x
1

The Man in the High Castle (serie de televisión)



The Man in the High Castle (El hombre en el castillo[1]​ en España) es una serie de televisión estadounidense creada y producida por Amazon Studios, Scott Free Productions, Headline Pictures, Electric Shepherd Productions y Big Light Productions.[2]​ Se basa parcialmente en la novela homónima de 1962 The Man in the High Castle del autor de ciencia ficción Philip K. Dick.[3]​ Acontece en el año 1962 y se sitúa en un mundo distópico en el que las Potencias del Eje ganaron la Segunda Guerra Mundial y Estados Unidos ha sido dividido en tres partes: los Estados del Pacífico en la costa oeste, el Gran Reich en la costa este, y la zona neutral en las Montañas Rocosas. La serie sigue a personajes cuyos destinos se entrelazan después de entrar en contacto con diversas filmaciones contenidas en cintas que muestran una historia muy diferente a la que viven.

Estrenado en enero de 2015, el episodio piloto fue según fuentes de la compañía "el más visto" de todos los producidos por Amazon hasta el momento.[4]​ El mes siguiente, Amazon ordenó continuar las grabaciones para completar una temporada de diez episodios, [5]​ que se lanzó el 20 de noviembre con reseñas positivas.[6][7]​ Una segunda temporada de diez episodios se estrenó el 16 de diciembre de 2016,[8]​ con una tercera temporada anunciada unas semanas más tarde, que se estrenó el 5 de octubre de 2018. [9][10]​ El 21 de julio de 2018, se anunció en la Comic-Con de San Diego que la serie había sido renovada para una cuarta y última temporada, la cual fue estrenada el 15 de noviembre de 2019.[11]

Los personajes principales son Juliana Crain, Frank Frink, Joe Blake, John Smith, Nobusuke Tagomi y Takeshi Kido, la serie tiene lugar en un 1962 alternativo.

Juliana Crain es una mujer de San Francisco que se involucra en la resistencia cuando su media hermana Trudy es asesinada por los Kenpeitai, justo después de haberle dado un rollo de película que muestra una historia alternativa en la que los aliados ganaron la guerra y el eje fue derrotado. La película se titula The Grasshopper Lies Heavy (La langosta se ha posado), y forma parte de una serie de películas parecidas que están siendo acopiadas por alguien llamado «el Hombre en el Castillo». Juliana cree que estas reflejan algún tipo de realidad alternativa, y que es parte de una verdad más amplia acerca de cómo debería ser el mundo. Su novio, Frank Frink (que oculta sus raíces judías con tal de evitar su extradición y muerte a manos de los nazis), cree que no tiene ninguna relación con la vida real. Juliana descubre que Trudy llevaba la película a Cañon City, Colorado, en la zona neutral, donde iba a encontrarse con alguien. Entonces decide viajar en lugar de su hermana para averiguar cuál era su misión. Cuando llega a Cañon City, se encuentra con Joe Blake.

Joe Blake es un hombre de Nueva York, es un agente doble que trabaja para los nazis bajo el comando del obergruppenführer John Smith. Blake se hace pasar por un miembro de la resistencia mientras busca al contacto en Canon City, que es Juliana, en sustitución de Trudy.

Nobusuke Tagomi es el ministro de Comercio japonés en San Francisco. Se reúne en secreto con el oficial nazi Rudolph Wegener, quien se hace pasar por el ejecutivo Victore Baynes. Tagomi y Wegener están preocupados por el vacío de poder que habrá cuando el führer del Reich Adolf Hitler muera, o se vea forzado a abdicar debido al empeoramiento de su enfermedad de Parkinson. Wegener explica que el sucesor de Hitler probablemente usará las armas nucleares contra Japón para obtener el control del resto del territorio estadounidense. Por el momento, Japón y el Tercer Reich están involucrados en una guerra fría bastante tensa pero sin conflictos a gran escala, estando los japoneses en desventaja tecnológica con respecto a los alemanes.

Frank Frink termina siendo arrestado cuando los japoneses y los nazis sospechan de las actividades de Juliana, Frank se niega a delatarla, por lo que matan a su hermana y sus dos sobrinos en represalia, utilizando su herencia judía como excusa para sus ejecuciones. Esto lleva a Frink a planear el asesinato del príncipe heredero de Japón en su visita a los Estados del Pacífico, pero finalmente decide abandonar su plan.

La segunda temporada se enfoca más en Frank Frink, que renuncia a su vacilación y relativo pacifismo y decide convertirse en un miembro comprometido de la resistencia contra el Imperio japonés dentro de los Estados del Pacífico, participando finalmente en el bombardeo terrorista de un edificio del comando central del gobierno en el centro de San Francisco. En el ataque mueren varios miembros del ejército japonés y líderes de alto rango.

