x
1

Fráncfort



Fráncfort del Meno[2]​ (en alemán, Frankfurt am Main; pronunciado /ˈfʁaŋkfʊɐ̯t am ˈmaɪ̯n/ ( escuchar)), comúnmente llamada Fráncfort,[nota 1]​ es una ciudad comercial en el oeste de Alemania, en Hesse. Con 763 380 habitantes es también la quinta ciudad más grande del país (tras Berlín, Hamburgo, Múnich y Colonia). De acuerdo con Eurostat, la aglomeración urbana de la que Fráncfort forma parte, cuenta con 2 500 000 de habitantes.[3]​Aunque la capital administrativa de Hesse es Wiesbaden, Fráncfort tiene una importancia económica mayor.

Desde la Edad Media Fráncfort se encuentra entre los centros urbanos más importantes de Alemania. Su nombre aparece por primera vez mencionado en el año 794. Desde la Alta Edad Media fue Ciudad Imperial Libre, hasta 1806 era la ciudad en que se elegía al emperador y desde 1562 también la ciudad en que se coronaba al emperador alemán del Sacro Imperio Romano Germánico. Entre 1816 y 1866 fue sede de la Confederación Germánica y en 1848/49, del primer parlamento alemán libremente elegido.

En la época actual Fráncfort es un centro económico y financiero importante en Europa.[4]​ La ciudad aloja al Banco Central Europeo (BCE), al Deutsche Bundesbank, a la Bolsa de Fráncfort y a la Messe Frankfurt, esta última, sede de importantes exposiciones, ferias y salones internacionales, entre otras, el Salón del Automóvil de Fráncfort, el más grande de su género, o el de la Feria del libro, la más importante del mundo.

Debido a su ubicación céntrica, Fráncfort es un nudo de transporte muy relevante. Dan cuenta de ello las instalaciones del aeropuerto de Fráncfort, la Estación Central de Fráncfort del Meno y el nudo de autopistas más denso del mundo.[5]​ La ciudad alcanzó por primera vez los 100 000 habitantes en 1875, en 1928 llegó a sumar por primera vez 500 000. En las regiones más cercanas a Fráncfort viven actualmente cerca de 1 800 000 habitantes, y en toda la región del Rin-Meno 5 800 000.

Una particularidad de Fráncfort entre las ciudades alemanas es la concentración de edificios de altura en el centro, que dibujan un perfil característico, conocido localmente como la Frankfurter Skyline. Debido a estos rascacielos, que se cuentan entre los edificios más altos de Europa, se ha ganado el apodo de Mainhattan. Entre los edificios históricos que constituyen los símbolos de la ciudad se cuenta el casco antiguo reconstruido en el Römerberg y que incluye el Römer (edificio que aloja al Ayuntamiento de la ciudad) y la Catedral Imperial de San Bartolomé. Más del 40 % del área de la ciudad está cubierta por parques y áreas verdes protegidas, entre ellas, el «cinturón verde de Fráncfort» que incluye un bosque emplazado en terrenos que desde 1372 pertenecen a la ciudad.

Las instituciones ciudadanas e infraestructura tradicional que frecuentemente tuvieron su origen en fundaciones e iniciativas privadas desempeñan un papel significativo en la vida cultural de la ciudad. Se incluyen aquí las salas de espectáculos de la ciudad (Städtischen Bühnen, que alberga dos instituciones: la Ópera de Fráncfort y el Teatro de Fráncfort), la orilla de los museos (Museumsufer), el Museo Senckenberg de Historia Natural, la Schirn Kunsthalle y el Museum für Moderne Kunst (museo de arte contemporáneo), el Historisches Museum Frankfurt (museo histórico de Fráncfort), la casa natal de Goethe (Goethe-Haus), el teatro inglés (The English Theatre Frankfurt), el zoológico de Fráncfort y el jardín botánico (Palmengarten). La Universidad Johann Wolfgang Goethe fue fundada en 1914 y es, según el número de estudiantes, la cuarta más grande de Alemania. Varios galardonados con los Nobel y Leibniz se formaron en sus aulas. Además hay otras siete universidades e instituciones de educación superior en Fráncfort que en conjunto suman una matrícula de 60 000 estudiantes.

