x
1

Rey de romanos



Rey de romanos[1]​ o rey de los romanos (en latín: Rex Romanorum y en alemán: König der Römer) fue el título usado primeramente por Siagrio, y mucho más tarde, en el Sacro Imperio Romano Germánico, por un emperador futurible que no había sido coronado por el papa y que por lo tanto no podía intitularse emperador.

El título real varió con el tiempo. Durante el período otoniano fue el "rey de francos" (alemán: König der Franken, latín: Rex Francorum), desde finales del período salio fue el "rey romano" (Römischer König) o el "rey de los romanos" (König der Römer). En el período moderno fue usado el título "rey en Germania" (alemán: König in Germanien, latín: Germaniae Rex). Finalmente, la moderna historiografía alemana estableció el término "rey romano-alemán" (Römisch-deutscher König) para diferenciar el emperador romano antiguo del emperador alemán moderno.

La unción y coronación imperial de Luis II en abril de 850, asentó una constante a lo largo del medievo, que tales ritos solo podía hacerlos el papa, y en Roma, incluso si había sido ungido rey previamente. En 855, con la abdicación y muerte del emperador Lotario I, Luis II, que por entonces ya era rey de Italia, no obtuvo territorios al norte de los Alpes en el reparto efectuado por Lotario I. Al quedar como soberano italiano, el título imperial quedó confinado a Italia[2][3]​ y a la defensa del papado, de lo que resultó, tras la muerte de Luis II, que el propio papado se arrogó la iniciativa de designar al emperador.[4]

Este principio, de que solo el papa podía coronar al emperador y que el emperador era el protector de la Iglesia romana, que se estableció en el periodo carolingio continuó a partir del siglo X cuando Otón I reclamó al papa el reconocimiento de su estatus político.[5]Otón I empleó el título de Imperator augustus, y fueron su hijo Otón II y su nieto Otón III los que decantaron la afirmación del Imperio centrada en Roma, y manifestada definitiva a través de su intitulación como Romanorum imperator augustus en 982.[6]

Sin embargo, el papa era el que en último lugar podía coronar al soberano alemán como emperador, el soberano alemán era potencialmente un emperador y podían pasar años antes de llevarse a cabo la coronación imperial, con lo que los soberanos alemanes debían conformarse con el título de rex.[7]​ El vínculo entre los reyes alemanes con la corona imperial se fue reforzando con Conrado II al intitularse como designado para la corona imperial de los romanos, imperium designatus romanorum, siendo ya rey de Alemania y de Italia. Finalmente fue Enrique III cuando estableció la conexión entre su título real y la corona imperial cuando emitió un diploma el 14 de enero de 1040 donde por primera vez apareció la expresión Romanorum rex (rey de romanos). El uso de este término fue usándose más frecuentemente y se estableció de forma más permanente con Enrique V,[8]​ con la intención de contrarrestar la designación peyorativa y limitada de rex teutonicorum con la que el papa se refería a él durante la Querella de las Investiduras.[9][10]

El rey de romanos puede ser considerado como un emperador electo en espera de ser coronado como tal en Roma o como el heredero del emperador designado en vida del propio emperador.[11]​ Esto es, el rey de romanos podría ser el heredero de un emperador o un soberano del Sacro Imperio en ejercicio en «espera de coronación» y que se intitularía emperador cuando fuera coronado por el papa en Roma.[12]​ El rey de romanos se intitulaba como Romanorum rex semper Augustus antes de ser coronado Romanorum imperator semper augustus por el papa —hasta el año 1508—.

Un emperador ya coronado deseoso de transmitir su trono a su descendencia en una monarquía electiva, hacía elegir a su sucesor durante su reinado por su propia iniciativa, con el consentimiento de los Electores y de acuerdo a las provisiones de la Bula de Oro de 1356. De este modo, a la muerte del emperador, había ya un rey que le sucedía inmediatamente, sin requerir otra coronación o Wahlkapitulation, puesto que ya había sido jurada una capitulación; así se evitaba un trono vacante y conflictos de intereses en una nueva elección.[13]​ Este sucesor tomaba el título de rey de romanos y se coronaba en Aquisgrán o en Fráncfort, y no intervenía en el gobierno salvo incapacidad del emperador o su renuncia de responsabilidades (como hicieron Maximiliano I durante el reinado del emperador Federico III o Fernando I durante el reinado del emperador Carlos V), su única función era ser el vicario general del Imperio.[14]

Si a la muerte del emperador no había ningún rey de romanos electo, entonces se hacía necesaria una elección por electores, acorde con las provisiones de la Bula de Oro de 1356. Durante la vacancia en el trono, la autoridad era ejercida por dos vicarios imperiales: el conde palatino del Rin (Pfalzgraf bei Rhein) y el duque de Sajonia (Herzog von Sachsen).[15]

Desde el año 1508, el rey de romanos Maximiliano I se intituló, con el consentimiento del papa Julio II, como emperador electo (Erwählter Römischer Kaiser), con lo que ya no necesitaba ser coronado por el papa, sino que bastaba con la coronación en sus territorios. Así, la posición del rey de romanos se quedó limitada a ser el heredero electo en vida del emperador, que automáticamente pasaba a ser emperador electo a la muerte de su predecesor sin necesidad de otra ceremonia.

     Salia      Supplinburgo      Hohenstaufen      Welf      Ludowinger      Holanda      Plantagenet      Borgoña      Nassau      Luxemburgo      Wittelsbach      Habsburgo

Durante el Imperio de Oriente (Imperio romano de Oriente), cuya capital era Constantinopla, se usaba la lengua griega: para utilizar el término latino "imperator" (emperador) hacían referencia a la palabra "basileus" (rey), aunque el monarca llevaba el título de: Βασιλεύς των Ρωμαίων (Basileus tôn Rômaniôn), es decir: "rey de romanos".

A Napoleón II se le otorgó por nacimiento el título de Rey de Roma, a instancias de su padre el emperador de Francia Napoleón I, y en virtud del Senadoconsulto del 17 de febrero de 1810.


English Version / Versión en Inglés > King of the Romans


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Rey de romanos (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!