x
1

Gerona



Vista general de la ciudad

Gerona (en catalán y oficialmente, Girona) es una ciudad y municipio español, capital de la provincia homónima y de la comarca del Gironés, en la comunidad autónoma de Cataluña. La ciudad está atravesada por los ríos Ter, Güell, Galligants y Oñar, a una altitud de 75 m sobre el nivel del mar. El término municipal, centro del área urbana de Gerona, cuenta con una población de 103 369 habitantes (INE, 2020).

Su casco histórico o Barri Vell se encuentra delimitado en el este por el llamado paseo de la Muralla, el camino de ronda de las antiguas murallas carolingias (siglo IX) y del bajo medievo (siglos XIV y XV). Entre sus monumentos destacan el Call, antiguo barrio judío, uno de los mejor conservados de España; así como las coloridas Casas del Oñar, construidas en la ribera de dicho río y muy cerca de la catedral, con la nave más ancha del mundo en estilo gótico.[5]

En topónimo oficial, en catalán, es Girona (AFI: [ʒiˈɾonə]). En castellano el topónimo tradicional es Gerona.

Se encuentra en el interior de la provincia catalana de Gerona, de la que es capital, en el extremo noreste de la península ibérica.

Su término municipal limita al norte con San Julián de Ramis y Sarriá de Ter, al este con Celrá, al sureste con Juyá y Quart, al suroeste con Fornells de la Selva, Vilablareix y Salt, y al oeste con San Gregorio.

Gerona pertenece a la comarca del Gironés y al ámbito de las comarcas gerundenses (Comarques Gironines) y al sistema urbano de Gerona, según el Plan territorial general de Cataluña.

De acuerdo con la clasificación climática de Köppen Gerona tiene un clima subtropical húmedo de tipo Cfa, si bien está cerca del límite con el clima mediterráneo de tipo Csa. El clima de Gerona se caracteriza por inviernos fríos y suaves, veranos calurosos y, aunque no llegan a ser secos sí son menos lluviosos que el resto del año, y por otoños y primaveras variables, tanto en temperaturas como en precipitaciones. Las temperaturas medianas oscilan entre los 13 °C y los 17 °C. La provincia es más fría en comparación al norte y al oeste, mientras que las zonas más cálidas se localizan en la costa (influenciado por el agua templada del Mediterráneo). La temperatura en la montaña, es más baja que en el llano. La costa, en cambio es más cálida. Relacionado con las bajas temperaturas se da el peligro de las heladas. En Gerona, solo la franja costera está casi exenta de estos fenómenos. Las lluvias varían mucho de un año a otro, con una media ligeramente por encima de los 700 mm. En otoño e invierno es frecuente la niebla, ocasionalmente de gran densidad y los días nublados.

La historia de la ciudad se remonta a los asentamientos de los íberos de la tribu de los indigetes en los poblados que rodean y cierran el Llano de Gerona. Hacia el 77 a. C. Pompeyo construyó un oppidum sobre la Vía Heráclea y los ocupantes romanos fundaron la originaria Gerona, denominada en latín Gerunda. La nueva ciudad de Gerunda se repobló con los habitantes del poblado de San Julián de Ramis convirtiéndose en un importante centro de la región, con la articulación de un ager romano que rodeaba la urbe. Pese a que Gerunda se encontraba en el interior, alejada de la costa, disponía de una buena conexión con el puerto de Ampurias.

La ciudad tuvo su primer periodo de esplendor como diócesis de la Iglesia unida a la sede metropolitana de Tarragona, seguido de la ruralización que se desencadenó por todo el antiguo imperio romano, a causa de la ruina general y la pérdida de peso de los ciudadanos. Perteneció a la Corona de Aragón como otros muchos territorios.

La conquista musulmana enseguida afectó a Gerona imponiendo el nuevo poder musulmán un tributo personal y territorial, pero duró poco por su cercanía con el imperio carolingio. El historiador catalán Ramon d'Abadal lo considera como el inicio de un proceso que condujo al nacimiento de la Cataluña posterior, lo cual viene a demostrar la importancia que Gerona tuvo a lo largo del tiempo. En el 785, la población aniquiló a la guarnición musulmana y entregó la localidad a Carlomagno, a cambio de conservar sus leyes consuetudinarias.[8]

La organización carolingia del territorio convirtió a la ciudad en la sede del Condado de Gerona. Gerona, como sede condal, cumplió holgadamente con su papel y superó las etapas más difíciles del peligro musulmán. Las nuevas murallas reforzaron la plaza fuerte y ampliaron la superficie de la ciudad. En ese momento se da la época de máximo esplendor de la comunidad judía de Gerona con la escuela cabalística. Actualmente, la judería de Gerona, es una de las mejor conservadas de Europa y es una de las atracciones turísticas de Gerona.

