x
1

Albacete



Albacete es una ciudad y un municipio de España en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, capital de la provincia homónima. Es la capital más oriental de Castilla-La Mancha, localizada al sureste de la península ibérica en medio de una vasta campiña de un alto valor natural próxima al cerro de San Blas, sobre el que se emplaza la ciudad medieval de Chinchilla de Montearagón, en la región histórica de La Mancha, concretamente en la comarca histórica de La Mancha de Montearagón, encuadrada actualmente dentro de la comarca de Los Llanos, de la que es su único municipio, en el Levante, en su límite más occidental. Es, ampliamente, la ciudad más grande[5]​ y más poblada de Castilla-La Mancha, con 174 336 habitantes (INE, 2020), experimentando, desde mediados del siglo XX, un crecimiento demográfico muy importante. Es la capital más poblada de la submeseta sur tras Madrid y una de las ciudades de interior más pobladas de España. Su área metropolitana, que asciende a 217 774 habitantes, es la mayor de Castilla-La Mancha y una de las treinta mayores aglomeraciones urbanas del país.[6]​ El término municipal de Albacete es el séptimo más extenso de España, con 1125,91 km².[7]

Albacete es la ciudad más importante de Castilla-La Mancha,[8][9]​ motor económico regional de referencia en España, capital económica[10]​ y judicial[11]​ de la comunidad autónoma, sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, máximo órgano del poder judicial autonómico. El escritor Azorín describió en un poema a la ciudad de Albacete como el «Nueva York de La Mancha».[12]

Los orígenes de la ciudad son inciertos –existen restos prerromanos y romanos bajo la misma–, aunque las primeras certezas de su existencia se encuentran en el siglo IX durante el dominio andalusí de la zona, habiendo sido llamada la ciudad originalmente البسيط Al-Basit, en árabe «el llano» en alusión al carácter planiforme de la geografía del lugar. Con el paso de los siglos, la ciudad fue cobrando importancia, siendo objeto de hechos históricos como la batalla de al-Luŷŷ (1146), la conquista del castillo de Albacete por Fernando III de Castilla (1241), el señorío de Isabel de Portugal (1526-1539), la concesión de una feria franca por Felipe V (1710), la construcción del Real Canal de María Cristina por real decreto de Carlos IV (1805), su capitalidad en detrimento de la histórica Chinchilla de Montearagón (1833), el establecimiento de la Real Audiencia de Albacete por María Cristina de Borbón-Dos Sicilias (1834), el traslado del Gobierno de Baldomero Espartero y sus tropas a Albacete (1843), el establecimiento de la Compañía Española de Aviación (1923), la base de las Brigadas Internacionales (1936-1938) o el bombardeo de la Legión Cóndor (1937).

Actualmente, Albacete es una capital moderna, con grandes espacios para el viandante y amplias zonas verdes. Además, su situación llana y la eliminación de barreras arquitectónicas han propiciado que sea una de las urbes con mayor accesibilidad de todo el país,[13]​ con mayor calidad de vida[14]​ y una de las más seguras.[15]

Destino turístico de interior,[16]​ su centro histórico reúne de forma singular y sobresaliente valores patrimoniales. Entre sus grandes monumentos más representativos se encuentran el Recinto Ferial de Albacete, la Catedral de San Juan Bautista, la Plaza de toros, el Teatro Circo, el Palacio Provincial, la Fábrica de Harinas, el Pasaje Lodares o la Torre del Agua. Destacan museos como el Museo de Albacete, el Museo de la Cuchillería, el Museo Municipal, el Museo Internacional de Arte Popular del Mundo, el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, el Centro Cultural La Asunción o la Casa de la Cultura José Saramago. El ocio es una de las señas de identidad de la capital albaceteña, que cuenta con zonas de marcha como La Zona, El Campus o Los Titis.[17][18]​ Otros de sus grandes atractivos en este sentido son las tradicionales Tascas de la Feria o el castizo macromercado al aire libre de Los Invasores. La cuchillería de Albacete y en especial la navaja de Albacete son un símbolo de la ciudad, Capital Mundial de la Cuchillería de 2020.

Albacete es una ciudad comercial e industrial, reflejado en su extensa área comercial que engloba a más de 556 723 personas de 154 municipios.[19]​ Su estratégica situación geográfica, a caballo entre Madrid y la costa mediterránea, la convierte en el principal nudo logístico y de comunicaciones del sureste de España,[20][21][22]​ contando con importantes[cita requerida] conexiones por autovías, y por vía férrea (incluidos servicios AVE), así como por vía aérea a través de su aeropuerto, que la comunica con diversos puntos de la geografía española.

Entre sus fiestas y tradiciones destacan la Feria de Albacete, declarada de Interés Turístico Internacional,[23]​ que se celebra del 7 al 17 de septiembre en honor a la Virgen de Los Llanos, las Fiestas de San Juan de Albacete en honor a su patrón, la Semana Santa de Albacete, o el Carnaval de Albacete, así como eventos de carácter autonómico, nacional e internacional como el FIM CEV International Championship en el Circuito de Albacete,[24]​ el Festival Internacional de Circo, el Festival Internacional de Cine Abycine, la Bienal de Artes Plásticas Ciudad de Albacete, los Premios Nacionales de Teatro Pepe Isbert, el Certamen Literario Barcarola, AB Fashion Day, el Festival de Albacete, la Feria de Artes Escénicas de Castilla-La Mancha, Ibercut, Expovicaman o el Albacete Challenger World Padel Tour, además de ferias y exposiciones comerciales.

La industria es uno de los pilares de la ciudad. Albacete es sede de importantes multinacionales y cuenta con cinco grandes zonas industriales, entre ellas Campollano, el polígono industrial más grande de Castilla-La Mancha[25]​ y uno de los más grandes de España.[26]​ La educación superior y la investigación son otros de los grandes polos de desarrollo de la ciudad, destacando la Universidad de Castilla-La Mancha, el Campus Biosanitario de Albacete, el Campus Científico y Tecnológico de la Energía y el Medio Ambientede Excelencia Internacional– y el Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha.

El sector aeronáutico, militar y de defensa es otro de los motores económicos de la ciudad. Albacete es sede de la Base Aérea de Los Llanos, del Ala 14, de la Maestranza Aérea de Albacete, la más importante de España,[27]​ y del Programa de Liderazgo Táctico de la OTAN.[28]​ Además, la ciudad alberga el Parque Aeronáutico y Logístico de Albacete, que acoge a importantes empresas del sector, en el que se ubica la planta de helicópteros de Albacete, la única existente en España.

El topónimo de «Albacete» deriva del dominio andalusí de la zona, habiendo sido llamada la ciudad originalmente como البسيط Al-Basit, en árabe que se traduce como «la llanura» o «el llano» en alusión a la planicie que caracteriza la geografía del lugar.[29]

Pascual Madoz en su célebre Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar estima como probables dos hipótesis sobre el topónimo de Albacete.[30]​ En primer lugar destaca la propuesta sugerida por Bernardo Espinalt y García, que estima que la ciudad fue fundada por los cilicios, quienes la denominaron Celtide, apoyándose en Liutprando; in Hispaniam venientes Celtide vocaverunt hunc locum, quem mauri vocan Albacene corrupte. La segunda hipótesis señala que su origen puede ser la Alaba de los celtíberos, mencionada por Plinio y Ptolomeo, que pudo derivarse en Alba civitas, que con posterioridad se convertiría en Albacete.

Según acuerdo adoptado por el pleno del ayuntamiento, en sesión de 28 de febrero de 1986, el escudo de Albacete se describe del siguiente modo:

Pero dicho acuerdo contenía una errata, ya que decía «tres torres bien ordenadas», lo que heráldicamente supondría dos torres arriba y una abajo. Al estar una arriba y dos abajo, debería decir "tres torres mal ordenadas".

Más tarde, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicaba el 13 de enero de 1987 el Decreto 137/86, de 30 de diciembre, de Presidencia y Gobernación de la Junta de Comunidades,[31]​ por el que se aprueba la modificación del escudo heráldico de la ciudad de Albacete. Este decreto señala en el artículo primero de su disposición que dicha insignia se describe como:

Según acuerdo adoptado por el pleno del ayuntamiento en sesión de 30 de abril de 1992, el consistorio queda enterado de la Orden de la Consejería de Administraciones Públicas, de 9 de marzo del mismo año, por la que se otorga bandera al municipio de Albacete, con la siguiente descripción:

El término municipal de Albacete ocupa una extensión de 1125,91 km² —el séptimo de España— y se encuentra a 686 m sobre el nivel del mar, siendo sus antípodas naturales la ciudad neozelandesa de Gisborne. Es la capital más oriental de Castilla-La Mancha.

