América de Cali




English Version / Versión en Inglés > América de Cali

El América de Cali —conocido como América— es un club de fútbol colombiano fundado el 13 de febrero de 1927 en la ciudad de Cali. Es considerado uno de los clubes más grandes y populares de Colombia y uno de los más importantes en Sudamérica.[9]​ Disputa sus partidos en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero y el color que identifica al club desde sus inicios es el rojo escarlata.

Es uno de los clubes colombianos con mayor número de campeonatos obtenidos a nivel profesional con 18 títulos. A nivel nacional ha conquistado la Primera A colombiana en quince oportunidades, siendo uno de los equipos con más campeonatos en el torneo; también, logró coronarse campeón de la Primera B en el torneo anual de 2016. A nivel internacional logró realizar destacadas participaciones en la Copa Libertadores de América, dónde consiguió cuatro subcampeonatos en los años 1985, 1986, 1987 y 1996, siendo el club colombiano que más finales ha disputado en la competición.[10][11][12]​Asimismo, logró coronarse como campeón continental en la Copa Simón Bolívar del año 1975[13]​ y en la Copa Merconorte del año 1999; logros que lo convirtieron en uno de los clubes más prestigiosos de Colombia. Para la IFFHS es el noveno mejor club de América del Sur y el mejor de Colombia en el siglo XX.[14][14][15]

Disputa sus clásicos más importantes y tradicionales junto a Deportivo Cali en el denominado Clásico vallecaucano, y junto a Atlético Nacional de Medellín. También disputa otros clásicos históricos frente a los equipos bogotanos de Millonarios e Independiente Santa Fe, con este último en el denominado Clásico de rojos.

El punto de inflexión en su historia llegó a mediados de la década de 1970, cuando conquistó su primer título oficial tras más de 50 años de ser constituido y luego de 31 años de la creación del fútbol colombiano. Su primer título oficial tardó en llegar, pues aun siendo un animador ocasional del torneo, la falta de solvencia económica lo marginó del protagonismo que merecía por su importancia histórica y arraigo popular, para la década de los 80s lograría el récord de 5 campeonatos consecutivos (1982,[16]1983,[17]1984,[18]1985[19]​ y 1986[20]​ ) y tres finales consecutivas de Copa Libertadores (1985, 1986 y 1987), saliendo en todas las ocasiones subcampeón, consolidando ahora con títulos no solo su importancia histórica sino además su aparición en el panorama internacional.

Entre 1996 y 2013, el club fue incluido en la denominada Lista Clinton, señalado por lavado de activos provenientes del Cartel de Cali.[21][22][23]​ Su inclusión en dicha lista desencadenó una crisis económica que se agudizó a mediados de la primera década del siglo XXI y que amenazó con la desaparición del equipo en los años posteriores. Estar dentro de la lista le impidió a la "Corporación Deportiva América" tener cuentas bancarias, así como establecer vínculos contractuales con empresas nacionales e internacionales, lo cual dejó al equipo sin ingresos por patrocinio, lo anterior llevó al América a subsistir con los ingresos por derechos de televisión venta de camisetas e ingresos de sus hinchas al estadio.[24][25]

En el año 2011, tras 57 años en primera división, perdió la categoría, descendiendo a la Primera B,[26][27][28][29]​ en la cual jugó desde la temporada 2012, luego de caer en la serie de promoción contra Patriotas Boyacá en serie de penales,[30]​ siendo así hasta ahora el primer equipo grande de Colombia en descender a segunda división. Su estancia en el torneo de ascenso duró 5 años, pues en noviembre de 2016 América logró su ascenso y regresó a la Primera División de Colombia.[31]

En marzo de 2012 y después de 4 años de gestiones fallidas encaminadas a la reestructuración para el posterior saneamiento,[32][33]​ se creó la nueva organización América S. A.[34]​ Además, se pasó de 2500 aportantes a 211 accionistas. El miércoles 18 de abril de 2012 la nueva sociedad fue presentada oficialmente ante la Dimayor,[35]​ quien pasaba a reconocer a la entidad propietaria de los derechos deportivos del equipo ya no como "Corporación Deportiva América" sino como "Sociedad Anónima Deportiva América S. A." y, posteriormente y de manera simplificada, "América de Cali S. A.".

En la actualidad, es el quinto mejor equipo colombiano del siglo XXI y el trigésimo séptimo en Sudamérica en el período 2001-2010 según la IFFHS.[36]​ En la Conmebol es el segundo mejor club colombiano en torneos internacionales con 512.58 puntos.[37]​ Por parte de la FIFA es reconocido como uno de los Clubes Clásicos del Mundo.[38]

Se sabe que el América tuvo sus inicios hacia el año de 1918; don Pablo Manrique, primer entrenador del América, afirmó que el equipo se presentó por primera ocasión con ese nombre el 21 de diciembre de 1918 y, ocho meses más tarde, con motivo del Centenario de la Batalla de Boyacá, participó en el torneo homónimo y lo ganó el 3 de agosto de 1919, al doblegar al equipo Latino del Valle por marcador de 3-0, siendo también el primer trofeo obtenido desde su fundación no oficial;[39][40]​ poco después el equipo se desintegró.

Tiempo después, hacia 1925, cuya fecha exacta no se ha podido precisar, existió un conjunto llamado "Junior", club que lucía los colores distintivos del equipo argentino Racing de Avellaneda y vestía dichas camisetas importadas de Argentina por el almacén de Anzola y Co., por ello también lo llamaban Racing Club.[41]​ Ese equipo fue entonces conformado inicialmente por Hernán Zamorano Isaacs (fundador y primer presidente del club) y sus amigos Serafín Fernández y Álvaro Cruz, teniendo como primer lugar de entrenamiento una manga del Cementerio Central.[42]

Simultáneamente, un grupo de jóvenes jugaba en el equipo Independiente. Esos futbolistas habían tenido discrepancias con la gente del Junior Club (o Racing), y encabezados por los jugadores Arturo Salazar y Luis Mercado Posso tomaron la decisión de abandonar el equipo y pasar al Independiente que ya venía actuando;[43]​ con ellos se fue asimismo el uniforme azul que se había escogido para el equipo, fue entonces cuando se propuso arrancar de cero con un nuevo nombre y colores para la naciente divisa.

Por otra parte, se conoce la versión de Alfonso Bonilla Aragón, un importante periodista y escritor caleño. Bonilla Aragón vivió de cerca el génesis del actual conjunto de los Diablos Rojos porque su hermano Ramón Antonio fue uno de los primeros arqueros del naciente equipo; también porque durante su vida fue un declarado hincha furibundo de la escuadra escarlata.[44]

Contaba BonAr (como era también conocido) que "el fútbol llegó a Santiago de Cali traído desde Londres por jóvenes estudiantes del sector de El Empedrado, hijos de prestantes familias de la ciudad quienes habían sido enviados a estudiar allá por sus padres. Para completar los veintidós elementos requeridos por el reglamento, estos estudiantes les explicaron a otros compañeros suyos, pertenecientes a los colegios Santa Librada y San Luis, en qué consistía el juego".[44]​ BonAr no menciona los años en concreto, pero bien pudo ser entre 1910 y 1912.

Cuenta la historia que el 13 de febrero de 1927, día que se considera la fecha oficial de fundación, el 'nuevo' América jugó un partido contra el equipo de los Hermanos Maristas, en Yanaconas, A las nueve empezó el cotejo; el primer tiempo iba dos-cero a favor del América, tuvieron que dejarse empatar 3-3 para no perder la cerveza y la comida que les habían ofrecido. La precisión en la fecha fue indicada por Benjamín Urrea, uno de los fundadores del cuadro escarlata, quien pasó a la posteridad con el sobrenombre de Garabato.

Nacido el América F. C. del Junior o Racing, comenzó a conquistar sus títulos. Pues al año de fundado ganó el campeonato departamental de segunda categoría, derrotando en la partida final al Alférez Real (antes Boyacá), Igualmente había derrotado al Colombia el primer campeonato de América fue logrado el 29 de septiembre de 1927.[41][40]

Según Luis Hernando Lenis, el nombre del equipo nació de un comentario sin importancia hecho por el capitán de la selección uruguaya de 1924. "Un buen nombre para un conjunto es América, manifestó el capitán del cuadro celeste; desde entonces así se llama el onceno rojo de Cali.[45]​ También dijo Lenis que en una publicación de El Gráfico donde el comentario del cronista, "Los negritos del América parecen unos diablos rojos...", causó una especial impresión y a partir de ese momento el equipo se empezó a vestir totalmente de rojo.[46]

Otra de las teorías acerca del origen del nombre y los colores, una de la más aceptadas, dice que el nombre fue escogido como homenaje a America Football Club (el equipo de 1918) y la elección de los colores se debe a que en la gira de 1931 algunos miembros del equipo asistieron, como espectadores, a un partido de baloncesto entre los quintetos de Unión Colombia y los Diablos Rojos. Estos últimos vestían íntegramente de rojo y como consecuencia de ello América determinó seguir jugando de rojo, de arriba abajo, colores que se oficializaron hacia el año 1936.[47]

Según Marco Tulio Villalobos, arquero del América en aquellos años, el onceno rojo fue campeón del torneo aficionado de segunda categoría en 1930, por tal razón sus directivos pensaron en la posibilidad de ingresar al torneo de primera en el año 1931, y para medir esta posibilidad se decidió organizar un torneo.[48]​ América accedió a la final del torneo donde enfrentaría a The Cali Football Club (probable más no confirmado antecedente del actual Deportivo Cali),[49]​ el cual venció por 1 a 0 al equipo rojo. Dicho partido estuvo marcado por la polémica, puesto que el árbitro del encuentro determinó invalidar 2 goles convertidos por el América presuntamente en fuera de lugar, lo que le costó al rojo la pérdida del título que quedó en manos del Cali F. C.[48]​ Como protesta ante lo que consideraron un fallo injusto, allegados al equipo escarlata publicaron unos volantes en contra del arbitraje, lo que provocó que el club fuese suspendido por la Federación de toda competición regional en el Valle del Cauca durante un año.

