x
1

Turkmenistán



Turkmenistan on the globe (Turkmenistan centered).svg

Turkmenistán[5]​ (en turcomano: Türkmenistan Respublikasy) es un país situado en Asia Central que limita al noroeste con Kazajistán, al norte y noreste con Uzbekistán, al suroeste con Irán, al sureste con Afganistán y al oeste con el mar Caspio, aunque es considerado como un Estado sin salida al mar. El desierto de Karakum ocupa la mayor parte del país, cuyos principales cursos fluviales son el Amu Daria, el Atrak y el Murgab. Su capital y ciudad más poblada es Asjabad. Obtuvo su independencia de la URSS el 27 de octubre de 1991.

En la actualidad, Turkmenistán cubre un territorio que ha estado en la encrucijada de civilizaciones durante siglos. En la época medieval, Merv (hoy conocida como Mary) fue una de las grandes ciudades del mundo islámico y una importante parada de la Ruta de la Seda, una ruta de caravanas usada para el comercio con China hasta mediados del siglo XV. Anexado por el Imperio ruso en 1881, Turkmenistán más tarde ocupó un lugar destacado en el movimiento antibolchevique de Asia Central. En 1924, Turkmenistán se convirtió en una república constituyente de la Unión Soviética, denominada oficialmente República Socialista Soviética de Turkmenistán. Se independizó tras la disolución de la Unión Soviética en 1991.[6]

Tras lograr su independencia, Turkmenistán fue gobernado por el presidente vitalicio Saparmyrat Nyýazow —conocido como Türkmenbaşy o «líder de los turcomanos»— hasta su repentina muerte el 21 de diciembre de 2006. Gurbanguly Berdimuhamedow fue elegido nuevo presidente el 11 de febrero de 2007. De acuerdo con Human Rights Watch, Turkmenistán «sigue siendo un país aislado y represor bajo el autoritario gobierno de Berdomuhamedow y sus asociados», «castiga brutalmente a toda forma no autorizada de expresión política o religiosa. El acceso a la información está altamente controlado por el Estado. No se permiten grupos de monitoreo de derechos humanos. Se presume que existen docenas de personas desaparecidas forzosamente en sus prisiones». Berdimuhamedow promueve un culto a su personalidad en la que sus familiares y sus asociados disfrutan de un poder ilimitado y ejercen un control total sobre todos los aspectos de la vida pública.[7]

La tasa de crecimiento del PIB de Turkmenistán, del 11 % en 2012, es resultado de varios años de alto crecimiento sostenido, aunque a partir de una economía poco diversificada muy básica, impulsada por la exportación de un solo producto,[8]​ pues Turkmenistán posee la cuarta reserva de recursos de gas natural más grande del mundo.[9]​ Aunque es rico en recursos naturales en ciertas áreas, la mayor parte del país está cubierto por el desierto de Karakum, cuyo significado es «arena negra». Desde 1993, los ciudadanos reciben electricidad, agua y gas natural de forma gratuita y proporcionada por el gobierno, en una garantía programada para durar hasta 2030.[10]​ Uno de los yacimientos de gas natural más conocidos del mundo es el pozo de Darvaza, conocido popularmente como «puerta al infierno», que atrae frecuentemente a medios de comunicación y turistas.

Existen varias teorías sobre el origen del nombre del país. La más aceptada sugiere que el término «Turkmenistán» proviene del túrquico y quiere decir «hogar de los turcomanos», un grupo étnico cuyo nombre deriva de la palabra sogdiana Türkmen («casi turcos»), en referencia a su estatus en el mitológico sistema de dinastías túrquicas.[11]​ Sin embargo, algunos autores modernos a menudo prefieren ver el prefijo como un superlativo, cambiando el significado de Türkmen a «turcos puros» o «los más turcos de los turcos».[12]​ Algunos cronistas musulmanes como Ibn-Kathir sugirieron que la etimología de Turkmenistán provenía de los vocablos Türk («turco») e iman (en árabe, إيمان‎, «fe, creencia»), en referencia a una conversión masiva al Islam de más de 200 000 campesinos de la región en el año 971.[13]

El territorio de Turkmenistán ha estado poblado desde la antigüedad. Tribus turcomanas dedicadas a la crianza de caballos llegaron al territorio en tiempos remotos, posiblemente procedentes de las montañas Altái, y se establecieron en las afueras del desierto de Karakum, llegando hasta Persia, Siria y Anatolia.

