x
1

Abanilla



Vista general de la localidad.

Abanilla es una localidad y municipio español perteneciente a la Región de Murcia, situado en la comarca Oriental, en el límite con la Comunidad Valenciana (linda con la provincia de Alicante). Tiene una superficie de 235,62 km² y cuenta con una población de 6127 habitantes (INE, 2019).[2]

Su nombre deriva del árabe al-Bayada, que significa "la ciudad blanca".[1]​ De este nombre vienen las formas valenciana Favanella (pronunciado /fa.vaˈne.ʎa/) y castellana Abanilla (después la forma intermedia Havanilla, siglo XIII).[3][4][5][6][7]

El municipio ocupa una superficie de 236,6 km². Está situado a 222 metros de altitud sobre el nivel del mar, siendo el punto más alto la Sierra de Quibas (972 m); que es uno de los peñones que forma esta sierra ubicada al N del municipio, sobre los terrenos de las pedanías de La Zarza, El Collado de los Gabrieles, La Cañada de la Leña y Balonga. En esta sierra, se ubica el Yacimiento Arqueológico de Quibas.[8]

En las pedanías de El Cantón y La Cañada de la Leña algunos habitantes hablan valenciano y forman parte de la zona denominada El Carche.[14]

El término municipal de Abanilla se encuentra ubicado al sudeste de la península ibérica, en la Región de Murcia, y junto a la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana. Limita con los municipios de Fortuna (con el que forma la comarca oriental) y Jumilla en la Región de Murcia, y con los de Benferri, Orihuela y Pinoso y Algueña en la provincia de Alicante.

El clima del lugar es caluroso en verano y cálido y suave en invierno, con escasas precipitaciones (300 mm anuales).

Cuenta con vegetación de coscoja, tomillares y matorrales, destacando los palmerales en el valle del río Chícamo.

Abanilla cuenta con un polígono industrial.

Es el municipio con mayor densidad de canteras de áridos y derivados del mármol (como la caliza marmórea) de toda la Región de Murcia.[15]​ Cuenta asimismo con canteras de yeso.[16]

En cuanto al sector agrario, en la zona se cultiva el almendro, el olivo, la vid y la palmera datilera y, en la huerta, el albaricoquero, melocotonero, limonero y el peretero.

Abanilla cuenta con dos parques eólicos:

Territorio perteneciente a la antigua Taifa de Murcia, se convierte en dominio de la Corona de Castilla en virtud del Tratado de Alcaraz en 1243.

En 1281 Alfonso X concedió al noble aragonés Guillén de Rocafull, pariente de Jaime I, el señorío de Abanilla, por haberle ayudado con la sublevación de los mudéjares murcianos de 1264-66. Durante el siglo XIV Abanilla fue disputada entre Castilla y Aragón por quedar en la frontera entre los reinos de Murcia y Valencia tras la sentencia arbitral de Torrellas (1304).

En el 1434 un descendiente de los Rocafull cedió la villa a la Orden de Calatrava, pero la villa se opuso siempre con largos pleitos, hasta conseguir de los reyes de Castilla privilegios que minoraron sus impuestos y cargas, que al cabo del tiempo acabaron por desaparecer a fuerza de desuso.

El episodio mejor documentado pertenece a las guerras carlistas: en la tarde del 28 de marzo de 1837, día de Pascua de Resurrección fue ocupada por la facción de Forcadell, y a poco el comandante general Pedro Chacón, con la columna de nacionales de Murcia y algunos carabineros, llegó a hostilizarla en las inmediaciones; pero tuvo que retirarse después de haber perdido tres nacionales, que quedaron prisioneros por su propio arrojo, y el carlista la evacuó también a la madrugada del día siguiente, habiendo hecho un reconocimiento domiciliario en busca de armas y uniformes y algunas exacciones de víveres y dinero.[18]

Tiene un destacado medio natural, pero degradado con abundantes canteras.[19][20]

Sierra interior de media montaña en el sector nororiental de la Región que limita con la Provincia de Alicante. Destacan los sabinares termófilos de Juniperus phoenicea con palmito y acompañadas de Sedum sediforme; son abundantes los lastonares de Brachypodium retusum y las comunidades casmofíticas calcícolas; comunidades halófilas dominadas por especies del género Limonium; y tomillares gipsícolas termófilos.