A fin de mantener la actividad futbolística, los directivos del América decidieron emprender una gira a lo largo del país, siendo el primer club de Colombia en realizar tal expedición.[48]​ Los directivos rojos en cabeza de su presidente Luis Carlos Cárdenas toman la decisión de jugar en diferentes lugares del territorio nacional para no dejar morir la institución.[50]

Su viaje empezó un 5 de mayo de 1931 y en Bogotá se jugaron cinco encuentros, ganando el América cuatro y perdiendo uno. Inicialmente derrotó a Medicina 1-3, posteriormente por igual marcador a la Selección Bogotana,[51]​ al famoso conjunto Bartolinos por 0-3,[52]​ y a Escuelas Internacionales 2-5.[53][54]​ El último partido en la capital fue contra Juventud y América cayó 1-0,[55]​ con lo cual perdió el trofeo en disputa, la Copa Olaya Herrera. El testimonio de Villalobos indica que este último juego no se ganó por la actuación del árbitro.

América ya estaba de salida de la capital cuando llegó el onceno peruano Association Brondy (que era el mismo Ciclista Lima del empresario Augusto Brondy, por eso al equipo también le decían Association Brondy),[56]​ el cual también había estado en Cali, y abrió la temporada internacional contra los recién bautizados Diablos Rojos. En ese equipo jugaban verdaderas figuras del fútbol inca y naturalmente ganaron, pero América le marcó dos goles a este conjunto,[57]​ cosa que en Colombia ningún otro equipo pudo conseguir, ni siquiera en Barranquilla, durante la estadía del Brondy en suelo nacional.

La gira siguió por la Costa Caribe el equipo se tardó 4 días en llegar a Barranquilla por el Río Magdalena, en esa ciudad se confrontó a los equipos más importantes del Atlántico, ganando 1 juego, perdiendo 2 y empatando 2;[54]​ jugando en superficie de arena que no era costumbre para los jugadores escarlatas, en Santa Marta el dirigente promotor de la correría abandonó al equipo, llevándose las ganancias de los partidos. Se dijo que se había fugado hacia Venezuela.

Le correspondió al gobernador del departamento del Magdalena, un dirigente de apellido Goenaga, declarar al América ‘equipo oficial, asimismo contribuyó con el viaje del cuadro escarlata de regreso a Cali pagando la mitad del valor de los pasajes. Algunos tramos del difícil retorno se hicieron en barco de Barranquilla a Puerto Berrío, luego a Medellín por vía férrea y posteriormente a Manizales. A Cali los jugadores llegaron con un saldo de 40 centavos, que siempre, y para consuelo, eran ‘buen dinero’ en la época.[47]

La delegación victoriosa del América fue recibida en el hotel "Alférez Real" por el presidente de la Federación Vallecaucana. La primera pregunta de los jugadores escarlatas fue: «¿Cuándo jugamos con el Cali para definir la superioridad?». Se dice que este se había dividido en dos, Bolívar y Granada,[47]​a pesar de que existen pruebas de la existencia del Cali de manera continua hasta 1934.[58]​ Aunque aparentemente se declaró campeón al equipo por sus logros alcanzados, el 15 de noviembre de 1931 se jugó una gran final contra el "Bolívar" y el resultado fue 5-1 El juego se realizó a las cuatro de la tarde, con el arbitraje de Kurt Bieler, coronándose América campeón del torneo después de haber sido destituido,[50]​ el título departamental lo ganaría el conjunto escarlata en el certamen de 1932[47]​ y lo refrendaría por lo menos hasta 1935, pues en 1936 se midió con el Hispania de Palmira en la definición. El cuadro escarlata perdió por un gol que en principio fue dudoso pues la visibilidad era mínima, por ello el juez de la contienda interrogó al arquero rojo Marco Tulio Villalobos si el balón había ingresado completamente en su arco, y 'Villa', en un enorme gesto de honestidad, respondió afirmativamente. Así, el Hispania venció 1-0 a los Diablos.[59]

Benjamín Urrea, nacido en 1912, fue un odontólogo palmireño y también uno de los socios fundadores y jugadores del equipo rojo en su época aficionada.[60]​ Urrea fue conocido con los apodos de 'Flaco', 'Varilla' y, probablemente el que más ha trascendido, Garabato; siempre fue un serio opositor de la eventual profesionalización del equipo, en especial después de lograr destacados triunfos en su etapa amateur.

Hay tres versiones de la historia: la primera dice que cuando 'Garabato' se dio cuenta de que Humberto Salcedo Fernández (también conocido como 'Salcefer' y presidente de entonces del equipo) había inscrito el conjunto en la Dimayor, maldijo al club. Según se dice, "Garabato" habría expresado: «que lo vuelvan profesional, que hagan con el equipo lo que quieran... que, por mi Dios, América nunca será campeón».

La segunda dice que Urrea fue a cobrarles la suma de $200 de la época a los directivos del América, por concepto de uniformes, y como estos no quisieron pagarle, él se enfureció y maldijo a todos los dirigentes, pero según sus familiares, nunca al club.

La tercera fue publicada por el diario El Colombiano el 23 de diciembre de 1979. En una entrevista, Garabato manifestó que «cuando me sacaron a patadas, luego de haber servido tanto al equipo, me fui a una cantina que llamaban ‘El Hoyo’, ubicada en la carrera 3.ª con calle 17 y en medio de mujeres de vida alegre, me puse a tomar trago y procedí a coger una botella de aguardiente, la apreté y la llevé en las manos hasta la parte final de la espalda y uno a uno maldije a los jugadores y directivos del América. La maldición cayó sobre el equipo, porque nunca jamás pudo ser campeón...».[61]

En el año de 1979, 'Garabato' y los miembros de la junta directiva del equipo en ese entonces hicieron una misa en la gramilla del estadio Pascual Guerrero en la que se firmó un documento mediante el cual, oficialmente, se declaraba un equipo renovado y se le ponía fin a la maldición. Ese mismo año, América ganaría por primera vez el título del fútbol profesional colombiano. Al año siguiente el periodista Rafael Medina y el cantante Antonio del Vilar hicieron un rito para exorcizar la maldición, en el centro del Estadio Pascual Guerrero.[62]​ Sin embargo, América no ha logrado conquistar la Copa Libertadores, a pesar de llegar a cuatro finales y haber estado incluso a pocos segundos de ganarla, lo que ha llevado a pensar que el maleficio aún persiste en este torneo internacional.

El 5 de enero de 2008 murió el popular "Garabato" en un ancianato de la ciudad de Cali.[60]

En los primeros años de la década de 1940 (1940-1946) equipos extranjeros visitaban el país para jugar amistosos, esto hizo que América junto con clubes importantes como el Boca Juniors de Cali y los representativos de Barranquilla y Bogotá[43]​ fueran reconocidos a nivel internacional.

Los años 1950 fueron una época difícil para América, la situación económica de muchos de los clubes del rentado nacional no era óptima, debido a los altos salarios que devengaban los futbolistas que llegaron al país desde 1949. La situación empeoró en 1951 tras la firma del Pacto de Lima, documento que obligaba a los equipos a devolver a los extranjeros a sus clubes de origen, permitiendo así que la FIFA reversara su decisión de desafiliar a Colombia. Con el Pacto de Lima se dio fin también a 'El Dorado'. La ausencia de nombres rutilantes, y la evidente superioridad de Millonarios ante el resto de competidores, terminaron por alejar a los aficionados de los estadios.[66][67]

América no fue ajeno a estos duros tiempos, y por motivos económicos estuvo ausente del torneo de 1953. También fue una difícil época en cuanto a los resultados deportivos. La mejor campaña en esta década fue un sexto puesto en el campeonato profesional de 1952. Entre 1954 y 1959, el equipo deambuló entre el medio y la cola de la tabla, siendo las peores actuaciones en los años 1958[68]​ y 1959,[69]​ cuando quedó en la última posición. Es de destacar que en 1959 América estuvo a punto de no participar en el torneo; sin embargo la reaparición del Deportivo Cali, el otro equipo de la ciudad tras la desaparición del Boca Juniors, incentivó a Pedro Sellares, presidente de la época, a tomar partida del campeonato.[70]

Aunque la década tuvo un inicio prometedor; la de los años 1960 para América fue otra época que transcurrió entre buenas y regulares campañas. De esta década se destacan los 2 subcampeonatos y un tercer puesto, además de los dos títulos nacionales obtenidos por el Equipo de Reservas en 1966 y 1967.

La década de 1970 significaría el comienzo de la era dorada del América. Logros como el primer título del fútbol profesional colombiano, la primera participación en la Copa Libertadores de América y el título en la Copa Simón Bolívar (aunque este torneo no es avalado como oficial por la Conmebol ni la FIFA), llegaron en esta época; sin embargo, cabe aclarar que el comienzo de la década fue regular, y que los mejores resultados llegaron al final de la misma.


