" />

Mérida (México)



¿La imágen no corresponde a Mérida (México)?
Puedes elegir otra de la lista. (más info)



English Version / Versión en Inglés > Mérida, Yucatán

Mérida es la capital y ciudad más poblada del estado de Yucatán, cabecera del municipio homónimo y la duodécima urbe con más habitantes de México. Se encuentra ubicada al noroeste del estado en la región sureste del país, zona de la que es el principal centro social, cultural, económico y educativo.[5]​ En 2020, la ciudad contaba con una población de 921 771 habitantes y es el centro neurálgico de la denominada Zona Metropolitana de Mérida en la que se encuentran conurbados cinco municipios de Yucatán y que alberga a una población de 1 316 088 habitantes, siendo la undécima área metropolitana más habitada del país.[6]​ Su rica herencia cultural es producto de la mezcla de las culturas maya, española y africana durante la época colonial influenciada posteriormente por las culturas francesa y libanesa con algunas aportaciones de la neerlandesa, coreana e italiana. Es una de las ciudades con mejor calidad de vida del país y una de las más seguras de América. La Catedral de Mérida, construida con piedras de ruinas mayas adyacentes, es la más antigua de la América continental y el Centro Histórico de Mérida es el segundo más grande del país solo detrás del Centro Histórico de la Ciudad de México, metrópoli de la que se localiza a unos 1009 km de distancia.[7]

La ciudad fue fundada el 6 de enero de 1542 por Francisco de Montejo, "El Mozo" sobre los vestigios de la ciudad maya de T'Hó que se encontraba virtualmente deshabitada cuando los europeos conquistaron la península de Yucatán. Fue la capital de la Capitanía General de Yucatán de 1565 a 1786 y de la Intendencia de Yucatán de 1786 a 1821.

En el año 2000, la ciudad fue nombrada Capital Americana de la Cultura por virtud del impulso que ha dado a las actividades culturales, siendo la primera ciudad en recibir dicha distinción que le fue otorgada una vez más en el año 2017.[8]​ La ciudad ha sido sede de dos encuentros binacionales Estados Unidos-México, el primero en 1999,[9]​ y el segundo en 2007, en el cual se creó el programa internacional de seguridad Iniciativa Mérida.[10]​ También algunos eventos científicos internacionales se han llevado a cabo en Mérida, como la Olimpiada Internacional de Matemáticas en 2005,[11]​ la Olimpiada Internacional de Informática en 2006 y la Olimpiada Internacional de Física en 2009.[12]​ Asimismo, cada año la ciudad es sede de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) creada por la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) en 2012.[13]​ En ese año, la ONG Comité Internacional de la Bandera de la Paz otorgó el reconocimiento de "Ciudad de la Paz" a Mérida, debido a su destacable seguridad social,[14][15]​ además de ser el mismo año, sede de la II Cumbre de la Alianza del Pacífico. En 2014, la ciudad fue sede de la VI Cumbre de la Asociación de los Estados del Caribe, recibiendo a más de 25 jefes de Estado. En octubre de 2015, se llevó a cabo en la ciudad la XII Conferencia Internacional del Comité Internacional de Coordinación de Instituciones Nacionales para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos organizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en colaboración con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), en la cual se aprobó por unanimidad la Declaración Mérida firmada por los Ombudsman de los 53 países participantes que permitirá cumplir con perspectiva de derechos humanos la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible formulada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.[16]​ En noviembre de ese año, la ciudad recibió al presidente cubano Raúl Castro en su primera visita como jefe de Estado a México, en un encuentro bilateral.[17]​ En 2016, el Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, avalado y designado como órgano certificador por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (ONU), certificó a la ciudad como "Comunidad Segura" por sus altos niveles de seguridad y calidad de vida.[18]​ En 2018, el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos colocó a Mérida como la ciudad con mejor calidad de vida del país.[19]​ En septiembre de 2019, la ciudad fue sede de la XVII Cumbre de los Laureados al Premio Nobel de la Paz, organización internacional iniciada por Mikhail Gorbachov en la década de 1990, reuniendo a más de 30 laureados entre ellos a Lech Wałęsa, Rigoberta Menchú, Jody Williams, David Trimble, Shirin Ebadi, Leymah Gbowee, Tawakkul Karman, Kailash Satyarthi y Juan Manuel Santos. En 2020, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reconoció a Mérida por contar con las mejores condiciones regulatorias y administrativas de Latinoamérica, por lo que destacó que es una de las mejores ciudades del país para invertir.[20]​ Un año antes, la UNESCO nombró a Mérida como Ciudad Creativa por su gastronomía añadiéndola a la Red de Ciudades Creativas de la que forman parte ciudades de todo el mundo,[21][22]​ además de que la ciudad también es miembro de la selecta lista de ciudades gastronómicas de Délice Network creada por la ciudad francesa de Lyon.[23]​ Ese mismo año, la revista CEO World catalogó a Mérida como la segunda ciudad más segura del continente americano solo por detrás de la ciudad de Quebec,[24]​ mientras que la revista Condé Nast Traveler en la edición 32 de sus Reader's Choice Awards clasificó a Mérida como la mejor ciudad del mundo.[25]​ En 2021, la misma revista, en la edición 33 de su lista de las ciudades más amigables del mundo, posicionó a Mérida en el primer lugar de la lista de países de América.[26]​ En el ámbito internacional, la ciudad es miembro de Gobiernos Locales por la Sostenibilidad (ICLEI),[27]​ así como socio del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU),[28]​ cuyo XIX Congreso se realizó en Mérida en 2011 contando con la participación de más de 41 ciudades de 13 países iberoamericanos.[29]​ También es asociada de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), organización de la que es Ciudad Piloto de la Agenda 21 de la cultura destacándose por encima del promedio mundial en Derechos culturales, en Patrimonio, Diversidad y Creatividad y en Cultura y Medio Ambiente.[30]