Anteriormente en esta región existieron los Estados de Margiana y Partia, cuyo estudio los sitúan alrededor del 1000 a.C. Estas regiones fueron gobernadas por los aqueménidas entre los siglos VI y IV a.C. pero el imperio se vio inmerso en una debilidad estructural propiciada por los conflictos internos y la carencia de un planteamiento común. Finalmente fueron conquistados por el ejército macedonio dirigido por Alejandro Magno a finales del siglo IV a.C.

El vasto imperio de Alejandro Magno a su vez sucumbió a la gran embestida que llevaron a cabo los persas del Imperio parto. Estos aprovecharon que el vasto imperio macedonio se encontraba en un descontrol permanente debido a la pérdida de poder de los sucesores de Alejandro tanto en el ámbito administrativo como militar. La dinastía de los arsácidas se asentó en estos territorios hasta el año 224. Durante estos años mantuvo duras batallas con los romanos, a los cuales retuvo fuera de sus fronteras.

Tras el paso de la dinastía sasánida pasaron a ocupar gran parte del territorio de Turkmenistán los Heftalitas, los cuales fueron atacados por los nómadas Tiu-Che que permanecieron hasta el 716. El territorio de Turkmenistán en esta época es ocupado por el califato árabe que fue el encargado de introducir la religión del islam.

Tras el paso de los samánida en el siglo X, la inmigraciones llevadas a cabo por los turcos oguzes, en el 1040 penetraron y se apropiaron del territorio la dinastía de los selyúcidas. Su dominio en la región perduró hasta el siglo XIII ya que a partir de esta época llegaron a Turkmenistán los mongoles, entre 1219 y 1221. El Imperio mongol llevó a cabo la división del control del territorio en dos partes, una de ellas bajo en nombre de la Horda de Oro y la otra bajo el Kanato de Chagatai.

Turkmenistán pasó a estar bajo el dominio del Imperio Timur en la década de 1380. Ya entrado el siglo 18 comenzaron las negociaciones con Rusia que propició que el comercio entre Asia Central y Europa pasara por Turkmenistán.

El ejército ruso hizo su entrada en el territorio entre las décadas de 1860 y 1870. En 1869, se crea el puerto de Krasnovodsk y, ya en 1874, se consolidó el dominio ruso con la creación del distrito militar del Transcaspio. Anexionado por el Imperio Ruso entre 1865 y 1885, en 1890 el control ruso sobre Turkmenistán era completo.

Vientos de revolución llegarían en 1917 y, durante la guerra civil (1918-1920), Turkmenistán también estuvo en los frentes de pelea. Establecida la Unión Soviética, el territorio del Transcaspio (desde 1921 reorganizado como Turkestán) es establecido como una república autónoma, para pasar ese mismo año a ser una de las repúblicas constituyentes de la Unión.

Durante esta época, se fijan las fronteras de la república soviética, y se desarrollan ambiciosos proyectos para aprovechar sus recursos naturales para el beneficio de la Unión Soviética. Se crean también sistemas de regadío y, poco a poco, la producción de algodón y petróleo se convierten en las actividades económicas principales.

Tras la disolución de la Unión Soviética, Turkmenistán se convirtió en un estado independiente. El controvertido presidente Saparmyrat Nyýazow dominó la vida política del país hasta su fallecimiento el día 21 de diciembre de 2006.

Su sucesor, Gurbanguly Berdimuhamedow, convocó a elecciones el 11 de febrero de 2007, en las cuales habría resultado electo por el 89,2% de los votos. Según datos oficiales, habría participado el 98,65% de los electores. Sin embargo, la oposición política denunció la existencia de fraude.[14]​Berdymujammédov ha implementado algunas reformas a las políticas aplicadas hasta el momento, como la eliminación del nombre de su predecesor de la bandera nacional y la derogación de una ley que exigía dos años de trabajos antes para poder ingresar a la universidad.[15]

Turkmenistán es una República presidencialista, integrada en la Comunidad de Estados Independientes y provista de una Constitución desde 1993, que establece formalmente una democracia.