Se encuentra a una distancia con respecto a otras ciudades importantes de 146 km con Murcia, 168 km de Alicante, 188 km de Valencia, 246 km de Toledo y 252 km de Madrid.

Localizada en el sureste de la península ibérica y de la meseta Central en la región histórica de La Mancha, concretamente en la histórica comarca de La Mancha de Montearagón, la ciudad se encuentra a una altitud media de 686 msnm. La mayor parte del término municipal, incluida la capital, forma parte de la unidad morfoestructural de Los Llanos, que, como su nombre indica, se caracteriza por ser llana.[32]​ El centro de la ciudad está situado a 681 metros de altitud,[2]​ mientras que la altitud del municipio aumenta de norte a sur desde los 610 metros en el último tramo del río Júcar, en el límite con Mahora y Valdeganga, hasta los 1071 metros en el pico de Ontalafia, situado en la sierra homónima,[3]​ cerca de Tobarra. La mayor parte del territorio se encuentra alrededor de los 700 metros, siendo el sureste la zona más elevada por encima de los 800 m.

El Ayuntamiento de Albacete gestiona la Sierra Procomunal, de la que es propietario, pese a estar fuera de su término municipal.

La red hidrológica del municipio de Albacete es débil, marcada por la presencia de endorreísmos y arreísmos, excepto en el noroeste, por donde discurre el río Júcar.

Varios canales surcan el municipio.[33]​ Entre ellos destaca el canal de María Cristina, la obra de ingeniería hidráulica de mayor envergadura realizada en Albacete a lo largo de su historia después del trasvase Tajo-Segura, creada por el rey Carlos IV mediante real decreto en 1804, comenzando su construcción en 1805. Tiene una longitud de 32 km y, tras ser cubierto en la década de 1970 a su paso por la ciudad, atraviesa la capital de forma subterránea, saliendo al exterior por las afueras.[34]​ Además, el canal del trasvase Tajo-Segura atraviesa el municipio contando con varias presas en su trayecto como la situada en las inmediaciones de la localidad de Los Anguijes.[35]

El municipio se sitúa dentro de la cuenca hidrográfica del Júcar, contando con una sede de la Confederación Hidrográfica del Júcar.[36]​ Asimismo, destaca la presencia del importante acuífero de La Mancha Oriental,[37]​ que hace que la ciudad albergue la sede de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental.[38]

También se localizan en el municipio varias lagunas como la del Arquillo y la de Ontalafia. Desde junio de 2002 la ciudad de Albacete se abastece de aguas superficiales procedentes del embalse de Alarcón a través del trasvase Tajo-Segura.[39]

De acuerdo con la clasificación climática de Köppen, el clima de Albacete es un clima semiárido de tipo BSk. Sin embargo, se podría considerar también como un clima mediterráneo seco por su mínimo marcado de precipitaciones en verano, y con ciertos rasgos continentales debido a la altitud y a la relativa lejanía al mar, lo que produce una mayor amplitud térmica anual. La pluviometría es escasa y la temperatura presenta grandes variaciones, tanto entre estaciones como a lo largo del día.[37]​ Albacete alcanzó los -19 grados el 14 de febrero de 1983, siendo ese mes uno de los más fríos desde que se recogen datos meteorológicos, con 14 días con temperaturas mínimas bajo cero y registrando también -17 grados el día 13, -13 el día 16 y -14 el día 17. Destacar también que Albacete registró -16 grados el 29 de enero de 2006 y -9 el 16 de diciembre. La estación meteorológica de la base aérea de Albacete registró el 3 de enero de 1971 una temperatura mínima de –24,0 °C, la más baja registrada en una capital española. La temperatura máxima récord está en los 42.6 grados del 17 de julio de 1978. Los datos de la siguiente tabla son medias del periodo comprendido entre 1981 y 2010:[40]

La ciudad alberga el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Albacete (perteneciente a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha), hospital especializado en atender a las especies protegidas heridas.[44]

El Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, con una extensión de 7 hectáreas, cuenta con una importante representación de hábitats castellano-manchegos, con flora protegida y amenazada, así como de especies florísticas del mundo.

El tráfico de vehículos es la principal causa de contaminación en la ciudad, especialmente en torno a las zonas industriales y las grandes vías de comunicación (como autovías o grandes avenidas). En 2011 la ciudad superó durante once días los 20 microgramos por metro cúbico de partículas contaminantes.[45]​ Los años de sequía, que son periódicos en Albacete, provocan que aumenten los niveles de contaminantes de partículas en suspensión y también de gases como el dióxido de carbono o de nitrógeno.

La contaminación acústica es la que presenta mayores problemas en la ciudad, sobre todo en determinadas zonas donde el tráfico presenta mayores congestiones. De hecho registra diaria y habitualmente un nivel de entre 70 y 72 decibelios en hora punta (siendo recomendable por la OMS un nivel inferior a 65 decibelios).[46]

Albacete inició el camino de la transformación hacia una ciudad sostenible, tras suscribir en marzo de 2000 la Carta de Aalborg y adherirse a la Campaña de Ciudades Europeas Sostenibles. Este compromiso se materializó en el desarrollo y la aplicación de la Agenda Local 21, un proyecto que fomenta una política municipal más respetuosa con el ambiente para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. Además, la ciudad se incorporó en 2005 tanto al programa «Ayuntamientos por el Clima» como a la «Red de Ciudades y Pueblos Sostenibles de Castilla-La Mancha».[47]​ El 29 de diciembre de 2005 la ciudad aprobó su Declaración de Sostenibilidad.[48]​ En este sentido la ciudad cuenta con un centro de educación ambiental, el Centro Provincial de Educación Ambiental de Albacete, que promueve la responsabilidad de los ciudadanos en relación con el medio ambiente.[49]

Los orígenes de Albacete no se pueden precisar con exactitud. Tanto dentro de su municipio (El Acequión, El Salobral, Santa Ana...) como en sus inmediaciones (Pozo Moro, Balazote...) se han encontrado restos procedentes de la Edad de Bronce y de la cultura íbera y romana. Entre ellos cabe citar por su importancia el yacimiento arqueológico de El Acequión, datado en la Edad de Bronce, que constituye uno de los mayores exponentes del Bronce Manchego, o las esfinges gemelas de El Salobral, halladas en 1901. Dotadas de un significado mágico, tienen carácter apotropaico (es decir, defendía el monumento funerario frente al expolio y protegía la memoria del difunto) y psicopompo (un vehículo para conducir el alma del difunto al mundo de ultratumba). La esfinge conservada en España conserva restos de policromía, especialmente un rojo intenso, considerado el color de vida por su parecido con el de la sangre humana. Por sus rasgos estilísticos se fecha su cronología a finales del siglo VI a. C.[50]​ Se conoce la existencia de villas romanas y necrópolis en diversos puntos, como El Toril o Los Torreones.[51]​ También de época romana son los restos arqueológicos hallados en Santa Ana, entre los que destaca un monumento funerario del siglo I.[52]​ Por su parte, en Hoya Vacas, Los Ojos de San Jorge y La Casa del Monte hubo poblados palafíticos del II milenio a. C.[53]

No obstante, gracias a algunos hallazgos cerámicos, se estima que los mismos han de remontarse a la época andalusí, habiendo nacido como una pequeña alquería, documentada al menos desde el siglo IX, próxima a Chinchilla de Montearagón, plaza de la que dependió durante casi toda la Edad Media, siendo su nombre original البسيط Al-Basit («la llanura»). De la misma época existen algunos documentos que hacen referencia a un viejo castillo situado en la zona que data de la época califal.

