diócesis de Irapuato.

Se alza al pie del cerro de Arandas, con calles estrechas y con un trazo urbano de «plato roto» que definen su urbanismo en el centro histórico, ensanchándose hacia las zonas más contemporáneas y amplias de los nuevos barrios y bulevares. En sus alrededores abundan fértiles tierras de cultivo, y extensas huertas que cubren gran parte de su término. Rodeado en gran parte hacia el sur por el gran valle que forma el Bajío y el río Guanajuato, y al norte se abre el río Silao, que pasa a muy corta distancia de la ciudad; y algunas estribaciones de las sierras de Penjamo y Guanajuato.

La actividad económica más importante de la población era la producción de fresa, siendo la mayor productora mundial, lo cual queda patente bajo el lema que recibe la ciudad, como «Capital mundial de las fresas». En este sentido, la ciudad alberga desde el año 1998 la Expo Agro-Alimentaria, una de las mejores ferias de corte Internacional del sector agrícola, alimentario e industrias afines.[8]​ No obstante, la economía, también está basada en el sector servicios, industria pesada y metal mecánica, la administración, la construcción, comunicaciones y transportes, y un incipiente turismo cultural.[9]

Entre su Patrimonio histórico-artístico y arquitectónico, cabe destacar la Catedral de Nuestra Señora de la Limpia Concepción de María, el Palacio Municipal, el Templo del Hospitalito, el Museo de la Ciudad y el emblemático Mural de la Identidad, situado en la céntrica plaza de Vasco de Quiroga, en conmemoración a quien la tradición local menciona como fundador de la población.

El 15 de febrero de 1547, el Emperador Carlos V concede la cédula de fundación de la ciudad mariana de Irapuato bajo el nombre de "Congregación de San Marcos de Irapuato".

Pese a que por mucho tiempo se tuvo incertidumbre respecto a la fecha y que, incluso, la fundación de la ciudad se le atribuyó al Obispo de Michoacán Don Vasco de Quiroga, hoy se sabe que la fecha es correcta (15 de febrero de 1547) y los fundadores de la ciudad de Irapuato fueron Francisco Sixto, Estefano Gamiño, Andrés y Antonio López.

Actualmente existe un antiguo cristal conmemorativo de la fundación de la ciudad, encontrado en un antiguo edificio del centro de la ciudad por el ciudadano Erick Olmos. Dicho cristal, que se encuentra pintado a mano y en latín, refiere algunos detalles de la fundación de Irapuato haciendo mención a la cédula concedida por el Emperador Carlos V para la fundación de la ciudad mariana a la cual, los fundadores, le impusieron el nombre de Congregación de San Marcos de Irapuato y menciona, además, la fecha ya conocida y celebrada por todos los irapuatenses (15 de febrero de 1547) así como los nombres de los fundadores.

El sol de oro con siete rayos flameantes representa el origen indígena de los primeros habitantes. Dos eran las principales deidades de los tarascos: Hurihuata o el padre Sol, y Nana Cutzi, o la madre Luna.

En el cuartel superior diestro, lleva cuatro cascos en color plata y con ellos se quiso significar a los primeros cuatro estacioneros españoles que poblaron el lugar; en el centro de este cuartel, se puede ver el escudo episcopal de don Vasco de Quiroga, primer obispo de Michoacán, por la actividad que desarrolló este ilustre civilizador en la cristianización de estas regiones y haber sido el fundador de la primitiva parroquia de Irapuato. En el cuartel superior siniestro está representado el evangelista San Marcos, patrono del lugar, por medio de un león alado, recargado sobre un libro de los evangelios que sostiene el ángel. Las letras K.V. (Carlos Quinto) significan su reinado en esa época.

El cuarto cuartel diestro inferior tiene como figura central el cerro llamado Bernalejo, elemento geográfico característico del lugar, alrededor del cual estuvieron los primeros asentamientos indígenas (tarascos y otomíes). El cuartel inferior siniestro habla del Irapuato actual y del futuro; la rosa de los vientos representa el centro geográfico del país; los brazos que se cruzan en el centro, uno de ellos sostiene una hoz simbolizando a la agricultura y la riqueza de la tierra; el otro brazo sostiene el símbolo de Mercurio o del comercio. Enlazados en los dos brazos la rueda dentada o engrane, señal de la industrialización como actividad significativa del municipio.

