Isla de Margarita



¿La imágen no corresponde a Isla de Margarita?
Puedes elegir otra de la lista. (más info)



English Version / Versión en Inglés > Margarita Island

La isla de Margarita, también llamada popularmente la «Perla del Caribe»,[1]​ se encuentra al sureste del mar Caribe, en el noreste venezolano y al norte de la península de Araya del estado Sucre. Junto con las islas de Coche y Cubagua, constituye el único estado insular de Venezuela denominado Nueva Esparta. La isla jugó un papel importante durante la independencia de Venezuela.[2]

Margarita es un nombre femenino de origen griego Μαργαρίτης («Margarites»), que significa «perla». Cristóbal Colón bautizó a la isla con el nombre de La Asunción, por haber sido descubierta un 15 de agosto, fecha religiosa de la Asunción de María.

Al año siguiente, en 1499, Pedro Alonso Niño y Cristóbal Guerra la rebautizaron con el nombre de «La Margarita» debido a la abundancia de perlas encontradas en la región. Otra hipótesis sugiere que el nombre de «Margarita» se refiere a la reina Margarita de Austria-Estiria.

El catalán Pedro Margarit, quien viajó junto a Colón en sus expediciones, las bautizaría con el nombre de Margaritas. Margarita, era denominada Paraguachoa por los indígenas waikeríes y, según Luis B. Mata García en su libro Toponimia de Pueblos Neoespartanos, comenta que «Paraguachoa, término que para algunos investigadores quiere decir ''peces en abundancia'' y para otros ''gente de mar''».[3]

El 15 de agosto de 1498, durante el tercer viaje, Cristóbal Colón llegó a Margarita. En ese entonces, la isla de Margarita estaba habitada por los Guaiqueríes, una etnia aborigen que según Alexander von Humboldt hablaba un idioma emparentado con el warao.[4]​ En ese viaje Colón divisó tres islas, dos de ellas pequeñas, bajas y áridas (las actuales Coche y Cubagua), separadas por un canal de una tercera, mayor, cubierta de vegetación y poblada de indígenas que la llamaban Paraguachoa.[3]​ Al llegar a la isla Margarita fueron sorprendidos por un clima agradable y una gran corriente de agua dulce,[5]​ Colón describe a Margarita en su carta a los reyes:

El 18 de marzo de 1525, el emperador Carlos V erigía la Provincia o Gobernación de Margarita siendo concedida en propiedad por dos vidas al licenciado Marcelo Villalobos,cuando este murió el 24 de junio de 1526[6]​ le sucedería su hija Aldonza Villalobos Manrique, según la capitulación real del 13 de junio de 1527,[7]​ pero debido a que era menor de edad fue su madre Isabel Manrique de Villalobos, la que asumió el gobierno de la isla.[8]​ Isabel Manrique se preocupó con la tarea pobladora trayendo grupos de colonizadores que se instalaran en forma permanente, y ante la imposibilidad de ocuparse de todas las tareas administrativas nombró como teniente de gobernador de Margarita a Pedro de Villárdiga.[7]​ Entre las obligaciones contraídas, Villalobos debía proveer todo lo necesario para la evangelización católica de la Isla, atribución que no cumplió, por lo Margarita fue asistida espiritualmente por las diócesis de Santo Domingo y Puerto Rico de manera simultánea y sin aprobación real. Ello generó un conflicto de intereses entre las diócesis, principalmente por el cobro de los diezmos provenientes de Cubagua, que fue subsanado en 1535 cuando el rey las asignó de manera provisional  al obispado de Puerto Rico. [9]​En 1525, antiguos pobladores la isla de Cubagua buscando agua dulce llegan al Valle de San Juan, atraídos por varios manantiales de agua dulce, clima templado y terreno fértil idóneo para la cría de ganado y siembra, tomaron al decisión de asentarse.[10]

En 1529, es fundada San Juan Bautista, la primera comuna española de la isla de Margarita, por Pedro de Alegría quien era sucesor de Francisco Fajardo,[10][11]​ y el primer poblador europeo de la isla quien se estableció en el Valle de San Juan Bautista en donde conformo un hato de ganado vacuno mientras era Teniente y Gobernador de Margarita y representante de los herederos de Marcelo Villalobos.[9][12]​ El Directorio de la Diócesis de Margarita, contempla el nombramiento de San Juan Bautista como Parroquia Eclesiástica a partir del año 1529.[13]​ El 7 de diciembre de 1537 en una Real Cédula extendida en Valladolid aparece Pedro de Alegría diciendo que “fue el primer poblador de esta Isla de Margarita y el que primero laboró por pan y cría de ganado”.[10][14]

