x
1

Alfonso López Michelsen



¿Qué día cumple años Alfonso López Michelsen?

Alfonso López Michelsen cumple los años el 30 de junio.


¿Qué día nació Alfonso López Michelsen?

Alfonso López Michelsen nació el día 30 de junio de 1913.


¿Cuántos años tiene Alfonso López Michelsen?

La edad actual es 109 años. Alfonso López Michelsen cumplió 109 años el 30 de junio de este año.


¿De qué signo es Alfonso López Michelsen?

Alfonso López Michelsen es del signo de Cancer.


Alfonso López Michelsen (Bogotá, 30 de junio de 1913-Bogotá, 11 de julio de 2007) fue un político, catedrático, diplomático y abogado egresado de la Universidad del Rosario. Militó en el Partido Liberal Colombiano y fue elegido como 50.º presidente de Colombia por este partido para el período 1974-1978.[4]

Fue miembro de la prestigiosa familia López, ya que era hijo del también expresidente Alfonso López Pumarejo y nieto del banquero Pedro A. López. Además de su extensa carrera política, López Michelsen también fungió como rector de la Universidad Libre.

Era conocido entre sus amigos como el Pollo López, o simplemente El Pollo, por su cercanía a los folcloristas de su país y por su corta edad al comienzo de su carrera política.[5][6]

Alfonso López Michelsen nació en Bogotá, el 30 de junio de 1913, en el seno de una familia acomodada de la ciudad, siendo hijo y nieto de empresarios e influyente políticos.

Alfonso López Michelsen estudió la primaria en el Gimnasio Moderno de Bogotá, para luego estudiar en Europa, en colegios de Bélgica, el Reino Unido y Francia, particularmente en Lille, donde obtuvo su grado de bachiller.[7][8]

Luego ingresó en la Universidad del Rosario, obteniendo el título de abogado. Posteriormente hizo estudios de especialización en la Universidad de Chile y de posgrado en Derecho Público y Constitucional en la Universidad de Georgetown,[7][8]​ para luego, de regresar al país, ser profesor de Derecho constitucional en las universidades Libre, Nacional de Colombia y, su alma mater, El Rosario en su natal Colombia.

Durante el gobierno de su padre se mantuvo alejado de la labor política y se dedicó a la academia, llegando a ser Presidente de la Universidad Libre en 1964, año durante el cual también fueron presidentes de la misma Darío Echandía, su antecesor, y Crótatas Londoño, su sucesor.

Salvo por su participación como concejal de Engativá en 1938, es posible afirmar que López Michelsen empezó su vida política cuando superaba la edad de 40 años. Es de conocimiento público que uno de los motivos para esto fueron las consecuencias del escándalo conocido como "el caso Handel," el cual involucró a su padre en cargos de corrupción por nepotismo.[9][10][11]

En los años cincuenta, debido a sus críticas a la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla, la familia López se exilió en México. Tras la caída de Rojas Pinilla en 1957, la familia regresó al país.

En 1959, López y el economista Álvaro Uribe Rueda, junto a un grupo de sus antiguos alumnos de la Universidad del Rosario fundaron el Movimiento Revolucionario Liberal (MRL), que mostró una fuerte oposición al sistema de alternación entre los partidos tradicionales conocido como Frente Nacional, al que consideraban antidemocrático y al que atribuían la decadencia del Partido Liberal. Hasta ese momento su única ambición había sido la de alcanzar la rectoría en su alma máter.

López fue luego elegido representante a la Cámara en 1960 por el MRL y se presentó como candidato a la presidencia en 1962, siendo ampliamente derrotado por el oficialista Guillermo León Valencia.[8]​ Su decisión de lanzarse a la presidencia cuando constitucionalmente el cargo estaba reservado para el Partido Conservador fue ampliamente criticada y condujo a una crisis dentro del Partido Liberal, y asimismo le aseguró una gran popularidad en medio del creciente descontento por el Frente Nacional.[8][12]​ Gracias a ello fue elegido senador unos meses después por el departamento del Valle.[13]

En 1964 sucedió como rector de la Universidad Libre a Darío Echandía. En 1966 fue reelegido senador y logró pactar el regreso del MRL al oficialismo de su partido un año después.

El 16 de septiembre de 1966 empezó a trabajar en Medellín como profesor en la fundación de la Universidad Autónoma Latinoamericana, primera universidad colombiana que puso en vigencia los principios filosóficos del Manifiesto de Córdoba: cogobierno de estudiantes y profesores, libertad de cátedra, libre investigación científica, libre aprendizaje y vinculación de la universidad a los problemas de la sociedad.

