x
1

Fovismo



El fovismo,[2][3]​ también conocido como fauvismo (del francés fauvisme; de fauve, «fiera»; e -ismo,[4]​ «movimiento», «tendencia» o «carácter»),[5]​ fue un movimiento pictórico originado en Francia, alrededor de 1904 a 1908. Luego se expandió a otros países, en años posteriores. Generalmente es caracterizado por un empleo provocativo del color. Su nombre procede de la expresión les fauves («las fieras»), dado por el crítico de arte Louis Vauxcelles al conjunto de obras presentadas en la Sala VII de la tercera exposición del Salón de Otoño, en el Gran Palacio de París, en 1905. Lo usó por primera vez en su crítica de arte publicada en el periódico Gil Blas, el 17 de octubre de 1905, en un artículo dedicado al salón artístico.

Fue un movimiento sincrético[6]​ donde se usaban e incluían características de movimientos artísticos próximos, en su espíritu de transformación de volver a la pureza de los recursos,[cita requerida] de no ser sumisos ante la herencia pictórica, el grupo quería ir más allá de lo logrado en la pintura, razón por la cual fueron vanguardistas.[cita requerida]

Con distinción y separación, algunos consideran como el precursor o el líder[7][8][9]​ de este movimiento a Henri Matisse. Por otra parte, Guillaume Apollinaire le atribuye la invención del fauvismo a Henri Matisse y André Derain.[10][11]​ Otra posición afirma la existencia de «un triángulo esencial del fauvismo»[12]​ compuesto por Matisse, Derain y Maurice de Vlaminck, y que, al debilitarse esa unión, se desvaneció progresivamente el movimiento. Otro enfoque menciona a tres artistas como creadores[13]​ del fauvismo.

Hay dos versiones sobre el origen del calificativo hacia el grupo de artistas y sus obras:

El primero de estos supuestos proviene de la mención les fauves ‘las fieras’ al conjunto de obras expuestas en la sala número VII durante la celebración del Salón de Otoño de 1905, donde se presentaron numerosas obras y aparecieron problemas a la hora de clasificar y hacer una categorización de algunas de ellas con nociones de arte ya establecidas o aceptadas. Fue algo parecido a lo que pasó en su momento con los impresionistas cuando una serie de pinturas fueron calificadas de «incoherentes», y sus autores, excluidos del salón por expresarse de un modo intenso y diferente. Las palabras les fauves fueron parte de una crítica de arte publicada en el periódico Gil Blas, el 17 de octubre de 1905, por Louis Vauxcelles, sobre las obras presentadas en la sala VII:

La mención a Donatello se debe a que en la misma sala había una escultura de corte renacentista del escultor Albert Marque (no confundir con el pintor Albert Marquet). El artista había presentado dos esculturas: un torso de un niño en bronce y un retrato de Marthe Lebasque, un busto de mármol.[17]​ Con una sensibilidad que recuerda el estilo italiano, menciona Matisse en otro relato,[18]​ sobre el busto infantil. Este cuenta que en el momento de entrada del crítico de arte Louis Vauxelles a la sala, él exclamó: "iVaya, Donatello entre las fieras!" ["Donatello au milieu des Fauves"] . Después de esto, los autores de las obras dieron importancia, a la frase:"Donatello chez les fauves..." (en español, Donatello entre fieras...) publicada al final del apartado de la crítica, para la Sala VII en el periódico Gil Blas o el relato mencionado por Matisse sobre lo sucedido. El grupo terminó adoptando el distintivo, como etiqueta a sus obras y su colectivo. John Elderfield menciona estas dos afirmaciones: la publicación en el periódico y la anécdota dicha por Matisse sobre la frase.[18]​ Este origen se toma como cierto desde muchos años en la historia del arte.