Juliana Crain pide asilo en el Reich usando su embajada de San Francisco para poder escapar de los soldados japoneses que la hacen responsable de al menos un asesinato. John Smith, viendo que es poco probable que su solicitud de asilo tenga éxito, entra en la sala de interrogatorios y asume el control de su reclamo, asegurándose de que se cumpla, y la lleva a Nueva York sin que Joe Blake se entere. El propio Blake descubre que fue un producto del programa Lebensborn, y también que es el único hijo biológico de un oficial nazi de alto rango en Berlín, Martin Heusmann. Eventualmente, Blake se reconcilia con Heusmann a nivel personal, y al hacerlo, se convierte en el segundo al mando de la Cancillería después de que Adolf Hitler muere y los líderes nazis en Berlín otorgan a Heusmann el título de Canciller interino del Reich, lo que hacen rápidamente y casi de manera predeterminada.

La muerte de Hitler es abruptamente atacada por espías japoneses, y Heusmann anuncia por televisión que los agentes japoneses a quienes culpa de su asesinato serán enjuiciados por todos los medios necesarios, incluida la guerra. John Smith es el único oficial de alto rango que desconfía de la naturaleza del repentino anuncio de Heusmann. Para obtener más información de lo sucedido, interroga a otro nazi de alto rango, Reinhard Heydrich, quien revela una conspiración de largo alcance dirigida por Heusmann diseñada para resultar en un ataque nuclear nazi contra el Imperio japonés que matará decenas de millones de japoneses, diezmando su Imperio, matando a su Emperador y obligando a los japoneses supervivientes a absorberse permanentemente en un Reich global. John Smith emprende acciones sigilosamente calculadas para desbaratar y desmantelar la conspiración de Heusmann y, como acto final, viaja a Berlín e informa al Reichsführer Heinrich Himmler y no participa en el conspiración - de la existencia de la conspiración. Las cintas de audio, junto con pruebas físicas y escritas que alcanzan demasiado profundo dentro de la estructura de poder del Reich como para ser descartadas, son entregadas personalmente por John Smith al Reichsführer, quien luego enojadamente conduce a Smith y a varios de sus subordinados más cercanos de Berlín al último Oficina del Führer ocupada por el Canciller interino. Arresta a Heusmann por alta traición y el asesinato de Adolf Hitler, detiene a Joe Blake junto con Heusmann, y luego se dirige al Volkshalle lleno de cientos de miles de civiles del Reich y soldados de asalto uniformados, rechazando el discurso de declaración de guerra destinado a Heusmann lo entregó y, en cambio, informa al Reich sobre la conspiración de Heusmann y sobre la exposición de John Smith. Al enterarse de esto, todo el Volkshalle entra en erupción a un estado de celebración marcado por repetidos saludos masivos nazis de los hombres de Himmler en general y luego de John Smith en particular.

La segunda temporada termina con Himmler y John Smith asumiendo implícitamente el mando del Reich, y una nueva era de relativa paz entre el Imperio japonés y el Gran Reich. Juliana Crain continúa viviendo su solicitud de asilo dentro del territorio nazi de Nueva York, y los últimos minutos del último episodio de la segunda temporada muestran a Trudy (o una versión de su universo alternativo) viva y en buena forma. En un sótano en algún lugar, a John Smith se le da acceso a una habitación llena de carretes de las películas observadas por el fallecido Führer.

En 2010, se anunció que la BBC coproduciría una adaptación televisiva de cuatro partes de la novela The Man in the High Castle para BBC One junto con Headline Pictures, FremantleMedia y Scott Free Productions. El director Ridley Scott sería el productor ejecutivo de la adaptación de Howard Brenton.[14]

El 11 de febrero de 2013, Variety anunció que Syfy estaba adaptando el libro como una miniserie de cuatro partes, con Ridley Scott y Frank Spotnitz como productores ejecutivos, coproducidos con Scott Free Prods, Headline Pictures y Electric Shepherd Prods.[15]

El 1 de octubre de 2014, Amazon comenzó a filmar el episodio piloto en Roslyn (Washington),[16]​ para un nuevo drama televisivo en su servicio de transmisión de video web Prime.[17]​ Fue adaptado por Frank Spotnitz y está siendo producido para Amazon por Ridley Scott, David Zucker y Jordan Sheehan para Scott Free, Stewart Mackinnon y Christian Baute para Headline Pictures, Isa Hackett y Kalen Egan para Electric Shepherd y Big Light Productions de Spotnitz.[2]​ El episodio piloto fue estrenado por Amazon Studios el 15 de enero de 2015..[18]​ El proceso de producción de Amazon Studios es algo diferente de los de otros canales de televisión convencionales. Producen episodios piloto de una serie de diferentes programas prospectivos, luego los lanzan y recopilan datos sobre su éxito, los más prometedores son elegidos para ser continuados con sus respectivas series. El 18 de febrero de 2015, Amazon anunció que The Man in the High Castle recibió luz verde junto con otras cuatro series, y se produciría una temporada completa.[19]