Tras la disolución del MRL, López Michelsen pasó a formar parte del gobierno del presidente liberal Carlos Lleras Restrepo.[12]​ Fue nombrado primer gobernador del recién creado departamento del Cesar en diciembre de 1967 por el presidente Lleras. Durante su paso por este cargo fundó el Festival de la Leyenda Vallenata junto a los folcloristas Consuelo Araújo Noguera y Rafael Escalona.[14]​ Fueron estas amistades las que lo definieron después como protector de la cultura vallenata y promotor del folclor caribeño.[15][16][17]

López nombró como alcalde de Valledupar a Manuel Germán Cuello Gutiérrez. En 1967, asumió la cartera de Relaciones Exteriores hasta que terminó el período de gobierno del presidente Lleras Restrepo en 1970.

Para las elecciones de 1974 se presentó como precandidato de su partido, el liberal, y logró la candidatura al derrotar al expresidente Lleras Restrepo y luego del retiro de Julio César Turbay, quien lo respaldaba. Fue durante esta campaña que su amigo Rafael Escalona le puso el apodo de El Pollo, pues le compuso un vallenato para su campaña presidencial, en 1973.[6]

Ganó las elecciones el domingo 21 de abril de 1974, por amplia mayoría sobre el candidato conservador Álvaro Gómez Hurtado y la candidata de la ANAPO María Eugenia Rojas. Como curiosidad, los tres candidatos eran hijos de expresidentesː López Michelsen del liberal López Pumarejo, Gómez Hurtado del conservador Laureano Gómez Castro y Rojas del independiente Rojas Pinilla.[18]

Alfonso López se convirtió en el primer presidente de Colombia que no pertenecía al sistema del Frente Nacional y el primer liberal en el poder desde 1946 (si se tiene en cuenta que los liberales del Frente Nacional estaban obligados a compartir el poder con los conservadores). Tomó posesión de su cargo de manos del conservador Misael Pastrana el 7 de agosto de 1974.

Como un detalle de su fina irreverencia, se recuerda su discurso de posesión el 7 de agosto de 1974 cuando, al tocar el candente tema del diferendo limítrofe con Venezuela en relación con el Golfo de Venezuela, lo llamó "Golfo de Coquivacoa", haciendo referencia así a su nombre indígena originario.

Su gobierno abarcó los años de 1974 a 1978 y se le conoció como el "mandato claro" con la promesa de convertir a Colombia en "El Japón de Sudamérica",[19][20][13]​ aunque la prensa de la época y el pueblo lo rebautizó como el "mandato caro", por los problemas económicos que enfrentaba el país, como la inflación, que fue la más alta de la historia de Colombia.[21][22]

Inició las exploraciones de hidrocarburos de la mano de la empresa estatal Ecopetrol. Gracias a esto construyó gasoductos, oleoductos y refinerías para apoyar la exportación de petróleo.[19]​ Durante su gobierno, Colombia tuvo una segunda bonanza cafetera, pero a su vez altos niveles de inflación. Las mujeres accedieron por primera vez a la carrera militar. Se creó el HIMAT (Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Adecuación de Tierras, hoy IDEAM), se estableció la mayoría de edad a los 18 años y se restablecieron las relaciones entre Colombia y Cuba.

Durante su presidencia, López tuvo que enfrentar el escándalo de "la Ventanilla Siniestra," nombre que se le dio a la supuesta cuenta del Banco de la República, abierta por su gobierno para permitir el paso del dinero producto de la bonanza cafetera, pero que se convirtió en el mayor caso de lavado de dinero de la historia de Colombia, cuando se descubrió que por esa cuenta eran legalizadas las utilidades que obtenían los traficantes de marihuana colombianos, en la llamada Bonanza Marimbera.[23][24][25]​ Fue asesinado el 7 de septiembre de 1975,el Inspector General de las FF.MM. general Ramón Arturo Rincón Quiñónez por el ELN.[26]Pedro León Arboleda comandante del EPL fue abatido en 1976, en Cali.[27]José Raquel Mercado, dirigente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), fue secuestrado y asesinado por el M-19 en abril de 1976,[28]​ el M-19 también realizaría el secuestro de Hugo Ferreira Neira gerente de Indupalma y exministro en 1977.[29]

El 14 de septiembre de 1977, López afrontó un Paro Cívico Nacional en protesta por las medidas antipopulares de su gobierno, jornada durante la cual se registraron 33 muertos, 3000 heridos y miles de detenidos. López Michelsen ese día impuso el toque de queda, y las protestas se extendieron hasta el 15 de septiembre en horas de la mañana.