El segundo de estos supuestos, el más reciente, es donde Roberta Smith, crítica de arte contemporáneo, la cual escribe actualmente en The New York Times, hace una relación del artista Henri Rousseau con su obra León hambriento atacando a un antílope, esta obra fue expuesta[19]​ en el Salón de Otoño de 1905 con el grupo de artistas que posteriormente fueron llamados fauvistas. Ella aclara que Rousseau nunca se le ha considerado como fauvista, ni ella lo hace. Sin embargo la temática de violencia o la violencia en la selva o la violencia salvaje del cuadro, pudo haber influido[20]​ en la elección del calificativo para el grupo y las obras de pintores jóvenes del movimiento. Esta afirmación surge en la exposición Henri Rousseau: Selvas en París donde también se hace la misma afirmación. Esta exhibición fue realizada del 16 de julio al 15 de octubre de 2006, en la Galería Nacional de Arte de Washington D. C. (en colaboración con el Tate Modern o el Museo Nacional Británico de Arte Moderno, la Unión de Museos Nacionales de Francia o Réunion des Musées Nationaux (RMN) y el Museo de Orsay. Los curadores de la exposición fueron[21]​ Frances Morris del Tate Modern, Christopher Green del Courtauld Institute of Art y Claire Frèches-Thory (curador principal del Museo de Orsay).

El ambiente del París de las vanguardias, donde surgió el fauvismo, lo constituyen muchos elementos variados, y sería una tarea inacabable mencionarlos todos, pero se pueden indicar algunos, para ilustrar: la renovación de la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX por Georges-Eugène, el Barón Haussmann y su plan urbanístico, nuevas formas de construcción por ejemplo de hormigón, el avance de dominio del modernismo es el estilo arquitectónico, la construcción con hierro, teniendo la Torre Eiffel como metáfora de construcción moderna. La introducción de la electricidad a la ciudad permitió la apertura del tren metropolitano en 1900 y una mayor movilidad de los pobladores. Las Exposiciones Universales de inicios y antes del siglo XX. Otros procesos tecnológicos en la última década del siglo XIX: el automóvil, el motor diésel, cinematógrafo, el primer cable submarino telefónico entre Francia e Inglaterra, la telegrafía sin cables, el alumbrado eléctrico. etc. Espectáculos masivos, el Tour de Francia en automovilismo y ciclismo. Los avances de la ciencia, con la teoría de la relatividad y radiactividad. La influencia del sicoanálisis con los tres ensayos sobre la sexualidad de Freud. Una relación muy activa, en varios ámbitos del arte, tanto de artistas franceses y residentes extranjeros. La actividad de varios marchantes.[22]

En 1905, el Salón de Otoño, realizó una exposición de pinturas, esculturas, dibujos, grabados, arquitectura y artes decorativas.[23]​ En el catálogo de la exposición artística, no se indicó el número de salas en que estaba compuesto el salón, los nombres de los artistas con las obras expuestas fueron ordenados alfabéticamente,[24]​ en total fueron 1636[25]​ obras de 577 artistas.[24]​ La crítica de arte dedicada al salón artístico de ese año, por Louis Vauxcelles menciona 18 salas,[16]​ Además se debe tomar en cuenta por otra parte que “solo tres de los seis artistas que agrupaba L'lllustration estaban representados en la famosa Salle VII: Matisse, Derain y Manguin. Con ellos estaban Marquet, Camoin, Vlaminck y algunos otros; Puy estaba en la Salle III con los nabis, mayores que él, Vuillard y Bonnard entre ellos; Rouault estaba en la Salle XVI con algunos realistas de influencia cezaniana, como los clasificó Vauxcelles, que apuntaba el contraste entre su obra y la de Rouault. Valtat estaba en la Salle XV, con los entonces desconocidos Jawlensky y Kandinsky".[14]

Hay que tomar en cuenta que usó colores brillantes, estuvo en muchos artistas fuera del fauvismo, en el París hacia 1900, el uso del color intenso, lejos de ser un fenómeno exclusivo de los inicios de este movimiento, fue una de las características principales de la vanguardia en la pintura, durante esa época. La obra temprana de los fauves debe estudiarse en este contexto más amplio.[26]​ El uso de colores intensos por sí mismo, no es característica única para clasificarlo dentro del movimiento fauvista,[27]​ por otra parte.

En 1904 Henri Matisse estaba trabajando[28]​ en la pintura Lujo, calma y voluptuosidad la cual expuso en el Salón de los Independientes en 1905,[29]​ esta obra es considerada como una síntesis del posimpresionismo que fue resultado de un esfuerzo de una búsqueda personal y se convirtió virtualmente en un manifiesto de lo que sería el fauvismo poco después. La utilización subjetiva del color y la simplificación del dibujo empleados por Matisse sorprendieron a todos cuando fue expuesto por primera vez, mientras que su desinterés por el acabado y sus colores chillones le granjearon el desprecio de la crítica cuando expuso sus paisajes, pintados en Colliure, en el Salón de Otoño de 1905. Allí también se expuso el Retrato de la Señora Matisse o La Raie Verte (La línea verde) donde se interpretó por críticos como una caricatura a la feminidad y una excentricidad en la pintura de retrato.