La ciudad fue construida sobre la ciudad maya de T'Hó y bautizada con el nombre de Mérida por la Mérida de Extremadura, en España, lugar de procedencia de algunos de los españoles que llegaron a la región, precisamente porque las edificaciones halladas en la ciudad maya abandonada les hicieron recordar las ruinas romanas de Emérita Augusta, actual Mérida española fundada por órdenes del emperador Augusto para premiar a sus soldados eméritos o veteranos que habían conseguido méritos durante su carrera militar. Durante la conquista musulmana de la península ibérica, Emerita paso a llamarse Mārida y posteriormente Mérida por metaplasmo de la palabra latina original, nombre que finalmente los europeos le darían a la nueva ciudad cuyos edificios construyeron utilizando las piedras cortadas y labradas de la antigua ciudad maya.[31]

El mote de “Ciudad Blanca” deriva, según investigaciones del historiador Michel Antochiw Kolpa, no por el encalado con que solían pintarse sus muros y fachadas desde la época colonial hasta entrado el siglo XX, usándose para ello la cal derivada de la cocción del carbonato de calcio proveniente de la piedra caliza abundante en la región, ni tampoco por su proverbial limpieza, la cual puede hoy considerarse un mito —sin que por ello sea una ciudad sucia—, sino de un hecho que se remonta a la fundación de la ciudad en 1542: Montejo padre, hijo y sobrino, conquistadores de Yucatán y fundadores de Mérida, así como sus acompañantes coetáneos y aún después, a lo largo del primer siglo que siguió a la conquista, quisieron por razones de seguridad y de fundado temor, ante la rebeldía pertinaz de los mayas que nunca pudo abatirse totalmente (según lo demuestra la rebelión de Jacinto Canek a mediados del siglo XVIII y la cruenta y prolongada Guerra de castas estallada en 1848 y no concluida sino hasta empezado el siglo XX), hacer una ciudad "blanca", esto es, para los blancos. Esa fue su intención y su diseño original (de ahí las puertas de acceso a la ciudad más allá de las cuales estaban los barrios de indios, que más tarde serían desbordados por el crecimiento demográfico). Más tarde pudo comprobarse que era más fuerte la necesidad de los conquistadores de tener cerca la mano de obra requerida por la siempre creciente mancha urbana que su deseo inicial de permanecer étnicamente puros, aislados y protegidos en el espacio urbano creado sobre las ruinas de la vieja ciudad maya de Ichcaanzihó (T'Hó).[31]

