x
1

Rojo



El rojo es un color que se percibe ante la fotorrecepción de una luz cuya longitud de onda dominante mide entre 618 y 780 nm. Se asemeja a la coloración de la sangre arterial de los vertebrados.[1]

Se considera que el rojo es un color cálido, con una relación con el fuego y la incandescencia. El rojo estándar puede verse en el recuadro de la derecha, arriba; los valores que se dan debajo corresponden al mismo.

La denominación de color «rojo» abarca al conjunto de coloraciones similares al estándar, rojizas.[2]​ Uno de los sinónimos de rojo es colorado.

La palabra rojo deriva del latín rŭssum o rŭsseŭs, ‘rojo subido’,[3]​ relacionado con ruber, ‘rojo’, del protoindoeuropeo *reudh–, ‘rojo’.[4]​ El término «rojo» comenzó a usarse regularmente en idioma castellano durante el siglo XV; en la Edad Media ya existía, pero era de uso poco común. De acuerdo con el filólogo Joan Corominas, «rojo» significaba antiguamente un color rojizo, mientras que las denominaciones tradicionales del color de la sangre eran «bermejo», «colorado» y «encarnado».[3]​ El rojo es el único color para cuyo nombre se ha hallado una raíz protoindoeuropea común y también es el color de la sangre.[5]

Un sinónimo de rojo es colorado, del latín colorātus, de colorāre, ‘colorar’.[7]Encarnado también es un sinónimo, aunque se aplica tanto al color rojo como al color carne o carnación.;[8]​ al color rojo vivo se le llama en ocasiones punzó, esto a partir del galicismo muy frecuente en la primera mitad del siglo XIX ponceau, nombre francés de la amapola silvestre con pétalos rojos.[9]

El rojo es uno de los cuatro colores psicológicos primarios, junto con el amarillo, el verde y el azul. Además, es considerado un color cálido, junto con el naranja, el amarillo y todas las coloraciones que tienden a estos.[1]

En el sistema de síntesis sustractiva de color, donde los colores se crean mezclando pigmentos o tintes (pinturas, colorantes, tintas), los colores primarios son el cian, el magenta y el amarillo. El rojo, junto con el verde y el azul, son los colores secundarios en este sistema, es decir que cuando se trabaja con pigmentos de cualquier clase, para obtener rojo se deben mezclar dos de los colores primarios sustractivos (específicamente, amarillo y magenta).

El procedimiento de impresión por cuatricromía (que se usa para imprimir, por ejemplo, libros y revistas en color) emplea los colores primarios sustractivos con el agregado de negro. De allí que un color para cuatricromía se describa mediante el porcentaje de tinta de cada uno de estos cuatro colores que entra en su composición. Como el rojo se forma con la adición de magenta y amarillo, un área impresa en color rojo intenso estará compuesta por C=0 (0 % de cian), M=100 (100 % de magenta), Y=100 (100 % de amarillo) y K=0 (0 % de negro). Véase CMYK.

En este sistema de cromosíntesis, el color complementario del rojo es el cian.

Durante mucho tiempo el rojo tuvo estatus de color primario sustractivo. De hecho, ha formado parte de casi todos grupos de colores básicos, principales o primarios que diferentes estudiosos del tema propusieron a lo largo de la historia.[10]​ En el siglo XIX por ejemplo, el tipo de rojo más usado como primario fue el carmín o carmesí.[11]​ Los estudios de Newton sobre la naturaleza de la luz y del color suscitaron numerosas teorías sobre el tema, no siempre correctas. A principios del siglo XVIII algunos tratados de pintura habían adaptado el círculo de colores creado por Newton a las necesidades del arte pictórico y señalaban que los tres colores primarios eran el rojo, el amarillo y el azul del círculo newtoniano. La práctica de utilizar esta tríada de primarios en pintura continúa hasta el día de hoy.[12]

Actualmente, tras varios siglos de desarrollo de pigmentos y estudios sobre el color, se considera que los tres colores primarios sustractivos óptimos son el cian, el magenta y el amarillo, pero en el ámbito del arte, por razones técnicas y tradicionales, generalmente se prefiere continuar usando los primarios «antiguos».[12]

En este sistema de cromosíntesis, el color complementario del rojo es el verde.