Las primeras especies de ganado bovinos, equino y caprino llegaron a San Juan en 1528. Los animales consiguieron adaptarse con unas condiciones idóneas para la reproducción, de tal manera que a partir la década de los años 1540s, San Juan no sólo se convirtió en el principal abastecedor de ganados de muchos puntos de Tierra Firme y la propia gobernación de Venezuela, sino que las reses y caballos sanjuaneros se llevaban a territorios tan alejados como la Nueva Granada.[15]​ Del mismo modo, el valle de San Juan proporcionaba también los animales necesarios para las expediciones de exploración y conquista en diferentes regiones del Caribe y que obtenían en la isla los aprovisionamientos necesarios, como se cita en 1569 con la empresa de Diego Fernández de Serpa: “el 4 de octubre, en donde a trueque de algunas cosas que llevaba compró ochocientas vacas a entregar en los llanos de Venezuela. Los soldados que pudieron se proveyeron de caballos en esta isla, en la que estuvieron ocho días...”.[15]​ Así pues, las actividades ganaderas debían ser considerables.[15]

La isla fue azotada por el acoso constante de piratas, corsarios y caribes que causaban saqueos y destrozos 14 veces a lo largo de su historia.[16]​ Dicha situación trajo como consecuencia el encarecimiento de los alimentos en la isla tanto por la necesidad de reponerlos como por los saqueos de navíos de tráfico comercial en alta mar. Aunado a esto, los habitantes no se dedicaban a actividades de labranza de la tierra pues ocupaban la mayor parte del tiempo construyendo fuertes y defendiendo a isla sin poder diversificar las actividades agropecuarias por temor a atraer a los enemigos. Manuel de Mercado, en 1577 encontró a la isla en condiciones deplorables refiriéndose a ella como “muy trabajada” a causa de que el 15 de agosto de 1576 fue robada y quemada por los franceses y sólo dejaron la iglesia y “4 o 5 casas en que los franceses se hicieron fuertes”.[9]​  En 1677 la gobernación de la isla se vio en problemas por los hatos de ganado cabrío que atraía a los piratas   y en abril de ese mismo año terminaron “quemando la mayor parte de ella y robando las haciendas hasta en los campos a donde se habían retirado” los pobladores. [9]

El 20 de julio de 1561 el conquistador Lope de Aguirre mejor conocido como Tirano Aguirre, llegó a la isla de Margarita proveniente desde el Perú,[17]​ y tomó posesión de ella instaurando el régimen de terror. Antes de marchar a tierra firme realizó numerosos saqueos, asesinó al gobernador y cientos de sus pobladores. Hizo saber a sus habitantes que portaba un cuantioso tesoro de los incas y aquellos, incluyendo el gobernador Don Juan Villadrando, codiciosos, cayeron en el engaño. Aguirre hizo presos al gobernador y a miembros del Cabildo. Después se apoderó a sangre y fuego de La Asunción y pueblos vecinos. Enteradas las autoridades de tierra firme, enviaron a Francisco Fajardo a combatirlo. Antes de abandonar Margarita mató a garrote al gobernador y a 50 pobladores. Escribió una nueva carta al rey español insultándolo; esta vez firmó como El Peregrino y el Príncipe de la Libertad. El 29 de agosto de 1561, abandonó la isla de Margarita con rumbo a Borburata en tierra firme, donde su abierta rebelión contra la monarquía española cambió de curso. Borburata fue víctima también del saqueo de Aguirre y sus “marañones”. La provincia dependió de la Real Audiencia de Santo Domingo hasta 1739, cuando fue anexada al Virreinato de Nueva Granada, junto con las demás provincias venezolanas; en 1830, al surgir la República de Venezuela, fue una de sus 13 provincias originales.

Había dependido de la Real Audiencia de Santo Domingo hasta 1739, cuando fue anexada al Virreinato de Nueva Granada, junto con otras provincias y desde el 6 de septiembre de 1777 gracias a Luis de Unzaga y Amézaga forma parte de la Capitanía General de Venezuela siendo la provincia de Margarita la más antigua.[18]​ Unzaga fomentará el librecomercio y creará escuelas públicas, redundando todo ello en la economía venezolana[19]​. El 19 de abril de 1810 fue una de las siete provincias venezolanas que declararon su independencia de la Corona Española, y en 1830, al disolverse la República de Colombia (Gran Colombia) y surgir la República de Venezuela independiente, fue también una de sus 13 provincias originales.