El 18 de agosto de 1618, Felipe III firmó en el monasterio de San Lorenzo el Real, el Real Privilegio de Armas a Mérida de Yucatán de las Indias, «en premio a su fidelidad y buenos servicios», en los siguientes términos:

El escudo es partido, esto es verticalmente de arriba abajo, en dos cuarteles iguales. El primero (izquierda) en campo azur (azul) ostenta un castillo de oro, y el segundo (derecha) un león rampante de oro en campo de sinople (verde). El escudo va timbrado, es decir rematado en su cúspide, con corona real abierta. La forma o contorno del escudo corresponde al estilo heráldico español: cuadrilongo con su base redondeada.[33]

El lema de la ciudad deriva del hecho de que al nacimiento de Felipe IV, el rey Felipe III expresó su júbilo escribiendo de manera espontánea en una correspondencia:

El título enorgulleció a los ciudadanos, y el 20 de agosto de 1608, el cabildo de Mérida giró órdenes a todos los escribanos para que todos los documentos oficiales se intitulara en referencia a la ciudad: «Muy noble y muy leal ciudad de Mérida». El 13 de julio de 1618, el rey Felipe III de España confirmó por Real Cédula este título de manera oficial y asignó el escudo de armas.

Mérida se localiza al noroeste de la Península de Yucatán, dentro del denominado cráter de Chicxulub formado, según la hipótesis más aceptada, por el impacto de un asteroide hace 65 millones de años, evento conocido como del impacto K/T que habría ocasionado la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno y consigo la desaparición de los dinosaurios, entre otras especies. El cráter tiene un diámetro de 180 kilómetros y a su alrededor se encuentra lo que se conoce como el anillo de cenotes. La ciudad se ubica en las coordenadas 20°58′04″N 89°37′18″O / 20.96778, -89.62167 (20.967778, -89.621667), con una altitud media de 8 metros sobre el nivel del mar.

La ciudad es el principal núcleo de población del área conurbada de la Zona Metropolitana de Mérida, donde se encuentra en íntima relación con Kanasín, Umán, Conkal y Ucú.

Mérida se encuentra a una distancia de 1557 km de la Ciudad de México, 386 km de Chetumal, 650 km de Villahermosa, 325 km de Playa del Carmen, 309 km de Cancún, 173 km Campeche, 167 km de Tizimín, 165 km de Valladolid, 124 km de Chichén Itzá, 118 km de Tekax, 84 km de Ticul, 78 km de Uxmal, 72 km de Izamal, 43 km de Motul, 36 km de Progreso, 32 km de Hunucmá, 17 km de Umán.[35]

En general, el clima es tropical cálido, húmedo, con lluvias en verano (de junio a octubre) y una temperatura media mensual de 30 °C. De acuerdo con la clasificación climática de Köppen, su clima es tropical de sabana (Aw) y se encuentra en una ecosistema de selva seca. El clima en la ciudad de Mérida se forma de la manera siguiente:

La reserva ecológica Cuxtal se localiza en el sur de la ciudad. Es un espacio verde designado por el municipio de Mérida y está compuesto por 10,757 hectáreas, terreno designado en 1993 como un área de preservación ecológica e histórica.[39]​ Contiene siete haciendas, sitios arqueológicos, cenotes así como una zona de conservación de la naturaleza, la feria de Xmatkuil y el campus de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán. Provee el 50 % del agua de la ciudad de Mérida y es hogar de 168 especies de aves, en su gran mayoría migratorias, además de plantas, mamíferos, reptiles, invertebrados y anfibios.

