x
1

Bahamas



The Bahamas on the globe (Americas centered).svg

Bahamas, oficialmente Mancomunidad de las Bahamas (en inglés: Commonwealth of The Bahamas), es uno de los trece países que forman la América Insular o Islas del Caribe, uno de los treinta y cinco del continente americano. Su capital y ciudad más poblada es Nasáu, situada en la isla de New Providence.

Constituido por más de setecientas islas (de las cuales 24 están habitadas), cayos e islotes en el océano Atlántico, está ubicado al norte de Cuba, Haití y República Dominicana, noroeste de Islas Turcas y Caicos, al sureste del estado estadounidense de Florida y al este de los Cayos de la Florida. Geográficamente las islas Bahamas forman, junto con las Islas Turcas y Caicos, el archipiélago Lucayas, también denominado por extensión Bahamas. Por manifiesto de la Real Fuerza de Defensa de las Bahamas, el territorio de las Bahamas ocupa 180 000 millas cuadradas de espacio oceánico, si bien las medidas oficiales les aportarían mucho más espacio económico.

Originalmente habitadas por los lucayos, una rama de la etnia taína, las Bahamas fueron el sitio donde Cristóbal Colón llegó en su primer viaje al Nuevo Mundo en 1492 (isla de San Salvador). Luego fueron colonizadas por los españoles desde 1513 hasta 1648, cuando colonos ingleses procedentes de la isla de Bermudas se establecieron en la isla de Eleuthera.

Las Bahamas se convirtieron en una colonia de la corona británica en 1718, cuando los británicos prohibieron la piratería. Después de la Guerra de Independencia de Estados Unidos, miles de estadounidenses leales a la corona británica se asentaron en las islas junto con sus esclavos, lo que llevó a una economía basada en las plantaciones. Después de que Gran Bretaña prohibiera el comercio de esclavos en 1807, la Marina Real británica llevó muchos de los nuevos esclavos ilegales africanos a las Bahamas durante el siglo XIX. Cientos de esclavos escaparon de las islas hacia Florida, y cerca de 500 fueron liberados desde barcos mercantes estadounidenses. La esclavitud quedó abolida en las Bahamas en 1834. Aún hoy gran parte de la población es descendiente de estos esclavos liberados. Las Bahamas alcanzaron su independencia como Monarquía en la Mancomunidad de Naciones el 10 de julio de 1973.

En términos de renta per cápita, las Bahamas es uno de los países más ricos de América del Norte (por detrás de Estados Unidos y Canadá).[3]

Inicialmente, los exploradores españoles las llamaron Islas Lucayas, por los lucayos, un pueblo indígena arahuaco, primeros pobladores de la isla.[4]

Suele aceptarse que Bahamas es una deformación del español ‘baja mar’ por las albuferas que son características del relieve local.[5]​ Una etimología alternativa, sin embargo, propone un origen taíno: ba ha ma («gran tierra alta del centro»), supuesto nombre indígena de la isla[6]​ o una derivación de Guanaham, nombre que cita Colón en referencia a la isla de Guanahani[7]​, donde desembarcó Colón el 12 de octubre de 1492.[8]

Las islas estuvieron ocupadas, desde al menos quinientos años antes de la llegada de los europeos, por el puebo de los lucayos, descendientes de los aborígenes arahuacos, quienes vivían originalmente al norte de Sudamérica, en las islas del Caribe y en Florida. Se caracterizaban por vivir de la pesca y del cultivo del maíz.

En 1492 Cristóbal Colón desembarcó en la orilla de una pequeña isla, llamada Guanahani por los autóctonos. Colón le puso el nombre de San Salvador y reclamó la isla para España. Allí, Colón sometió a los lucayos[cita requerida] al trabajo de la búsqueda de oro. Se estima que 40 000[cita requerida] arahuacos perdieron la vida por resistirse a trabajar en esa empresa. La posterior desaparición de los arahuacos en tan solo veinticinco años, y la de otros pueblos, se debió en gran medida a esta y a posteriores expediciones europeas a la región.

Desde finales del siglo XV hasta finales del siglo XVIII, las Bahamas estuvieron bajo soberanía española, aunque las islas, por su situación estratégica en la "ruta del Galeón", y por formar el archipiélago un auténtico laberinto insular, paulatinamente fueron transformándose en escondites y nidos de piratas, bucaneros y filibusteros, especialmente ingleses. Así en el siglo XVIII, los lealistas británicos que habían dejado Nueva Inglaterra, a causa de los sentimientos anti británicos existentes en esas colonias, se trasladaron a las islas. Debido al gran número de colonos británicos en las islas, la soberanía del archipiélago se traspasó de España al Reino Unido, aunque momentáneamente fueron recuperadas por tropas enviadas por la capitanía general de Cuba, entonces llamada "de La Habana" y gobernada por Luis de Unzaga y Amézaga y las tropas comandadas por Bernardo de Gálvez durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos; posteriormente, en abril de 1783, en una visita que hizo el príncipe Guillermo de Inglaterra a Luis de Unzaga y Amézaga en su residencia de la Capitanía general de la Habana, ambos llegaron a acuerdos de intercambio de prisioneros y también trataron acerca de los preliminares de la Paz, en los que se intercambiarían las recién conquistadas Bahamas por la Florida oriental que aún tendrá que conquistar la ciudad de San Agustín en 1784 por orden de Luis de Unzaga y Amézaga; tras ello, definitivamente, también en 1784 las Bahamas serán declaradas colonia británica[10]​.