Durante los siglos XV, XVI y XVII la ciudad continuó creciendo y se fueron realizando pequeñas ampliaciones y mejoras de las murallas para proteger a la ciudad de los diversos ataques a los que tuvo que hacer frente hasta finales del siglo XVII y principios del siglo XVII por parte de las tropas francesas en el contexto de las numerosas guerras europeas.

A principios del siglo XIX sufrió una devastación debido a los combates y asedios que sufrió durante la Guerra de Independencia Española. En 1856 se inauguró el actual puente de Piedra, en sustitución de otro medieval, que era muy empinado y estrecho. Este nuevo puente, de la época de la reina Isabel II, es el puente histórico más importante y representativo de la ciudad. Hacia 1889, el Estado mayor del ejército español suprimió la categoría de plaza fuerte que ostentaba Gerona y se permitió el derribo de una parte de las murallas del sur de la ciudad, Gerona empezó a tomar la forma que tiene hoy en día.

El 4 de febrero de 1939 las tropas franquistas ocuparon la ciudad, durante la guerra civil española. En 1960 Gerona fue nombrada la primera Ciutat Pubilla de la Sardana con un mensaje de Josep Mainar i Pons.

En 2016, la ciudad fue galardonada con el Premio de Europa, una distinción otorgada anualmente por el Consejo de Europa, desde 1955, a aquellos municipios que hayan hecho notables esfuerzos para promover el ideal de la unidad europea. Fue la segunda ciudad española en obtener el galardón, tras Santiago de Compostela.

Conforme a la división administrativa aprobada en 2003, la ciudad se divide en 9 barrios, que a su vez se subdividen en 31 sectores:[9]

     Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001) según los censos de población del INE.      Población según el padrón municipal de 2011 del INE.

En el año 1975 se produjo la anexión de los municipios de Salt y Sarriá de Ter a Gerona, lo que produjo un aumento de población de la ciudad. Sin embargo en 1983 la unión se desagregó provocando una bajada en el número de personas residentes en la ciudad. En 2017 contaba con una población de 99 013 habitantes.[10]

Desde la restauración de la democracia, el Ayuntamiento de Gerona ha sido gobernado por tres partidos políticos, el Partit dels Socialistes de Catalunya, desde 1979 a 2011, Convergència i Unió, de 2011 a 2016, y Convergència Democràtica de Catalunya (desvinculada de Unió Democràtica de Catalunya) a partir de comienzos de 2016, bajo la persona de Marta Madrenas, que sustituyó a Albert Ballesta, que a su vez vino a sustituir a Carles Puigdemont, que dejó la alcaldía para ser presidente de la Generalidad de Cataluña.

La catedral de Santa María, construida entre los siglos XI y XVIII, presenta tres estilos arquitectónicos principales, sucesivos: románico, gótico y barroco. Su claustro es románico, con interesantes capiteles historiados. Su amplia nave gótica destaca por ser la segunda más ancha del mundo, tras la basílica de San Pedro del Vaticano.

Para acceder al templo hay una magnífica escalinata construida en tiempos del obispo Pontich, entre los años 1686 y 1699, con noventa escalones, distribuidos en tres tramos, y balaustrada de piedra a sus lados. La fachada principal es de estilo barroco.

El casco antiguo de Gerona, corazón de la primigenia ciudad romana de Gerunda, contiene todo el patrimonio artístico más relevante de la ciudad y está cercado por inmensos lienzos de muralla que se pueden recorrer por el Paseo Arqueológico y el Paseo de fuera Muralla, con un bello mirador sobre la ciudad.