En 1864, al dividirse el país en 20 estados y un distrito federal, Margarita tomó el nombre de Estado Nueva Esparta,[20]​ en honor al arrojo y carácter heroico de sus habitantes durante las batallas por la independencia,[21]​ siendo la más importante la acontecida el 31 de julio de 1817 conocida como la “batalla de matasiete”, en la que un ejército de 400 margariteños derrotaron a 3400 soldados entrenados comandados por el General Pablo Morillo.[16]​ En 1881 pasó a ser sección del Gran Estado Guzmán Blanco (llamado Miranda desde 1889 hasta 1898). En 1901, dos años después de que se restituyera la autonomía de los estados, retomó el nombre de Nueva Esparta, pero lo pierde otra vez entre 1904 y 1909, período en el cual es incluida en el Distrito Federal como Sección Oriental. Finalmente, en 1909 recupera su condición de estado y en 1948, se anexa a su territorio la isla de Cubagua, manteniendo como Estado el nombre de Nueva Esparta y como isla el de Margarita.

Es la mayor de las islas del Caribe venezolano, se encuentra situada entre las latitudes 10° 52' y 11° 11' N y las longitudes 63° 47' y 64° 24' 0. La isla de Margarita es la isla más grande del estado Nueva Esparta, posee una superficie de 956 km2 y una distancia hacia tierra firme de aproximadamente de 22 km.[22]​ En realidad Margarita es resultado de la unión de dos islas vinculadas por el istmo,[23]​ estas dos grandes arreas están conformadas por dos zonas con macizos montañosos unidos entre sí por un istmo de relieve muy bajo y árido y la una albufera (La Restinga) bordeada por una delgada línea de playa.[22]

El macizo occidental se conoce con el nombre de Península de Macanao y el oriental como Paraguachoa (nombre que le daban a los indígenas a la isla, que significa lugar de abundancia de peces), aunque es frecuentemente denominado Margarita Oriental.[3]

En el macizo oriental encuentra la capital del estado, La Asunción y otras importantes ciudades como Porlamar, Pampatar, San Juan Bautista y Juan Griego. Gran parte de la población habita este sector de la isla en donde se localizan las áreas urbanas más pobladas. La Asunción es la capital del estado con una población aproximada de 30 000 habitantes y se localiza a 10 kilómetros de la costa este de la isla. Al sur de La Asunción, las ciudades costeras de Porlamar y Pampatar poseen poblaciones de 140.000 y 50.000 de habitantes respectivamente. Pampatar y Porlamar son centros de comercio de la isla en donde se concentran la mayor cantidad de hoteles, apartamentos, bares y restaurantes. Otra ciudad turística de relevancia es la otra ciudad de interés, Juan Griego, se encuentra en la costa noreste y posee una población de unos 30 000 habitantes aproximadamente.[24]

Las islas y archipiélagos de Venezuela presentan las características típicas de las islas del Caribe sur, es decir, poca vegetación debido a la escasez de lluvias lo que resulta en carencia de agua dulce. La isla de Margarita no es una excepción a esta regla, sin embargo, posee un sistema orográfico en Macanao en donde se observa vegetación en la cúspide de su sistema de montañas y en laderas y faldas de las mismas, pero también carece de agua y el preciado líquido lo que ha ocasionado una dependencia a tierra firme mediante un sistema de acueductos submarinos desde el continente. El punto culminante es el cerro de El Cerro San Juan con 957 m.[25]

La Península de Macanao se caracteriza por un espinazo central montañoso de rumbo oeste-este, con varias culminaciones, entre las cuales se destaca el Pico de Macanao, que es el más alto, con una altitud de 760 m s. n. m.. De esta región axial se desprenden varios estribos secundarios orientados de norte a sur, entre los cuales se encuentran valles profundos disecados, el más importante es el de San Francisco en la parte norcentral de la región. El macizo central está rodeado por un pie de monte que forma una faja más o menos continua y estrecha y que al norte y sur de la península llega prácticamente a la costa.