Especialmente significativa entre la flora es la presencia de Sideritis incana del Anexo II de la Directiva 92/43 y entre la fauna las rapaces Águila real y Búho real incluidas en el Anexo I de la Directiva 79/409.

Tramo fluvial de caudal permanente con sistemas de ramblas y humedales asociados. Destacan las formaciones de saladar; los baladrales de Nerium oleander y tarayales subhalófilos e hiperhalófilos con Tamarix boveana y Tamarix canariensis; las comunidades halófilas y halonitrófilas; las comunidades asociadas a los sistemas fluviales dulceacuícolas y salobres; y los tomillares termófilos con los endemismos Sideritis leucantha y Thymus moroderi.[21]

También, aprovechando la escasa humedad de la zona, crecen palmeras datileras (Phoenix dactylifera), formando pequeños oasis.

Destacan entre las especies incluidas en el Anexo II de la Directiva 92/43, el Fartet Lebias ibera (Aphanius iberus), única presencia de esta especie en cursos continentales, y el invertebrado Coenagrion mercuriale; así como la Cigüeñuela incluida en el Anexo I de la Directiva 79/409.

Cabe significar dos parajes, uno ubicado en el propio nacimiento del río y otro denominado El Cajer, un cañón situado en la pedanía de La Umbría.

Hay dos ramblas que realizan aportación al río Chicamo:[22]

Recientemente ha aparecido una población de unos 80 pies de álamos del Éufrates, Populus euphratica Olivier en la rambla de los Bichos en el Tollé, especie que en España solo tenía una población en un canal de riego de Elche.[23]

Explotado por una mercantil y situado en una zona polémica (entre el término municipal de Orihuela y la Sierra de Abanilla), varios estudios tratan de determinar si ha existido contaminación del suelo y del agua. Asociaciones ecologistas y de vecinos denunciaron el desastre ecológico y se manifestaron tanto para pedir su cierre como impedir que se abriera otro vertedero en el municipio. En el 2018, el gobierno de la Región de Murcia aprobó su cierre y regeneración ambiental.[24]

Abanilla se comunica, dentro de la misma Comarca, con Fortuna (mediante la carretera local RM-A7) y sus baños (A21).

La C-3223 RM-423 (Fortuna-Yecla), entronca con la MU-410, que llega a las pedanías de Barinas y Macisvenda.

Asimismo, existen dos ramales equidistantes a 17 kilómetros de la villa:

Las carreteras suelen encontrarse deterioradas por el constante paso de camiones de las canteras, que además reducen la velocidad de la circulación en las cuestas, ya que estas no cuentan con carril de adelantamiento, y también suponen un peligro en las carreteras estrechas y con abundantes cuevas.

Abanilla cuenta con 6158 habitantes (INE 2017).[25]​ Un 8,95% de estos es de nacionalidad extranjera, según este mismo censo.[26]​ Los colectivos foráneos predominantes son el británico (172 censados) y el marroquí (149 censados).

En los años 70 y 80, el municipio sufrió una notable pérdida de población, debido al éxodo de habitantes hacia la ciudad de Murcia y otros pueblos más grandes de la Región de Murcia y de la provincia de Alicante. A comienzos del siglo XXI, Abanilla aumentó ligeramente su número de habitantes, aumento que se detuvo tras la crisis de 2008, volviendo a perder población desde 2011.