La ciudad de Irapuato (cabecera municipal) está situada a los 101°20'48" de longitud oeste del meridiano de Greenwich y a los 20°40'18" de latitud norte. Su altura promedio sobre el nivel del mar es de 1730 msnm.

La extensión territorial del municipio es de 780,4 km² y de la ciudad es de 22 km².

Colinda, al norte, con los municipios de Guanajuato y Silao; al sur, con los municipios de Abasolo y Pueblo nuevo; al este, con el municipio de Salamanca; y al oeste, con los municipios de Romita y Abasolo. Es la segunda ciudad más grande del estado, solo después de León.

En la época prehispánica el asentamiento fue habitado por los tarascos y se llamó Jiricuato, que significa "lugar de casas o habitaciones bajas".

La aparición oficial de los españoles en esta tierra se remite al siglo XVI, siglo de los descubrimientos y de las conquistas, increíblemente realizados.

Los primeros pobladores llegados a este municipio de Irapuato pertenecían al grupo étnico llamado Chichimeca. Tiempo después cuando esta tribu fue desplazada por los tarascos, le imponen el nombre de Xiriquitzio o Iriquitzio, vocablo que los conquistadores españoles pronunciaban "Jiricuicho". Sus moradores tarascos acabaron por llamarle Jiricuato, que significa "Cerro que emerge de las llanuras".

Nace como estancia para la cría de ganado y como centro agrícola por la fertilidad de sus suelos. Se convirtió en uno de los enclaves agrícolas de gran relevancia en el llamado “granero de la nueva España”, así como una gran estancia para la cría de ganado. Su ubicación privilegiada permitió aprovechar las aguas del río Silao a los primeros pobladores para impulsar una agricultura cerealera desligada de los vaivenes de los temporales y asegurar una productividad estable. Poco a poco, en los alrededores de Irapuato fueron surgiendo haciendas y ranchos que abastecerían de productos agrícolas a otras ciudades y lugares mineros del centro y norte novohispano.

El día 15 de febrero de 1547, el emperador Carlos V concede la cédula de fundación de la ciudad mariana de Irapuato bajo el nombre de Congregación de San Marcos de Irapuato. Los nombres de los fundadores de la ciudad de Irapuato son los siguientes: Francisco Sixto, Estefano Gamiño, Andrea y Antonio López.

Las autoridades virreinales compartían una simpatía con las familias de esta ciudad, y en forma igual florecían tanto la cultura, que el despotismo y la esclavitud. La horticultura y la floricultura, fueron refugio de los naturales que se les empleaba en las grandes haciendas, la planta de fresa fue importada de Francia a México en 1849, traída a esta ciudad el año de 1852, por Don Nicolás Tejeda; en total se trajeron 24 plantas de las cuales fueron colocadas en un almácigo, a orillas del río Guanajuato, permaneciendo ahí las plantitas sin cultivar. Fue hasta el año de 1858 cuando se adquirieron plantíos y se comenzó a desarrollar el cultivo de la frutilla; e incluso por medio del injerto obteniéndose con ello excelentes resultados, sobre todo en la huerta de San Antonio de Retana. La comercialización de la fresa y su cultivo intensivo se debe a dos personas: Carlos Drogge y a Joaquín Chico González, este último hizo los embarques de fresa a México, al contarse con la vía de ferrocarril Central. Actualmente, Irapuato ocupa el primer lugar en la producción de fresa en el Estado y el segundo a nivel nacional.

Durante el siglo XIX, Irapuato desempeñó un papel importante. En 1810 al iniciarse la guerra de independencia, el cura Miguel Hidalgo y Costilla, pasó por la Congregación de Irapuato y allí se preparó para atacar Guanajuato, recibiendo de la población víveres para su ejército y la adhesión del regimiento de Dragones del Príncipe, acantonado en esta población.

Durante esa azarosa época Agustín de Iturbide residió en Irapuato y ejerció la comandancia militar del Bajío. Llegó a esta Congregación en 1812, con la misión de patrullar los caminos para salvaguardar los convoyes de los comerciantes de los ataques de las guerrillas insurgentes y pacificar la región. Uno de estos guerrilleros era Albino García, quien atacó en cinco ocasiones la Congregación de Irapuato en 1811 y 1812. Iturbide lo persiguió hasta capturarlo y fusilarlo.