El repudio o la importancia de la crítica convirtió al fovismo en el grupo de vanguardia en París de ese entonces, poco después Maurice de Vlaminck se unió al fovismo de Henri Matisse y André Derain. Como movimiento expresionista,[cita requerida] apareció cronológicamente a la vez que el Expresionismo alemán,[cita requerida] con una propuesta de protesta contraria al Positivismo, al Naturalismo y al Impresionismo.[cita requerida]

El grupo de artistas de este movimiento no poseían un manifiesto. No se puede hablar de un estilo fauvista, sino cada artista manifestaba un acercamiento en particular dentro del fauvismo, de libre expresión, libertad de moralidad y autonomía de enseñanza-aprendizaje[30]​ por ejemplo.

Las influencias pueden ser variadas no solo del arte sino de otros campos ya sean en lo cultural, social, filosófico o literario, ciencia, tecnología, etc.

Con la filosofía y el arte, sus principales influencias vienen de las ideas de Zola, Nietzsche, Bergson, Croce, Stirner y Huysmans.[cita requerida]

Los maestros Charles Lhuillier, Eugene Carriere y Gustave Moreau, fueron influencia formativa para algunos del grupo de fauves ya que tuvieron formación en el estudio o la academia con estos maestros. El grupo principal de fauves, empezó su formación desde antes del 1900 con tres[32]​ maestros que constituían, en primer lugar, de Henri Matisse y sus condiscípulos de la época del estudio de Gustave Moreau y de la Academie Carriere: Albert Marquet, Henri Manguin, Charles Camoin, Jean Puy y, algo distante de estos, Georges Rouault. En segundo lugar, la denominada «escuela de Chatou», donde André Derain y Maurice Vlaminck compartían[33]​ un estudio en Chatou desde 1900. Y una tercera agrupación, los últimos en llegar al grupo, desde El Havre fueron Emile Othon Friesz, Raoul Dufy y Georges Braque, ellos tuvieron[34]​ en común como profesor a Charles Lhuillier en la Escuela de Bellas Artes de Le Havre. Luego se une al movimiento otros artistas, el neerlandés Kees Van Dongen, que conoció a los demás en los salones y galerías en que todos ellos expusieron.[35]

Aunque concebían la actividad artística como consecuencia de un impulso vital,[cita requerida] su punto de partida fue la resolución de problemas puramente plásticos,[cita requerida] como el empleo del color en una doble función plástica y constructiva al mismo tiempo.[cita requerida] El maestro del grupo fue Gustave Moreau, en cuya escuela estudiaron Henri Matisse y Georges Henri Rouault, Henri Manguin, Charles Camoin y Jean Puy. Moureau no enseñaba ninguna doctrina sino que forzaba a sus alumnos a pintar con independencia y con la técnica que fuera más adecuada a su temperamento.[cita requerida] De la obra de Gauguin aprendieron la libertad en el uso del color,[cita requerida] que llevaron al extremo (los colores como cartuchos de dinamita, que diría Derain), así como la liberación del temperamento y el instinto personal. También admiraban la capacidad de síntesis y el sentido decorativo de la obra de Gauguin. Para los fauvistas el cuadro debía ser expresión, no composición y orden.[cita requerida]

Como artista Paul Cezanne tuvo influencia para varios artistas del fauvismo. Se ha afirmado que el fin del fauvismo fue por la influencia de Cezanne desde su revalorización a partir de 1907, pero también este artista "fue un componente decisivo del fauvismo desde su principio mismo".[12]​ Albert E. Elsen realizó un estudio donde relacionó la escultura El siervo de Matisse con su pintura y la influencia de Cezanne.[36]​ Ver obra de Henri Matisse: El siervo. 1900-1903. Escultura en bronce. 91,77 x 37,8 x 33.02 cm. Museo de Arte Moderno, San Francisco, California, Estados Unidos.[37]​ En André Derain.[38][39]​ En 1904 Charles Camoin visita al artista, en ese año realiza un retrato a Albert Marquet que se parecen a un retrato por Cezanne de su esposa, el cual fue exhibido en el Salón de Otoño de 1904.[40]​ Ver obra de Charles Camoin: Retrato de Albert Marquet. 1904. Óleo sobre tela. 92 x 72,5 cm. Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou,[41]​ París, Francia.