Mérida fue fundada el 6 de enero de 1542 por el español Francisco de Montejo el Mozo y cien familias españolas. Esta ciudad fue construida sobre las ruinas de la población maya Ichkaansihó, que en maya significa ‘Cinco cerros’, también conocida como T'Hó, ya abandonada a la llegada de los españoles, en el siglo XVI. Consigna el historiador Juan Francisco Molina Solís que cuando los soldados españoles entraron a T'Hó, en 1541, «apenas había 200 casas de palma ocupadas por aproximadamente un millar de indígenas mal nutridos, junto a colosales ruinas y restos de edificios sorprendentes y bellos que coronaban agrestes cerros cubiertos de añeja arboleda».[40]

Parte de la arquitectura colonial de la ciudad correspondiente a los siglos XVII y XVIII puede ser apreciada en el centro de la ciudad. Durante este período, a fin de proteger la ciudad de las sublevaciones indígenas se propuso un plan de amurallamiento, del que sólo se llevaron a cabo el muro rodeando la ciudad con las entradas o arcos. Actualmente solamente se conservan el arco del Barrio de San Juan y los arcos de Dragones y del Puente en el barrio de la Mejorada.

Durante el siglo XIX e inicios del XX hubo un proceso de "afrancesamiento" de la arquitectura urbana que quedó plasmado en las viejas casonas construidas en esa época en el paseo de Montejo muchas de las cuales existen todavía. Los años del oro verde, los del auge henequenero, a finales del siglo XIX, constituyeron una época de afluencia económica para Mérida. La situación de bonanza permitió que la ciudad tuviese alumbrado público eléctrico y tranvías antes que muchas otras ciudades de México. A principios del siglo XX Mérida contaba con un gran número de familias adineradas que contrastaban con una pobreza muy generalizada de la población indígena. El paseo de Montejo antes mencionado es una avenida construida en ese entonces e inspirada en los grandes bulevares de París, a cuya vera se construyeron las mansiones de los acaudalados hacendados henequeneros.

El 13 de enero de 1916, se realizó en el Teatro Peón Contreras de la ciudad el Primer Congreso Feminista de Yucatán, el cual fue el primero en México y el segundo en Latinoamérica.[42]

Según el censo de 2020 realizado por el INEGI, la población de la ciudad era de 921,771 habitantes, de los cuales 479,369 eran hombres y 515,760 mujeres.

El municipio al que pertenece la localidad tenía un índice de desarrollo humano alto de 0,8940, lo que la ubicaba en el primer lugar de la entidad en 2005,[43]​ estando por encima de la media estatal que fue de 0,8088 según el PNUD en 2008.[44]

Mérida es el centro de población más habitado del estado. Durante el siglo XX, la ciudad pasó de tener 62 447 habitantes en 1910 a 142 858 para mediados del siglo, en 1950; su población llegó a los 523 422 habitantes en 1990.[45]​ Durante las primeras dos décadas del siglo XXI la población de Mérida pasó de 662 000 a 921 771 habitantes.

La Zona Metropolitana de Mérida, según datos del INEGI en 2005, se localiza en la parte noroeste del estado mexicano de Yucatán y está conformada oficialmente por 5 municipios, de los cuales 3 son considerados como municipios centrales, es decir, municipios que cuentan con una conurbación continua, dichos tres municipios son: Mérida, Kanasín y Umán, los otros dos municipios son: Conkal y Ucú que son considerados como municipios exteriores pertenecientes a la zona metropolitana pero que no forman parte de su continua mancha urbana (conurbación), de igual manera en algunos documentos oficiales y estadísticas también se cuentan a los municipios de Progreso de Castro y Hunucmá.[46]

La población es predominantemente católica. También hay una presencia de La iglesia adventista del séptimo día, la Iglesia Ortodoxa, los Testigos de Jehová, la Iglesia Bautista, la iglesia Presbiteriana, Asambleas de Dios, Calvary Chapel, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, La Luz del Mundo, iglesias evangélicas independientes entre otras.

En el año 2000, de acuerdo al citado censo efectuado por el INEGI, la población de más de 5 años que era católica ascendía a 553 227 habitantes, mientras que los no católicos suman 80 714 habitantes.

En agosto de 1993 el Papa San Juan Pablo II visitó esta ciudad, en su tercera visita a México.