En el sistema aditivo de síntesis de color, en el cual los colores se obtienen mezclando luz de color en lugar de pigmentos, el rojo es un color primario, junto con el verde y el azul. Esto significa que cuando se trabaja con luz de color, basta con mezclar esos tres colores en diferentes proporciones para obtener todos los demás. Para crear las tonalidades claras y oscuras, se reduce o aumenta la luminosidad.

Este sistema aditivo de colores luz es el que utilizan los monitores y televisores para producir colores. En este sistema, un color se describe con valores numéricos para cada uno de sus componentes (rojo, verde y azul), indicando al rojo con «R», al verde con «G» y al azul con «B». En una escala de valores de 0 a 255, el rojo aditivo puro se expresa como R=255 (rojo al valor máximo), G=0 (nada de verde) y B=0 (nada de azul). Véase RGB.

Este rojo fue uno de los primeros colores que pudieron reproducir los ordenadores personales al abandonar la monocromía, a principios de los años 1980.

En este sistema de cromosíntesis, el color complementario del rojo es el cian.

Rojo espectral es la región de luz de color rojo del espectro electromagnético que el ojo humano es capaz de percibir. La longitud de onda de la luz roja es de alrededor de 645-700 nm; las frecuencias más bajas que el rojo —y, por lo tanto, de longitudes de onda más largas— se denominan infrarrojas y no son visibles. Así, el color rojo corresponde a la frecuencia más baja de luz discernible por el ojo humano.

En Occidente, la interpretación tradicional del cromatismo del arcoíris sostiene que este contiene siete colores, que corresponden a los siete colores en que Newton dividió el espectro de luz visible. En este contexto, el rojo es considerado el primer color visible, tanto del espectro newtoniano como del arcoíris.[1]

De acuerdo con la longitud de onda, el espectro que corresponde al rojo puede dividirse en cuatro zonas:

Las personas con dificultades para distinguir el color rojo se denominan protanómalas. La protanomalía puede consistir en una capacidad parcial de percepción del color rojo o en una incapacidad total, dependiendo de la condición de los conos L del individuo protanómalo. Los conos L son las células de la retina que perciben las longitudes de onda lumínicas largas; si son defectuosos, producen una ceguera parcial al rojo, y si faltan del todo producen una ceguera total a este color, o protanopía.[15]

En la naturaleza, el color rojo cumple un papel importante en la coloración de advertencia, también llamada aposemática, de los animales. Ciertas especies utilizan este color —generalmente en combinación con negro u otros colores contrastantes— para advertir a los depredadores de su toxicidad o mal sabor.[16]​ El rojo usado en estos casos es intenso, apropiado para distinguirse en el entorno natural, donde son más frecuentes los verdes, azules y marrones.

La sangre oxigenada es roja debido a la presencia de hemoglobina oxigenada.

Cuando se utiliza para describir la coloración animal natural, “rojo” generalmente se refiere a un color marrón, rojizo o jengibre. En este sentido se utiliza para describir los colores de la capa de perros y vacas de color marrón rojizo y en los nombres de varias especies de animales o razas como el zorro, la ardilla roja, ciervos rojos, el petirrojo, Calidris canutus, el colirrojo real, el zorzal alirrojo, el setter rojo, ganado rojo Devon, etc.

Cuando se utiliza para las flores, “rojo” se refiere a menudo al purpúreo (trébol rojo, heleborina roja) o colores rosados (valeriana roja).

Algunos ejemplos de rojo en la naturaleza:

Comparación entre sangre arterial y venosa

Alpacas de pelaje rojo

Ibis rojo

Rana granulada venenosa

Rojo vivo de una dalia

Cerezas

Tres tipos de chile

Antiguamente se llamaba «rúbrica» a un color rojo anaranjado vivo, en referencia al color rojo que se usaba para marcar, remarcar y señalar documentos u otros objetos, que se hacía con pigmentos de bermellón, minio o almagre. También se llamaba rúbrica a los epígrafes de los libros, que solían ser rojos.[1]​ Por otra parte, el lacre que se utilizó durante siglos para sellar documentos solía y suele aún ser rojo, a pesar de que es posible darle cualquier otro color.