Según las crónicas de la época, poco más tarde, en 1146, tuvo lugar en las inmediaciones de lo que hoy es la ciudad de Albacete la batalla de al-Luŷŷ, que le costó la corona y la vida al rey levantino Sayf al-Dawla (Zafadola), muerto por soldados del reino de Castilla.[54]

Tras la batalla de Las Navas de Tolosa, en 1212, el rey de Castilla Alfonso VIII rompió las defensas almohades, tomó la fortaleza de Alcaraz un año más tarde y se adentró en los despoblados y desprotegidos territorios de La Mancha albacetense. La pequeña Al-Basit fue tomada en 1241, bajo el reinado de Fernando III el Santo de Castilla, por Pelayo Pérez Correa, quien también tomó amplias zonas del Levante, forzando así el tratado de Alcaraz en 1243 por el que toda la taifa de Murcia pasó a ser de dominio castellano. Albacete fue administrada como aldea por la villa de Chinchilla ya en 1269, dentro del poderoso concejo de Alarcón.[55]

En la historia de la provincia de Albacete, y en general, en la historia de la Edad Media española, tiene un gran peso la figura de Manuel de Castilla, hermano del rey Alfonso X el Sabio, que logró un importante señorío tras la conquista de los reinos musulmanes levantinos.

El señor del marquesado de Villena inició una ingente labor de repoblamiento, con la esperanza de triunfar allí donde el rey y la Orden de Santiago habían fracasado. Mediante el privilegio de villazgo, promulgado en Castillo de Garcimuñoz el 9 de noviembre de 1375, se concedió a Albacete el título de villa, independiente de Chinchilla, firmado por Alfonso de Aragón. No obstante, el señorío de Villena y más tarde marquesado, padeció numerosas vicisitudes en los años siguientes. Durante un lustro, las tierras albaceteñas fueron escenario de un conflicto bélico entre los partidarios de los Reyes Católicos y los de Juana la Beltraneja, apoyada por don Diego López Pacheco, segundo marqués de Villena. El fin del marquesado de Villena se inició en marzo de 1475, con la sublevación de Alcaraz y todo su concejo, iniciándose así la Guerra de Sucesión Castellana.

Será durante los siglos XIV y XV cuando se erijan en distintos puntos de la villa tres fortalezas localizadas en los tres puntos con mayor altitud: una situada en la actual plaza de las Carretas, otra en la Villanueva o Alto de la Villa, actualmente Villacerrada, y la tercera en el Cerrillo de San Juan, actual plaza Virgen de Los Llanos.[56]​ Las fortalezas estaban cercadas por una muralla defensiva, la muralla de Albacete, que protegía frente a las invasiones y a las epidemias de peste, muy frecuentes en la época.[57]

Finalmente, los Reyes Católicos y sus partidarios ganaron la contienda y la Corona se apropió de todas las villas, expropió el marquesado y las encomiendas de la Orden de Santiago, e hizo sentir el peso de la nueva política. La nobleza, aun la perdedora, fue compensada con creces y las ciudades vieron recortados sus fueros y privilegios.

Los sucesos históricos que convulsionaron Castilla en los siglos siguientes afectaron a Albacete de diversas maneras. Durante la Guerra de las Comunidades de Castilla, y salvo un breve período, la capital, igual que otras grandes villas, permanecieron fieles a la monarquía.

Durante el siglo XVI, Albacete continuó su lento aunque progresivo crecimiento, llegando a contar con 5000 habitantes. Durante este siglo, en 1526, Carlos I regaló el señorío de Albacete a su esposa, la emperatriz Isabel de Portugal, como presente de boda, permitiendo la instalación en la población de diversas órdenes monacales (franciscanos –conventos de San Francisco y de Franciscanas de la Encarnación–, justinianas –convento de San Lorenzo Justiniano– o agustinosconvento de San Agustín–), comenzando a erigirse también en esta época la iglesia de San Juan que posteriormente se convertiría en catedral.[58]

Durante el siglo XVIII, Albacete se encontraba estructurado partiendo de tres núcleos: Alto de la Villa, El Cerrico y La Cuesta, con el límite situado al norte de la ciudad, en la actual autovía A-31. Los tres núcleos tenían una población de unos 8000 habitantes, que durante la guerra de sucesión española tomaron partido por el futuro Felipe V, el cual, en septiembre de 1710, concedió a la ciudad el privilegio de una feria franca (aunque esta ya se venía celebrando desde el siglo XIV).

Precisamente para este fin se acordó construir un recinto permanente en el paraje conocido como Santa Catalina, en las eras o ejidos situados al oeste de la villa (muy cerca del molino de El Acequión), en donde durante el siglo XVII se había establecido una comunidad de franciscanos que prestó reticencia a esta actuación mediante varios pleitos.

La localización de Albacete a finales del siglo XVIII aún era un lugar poco salubre debido a la gran cantidad de aguas estancadas, lo que propiciaba la aparición de enfermedades, por lo que las autoridades se plantearon dos proyectos para propiciar el desagüe de las mismas, iniciándose en 1805 la construcción del Real Canal de María Cristina.[59]

La guerra de la Independencia española (1808-1814) tuvo una importante incidencia en la ciudad. Entre otros hechos, el ejército napoleónico la saqueó en numerosas ocasiones.

Durante este siglo también se sucedieron varias epidemias de cólera que retrasaron el crecimiento de la población, aunque numerosos hechos marcaron el devenir futuro de la ciudad. En 1822 se creó la provincia de Chinchilla, con capital en Chinchilla de Montearagón, de la que Albacete formó parte como un cantón de la misma. En 1833 se configuró, con algunas variantes, la actual provincia de Albacete a partir de territorios procedentes de las provincias de Cuenca, La Mancha y Murcia, logrando la ciudad el rango de capitalidad de la misma, a lo que se sumó el establecimiento por la reina María Cristina de la Real Audiencia Territorial en 1834 (órgano jurisdiccional que abarcaba las provincias de Albacete, Murcia, Ciudad Real y Cuenca), y la llegada del ferrocarril en 1855 gracias a la construcción de la línea entre Alcázar de San Juan y Cartagena cuyo trazado transcurría por Albacete.[60]

Durante trece días, entre junio y julio de 1843, Albacete fue transitoria corte del regente del reino, Baldomero Espartero, quien, acompañado por una comitiva de unos 6000 soldados, llegó a la ciudad procedente de Madrid con el fin de sofocar las rebeliones que se produjeron contra su gobierno.[61]​ En 1862, por decreto de la reina Isabel II, Albacete logró el rango de ciudad.

Ya en 1888 se inauguró el alumbrado eléctrico, y se empezó a asistir a la incipiente instalación de las primeras fábricas y talleres, que junto con las consecuencias de la desamortización de Mendizábal trajo consigo una gran variación en la forma de la ciudad, al aprovechar diversos conventos para configurar plazas como la del Altozano, y modificar el urbanismo de la ciudad.

Albacete contaba en 1900 con 21 512 habitantes, y presentaba unas tasas de crecimiento anual muy elevadas que se traducirán en nuevas infraestructuras. Además iniciaron su andadura, en el sector financiero, tanto el Banco de Albacete como una caja de ahorros, y se fueron desarrollando incipientes infraestructuras que permitieron el desarrollo de algunas pequeñas industrias como la metalurgia, la cuchillería o la alimentación, que potenciaron el crecimiento poblacional de la ciudad, que alcanzó cerca de 42 000 habitantes en 1930.[56]

La historia de la aviación en Albacete comenzó en la segunda década del siglo XX con la construcción en 1916 de un aeródromo a las afueras de la ciudad (en la zona de Los Llanos y La Pulgosa), que se trasladó al paraje conocido como La Torrecicaaeródromo de La Torrecica– en 1923, convirtiéndose dicho centro en la sede de la Compañía Española de Aviación (CEA), encargada de la formación de los oficiales pilotos, y que dio un acento de apertura e innovación a la ciudad, y que se mantuvo operativa, en su faceta instructiva, hasta 1932 (aunque siguió activa al tráfico civil).[62]​ Albacete se convirtió así en una de las cunas de la aviación española.[63]

Durante la guerra civil española, debido a la estratégica situación de la ciudad como nudo de comunicaciones, Albacete se convirtió en el Cuartel General de las Brigadas Internacionales. Como el resto de España, sufrió con dureza los rigores de la guerra civil, siendo bombardeada en diversas ocasiones, destacando el bombardeo de la Legión Cóndor del 19 de febrero de 1937. Aún hoy en día se pueden ver las huellas de la guerra civil, convirtiéndose los refugios antiaéreos de la plaza del Altozano en el Centro de Interpretación de la Paz. Además, la ciudad alberga la sede del Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales.