Copa Simón Bolívar
1975
1º título continental

La década de 1980 fue una de las mejores épocas del América, ya que ganó cinco títulos nacionales consecutivos entre 1982 y 1986[87]​ y 3 subcampeonatos consecutivos de Copa Libertadores en 1985, 1986 y 1987. Su peor figuración en el torneo nacional fue tercero, además incorporó algunas de las más grandes figuras nacionales y extranjeras que haya tenido el fútbol colombiano y llegó a conformar la nómina más costosa del continente.

Un dato curioso es que Julio César Falcioni era el jugador escogido para patear el último penal del América, pero a último momento el arquero argentino se negó y le tocó a Antony de Ávila, quien falló el cobro y de esa forma se perdió la final. Valga también señalar que el árbitro de este encuentro, el chileno Hernán Silva, validó un movimiento irreglamentario del cancerbero Enrique Vidallé que le permitió detener el cobro del joven samario.

Los años 1990 también fueron muy exitosos para el América de Cali, ya que en esta década se lograron 3 campeonatos (1990, 1992 y 1997), 3 subcampeonatos (1991, 1995 y 1999), un subcampeonato en Copa Libertadores 1996 y el segundo título internacional: la Copa Merconorte en 1999. Con estos logros, América empezó otra década de éxito en la que los equipos que dominaron fueron el propio América, Atlético Nacional, Deportivo Cali y Junior de Barranquilla.


Copa Merconorte
1999
1º título internacional oficial

El nuevo milenio marcó un contraste para el América, aunque el equipo logró 4 títulos (2000, 2001, 2002-I, 2008-II), 1 subtítulo (2008-I) y destacadas participaciones en torneos internacionales (Copa Libertadores 2003), la institución entró en una profunda crisis económica, debido en gran parte a las restricciones de la Lista Clinton, lo que tuvo repercusiones en lo deportivo (provocando que América haya estado cerca del descenso en 2007 y en 2010 y finalmente desciende en 2011), así como en lo administrativo pues se vio impedida para manejar cuentas bancarias así como para negociar el patrocinio de su indumentaria con diferentes empresas privadas. América se apoyó en su cantera, de la cual han salido jugadores que han sido importantes en las diversas campañas americanas a lo largo de la primera década del nuevo milenio.

Resultado de los problemas económicos, dirigenciales y deportivos, América entró en crisis institucional obteniendo como desenlace el descenso del equipo en la temporada 2011, además de varios cambios de directivos y administraciones entre los años 2010 y 2012.

En 2010 América repite los malos resultados deportivos en el Torneo Apertura. La campaña lo dejó en el puesto 16 lo que motiva el despido de Juan Carlos Grueso y la llegada de un referente de la hinchada escarlata: Jorge Bermúdez.

El 2011 comenzó con una exitosa pretemporada, América es campeón por segunda vez de la Copa Cafam, ganando el primer partido contra Santa Fe y posteriormente la final contra Millonarios 2-1. También estuvo en Perú jugando amistosos; en el Torneo Apertura arrancó sin los refuerzos en las 3 primeras fechas por decisión de la Dimayor por deudas. Finalmente solucionado el problema, pudieron jugar todos los refuerzos. Tuvo un año complicado ya que tuvo que jugar partidos de local en el Estadio Francisco Rivera Escobar de Palmira. Se quedaron por pocos puntos fuera de los cuadrangulares finales de la liga y, por falta de pagos, perdieron 3 partidos por W.O en la Copa Colombia, quedando eliminados después de haber ocupado el liderato de su grupo.

En el Torneo Finalización, América se refuerza con varios jugadores que habían sido figuras en campañas pasadas como Julian Viáfara, Rubén Bustos, Hernando Patiño, Jairo Castillo, Paulo Arango y Jersson González. Con solo dos fechas disputadas (un empate y una derrota) el técnico Álvaro Aponte es reemplazado por Wilson Piedrahíta. A solo dos fechas de terminar la fase todos contra todos, queda el equipo jugando la serie de promoción para definir su permanencia en la Primera A contra el subcampeón de la Primera B; por primera vez en la historia del fútbol colombiano un equipo de los denominados 'grandes' juega por la permanencia en la categoría.[123][124][125]​ Aunque su clasificación a cuadrangulares era prácticamente imposible antes del comienzo de la última fecha, logra clasificar en octavo lugar después de una serie de resultados favorables en los partidos de dicha fecha. Once Caldas eliminó a los escarlatas con un marcador agregado de 2-0. En la promoción se enfrentó a Patriotas Boyacá;[126][127][128]​ después de empatar ambos partidos por 1-1,[129][130][131][132][133][134]​ el equipo caleño perdió 4-3 por penales y descendió por primera vez tras 57 años en primera división.[135][136][137][138][139][140][141]

En 2012[142]​ el equipo encara su primera temporada en la Categoría Primera B bajo la dirección técnica de Eduardo Lara, quien había encabezado los proyectos más exitosos de la selección Colombia en sus categorías juveniles. Con base en lo anterior se estructuró una nómina basada en jugadores destacados. De esos procesos llegaron al equipo escarlata Libis Arenas, Luciano Ospina, John Stiven Mendoza, Yamilson Rivera, Álex Díaz, Javier Calle y algunos refuerzos nacionales y extranjeros. Los escarlatas logran una campaña destacada,[143][144]​alcanzando así el campeonato del Torneo Apertura ante Unión Magdalena por la vía de los penales,[145][146][147][148][149][150][151][152][153]​invictos de local con uno de los mejores rendimientos en la historia de la categoría.[154]​ Además, por primera vez en 5 participaciones de Copa Colombia, logra la clasificación a los octavos de final como líder invicto del grupo E con 22 puntos, siendo el mejor equipo de la fase regular en todo el certamen,[148]​ concluyendo así uno de los mejores semestres del rojo en los últimos años. En el segundo semestre pierde la primera opción de ascenso directo al no calificar a la final de Torneo II. Ya en disputa de la Finalísima de Ascenso pierde con Alianza Petrolera por penales.[155][156]​ En la Serie de Promoción pierde con el Cúcuta Deportivo en un global de 5-3 resignando el ascenso en su primer año.[157][158][159][160][161][162]

El 2013[163]​ fue el segundo año consecutivo de América en la Categoría Primera B, esta vez bajo la dirección técnica de Diego Umaña artífice del último título de los diablos rojos en primera división y campeón con Junior de Barranquilla y Juan Aurich de Perú, el equipo armó la nómina más costosa de todas sus campañas en segunda división, nombres como Alexis Viera, Pedro Tavima, Luis Cardoza, Juan Gilberto Núñez, Johan Arango y refuerzos extranjeros de origen brasileño como Wander Luiz o Flávio Carvalho y el inglés George Saunders fueron los encargados de buscar el ascenso a la máxima categoría, sin embargo, los resultados en las dos fases regulares no se pudieron mantener en instancias definitivas y el equipo rojo no logró el objetivo de la temporada resignando un año más en la segunda división.[164]

El tercer año consecutivo de América en el ascenso,[165]​ esta vez bajo la dirección técnica de Jhon Jairo López durante casi toda la temporada fue a diferencia de la campaña anterior el intento de lograr el ascenso con jugadores experimentados y nacientes "figuras" de la categoría así como el experimento de traer jugadores españoles Jesús Suárez, Jorge Brazalez, Diego Gregori y Diego Cascón Sandoval, en el primer semestre América acarició la esperanza de ascenso pero cayó estrepitosamente con Jaguares de Córdoba en global de 5-2 en la disputa del Semestre I;[166]​ para el finalización el equipo entró apenas de octavo a la disputa del título y remato último de su grupo ahora dirigido por Luis Augusto García fracasando de nuevo en su aspiración principal, rematando pobremente la peor campaña durante su estadía en la categoría B.[167][168][169]

En 2015 participa en los polémicos cuadrangulares de ascenso en enero, que darían dos cupos directos a la Liga Águila, haciendo una muy pobre presentación quedando eliminado en el segundo partido bajo la dirección técnica de Luis Augusto "Chiqui" García con refuerzos de muy poco peso destacando principalmente a Ayron del Valle que sería la figura del América y del torneo en la temporada.[170][171]​En febrero asume Fernando Velasco como director técnico del club para afrontar el campeonato y se vincula al legendario delantero Ernesto Farías y a Néider Morantes para afrontar el torneo el equipo tuvo un andar irregular a lo largo del primer semestre dependiendo del triplete Morantes-Farías-Del Valle consiguiendo resultados mixtos. Para agosto se da el relevo en el banquillo llegando José Alberto Suárez quien hasta ese momento se desempeñara como Director Deportivo del club. El técnico Suárez inicia un nuevo proceso deportivo con América, mejorando notablemente el desempeño del equipo en el segundo semestre del año, lo cual lo ubicó en el tercer puesto del campeonato, clasificando a los cuadrangulares de ascenso de diciembre en los que se frustró nuevamente el regreso a la primera categoría tras perder de local contra Atlético Bucaramanga, equipo que finalmente ascendió.[172]​ Después de fracasar por cuarta vez en el objetivo de regresar a la categoría A,[173]​ se inicia una reingeniería en el cuadro americano en miras a cumplir la meta en 2016. Se mantiene a Alberto Suárez como DT y se busca fortalecer la defensa, principal falencia del equipo rojo.[174]

El 2016 inició con la expectativa alta tras el remate del año anterior, la llegada de nuevos patrocinadores y el compromiso de armar un buen equipo por la junta directiva encabezada ahora por Don Tulio Gómez auguraban una gran temporada, sin embargo en abril el técnico Alberto Suárez sería cesado pese a tener al equipo clasificado con una aceptable campaña,[175]​ la junta directiva encabezada por el presidente Tulio Gómez quería un técnico ganador y disciplinado, y el elegido sería el ibaguereño Hernán Torres Oliveros recordado por haberle dado el último título a Millonarios y sus destacadas campañas con Deportes Tolima e Itagüí[176]