El impacto del paro en la sociedad colombiana fue tal que el copartidario de López, Turbay ganó las elecciones de 1978 con la promesa de reducir la insurgencia y los brotes sociales que estaban tomando fuerza en el país por esos convulsos años, mediante su polémico estatuto de seguridad.[30]

López participó en la firma del Tratado Torrijos-Carter que garantizaba la futura devolución del Canal de Panamá por parte de los Estados Unidos a Panamá, cuyo cumplimiento se daría el 31 de diciembre de 1999 y que se dio entre los presidentes de Omar Torrijos y Jimmy Carter, tras años de controversia entre ambos países.[31]​ También era un visitante habitual de la Casa Blanca, entablando una buena relación con Richard Nixon y luego con Gerald Ford y Jimmy Carter.

Bajo el gobierno de López se reestablecieron las relaciones diplomáticas con Cuba, el 6 de marzo de 1975, que se interrumpieron el 9 de diciembre de 1961 bajo el gobierno de Lleras Camargo, y por influencia del gobierno de Kennedy, tras el desastre de Bahía de Cochinos.[32]

López entregó el cargo el 7 de agosto de 1978 a Julio César Turbay Ayala, candidato oficialista del liberalismo al que el propio López le brindó su apoyo, pese a que salió debilitado del poder, y en contraparte con el disidente Carlos Lleras Restrepo, y el conservador Belisario Betancur.

Tras resultar elegido como candidato por el Partido Liberal en la Convención Liberal de 1981, López se lanzó como candidato a la Presidencia de la República en 1982, cayendo derrotado por el candidato conservador Belisario Betancur y por el disidente liberal llerista Luis Carlos Galán.

La derrota se atribuyó a varios factores.[7][13]​ En primer lugar, su popularidad se había visto diezmada después de su conflictivo periodo presidencial. A diferencia de aquel periodo, López Michelsen no era visto ya como un representante de la política alternativa sino como un político tradicional, y era en cambio Betancur el que era percibido como alternativo.

Dentro del Liberalismo existía la misma percepción, y el ascenso político de Luis Carlos Galán como precandidato presidencial esencialmente dividió al partido y terminó beneficiando a Betancur. Se divulgó también que la campaña de López Michelsen había recibido dineros de parte de Pablo Escobar y otros narcotraficantes quienes a la época intentaban introducirse entre los partidos políticos tradicionales para buscar evitar la posibilidad de una extradición.[7]​ Luego de su derrota en las elecciones presidenciales de 1982, López Michelsen asumió como jefe del Partido Liberal.

Por esos años el narcotráfico arreciaba en el país, por lo que fue célebre y polémica la reunión que sostuvo con los narcotraficantes del Cartel de Medellín, Pablo Escobar y Jorge Luis Ochoa, reunión que fue celebrada en un hotel Marriott de Panamá, en mayo de 1984;[33]​ en dicha reunión, los capos solicitaron a López fungir de intermediario para una eventual entrega a la justicia.

López accedió a comunicar tales intenciones al gobierno de Betancur, afirmando años después que fue el propio presidente de Colombia quien le pidió que se reuniera con los narcos.[34]​ La noticia de la reunión, sin embargo, se filtró a los medios, y el gobierno de Betancur decidió hacerse a un lado de forma que todo el escándalo recayó en López, quien acusó al gobierno de desleal.[7]

Desde su posición como líder del liberalismo emprendió una campaña para convencer al exministro y ex alcalde de Bogotá, el sextuagenario Virgilio Barco, de postularse a la presidencia por el Partido Liberal para 1986. Pese al rechazo de Barco, al ser preguntado López por los medios acerca de la candidatura liberal a la presidencia este respondió: "Y si no es Barco ¿quién?". Días después Virgilio Barco aceptó la candidatura, siendo ésta orientada por el excontralor general de la República y dirigente liberal Rodolfo González García.

A la candidatura liberal de Barco se sumaron otras de menor trascendencia, y las del disidente liberal Luis Carlos Galán (apoyado por Carlos Lleras Restrepo) y el conservador Álvaro Gómez Hurtado. Barco terminó imponiendose sobre todos sus rivales gracias al apoyo de López y de Turbay. Turbay ejerció amplia influencia en el gobierno, por lo que se le llegó a acusar de intromisión.