Con el fin de la guerra, Albacete fue creciendo de forma progresiva, y superó los 64 000 habitantes en 1944. Estas cifras se tradujeron en un crecimiento del 2,14 % entre 1900 y 1930, y hasta un 4,2 % en la década entre 1930 y 1940.[54]

Tras el acceso a la autonomía de Castilla-La Mancha, Albacete se convirtió en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en 1982, a lo que se sumó la implantación de la Universidad de Castilla-La Mancha a partir de 1985.[64]

El siglo XXI ha significado para la ciudad la consecución de una importante red de infraestructuras. En 2007 el gigante aeronáutico Airbus levantó en la capital la primera planta de fabricación de helicópteros de España, que supuso la creación de un parque aeronáutico y logístico a su alrededor. En 2010 la ciudad celebró el tercer centenario de la confirmación de la Feria de Albacete por parte de Felipe V, habiendo sido declarada de interés turístico internacional. En 2015 se produjo un grave accidente aéreo en la Base Aérea de Los Llanos cuando un caza griego se estrelló contra otro avión en tierra ocasionando una explosión que causó la muerte de 16 personas, tratándose del accidente aéreo militar con mayor mortalidad en España desde 1984. En 2020 se convirtió en Capital Mundial de la Cuchillería. El 14 de marzo de 2020 el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretó el estado de alarma como consecuencia de la pandemia de COVID-19 que se ha cobrado la vida de cientos de personas en la capital, limitando la circulación de los ciudadanos, movilizando al ejército y creándose un hospital de campaña en la Facultad de Medicina de Albacete.

Con 174 336 habitantes a 1 de enero de 2020 (INE), Albacete es la ciudad más poblada de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, la capital con mayor número de habitantes de la Submeseta Sur tras Madrid y una de las ciudades de interior más pobladas de España.

Su evolución demográfica dibuja históricamente un crecimiento sostenido, algo ralentizado en la década de 1950, y muy marcado en los últimos años (+71 % entre 1970 y 2005, y el 13 % entre 2000 y 2008). En 1999 se produjo la segregación y posterior emancipación de Pozo Cañada del municipio de Albacete, erigiéndose como ayuntamiento independiente.

     Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001) según los censos de población del INE.[65]      Población según el padrón municipal de 2019 del INE. Nota: Entre el censo de 2001 y el anterior disminuye el término del municipio porque se emancipa de él Pozo Cañada.

Del total de las 173 050 personas empadronadas en 2018, 13 072 habían nacido en el extranjero, representando el 7,5 % del total. Estas personas procedían de todos los continentes, siendo las colonias más numerosas los nacidos en Colombia (1724), Rumanía (1328), Bolivia (1150) y Marruecos (1146).

Los diez grupos más numerosos de personas nacidas en el extranjero y empadronadas en Albacete tan solo representan el 65,3 % del total.

Según el nomenclátor de 2016, el término municipal incluye, además de la capital municipal —la ciudad de Albacete—, una entidad local menor (Aguas Nuevas) y dieciséis barrios rurales (El Salobral, Santa Ana, Bacariza, Argamasón, Tinajeros, Campillo de las Doblas, Los Anguijes, Abuzaderas, Cerrolobo, Casa de las Monjas, Casa Capitán, Casa Grande, Los Llanos, La Pulgosa, La Torrecica y Villar de Pozo Rubio).[66][67]​ Otros núcleos de población son: El Peñascal, Los Rosales, Santa Clara, El Pinatar, La Hoya de Casa Juárez, Las Palomas, Las Rosas, Osuna, San Juan, Vista Alegre, Huerta de Monroy, Altos de Escucha, Casas Viejas, El Plantío, La Florida, Las Viñas, Los Chopos, Los Prados, Molino Ojo de San Jorge, San Antonio, Aguacampada-Las Culebras, Centro, El Palo, El Trigal, Base Aérea de Los Llanos, Aguasol, La Pérgola, La Humosa, Riachuelos 1, Riachuelos 2, Miralcampo, Campoalegre y Pinares del Júcar.[68]

El fenómeno demográfico en torno a la ciudad de Albacete denominado área metropolitana engloba actualmente a una población de 219 121 habitantes, entre la ciudad y las poblaciones cercanas, tratándose de una de las zonas con mayor crecimiento, proyección y expansión de todo el sureste español.[69]

El área metropolitana de Albacete está formada por Albacete y otros catorce municipios cercanos a la capital: La Roda, Tarazona de la Mancha, Madrigueras, Chinchilla de Montearagón, Pozo Cañada, La Gineta, Balazote, Barrax, Valdeganga, Mahora, Motilleja, Fuensanta, La Herrera y Montalvos.[70]

El gentilicio empleado para designar a los habitantes del municipio de Albacete es «albaceteño» o «albacetense».[71]

La ciudad es la capital de la provincia de Albacete, y por tanto están ubicados en ella diferentes entes administrativos de ámbito provincial, autonómico, y del Gobierno central.

En el ámbito provincial destaca la Diputación de Albacete, que es el órgano de gobierno y administración autónoma de la provincia. Una de sus funciones fundamentales es colaborar en la gestión de la actividad municipal.

En el plano autonómico, la ciudad alberga la Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Albacete, con sede en la Casa Perona,[72]​ así como las diferentes Consejerías del Gobierno de Castilla-La Mancha.

El Gobierno de España cuenta como órgano central con la Subdelegación del Gobierno, antiguo Gobierno Civil, así como con los servicios periféricos del Estado (delegaciones provinciales de los diferentes ministerios).

Además, en la ciudad tienen su sede varios consulados, como uno de los cinco consulados de la República de Lituania en España,[73]​ uno de los siete de la República de Paraguay[74]​ o un consulado honorario de Rumanía.[75]

La administración local se realiza a través de un ayuntamiento, de gestión democrática, cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en el municipio de Albacete mayores de 18 años, de nacionalidad española y de los otros países miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General,[76]​ que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la corporación municipal de Albacete está formada por 27 concejales.

Alcaldes de Albacete

A continuación se muestra una lista que recoge los alcaldes de la ciudad desde las elecciones democráticas de 1979:

El ayuntamiento regula importantes asuntos como la planificación urbanística, los transportes, la recaudación de impuestos municipales, la gestión de la seguridad vial mediante la Policía Local, el mantenimiento de la vía pública (asfaltado, limpieza...) y de los jardines, etc. También es el responsable de la construcción de equipamientos municipales como polideportivos, bibliotecas y centros de servicios sociales.[78]​ El actual gobierno de la ciudad se compone de la alcaldía, una vicealcaldía y 14 concejalías.

En los ámbitos nacional y autonómico, electoralmente, la ciudad se encuadra en la circunscripción electoral de Albacete.

Con la entrada en vigor de la Ley de Grandes Ciudades, el municipio de Albacete se ha dividido en seis distritos gracias al Reglamento Orgánico de Organización y Funcionamiento de los Distritos del Ayuntamiento de Albacete, coordinados por Juntas Municipales de Distrito, que integran a los diferentes barrios de la ciudad.[79]​ Dichos distritos están compuestos por los siguientes barrios:[80][81]

Albacete es sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM), el máximo órgano del poder judicial de la comunidad autónoma, tal y como estableció su Estatuto de Autonomía en 1982. Su actual presidente es, desde 2005, Vicente Rouco, primera autoridad judicial de Castilla-La Mancha. La alta corte, creada en 1989, tiene su sede en el Palacio de Justicia de Albacete, situado en pleno centro de la capital. Se compone de los siguientes órganos: la Presidencia, la Sala de Gobierno, la Sala de lo Civil y Penal, la Sala de lo Contencioso-Administrativo, la Sala de lo Social y la Sala Especial.

Como sede de las instituciones judiciales, Albacete es sede también de la Fiscalía de Castilla-La Mancha, máximo órgano del Ministerio Fiscal en la comunidad. El actual fiscal superior de la región es, en funciones, desde 2021, Francisco Ramón Sánchez Melgarejo.

La ciudad acoge también el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Albacete, Cuenca y Guadalajara, cuyo ámbito de actuación corresponde a las tres provincias.[82]​ Además, la capital castellano-manchega alberga las sedes del Consejo de la Abogacía de Castilla-La Mancha[83]​ y del Colegio Notarial de Castilla-La Mancha.[84]

La larga tradición jurídica de Albacete se remonta a 1834, cuando la reina María Cristina de Borbón-Dos Sicilias creó la Real Audiencia de Albacete, que extendía su jurisdicción sobre las provincias de Albacete, Ciudad Real y Cuenca y sobre la Región de Murcia.