Tras una campaña excelente que lo dejó segundo en la tabla regular por detrás del Deportivo Pereira con un invicto de 16 fechas, América logró clasificar a los cuadrangulares finales y fue incluido en el grupo B.[177]​ El 27 de noviembre, en la última fecha de los cuadrangulares, contra el Deportes Quindío,[178][179][180][181][182]​su rival más importante del grupo y que tenía la primera opción de ascenso, América se impone en un agónico juego 2-1 y sella su regreso a Primera A.[183][184][185][186][187][188]​Ya en la disputa por el título de temporada, los escarlatas ganarían por global de 5-1 la Final de Temporada ante la sorpresa del torneo, Tigres Fútbol Club, coronando así un gran 2016.[189][190][191]

Luego de cinco años en la Categoría Primera B,[192]​ el América regresa a la Primera División para la Temporada 2017; en su regreso a la máxima categoría, el equipo tuvo un buen año clasificando a los play-off en los dos torneos del año y salvándose de volver a la Categoría Primera B. En el Torneo Apertura[193]​ clasifica en el séptimo lugar del todos contra todos, pues se enfrentaría en los cuartos de final al Deportivo Pasto, sacando un empate sin goles (0-0) en el Estadio Pascual Guerrero en el partido de ida y en el de vuelta jugado en el Estadio Departamental Libertad ganó por la mínima diferencia (1-0) con gol de Juan Camilo Hernández logrando un importante paso a las semifinales, fase donde caería derrotado ante su rival de patio, el Deportivo Cali; en el primer partido no se sacaron ventajas logrando un 0-0, pero en el de vuelta en Estadio Palmaseca el Cali ganaría por 2-0 en un partido muy parejo donde ambos equipos tuvieron opciones para abrir el marcador, pero el 'azucarero' fue más certero y efectivo logrando avanzar a la final eliminando a su archirrival que apenas seis meses antes había logrado el ascenso. De esta manera, el América cerraba muy bien el primer semestre del año, sin olvidar que su objetivo principal era mantener la categoría para evitar volver a la Primera B.

En el Torneo Finalización tuvo un buen inicio en las primeras tres fechas, pero el equipo tuvo un bajón y un bache increíble al punto de caer al puesto 16 de la tabla y comprometidos con el descenso, lo que causó el despido de Hernán Torres por malos resultados tras la derrota 2-1 ante Envigado Fútbol Club en la fecha 11; llegaría al banquillo un ídolo de la casa que ya había estado en el club como jugador y había sido campeón en 1990 y 1992, Jorge da Silva. El 'Polilla', como es conocido, llega al club con la obligación y el reto de no descender al América a la Primera B y meterlo entre los ocho mejores del torneo; respondería enormemente a las expectativas, pues desde su llegada el equipo tuvo una levantada que lo devolvió al grupo de los ocho y teniendo un rendimiento aceptable llegando a la última jornada con la opción de salvarse del descenso y ratificarse en los ocho ganándole por la mínima diferencia (1-0) al Atlético Bucaramanga. Luego de haber logrado el objetivo principal de no descender y liberados por la presión del descenso, el América llega a los cuartos de final a enfrentar al que en ese momento era el gran favorito a ganar la liga con una de las nóminas más caras del momento, el Junior de Barranquilla. En la ida no se sacaron ventajas, terminando el partido en tablas con un pálido 0-0, en la vuelta jugado en el Estadio Metropolitano sacaron de nuevo un empate esta vez por 2-2 logrando el 'escarlata' el cupo a semifinales por 4-2 en la tanda de penales. Luego de haber eliminado al gran favorito, se cruzaría en semifinales con Millonarios donde perdería en la ida 2-1 logrando los goles Ayron del Valle y David Macalister Silva para el 'Ballet Azul'; el descuento fue por obra de Cristian Martínez Borja de penal. En la vuelta no se hicieron daño, pues no pasarían del 0-0 con el que el equipo azul lograría el pase a la final del campeonato. Terminaría un gran año para el América en su regreso a la primera división, logrando mantenerse en la categoría y entrando a los ocho en los dos torneos del año, pues gracias a las campañas realizadas logró un cupo por reclasificación a la Copa Sudamericana 2018 volviendo a un torneo internacional después de nueve años.

Luego de haber salvado la categoría y haber sido semifinalista en 2017, llegaría el reto de volver a una final y devolver la grandeza al club, también hacer un buen papel en la Copa Sudamericana 2018; pero primero jugarían un torneo de pretemporada en el Estadio el Campín de Bogotá llamado Torneo Fox Sports. En este torneo empezaría ganando sus primeros tres partidos ante Millonarios, Deportivo Cali y Santa Fe respectivamente, llegando a la final nuevamente ante Santa Fe esta vez perdiendo por 3-1 terminando subcampeones pero dejando muy buenas sensaciones de cara al comienzo de la liga.

Sin embargo, en el Torneo Apertura[194]​ el equipo tuvo una campaña bastante pobre, a pesar de haber ganado el primer partido 2-1 ante Leones y mantenerse en los ocho las primeras cinco jornadas. Tampoco pudo avanzar de fase en la Copa Sudamericana quedando eliminado a manos de Defensa y Justicia de Argentina, tras haber ganado en la ida 1-0 en Argentina con gol de Cristian Martínez Borja de penal pero perdiendo en la vuelta en Cali por un marcador de 3-0 quedando eliminado en la primera instancia de la copa internacional. La derrota por 2-0 ante Deportivo Pasto en la fecha 10 causó la salida de Jorge da Silva por los malos resultados recurrentes; posteriormente sería contratado el portugués Pedro Felício Santos, técnico que tampoco logró rescatar buenos resultados, pues la crisis se agudizaría más al punto de terminar en los últimos lugares de la tabla, terminando en el puesto 17 siendo una de las campañas más flojas del cuadro escarlata desde su regreso a primera división.

Para el Torneo Finalización se mantendría en el cargo Pedro Felício Santos sin hacer muchas variantes en la nómina trayendo como refuerzos al experimentado Pedro Franco y a los extranjeros Neto Volpi y Fernando Aristeguieta. En las primeras cinco fechas no se tuvo un buen debut logrando apenas una victoria, dos empates y dos derrotas con un balance muy regular conllevando a la destitución del técnico portugués. Llegaría un hombre de amplia experiencia en el fútbol colombiano como técnico y que ya había dirigido al club en los años 2002-2003, Fernando 'Pecoso' Castro. Con la llegada del 'Pecoso' el equipo tuvo una mejoría notable, pero no alcanzó para entrar al grupo de los ocho finalizando en el puesto 12 de la tabla con 25 puntos; el 2018 fue un año deportivamente malo para el América, pues no ingresó a los ocho en ninguno de los dos torneos del año y fue eliminado en la primera fase de la Copa Sudamericana 2018. Pese a la regular campaña en el Torneo Finalización, 'Pecoso' Castro sería ratificado en el club para la Temporada 2019.

América llega al año 2019 con el reto de ser protagonista y ser uno de los candidatos al título, luego de la pésima campaña en la Temporada 2018. Comenzarían la temporada con Fernando 'Pecoso' Castro en el banquillo escarlata, jugando el torneo de pretemporada en Bogotá, la segunda edición del Torneo Fox Sports en 2019. En esta edición no lograron la misma campaña del año anterior, apenas lograron una victoria por 1-0 ante Atlético Nacional y dos derrotas por 1-0 y 2-1 ante Santa Fe y Millonarios respectivamente terminando en el tercer lugar del torneo.

En el Torneo Apertura[195]​ se tuvo un gran inicio en las primeras fechas ocupando las primeras posiciones del campeonato, pero a partir de la fecha 12 empezaría una seguidilla de resultados regulares con un empate 0-0 ante Atlético Bucaramanga y tres derrotas consecutivas ante La Equidad por 3-1, 2-1 ante Atlético Huila y por 1-0 ante Deportivo Cali que llevarían a los directivos del club a tomar la decisión de despedir al 'Pecoso' Castro ante la sorpresa de los hinchas y de los medios de comunicación. Llegaría al banquillo Jersson González como interino para las últimas fechas, logrando ratificarlo entre los ocho con dos victorias, dos empates y una derrota, rematando en la cuarta posición del todos contra todos al sumar 32 puntos; para el comienzo de los cuadrangulares sería ratificado como técnico en propiedad hasta el final del campeonato mientras se definía un nuevo estratega para el segundo semestre. En los cuadrangulares empezaría con derrotas en las dos primeras jornadas por 2-1 ante Millonarios y 1-0 ante Deportivo Pasto pero se recuperaría en las dos siguientes fechas ganando al Unión Magdalena por 2-0 en Santa Marta y 4-0 en Cali, una nueva derrota por 3-0 ante Deportivo Pasto dejaría virtualmente eliminado de toda opción de llegar a la final del Torneo Apertura; en el último partido jugaría por el honor ante Millonarios en Bogotá, ganando por 2-1 y de paso eliminaría al equipo azul de jugar la final dándole el paso al Deportivo Pasto que le ganaría por 3-0 al Unión Magdalena en Ipiales.

