x
1

Principado de Halych-Volynia



El principado de Galicia-Volynia, más tarde reino de Rutenia (en ucraniano: Га́лицько-Воли́нське князівство, Ру́ське королі́вство; en latín: Regnum Galiciae et Lodomeriae, Regnum Rusiae) fue un Estado medieval monárquico de la Europa oriental que gobernó las regiones de Galicia y Volinia entre los años 1199 y 1349. Junto con la República de Nóvgorod y el Principado de Vladímir-Súzdal, fue una de las tres potencias más importantes surgidas de la caída de la Rus de Kiev. Después de la enorme destrucción causada por la invasión mongola de la Rus de Kiev en 1239-41, Danilo Románovich se vio obligado a jurar lealtad en 1246 a Batu Kan, de la Horda de Oro. Se esforzó, sin embargo, por librar a su reino del yugo mongol, intentando sin éxito establecer alianzas militares con otros gobernantes europeos.[1]

La Galicia-Volinia occidental se extendía entre los ríos San y Wieprz, en lo que hoy es el sudeste de Polonia, mientras que los territorios orientales comprendían las marismas del Prípiat (río Prípiat, en la actual Bielorrusia) y el curso superior del río Bug Meridional, en la actual Ucrania. Controlaba el territorio de la Rus menora (Rus propria) que incluía las tierras de la Rutenia Roja, la Rutenia Negra y del resto del suroeste de la Rus de Kiev. También dominó brevemente la región de Besarabia y Moldavia.

Durante su existencia el reino estuvo rodeado por la Rutenia Negra, el Gran Ducado de Lituania, el Principado de Túrov y Pinsk, el Principado de Kiev, la Horda de Oro, el Reino de Hungría, el Reino de Polonia, el Principado de Moldavia y el Estado monástico de los Caballeros Teutónicos.

Volinia y Galicia habían sido originariamente dos principados ruríkidas separados, gobernados por asignación rotativa de los miembros más jóvenes de la dinastía de Kiev. La línea de la que procedía Román mantenía el Principado de Volinia, mientras que otra línea, la de Yaroslav Osmomysl mantenía el Principado de Hálych (más tarde llamado de Galicia). Galicia-Volinia fue creada tras la muerte, en 1198[2]​ o 1199,[3]​ del último príncipe de Galicia, Vladímir II Yaroslávich.

El príncipe Román el Grande de Vladímir-Volinia (moderna Volodímir-Volinski) adquirió entonces el principado de Galicia, uniendo ambos territorios en un Estado. Por entonces, las principales ciudades eran Hálych y Volodímir-Volinia. En 1204 capturó Kiev. Luego se alió con Polonia, firmó un tratado de paz con Hungría y desarrolló relaciones diplomáticas con el Imperio bizantino. En el apogeo de su reinado, se convirtió brevemente en el más poderoso de los príncipes del Rus.[4]​ A su muerte, el principado entró en un período de caos, siendo disputado por Polonia y Hungría, que llegaron a un compromiso en 1214, en favor del hijo de Andrés II, Colomán de Lodomeria, el cual se había casado con una hija de Leszek I el Blanco.

En 1221, Mstislav Mstislávich, hijo de Mstislav Rostislávich, liberó Galicia-Volinia de los húngaros, pero fue Daniel de Galicia, hijo de Román, quien reunificó todos los territorios. Daniel derrotó a polacos y húngaros en la batalla de Yaroslav, y aplastó al aliado de aquellos, Rostislav Mijaílovich, hijo del príncipe de Chernígov en 1245. En este año, el papa Inocencio IV permitió a Daniel ser coronado rey, siendo el único miembro de los ruríkidas en ser coronado con el título de Rex Russiae.

Bajo el reinado de Daniel, Galicia-Volinia fue uno de los más poderosos estados de Europa central del este.[5]​ Floreció la literatura, produciendo la Crónica de Galicia y Volinia. El crecimiento demográfico se vio favorecido por la inmigración del oeste y del sur, incluyendo a alemanes y armenios. El comercio se desarrolló, debido a las rutas comerciales entre el mar Negro con Polonia, Alemania y el mar Báltico.

Tras la muerte de Daniel en 1264, fue sucedido por su hijo León I de Galicia, que trasladó la capital a Leópolis en 1272, y por algún tiempo pudo mantener la fortaleza del estado.

Después de la muerte de León I en 1301, siguió un período de declive. Fue sucedido por su hijo Yuri I, que gobernó sólo siete años, y perdió Lublin frente los polacos en (1302), y Transcarpatia frente a los húngaros. Desde 1308 hasta 1323 Galicia-Volinia, fue gobernada conjuntamente por los hijos de Yuri I, Andrés y León II. Al ser el reino tributario de los mongoles, participaron en expediciones con Uzbeg Kan y su sucesor, Janibeg Kan.[6]​ Ambos murieron en batalla en 1323, sin herederos.

Después de la extinción de la Dinastía ruríkida, Volinia pasó a control del príncipe lituano Liubartas, mientras que los boyardos tomaron el control de Galicia. Más tarde, en 1349, el rey Casimiro III de Polonia, durante una invasión exitosa, capturó y anexionó Galicia. Galicia–Volinia cesó de existir como Estado independiente.

El principado se formó a finales del siglo XII por la unión de los principados de Galicia y Volinia. Las tierras se extendían por las cuencas de los ríos San, Dniéster y Bug Occidental.

El principado limitaba al este con el principado de Túrov y el de Kiev; al sur, con la tierra de Berlad y con la Horda de Oro; al suroeste, con el Reino húngaro; al oeste, con el Reino polaco; y al norte, con Lituania. Las montañas de los Cárpatos separaban al principado de Hungría, aunque en la década de 1320 la frontera se fijó más al sur.

El primer gobernante tras la unificación los principados de Galicia y de Volinia fue Román el Grande. Tras las disolución de la Rus de Kiev el principado pasó a ser un reino.



English Version / Versión en Inglés > Kingdom of Galicia–Volhynia


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Principado de Halych-Volynia (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!