La parte oriental de la Isla de Margarita está formada por un macizo montañoso que se extiende más o menos en dirección norte-sur, desde el norte de Porlamar hasta Cabo Negro; al norte, desde la población de El Espinal el macizo montañoso asciende abruptamente hasta las culminaciones de San Juan o Cerro Grande y el Copey, que muestran alturas de 957 y 890 m s. n. m. respectivamente. Los cerros Matasite y Guayamurí son estribaciones de la cordillera. Al norte destaca el cerro Tragaplata.

Entre las mayores elevaciones encontradas en la isla, se citan:

Se caracteriza principalmente por un clima tropical seco semiárido acompañado de un sol radiante, en gran medida en la península de Macanao. La temperatura media es de 27 °C con mínimas que oscilan entre 22 y 23 °C y máximas que pueden superar fácilmente los 34°C. Existen excepciones como el cerro Copey en donde se puede percibir un tipo de clima montañoso en donde la temperatura puede descender drásticamente a los 14 °C.

Las precipitaciones son comunes en los meses de invierno o estación lluviosa que empieza a mediados de noviembre-febrero (si bien suelen ser bastante escasas). No se han registrado nevadas ni granizadas en la isla de Margarita. Por estar ubicada en el mar Caribe, cerca del ecuador terrestre, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre la isla y por ello es recomendable usar siempre algún tipo de bloqueador solar al momento de visitar sus playas.

La isla de Margarita posee una gran variedad de animales; una importante cantidad de los animales de la isla de Margarita se encuentra en un peligro de extinción.[cita requerida] Entre los animales más destacados de la isla de Margarita se encuentran:

Otras especies de animales encontrados en Margarita son: el Mapurite, la Comadrejita y el Conejo margariteño (Sylvilagus floridanus). Y varias especies de reptiles, tales como: Iguana la cual antes se hallaba más en Margarita pero su caza para el consumo de sus huevos y carne la han hecho una especie en peligro en Margarita; Tragavenado o Macaurel, Cascabel, Coral, Guaripete, Lagartija. Y muchas especies de aves que se hallan y se ven en muchos lugares de la isla, como lo son la paraulata llanera o sinsonte tropical (Mimus gilvus), zanate caribeno o tordo negro o llanero (Quiscalus lugubris)solita escamosa o "potoco" (Columbina squammata), paraulata ojos de candil (Turdus nudigenis), azulejo (Thraupis glaucocolpa), carpintero habado (Melanerpes rubricapillus), tucusito o colibrí anteado (Leucippus fallax), colibrí esmeralda coliazul (Chlorostilbon mellisugus), reinita o platanero (Coereba flaveola), batará barrado (Thamnophilus doliatus), guacharaca que habita en Tobago y Margarita (Ortalis ruficauda ruficauda), turpial (Icterus icterus), Guayamate o Cargenalito (Cardinalis phoeniceus), perdiz, paloma, palomino, tórtola y última pero más importante el ave Cotorra margariteña (Amazona barbadensis rothschildi) como símbolo natural de la isla y especie en peligro de extinción en la isla.

También es posible hallar especies como la escolopendra o ciempiés gigante (Scolopendra cingulata).

Los suelos de la Isla de Margarita son el resultado de procesos de adición, pérdida o transposición de materiales en zonas áridas y de escasa vegetación. Son suelos delgados y pocos desarrollados, sujetos a intensos procesos erosivos acelerados por el sobrepastoreo, las oscilaciones del nivel del mar y la deforestación realizada para el aprovechamiento agrícola. Los suelos de los valles, las tierras de mejor calidad, son bien desarrollados, tienen capa orgánica, están protegidos de la acción erosiva del viento y se encuentran cubiertos de vegetación, pero solo ocupan una pequeña proporción del estado. En las zonas de piedemonte, los conos de deyección y materiales coluviales dan lugar a suelos muy pedregosos.

En la isla de Margarita los efectos climáticos y/o edáficos han producido una mezcla de zonas de vida, con variados ecosistemas que comprenden desde la maleza desértica tropical, en las zonas bajas y secas, hasta el monte espinoso y el bosque seco tropical en zonas de mayor altura. En el cerro Copey se encuentra el bosque húmedo premontano y en las zonas pantanosas y salinas abundan los manglares. Las especies más representativas son olivos, dividive y pardillo, alrededor de los cerros Copey, Matasiete y Guaraguao. El bosque muy seco se encuentra en áreas de vegetación muy intervenida. Las principales especies son: cují, guatacare, guamache, cardón, dividive y olivo. Los espinares y las malezas desérticas, formaciones dominantes del estado, ocupan las llanuras costeras. Sus principales especies son abrojo, cují (yaque), orégano, tuna, cardón, dividive (guatapanare), guamache, ortiga (guaritoto) y otras. Las concentraciones de manglares se localizan en La Restinga, Las Marites y otras zonas de agua costaneras. Las especies más importantes son el mangle colorado, botoncillo y el mangle negro.