Además de otras construcciones civiles como la Casa de l'Ardiaca y el Palacio Episcopal, el casco antiguo cuenta con representativas construcciones religiosas, como el románico monasterio de San Pedro de Galligans, la capilla de San Nicolás o la basílica de San Félix, con su esbelta y singular torre gótica truncada por un rayo. En la plaza de la Catedral también son importantes la Casa Pastors, edificio renacentista actualmente palacio de justicia, y la Pia Almoina.

Muy características de Gerona son las casas colgadas sobre el río Oñar. Todas las fachadas fluviales están pintadas siguiendo la paleta cromática conferida por Enric Ansesa, Jaume Faixó y los arquitectos J. Fuses y J. Viader.

Una de las casa más destacadas del río Oñar es la Casa Masó. Vivienda natal de Rafael Masó i Valentí, arquitecto gerundense. Situada en el número 29 de la calle Ballesteries de Gerona, es un símbolo de la evolución del novecentismo en Gerona. Desde 2006 es la sede de la Fundación Rafael Masó. La fachada del Oñar se identifica por su color blanco y azul, que destaca sobre el resto.

Dentro de la encrucijada de callejones medievales destaca la judería, El Call, donde vivió hasta finales del siglo XV una reducida comunidad. Destaca en el mismo el Centro Bonastruc Ça Porta, la posible antigua sinagoga convertida hoy en centro de estudios y Museo de Historia de los Judíos.

Al norte de la ciudad, extramuros, se encontraba el cementerio medieval judío, en la montaña de Montjuic, o monte de los judíos. Algunas lápidas, con caracteres alfabéticos hebraicos, se muestran en el museo; como la lápida de una mujer, Estelina. Su traducción sería: "Esta es la estela fúnebre de la honrada Estelina, esposa del ilustre y sereno Bonastruc Josef. Tenga su mansión en el jardín del Edén".

El recorrido por el Barrio Viejo puede concluir en el Paseo Arqueológico, con las torres Julia y Cornelia; y los llamados baños árabes de Gerona, al final del paseo, caracterizados por su linterna cupulada superior. Estos baños son una construcción enteramente cristiana, de estilo románico.

Antigua espina dorsal del la Gerona medieval barroca y octocentista, es el espacio público más concurrido y emblemático de Gerona. Sin embargo, la existencia de la rambla es muy reciente ya que su configuración data del 1885 época en la que el arquitecto municipal Martí Sureda i Deulovol unificó la plaza de las coles con la calle del abrevadero y los soportales de los esparteros que hizo derribar. Todo el espacio se convirtió, entonces, en un paseo arbolado, de tilos, y se pusieron unos bancos. Se llamó La Rambla de la Libertad haciendo honor al árbol de la libertad que se plantó en 1869, durante el sexenio democrático. Aunque el espacio fue muy modificado por Sureda, conserva una parte porticada medieval y algunos de los palacios de la misma época. No obstante, la construcción de inmuebles ochocentistas transformó, en parte, el carácter medieval del espacio. Actualmente la Rambla es el punto de entrada al Barrio Antiguo para los turistas que llegan a la ciudad y un lugar de paseo para todos.

La plaza de la Independencia —que hace referencia a la Guerra de la Independencia Española— es una de las plazas más conocidas y frecuentadas de Gerona. Situada en el Barrio de Mercadal, en el centro de la ciudad, la plaza se asienta donde estuvo el convento de San Agustín, por lo que también se conoce como Plaza de San Agustín. El interés de esta plaza radica en su aire ochocentista pese a que, la misma, está rodeada por edificios neoclásicos austeros e idénticos, con unos porches escultóricos dedicados a los defensores de la ciudad de Gerona durante los asedios de 1808 y 1809. De todas formas, la plaza, de proporciones simétricas corresponde más bien a las intervenciones actuales que a su pasado arquitectónico. El arquitecto municipal Martí Sureda fue el primero que ideó una plaza cerrada y porticada con vueltas neoclásicas, con unos edificios que tuvieran las mismas proporciones estéticas. La urbanización de la zona sólo siguió, en parte, sus esquemas y la construcción de las primeras salas de cine de esta ciudad, malogró la idea de Martí Sureda. Hasta la década de 1980 no se pudo completar lo que había imaginado ese arquitecto. Pues este lugar de la ciudad con estilo novecentista y romántico es una creación atemporal, de un siglo a otro, que hoy cautiva tanto a habitantes como visitantes. Hoy en día goza de gran actividad gracias a la progresiva instalación de cafés y restaurantes. Dentro de esta plaza podemos encontrar negocios conocidos por su historia y antigüedad como el Café Royal, el Cine Albéniz y Casa Marieta.[12]