En lo relativo a la Comarca Oriental, en la que se encuentra Abanilla junto a Fortuna, la evolución poblacional ha sido similar, en parte debido a la pérdida de habitantes que sufrió el pueblo, y al igual que este, en los últimos años la población está incrementándose poco a poco. Cabe destacar que antes Abanilla era el pueblo con más habitantes de la comarca, pero ahora lo es Fortuna, aunque la población es bastante similar en ambos núcleos poblacionales, aunque esta última ha comenzado a ofrecer más servicios comerciales que atraen a la población.

La población de las pedanías es la siguiente:[27]

De entre las numerosas pedanías del municipio, destaca Barinas como la segunda localidad con más población tras el núcleo de Abanilla.

Entre los lugares de interés de Abanilla destacan el Lugar Alto (con el monumento al Corazón de Jesús y resto de la muralla), el Santuario de la Santa Cruz en Mahoya y la Iglesia Parroquial de San José.

También el paraje de Sahués, el nacimiento del río Chícamo, en Macisvenda, o el cañón del Cajer, en Umbría. Dicho río, principal en la historia de la Santa Cruz, riega históricamente las huertas de Abanilla.

Por la Sierra de Quibas podemos encontrar las ruinas de la ciudad de Al Banyala y también el yacimiento paleontológico de Quibas, que data de antes del final del Pleistoceno inferior, con una antigüedad de más de un millón de años.

En la Fuente del Algarrobo y el resto de la sierra de Barinas se practica el senderismo.

De su cocina típica destacan los embutidos caseros, el arroz con conejo y caracoles murciano, las gachasmigas y las tortilleras. En cuanto a los postres, hay que hacer mención especial a los frutos de la fértil huerta como los famosos albaricoques de damasco, la pereta, los dulces dátiles, etc. Y qué decir de la repostería tradicional compuesta por buñuelos, almojábanas, monas, magdalenas o dulces típicos de Navidad. Todo ello elaborado con la gran calidad del aceite prensado a la antigua usanza en las añejas almazaras del lugar.

También destaca el vino de la Tierra de Abanilla, que es una indicación geográfica reglamentada en 2003 y utilizada para designar los vinos de mesa originarios de la zona vitícola de Abanilla, que comprende los municipios de Abanilla y Fortuna. Son vinos elaborados poseen una graduación alcohólica natural mínima autorizada de 12 grados para los tintos y de 11 para los rosados y blancos.

En deportes hay varios tipos de deportes. Lo más típico es el fútbol en las dos categorías de fútbol 11 y fútbol sala, en fútbol 11 hay categorías: alevín, benjamín e infantil y en fútbol sala la categoría juvenil que juega actualmente en nacional. En verano se practica la competición de las 12 horas y 24 horas en fútbol sala; se juega en el pabellón municipal de deportes de Abanilla y en la piscina municipal. Actualmente Abanilla tiene un equipo de fútbol en la preferente murciana llamado U.D Abanilla

Las fiestas más importantes son las fiestas en honor a la Santa Cruz, entre el 23 de abril y el 9 de mayo. Durante las mismas tiene lugar una romería el día 3 de mayo y el 1 de mayo el Gran Desfile Parada de Moros y Cristianos.

En la primera semana de agosto tiene lugar el Festival Internacional de Folclore "Villa de Abanilla".

Por otra parte, desde junio hasta mediados de septiembre se celebran fiestas patronales en las diversas pedanías.

La romería que se celebra en honor a la Santísima Cruz de Abanilla el día 3 de mayo de cada año es la más multitudinaria de todo el sureste español.

Según el Ministerio de Economía y Hacienda, el Ayuntamiento de Abanilla a 31/12/2012 posee una deuda de 6.651.000 €, el 118,05 % del presupuesto municipal que asciende a 5.633.938 € para el año 2012.

Desde las elecciones de 2015, la corporación municipal está compuesta[29]​ por 7 concejales del PSOE, 5 del PP y 1 de IUMA.[30]

En las elecciones municipales españolas de 2015, salió elegido Ezequiel Alonso Gaona (PSOE) como alcalde del municipio por mayoría absoluta.



English Version / Versión en Inglés > Abanilla


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Abanilla (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!