En la isla también abunda el manzanillo (Hippomane mancinella), un árbol extremadamente tóxico y peligroso.[26]

El gentilicio de los nativos es margariteños/as y neoespartanos/as. En la isla viven gran cantidad de extranjeros, sobre todo colonias de libaneses, españoles, italianos, alemanes, franceses, neerlandeses, suecos, noruegos, daneses, argentinos, peruanos, uruguayos, colombianos, chinos, entre otros. También viven personas inmigrantes desde tierra firme venezolana, los cuales son llamados coloquialmente navegaos.

La Asunción es la capital política, pero la mayor ciudad es Porlamar, que tiene un poco menos del 25% de la población neoespartana, y más de 1/4 de la población margariteña. La población de Margarita es de 491.610 habitantes,[27]​ aunque esto tiende a fluctuar en los períodos vacacionales o de temporadas navideñas y festivas cuando, según datos de 2007 del noticiero regional Telecaribe, llegaron unos 200.000 visitantes, en su mayoría de la zona central y del occidente del país.

Las islas Margarita, Coche y Cubagua conforman 11 municipios y 23 parroquias:

Estado Nueva Esparta. Densidad poblacional, según municipios, base Censo de población 2001[29]

Predomina el comercio, debido a la condición de Puerto Libre (establecido en 1971 por decreto presidencial) y a su vinculación con el turismo local.[30]​ La actividad turística ha estimulado la industria de la construcción en décadas pasadas, según lo demuestra la existencia de hoteles, restaurantes, viviendas vacacionales y centros de diversión, como parte de una infraestructura con atractivos para los visitantes de origen tanto nacional como internacional. Con la expansión de la demanda durante las décadas 80s y 90s, sectores como la agricultura y la cría se habían reactivado y aportan berenjena, maíz, melón, ají, pimentón y tomate, además de caprinos, porcinos y aves. La pesca también se ha beneficiado de estímulos internos y externos, lo que ha permitido aumentar la producción pesquera en cuanto a (peces); aguja, anchoa, atún, pargo, corocoro, lamparosa, carite, torito, lisa, bagre, cazón, vaquita, jurel, picua y sardina (mariscos); camarón y langosta (crustáceos); almeja, calamar, chipichipi, guacuco, tripa de perla y ostras (moluscos).[31][30]​ También se observa la agricultura como actividad económica complementaria, en donde destacan el cultivo de Berenjena, maíz, melón, pimentón y tomate. Así como también, la cría avícola, ganado caprino y porcino.[30]

En los últimos años, se ha evidenciado una disminución en la población en Margarita debido a la Diáspora Bolivariana. Margarita, se ha convertido en un lugar de descanso y de escape para los habitantes de las grandes ciudades de Venezuela como lo son: Caracas, Maracaibo, Barquisimeto y Valencia.

El turismo es la fuente principal de ingresos; hay muchos hoteles y lugares para descanso de sus visitantes. Pero, además del turismo la pesca artesanal es muy importante la cual es desarrollada en lugares estratégicos y tradicionales para los pescadores de la isla. De igual forma la piscicultura aunque en menor escala juega un papel importante en el desarrollo del estado.

La isla de Margarita es un "puerto libre", lo que la hace un sitio ventajoso para el consumidor, al estar exenta del pago de impuestos al fisco venezolano (SENIAT) por la importación de bienes y también para los turistas de Venezuela y del mundo, que visitan sus playas y atractivos.

En el estado existe una población predominantemente católica y de otras ramas cristianas, evidenciado esto por las iglesias presentes en la entidad neoespartana, entre las más importantes se tienen: Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle (en el Valle del Espíritu Santo), Catedral de La Asunción, Iglesia San Juan Evangelista (en Juangriego), Iglesia parroquial de San Juan (en San Juan Bautista), Iglesia de San Nicolás de Bari (Porlamar), la de San José de Paraguachi y demás iglesias de menor envergadura y capillas ubicadas en las poblaciones de Santa Ana, Punta de Piedras, Porlamar, Pampatar y prácticamente en todos los pueblos de la isla.