Asimismo, la ciudad alberga la Audiencia Provincial de Albacete, órgano judicial superior de la provincia, creado en el siglo XIX, y es cabeza del partido judicial de Albacete, el partido judicial número 1 de la provincia, cuya demarcación comprende la ciudad y 15 municipios de su entorno, fundamentalmente de su área metropolitana, a los que se suma un Decanato.

La infraestructura judicial se completa con dos Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, tres Juzgados de Instrucción, un Juzgado de Menores, uno de Violencia sobre la Mujer, tres de lo Penal, ocho de Primera Instancia o tres Juzgados de lo Social.[85]​ En este sentido hay que tener en cuenta que la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha no ejerce las competencias en materia de justicia. Todos los órganos judiciales unipersonales de la ciudad tendrán su sede desde 2021 en la nueva Ciudad de la Justicia de Albacete.

Además, la ciudad alberga el Centro Penitenciario de Albacete, más conocido como Cárcel de La Torrecica, creado en 1981,[86]​ el Centro Regional de Menores y Jóvenes Albaidel, que nació en 1993,[87]​ y el Centro de Menores Arco Iris.[88]

La ciudad de Albacete es referente de primer orden en instalaciones militares y de defensa, albergando instituciones muy importantes a nivel nacional e internacional como la Escuela de Pilotos TLP de la OTAN, la Base Aérea de Los Llanos, el Ala 14 o la Maestranza Aérea de Albacete, que generan miles de puestos de trabajo directos e indirectos. Además, muy cerca de la misma se sitúa el Centro Nacional de Adiestramiento de Chinchilla, vinculado a la ciudad.

El TLP (oficialmente Tactical Leadership Programme) es un centro internacional de formación avanzada para pilotos y tripulaciones con el objetivo de mejorar la operatividad y la efectividad de las fuerzas aéreas aliadas.[¿quién?] Además de los cursos prácticos de vuelo (tanto diurnos como nocturnos), también se desarrollan cursos teóricos para personal de los tres ejércitos de países tanto de la OTAN como ajenos a la alianza, y se colabora en la elaboración de la doctrina aérea. Tiene un personal permanente de más de 100 personas de todos sus países miembros y sus cursos suponen el despliegue de 3000 efectivos al año en la ciudad. Ha contado con una inversión de más de 40 millones de euros en los últimos años en infraestructuras y equipos en Albacete.[89]

La Base Aérea de Los Llanos es una de las principales bases aéreas de España, en la que se encuentra desplegada el Ala 14 y los aviones más avanzados del Ejército del Aire, como el Eurofighter Typhoon, uno de los aviones de combate más avanzados del mundo. Es una pequeña ciudad en la que trabajan más de 1000 personas.[90]

El Ala 14 es una de las unidades militares del Ejército del Aire de España. Dotada, entre otros, con los aviones de combate Eurofighter Typhoon, tiene como función principal la realización de misiones aéreas. Cuenta con dos escuadrones: el Escuadrón 141 y el Escuadrón 142.[91]

La Maestranza Aérea de Albacete es la más importante de España. Su misión es el mantenimiento de los aviones del Ejército del Aire al máximo nivel. Sus instalaciones ocupan una superficie de más de 470.000 metros cuadrados. Tiene más de 600 trabajadores.[92][93]

El Centro Nacional de Adiestramiento de Chinchilla del Ejército de Tierra de España se encuentra al este de la capital, en el colindante término municipal de Chinchilla de Montearagón. El centro, que comprende un complejo conjunto de instalaciones y medios de simulación, sirve de formación a militares de los tres ejércitos así como a personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es uno de los dos centros nacionales de adiestramiento de España.[94]

La ciudad también alberga el Centro Deportivo Socio Cultural de Suboficiales Biescas, organismo asistencial del Ejército del Aire.[95]

Albacete es la primera economía de Castilla-La Mancha.[96][10]​ La ciudad ha basado su economía históricamente en la actividad agroganadera, tal y como muestra la creación de una importante feria, otorgada por Felipe V que posteriormente derivó en la actual Feria de Albacete. La cuchillería también fue uno de los pilares de la industria albaceteña, especialmente con la llegada del ferrocarril a la ciudad a mediados del siglo XIX.

Actualmente Albacete basa su economía en el sector comercial y de servicios, siendo cabecera de una extensa área comercial que supera los 556 723 personas de 154 municipios, repartidos por las provincias de Albacete, Cuenca, Ciudad Real, Jaén, Alicante, Valencia y Murcia.[97]​ La industria también es un motor importante generador de empleo en la ciudad, contando con extensas zonas industriales, incluido el sector aeronáutico.

Albacete cuenta con infraestructuras como el Palacio de Congresos, la Institución Ferial de Albacete (que acoge ferias regionales de importancia, de entre las que destaca Expovicaman), o el Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha, en el que se encuentran, entre otros, el Centro de Emprendedores, el Instituto de Investigación en Informática de Albacete, el Instituto de Desarrollo Regional, el Centro de Automática y Robótica, el Instituto de Investigación en Energías Renovables o el Centro Regional de Investigaciones Biomédicas.[98]

En lo referente a la renta disponible de los hogares albaceteños, entre 2003 y 2011 esta ha pasado de 8500 € a 12 400 €, lo que supone un incremento de 3904 €. A pesar de este crecimiento, Albacete se encuentra por debajo de la media nacional, establecida en 15 433 euros en 2008 (entonces la de Albacete era de 12 382 euros).[99]

En el periodo comprendido entre 2000 y 2008, el paro registrado en % de la población potencialmente activa fue inferior al 8 %.[100]​ En mayo de 2012 el paro registrado fue del 23,31 %.[101]​ La tasa de desempleo según la Eurostat en ese mes fue del 24,6 %.[102]

A finales de 2010, del total de empresas, el 78,8 % pertenecían al sector servicios, el 9,3 % a la construcción, el 8,1 % a industria y el 3,8 % al sector agrícola, lo cual nos da una idea de su distribución por sectores.[103]

La capital alberga la sede de la Confederación de Empresarios de Albacete (FEDA), la organización que representa a los empresarios de Albacete y su provincia. FEDA organiza anualmente los Premios Empresariales San Juan, que reconocen a las mejores empresas y empresarios de Albacete.

En la ciudad tiene también su sede la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Albacete, fundada en 1899, que tiene como misión promover y defender los intereses de las empresas radicadas en la provincia de Albacete.

Además, la ciudad cuenta con el Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI), situado en el Parque Empresarial Campollano. Esta institución, homologada por la Comisión Europea, impulsa la creación de nuevas empresas, especialmente innovadoras, potenciando nuevas líneas de actividad de apoyo a los emprendedores.[104]

Albacete ha tenido siempre una tradicional vinculación con el sector agroganadero, gracias a su ubicación y extensión de su término; prueba de ello es el origen que tiene en este sector la Feria de Albacete y su recinto, cuyo primer cometido fue la actividad tradicional de exposición y venta de ganado.[105]

Hoy día, el recinto ferial del IFAB celebra durante el mes de mayo Expovicaman, una de las ferias agrícolas y ganaderas más importantes de todo el país.[106]​ Además, el sector agrícola fue el principal motor de desarrollo de la industria albaceteña hasta la creación de las grandes superficies industriales de la capital.

La ciudad alberga el Instituto Técnico Agronómico Provincial de Albacete (ITAP), institución investigadora de alta tecnología cuya misión es la transferencia de tecnología y la investigación aplicada en los sectores agrícola, ganadero y alimentario.[107]

El amplio territorio que ocupa el municipio de Albacete permite la instalación de amplios cultivos, y los datos de 2010 arrojan una cifra de 112 571 ha empleadas en explotaciones agrarias, de las que 93 880 ha son tierras labradas.

La importancia de los cultivos herbáceos se traduce en 91 653 ha, de entre las que destacan, según datos de 2008,[108]​ el cultivo de cebada (24 247 ha), trigo (7390 ha) y maíz (6169 ha).

El Festival de la Rosa del Azafrán de Santa Ana rinde culto al oro rojo que se cultiva en Albacete.