En la actualidad, se encuentra entre los países considerados por la Organización de las Naciones Unidas como uno de los más represivos[16]​ y dictatoriales del sistema internacional; este mismo organismo ha mostrado su preocupación ante la reiterada violación de los derechos humanos más elementales, y la marginación de las minorías rusa y uzbeka. También los miembros de alguna religión distinta al Islam sufren marginaciones y son vigilados por el estado.

Desde la obtención de su independencia, su presidente Saparmyrat Nyýazow monopolizó el poder a todos los niveles como Jefe del Estado y del gobierno hasta su fallecimiento, el 21 de diciembre de 2006. Turkmenistán ha ratificado varios tratados importantes de las Naciones Unidas relacionados con los derechos humanos. Los medios de comunicación y difusión están estrictamente controlados por el Estado, y ningún grupo dedicado a la defensa de los derechos humanos puede actuar abiertamente en el país. Tampoco es posible obtener imágenes en el país debido a los controles de información[cita requerida], aunque se filtran al exterior actualmente numerosos informes sobre tortura y malos tratos a detenidos y presos. Al cuerpo médico no le está permitido dar información sobre las enfermedades que sufren sus pacientes, aunque sean mortales, pues están continuamente bajo escucha durante las consultas.

Saparmyrat Nyýazow estableció un fuerte culto a su persona, y por ello su retrato se encontraba casi por todas partes: en los billetes de banco y hasta en las botellas de vodka. Se rebautizó a sí mismo como Türkmenbaşy («líder de los turcomanos»). La fiesta nacional corresponde con el día de su cumpleaños, el 19 de febrero. Incluso existía una estatua suya hecha en oro fino, que giraba sobre sí misma en el centro de la capital, Asjabad, de forma que su rostro esté siempre iluminado por el Sol, la misma fue retirada en agosto de 2010.

En 2012 se abandonó el unipartidismo que detentaba el Partido Democrático, formándose el Partido de Industriales y Empresarios. Existen otros partidos opositores, de carácter extraoficial, que mayormente operan en el extranjero. Los dos grupos opositores más prominentes son el Movimiento Nacional Democrático de Turkmenistán, el Partido Republicano de Turkmenistán. El Movimiento Nacional Democrático de Turkmenistán fue liderado por el Primer Ministro Boris Shikhmuradov hasta que fue arrestado y condenado durante la mañana del 25 de noviembre de 2002, con el ataque al automóvil del presidente Nyýazow.[17]

La declaración de «neutralidad permanente» de Turkmenistán fue formalmente reconocido por las Naciones Unidas en 1995.[18]​ El expresidente Saparmurat Niyazov afirmó que la neutralidad impediría la participación de Turkmenistán en las organizaciones de defensa multinacionales, pero que permite la asistencia militar. Su política exterior neutral tiene un lugar importante en la constitución del país. Turkmenistán tiene relaciones diplomáticas con 132 países.[19]

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Turkmenistán ha firmado o ratificado:

Turkmenistán ha sido ampliamente criticado por cometer abusos en materia de derechos humanos y ha impuesto severas restricciones a los viajes al extranjero de sus ciudadanos.[30]​ La discriminación contra las minorías étnicas del país sigue existiendo en la práctica. Se ha alentado a las universidades a rechazar aquellos solicitantes que no tengan apellidos turcomanos, especialmente los rusos étnicos.[31]​ Por otra parte, está prohibido enseñar las costumbres y el idioma de los baluchis, una minoría étnica. Lo mismo sucede con los uzbekos, aunque el idioma uzbeko antes se enseñaba en algunas escuelas nacionales.[32]

Según el Índice mundial de libertad de prensa de 2014 elaborado por Reporteros sin Fronteras, Turkmenistán tenía las terceras peores condiciones de libertad de prensa del mundo (178 de 180 países), solo superado por Corea del Norte y Eritrea,[33]​ y está considerado como uno de los 10 países más censores. Cada retransmisión bajo el gobierno de Niyazov comienza con la advertencia de que «la lengua de la emisora encogerá» si calumnia al país, la bandera o el presidente de Turkmenistán.[34]

También se ha informado de casos de civiles hechos prisioneros por razones religiosas o por negarse a efectuar el servicio militar. No obstante en los últimos años se ha avanzado en ese aspecto y se ha dictado al menos una amnistía para varios prisioneros encarcelados por razones religiosas.[35]

Turkmenistán está dividida en cinco provincias (welayatlar, singular welayat): Balkan, Ahal, Daşoguz, Lebap y Mary; y una ciudad autónoma: Asjabad.