En las primeras menciones escritas de las que se tiene noticia (del año 794), el nombre de la población asentada en los lomajes donde hoy se encuentra la catedral era referido como Frankonovurd en alto alemán antiguo o también Vadum Francorum en latín. Ambos nombres significan lo mismo: «Vado (Furt) de los francos (Franken)», una barrera de roqueríos en el fondo del río Meno que hacía posible cruzarlo sin peligro cuando traía un flujo normal (por aquel entonces, el río era más ancho que en la época actual). La roqueda se hallaba seguramente un poco más río arriba del puente que hoy se denomina Alte Brücke.

Es probable que en la época romana el vado no tuviera aún una importancia estratégica porque los caminos que se internaban en el territorio germano desde Maguncia hacían rodeos evitando las tierras bajas y pantanosas de las riberas del río Meno, en medio de las que se encontraba la colina de la catedral de Fráncfort.

Tras la retirada de los romanos alrededor del año 260, la colina de la catedral fue tomada por los alamanes. Aproximadamente en el año 530 los francos sucedieron a los alamanes en el dominio sobre la región baja del Meno. Probablemente los nuevos soberanos ahora sí utilizaron el vado como vía importante de tránsito, y por tal razón fue llamado Frankenfurt por sus socios comerciales.[6]

El cronista Thietmar von Merseburg registró por escrito una leyenda en 1014-1017, la que hasta hoy se conoce, acerca de la fundación de la ciudad por Carlomagno, lo que habría ocurrido en el contexto de las guerras sajonas[7]

Sin embargo, lo cierto es que Carlomagno jamás guerreó contra los sajones en las inmediaciones del Meno. Asimismo, la historia del barrio de Fráncfort denominado Frankfurt-Sachsenhausen como supuesta colonia de sajones, prisioneros por el emperador victorioso, tampoco es más que una leyenda. Probablemente se trate de una mezcla de legendaria fábula con el hecho histórico real de que Carlomagno, poco antes de su partida en 794 llevó a cabo una campaña bélica contra los sajones insurrectos en el norte de Alemania.

La forma original del nombre Franconofurd se desarrolló en la Edad Media hacia Frankenfort o Frankinfort, y en la historia moderna continuó evolucionando hacia Franckfort y Franckfurth. A más tardar desde comienzos del siglo XIX se consolidó la forma escrita Frankfurt. La adenda am Main (del Meno) se puede encontrar en las más antiguas escrituras y desde el siglo XIV de manera regular.[nota 2]​ Coloquialmente, el nombre oficial casi siempre se abrevia a Fráncfort, toda vez que no exista peligro de confusión, en especial con Fráncfort del Óder (en alemán: Frankfurt an der Oder). También se pueden ver frecuentemente (en alemán) formas abreviadas como Frankfurt/Main o Frankfurt a. M., en el transporte ferroviario Frankfurt (Main) es lo usual. Además, en Alemania se usan abreviaturas como Ffm o FFM.

El Imperio romano, en su extensión máxima, llegó a incluir la ciudad, aunque por poco tiempo. El emperador Carlomagno habitó en Fráncfort durante buena parte de su vida. Durante el Sacro Imperio Romano Germánico Fráncfort fue regularmente la sede de las elecciones imperiales y entre 1562 y 1792 fue la ciudad de la coronación del emperador. Luego fue la capital de la Confederación del Rin y, más adelante, de la Confederación Germánica. Prusia se anexionó la ciudad en 1866, cinco años antes de ganar la guerra franco-prusiana, cuyo tratado de paz, que desembocó en la creación del Imperio alemán, fue firmado en Fráncfort el 10 de mayo de 1871.

Al igual que la mayoría de las ciudades alemanas, Fráncfort fue destruida por los bombardeos de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial; siendo capturada el 29 de marzo de 1945 después de una feroz batalla. Una vez finalizada la contienda se creó el estado federado de Hesse, en el que Fráncfort del Meno quedó suscrita administrativamente en el marco de la República Federal de Alemania (RFA). Berlín se encontraba ocupada por los ejércitos aliados, por lo que la nueva república se planteó la necesidad de fijar una nueva capital. Aunque Fráncfort fue la favorita para ostentar dicho título, la posterior presión del canciller Konrad Adenauer hizo que finalmente Bonn fuese designada como capital de la RFA, estatus que conservó hasta los años 1990, tras la reunificación alemana.