Para el segundo semestre llegaría al banquillo escarlata el brasileño-costarricense Alexandre Guimarães con el reto de devolverle el protagonismo y clasificarse en los ocho; se mantendría la misma nómina del primer semestre y llegarían refuerzos como Michael Rangel y Duván Vergara que serían piezas fundamentales del cuerpo técnico durante el campeonato; en el Torneo Finalización empezaría de la mejor manera logrando reivindicarse en los ocho, pero desde la fecha 11 hasta la fecha 15 tuvo un bache futbolístico donde tuvieron cinco partidos sin ganar con tres empates ante Jaguares por 2-2, ante Atlético Bucaramanga por 1-1 y ante La Equidad por 3-3, y dos derrotas ante Atlético Huila por 1-0 y ante Deportivo Cali por 3-2 en el que estuvieron a punto de sacar al técnico Guimarães; pero desde la fecha 16 volverían los buenos resultados al ganarle por 2-0 al Unión Magdalena, luego ganarían por 2-1 ante Millonarios y Atlético Nacional respectivamente logrando anticipadamente su clasificación a los cuadrangulares, finalizarían el todos contra todos con una derrota por 3-1 ante Cúcuta Deportivo y en la última fecha ganarían por la mínima diferencia (1-0) ante Deportivo Pasto terminando en la segunda posición con 35 puntos. En los cuadrangulares comenzarían con derrota por 2-1 ante Santa Fe en Bogotá, pero ganarían los siguientes partidos por 3-1 ante Alianza Petrolera y 1-0 al Deportivo Cali, volverían a caer ante su rival de patio el Deportivo Cali por 2-1 en el Estadio Palmaseca y posteriormente las victorias alcanzadas por 1-0 al Alianza Petrolera y 2-0 al Santa Fe en Cali le darían la clasificación a la final de un certamen de Liga desde el recordado Finalización 2008; de esta manera aseguraría por reclasificación el cupo a la Copa Libertadores 2020, torneo al que volverán luego de once años de ausencia. En la final se enfrentarían al vigente bicampeón del fútbol colombiano, Junior de Barranquilla; en el partido de ida jugado en Barranquilla, el América sacaría un valioso empate 0-0 en el Estadio Metropolitano, y en el de vuelta jugado en el Estadio Pascual Guerrero de Cali ganaría el cuadro escarlata por 2-0 con autogol de Sebastián Viera y un gol de Carlos Sierra, logrando la estrella 14 para su palmarés y volviendo a ganar la liga después de 11 largos años donde pasarían momentos difíciles como el lamentable descenso en 2011 y cinco años en la Primera B, dándole de nuevo una gran alegría a la hinchada americana. Además, Alexandre Guimarães se convierte en el primer técnico nacido en Brasil en quedar campeón del fútbol colombiano en sus 71 años de historia y el primer extrajero que alcanza una estrella con los Diablos Rojos.

Tras los buenos resultados alcanzados en la temporada anterior América iniciaba un 2020 con expectativas muy altas, en la pretemporada se confirma el regreso de Adrián Ramos y la permanencia de jugadores importantes de la campaña anterior como Michael Rangel (Botín de Oro), Matías Pisano y Duvan Vergara; obtiene en el título de Torneo ESPN 2020 en Bogotá y tiene un regular inicio en Liga así como en Copa Libertadores donde consigue una victoria frente la Universidad Católica de Chile en Santiago después de muchos años, la suspensión de todos los torneos por causa del COVID-19 afecto los ingresos de todos los equipos del FPC América que no fue ajeno a esto tuvo que reestructurarse y recortar gastos, durante el parón se desvinculka el cuerpo técnico encabezado por Alexandre Guimarães artífice la estrella el año anterior[196]​ así como dos pilares del equipo Michael Rangel y Matías Pisano ante la imposibilidad de acordar la continuidad.

Se vincula como entrenador al argentino Juan Cruz Real[197]​ pese a la resistencia de un amplio sector de la fanaticada escarlata la junta directiva le da el voto de confianza al estratega quien en su debut pierde la final de Superliga en Cali ante Atlético Junior, mientras que en el remate de la fase de grupos de Copa Libertadores aun dejando una buena imagen de juego remataría último del grupo sin opción de Sudamericana. En la liga si bien el equipo fue irregular alcanzó los puntos necesarios para clasificar a los Play Off, En su debut se enfrentaría a Atlético Nacional perdiendo la ida en Cali por 1-2 pero remontando en la vuelta ante un elenco verdolaga diezmado por el Covid 0-3 en Medellín, la semifinal lo cruzaría nuevamente con Junior al cual elimina en Barranquilla con gran actuación de Adrián Ramos y en la final derrotaría al mejor equipo del año Independiente Santa Fe por global de 3 a 2 siendo determinante la victoria alcanzada en la ida por 3-0 con la gran actuación de Yesus Cabrera, Duván Vergara y el canterano Santiago Moreno.[198][199][200]

En el escalafón mundial de clubes de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), América era el único equipo colombiano en ocupar el segundo lugar en el planeta.[201]​ En el escalafón general, desde 1990 hasta 2009, América ocupa el puesto 37, siendo el mejor equipo colombiano.[202]

Para contar la historia de la barra brava Barón Rojo Tribuna Popular Sur, hay que remontarse a diciembre de 1991, cuando nacía "La Furia Roja", una barra formada en su mayoría por adultos de barrios populares, caracterizada por sus viajes a lo largo y ancho del país siguiendo al América, llegando una vez a llevar cuatro buses hasta el estadio Metropolitano de Barranquilla. En el año 94, la barra se fragmenta y un grupo de jóvenes decidió regresar a los orígenes de la auténtica barra popular, la que se merecía un equipo conocido a nivel nacional como "La Pasión de un Pueblo" y que desde su nacimiento había estado ligado a la entrada de los barrios populares de Cali.

Este grupo se instaló primero en la tribuna popular norte y finalmente, como lo hace hoy en día, en la sur del estadio Pascual Guerrero.

La barra se fundó oficialmente el 21 de diciembre de 1997. Esa tarde, mientras un pequeño grupo de 40 fanáticos, en la tribuna Norte, dominados por la euforia, bailaban y saltaban alrededor de dos trapos que se consumían por el fuego; los otros 40.749 fanáticos, entre lágrimas y abrazos, celebraban el triunfo del equipo de Luis ‘Chiqui’ García, que le daba a la "mechita" su estrella #9, en el Pascual.

Lo que se quemaba en aquel momento, eran las banderas de "La Torcida" y "La Mecha", trapos que pasaron a la historia para dejar como único sobreviviente el de "Barón Rojo", nombre del famoso grupo de rock español, que a su vez se tomó también del mejor piloto de guerra de la historia mundial "El Barón Rojo".

“Lleguen, lleguen (al estadio)”, ese fue el único requisito que los fundadores, Harold "El Muerto", los hermanos Caicedo (Trauma y Cheo), los hermanos Vahos (Ruso y Escupa), entre otros, le pidieron a hinchas como Felipe Garcés, entonces un estudiante de la Universidad del Valle, que atraído por los cantos y su pasión americana, pasó a integrar la barra desde el 99.

“Esto se va a formar, vamos a crecer, esto es un ejército, aquí nació la nueva raza del hincha”. Con esta frase Alexandro Vahos "Ruso", recibía a los fanáticos. Para crecer como barra se aplicó el modelo de las iglesias cristianas “cada uno gane uno”. Sin importar que les tocara o no pagar esa otra entrada, al domingo siguiente, ya no fueron 20 sino 40, luego pasaron a 80 y así a 160.

La característica principal de la barra fueron las banderas. Era requisito llevar una bandera grande, llamativa y diferente. “Cada uno ondeaba su bandera, se montaban coreografías y al unísono la barra cantaba. Se causó gran impacto en el resto de hinchas que asistían al estadio por el colorido, los cantos, la emotividad, por la diferencia”.

Los numerosos actos de violencia, los accidentes frecuentes, los cantos basados en canciones famosas del rock hispanoamericano, los triunfos constantes del América y la simpatía evidente por parte de los jugadores, atrajeron a una cantidad inmensa de jóvenes y niños.

Para el año 98, la barra ya era dueña de todo el primer piso de la tribuna sur y su fiesta de papel picado, humo rojo, pólvora, caras pintadas y trapos en el alambrado convertían al Pascual y en muchas ocasiones a otros estadios, en una verdadera caldera roja. Al tiempo que la barra se caracterizaba por su fidelidad y aliento constante hacia el cuadro rojo del Valle, los hechos lamentables relacionados con ella eran noticia en todo el país.

Se recuerda los destrozos en el metro de Medellín, el rompimiento de la baranda del segundo piso de oriental del Pascual con numerosos heridos, la caída del alambrado en la tribuna oriental del Campín y del Murillo Toro en Ibagué, la "famosa" batalla campal con la policía de Cali, que deja como resultado cientos de detenidos y algunos policías auxiliares heridos, los ataques a instalaciones de clubes rivales y las constantes grescas con las hinchadas que visitaban la ciudad.

De esta manera se acrecentaba su reputación y atraería cada día más hinchas americanos en toda Colombia.

Para hablar del nacimiento de la barra brava Disturbio Rojo Bogotá, hay que remontarse al año 1994, cuando doce jóvenes capitalinos al ver el gran número de hinchas escarlatas en Bogotá, con las ganas y la pasión que se sentía hacia el equipo, nace la idea de conformar una barra organizada, con gran número de integrantes que cantara y saltara los 90 minutos, y que viajara donde fuera para ver al equipo; esta idea dio su comienzo en el año de 1997, la barra contaba con más de 100 integrantes, y empezaron a organizar diversas reuniones, con el fin de comprar implementos como el frente, los bombos, tiras y demás.