Turkmenistán abarca 488 100 km²,[2]​ un 3.5 % menor que la de España o un 20 % mayor que Paraguay. Está enclavado en su mayor parte en la depresión del Turán (situada entre el mar Caspio y el mar de Aral), y ocupado casi en su totalidad por el desierto de Karakum y la meseta de Karabil. Al SO se eleva la cordillera de Kopet Dag, que lo separan de Irán. Por el NE y E penetran los rebordes rocosos de la meseta de Ustyurt, que comparte con Kazajistán y Uzbekistán. Todo el país está ubicado dentro del Turquestán.

Los ríos principales son el Amu Daria, el Atrak y el Murgab. En cuanto a la costa turcomana que posee sobre el mar Caspio, es llana en su mitad septentrional y escarpada en el centro y sur. En la parte septentrional está la bahía de Krasnovodsk, la península del mismo nombre y el golfo de Kara Bogaz Gol, ocupado por un gran pantano de agua salada. Entre este golfo y el mar de Aral se encuentra el pequeño lago Sariqamish, perteneciente a Turkmenistán y a Uzbekistán. La orilla de Turkmenistán a lo largo del Mar Caspio es de 1 768 kilómetros de largo.[2]​ El Mar Caspio está completamente cerrado, sin acceso natural al océano, aunque el canal Volga-Don permite el acceso de envío hacia y desde el Mar Negro.[37]

El clima es subtropical desértico, con poca lluvia. Los vientos son cálidos y secos, y la mayor cantidad de precipitaciones ocurren entre enero y mayo. La pluviosidad anual en Turkmenistán es inferior a los 200 mm. Existen pequeñas zonas de bosque en las tierras altas del SO y SE.

Los dos principales recursos económicos de Turkmenistán son el algodón (llegó a ser el 10º productor mundial) y los hidrocarburos. El país posee la cuarta mayor reserva de gas y petróleo del mundo,[38][39]​ que proveen una porción cada vez mayor de sus ingresos a medida que sus precios suben y la desertificación reduce la producción de algodón. Al estar aislado de los principales consumidores de hidrocarburos, el país depende de sus vecinos, lo que ha sido causa de tensiones, principalmente con Rusia que, mediante la empresa estatal Gazprom, distribuye dos tercios de las exportaciones de gas de Turkmenistán.

A pesar de que Turkmenistán fue uno de los países de la zona euro-asiática de la antigua Unión Soviética que menos sufrió las consecuencias económicas de la desintegración, las difíciles relaciones con las antiguas repúblicas soviéticas han llevado incluso al boicot de sus exportaciones, especialmente por parte de Ucrania y a crecientes deudas de varios de sus vecinos que le compran hidrocarburos. El paso a un sistema económico más abierto tras la caída de la Unión Soviética no ha resuelto los problemas generados por la antigüedad tecnológica del equipo industrial y minero.

Durante la presidencia de Nyýazow, gran parte de los beneficios obtenidos se usaban para los programas de embellecimientos de la capital y culto al presidente, sin que partes importantes de la población del país se hayan beneficiado. En 2004, el índice de desempleo rondaba el 60%, y un porcentaje similar de la población vivía bajo la línea de pobreza según estadísticas de 2003.[40]

De acuerdo con un decreto del Consejo Popular el 14 de agosto de 2003,[41]​ la electricidad, el gas natural, el agua y la sal serán subvencionados a los ciudadanos hasta 2030. Además, los conductores de automóviles tienen derecho a 120 litros de gasolina gratis al mes. Los conductores de autobuses, camiones y tractores pueden obtener 200 litros de combustible y los motociclistas 40 litros. El 5 de septiembre de 2006, después de que Turkmenistán amenazase con cortar el suministro, Rusia acordó elevar el precio que paga por el gas natural de Turkmenistán a partir de $65 a $100 por 1000 metros cúbicos. Dos terceras partes del gas turcomano pasa por la empresa estatal rusa Gazprom.[42]

El secreto con que se maneja el gobierno hace que los números y evaluaciones sean en su mayoría estimaciones sujetas a un amplio margen de error. El mismo gobierno anunció en enero de 2013 sus intenciones de que Turkmenistán iniciara un proceso para ser miembro de la Organización Mundial del Comercio.