A partir de entonces, y a pesar de la victoria de Barco, López Michelsen se convirtió en uno de los críticos más asiduos de los subsiguientes gobiernos y probablemente en el más importante de los líderes de opinión del país, a través de escritos, entrevistas y discursos, así como sus numerosas reuniones con distintos líderes de diferentes partidos.[35]

Luego de retirarse de la política activa, tras rechazar ser candidato por el liberalismo a la Asamblea Constituyente de 1991, a la que criticó en varios aspectos,[36]​ lanzó críticas certeras a los gobiernos de César Gaviria, Ernesto Samper (que eran liberales como él) y del conservador Andrés Pastrana.

Si bien su rival Julio César Turbay apoyó la candidatura del independiente liberal Álvaro Uribe, López emprendió una fuerte campaña en favor del intercambio humanitario (acuerdos entre el gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC donde se intercambiaban secuestrados por guerrilleros presos) desde 2002, cuando Uribe ya era presidente.

En sus últimos días, López fue miembro Honorario de la Academia Colombiana de Jurisprudencia y colaborador del periódico El Tiempo, en el cual mantenía una columna dominical muy popular, que se publicó hasta el domingo anterior a su fallecimiento.[37]

En el 2005 López regresó a la político para respaldar la campaña presidencial de Horacio Serpa e Iván Marulanda.[38][39][40]​ y se mostró contrario a los esfuerzos reelectorales de Uribe, quien logró que el Congreso aprobara la reforma constitucional que le permitió seguir en el poder. Ese mismo año respaldó la aprobación de una ley que otorgaba derechos patrimoniales a las parejas homosexuales, es decir, el derecho de éstas parejas de tener un régimen económico como las parejas heterosexuales. Pese a sus esfuerzos, Uribe fue reelegido en 2006.

Alfonso López Michelsen murió en su casa en Bogotá, la madrugada del miércoles 11 de julio de 2007, a la longeva edad de 94 años, víctima de un infarto.[37][35]​ Ese día se presentaron familiares y amigos a dar las condolencias a su esposa e hijos. El expresidente de España, Felipe González, que se encontraba en Colombia en ese momento, fue uno de los primeros políticos en reaccionar al suceso.[35]

El 12 de julio los restos de López fueron llevados al Capitolio Nacional para ser expuestos en cámara ardiente, y posteriormente fue sepultado el 13 de julio en el Cementerio Central de Bogotá, donde reposan sus restos en la actualidad, y donde también reposan los restos de su padre.

A sus funerales asistió el entonces presidente, Álvaro Uribe Vélez.

Alfonso era el hijo mayor del político colombiano Alfonso López Pumarejo, y de la científica colombiana María Michelsen Lombana. Sus hermanos fueron María, Pedro, María Mercedes y Fernando López Michelsen.

Su padre era un destacado miembro del Partido Liberal, y llegó a ocupar varios cargos públicos, incluyendo la presidencia de la república, en dos ocasiones no consecutivas.

Alfonso era nieto por línea paterna del empresario y banquero Pedro Aquilino López y del comerciante Sinforoso Pumarejo Quirós; y bisnieto por línea paterna del artesano y político Ambrosio López Pinzón, creador de un gremio de artesanos en la época republicana, y por línea materna de Bernardina Ibáñez, dama de sociedad quien sostuvo un intenso romance con el entonces presidente Simón Bolívar; y hermana de Nicolasa Ibáñez, la amante favorita de Santander.[41]

Su primo segundo por línea materna fue el empresario Jaime Michelsen Uribe, fundador del Grupo Grancolombiano, el conglomerado más importante de Colombia hasta los años ochenta.

Alfonso López Michelsen contrajo matrimonio el 23 de octubre de 1938 en Bojacá, Cundinamarca con Cecilia Caballero Blanco, hija de Julio Caballero Barrera y de Mary Blanco Barroso, y sobrina del líder liberal Lucas Caballero Barrera. Su esposa, por tanto, es prima de los periodistas Lucas y Eduardo Caballero Calderón, parientes de la familia Santos.

El matrimonio tuvo tres hijosː Alfonso, Juan Manuel y Felipe López Caballero. Alfonso es político y diplomático, Juan Manuel es escritor y Felipe, periodisa, empresario y fue el fundador de la Revista Semana.

Su viuda falleció el 14 de agosto de 2019, a los 105 años.[42]



English Version / Versión en Inglés > Alfonso López Michelsen


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Alfonso López Michelsen (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!