El 10 de mayo de este mismo año, la barra organiza su primer viaje oficial, el destino fue Ibagué, se desplazaron alrededor de 200 hinchas Americanos desde Bogotá; así se empezó a escribir una gran historia por las carreteras y estadios del país. Cada que América jugaba, había una mancha roja en cada estadio, que brincaba y saltaba todo el partido, ganara o perdiera la hinchada estaba ahí. Se empezó a carnetizar a los integrantes, se destinó un grupo central llamado "cúpula", que tenía la labor de dirigir y organizar a la gente para el buen funcionamiento de la barra.

La fiesta y la pasión que desfogaba el América y la barra en las canchas Colombianas fue tanta que se empezaron a unir "filiales", fue así como nació el "DR Bucaramanga", con más de 300 hinchas oficialmente carnetizados, y junto con ellos muchas filiales más.

En el año 2000 se cumple el sueño de todos los hinchas Americanos de la capital, por motivos de remodelación se hace cierre al estadio Pascual Guerrero en Cali, y la casa del América para la Copa Libertadores no podía ser otra que Bogotá; se organizaron las mejores salidas de Colombia vistas hasta ese momento, también siendo reconocidos ante Suramérica por reportajes y comentarios hechos por el canal Fox Sport a la barra.

En este mismo año se da un gran paso para Disturbio Rojo, se organiza el primer viaje Internacional de la Barra (el segundo en la historia del barrismo en Colombia "el primero fue el del Barón Rojo Sur"), el DR llega a la Capital de Ecuador a alentar al América.

En el año 2002, América se enfrentaría ante nacional como visitante; de Bogotá estuvieron presentes 4 buses; la fiesta se formó desde la tribuna y se trasladó a la cancha, donde América ganó por diferencia de 2 goles, lo cual generó grandes inconvenientes fuera y dentro del estadio Atanasio Girardot; horas después, en carretera, en Cisneros, Antioquia se generó un fuerte combate entre los 4 buses del DRB y 8 buses de "Los del Sur Bucaramanga", la pelea se extendió por largo tiempo dejando buses dañados, robos de tiras, banderas, bombos y camisetas a los integrantes de Los del Sur. Cuando se estaba dando fin a los disturbios, apareció una camioneta con hombres armados, integrantes de las AUC (grupo paramilitar) de Antioquia, quienes iban en busca de los “hinchas rolos del América”. Injustamente y cobardemente fue arrebatada la vida de Juan Manuel Bermúdez Nieto (Chamizo), y Alex Julián Gómez (Quemado), dos integrantes que habían nacido con la barra, que estuvieron presentes en todas partes con América y la hinchada, para quienes el barrismo era una forma de vida.

El golpe para el Disturbio Rojo Bogotá y el barrismo Colombiano fue extremadamente duro, muchas fueron las ideas, acabar la barra, tomar venganza, pero la decisión tomada por la Cúpula fue seguir al frente por nuestro amor al equipo, y cambiar la forma de pensar de los integrantes y la barra; dejar atrás aquellas épocas de golpear, robar y generar actos vandálicos, por seguir de corazón al equipo, apoyarlo y formar grandes espectáculos en los estadios del país. El paso no se dio solo, con ayuda de la Fundación Juan Manuel Bermúdez Nieto, y Goles en Paz, se viene trabajando por el crecimiento intelectual y personal de la barra. Después de aquel duro golpe, muchos integrantes que no creían en el cambio de la barra o no querían la paz, se retiraron, pero la barra con la ayuda moral del equipo, quienes presentaron sus condolencias e hicieron varios homenajes a nuestros hermanos caídos, les dio la fuerza para seguir con la gran historia que Disturbio Rojo Bogotá ha escrito en el barrismo de Colombia.

América de Cali es un club muy respetado en Colombia y en todo el continente americano por sus varios títulos conseguidos, siendo los más importantes el récord del pentacampeonato de los años '80 y el título de la Copa Merconorte ganada contra Independiente Santa Fe. Desde la década de 1980 las hinchadas del América de Cali y de Independiente de Argentina se demuestran amistades, principalmente debido al simple hecho de que ambos son de color rojo puro y son apodados "Diablos Rojos". Esto se puede comprobar en las redes sociales, como Facebook, donde existen varias páginas que ofrecen folclore de los dos clubes. Cuando el América juega en Argentina los hinchas de Independiente acuden a apoyar al América a pesar de que el rival sea de su mismo país, y también en viceversa. En 2003, el equipo colombiano enfrentó por los octavos de final la Copa Libertadores 2003 a Racing Club, clásico rival de Independiente; cuando la barra de América llegó a Argentina, fueron a la cancha de Independiente e intercambió camisetas con la del Rojo. La gente de Independiente los apoyó en su partido contra Racing, a quien finalmente eliminaron en su propia cancha en la definición por penales.

El clásico vallecaucano (el derbi regional más jugado en toda la historia del fútbol colombiano),[203]​ muestra a Cali como una de las ciudades más futboleras del país[cita requerida] gracias al título ganado por el América en el torneo 2008-II, con lo que ambos equipos de la ciudad del Valle del Cauca han sumado un total de 22 títulos. El primer dato que se tiene del clásico es la final de un torneo departamental en 1931 en el que Deportivo Cali venció al América 1-0, y en el que el árbitro decidió anular dos goles del América por ser ilícitas. Como protesta, América publicó unos volantes en contra del arbitraje y como consecuencia fue suspendido de toda competición regional durante un año, por tanto sus directivos decidieron realizar la gira a lo largo del país, la cual fue la primera que un equipo colombiano realizara para ese entonces.[204]​ El América obtuvo el pentacampeonato (quinto título consecutivo) en 1986 y el título de 1992 contra el Deportivo Cali.

Hasta la fecha se han jugado 279 clásicos: el Deportivo Cali ha ganado 104 y América 87; han empatado en 88 ocasiones.[115]​ Último clásico resultó en empate, por Copa Colombia.

De acuerdo con la revista World Soccer Magazine, el encuentro entre América y Deportivo Cali es considerado como el 35avo clásico más importante del mundo (El 9.º de Suramérica y único colombiano de una lista de 50 clásicos).[205]​ Por su parte, la revista de fútbol FourFourTwo también lo considera el mejor clásico que se disputa en el país, ubicando el partido en el lugar 40 de su escalafón mundial, y situándose por encima de clásicos como el de Millonarios e Independiente Santa Fe o el duelo del Atlético Nacional frente al Independiente Medellín.[206]

Considerado como una de las principales rivalidades del fútbol colombiano, este enfrentamiento de reciente data tiene relevancia por el hecho de que desde 1979, cuando América consiguió su primer título, ambos equipos se han enfrentado hasta la fecha en más de 15 finales.

La importancia de este encuentro, tuvo sus inicios a finales de los años ochenta. El primer encuentro data de 1948 cuando el equipo caleño le ganó 3-0 al equipo verdolaga.[207]

Es el clásico más parejo del fútbol colombiano; hasta el 3 de septiembre de 2011 se han enfrentado 241 veces para un saldo de 92 victorias rojas, 86 derrotas y 78 empates. La final más reciente entre estos dos equipos se registró en el primer torneo corto del año 2002-I donde el América consiguió su duodécima estrella como visitante en la ciudad de Medellín. En 1991 se enfrentaron por primera vez en Copa Libertadores y también en 1992; hasta la fecha los encuentros dejan un saldo de 6 victorias rojas, 4 verdes y un empate, además de enfrentamientos en otros torneos de la CONMEBOL como la Copa Sudamericana de 2002.

Entre los dos clubes hay más de 15 enfrentamientos en finales, y precisamente el primer título de Atlético Nacional en 1954 fue en Cali, al consagrarse en el último partido del campeonato 6-2 en el estadio Pascual Guerrero ante el América.[208]​ Otro enfrentamiento de esta naturaleza fue en 1981 cuando el partido tomó un verdadero ambiente de clásico, pues Nacional se consagró campeón frente al América en el estadio Atanasio Girardot logrando su cuarta estrella.[209]​ En los noventa la rivalidad se convirtió en todo un clásico del fútbol colombiano, pues los dos lograron tres títulos en este período y eran permanentes sus encuentros en copas internacionales. En 1990 y 1992, América se consagró campeón y dejó a Atlético Nacional subcampeón y en 1991 y 1999 se produjo lo contrario, ya sea por enfrentamientos directos o por posición en los cuadrangulares. Por torneos continentales, los enfrentamientos siempre fueron parejos, y 2 veces se dio la eliminación directa entre ellos y fue en la Copa Libertadores de 1991 cuando Nacional eliminó al América en cuartos de final con un marcador global de 2-0, y posteriormente en la seguiente edición cuando el America eliminó al Nacional en cuartos de final con un global de 5 -2.[cita requerida]

En 2002, América se coronó campeón del Apertura venciendo en la final a Atlético Nacional y dando la vuelta en el estadio Atanasio Girardot. Igualmente se volvieron a encontrar ese mismo año pero en Copa Sudamericana, donde Atlético Nacional pasó a cuartos de final luego de vencer al América con un resultado global de 3-1. En 2006, Atlético Nacional goleó 6-0 al América de Cali en la última fecha del todos contra todos del Apertura en Medellín y lo eliminó de toda opción de llegar a los cuadrangulares semifinales.

Uno de los grandes clásicos del país, debido a que entre ambos equipos suman en total 30 títulos de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), 15 de América y 15 de Millonarios Fútbol Club, siendo el tercer partido que más copas reúne en el FPC (solo superado por los partidos entre Millonarios y Atlético Nacional (31), y Atlético Nacional contra el mismo América (30). Además también reúne a los dos clubes pioneros en la fundación de la Dimayor el 26 de junio de 1948 que se logró gracias a la gestión de sus presidentes, Alfonso Senior Quevedo, de Millonarios y Humberto Salcedo Fernández Salcefer, de América, en el edificio de la Sociedad de Mejoras Públicas de Barranquilla.