Tradicionalmente Albacete también ha sido tierra de importantes explotaciones ganaderas. Según datos de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, las explotaciones más numerosas eran en 2010 las ovinas (8271), seguidas de las bovinas (2901) y las porcinas (1522). Respecto al número de ejemplares, en 2002[109]​ existían en el municipio de Albacete 130 372 cabezas de ganado ovino, 32 880 de porcino, 3845 de bovino, 3188 de caprino y 2500 de ganado cunícola. En este sentido, la ciudad alberga organismos como, por ejemplo, la sede de la Fundación Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cordero manchego.[110]​ Asimismo, cuenta con la granja experimental de ciervos más importante de Europa, perteneciente a la Universidad de Castilla-La Mancha.[111]

Desde 1980 se ha multiplicado en el municipio de Albacete el suelo destinado a industria. Si tradicionalmente la agroindustria ha sido el motor de desarrollo de la ciudad, durante los últimos 30 años la industria albaceteña ha ido abarcando nuevos sectores como la distribución logística, la aeronáutica, las energías renovables, el aluminio, el sector automovilístico o la robótica, a los que hay que sumar la biomedicina, la automática o las tecnologías de la información.[112]

El municipio de Albacete cuenta con extensas zonas industriales como el Parque Empresarial Campollano o el Polígono Industrial Romica, a los que hay que sumar el polígono industrial de la Automoción (creado alrededor de la sede de Ajusa, cerca del Circuito de Albacete), el Parque Aeronáutico y Logístico de Albacete (creado alrededor de la factoría y sede de Airbus Helicopters en España y en las inmediaciones del aeropuerto), y el Parque Científico y Tecnológico, a los que hay que sumar varios polígonos en municipios cercanos dentro del área metropolitana, donde se está produciendo una gran expansión industrial; muestra de ello son los polígonos industriales de Camporrosso o Los Molinos de Chinchilla de Montearagón, los de Garysol o Torobizco en La Gineta, el Polígono del Salvador de La Roda, el del Villarejo de Madrigueras, el del Quijote de Mahora, el Parque Empresarial de Montalvos, los polígonos agroindustriales de Balazote o Tarazona de la Mancha, o el Polígono de Barrax, todos ellos a menos de 40 kilómetros de la ciudad de Albacete.

Albacete cuenta con seis grandes zonas industriales, aunque a lo largo de las principales vías de comunicación que se extienden por su área metropolitana, también existen varios polígonos o áreas de este tipo a muy corta distancia de la capital. Con más de 9.000.000 metros cuadrados de suelo industrial en el municipio (2015),[112]​ las principales zonas son:

Es el polígono industrial más grande de Castilla-La Mancha[25]​ y uno de los más grandes de España.[26]​ Completamente unido a la ciudad, al noroeste, cuenta con 1 000 empresas y en él trabajan a diario más de 15 000 personas.[113][114]​ No obstante, cerca de 40 000 personas se encuentran directa o indirectamente relacionadas con el parque. Ocupa una superficie de 5 000 000 metros cuadrados.[115]

Situado a 5 km al norte de la ciudad, en él trabajan a diario más de 2 500 personas.[116]​ Ocupa una superficie cercana a los 2,7 millones de metros cuadrados[116]​ y cuenta con cerca de 350 empresas.[117]​ Actualmente se encuentra integrado fundamentalmente, y entre otros, por los sectores de la construcción, las energías eólicas, el sector agroalimentario, el aeronáutico o los transportes.

Camporrosso está situado al sureste de la ciudad. Con una superficie de más de un millón de metros cuadrados, en él se encuentran instaladas industrias de muy diversos sectores.[118]

Este polígono, destinado fundamentalmente a la automoción, se localiza junto al Circuito de Albacete. La empresa principal es Ajusa, empresa albaceteña líder mundial en la fabricación de componentes automovilísticos, a la que se han ido sumando varias sociedades, fundamentalmente de la Corporación HMS.[119]​ Dispone de 2 000 000 metros cuadrados[120]​ dedicados a industria.

Cuenta con una superficie total de 817 375 m², y se encuentra a 3,9 kilómetros al sur de la ciudad, muy cerca del Aeropuerto de Albacete, de la Base Aérea de Los Llanos y de la Maestranza Aérea. Alberga importantes empresas del sector aeronáutico como Airbus Helicopters, ITP o Expal.

Se creó en 2001 con el propósito de reunir el conjunto de iniciativas innovadoras y empresariales de la región. El parque se encuentra situado en las inmediaciones de la Ciudad Universitaria de Albacete. Con una superficie de 300 000 m², en él se encuentra la sede del Clúster Aeronáutico de Castilla-La Mancha, además de empresas del sector aeronáutico, biotecnología, energías renovables, consultoría tecnológica, biomedicina o robótica.[121]

El sector terciario ocupa actualmente una función primordial gracias al proceso de industrialización y crecimiento de la ciudad. En 2009, el 68,6 % de las empresas y el 67,9 % de los trabajadores estaban enmarcados en dicho sector.[122]​ Especialmente destacan en este sentido el comercio, la banca y el turismo de negocios. En lo que respecta a la banca, Albacete alberga la sede central operativa de Globalcaja, la mayor entidad financiera de Castilla-La Mancha.[123]

La actividad comercial ocupa un lugar muy destacado para la ciudad. No en vano Albacete es la ciudad más comercial de Castilla-La Mancha. Entre las instituciones que regulan el comercio destaca la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Albacete.

En el centro de Albacete se halla el núcleo tradicional del comercio de la ciudad, especialmente en torno a la calle Ancha.[124]​ En esa zona se encuentran pequeñas tiendas que conviven con los grandes almacenes y las franquicias de grandes cadenas de moda. Esos pequeños comercios se han agrupado en un centro comercial abierto Albacete Centro, que es el más grande de Castilla-La Mancha.[125]​ Además, en la zona del Recinto Ferial y del boulevard también se ha constituido otro centro comercial abierto Centro Comercial Abierto Zona Boulevard.[126]

Albacete cuenta con varios centros comerciales de diferentes características: Los Llanos,[127]Albacenter,[128]Imaginalia,[129]El Corte Inglés (dos centros comerciales),[130]Vialia,[131]Val General[132]​ y Calle Ancha.

Entre los mercados municipales destacan la Lonja de Albacete, el Mercado de Carretas y el Mercado de Villacerrada.

El evento turístico más importante de la ciudad y la comunidad autónoma es la Feria de Albacete, declarada de Interés Turístico Internacional, que congrega a más de dos millones de visitantes.[133]​ El turismo internacional está, además, favorecido, entre otras causas, por la Escuela de Pilotos TLP de la OTAN, que supone el despliegue de miles de personas al año en la ciudad.[134]​ La infraestructura hotelera de la ciudad es suficiente para alojar el número habitual de turistas que la visitan, aunque en fechas puntuales como durante la Feria es insuficiente para cubrir la demanda que se produce.[135]​ En cuanto a los alojamientos, en el año 2011, la ciudad contaba con 1.838 plazas, distribuidas por un parador nacional -el Parador de Albacete-, trece hoteles -como el emblemático Hotel Los Llanos-, cuatro hostales, y cuatro pensiones.[136]​ Los bares y restaurantes tienen gran importancia en la economía local, debido a la variada cantidad de establecimientos dedicados a la restauración, ofreciendo una gran diversidad de sus cocinas en todos los estilos gastronómicos y categorías.[137]

Albacete cuenta con una dilatada historia como ciudad de negocios desde la primera mitad del siglo XIV, y su feria agroganadera que se convirtió en punto de encuentro de gentes del sureste español. Su situación geográfica y sus buenas comunicaciones, unidas al carácter emprendedor de sus habitantes han acentuado esta capacidad. Un amplio e interesante calendario ferial y un moderno Palacio de Congresos,[138]​ inaugurado en 2007, hacen de Albacete un destino turístico emergente del turismo de negocios.[139]

Además, la Institución Ferial de Albacete (IFAB) organiza anualmente varios eventos que se celebran en el Palacio Ferial del IFAB como la Feria de Antigüedades Antigua, la Feria del Stock Comercia, Ferimotor (Feria del automóvil, motocicleta y vehículo industrial nuevos, usados y de ocasión), Expovicaman (Feria Agrícola y Ganadera de Castilla-La Mancha), Efenalba (Feria de la Eficiencia Energética y las Energías Renovables), Artesana (Feria de la artesanía de Castilla-La Mancha), la Feria de la Cuchillería, Albanime (Salón anual de manga, anime y ocio alternativo), y Celebralia (Feria de bodas y celebraciones).[140]