El ataque insurgente del día 3 de abril de 1811 sirvió de base para pedir al Obispado de Michoacán que la Virgen de la Soledad fuese declarada patrona de la Congregación de Irapuato, debido a que se dice esta protegió la vida de los habitantes.

Los ejércitos revolucionarios tales como villistas, zapatistas, carrancistas, cruzaron por la ciudad de Irapuato en repetidas ocasiones, ya que siempre convergía en el importante centro ferroviario.

Por su ubicación geográfica y ferroviaria, más que por su posición política, Irapuato conoció de cerca algunos acontecimientos bélicos que se dieron en el corredor abajeño, sobre todo en el periodo de lucha entre las fuerzas constitucionalistas y villistas. La primera ola de alzamientos ligado a la causa maderista, que se dio en Irapuato estuvo a cargo del agricultor Pedro Covarrubias, quien, si se lo proponía, podía causar graves problemas a la capital del estado y desde luego a Irapuato. Del 11 al 28 de abril de 1912, Irapuato sufre ataques por parte de grupos zapatistas, posteriormente el 29 de julio de 1914 una de las avanzadas del general Álvaro Obregón procedente de Jalisco a cargo del general Ramón V. Sosa y del coronel Miguel Acosta, toma la ciudad de Irapuato, que era defendida por las huertistas. A mediados de 1914, en plena Revolución Mexicana, las líneas ferroviarias se ven interrumpidas, provocando la escasez de alimentos y demás artículos de primera necesidad, por lo tanto el gobierno establece ciertas medidas para aliviar esta situación. Irapuato recibe al Primer Jefe Constitucionalista, de Venustiano Carranza.

El 4 de abril de 1915, cuando el ejército constitucionalista ocupa Celaya, el general Francisco Villa llegó a Irapuato acompañado de su estado mayor y algunos 20,000 hombres, su estancia fue de pocos días, dado que dos brigadas de los constitucionalistas venían de Celaya.

El 21 de abril de 1915 llega a Irapuato el general Álvaro Obregón con el grueso del ejército de operaciones en plena acometida contra Villa. Entre los días del 21 al 27 de abril hay un intenso movimiento de ferrocarriles y de gente, en la estación de Irapuato se concentran municiones, víveres y tropas, con la finalidad de prepararse para la batalla de Trinidad. Ante todo esto, el general Villa intenta aislar a las huestes obregonistas y para ello envía a los generales Rodolfo Fierro y Canuto, las líneas de transmisión desde Lagos de Moreno, Jalisco hasta Irapuato. El 15 de julio de 1915, el general Obregón dio la orden al general Joaquín Amaro Domínguez de trasladarse al Bajío y de dejar una guarnición en Irapuato, desde donde siguió el movimiento de tropas en campaña contra el general Rodolfo Fierro.

En 1919, el general Álvaro Obregón llega a Irapuato para presentar su plan de Gobierno, ya que era candidato a la Presidencia de la República. El 30 de abril de 1922, el obispo de León, Emeterio Valverde y Téllez corona a la Santísima Virgen de la Soledad, patrona de Irapuato.

La electrificación causó asombro entre la población (1900), pero además revolucionó la industria, que hasta entonces utilizaba la fuerza de vapor. En 1902 se llevó a cabo la industrialización hidráulica para surtir de agua a las fuentes e hidrantes de la ciudad: hacia el año de 1907 se estableció sucursal del Banco Nacional de México. Poco tiempo después, el 29 de septiembre de 1909, se inaugura el Mercado Joaquín Obregón González, luego llamado Mercado Aquiles Serdán (actualmente ha desaparecido). Al día siguiente entra en función el hospital de Nuestra Señora de Guadalupe. Siendo Presidente Municipal Don Agustín Zambrano, aplica el decreto sobre el salario mínimo (10 de septiembre de 1914), siendo de 75 centavos, la jornada de 9 horas. Al año siguiente se establece el descanso dominical, el periodo vacacional con goce de sueldo, el descanso obligatorio en los días de justa nacional: Jueves y Viernes Santos, 1.º de enero, el 12 y 25 de diciembre.