La ciudad de Mérida es la capital del estado de Yucatán. Así también, es la cabecera municipal del municipio de Mérida, uno de los 106 municipios de Yucatán, mismo que se encuentra en el noroeste del estado y ocupa una superficie total de 885,14 km².[47]

En el ámbito político, pertenece a los distritos electorales estatales I,[48]II,[49]III,[50]IV,[51]V,[52]VI[53]​ y VII,[54]​ así como a los distritos electorales federales III[55]​ y IV.[56]

En el 2010, el municipio tenía una población de 828 190 habitantes, el 93,89 % de ellos en la cabecera municipal y el resto en las localidades de Caucel, Cholul, Komchén, Chablekal, San José Tzal, Leona Vicario, entre otras.

La autoridad municipal está constituida en un ayuntamiento, integrado por un presidente municipal, alcalde o primer edil, regidores y síndicos.

Mérida tenía un total de 16 042 analfabetas mayores de 15 años en el año 2010, por lo que el índice de alfabetización de la ciudad era de 97,26 % en este sector de la población, cifra que está por encima de la media estatal de 90 %,[58]​ y por encima de la media nacional que era de 92,8 %.[59]

La educación superior es impartida por instituciones públicas y privadas. La ciudad es sede de la Universidad Autónoma de Yucatán, universidad pública que es considerada como la máxima casa de estudios del estado. También es sede de otras instituciones públicas como el Instituto Tecnológico de Mérida,[60]​ la Universidad Tecnológica Metropolitana,[61]​ y la Universidad Politécnica de Yucatán. Las instituciones privadas tienen una amplia oferta educativa, entre las que destacan la Universidad Anáhuac Mayab,[62]​ la Universidad del Valle de México,[63]​ la Universidad Marista de Mérida,[64]​ la Universidad Mesoamericana de San Agustín,[65]​ la Universidad Latino,[66]​ la Universidad Modelo,[67]Universidad Interamericana para el Desarrollo,[68]​ y la Universidad Tec Milenio.[69]

El sistema de salud de la ciudad se divide entre las unidades de salud pública y las unidades del sector privado. En el sector público, se encuentran presentes unidades de atención primaria y hospitales de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); mientras que la medicina privada está presente a través de una amplia gama de clínicas y consultorios médicos, así como grandes hospitales privados.

La Secretaría de Salud tiene a su cargo dos unidades de atención primaria, el Hospital Materno Infantil de Mérida, el Hospital de la Amistad Corea-México, el Hospital General Agustín O'Horán y el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán. El Instituto Mexicano del Seguro Social ofrece sus servicios mediante seis unidades de atención primaria, el Hospital General Regional No. 12 Benito Juárez y el Hospital General Regional T-1 Ignacio García Téllez. El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado atiende a su población derechohabiente a través de dos hospitales. Otra institución pública que brinda servicios es el Hospital Regional Militar.

La iniciativa privada ha impulsado el turismo médico en la ciudad,[70]​ ofreciendo cirugías, tratamientos y rehabilitación que destacan a Mérida en el país. Los mayores hospitales privados de la ciudad son la Clínica de Mérida, el Centro Médico de las Américas, el Centro Médico Pensiones, el Hospital StarMédica, y el Hospital Faro del Mayab.

Mérida es una de las ciudades con mejor percepción de seguridad en el país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.[71]​ Los niveles de seguridad han sido comparados con los de las ciudades europeas más seguras.[72]

La ciudad cuenta, en materia de seguridad pública, con vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y, dentro del primer cuadro de la ciudad, de la Dirección de Policía Municipal. La distribución geográfica de ambas instituciones ha servido de ejemplo a otras ciudades del país con resultados favorables en materia de seguridad.[73]

El desarrollo de fraccionamientos y complejos residenciales cerrados, con vigilancia propia, ha permitido preservar la seguridad de sus habitantes.[74]​ La sociedad juega un papel importante en materia de seguridad, pues gracias a un tejido social sólido se ha logrado la prevención del delito, así como el fomento de la solidaridad y cooperación entre los habitantes de los vecindarios.[75]