En plena Segunda Guerra Mundial, el duque de Windsor (anteriormente el rey del Reino Unido Eduardo VIII) fue nombrado gobernador general de las Bahamas. Viajó a esas islas en compañía de su esposa, la duquesa de Windsor Wallis Simpson en 1940, para ejercer el cargo de gobernador general hasta 1945. En 1973, los habitantes de las Bahamas votaron a favor de la independencia y se declararon independientes del Reino Unido, aunque permanecieron dentro de la Mancomunidad de Naciones (en inglés, Commonwealth of Nations).

Las Bahamas es una monarquía constitucional hereditaria que pertenece a la Mancomunidad de Naciones, o Mancomunidad Británica de Naciones. El monarca británico, como jefe de Estado, es quien designa a su representante en el lugar, el Gobernador general. El poder ejecutivo es ejercido por el Gabinete, a cuya cabeza se encuentra el primer ministro, institución que aparece en 1955 con las primeras elecciones parlamentarias en el archipiélago.

El poder legislativo recae en un sistema de parlamento bicameral. Está compuesto por dieciséis miembros del Senado (nombrados por el Gobernador general) y cuarenta miembros de la Cámara de Representantes, elegidos directamente por la población.

El Consejo Privado del Comité Judicial de Su Majestad es la más alta corte en las Bahamas; le sigue la Corte de Apelaciones, la Corte Suprema, con doce jueces, y las Cortes de Magistrados.

Los partidos políticos principales son el Movimiento Nacional Libre (Free National Movement - FNM) y el Partido Liberal Progresista (Progressive Liberal Party - PLP).

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Bahamas ha firmado o ratificado:

Las Bahamas se dividen políticamente en un distrito central, Nueva Providencia, y treinta y dos distritos locales, regulados por un total de veinticinco administraciones que dependen del Gobernador general. A su vez, dentro de los distritos locales, las ciudades más importantes tienen sus propios comités.

Los asuntos de Nueva Providencia son manejados directamente por el gobierno central. Los distritos y administraciones, distintos de Nueva Providencia, son los siguientes (aparecen primero el nombre en español, y después entre paréntesis la ciudad donde se halla la administración):

Las Bahamas son un grupo de cerca de setecientas islas y cayos que se hallan en el océano Atlántico occidental frente a las costas de la Florida. Andros es la isla más grande, situada a unos 230 km al sudeste de la Florida. Las islas Bimini están al noroeste. Al norte se sitúa la isla de Gran Bahama, donde se encuentra la segunda ciudad más grande del país, Freeport. La isla de Gran Ábaco está al lado, al este. La segunda isla más grande, Gran Inagua, está en la parte meridional. Otras islas importantes son Eleuthera, Cat, San Salvador, Acklins, Crooked y Mayaguana. Nassau es la capital y la ciudad más grande, localizada en Nueva Providencia. La mayor parte del país es plano aunque las islas tienen una costa muy irregular. El punto más alto del país es el monte Alvernia, de 63 metros de altura sobre el nivel del mar, situado en la isla de Alvernia.

Las Bahamas tienen un clima entre tropical y subtropical, moderado por el influjo de las aguas de la corriente del Golfo, sobre todo en el invierno. Estas islas, como todas las Antillas, sufren el azote de los huracanes, cuya temporada dura desde finales del verano hasta últimos del otoño. El huracán Andrew golpeó las islas septentrionales en 1992, el huracán Floyd a casi todas en 1999, el huracán Francés en 2004, el huracán Irma en 2017 y el huracán Dorian en 2019.

Bahamas es un país en desarrollo estable, dependiente de la economía basada en el turismo y actividades bancarias. El turismo solamente, supone más del 60 por ciento del PIB y emplea directa o indirectamente a la mitad de la mano de obra del archipiélago. El crecimiento constante del turismo y el auge en la construcción de hoteles, de recursos y de nuevas residencias habían conducido al crecimiento sólido del PIB durante los últimos años, pero el retroceso de la economía de los Estados Unidos y los atentados del 11 de septiembre de 2001 provocaron también un retroceso en la economía local entre 2001 y 2003.

Los servicios financieros constituyen el segundo sector en importancia de la economía: cerca del 15% del PIB. Sin embargo, desde diciembre de 2000, cuando el gobierno decretó nuevas regulaciones sobre el sector financiero, muchos negocios internacionales han salido del país. La industria y la agricultura contribuyen aproximadamente con una décima parte del PIB y muestran poco crecimiento a pesar de los incentivos que el gobierno destinó a estos sectores. En suma, el crecimiento depende del funcionamiento del sector turístico, que depende del crecimiento en los Estados Unidos, origen de más del 80% de los visitantes. Además del turismo y de las actividades bancarias, el gobierno apoya el desarrollo de un "tercer pilar", el comercio.