Otro artista que pudo haber influido según André Salmon en una crítica que hizo en 1912 "se preguntaba si el fauvismo habría podido alcanzar la plena manifestación de su color sin la influencia de Redon".[42]

Con el artista Paul Gauguin, el color plano característico del fauvismo tuvo su influencia.[6]​ En la obra de Matisse y Derain, por ejemplo este último sentía que la luz meridional aplasta los volúmenes.[43]​ "Lo que impide encuadrar a Gauguin entre los fauves es que él no construye espacio mediante el color, sino que lo usa como expresión del sentimiento" diría Matisse.[44]​ En el arte decorativo del artista, en el sentido del color exaltado y decorativo.[45]​ Las primeras noticias de culturas exóticas provinieron de este artista para los fauves, en el primitivismo evidente en sus pinturas tahitianas con figuras de ídolos y tótems, también las piedras de indios que tanto impresionaban al artista.[46]​ En el tema de la danza, de Matisse y Derain, hay una reinterpretación de la obra de este artista con lo primitivo.[47]​ Su interés por la cerámica también fue influencia para los fauves.[48]

Los marchantes tienen un papel importante en dar a conocer el movimiento artístico y dar estímulo a nuevas relaciones entre artistas, exposiciones individuales o colectivas, nuevas experiencias pictóricas, visitar países, dar apoyo financiero en bonos por ejemplo, etc. El marchante Ambroise Vollard ayudó y conoció a varios integrantes del grupo, como anécdota, con André Derain le dio apoyo para que fuera a Londres aprovechando el auge que todavía tenía el impresionismo en ese lugar y a la vez realizar unos cuadros[49]​ por encargo.[50]​ Por otra parte cede espacio en su galería para la primera exposición individual a Kees Van Dongen[51]​ y Matisse.[51]​ El marchante Wilhelm Uhde que albergó en su galería obras de este movimiento. La galerista Berthe Weill (1865 - 1951) fue la que "descubrió a los Fauves antes del Salón de Otoño de 1905" y ser la primera persona distribuidora de obras arte de los artistas: Derain, Braque, Matisse, Dufy entre otros.[52]

El arte de África occidental y de la parte septentrional, que llegaron en la década de los 1870s[53]​ a los museos de Francia, Alemania, Londres y a las colecciones de algunos artistas, incluían máscaras africanas y esculturas negras. De la misma forma máscaras y esculturas de Oceanía. Producto del proceso colonialismo realizado por varios países europeos. Con el arte, el colonialismo y el Norte de África francés se puede hacer una relación de esa influencia.[54]

El arte de África y el arte de Oceanía fueron influencia para los fauvistas por ejemplo: Henri Matisse era visitante frecuente del antes llamado Museo Trocadero en París, en algunas visitas lo acompañaba Maurice de Vlaminck.[55]​ En otros momentos André Derain[56]​ acompañaba a Vlaminck. Además por distintas situaciones estos artistas tuvieron otros encuentros con el arte africano.[57]​ Matisse viajó al norte de África a principios de 1906,[58]​ a Argelia, se trajo varias cerámicas y tejidos locales[59]​ y a Marruecos (1912-1913).[60]​ Maurice de Vlaminck poseía una colección de arte de África y Oceanía que tuvo su exhibición en 2009. La historiadora de arte Élie Faure en la introducción para los visitantes del Salón de Otoño de 1905, les manifestaba ser tolerantes “para ponernos en contacto con la joven generación de artistas, debemos estar dispuestos a escuchar y a entender un lenguaje absolutamente nuevo. Prestadles oído a estos primitivos”.[61]​ Con el uso de la palabra primitivo y la historia del arte se demanda la siguiente aclaración, léase Estudio de la Historia del Arte#El estudio de la historia del arte no occidental y del arte primitivo.