El desarrollo urbanístico de la ciudad de Albacete ha sido muy intenso a lo largo del siglo XX debido al aumento continuo de la población, que pasó de 21 512 habitantes en 1900 a 148 934 en el 2000. En el siglo XXI el crecimiento continúa, situándose las previsiones oficiales a que la ciudad aumente de manera significativa su población hasta 2033,[141]​ y que los municipios colindantes con la capital tripliquen su actual población.[142]​ Este aumento del número de habitantes se nutre principalmente de la inmigración de otras partes de la provincia de Albacete, de provincias limítrofes, y de la inmigración extranjera. Por ello, desde 2009 la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está proyectando un Plan de Ordenación del Territorio del área de influencia de Albacete.[143]

El actual espacio urbano de Albacete es fruto de la historia de la ciudad, un crecimiento intenso y desordenado, especialmente durante las décadas de los sesenta y setenta, que hubo de dar respuesta a un incremento exponencial de la demanda de vivienda, y que se articuló en torno a las principales vías de comunicación, con un centro histórico, un ensanche octogonal con barrios regulares y un extrarradio desgajado e inconexo, que los últimos planes urbanísticos tratan de modificar.[144]

En 2008 la Junta de Comunidades, Universidad de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Albacete y el Instituto Tecnológico de Massachusetts realizaron un estudio sobre “Desarrollo y planificación de Albacete y su entorno metropolitano”, en donde se estima que hacia 2027, el área construida se habrá incrementado en 2,9 millones de metros cuadrados, con la expansión del núcleo urbano sobre la llamada "Y albaceteña" (corredor entre La Roda, Albacete y Chinchilla de Montearagón),[146]​ y albergando a una población cercana a las 430 905 personas,[147]​ lo cual convierte a esta zona en una de las de mayor proyección de toda Castilla-La Mancha (junto con la zona norte de la provincia de Toledo y este de la de Guadalajara).

En 2011, y atendiendo a los requerimientos del anterior estudio, se presentó un nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM), que diseña una ciudad vertebrada en torno a cuatro grandes áreas, potenciando el papel geoestratégico de Albacete. Al norte se concentraría la zona industrial, fundamentalmente entre los parques empresariales de Campollano y Romica, con reserva de suelo en el noreste para la creación de una plataforma logística intermodal de transporte de mercancías por ferrocarril, a la par que se destinaría suelo a usos terciarios, especialmente servicios a empresas y a la administración, cuyos inmuebles podían ser los que den una nueva imagen a Albacete. El oeste de la capital contaría con zonas destinadas a viviendas de carácter unifamiliar, permitiendo la instalación de actividades económicas y evitando la creación de ciudades dormitorio, eso sí con unos requisitos de sostenibilidad.[148]

Albacete es una de las ciudades de España con mejor accesibilidad para minusválidos.[149]

Albacete, conocida como La Nueva York de La Mancha, cuenta con edificios de altura. Así, la ciudad alberga el edificio más alto de Castilla-La Mancha: la Torre La Pajarita, de 72 metros de altura,[150]​ seguida muy de cerca por la emblemática Torre de los Depósitos de Agua de la Fiesta del Árbol, de 69 metros.[151]​ A continuación se muestra la lista de los cinco edificios más altos de Albacete en la actualidad,[152]​ que son, a su vez, los cinco edificios más altos de Castilla-La Mancha:[153]

La educación en Albacete depende de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, quien ostenta las competencias a nivel autonómico sobre la materia.[154]

En el curso 2014-2015 había en las enseñanzas de régimen general (sin incluir las enseñanzas de adultos) en la ciudad de Albacete un total de 37273 alumnos en 112 centros (28498 alumnos en centros públicos y 8775 alumnos en centros privados).[155]

Albacete cuenta con 38 escuelas de educación infantil -guarderías- (12 públicas y 26 privadas), 50 centros de educación infantil y primaria -colegios- (35 públicos, uno de ellos de educación especial, 14 privados concertados y 1 privado), 27 centros de educación secundaria -institutos- (17 públicos, 9 privados concertados y 1 privado), 8 centros de enseñanzas de régimen especial (uno de ellos privado) y un centro de educación de personas adultas más dos aulas de educación de adultos (los tres públicos).[156][157]

En cuanto a la Formación Profesional, en la ciudad de Albacete se imparten un total de 70 ciclos formativos de grado medio y grado superior en 9 centros públicos en el curso 2017-2018[158]​ y uno privado.

La ciudad de Albacete cuenta con instalaciones de tres universidades, que ofertan un total de 42 grados diferentes y acogen a 15000 estudiantes.

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) se creó mediante una ley el 30 de junio de 1982 y se hizo efectiva en 1985, aunque ya con anterioridad se impartían estudios universitarios.

La UCLM desarrolla su actividad académica a través de varios campus, que en su conjunto se conocen como Campus de Albacete, siendo el multicampus con más estudiantes de la Universidad de Castilla-La Mancha, con cerca de 12 000 alumnos.[159]​ La Ciudad Universitaria de Albacete, situada al sur de la ciudad, es el campus más grande de la Universidad de Castilla-La Mancha, donde se encuentran gran parte de los centros, incluido el Pabellón de Gobierno. El Campus Biosanitario de Albacete está situado junto al Hospital General Universitario de Albacete. En total, la ciudad alberga 11 centros docentes de la Universidad de Castilla-La Mancha, en los que se imparten 21 grados:[160]Facultad de Humanidades, Facultad de Farmacia, Facultad de Enfermería, Facultad de Medicina, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Facultad de Derecho, Facultad de Educación, Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes, Escuela Superior de Ingeniería Informática y Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales.

Asimismo, Albacete alberga la sede del Campus Científico y Tecnológico de la Energía y el Medio Ambiente (CYTEMA), declarado Campus de Excelencia Internacional, así como de la Escuela Internacional de Doctorado y del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha.[161]

La ciudad también alberga varios centros de investigación vinculados a la Universidad de Castilla-La Mancha:[162]Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales, Centro de Estudios Territoriales Iberoamericanos, Centro de Investigación en Criminología, Centro Regional de Investigaciones Biomédicas, Centro Regional de Estudios del Agua, Instituto de Desarrollo Regional, Instituto de Investigación en Discapacidades Neurológicas, Instituto de Investigación en Energías Renovables, Instituto de Investigación en Informática de Albacete e Instituto Botánico de Castilla-La Mancha. Además, cuenta con una sede del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.[163]

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) fue creada gracias a un Decreto-Ley en 1972, y el centro de Albacete (Centro Asociado UNED de Albacete), situado en el Campus Este-Centro, se creó al año siguiente. En el curso 2013-2014 contó con un total de 3 536 alumnos,[164][165]​ que se reparten en 28 grados,[166]​ el curso de Acceso para Mayores de 25 años, los cursos de Formación Continua, UNED Senior e inglés, francés, alemán e italiano.

La Universidad Eclesiástica San Dámaso es una universidad privada que, desde 2012, cuenta con una extensión en Albacete donde se oferta la titulación de grado y máster en Ciencias Religiosas, con sede en el Instituto Teológico Diocesano de Albacete.[167]

La ciudad es sede de la Academia de Medicina de Castilla-La Mancha, institución oficial científica de la comunidad autónoma cuya finalidad es cultivar, fomentar y difundir las ciencias biomédicas.

Albacete alberga el Conservatorio Superior de Música de Castilla-La Mancha,[168]​ en el que se imparten las enseñanzas superiores (equivalentes a universitarias) de música en la región. A su vez, la ciudad cuenta con dos conservatorios profesionales de música y uno de danza: el Real Conservatorio Profesional de Música y Danza de Albacete[169]​ (en el que también se imparten enseñanzas elementales de danza), el más antiguo de la ciudad, dependiente de la Diputación Provincial, el Conservatorio Profesional de Música Tomás de Torrejón y Velasco,[170]​ y el Conservatorio Profesional de Danza José Antonio Ruiz,[171]​ de ámbito regional, que es el centro de enseñanza de la danza más importante de Castilla-La Mancha. Asimismo, la ciudad alberga la Escuela de Música Moderna de Albacete.

