x
1

Lenguas germánicas



Las lenguas germánicas son un subgrupo de la familia de lenguas indoeuropeas habladas principalmente por los pueblos germánicos. Todas derivan de un antecesor común, tradicionalmente denominado idioma protogermánico. La primera lengua germánica documentada es el gótico (siglo IV, «Biblia de Wulfilas»), hablada por los godos y que prevaleció en la península de Crimea hasta la Edad Moderna. También son muy antiguas las inscripciones en alfabeto rúnico, grabadas en armas o joyas, que dan información sobre otros dialectos germánicos.

Las lenguas germánicas se dividen comúnmente en tres ramas: la germánica oriental, la germánica nórdica y la germánica occidental. Las lenguas germánicas orientales están extintas en la actualidad, y a ellas pertenecían idiomas como el gótico, el vándalo y el burgundio. En la actualidad existen el inglés, el escocés, el alemán, el bajo alemán, el sueco, el islandés, el danés, el neerlandés, el afrikáans, el noruego, el luxemburgués, el frisón, el feroés y el yidis.

El nombre de Alamannia es la latinización de una frase en alto alemán antiguo: Alle Mannen («todos los hombres»), que engloba a todos los pueblos que habitaban esa zona en tiempos de Julio César (teutones, bucinobantes, cuados, hermiones, etc.) y fue transmitido a varias lenguas modernas, como el árabe (ألمانيا), catalán (Alemanya), galés (Yr Almaen), córnico (Almayn), francés (Allemagne), gallego (Alemaña), portugués (Alemanha), español (Alemania), y turco (Almanya), frente a los derivados del latino Germania, como el inglés (Germany). El nombre Germani es la latinización de una palabra en lenguas renanas: Germanen («de este lado del Rin»), que fue usada por Julio César para referirse específicamente a los eburones de la Galia Bélgica (al oeste del Rin).

     considerado a veces dialecto del inglés      criollos del inglés      considerado a veces dialecto del alemán      judeoalemán      criollo del alemán      considerado a veces dialecto del neerlandés      criollo del neerlandés      considerado a veces dialecto del sueco

El grupo germánico se divide en tres ramas o grupos:

El papiamento, hablado en las Antillas Neerlandesas, es un criollo en el cual se mezclan fuertes influjos españoles y portugueses con mucha influencia neerlandesa.

Las lenguas germánicas, a excepción del gótico, mantuvieron una situación de contacto fluido hasta al menos el siglo V d. C., en que se acelera la diferenciación.

La zona occidental y meridional de la actual Alemania se encontraba en manos de las tribus celtas hasta la llegada de los pueblos germánicos a consecuencia de las grandes migraciones, entre las más importantes, la de los teutones y la de los cimbrios entre los años 120 y 116 a. C.. En época de Tácito, hacia el año 100 d. C., los germanos ya se habían asentado a las orillas del Rin y del Danubio y se habían dividido en tres grandes grupos compuestos por diferentes tribus. Más adelante se daría nombre a estos grupos: francos, sajones y suevos, pero los historiadores romanos los denominan istveones, ingueones y (h)erminones.

Las lenguas germánicas nórdicas habladas en la actualidad son: el danés, el sueco, el dalecarliano, el noruego, el islandés y el feroés. Todas ellas y otras ya extinguidas (como el norn y el gútnico) derivan del protonórdico y del nórdico antiguo, y son habladas en Dinamarca, Noruega, Suecia, las Islas Feroe, Åland, Islandia y Groenlandia, así como por una significativa minoría sueca en Finlandia y por grupos de inmigrantes en América del Norte y Australia. Aproximadamente 20 millones de personas de los países nórdicos tienen una lengua escandinava como lengua materna.

La única lengua razonablemente bien documentada de este grupo es el gótico. El resto de lenguas germánicas orientales están pobremente documentadas. Sobre la lengua de los gépidos, los burgundios, los cuados, los vándalos y otros pueblos que presumiblemente habrían hablado lenguas germánicas orientales no existe una documentación extensa que permita describir sus dialectos. La mayor parte de la información está basada en antropónimos y topónimos.

La principal evidencia de la relación de las lenguas germánicas es el vocabulario común heredado del proto-germánico. En general las lenguas germánicas modernas muestran una pérdida de formas distintivas tanto en la flexión del nombre como del verbo. Las dos lenguas germánicas más populares, el inglés y el alemán, han desarrollado una cantidad importante de formas perifrásticas y analíticas en el verbo, frente a las formas sintéticas existentes en los estadios más antiguos de estas lenguas: el anglosajón y el antiguo alto alemán.