Fue un movimiento sincrético,[6]​ porque usaban e incluían características de los movimientos artísticos contemporáneos, en su espíritu de transformación de volver a la pureza de los recursos como diría,[6]​ Matisse, de carácter directo y con valoración de la individualidad, de no ser sumisos ante la herencia pictórica, el grupo quería ir más allá de lo logrado en la pintura, razón por la cual fueron vanguardistas.[cita requerida]

En la formación del estilo fauvismo, hubo muchos movimientos artísticos que fueron un ambiente adecuado para su desarrollo, de aprendizaje, para síntesis o sincretismo o reinterpretación. Esto se aprecia en la capacidad de síntesis de la tradición de la pintura de finales siglo XIX. En el caso de Matisse, esa capacidad la madura hasta 1905. Por ejemplo con respecto a la obra que menciona John Elderfield: La mujer convaleciente (La mujer enferma, título que da el museo). De 1899. Es un óleo sobre tela. De 41,4 x 38,4 cm. Tienen un número del objeto: 1950.225. La cual está en el Museo de Arte de Baltimore,[62]​ Baltimore, Estados Unidos. De esa obra se puede apreciar que: “no solo combina los métodos neoimpresionistas con los métodos nabis, sino que los injerta en su propio estilo alternativo de 1899, el de El invalido, a su vez profundamente influido por una tercera gran opción postimpresionista, la de Cezanne”.[12]

Estas son algunas características que se pueden mencionar:

En Wikipedia se puede encontrar obras del fauvismo con historia, contexto, análisis, apreciaciones y datos de las mismas. Además de esas obras, se presenta a continuación una breve lista de obras del movimiento, en pintura al óleo:

Si bien el fauvismo se conoce en la mayoría de los casos por su gran aporte a través de la pintura al óleo, este movimiento incursionó en otras técnicas plásticas:

Para consultar más sobre obras y artistas de este movimiento artístico se puede leer el apartado de exhibiciones temporales, más delante.

Desde su origen los fauvistas han sido parte importante de la historia del arte, razón por la cual sus obras forman parte de colecciones privadas y públicas, de importantes museos alrededor del mundo. El público en general puede apreciar estas obras en la mayoría de los casos a través de las exposiciones temporales como parte de las actividades de los museos. En la actualidad, los museos en su papel de divulgar, investigar, educar, preservar su aporte cultural da a conocer por Internet su importante valor. También hay exhibiciones de destacables organizaciones diplomáticas y culturales que se pueden mencionar. Por ello esta es una breve lista de exposiciones temporales sobre fauvistas para consultar:

Los aportes del fauvismo en el siglo de las vanguardias, se pueden observar en varias consecuencias importantes para el desarrollo del arte en la primera mitad del siglo XX. Los aportes fueron directos o indirectos, más allá de su apogeo en Francia y no se puede determinar a ese país solamente. Además no fue una causa exclusiva o única para las siguientes transcendencias:

Otros artistas que no fueron del grupo principal del movimiento pero de fuerte influencia en Bélgica, España, Hungría y otros:

Estos grupos de otra manera se conocen como fauvismo belga, fauvismo ibérico[128]​ como lo llamaría Gaya Nuño y el fauvismo húngaro,[cita requerida] respectivamente.

Hay agrupaciones de artistas que tiene una diversidad[cita requerida] de tipos de arte y donde generalmente toman en cuenta varios movimientos artísticos [cita requerida]en su manera de entender el arte por tanto no considera del todo al fauvismo. Estos son algunos colectivos artísticos o grupos de artistas influenciados:

Hay artistas que han estado influidos por el fauvismo, en su misma época de surgimiento, desarrollo, apogeo y agotamiento.Y no han estado en el grupo principal ni en las agrupaciones anteriores. Así ellos después de su paso por el fauvismo siguen su propio camino plástico hacia otros movimientos o propósitos personales en el arte. Por ejemplo el artista japonés Yoshio Aoyama que conoció a Matisse, en su estadía en París, específicamente en Niza.[cita requerida] La artista francesa Émilie Charmy que trabajó estrechamente con Henry Matisse.[cita requerida]

En el siglo de las vanguardias, como lo fue el siglo XX, surgieron numerosos "ismos", movimientos artísticos que surgieron producto de las influencias de unos con otros,[cita requerida]


English Version / Versión en Inglés > Fauvism


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Fovismo (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!