La industria del turismo ha estado creciendo rápidamente en los últimos años, especialmente el turismo de salud. Esto se debe principalmente a la creación de la zona turística de Avaza en el Mar Caspio. Todo viajero debe obtener una visa antes de ingresar a Turkmenistán. Para obtener una visa de turista, los ciudadanos de la mayoría de los países necesitan ayuda con la visa de una agencia de viajes local.

Turkmenistán es la menos poblada de entre las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central. La población se concentra básicamente en torno a los ríos y a la costa del mar Caspio. De acuerdo a estimaciones de 2012, las siete localidades más pobladas del país superaban los 100 000 residentes. Estas son: la capital, Asjabad (1 003 678 habitantes), Türkmenabat (408 906), Daşoguz (275 278), Merv (208 628), Balkanabat (133 489) y Baýramaly (54 300).[43]

La mayoría de los ciudadanos de Turkmenistán son étnicamente turcomanos; otros grupos étnicos incluyen a los rusos y a los uzbekos. Las minorías rusa y uzbeka sufren desde hace años la marginación en la vida del país. El turcomano es la lengua oficial de Turkmenistán, aunque el ruso se habla aún ampliamente como "lengua de comunicación interétnica", según lo define la Constitución de 1992.

La educación es universal y obligatoria hasta la secundaria. La duración total de la enseñanza secundaria se redujo recientemente de 11 a 9 años. En los últimos años, han sido suprimidas las bibliotecas públicas, considerándose que la mayor parte de la población, analfabeta, no se beneficia de sus servicios.[cita requerida]

El sistema sanitario de Turkmenistán, heredero del perfeccionado sistema soviético, ha caído en un estado de parálisis. El Presidente de Turkmenistán ha lanzado recientemente [¿cuándo?] una campaña de cierre de hospitales, manteniendo únicamente el de la capital, y despidiendo alrededor de 15 000 personas de sus puestos de trabajo.

De acuerdo con el CIA World Factbook, los musulmanes constituyen el 89% de la población mientras que el 9% de la población son seguidores de la Iglesia ortodoxa oriental y el 2% restante se declara como no religiosos.[44]​ El islam llegó a los turcomanos principalmente a través de actividades misioneras. Los misioneros fueron hombres que consiguieron situarse como patriarcas de los clanes o grupos tribales, convirtiéndose así en sus "fundadores". En la época de Unión Soviética todas las creencias religiosas fueron atacadas por las autoridades comunistas calificándolas de superstición y «vestigios del pasado». La mayor parte de la educación y de la observancia religiosa fueron prohibidas, y la gran mayoría de las mezquitas fueron cerradas. Sin embargo, desde 1990 se han hecho esfuerzos para recuperar parte del patrimonio cultural perdido durante el régimen soviético.

El expresidente Saparmurat Niyazov ordenó que los principios básicos islámicos fueran enseñados en las escuelas públicas. Muchas instituciones religiosas, incluidas escuelas coránicas y mezquitas, han aparecido en el país, en muchos casos con el apoyo de Arabia Saudita, Kuwait y Turquía. Las clases de religión musulmana se llevan a cabo en las escuelas y mezquitas, con la instrucción en lengua árabe, el Corán y el Hadiz, y la historia del Islam.[45]

Niyazov escribió su propio texto religioso, publicado en volúmenes separados en 2001 y 2004, titulado Ruhnama. El régimen de Turkmenbashi exige que el libro, que constituyó la base del sistema educativo en Turkmenistán, sea tratado en condición de igualdad con el escrito basado en las citas que Mahoma obligaba a aprender a sus seguidores. En consecuencia, las mezquitas fueron obligadas a mostrar los dos libros, uno al lado del otro. El libro fue promovido en gran medida como parte del culto a la personalidad del expresidente, y el conocimiento del Ruhnama es necesario incluso para la obtención de una licencia de conducir.[46]

La historia de la fe Bahá'í en Turkmenistán es tan antigua como la propia religión y las comunidades bahá'ís siguen existiendo hoy en día.