El grupo germánico surgió por evolución de algunos dialectos indoeuropeos hablados en Europa. Esos dialectos inicialmente bastante homogéneos experimentaron diversos cambios lingüísticos que finalmente llevaron a la formación de los diversos grupos de lenguas: germánico, báltico, eslavo, celta e itálico. El grupo germánico se caracteriza por una serie de cambios fonéticos:

Históricamente las lenguas germánicas siempre se han caracterizado por presentar las categorías de: género gramatical, caso gramatical en el nombre y además de una flexión verbal compleja. Sin embargo, la lengua germánica más extendida actualmente, el inglés, presenta importantes reducciones del sistema flexivo y de género existentes en inglés antiguo. En inglés moderno las distinciones de género solo afectan al sistema pronominal que retiene los tres géneros del indoeuropeo (masculino, femenino y neutro). El germánico nórdico es el que ha retenido en mayor medida el sistema flexivo heredado del antiguo germánico, en particular islandés es conservador en ese aspecto. El alemán y el neerlandés, presentan tipológicamente un punto intermedio entre el carácter altamente analítico del inglés y el carácter más fusionante del germánico nórdico.

Los estadios más antiguos testimoniados de todas las ramas de las lenguas germánicas muestran flexión nominal. Para el proto-germánico se reconstruyen hasta cinco casos diferentes en el singular y cuatro casos en el plural. La reducción de casos en los estadios posteriores es más evidente en las lenguas germánicas occidentales, aunque todas las lenguas germánicas fueron reduciendo su morfología nominal pasando de formas más sintéticas a formas más analíticas. El siguiente cuadro compara la flexión de *wulf- 'lobo' en cinco lenguas germánicas antiguas:

El subgrupo de las lenguas germánicas es uno de los que conforma la familia indoeuropea. Estas lenguas se han dividido tradicionalmente en dos grandes grupos, tomando como base el tratamiento de las oclusivas palatales y las labiovelares de la lengua común (protoindoeuropeo): los sonidos palatales del protoindoeuropeo, [K] solo se conservan en las lenguas kentum (del latín centum), mientras en las lenguas satem este sonido pasó a ser sibilante (avéstico: satəm). De la misma manera, en las lenguas satem las labiovelares se reducen al sonido k mientras en las kentum se conserva el elemento labial junto al gutural que tiende a vocalizarse. El germánico, junto al tocario, hitita, griego, itálico, celta y el ilirio se engloba dentro de las lenguas kentum. Esta diferencia es exclusivamente fonética y no hay aparentemente más rasgos comunes relevantes, sin embargo permite establecer dos grandes áreas geográficas claramente delimitadas en las que las lenguas de una de las dos ramas tienen más rasgos comunes con sus lenguas "hermanas" que con las de la otra familia, de lo que se deduce que estas lenguas tienen una fase de desarrollo común entre ellas en contraposición con las de la otra familia. Esto, que se puede afirmar de las lenguas satem (ide. oriental), no se puede atestiguar en las kentum (ide. occidental), no parece haber una fase de desarrollo común en las lenguas anteriormente citadas, aunque sí puede apreciarse un origen común y constantes coincidencias léxicas, pe. gótico þiuda, a. nórdico þjōđ ags. Þēod, a. nórdico thioda, diot(a) <<pueblo, gente>>

El germánico no se presenta como una estructura lingüística uniforme. Aunque su diferenciación respecto al resto de las lenguas de la familia ide es inequívoca, no existen registros, por lo que no se puede estudiar como una lengua atestiguada como ocurre con el latín o el griego. Esto significa que el germánico (en adelante protogermánico) es una lengua reconstruida a través de los diferentes grupos dialécticos en los cuales se dividió: germánico occidental, germánico oriental y germánico septentrional. Estas tres familias a su vez se dividen en otros tantos idiomas, y es de estos de los que por primera vez tenemos registros escritos, por lo que sirven de punto de partida en el análisis de la lingüística germánica.

Del análisis de estas lenguas obtenemos las características principales de las lenguas germánicas, aquellas que las diferencias del resto de la familia indoeuropea. (Véase sección características lingüísticas)

John A. Hawkins señala que más de un tercio del léxico patrimonial del germánico es de origen preindoeuropeo y que la causa probable sea un substrato pre-germánico. De acuerdo con Hawkins, los términos preindoeuropeos parecen dominar ciertos campos semánticos —los términos relacionados con la navegación, la agricultura, la construcción y la arquitectura tradicional, la guerra y las armas, los nombres de animales terrestres y peces, así como los nombres de instituciones sociales y comunales—. Algunos ejemplos procedentes del inglés que da Hawkins son los siguientes:

Los numerales de las diferentes lenguas protogermánicas son:

A continuación se examina una lista más larga de formas léxicas no limitada a numerales. Con el paso del tiempo, algunos de los términos de esta tabla han sufrido cierta modificación en su significado original. Por ejemplo, la palabra alemana Sterben y otras que significan «morir» son cognados de la palabra inglesa starve, que significa «morir de hambre». También hay al menos un ejemplo de un préstamo cuyo origen no es germánico (ounce y sus cognados del latín).

occ.


English Version / Versión en Inglés > Germanic languages


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Lenguas germánicas (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!