x
1

Bruselas



Bruselas (en francés: Bruxelles Acerca de este sonido [bʁysɛl] , en neerlandés: Brussel Acerca de este sonido [ˈbrɵsəl] y en alemán: Brüssel) es la capital de Bélgica,[1]​ de la Comunidad Francesa de Bélgica y de la Comunidad Flamenca. Se le conoce popularmente también [2]​ como capital de la Unión Europea (UE) junto a Luxemburgo y Estrasburgo.

Bruselas es un municipio situado en la región administrativa "Bruselas-Capital" que es una de las tres regiones de Bélgica, con la Región Valona y la Región Flamenca.

Como capital del Estado, Bruselas es la sede del gobierno y el Parlamento. Alberga también, el Castillo de Laeken, residencia del rey Felipe de Bélgica y la familia real belga.

Desde que se convirtió en capital de Bélgica, Bruselas se ha rodeado de una aglomeración urbana que ha sobrepasado con mucho el territorio de la antigua ciudad y se ha extendido por muchos municipios cercanos. A excepción de los desaparecidos municipios de Laeken, Neder-Over-Heembeek y Haren, esta expansión, se ha hecho sin absorber los municipios que la rodean. Por lo que administrativamente, hay que distinguir tres entidades:

El Área metropolitana de Bruselas no se compone únicamente por los diecinueve municipios citados anteriormente ni por su millón de habitantes, como ejemplo, el aeropuerto internacional de Bruselas está en Zaventem, un municipio de la provincia del Brabante Flamenco, ya fuera de la región de Bruselas.

Es difícil precisar la extensión total de su área metropolitana, a raíz de las diversas definiciones que sostienen los geógrafos y a la falta de una institución normativa oficial. También lo dificulta el hecho de que las áreas metropolitanas y de influencia de las ciudades de Flandes se superponen unas sobre otras, pudiéndose considerar prácticamente una gran conurbación.

Durante la Alta Edad Media, el territorio en donde está emplazada la ciudad de Bruselas era un área pantanosa con abundantes arroyos que formaban islas. En la más elevada de las islas se erigió una ermita, y en torno a la ermita luego se formó un burgo. En neerlandés medieval broek (pronúnciese [bruk]) significa pantano y sell significa ermita; por tanto, la etimología de la ciudad de Bruselas es: "Ermita del pantano". Otros, sin embargo, sostienen que en un principio la ciudad se hallaba en la Montaña de San Miguel y estaba habitada por los celtas antes de que fuera ocupada por los francos. De hecho, tiene una etimología muy próxima a la de la ciudad de la Galia Cisalpina «Brixellum», actual Brescello, que deriva de «briga» (altura) y «cella» (templo), es decir, "templo en las alturas".

La historiografía tradicional fecha la fundación de Bruselas en 979 pero ningún escrito o fuente arqueológica ha permitido corroborar esa fecha.[3]

Todos los datos históricos relativos al actual municipio, el siguiente gráfico refleja su evolución demográfica.

Desde el punto de vista meteorológico, se diría que Bruselas es de clima marítimo templado. En pocas palabras, esto se traduce en inviernos relativamente suaves con algunos periodos de frío intenso, veranos templados y agradables e importantes precipitaciones repartidas a lo largo del año. Las temperaturas van de los 3 °C de media en invierno hasta máximas de 23 °C en verano. En julio y agosto, gracias a la ubicación de Bruselas, más en el interior, la sensación es un poco más cálida que en el resto del país. Aun así, las nubes pueden aparecer en cualquier momento, En otoño acostumbran a predominar las precipitaciones y los días grises, aunque raramente hace frío. De diciembre a febrero, los días son más cortos, con heladas matinales y temperaturas que pueden bajar de -5 °C al caer la noche (-14 °C el 6-1-09). Curiosamente, junio y noviembre acostumbran a ser los meses que más precipitaciones registran, con una media de 70 a 80 mm. En general se tiende a decir que la mejor época para viajar a Bruselas es a finales de la primavera y a principios de otoño, con temperaturas templadas.

Desde 2017, el alcalde (burgomaestre) de la ciudad de Bruselas es Philippe Close, miembro del Partido Socialista.

Debido a la tradición neutral del país en los diferentes conflictos europeos y aprovechando su ubicación geográfica central en el continente europeo, su capital fue designada para acoger los principales organismos de la unión desde sus inicios en los años 1950. Sin embargo la ciudad podría no haber nunca disfrutado de esta distinción si se hubiese aprobado el estatuto del Sarre en 1955.[6]

Bruselas es la sede de las instituciones de la UE: El Consejo Europeo, la Comisión Europea (Edificio Berlaymont), el Consejo de la Unión Europea (Secretariado general) y el Parlamento Europeo (aunque las sesiones plenarias también se realizan en Estrasburgo). Estos edificios se encuentran agrupados en lo que se conoce como barrio europeo dentro del cual destaca la avenida Robert Schuman en homenaje al ministro francés que fue "padre de Europa". La ciudad también acoge el edificio del Comité Económico y Social Europeo y del Comité de las Regiones y numerosas representaciones, tanto de estados miembros de la Unión como de países externos que tienen en Bruselas sus misiones diplomáticas. Sin embargo, importantes órganos y agencias de la Unión tienen su sede en otras ciudades, tal es el caso del Banco Central Europeo (Fráncfort del Meno), el Banco Europeo de Inversiones (Luxemburgo), la Europol (La Haya) y la AEMA (Copenhague).