Uno de los principales problemas, a lo largo de la historia, lo constituyó la necesidad de unir las dos partes de la ciudad que se hallaban separadas por el río Oñar: la orilla derecha (Barrio Viejo) y la orilla izquierda (barrio de Mercadal). Debido a ello, los puentes jugaron un papel primordial en el desarrollo de la ciudad. Actualmente no queda ninguno de los puentes medievales que cruzaban el río y la mayoría de las construcciones son contemporáneas. Destacan tres puentes históricos, fielmente conservados: el Puente de Piedra, el Puente de Hierro y el Puente de Gómez.

Construido durante la segunda mitad del siglo XVII, para satisfacer las necesidades de la población de la ciudad y su área de influencia. Ejercería su función sanitaria hasta el año 2004, momento en que cerró sus puertas para empezar una gran restauración para, desde el año 2010 ser la sede de la Generalidad de Cataluña en Gerona. En su interior conserva la farmacia también de finales del siglo XVII, donde se encuentra una bóveda con pinturas del siglo XIX. En sus armarios, se encuentra una rica colección de más de 350 botes de cerámica, jarrones y albarelos, la mayoría de origen o inspiración francesa y tienen el nombre del contenido escrito en latín. Además también dispone de unos ochenta botes de vidrio soplado, cajas de madera de herbarios, morteros, material quirúrgico de la época y una pequeña biblioteca. La colección pertenece al Museo de Arte de Gerona y fue restaurado en el año 2011. Encontramos también el Espacio Santa Catalina, ubicado en el edificio nuevo anexo al histórico. Se trata de un espacio expositivo abierto a la ciudadanía, donde se organizan exposiciones relacionadas con la propia institución de la Generalidad de Cataluña en Gerona, así como otras propuestas que puedan aportar los ciudadanos o las entidades. Durante el 2016 se puede visitar la exposición 350 años a tu lado. Memoria del antiguo Hospital de Santa Catalina, que conmemora el 350 º aniversario de la colocación de la primera piedra.

Edificio singular y característico de una parte de Gerona, construido entre los años 1916 y 1920, e inaugurado el día 31 de marzo del año 1922. El edificio sigue el diseño de los arquitectos Eusebi Bona y Enric Catà y Catà. Situado al final de la Gran Vía Jaime I, e iniciando la avenida de Ramon Folch. De todos los elementos del edificio destaca la cúpula cilíndrica revestida con rayola de Valencia. También destacan en su fachada principal las esculturas de Frederic Marés y Deolovol. Como curiosidad resaltar, que por su céntrica ubicación, sus escaleras se convierten en punto de encuentro de muchos gerundenses, sobre todo durante las fiestas de San Narciso

La Farinera Teixidor es un edificio novecentista proyectado por el arquitecto Rafael Masó Valentí y construido el año 1911 en Gerona. El conjunto edificado en 1911 consta de dos edificios separados por un pasaje sostenido por un arco parabólico. En el edificio de la derecha destacan la cubierta parabólica de la fachada principal que se recubre con escamas cerámicas de color verdoso, elemento típico de la arquitectura novecentista. A la izquierda de esta cubierta se encuentra el pináculo principal que pretende simbolizar la forma de una espiga de trigo. El conjunto se amplió con almacenes a ambos lados, en los años 1915 y 1924. La fábrica cerró en 1988 y en 1995 comenzaron los trabajos de rehabilitación que finalizaron en el año 2000 y fueron dirigidos por el arquitecto Arcadi Pla Masmiquel. El nuevo uso del edificio fue la sede del diario local El Punt. Este uso se mantuvo hasta el año 2015 y, desde entonces, el edificio permanece cerrado.