La ciudad alberga a importantes centros de investigación, entre los que se encuentran el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), una unidad del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav Unidad Mérida), el Centro de Investigaciones Regionales Dr. Hideyo Noguchi, un Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (Centro INAH Yucatán), el Centro Peninsular en Humanidades y en Ciencias Sociales (CEPHCIS) y la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Mérida (ENES Mérida), éstas dos últimas pertenecientes a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El Parque Científico Tecnológico de Yucatán (PCTYUC) es un complejo de centros de investigación ubicado al noroeste del estado, cercano a la ciudad. Fue inaugurado en 2008 y en el 2015 albergaba a más de 1100 investigadores pertenecientes a 68 instituciones de educación superior que se desempeñaban, principalmente, en los sectores de biotecnología, tecnologías de la información, tecnologías para la sustentabilidad y logística.[76]

Al suroeste de la ciudad de Mérida se encuentra el Aeropuerto Internacional Manuel Crescencio Rejón. Cuenta con vuelos comerciales a muchas ciudades de México, así como a destinos internacionales, tales como Miami, Houston, Atlanta, Dallas, Milán, Roma, Toronto, La Habana, Belice. También recibe un importante número de vuelos destinados exclusivamente a la carga. En 2015 movió un millón seiscientos sesenta y tres mil pasajeros. Es administrado por la empresa Aeropuertos de Sureste (ASUR).

El transporte público terrestre es proporcionado por empresas locales de autobuses a prácticamente todos los rincones de la extensa ciudad de Mérida, del territorio estatal y peninsular. Del mismo modo, la Península de Yucatán y con ella Mérida, está servida por varias empresas transportistas por carretera que la enlazan convenientemente con el resto del territorio nacional.

Los sitios arqueológicos más cercanos de la ciudad capital son: Dzibilchaltún, Dzoyilá, Chen Hó, Flor de mayo, Xcatzmil, Caucel y Xoclán, entre otros. Estos yacimientos mayas prehispánicos forman un circuito alrededor y en la periferia de Mérida. Además de ellos, dentro de los límites de la ciudad, en diversos parques públicos y en otros sitios, se muestran vestigios arqueológicos mayas correspondientes a lo que fue la antigua ciudad de T'Hó, sobre cuyas ruinas fue construida Mérida a la llegada de los españoles a partir de 1542.

Dentro de la misma ciudad se preservan varias haciendas que datan del siglo XIX.

En su crecimiento, la ciudad alcanzó primero, y abarcó después, las haciendas cercanas que se dedicaban a industrializar el henequén y que formaban parte de la red de haciendas que integraban la gran industria henequenera de la región. Hay haciendas completamente reconstruidas y habilitadas como museos, hoteles, paradores turísticos o salas de eventos sociales. Entre las haciendas que han sido restauradas y que hoy ofrecen sus servicios como hoteles están Hacienda Temozón Sur, Hacienda San José Cholul, Hacienda Santa Rosa de Lima y la Hacienda Xcanatún. Hay otras habilitadas como centros de reunión y restaurantes: Sodzil y San Antonio Cucul en el norte de la ciudad, Chenkú y Mulsay en el poniente, Misné, Teya y San Pedro Nohpat en el sureste y Chichí Suárez, Petcanché en el noreste y al suroeste tenemos la hacienda de Tabi y la de Xtepén.[77]

La ciudad se divide en barrios o colonias, como se les denomina localmente al igual que en el resto de México. Hay gran número de estas lo muestra el crecimiento de la ciudad. En torno a la ciudad se ha construido un anillo periférico que rodea íntegramente el área urbana y que ha ayudado a resolver el creciente problema de vialidad que presenta la ciudad de Mérida.

La ciudad es, en su mayoría, un plan hipodámico. Si bien, la evolución reciente es de una ciudad difusa, se ha hecho un esfuerzo para aumentar la densificación y dar paso a una ciudad compacta, para reducir el uso de suelo, permitir el crecimiento ordenado, mejorar los servicios, reducir las distancias, y evitar que el área urbana siga en crecimiento horizontal;[78]​ esto acorde a las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas.[79]