En 2005 el país tenía una población de 301.790 habitantes, de los cuales la mayoría son de raza negra (el 82 %), siendo los blancos la principal minoría (el 15 %). El idioma oficial es el inglés, hablado por casi toda la población, aunque popularmente se habla el «patois» (se pronuncia "patuá"). Un número pequeño de inmigrantes haitianos hablan el criollo (creole). El español es hablado por inmigrantes cubanos y estadounidenses de origen hispano.

Las Bahamas es un país muy religioso. El cristianismo es la principal religión, predominando las confesiones protestantes, como los bautistas, seguidos de los anglicanos. Los católicos son el 19 % de la población.[21]​ Algunas personas practican cultos sincréticos como el obeah, parecido al vudú.

En las islas periféricas menos desarrolladas, las artesanías incluyen cestería hecha de hojas de palma. Este material, comúnmente llamado "paja", es plegado en forma de sombreros y bolsas que son los elementos turísticos más populares. Otro uso es para los llamados "muñecos vudú", a pesar de que las muñecas son el resultado de la imaginación americana y no se basa en hechos históricos.[22]

Aunque no es practicada por los bahameses nativos, una forma de magia popular obeah derivada del África occidental, se practicá en algunas islas de la familia (fuera de las islas) de las Bahamas debido a la migración haitiana. Sin embargo, la práctica de la obeah en las Bahamas es ilegal y, por lo tanto, perseguida y penada por la ley.[23]

Junkanoo es un desfile tradicional de la calle africanos de la música, la danza y el arte, celebrada en Nassau (y algunos otros asentamientos) cada día de Navidad, Año Nuevo. Junkanoo también se utiliza para celebrar otras fiestas y eventos como Día de la Emancipación.

Regatas son importantes eventos sociales en muchos asentamientos de familias isla. Por lo general, disponen de uno o más días de navegación por botes de trabajo a la antigua, así como un festival en tierra.

Algunos asentamientos tienen festivales relacionados con el cultivo tradicional o alimentos de ese ámbito, tales como el Festival de la "Piña" en Gregory Town, Eleuthera, o el Festival del "Cangrejo" en Andros. Otras tradiciones importantes son cuentos.

La bandera posee un triángulo equilátero negro en el lado del mástil, superpuesto sobre un fondo compuesto de tres franjas horizontales iguales en dos colores, oro y aguamarina. Los colores de la bandera de las Bahamas simbolizan la imagen y las aspiraciones del pueblo de las Bahamas. El diseño refleja los aspectos del medio natural (sol, arena y mar) y el desarrollo económico y social.

El simbolismo de la bandera es el siguiente: Negro, un color fuerte, representa el vigor y la fuerza de un pueblo unido. El triángulo que apunta hacia el cuerpo de la bandera representa la determinación del pueblo de las Bahamas para desarrollar y poseer los recursos ricos de sol y mar, simbolizados por el oro y la aguamarina, respectivamente.

El escudo de armas de Bahamas contiene los símbolos nacionales como su punto focal. El escudo está flanqueado a los lados por un marlín o pez vela del Atlántico y un flamenco del Caribe, los animales nacionales de las Bahamas. El primero se encuentra en el mar y el segundo, en la tierra, indicando la geografía de las islas.

En la parte superior del escudo hay una concha, que representa la vida marina variada de la cadena de islas, sobrepuesta sobre un casco. Por debajo de este está el escudo real, y su símbolo principal es una representación de la nave Santa María de Cristóbal Colón, que se muestra a la vela bajo el sol. A lo largo de la parte inferior, debajo del escudo, aparece una leyenda con el lema nacional:

En julio se realiza el torneo de pesca más importante de las islas, donde los habitantes más diestros asombran a los turistas con su rapidez y precisión. También en septiembre se realizan torneos de música y baile, en los que se pone a prueba los magníficos golpes de la música afro y sus míticos bailes.

Por supuesto que, con la belleza del paisaje, y sus maravillosos corales, el buceo y el snorkel son los deportes más practicados. Además se realizan toda clase de deportes náuticos. Para sentirse más protegido y seguro, los nativos, se prestan como guías tanto en las profundidades como en las islas. En las islas el fútbol playa es un deporte en el que la selección es de las mejores de América. Serán anfitriones del siguiente mundial de fútbol playa.

También sobresale Tonique Williams-Darling campeona olímpica en Atenas 2004.

Dos jugadores bahameños han sido elegidos en el número uno del draft de la NBA: Mychal Thompson y DeAndre Ayton, siendo Thompson el primer jugador no estadounidense en conseguirlo. Otro jugador de baloncesto bahameño destacado es Buddy Hield, elegido en el sexto lugar del draft de la NBA del 2016.


English Version / Versión en Inglés > The Bahamas


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Bahamas (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!