En la década de los veintes hay nuevamente un repunte en la actividad industrial irapuatense, aparecen nuevas fábricas y comercios; haciendo indispensable la necesidad de servicios indispensables para la población. Durante la etapa cristera Irapuato sufrió relativamente poco, ya que se verificó solamente un levantamiento armado, el cual fue liderado por Don Zenón Ayala vecino del barrio de Santa Ana; quien fue aprehendido y fusilado en el Atrio de la parroquia. El 29 de julio de 1926, se recibe la notificación de la suspensión de cultos en el estado de Guanajuato, ordenándose además el inventario de los objetos de culto y que se organizara una junta de vecinos encargados de cerrar los templos, cosa que nunca se llevó a cabo.

Durante la década de los cuarentas, la actividad industrial y comercial estaba preparada para cubrir las necesidades provocadas por la Segunda Guerra Mundial, de esta manera la industria cigarrera triplicó su producción, también durante esta etapa miles de braceros irapuatenses fueron contratados para ir a trabajar a los campos agrícolas del estado norteamericano de California, Texas e Illinois. Aparecen las primeras congeladoras y empacadoras de fresa.

A partir de la década de los cincuentas, Irapuato va teniendo un repunte en su actividad económica, la amplia cosecha de la fresa, las congeladoras, las fábricas y los talleres de pantalones y de camisas favorecen sustancialmente a la actividad comercial tanto regionalmente como a nivel nacional e internacional, así como los servicios profesionales. Durante esta época se edifican bonitos y vistosos monumentos, por ejemplo: el de la Bandera Nacional, a los niños Héroes, a la Madre, al Himno Nacional, a Don Vasco de Quiroga, etc.

Se crearon escuelas primarias, normales, preparatorias. Con la realización del Plan Guanajuato (década de los sesentas), el paisaje urbano se vio modificado, se iniciaba la modernidad propiamente, tiendas departamentales se abrían a una población de bienes de mejor calidad; el transporte giró a favor de los carros y camiones que llegaban a la central, la estación de ferrocarril pasa a un segundo término después de 80 años de actividad y que fue factor determinante para el desarrollo económico industrial, comercial y social de Irapuato. El 18 de agosto de 1973, Irapuato sufrió una inundación muy severa, este fenómeno se repetía con frecuencia por la abundancia de lluvias, principalmente a causa de la incapacidad de controlar las catástrofes por parte de las autoridades locales de la época, después de esta catástrofe Irapuato creció en población y tuvo la necesidad nuevamente de crear fuentes de trabajo para abatir los altos índices de desempleo.

El 18 de agosto de 1973 tuvo lugar un trágico acontecimiento, de gran importancia en la historia de Irapuato, causada por la ruptura de las presas de La Llave, La Gavia y El Conejo, situadas aguas arriba del río Silao. Cientos de casas fueron derribadas y numerosas personas perecieron ahogadas.

Años después, el 17 de julio de 1976, nuevamente Irapuato se vio inundada y, aun cuando ésta no tuvo las proporciones de la de 1973, la inundación causó graves daños en diversas zonas urbanas.

Para evitar nuevas inundaciones fue construida la presa de La Purísima, sobre el río Guanajuato y se reconstruyó la presa de El Conejo sobre el río Silao. Ambas obras permiten el control de las aguas broncas de esos ríos.

En 2010, el municipio de Irapuato ocupó el segundo lugar del estado en relación al número de habitantes, solo después de León Guanajuato, con un porcentaje de 9,7 %. Su densidad de población se estimó en 678 habitantes por kilómetro cuadrado.

En 1980 la población del municipio registró 246 308 habitantes; en el año 1990, 362 471 habitantes, en el año 2000, 440 134 habitantes; para el año 2010, 529 440 habitantes.

De esta forma en la primera década de este siglo se registró un aumento de 20 %. La mayor concentración humana se da en la cabecera municipal: la ciudad de Irapuato. Le siguen en cantidad de población el poblado de La Calera, considerado como zona semiurbana y continuando las localidades rurales de San Roque, Arandas, Aldama, San Cristóbal, Lo de Juárez etc.