La producción para el episodio piloto comenzó en octubre de 2014, la filmación principal tuvo lugar en Seattle (representando a San Francisco) y con locaciones en Nueva York, así como en Roslyn, Washington, que fue el lugar de rodaje desde hace mucho tiempo para la serie Northern Exposure. Las locaciones en Seattle incluyen el Monorriel de Seattle, el Teatro Paramount, una oficina de periódico en el área del Mercado de Pike Place, así como varios edificios en la ciudad. Los barrios Capitol Hill, Chinatown-International District y Georgetown. En Roslyn, la producción usó tomas externas del café Roslyn, que ocuparon un lugar destacado en "Northern Exposure" junto con varios negocios y escenarios locales.[16][20]

En abril de 2015, la filmación tuvo lugar en Vancouver, Columbia Británica, en el área central de Georgia Street, a lo largo del paseo del edificio Coast Capital Savings.[21]​ En mayo y junio de 2015 la filmación se hizo en la Universidad de Columbia Británica.[22]​ En septiembre de 2015 se hicieron tomas exteriores del Castillo de Hohenwerfen en Werfen, Austria, para el décimo episodio de la primera temporada.[23]

Amazon anunció que traerían al nuevo productor ejecutivo Eric Overmyer para la tercera temporada en reemplazo de Frank Spotnitz luego de su repentina partida del programa a mediados de la segunda temporada.[24]

La primera temporada de The Man in the High Castle recibió la aclamación de la crítica. Rotten Tomatoes le otorga una calificación de aprobación del 95 % con base en revisiones de 58 críticos, con una calificación promedio de 7,54 de 10. El consenso crítico del sitio afirma: «Obra del productor ejecutivo Ridley Scott, The Man in the High Castle es diferente a cualquier otra cosa en televisión, con una trama absorbente impulsada por personajes rápidamente desarrollados en una distopía completamente realizada después de la Segunda Guerra Mundial».[25]

Meredith Woerner de io9 escribió: «Honestamente puedo decir que me encantó este piloto, es una empresa impresionante y simplificada de una novela bastante compleja y muy querida».[26]​ Matt Fowler de IGN dio 9.2 de 10 y describió la serie como «una experiencia magnífica y atemorizante llena de giros inesperados».[27]​ Brian Moylan de The Guardian fue positivo y alabó la convincente interpretación, así como la trama compleja y apasionante.[28]​ El Los Angeles Times describió al piloto como «provocativo e inteligentemente adaptado por Frank Spotnitz». The Daily Telegraph dijo que era «absorbente» y Wired que no había que perdérselo. Entertainment Weekly dijo que era «fascinante» y «un triunfo en la construcción de mundos», y exclamó «The Man in the High Castle es el rey».

Después de su primera temporada, Rolling Stone lo incluyó en una lista de los cuarenta mejores programas de televisión de ciencia ficción de todos los tiempos.[29]

Amazon posteriormente anunció que era la serie original más transmitida por el servicio y había sido renovada para una segunda temporada.[30][31]​ Season La segunda temporada fue recibida con críticas mixtas. Rotten Tomatoes le da un índice de aprobación del 63% con base en las críticas de 19 críticos, con una calificación promedio de 6.86 sobre 10. El consenso crítico del sitio dice: «Aunque su trama es difícil de manejar, la segunda temporada expande su fascinante premisa en nuevas y poderosas direcciones, reforzada por imágenes impresionantes, actuaciones fuertes y nuevas posibilidades intrigantes».[32]​ Metacritic otorga a la temporada 2 un puntaje de 62 sobre 100, según las críticas de diez críticos.[33]

Como parte de una campaña publicitaria para el lanzamiento de la primera temporada, un metro del Metro de Nueva York fue cubierto con imágenes nazis e imperiales japonesas como se ve en el programa, incluyendo varias banderas con el emblema del águila en lugar de las cincuenta estrellas y banderas de los Estados del Pacífico.[48]​ En respuesta a las críticas de "state lawmakers and city leaders", la Metropolitan Transportation Authority (MTA) publicó una declaración que decía que no había motivos para rechazar los anuncios debido a que los estándares de anuncios del metro de contenido neutral solo prohíben la publicidad política o que menosprecie a un individuo o grupo. El portavoz de la MTA, Kevin Ortiz, declaró que "la MTA es una agencia del gobierno y no puede aceptar o rechazar anuncios en función de cómo nos sentimos con respecto a ellos, tenemos que seguir los estándares aprobados por nuestra junta. Tenga en cuenta que son anuncios comerciales". El portavoz Adam Lisberg dijo: "Esta publicidad, tanto si le resulta desagradable o no, obviamente no divulga el nazismo, sino un programa de televisión". Después de quejas del Gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo y el Alcalde de Nueva York Bill de Blasio, los informes iniciales indicaban que Amazon sacó el anuncio del metro. Más tarde se anunció que fue la MTA, no Amazon, quien sacó el anuncio, debido a la presión del Gobernador Cuomo.[49]


English Version / Versión en Inglés > The Man in the High Castle (TV series)


Escribe un comentario o lo que quieras sobre The Man in the High Castle (serie de televisión) (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!