La ciudad, aunque por sí misma es relativamente pequeña, puesto que cuenta con menos de 800 000 habitantes, se ha convertido en una metrópolis por su importancia como centro financiero y como núcleo central de la región Rin-Meno, una de las más productivas y dinámicas de Alemania. Esta región concentra en su conjunto aproximadamente a cinco millones de habitantes, entre los que se destaca una gran proporción de extranjeros, particularmente en la ciudad de Fráncfort, que registra el mayor porcentaje de extranjeros en todo el país. Entre los principales grupos de inmigrantes, los turcos conforman la comunidad más numerosa, seguidos por exyugoslavos e italianos. El área de Fráncfort acoge también la mayor comunidad de coreanos en Europa.

Durante largo tiempo Fráncfort fue una ciudad de mayoría protestante, pero desde el siglo XIX ha visto aumentar la población de católicos. La ciudad está dividida en 16 distritos (Bezirke):

A su vez, los distritos están subdivididos en 46 barrios.

Fráncfort encarna de manera especial el denominado «milagro económico alemán» que se desarrolló en las décadas posteriores al final de la guerra. La ciudad se alzó rápidamente con el prestigio de ser el centro financiero del país,[4]​ arrebatándole esta condición a Berlín. El Deutsche Bank dejó la antigua capital y se instaló en Fráncfort. Según la Universidad de Liverpool, Fráncfort era la ciudad más rica de la Unión Europea en 2001 de acuerdo con la paridad de poder adquisitivo[8]​ Fráncfort es la sede del salón del automóvil más importante de Alemania y uno de los más importantes de Europa: El Salón del Automóvil de Fráncfort, que se celebra los años impares desde el año 1897.

El Banco Central Europeo (BCE), una de las instituciones más representativas de la Unión Europea (UE), tiene su sede principal en Fráncfort. Los órganos rectores del BCE (Consejo de Gobierno, Consejo General y Comité Ejecutivo) dirigen el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), cuyas funciones consisten en administrar la masa monetaria, conducir las operaciones en divisas, conservar y administrar las reservas oficiales de divisas de los Estados miembros y garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de pago. El euro se gobierna desde esta ciudad.

El moderno edificio que alberga la sede del BCE se construyó a orillas del Meno sobre terrenos anteriormente ocupados por el mercado mayorista de frutas y verduras de Fráncfort. En noviembre de 2014 el BCE se mudó al flamante edificio, cuya inauguración oficial se realizó el 18 de marzo de 2015, en medio de fuertes protestas ciudadanas.[9]​ Además, Fráncfort es el centro financiero del país y alberga la Bolsa alemana (Deutsche Börse AG) y el banco federal de Alemania (Deutsche Bundesbank). En esta ciudad se encuentra la sede de más de 370 bancos, y los mercados financieros más importantes del mundo compran y venden aquí a diario sus acciones. Este carácter empresarial y financiero le ha valido los sobrenombres de «Bankfurt» (jugando con el alemán bank, banco) y «Mainhattan» (en referencia al río Main o Meno y al barrio neoyorquino de Manhattan).

Fráncfort del Meno fue ciudad-sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1974, la Eurocopa 1988, Copa Confederaciones 2005 y de la Copa Mundial de Fútbol de 2006

Al igual que Berlín, Fráncfort ha implementado un completo sistema de bicitaxi; transporte alternativo y ecológico.

Por su parte, el Metro de Fráncfort del Meno posee nueve líneas y 58,7 kilómetros de longitud. La red de trenes metropolitanos es también subterránea en el centro de la ciudad, y cuenta con nueve líneas y más de 300 kilómetros de longitud, la llamada S-Bahn Rin-Meno.

Fráncfort posee un clima oceánico (Köppen: Cfb) con inviernos moderadamente fríos y veranos cálidos.

En la ciudad se celebran anualmente la Feria del Libro de Fráncfort y el Salón del Automóvil de Fráncfort.

Su museo pictórico más destacado es el Instituto Städel, que alberga cuadros de siete siglos, con grandes artistas desde Sandro Botticelli hasta Pablo Picasso y posteriores. La Ópera es una de las compañías más importantes del género en Alemania junto con las de Berlín, Múnich, Hamburgo y Düsseldorf. Es asimismo en esta ciudad donde, desde su universidad, surgió la relevante Escuela de Fráncfort.

Fráncfort está hermanada con las siguientes ciudades:


English Version / Versión en Inglés > Frankfurt


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Fráncfort (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!