Construido colindante al Palacio Ferial ("Palau Firal"), al lado del Parque de la Devesa y frente al río Ter, fue inaugurado oficialmente el 27 de mayo de 2006. El edificio, concebido para poder acoger tanto conciertos, como congresos; cuenta diversas salas para poder acoger eventos con más o menos aforo. La Sala Xavier Montsalvatge, la cual dispone de un aforo para 1176 espectadores; la Sala Cambra que puede acoger hasta 402 y la Sala Petita apta para 178 espectadores. Además dispone de hasta nueve salas multiusos, que se pueden combinar entre ellas llegando la suma de las salas 4+5+6+7+8+9 a la capacidad de más de 400 asistentes. Durante todo el año el auditorio acoge multitud de conciertos pero vive su mejor momento lo vive durante el Festival de otoño de Cataluña "Temporada Alta" de Gerona y Salt.[28]

Además de conciertos también se celebran congresos, convenciones y todo tipo de reuniones. En cuanto a congresos destacan especialmente los de especialidad médica y como referente se puede citar el congreso Fórum Impulsa que congrega cada año a más de 1200 asistentes.

La actual Universidad de Gerona es la institución educativa de máximo nivel de la ciudad. Creada en 1992 a partir del Estudio General de Gerona, una sección dependiente de la Universidad Autónoma de Barcelona significó la recuperación de los estudios universitarios en Gerona desde el 1717, año en el que se clausuró la institución universitaria de Gerona por orden de Felipe V. Las instalaciones de la actual universidad se encuentran divididas en tres campus: el del Barrio Viejo, el del centro de la ciudad (Campus Centre), y el de Montilivi.

Existen varias leyendas relacionadas con la ciudad:

Gerona tiene medios de comunicación de ámbito de barrio, local y provincial como los siguientes:

El equipo de fútbol de Gerona es, por excelencia, el Girona Fútbol Club, inscrito en la Primera División de la liga profesional española. Recientemente descendido a la categoría de plata. Otros equipos importantes de la ciudad son: Penya Doble Set CF (el equipo más antiguo de la ciudad), Girones Sabat EF, Can Gibert UE, UE Coma Cros, entre otros.

El equipo de baloncesto de Gerona el Club Bàsquet Girona (CB Girona SAD). Disputa sus partidos en el Pavelló Girona-Fontajau. La base del Club Bàsquet Girona la conforman el Sant Josep Girona en la categoría infantil (menos de 14 años) y, a partir de los 14 años en adelante, la Unió Gironina. Otros clubs representativos son: C.B Sant Narcís cantera del Sant Josep Girona La Salle Girona, Vedruna Girona, "C.B.Fontajau".

Hay, también, un equipo de hockey, el Club Hoquei Girona. Los equipos de balonmano más importantes son: Handbol Girona (UDG) y el Club Esportiu Maristes. Como equipo de tenis figura el Club de Tennis Girona. El voleibol tiene, como club más importante el Club Voleibol AVAP.

Por último, el GEiEG (Grup Excursionista i Esportiu Gironí) tiene representación en casi todas las disciplinas deportivas, destacando, sobre todo en el rugby, atletismo, balonmano y en baloncesto femenino.

Durante todo el año la ciudad de Gerona acoge multitud de eventos, ya sean ferias, congresos o festivales varios, algunos de los cuales son:

La ciudad de Gerona cuenta, en la actualidad, con un único medio de transporte público urbano colectivo: el autobús. El consorcio de transportes (CTM) gestiona los autobuses de Transports Elèctrics Interurbans (TEISA) y de Transports Municipals del Gironés (TMG),[35]​ que actualmente cuenta con 11 líneas urbanas que sobrepasan los límites administrativos del municipio de Gerona, englobando los municipios vecinos de Salt, Sarriá de Ter, Quart, Fornells de la Selva y Vilablareix, lo que se considera el área urbana de Gerona.

Por toda la red viaria circulan una serie de autobuses metropolitanos, regionales y nacionales que conectan el resto de las poblaciones con Gerona. Así, hay líneas regulares que unen a Gerona con San Felíu de Guixols, Santa Coloma de Farnés, Olot y Lloret de Mar y con todas las pequeñas y medianas poblaciones que se encuentran en el recorrido. La estación de autobuses central de donde parten todas está junto a la estación de ferrocarril.