La Presidencia del Consejo de la Unión Europea es de carácter rotativo, cambiando de un país a otro en períodos de seis meses. Por su parte el despacho oficial del Presidente del Consejo Europeo y el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad están establecidos en Bruselas. Asimismo, la Unión dispone de un instrumento político y militar para llevar a cabo misiones humanitarias fuera de Europa, operaciones de mantenimiento de la paz y otras labores de gestión de crisis. Todo ello gracias al establecimiento del Comité Político y de Seguridad (CPS), del Comité Militar de la Unión Europea (CMUE) y del Estado Mayor de la Unión Europea (EMUE), sometidos a la autoridad del Consejo Europeo y con sede en Bruselas.[7]

En cuanto al ámbito cultural, la Casa de la Historia Europea abrirá sus puertas a partir de 2014 en el barrio europeo de la ciudad.

Por estas razones Bruselas está considerada oficiosamente la capital de la UE. La Oficina de Enlace Bruselas/Europa, creada en 1991 por el Gobierno de la región de Bruselas-Capital, busca promover la imagen de la ciudad como capital europea y sensibilizar a los habitantes en la vocación europea de su región.

La ciudad de Bruselas contiene en su seno cantidad de monumentos y museos notables, además de ser considerada el núcleo de galvanización de la historieta franco-belga, cuyo premio entrega anualmente, así como uno de los principales mercados mundiales de antigüedades. Su patrón es San Miguel.

La arquitectura de Bruselas es muy variada y cuenta con estilos que van desde las construcciones medievales de la Grand Place hasta los modernos y vanguardistas edificios de las instituciones de la Unión Europea.

Las principales atracciones incluyen la famosa Grand Place, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1988, con el Ayuntamiento de estilo gótico en el centro, la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula y el Castillo Real de Laeken, con sus grandes invernaderos. En el entorno de la plaza se pueden observar las trazas de la antigua ciudad, de un estilo arquitectónico que en el país se conoce como estilo español, dado que los principales edificios históricos de estilo flamenco datan de la época en que la actual Bélgica, entonces Flandes, era una de las provincias del imperio de Carlos V. Otro emplazamiento notable es el Palacio Real de Bruselas.

El centro de la ciudad es conocido por sus edificios de estilo flamenco, además del enorme Palacio de Justicia de estilo neobarroco y particularmente las casas del estilo Art Nouveau realizados por el arquitecto Victor Horta. En el apogeo de este estilo, fueron desarrollados los nuevos suburbios de Bruselas, donde destacan los edificios de Schaerbeek, Etterbeek, Ixelles y Saint-Gilles. Otros ejemplos de este estilo es el palacio Stoclet, obra del arquitecto vienés Josef Hoffmann y declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2009.

El Atomium, construido para la Expo'58, es uno de los símbolos de la Bruselas moderna, con sus 103 metros de alto. Consta de nueve esferas de acero conectadas por tubos. Cerca de la mítica estructura se encuentra el parque Mini-Europa, con maquetas a escala 1:25 de los edificios más famosos de Europa.

Por otra parte, el Manneken Pis es una fuente de bronce de un pequeño niño orinando y que se ha convertido en otro de los símbolos históricos de la ciudad. Otros lugares importantes de Bruselas son el Parc du Cinquantenaire con sus arcos del triunfo y sus museos cercanos, la Basílica del Sagrado Corazón, la Bolsa de Bruselas, el Palacio de Justicia y los edificios institucionales de la Unión Europea. La Estatua de Europa (Unity in Peace) de la Comisión Europea en el jardín Van Maerlant (del escultor francés Bernard Romain) Etterbeek,[1].

Los deportes más destacados en Bruselas, al igual que en toda Bélgica, son, por este orden: ciclismo, natación, tenis y fútbol. [cita requerida] En Bruselas se dan cita varias pruebas ciclistas de renombre a nivel europeo, como son la Brussels Cycling Classic (denominada París-Bruselas hasta 2012) y el Gran Premio Eddy Merckx, que toma el nombre del ciclista belga Eddy Merckx.

Por su parte, existe un estadio multiusos referente en la ciudad, conocido históricamente como Estadio de Heysel y ahora llamado Estadio Rey Balduino. Desde su inauguración, en 1930 con motivo del Campeonato Mundial de Ciclismo en Pista de ese año, se han disputado en él, varias finales de la Liga de Campeones, varias de la ya extinta Recopa de Europa, así como varios partidos de las Eurocopas de 1972 y de 2000.

Bruselas, a pesar de ser una de las capitales europeas más importantes, no posee ningún equipo de fútbol de "primer nivel". El RSC Anderlecht, que tiene su sede en el municipio de Anderlecht, en la Región de Bruselas-Capital, es el equipo belga más laureado a nivel nacional e internacional.

Los Museos reales de Bellas Artes de Bélgica son los más conocidos, con un Museo de Arte Antiguo y otro Museo de Arte Moderno, además de dos museos menores, dedicados en exclusiva a los pintores belgas Constantin Meunier y Antoine Wiertz, respectivamente. También podemos visitar la casa museo de Victor Horta, principal representante del modernismo belga.

Asimismo es interesante visitar el Centro Belga de la Historieta (Centre Belge de la Bande Dessinée), que muestra la evolución de historietistas belgas como Hergé, André Franquin o Jean-Michel Charlier y algunos franceses, además de exposiciones temporales. La importancia de la bande dessinée (abreviado, BD) en Bruselas queda corroborada por los cientos de pinturas murales con motivos alusivos que la jalonan.

Hay otros muchos museos en Bruselas, como los museo de los instrumentos (Old England), del arte, del cacao o de la cerveza, o los siguientes:

El famoso Teatro Real de la Moneda (La Monnaie) es una de las salas de ópera y ballet más bellas de Europa donde se representa una nutrida temporada de eventos musicales.

Bruselas está hermanada con las siguientes ciudades:



English Version / Versión en Inglés > City of Brussels


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Bruselas (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!