El centro de Mérida guarda la configuración colonial de la ciudad. Es un área de aproximadamente 4 km² que contiene las construcciones más antiguas de la Ciudad, incluyendo el primer cuadro en donde se encuentra una plaza central, llamada "Plaza Grande" o "Parque Principal" en el que está la Catedral, el Palacio de Gobierno, sede del poder ejecutivo del Estado, y el Palacio Municipal, asiento del Ayuntamiento de Mérida. Hay otros edificios importantes que resaltan como la casa que fue de los Montejo, y en donde vivieron en el siglo XVI los conquistadores de Yucatán y fundadores de Mérida. También en este primer cuadro se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán ubicado en un edificio del siglo XIX conocido precisamente como Ateneo Peninsular, obra del arquitecto Manuel Amábilis.[80]

Muy cercanos a estos edificios centrales se encuentra el Teatro Peón Contreras y el edificio primario de la Universidad Autónoma de Yucatán. Hay también varias plazuelas entre las que destaca el Parque Hidalgo, el Parque a la Madre y la Plaza de Santa Lucía. En esta última se realizan semanalmente festivales musicales muy atractivos para propios y extraños. También hay varias iglesias coloniales, además de la catedral de Yucatán, y desde luego el gran mercado popular que atrae una gran cantidad de comerciantes y clientes que cotidianamente se reúnen en torno a la compra y venta de todo género de mercaderías.

Una característica destacable es que la nomenclatura de la mayor parte de las vialidades es numérica, así como que al referenciar un domicilio es costumbre la mención de las calles entre las que se encuentra, por ejemplo, el teatro Carrillo Puerto está en la calle 60 por 57 y 59. La numeración citadina funciona usando los pares para las calles que corren en el eje norte-sur y las vialidades transitables de oriente a poniente se identifican con números nones. Una característica que genera confusión entre los visitantes es que cada barrio o colonia tiene su propia numeración de manera que se repiten las calles con el mismo número.

También conocida como Plaza Grande o Plaza Mayor, está ubicada en el centro histórico de la ciudad entre las calles 60 y 62 con la 61 y 63.[81]

Fue trazada desde la fundación de la ciudad, de conformidad con las instrucciones que el Francisco de Montejo, quien dictaminó la construcción del primer cuadro de la nueva ciudad a cargo de su hijo Francisco de Montejo "El Mozo".[82]

Es la avenida más importante de la ciudad de Mérida. Se extiende desde el barrio de Santa Ana, en el centro de la ciudad, hasta la salida hacia el puerto de Progreso.

El trazado y diseño están inspirados en el de los bulevares franceses. Flanqueado por grandes árboles, cuenta con un camellón y numerosas glorietas. A ambos lados de esta avenida se construyeron grandes mansiones de estilo afrancesado durante el auge henequenero que tuvo Yucatán a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

La ciudad de Mérida cuenta con parques y jardines en toda su extensión. Algunos de los principales en la Zona Metropolitana de Mérida son los siguientes:

En lo que respecta a la música la Trova yucateca es género musical surgido en Yucatán a finales del siglo XIX que alcanzó una enorme popularidad en las primeras décadas del siglo XX. Una distinción particular de la trova yucateca es su diversidad de armonías de guitarra y voz, así como por sus ritmos, entre los que destacan el Bolero, Bambuco, Clave, Danza, Jarana, Pasillo, Joropo, Vals entre otros. Algunos de estos ritmos que reflejan las interacciones culturales del estado con países caribeños, sudamericanos y europeos, han sido adaptados en una forma particular que permite identificarlos como yucatecas. Varios artistas han trascendido las fronteras de Yucatán con su música y sus canciones. Destacan entre otras piezas afamadas: Peregrina, A Yucatán, Aires del Mayab, Beso Asesino, Mérida Colonial, Boca Loca, Caminante del Mayab, Te amaré toda la vida, Contigo Aprendí, El Pájaro Azul, Esta tarde vi llover, Novia Envidiada, Un tipo como yo. Amor, amor, Nunca, etc. Hay en Mérida, para promover y conservar su gran acervo de música popular, un Museo de la canción yucateca en el que se hacen permanentemente presentaciones de trova yucateca. La jarana yucateca también es uno de los géneros musicales que se ha bailado por generaciones y que se considera una adaptación local por los mayas autóctonos de la Jota española, introducida durante la colonia. Hay una gran variedad de bailes que se acompañan con la música de la jarana; entre ellos destacan la danza de los listones y la danza de la cabeza de cochino.[86]​ La ciudad cuenta con un programa denominado Lunes de vaquería, iniciado en los años noventa, realizado semanalmente en los bajos del palacio municipal. Es una fiesta popular de danza folklórica. Mérida cuenta con una de las mejores orquestas sinfónicas de México que sostenida tripartitamente entre el gobierno del estado, el público concurrente y un patronato[87]​ integrado por donantes particulares afectos a la buena música. La sede de la Orquesta Sinfónica de Yucatán[88]​ es el afamado Teatro Peón Contreras ubicado en el centro histórico de Mérida.