El rojo como símbolo de poder: Guillermo II de los Países Bajos, en un retrato de 1849

El lazo de cinta roja que se usa en las campañas contra el SIDA

Lacre rojo. El rojo se usó para rubricar documentos

Linterna china del tradicional color rojo

La alfombra roja sobre la que se recibe a las celebridades

El rojo puede simbolizar amor y pasión

El rojo heráldico se denomina gules. Los antiguos armoriales que se conservan muestran que es uno de los esmaltes heráldicos más antiguos.

En los ejemplos bajo estas líneas: el escudo de Albania, de gules con un águila de sable (negra), que representa una excepción a las reglas de la heráldica, ya que coloca esmalte sobre esmalte; el «águila tirolesa» (Tiroler Adler), de gules sobre campo de plata, tradicional emblema de la región alpina del Tirol, en el antiguo escudo de los condes del Tirol; las armas familiares de George Washington, originadas en el siglo XIV, que pueden haber inspirado las «barras y estrellas» de la bandera de Estados Unidos.[19][20]

Escudo de Albania

Antiguo escudo del Condado de Tirol

Escudo familiar de George Washington

En vexilología, el rojo es un color muy frecuente. En algunas banderas nacionales la superficie roja es considerable, y otras incluso emplean al rojo como color de fondo. Este color también se encuentra en algunos grupos de banderas que comparten colores nacionales por razones étnicas: los colores panárabes, paneslavos y panafricanos.

En los ejemplos bajo estas líneas: la bandera de la República Popular China, donde el rojo alude al comunismo; el rojo «paneslavo» de la bandera de Montenegro, adoptado del de la bandera de Francia por simpatía con los ideales de la Revolución Francesa; el «dragón galés» (Y Ddraig Goch) de la bandera de Gales, símbolo nacional cuyo origen probablemente se remonta a los tiempos de la ocupación romana.

Bandera de la Unión Soviética

Bandera de la República Popular China

Bandera de Montenegro

Bandera de Suiza

Bandera de Turquía

Bandera de Perú

Bandera de Canadá

Bandera de Albania

Bandera de Singapur

Bandera de la Comunidad de Madrid

Bandera de Macedonia del Norte

Bandera de Kirguistán

Bandera de Túnez

Bandera de Marruecos

Véase colores políticos: rojo político.

Las selecciones nacionales de Costa Rica, Chile, Dinamarca, España, Portugal, Polonia, China, Perú, Inglaterra, Paraguay, Canadá y Suiza utilizan rojo.

En fútbol, el rojo lo utilizan los clubes América de Cali, Arsenal FC, Atlético de Madrid, Bayern de Múnich, Flamengo, AC Milan, Independiente de Avellaneda, Liverpool FC, Manchester United, River Plate, Unión Española, Independiente Santa Fe, Caracas Fútbol Club, Sport Lisboa e Benfica, Ajax de Ámsterdam, Sport Club Internacional, Olympiacos, Sao Paulo FC, Estudiantes de La Plata, Bayer Leverkusen, Newells Old Boys, Union de Santa Fe entre otros.

Véase colores litúrgicos.

En la liturgia católica, el rojo simboliza la sangre derramada por el Evangelio y al Espíritu Santo. En relación a la sangre, se utiliza durante las fiestas de los mártires, las relacionadas con la Pasión de Cristo (Domingo de Ramos, Viernes Santo, Santa Cruz) y la Eucaristía (Corpus Christi). En relación al Espíritu Santo: Pentecostés, fiestas de los apóstoles, la Santísma Trinidad y durante la celebración del sacramento de la vida y confirmación.

Los colores web establecidos por protocolos informáticos para su uso en páginas web incluyen el rojo que se muestra debajo. Como se ve, coincide con el rojo aditivo puro, y en programación se lo invoca con el nombre red (rojo). Más abajo figuran los demás rojos web X11.



English Version / Versión en Inglés > Red


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Rojo (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!