x
1

John Bull



John Bull es una personificación nacional del Reino Unido en general, y de Inglaterra en particular.[1]​ Protagonizó numerosas caricaturas políticas y trabajos gráficos similares desde su aparición al principio del siglo XVIII hasta comienzos del siglo XX, cuando fue progresivamente sustituido por otras representaciones alegóricas de los británicos que se hicieron cada vez más populares. Por lo general, se le representa como un hombre robusto, de mediana edad, que vive en el campo, alegre, práctico y poco emotivo.

John Bull se originó como un personaje satírico creado por el Dr. John Arbuthnot, un amigo de Jonathan Swift y Alexander Pope. Bull apareció por primera vez en 1712 en el folleto de Arbuthnot "Law is a Bottomless Pit" (La ley es un pozo sin fondo).[2]​ El mismo año Arbuthnot publicó una narración política en cuatro partes, titulada "La historia de John Bull". En este relato satírico de la Guerra de sucesión española (1713-1715), John Bull presenta una demanda contra varios personajes, alegorías de los reyes de Francia ("Louis Baboon") y de España ("Lord Strutt"), así como a instituciones tanto extranjeras como nacionales.[3]

William Hogarth y otros escritores británicos hicieron de Bull, originalmente ridiculizado, "un arquetipo heroico del inglés".[2]​ Más adelante, la figura de Bull fue difundida en el extranjero por ilustradores y escritores como el dibujante estadounidense Thomas Nast y el escritor irlandés George Bernard Shaw, autor de John Bull's Other Island.

A partir de la década de 1760, Bull fue retratado como un habitante rural de Inglaterra.[2]​ Casi siempre se le representaba con un chaleco de color beige y una levita sencilla (antiguamente de color azul marino, pero en dibujos más recientes con los colores la Bandera Británica).[2]Alegoría de Britania, también se ha usado como alternativa a la figura de un león en algunas caricaturas.

Como figura literaria, John Bull es un personaje bien intencionado, algo frustrado, lleno de sentido común y representativo por completo del habitante promedio de su país nativo. A diferencia del Tío Sam (posterior alegoría de los Estados Unidos), no es un símbolo de autoridad, sino más bien un hombre común que prefiere su vaso de cerveza y su paz doméstica, sin poder patriarcal ni desafíos heroicos. John Arbuthnot le proporcionó una hermana llamada Peg (Escocia), y un adversario tradicional en Louis Baboon (la Casa de Borbón[4]​ en Francia). Peg continuó en el arte pictórico más allá del siglo XVIII, pero las otras figuras asociadas con el relato original desaparecieron. El mismo John Bull continuó figurando con frecuencia como un símbolo nacional en carteles y dibujos animados, especialmente en la época de la Primera Guerra Mundial.

Bull generalmente se representa como un hombre robusto vestido con una levita y un calzón de color claro, y tocado con un sombrero de copa baja, que indica su pertenencia a la clase media. Durante el período georgiano, su chaleco era de color rojo como su levita, que también podía ser del color azul de la casa real, lo que, junto con sus calzas blancas o de ante, hacen referencia en mayor o menor medida al esquema cromático "azul y ante"[2]​ utilizado por los partidarios de la política Whig, que era parte de lo que John Arbuthnot deseaba burlarse cuando creó y diseñó el personaje. Sin embargo, en el siglo XX, su chaleco casi siempre representa una bandera británica,[2]​ y su abrigo es generalmente azul oscuro (sin embargo, el aspecto de su vestimenta aún sigue reflejando el estilo de la moda del periodo de Regencia, entre 1795 y 1820). También usa un sombrero de copa baja (a veces llamado en inglés John Bull topper) y a menudo va acompañado de un bulldog.

John Bull se ha utilizado en una gran variedad de campañas publicitarias diferentes a lo largo de los años, y es una presencia común en las caricaturas editoriales británicas del siglo XIX y principios del XX.

Washington Irving lo describió en su capítulo titulado "John Bull" de "The Sketch Book":

La imagen caricaturesca de John Bull, robusto, macizo, conservador y bien intencionado, vestido con los colores de su país como un escudero, a veces explícitamente contrastado con el sans culottes Jacobino revolucionario francés, fue desarrollada alrededor de 1790 por artistas británicos satíricos como James Gillray, Thomas Rowlandson y George Cruikshank.

Una personificación nacional anterior fue Sir Roger de Coverley, que apareció por primera vez en una edición de 1711 de The Spectator.

Una representación más negativa de John Bull se produjo en las caricaturas dibujadas por el periodista nacionalista egipcio Yaqub Sanu, en su popular periódico clandestino "Abu-Naddara Zarqa" a fines del siglo XIX y principios del XX. Las caricaturas de Sanu[5]​ representaban a John Bull como un hombre grosero, matón, borracho e ignorante, que abusaba de los egipcios comunes mientras robaba todas las riquezas de Egipto.[6]​ Gran parte del humor de Sanu giraba en torno al alcoholismo de John Bull, sus burdas groserías, su ignorancia sobre prácticamente todo excepto el alcohol, y su incapacidad para hablar correctamente el francés (el idioma de la élite egipcia), que John Bull destrozaba hilarantemente, a diferencia de los personajes egipcios que hablaban un francés correcto.[7]

A principios del siglo XX, John Bull empezó a dejar de ser visto como representativo del "hombre común", y durante la Primera Guerra Mundial, esta función fue asumida en gran medida por la figura de Tommy Atkins.[8]​ Según Alison Light, durante el período de entreguerras, Gran Bretaña abandonó "la retórica pública ... heroica del destino nacional" en favor de "un inglés menos imperial y más interno, más doméstico y más privado".[9]​ En consecuencia, John Bull fue gradualmente reemplazado como la personificación de la nación, por Little Man (literalmente, Hombrecillo), un personaje creado por el dibujante Sidney Strube con el perfil de un sufrido habitante de los suburbios de clase media baja.[10]​ Algunos vieron la sustitución de John Bull por Little Man como un símbolo del declive británico posterior a la Primera Guerra Mundial. El poema de 1937 de Wystan Hugh Auden "Carta a Lord Byron" comparaba favorablemente a John Bull frente a Little Man.[11]​ Auden escribió:

El apellido de John Bull también recuerda la supuesta afición de los ingleses por la carne de res, con el popular asado Roast Beef of Old England, reflejado en el apodo francés para los ingleses, les rosbifs. También recuerda al animal, y esta es la razón por la que Bull es retratado como "viril, fuerte y terco", como un toro.[2]

En 1966, The Times, criticando al gobierno Unionista de Irlanda del Norte, calificó a la región como "barrio marginal político de John Bull".


English Version / Versión en Inglés > John Bull


Escribe un comentario o lo que quieras sobre John Bull (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!