Los habitantes de Turkmenistán han sido tradicionalmente, en su mayoría, nómadas ganaderos de caballos, e incluso actualmente, después de la caída de la URSS, los intentos de urbanización de los turcomanos no han sido muy exitosos. Nunca habían formado realmente una nación cohesionada o un grupo étnico, hasta que fueron forzados a ello por Iósif Stalin en los años 1930. Aun así se encuentran divididos en clanes, y cada clan tiene su propio dialecto y su propia vestimenta característica. Los turcomanos se conocen por la manufactura de las alfombras Yomut. Se trata de téjidos muy elaborados y coloridos, que también sirven como distinción entre clanes.

Los turcomanos son musulmanes suníes, pero como en la mayoría de las regiones nómadas, combinaron las doctrinas del islam con prácticas espirituales del periodo preislamista. Como consecuencia de ello no tienen el concepto de militancia religiosa.

Un turcomano se puede identificar fácilmente por el tradicional sombrero telpek, hecho con piel de oveja, de color negro (generalmente destinado a los adultos mayores) o de color blanco (para los jóvenes) y de grandes dimensiones; tiene una maravillosa función, ya que el Telpek mantiene la cabeza a una buena temperatura en los fríos inviernos del desierto, protege los ojos contra las tormentas de arena y además da sombra y facilita la visión cuando hay fuerte presencia del sol. También se incluyen en las prendas tradicionales los pántalones anchos, botas altas hasta las rodillas y abrigos de algodón o seda como lo es el "don". Las mujeres y los hombres usan un pequeño gorro llamado "tahya", el de las mujeres tiene unos pequeños patrones similares a rombos, mientras que el de los hombres posee rayas.

En Turkmenistán se publica una serie de periódicos y revistas mensuales. El país cuenta, actualmente, con una señal de siete canales nacionales de televisión a través de satélite: Altyn Asyr, Yashlyk, Miras, Turkmenistán TV (en 7 idiomas), Turkmen Owazy, Turkmenistan Sport y Ashgabat. No existe la televisión privada en Turkmenistán. Los artículos publicados por los periódicos controlados por el Estado están fuertemente censurados y escritos para glorificar al Estado y su líder.

Los servicios de internet son los menos desarrollados de Asia Central. El acceso a los servicios de internet son proporcionados por la empresa ISP de la empresa gubernamental Turkmentelecom. Al 31 de diciembre de 2011, se estimaba que había 252 741 usuarios de internet en Turkmenistán, aproximadamente el 5% de la población total.[47][48]

La educación en Turkmenistán es universal y obligatoria hasta el nivel de secundaria, cuya duración se redujo de diez a nueve años; con el nuevo presidente se ha decretado que a partir del año escolar 2007-2008 la educación obligatoria será de diez años. A partir de 2013 la educación secundaria general en Turkmenistán se divide en tres etapas escolares de 12 años en total en el siguiente orden: escuela primaria (grados 1-3), escuela secundaria, el primer ciclo de la educación secundaria, con una duración de cinco años (grados 4-8), y la tercera etapa de la educación secundaria, que se fija un plazo de cuatro años (grados 9-12).[49][50]

El fútbol es el deporte más popular en Turkmenistán. La asociación nacional participa regularmente en competiciones organizadas por la FIFA y la AFC a nivel superior y juvenil. Valeri Nepómniaschi es probablemente el nombre más famoso en el fútbol turcomano. Fue el entrenador que llevó a Camerún a la Copa Mundial de Fútbol de 1990 en Italia. Hay 40 clubes, 820 jugadores y 30 árbitros en el país. Los estadios principales son: El estadio Köpetdag, Nabitchi (Nebitdag, 15 000 asientos) y The Builder (Asjabad, 11 000 asientos).[cita requerida]


English Version / Versión en Inglés > Turkmenistan


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Turkmenistán (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!