Los clásicos disputados en el año (2008), se saldaron con balance de un triunfo para cada uno como local, primero el 2 de abril, jugando la fecha 11 del Torneo Apertura, a pesar de ir perdiendo desde los 20 segundos de iniciado el compromiso, Millonarios empata a los 5 minutos a través de Ricardo Ciciliano, quien marcó de nuevo al 16. Más adelante se fue expulsado Roberto Carlos Cortés, pero Millonarios llegó al 3-1 de nuevo con gol de Ricardo Ciciliano. Después, el 28 de septiembre, en la misma fecha en el Torneo Finalización, América de Cali ganó por 1-0 con gol de Adrián Ramos. En este (2010), se enfrentaron en el Torneo apertura donde América de Cali venció ganó por 3-2 en un emocionante partido tapándole dos penales al equipo rival y en la última fecha del torneo Finalización y Millonarios nuevamente venció por 2-0. Este clásico volvió a jugarse de nuevo en el Primer semestre de 2017, con resultado 3-0 a favor del equipo embajador.

Este encuentro es considerado como el más peligroso del fútbol colombiano,[cita requerida] luego de que se presentarán una serie de episodios que conllevaron al fallecimiento de 5 seguidores (3 de ellos de Santa Fe y 2 del América), producto de enfrentamientos que ocurrieron entre las barras bravas al final de los partidos.[cita requerida]

Esta rivalidad no tiene fecha exacta de comienzo, pese a que América consiguió justamente su primera estrella contra el rojo capitalino en la lucha del campeonato de 1979,[210]​ pero se dice que fue durante finales de la década de los 80s e inicios de los 90s por la gran cantidad de jugadores de Santa Fe (Rincón, Jorge Balbis, 'Checho' Angulo, Eduardo Niño, Wilmer Cabrera, 'Tren' Valencia) que luego fueron transferidos al América y que terminaron beneficiando a los Diablos Rojos en varios de sus títulos conseguidos.

En su época fue un clásico muy disparejo ya que los años 90 fueron la peor época de Santa Fe en toda su historia y los 80 la mejor para América.

Años después vino la final de la Copa Merconorte 1999 entre ambos cuadros. América, después de haber perdido 1-2 en su propio estadio, ganó en un intenso partido de vuelta en El Campín 0-1, donde no se anuló el gol del Tigre Castillo. Finalmente, en definición por cobros penales que terminó 3-5, América obtuvo su primer título internacional hasta la fecha. Desde entonces, este clásico atrae gran cantidad de público.

El 11 de mayo de 2005 en al fecha 17 del Torneo Apertura, en un juego de campeonato entre estos dos equipos en El Campín que finalizó 2-5, hubo un bochornoso episodio en la historia del fútbol colombiano, causado por enfrentamientos entre las barras bravas de Independiente Santa Fe (La Guardia Albi-Roja Sur); y El América (Disturbio Rojo Bogotá), dejando muerto a uno de sus integrantes; durante el mismo partido, un aficionado ingresó al terreno de juego y agredió al árbitro central Fernando Panesso.[211]

Del 2005 al 2006-I este clásico obtuvo bastante temor entre los aficionados, incluso la prensa lo cataloga como el 'clásico de la violencia' dejando 4 muertos en 4 partidos diferentes.[212]

Hoy en día América cuenta con 17 títulos oficiales: 15 Campeonatos en Categoría Primera A, 1 Copa Merconorte en 1999 y 1 Categoría Primera B en 2016,[213]​ Independiente Santa Fe posee 16 títulos oficiales 9 Campeonatos en Categoría Primera A, 1 Copa Sudamericana en 2015, 1 Copa Suruga Bank en 2016, 3 Superliga de Colombia en 2013 en 2015 en 2017, y 2 Copa Colombia en 1989 y 2009.[214]

Desde su descenso en 2012 hasta su ascenso en 2016, con la imposibilidad de jugar el clásico vallecaucano con el Deportivo Cali en Primera división, el América de Cali juega duelos regionales con el Atlético de Cali (antes Depor Fútbol Club) y el Orsomarso S.C. de Palmira hasta 2016, en algún momento también enfrentó a Cortuluá por el torneo de ascenso desde 2012 hasta 2014 y se disputó en la Primera división la primera desde 1994 hasta 2004, la segunda el de 2010 y la tercera el de 2017. Sin embargo, estos clubes a excepción de Orsomarso han sido rivales frecuentes tanto del América como del Deportivo Cali en la Copa Colombia, por lo cual existe un historial importante de duelos oficiales desde 2008.

Peor puesto en la liga: Último (3 veces): 10° 1958, 12° 1959, 18º 2009-II, Descendido a la Primera B en 2011 (Por promoción).

En negrita las competiciones vigentes en la actualidad.

* Torneo organizado por la Federación Venezolana de Fútbol.

Desde su fundación el club ha tenido 31 presidentes, 10 presidentes en la era aficionada del equipo, desde 1927 hasta 1947 y 21 presidentes en la era profesional, desde 1948 hasta la actualidad; además de una comisión conformada por el director técnico y los jugadores.

El primer presidente que tuvo América de Cali luego de su fundación fue Hernán Zamorano Isaacs. Según Hernán "corrían los finales del año 1926 cuando con mis dos amigos Serafín Fernández y Álvaro Cruz decidimos crear un "team". Serafín era el único que tenía acceso a dinero en efectivo puesto que manejaba la caja de la sedería de su padre y con las monedas que lograba "recolectar" comprábamos una vez cada quince días una publicación deportiva argentina llamada "El Gráfico". En una de esas revistas contaba las hazañas de un equipo llamado Racing Club entonces con Serafín y Álvaro decidimos comprar una pelota y comenzamos a jugar en un campo del Cementerio Central bajo el nombre de Racing. Las camisetas, obviamente confeccionadas con telas cedidas por Serafín, eran blancas con bastones celestes tal cual las de aquel equipo argentino".[230]​El 16 de febrero de 1948, Humberto Salcedo Fernández "Salcefer" y el doctor Manuel Correa Valencia, constituyen al América en el primer campeonato de fútbol profesional del país. "Salcefer" recibe el nombramiento como primer presidente en la era profesional del equipo y posteriormente se convertiría en el primero de la Dimayor.

El equipo empezó una odisea de tiempos difíciles cuando fue incluido en la Lista Clinton en 1996 bajo el mandato de Carlos Puente González. En 2011, América sufre otro grave acontecimiento al caer en segunda división, época donde Carlos H. Andrade se convierte en nuevo presidente de la institución, tras malas campañas de las directivas anteriores; no fue sino hasta el año 2013, cuando Oreste Sangiovanni toma las riendas del equipo en su intento por no desaparecer y tras 4 años de gestiones fallidas encaminadas a la reestructuración para el posterior saneamiento, se creó la nueva organización América S. A.

Desde el 10 de mayo de 2016, Tulio Gómez se convirtió en el nuevo presidente y máximo accionista del América de Cali con un 53 por ciento de las acciones, luego de que quedara concluida la era de Oreste Sangiovanni.[231]​Bajo su mandato, el 27 de noviembre de 2016 Gómez se convirtió en uno de los hombres artífices en el ascenso del América de Cali a la máxima categoría del fútbol colombiano, tras 5 años de permanecer en la B.[232]

El 16 de mayo de 2018, Tulio Gómez anunció su retiro como presidente de la institución después de malas gestiones y una irregular campaña en el Torneo Apertura 2018, aunque declaró que continuaría siendo propietario del equipo.[233]

El 30 de mayo de 2018 fue anunciado Ricardo Pérez como nuevo presidente ejecutivo del América. El "Gato" Pérez volvería al conjunto escarlata, después de actuar como jugador entre los años 1994 - 1996 y 1998.[234]​ Luego de un año de presidir como presidente del conjunto escarlata y de alcanzar la estrella 14 en su gestión, Ricardo Pérez dijo adiós a la presidencia del equipo vallecaucano el 16 de diciembre de 2019 obedeciendo a "motivos personales".[235]

Actualmente, el presidente del equipo americano es el exjugador caleño Mauricio Romero, quien asumió la presidencia el 18 de diciembre de 2019, luego de la salida de Ricardo Pérez.[236]​ Romero estuvo vinculado al América de Cali como jugador, en dónde logró alcanzar el campeonato colombiano de 2000, 2001 y el torneo apertura de 2002, además de la Copa Merconorte 1999.[237]

El América es el equipo colombiano que en más ocasiones ha jugado la final de la Copa Libertadores de América, no obstante nunca obtuvo el título. Pese a ello, la Conmebol ubica al América de Cali en el séptimo lugar de la tabla histórica de la competición, siendo el mejor equipo colombiano en el máximo torneo de clubes en Sudamérica, por encima de Atlético Nacional y Once Caldas, los clubes colombianos que sí la han ganado.[238]

En la tabla histórica de la Copa Conmebol el América también aparece en el séptimo lugar del ranking siendo el mejor equipo colombiano en dicha competición aunque solo participó 2 veces en el extinto torneo.[238][239]

Desde sus inicios el América adoptó diversos colores para su uniforme antes de dejar el color rojo definitivo, el primer equipo usó los colores blanco y azul,[42]​ posteriormente se usaron el rojo y el azul, cuando pasó a llamarse América se definió como primer uniforme la camiseta roja y pantaloneta blanca[41]​ y como segundo la camiseta blanca con pantaloneta roja, este uniforme se utilizó desde 1927 hasta 1931.