Se cuenta además, con la Estudiantina de la Ciudad de Mérida, que difunde y enriquece la gran tradición tuneril que existe en el mundo, siendo el único grupo de este tipo que existe en el estado de Yucatán (hasta diciembre de 2017).

El español de Yucatán, es fácilmente identificable como diferente con relación al que se habla en el resto de la República mexicana. Esto se debe principalmente a la influencia notable de la lengua maya, que todavía es hablada por más de un tercio[89]​ de la población del estado de Yucatán, sobre todo, pero no exclusivamente, en las áreas rurales. La lengua maya es melódica, llena de sonidos de X ("x" es pronunciado "sh" en la lengua maya). El lenguaje de los yucatecos se distingue también por emplear muchos vocablos de origen maya, como purux (gordo), tuch (ombligo), wixar (orinar), xic (axila), nohoch (grande). El español del yucateco se caracteriza pues por un acento suave dotado de una cadencia y un ritmo reconocibles y singulares, cuya entonación entre pujada debido a la glotalización, es peculiar y única en el contexto nacional mexicano. Esas características sumadas a las palabras importadas de la lengua maya y en algunos casos "españolizadas", y que han permeado las formas españolas, convierten a la lengua regional en un idioma propiamente dicho.[90][91]

Lo que pudiera llamarse gastronomía de Mérida es propiamente la gastronomía de Yucatán. Esta se distingue dentro de la gastronomía de México porque tiene rasgos y características regionales que la individualizan. No solo son los condimentos los que la hacen diferente, sino también los otros ingredientes, las técnicas de preparación y las recetas de los platillos. La de Yucatán es esencialmente una gastronomía mestiza derivada de los usos y costumbres de los componentes sociales y culturales de la sociedad yucateca. El uso del maíz, del frijol y de los otros productos agrícolas cultivados en la milpa regional son la base de la comida yucateca. Recuérdese que para el pueblo maya, uno de los componentes del mestizaje de Yucatán, el maíz fue el alimento básico. Ya el Popol Vuh, libro sagrado de los mayas, dice que el hombre se hizo de maíz.[92]

Hay desde luego otras influencias en la cocina de Yucatán: la europea en lo general (el queso relleno), especialmente la española (los cocidos como el puchero), la caribeña, sin lugar a dudas, la libanesa debido a la inmigración importante de sirio-libaneses durante las primeras décadas del siglo XX y también otras gastronomías mexicanas como la poblana y la veracruzana.[93][94]

Para los maratones que se corren en la ciudad de Mérida anualmente, véase Maratón de Mérida. Mérida es sede de varios equipos deportivos profesionales, entre ellos los Venados de fútbol y los Leones de béisbol.

Además Mérida cuenta con diversas instalaciones deportivas:

Actualmente la ciudad alberga trece consulados que representan a diversos países; dos de los trece consulados son generales, estos son los representativos de Cuba[95]​ y Estados Unidos;[96][97]​ mientras que once de los consulados son honorarios, estos son los representativos de Alemania,[98]Austria,[99]Belice,[100]España,[101]Finlandia,[102]Francia,[103]Grecia,[104]Líbano,[105]Luxemburgo,[106]Países Bajos,[107]​ y Corea del Sur.[108]

La ciudad cuenta con los siguientes tratados de hermanamiento:




Escribe un comentario o lo que quieras sobre Mérida (México) (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!