En cuanto a la población por sexo, puede afirmarse que en las últimas dos décadas la cantidad de mujeres ha conservado una ligera superioridad con relación a la de los hombres. Esto se demuestra con las cifras correspondientes a los censos de los años 1990 y 2000. Las cifras del censo del 2010, por su parte registran a 254 784 habitantes del sexo masculino frente a 274 656 del sexo femenino, cuya adición contabiliza un total de 529 440 individuos.

El clima del centro de población, debido a la altura sobre el nivel del mar 1724 msnm y según la división de Koeppen, por la clasificación pluviométrica, es un clima templado 19°C con lluvias en verano y semiárido de alta montaña, dentro del cual se determinan claramente las cuatro estaciones del año.

Irapuato es uno de los municipios económicamente más competitivos del estado debido a la diversidad de su industria, su infraestructura y su oferta de servicios. A Irapuato le corresponde un porcentaje importante de la industria estatal total.

A nivel nacional, Guanajuato ocupa el tercer lugar como productor en la industria textil y a nivel estatal se distingue como el principal fabricante y exportador textil con un porcentaje de 62 % de la producción textil anual del estado, sobrepasando a ciudades con industrias textiles tradicionales, Moroleón y Uriangato, que sobresalen únicamente en el comercio regional.[cita requerida]

Recientemente, con la llegada de la industria automotriz y la creación de nuevos parques industriales, Irapuato retomó su crecimiento, porque aunque algunas de estas empresas transnacionales se ubican en Silao, el 70 % de la mano de obra proviene de Irapuato, tanto administrativa como operaria. Actualmente, estas empresas aportan la 2.ª mayor parte del PIB del estado de Guanajuato, siendo la 1.ª la exportación agrícola.[cita requerida]

De forma paralela, otras acciones se orientan a posicionar a la ciudad como centro logístico en Guanajuato. Irapuato es uno de los polos más importantes de intercambio comercial de diversos productos en el centro del país. Por su territorio transitan mercancías que van del centro-sur y océano Pacífico al norte del país y al golfo y viceversa. Cuenta con un sistema de carreteras muy concurrido y completo, buscando sinergias entre el ferrocarril, los nodos carreteros y desarrollos industriales como la matriz del Parque Tecnoindustrial Castro del Río que tiene 1 Campus en Abasolo, la Ciudad Industrial de Irapuato, la matriz del Parque industrial Apolo que cuenta con 2 Campus (Acambaro y Silao), el Centro Industrial Guanajuato, el Venado Industrial Park, el parque industrial Smart Park y el Parque Central de Guanajuato (estos 2 últimos en construcción).

También es posible adquirir diarios de circulación nacional como: Reforma, Milenio, El Universal, entre otros.

El Festival de Jazz de Irapuato se presenta para deleite de los irapuatenses del 17 al 21 de noviembre de cada año. En este festival, el encuentro de los más destacados exponentes de este género ha logrado posicionarlo entre los mejores diez del país en su tipo, compitiendo con festivales como el de San Miguel de Allende, se lleva a cabo en la Plazuela Miguel Hidalgo, en la zona de las Fuentes Danzarinas, ubicada en el Centro Histórico de ésta Ciudad.

La ciudad de Irapuato es sede de varias escuelas, colegios y universidades públicas y privadas: 194 preescolares, 234 primarias, 73 secundarias, 39 bachilleratos y varias universidades, además de 10 escuelas de educación especial y 9 de educación inicial.

Además la ciudad es sede de varios centros de investigación:

Actualmente se encuentra remodelado de sus interiores, aparte de ser casa de los freseros, el Sergio León Chávez llega albergar conciertos y eventos masivos.

En sus instalaciones se pueden encontrar un campo de golf de 18 hoyos sede PGA 1982; Putting green y Tee de práctica; 11 canchas duras de Tenis y 2 canchas de arcilla, 3 Canchas de Squash, "SEDE DEL ABIERTO DE GTO"; piscina olímpica, piscina cubierta y fosa de clavados; gimnasio; casa club, Restaurante Hoyo 19, Restaurante Putt and Green y salón de fiestas; vestidores para damas, caballeros, niños y niñas.

Carolina herrera



Escribe un comentario o lo que quieras sobre Irapuato (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!