Desde 1931 se conserva el color rojo tanto para la camiseta como para pantaloneta y medias, el uniforme alternativo se definió como Blanco totalmente pero en ocasiones usando la pantaloneta roja, durante algunas torneos de los años 40 y 50 se utilizaron algunos modelos conmemorativos en el uniforme alternativo, entre ellos uno similar al uniforme alternativo de la selección Valle, camisa blanca con una banda roja descendente de izquierda a derecha y pantaloneta roja.[262]​ A partir de 1992 se oficializó el uniforme visitante completamente blanco.

En mayo de 2006 el América se constituyó en el primer equipo del torneo colombiano en inscribir una tercera indumentaria de competición: se trataba de un uniforme de color negro que desde entonces se usa como segunda alternativa.[263]

Escudo utilizado entre 1927 y 1938.

Escudo años 40s, el primer diablo.

Escudo tradicional del equipo.

Escudo del América utilizado entre 2008 y 2012.

Escudo actual del club.

El primer escudo del club data de 1927 cuando se fundó la institución y cuando el fútbol en Colombia recién iniciaba con clubes amateurs. Este escudo se trató del mapa de América del Sur en referencia al nombre del equipo que se constituyó como América F.C., se usó de 1927 a 1939. [264]

El escudo con el diablo que identifica esta institución apareció en la década de 1940 como un símbolo de fiesta los protagonistas de la época manifestaban que los jugadores americanos jugaban como verdaderos diablos en la cancha.[265]​ Durante los doce años de permanencia de Gabriel Ochoa Uribe, en el América, el escudo con el diablo siempre fue un inconveniente por el misticismo que manejaba el "médico". Por tal motivo, en los uniformes el escudo solo tenía las estrellas correspondientes a los campeonatos conseguidos.[cita requerida]

El escudo del equipo ya había sido modificado en 1977; todo con motivo de los 50 años del club; para el Campeonato de aquel año América apareció con un escudo redondo que tenía dos adornos de laurel y la leyenda América 50 Años. Una modificación similar se realizó el año 2007 en conmemoración de los 80 años del club se reemplazó temporalmente el diablo por el logo de América 80 Años en color dorado, en la parte inferior se colocaron los años 1927-2007 y en la superior las estrellas correspondientes a los doce títulos nacionales que poseía el club hasta entonces.

Con ocasión de los 70 años del Club, en 1997, se decidió recuperar el diablo para los uniformes y la implementación deportiva. A partir de esa fecha se ha desterrado totalmente el significado maléfico que muchas personas le otorgan y se considera simplemente en término figurativo.[266]

En el 2008 la indumentaria, volvió a mostrar únicamente el nombre de América con las doce estrellas (5 dentro del escudo que simbolizaban el pentacampeonato de los 80) y tras el título conseguido en el Finalización 2008, se agregó una estrella más en el escudo para completar las trece estrellas que actualmente posee el club, este nuevo escudo se utilizó hasta la temporada 2009.

En 2010 la empresa colombiana de artículos y textiles deportivos Saeta, firmó con el club como nuevo patrocinador y fabricante de la indumentaria del equipo, y entre sus innovaciones en los nuevos uniformes, se volvió a lucir el escudo clásico con el diablo, y con las trece estrellas de color blanco en la parte superior. Para el año 2011, el equipo firma con la multinacional miniatura. El escudo sigue teniendo el diseño clásico, pero abajo de este se agregaron las palabras "Nuevo América S. A.", haciendo referencia a la entidad que coadministró el equipo en aquel año.

En 2012 se remodeló el escudo, cambio del tipo de letra, un aspecto físico diferente del diablo y la inclusión de las 13 estrellas para el uso publicitario pero no en la indumentaria, son las principales novedades que presenta, el diablo es un poco más atlético, con respecto a los que se utilizaron en imágenes anteriores, el nuevo escudo se empleó desde la indumentaria 2013 fabricada por FSS[267]​ además de un nuevo logo que incorpora la popular frase Pasión de un pueblo marca que América patentó como propia.

Para el año 2014 la marca Adidas empezó a fabricar la indumentaria del equipo, se siguió manejando el nuevo diseño del escudo, con el diablo más atlético y el cambio del diseño y tipo de letra, tanto en la ropa de presentación como en la de entrenamiento.

A partir del 2017 se presenta el escudo institucional sin estrellas, siguiendo la homologación internacional en la industria del fútbol profesional global. Los equipos solo muestran sus escudos sin hacer referencia gráfica a sus logros deportivos. América en su proceso de estabilización organizacional y sus nuevas visiones dentro del concierto global del deporte, asume estos patrones.[268]

Durante el primer semestre de 2019 quitó el diablo del escudo.[269]

La bandera del América de Cali está compuesta por tres franjas horizontales, dos rojas y una blanca alternadas, siendo la superior y la inferior rojas. Estos dos colores son los que han identificado al club por más de 80 años y por el que han reconocido al equipo vallecaucano como los Diablos Rojos de Colombia o los Escarlatas que tienen hermandades con varios clubes como Independiente de Avellaneda de Argentina y el Manchester United inglés por ser apodados Los Diablos Rojos o Red Devils.[cita requerida]

La mascota del América de Cali es un diablo rojo, el cual ha identificado al club toda su vida, esto se debe a cuando los distintos periodistas deportivos comentaban que los jugadores de la institución en los años 30 parecían unos diablitos corriendo, lo que hizo que el club tomará al diablo como el emblema que los representara.[cita requerida]

«Energía que se siente,
gran pasión de un pueblo,
llama incandescente
que jamás se puede apagar.

Rojo que estremece,
todo un continente,
grito de victoria
que no se puede callar.»[270]

Muchas canciones han representado al América a lo largo de los años. Oficialmente se conocen dos himnos, el primero, creado en 2008 con el título Eso es América representó al club hasta el 10 de diciembre de 2016, día en el que se conoce el nuevo himno del cuadro Escarlata, conmemorando también el ascenso a primera categoría, después de estar cinco años en segunda división. El autor de la letra estuvo a cargo del compositor vallecaucano Carlos Manzano y la música del también artista vallecaucano Edward CG y su Orquesta quien también es fanático del club.

América juega como local en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero de la ciudad de Cali desde el inicio del profesionalismo en 1948, sin embargo y debido a las muchas reformas que ha sufrido el escenario a lo largo de su historia, "los diablos rojos" han tenido que jugar en otras canchas especialmente en el Estadio Francisco Rivera Escobar de Palmira donde fue local en 1954,[271]​ cuando reapareció en el campeonato, posteriormente en 1961 y en 2000 cuando el Pascual era adecuado para la Copa América 2001, regresó a Palmira durante el Apertura 2011 debido a las remodelaciones en el Olímpico Pascual Guerrero para la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 de 2011.

Para la Copa Libertadores del año 2000 "Los Escarlatas" tuvieron que jugar sus partidos de local en el Estadio Nemesio Camacho El Campín de la ciudad de Bogotá, otras sedes que ha utilizado América a lo largo de su historia para jugar de local han sido el Estadio Santa Ana de Cartago,[272]​ el Doce de Octubre de Tuluá y el Azcárate Martínez de Buga[273]​ estos últimos en la temporada 2010; en 2015 por nuevas adecuaciones del Pascual Guerrero para el Mundial Juvenil de Atletismo América hará de local en Buga y el Estadio Metropolitano de Techo de Bogotá.[274]

Bandera de Colombia Jersson González (E)[n 2]

Bandera de Colombia Alfonso González (E)
Bandera de Colombia Roberto Martínez (E)

Bandera de Brasil Ricardo Oliveira
Bandera de Colombia John Meneses

Bandera de Colombia William Zapata

Bandera de Colombia Jaime Perdomo

Bandera de Colombia Carlos Restrepo

Plantilla en la web oficial

Nota: en negrita jugadores parte de la última convocatoria en la correspondiente categoría.

Son muchos los jugadores del América que a lo largo de la historia han sido seleccionados para representar a Colombia en algún evento internacional. En Campeonatos Sudamericanos y Mundiales de Fútbol en diversas categorías.

Las divisiones menores del América de Cali son los equipos de formación que llevan a cabo la representación del Club en diferentes certámenes tanto a nivel nacional como regional; hasta 2011 esa representación estuvo a cargo de América Pedro Sellares en la actualidad se hace con equipos y jugadores propios del Club.

Desde 2008 América acabó con las divisiones menores conservando solo las categorías Primera C y Juveniles[287]​ en convenio con la Escuela Pedro Sellares participando bajo ese nombre en los torneos nacionales Juvenil y Prejuvenil[288]​ además de la Copa Telepacífico.

Actualmente ante la reestructuración del América, se ha logrado recuperar parte de las inferiores teniendo jugadores propios de la Corporación[289]​ y participando bajo su propio nombre en algunos certámenes de la Liga Vallecaucana y el Torneo Sub-19. En marzo de 2012 la junta directiva realizó convocatorias conformando 3 categorías Sub-15, Sub-17 y Sub-20.[290]

Desde el 2017 América cuenta con un equipo profesional femenino que participa en la Liga Profesional Femenina de Colombia organizada por la Dimayor la cual da cupo al equipo ganador a la Copa Libertadores de América Femenina del siguiente año. Este proyecto está siendo llevado a cabo por el presidente del club Tulio Gómez y su hija Marcela Gómez, quien además será la presidenta del equipo femenino.[291][292]




Escribe un comentario o lo que quieras sobre América de Cali (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!