La patrona del oriente venezolano es la Virgen del Valle y en la población de El Valle del Espíritu Santo se encuentra la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle, a la cual se acercan los habitantes de las islas Margarita, Coche y Cubagua para honrarle en su día. Además, es importante acotar la importante creciente actividad la comunidad cristiana protesante que hace vida hace más de 100 años en la Isla, de mano de los misioneros americanos bautistas quienes fundaron la primera iglesia cristiana en toda la región, el nombre de este templo fue "Ebenezer" en la población del Tirano, conocida como capilla Ebenezer. Actualmente en funcionamiento en el municipio Antolin del Campo.

En la población de Juan Griego, podemos encontrar al clérigo fray Nicolás de Igualada. El cual comenzó a construir la iglesia San Juan Evangelista en el año 1846, bajo un estilo arquitectónico gótico. En la capital de Nueva Esparta, La Asunción se puede observar una de las edificaciones religiosas más importantes de la isla; La Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, construida en el año 1571, podría considerarse una de las primeras construcciones religiosas de Latinoamérica. En la población de Los Robles, podemos encontrar la iglesia dedicada a la Virgen de La Pilarica; en este lugar se encuentra una imagen de oro macizo de dicha virgen, que según la leyenda, fue donada por la reina de España Juana "La Loca". Por otra parte, en Pampatar, podemos encontrar la iglesia del Cristo del Buen Viaje, que debe su nombre a la imagen religiosa por preferencia de los pescadores, se culminó de construir en el año 1748, bajo la supervisión del jefe militar Don Antonio de la Espada; como dato interesante, se puede observar en esta iglesia un fresco de Animas del pintor Pedro López, abuelo de Don Andrés Bello.

En la población de Santa Ana, se puede evidenciar la iglesia cuyo nombre es el del mismo pueblo. Su construcción fue iniciada en el año 1749, en el período de mandato del Gobernador José Longart y Cabián. Fue el escenario, en donde Simón Bolívar se le reconoció como Jefe Superior de la República en 1816, en el nacimiento de la Tercera República.

En Porlamar, capital comercial del estado, se puede observar la Iglesia de San Nicolás de Bari, la cual comenzó a construirse en el año 1853, continuando de forma interrumpida su construcción hasta el año 1955 en el momento en el que el monseñor Crisanto Mata Cova, obispo de la Diócesis de Cumaná bendijo el Crucero, la Cúpula y el Presbiterio. En esta iglesia se rinde culto al santo que lleva su propio nombre, es considerada la iglesia más imponente del estado, debido a su tamaño.

También en el poblado de Paraguachí, se encuentra la iglesia de Paraguachí, la cual se construyó a mediados del 1598, su construcción fue asesorada por Don Simón Bolívar, ascendente del Libertador. En su antigua torre, el Marqués de Mainteson dejó incrustados dos platos de porcelana. En esta iglesia se venera a San José.

Por otro lado, en la isla también existen variedad de religiones, entre ellas destacan la musulmana y la judía.

La Isla de Margarita constituye el atractivo turístico más importante de Venezuela con más de 2.711.000 turistas en el año 2009. Pero de acuerdo con el presidente de la Federación de Profesionales de Turismo de Venezuela, Francisco Briceño, en 2016 solamente llegaron 480 mil visitantes.[32]​ La isla posee playas con condiciones para el surf, submarinismo, windsurf, kitesurf y otros deportes acuáticos, así como pueblos coloniales históricos. En los últimos años se ha previsto la realización de varios proyectos para impulsar el turismo, como el Puerto de Cruceros de Puerto la Mar, la ampliación del Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, el Faro de Punta Ballena (en cooperación con la Armada de Venezuela) entre otros. En la isla se encuentran varias fortificaciones españolas antiguas (castillos, fortines y fortalezas), que se consideran patrimonio nacional.

Margarita cuenta con equipos deportivos en las principales ligas profesionales de Venezuela.

Hacia la parte norte las playas son de tipo oceánico mientras que al sur son de tipo caribeño. Las de la parte noreste suelen tener oleaje fuerte, en tanto que las de la parte sur suelen tener un oleaje más calmado.

idioma; Español



Escribe un comentario o lo que quieras sobre Isla de Margarita (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!