Girocleta es el nombre que recibe el servicio de bicicletas públicas de Gerona. El servicio se inauguró el 25 de septiembre de 2009, contando en aquel momento con 8 estaciones (con un total de 200 aparcamientos) y 160 bicicletas disponibles. Desde su puesta en funcionamiento ha recibido una gran aceptación por parte de los gerundenses. En octubre de 2012 la "Girocleta" tenía dados de alta en el servicio 1695 usuarios, y el número de estaciones ya se había ampliado a 12.[36]

Gerona dispone de una estación de ferrocarril de ADIF (antes RENFE), conectada a la red nacional de ferrocarriles con un ancho de vía de 1668 mm; y conectada a esta estación la nueva estación soterrada, con ancho de vía internacional.

Existen cinco tipos de trenes que comunican a la ciudad:

Las infraestructuras ferroviarias circulan por Gerona mediante un viaducto que atraviesa la ciudad de norte a sur. Actualmente, con la llegada del Tren de Alta Velocidad a la ciudad, se ha redactado un plan que proyecta soterrar el ferrocarril, desmantelar la estación de mercancías existente y construir una nueva estación de viajeros en el mismo sitio en el que se halla la actual estación.

Un gran número de infraestructuras viarias atraviesan el municipio de Gerona, teniendo en cuenta que es un lugar de paso obligado hacia la Costa Brava, hacia el interior, y hacia la frontera con Francia. En la red de carreteras estatales se encuentra la autopista de peaje AP-7 (autopista del Mediterráneo) que es la vía de gran capacidad que comunica el corredor mediterráneo con la frontera francesa, y la A-2 (antigua N-II), antigua carretera nacional radial que lentamente se está convirtiendo en una autovía. Esta carretera atraviesa el municipio de Gerona por el paraje natural y protegido del Valle de San Daniel. La construcción de esta carretera, atravesando una zona de alto valor natural y paisajístico generó, hacia los años 1990 y 1992, una fuerte oposición popular contra el proyecto.

Las carreteras autonómicas que atraviesan Gerona son: la C-65, la C-66, la N-141 e indirectamente, la C-25. La C-65 une a Gerona con la ciudad costera gerundense de San Felíu de Guixols, la C-66 con Palafrugell y La Bisbal del Ampurdán, Bañolas y Besalú donde conecta con la autovía del Estado A-26; la N-141, une a Gerona con Bescanó y Anglés, siguiendo el curso del río Ter; por último, la C-25, el denominado eje transversal, une a Gerona con Santa Coloma de Farnés, Vich, Manresa y Cervera, donde enlaza con la A-2.

En último término están las carreteras provinciales, mantenidas por la Diputación de Gerona y que conectan las pequeñas poblaciones con la capital.

La infraestructura aeroportuaria que sirve a la ciudad de Gerona y al resto de la provincia, es el aeropuerto de Gerona-Costa Brava, situado en Viloví de Oñar, a 12 km de la ciudad. Desde su creación, en 1969 el aeropuerto, que era una infraestructura de segundo orden, reservado únicamente para vuelos nacionales y chárteres, pasó a ser una infraestructura de primer orden para la llegada de las compañías aéreas de bajo coste en 2003. Debido a esto, el aeropuerto de Gerona-Costa Brava, dejó de ser un aeropuerto de la provincia de Gerona, para convertirse en un aeropuerto de ámbito internacional. Es la base, en el sur de Europa, de una de las mayores compañías aéreas de bajo coste, la irlandesa Ryanair.

El municipio de Gerona no dispone de ningún acceso o enclave marítimo y, por tanto, no tiene ningún puerto en el término municipal. Pero Gerona, históricamente, dispuso de derechos sobre el puerto de San Felíu de Guixols, a 40 km de la ciudad. En la época medieval, Gerona consiguió que se reconociera su jurisdicción sobre el puerto, lo que suponía el control de todos los impuestos que se derivaban y la garantía del uso, con plenos derechos, del pequeño puerto del mar Mediterráneo. En la actualidad, Gerona, no tiene ningún derecho sobre el puerto de San Felíu de Guixols que ha sido sustituido, en cuanto a importancia, por el puerto de Palamós, que es la principal infraestructura portuaria de la provincia de Gerona y que está situado, también, a unos 40 km de la capital gerundense.

En el seno del programa de relaciones exteriores del Ayuntamiento de Gerona, la ciudad se ha hermanado con varias ciudades del mundo. A continuación se ofrece una lista de las ciudades hermanas de Gerona:


English Version / Versión en Inglés > Girona


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Gerona (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!