Fruto de su tradición cuchillera, en la ciudad se sitúa la Escuela de Cuchillería de Albacete, que es la única con título homologado de Formación Profesional de Europa.[172]

En Albacete se encuentra el Centro Integrado de Formación Profesional Aguas Nuevas, el único de Castilla-La Mancha, que es el único centro público de España (Centro de Formación Aeronáutica de Albacete) en conseguir la autorización de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) para que sus alumnos puedan conseguir las licencias de categoría B1 de Aeromecánica y B2 de Aviónica, por lo que es un referente a nivel nacional.[173]​ Asimismo, el Aeroclub de Albacete oferta el posgrado oficial de Tripulante de Cabina de Pasajeros, homologado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), así como el curso de piloto de ultraligero.

La Escuela de Hostelería y Turismo de Albacete imparte estudios de formación profesional de grado medio y grado superior en cocina, restauración, gastronomía, servicios de restauración y dirección de cocina así como gestión de alojamientos turísticos y agencias de viajes y gestión de eventos.

Otros centros educativos presentes en la capital castellano-manchega son la Escuela de Arte, en la cual puede cursarse todo un abanico de estudios relacionados con las artes plásticas, el diseño y la fotografía, incluido el bachillerato de artes en sus dos vías, el Centro de Educación de Personas Adultas Los Llanos, la Escuela Oficial de Idiomas de Albacete, en la que se imparten estudios de inglés, francés, alemán, italiano o español para extranjeros, o la Universidad Popular, ubicada en la Casa de la Cultura José Saramago (el mayor centro cultural y educativo de toda la región, con una superficie de 8000 m²), dependiente del Ayuntamiento de Albacete, que desarrolla una amplia gama de actividades formativas.

El sistema sanitario público está gestionado por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), que depende funcionalmente de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, al ser esta materia una competencia exclusiva de la comunidad autónoma.

La red local de Atención Primaria está compuesta actualmente por nueve centros de salud, integrados en 8 zonas básicas de salud del distrito sanitario de Albacete, y dos Puntos de Atención Continuada del Servicio de Urgencias de Atención Primaria, distribuidos por los diferentes distritos de la ciudad.[174]

La red hospitalaria está compuesta básicamente de hospitales públicos gestionados por el SESCAM y otros centros médicos hospitalarios de gestión privada:

La institución de salud pública que agrupa a todos los hospitales públicos de la ciudad es el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Por último, Albacete cuenta con 87 farmacias.[176]

El Ayuntamiento de Albacete dispone del Área de Servicios Sociales para prestar la ayuda y asesoramiento necesario que puedan necesitar los colectivos y personas más desfavorecidas y necesitadas de la ciudad. Para hacer más efectivo estos Servicios Sociales existen cerca de 60 centros sociales en todo el municipio,[177]​ que desarrollan varias prestaciones[178]​ como el Servicio de Información, Valoración y Orientación (SIVO), inserción sociolaboral, prestaciones económicas o ayudas de emergencia social. La organización de los Servicios Sociales se complementa con varios planes: Plan de intervención en barrios, Plan municipal de drogas, Plan de convivencia intercultural, o los Planes de igualdad (entre otras actuaciones).

Albacete cuenta con 25 centros socioculturales distribuidos por los distintos barrios. Para las personas mayores, la ciudad dispone de numerosos recursos: 11 residencias de mayores (5 públicas, 2 privadas-concertadas y 4 privadas), 19 clubs de jubilados, 3 centros de mayores (hogares), un Centro de Autonomía Personal y Prevención de la Dependencia, y multitud de asociaciones. La capital alberga un Centro de Atención Integral a Personas sin Hogar, al que se suma el Centro de Acogida Temporal El Pasico. Por su parte, los inmigrantes pueden alojarse en el Campamento Humanitario de La Dehesa. Entre las entidades benéficas destaca la Institución Benéfica Sagrado Corazón de Jesús de Albacete, que proporciona ayuda a las personas más desfavorecidas. Para las personas con discapacidad, la ciudad cuenta con numerosos recursos como el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CRMF), uno de los cinco de su género que existen en España, el Centro de Atención a Grandes Discapacidades Físicas y Orgánicas Infanta Leonor, el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual Grave Albatros, el Centro Integral de Enfermedades Neurológicas, el Centro Ocupacional Prelaboral, la Unidad Provincial de Accesibilidad o Asprona. Las mujeres disponen del Centro de la Mujer y del Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, que incluye un Centro de Urgencias y una Casa de Acogida. Para los jóvenes la ciudad alberga el Centro de la Juventud, mientras que para la familia e infancia acoge recursos como el Parque Infantil de Tráfico o las Escuelas de Verano.[179]

Durante 2011 el Ayuntamiento de Albacete dedicó 1 821 273 € para financiar el alumbrado exterior de la ciudad.[180]​ Todo el alumbrado público de la ciudad y el municipio fue sustituido por tecnología led (luz blanca).

Albacete consumió durante 2008 un total de 816,8 GWh de energía eléctrica, lo que equivalía a 4,89 MWh por ciudadano y año. Si el análisis se realiza por sectores, mientras que la industria consume el 32 % de la energía, el sector servicios lo hacía con el 37 %, y finalmente del consumo doméstico que supone el 30 % de la energía eléctrica que se consume en el municipio.[181]

El municipio de Albacete cuenta con varias instalaciones energéticas de carácter renovable, en su mayoría de carácter eólico, aunque con un progresivo avance de la energía solar fotovoltaica. En 2008, la potencia instalada era de 108 megavatios, 102 de los cuales corresponden concretamente a la existencia de tres parques eólicos (Capiruza, Loma Viso I, y Tinajeros). Los 6 MW restantes corresponden a instalaciones fotovoltaicas conectadas a la red eléctrica de baja tensión.

En febrero de 2011 se firmó un acuerdo entre el ayuntamiento de la ciudad, y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para instalar en la capital diecisiete puntos de carga de vehículos eléctricos (electrolineras).[182]​ El primer punto de recarga se instaló en una de las principales áreas industriales de Albacete, el Parque Empresarial de Campollano por FCC S.A..[183]

El gas natural que se consume en Albacete actualmente procede del gasoducto que conecta Alcázar de San Juan (Ciudad Real) con la localidad de Montesa (Valencia), gestionado por Enagás.[184]​ No obstante, la ciudad cuenta con infraestructura para el consumo de gas manufacturado.[185]

Actualmente Albacete cuenta con 27 estaciones de servicio de las diferentes empresas petrolíferas que distribuyen en el mercado nacional.[186]

El suministro de agua potable lo realiza la empresa Aguas de Albacete, constituida de forma mixta por el Ayuntamiento de Albacete y Aquagest P.T.F.A., S.A. para la gestión del ciclo integral del agua. El agua suministrada al municipio de Albacete procede del trasvase Tajo-Segura (hasta 2003, el agua consumida en Albacete procedía del acuífero de La Mancha oriental) que, a través de la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de los Llanos es sometida a procesos de preozonización, coagulación, floculación, decantación, post-ozonización, filtración y post-cloración.[187]​ Además, en cada una de las localidades rurales abastecidas, existen sondeos para dar un suministro alternativo, así como 6 sondeos de apoyo para garantizar el agua en la capital. El municipio cuenta con 463 kilómetros de red de abastecimiento, 248 km de red de alcantarillado, y 52 km de red de aguas pluviales.[188]

La depuradora de aguas residuales de Albacete trata una media diaria de 50 000 m³ de agua, de los que 43.000 m³ proceden de la red de saneamiento de la ciudad y 7 000 m³ de los colectores de aguas residuales de las zonas industriales.

La recogida de basuras y la limpieza de las vías públicas de Albacete las lleva a cabo el Ayuntamiento a través de la empresa FCC, S.A. concesionaria del servicio, que en 2011 recogió un total de 59 155 221 kilogramos de residuos (sólo domiciliarios).

Para la recogida de residuos, la ciudad cuenta con 1 206 contenedores, que varían entre los 3 200 y 1 000 litros de capacidad en función de la densidad de población, pintados de distintos colores para facilitar el reciclaje de vidrios, plásticos, papel y derivados, aceite usado o ropa.[189]​ Además, existen 193 contenedores destinados en las demás localidades del municipio, y 447 en las diferentes urbanizaciones. El horario de depósito en los contenedores es entre las 21 y las 23 horas, y la recogida se realiza todos los días del año, a excepción del 24 y 31 de diciembre. La recogida de los contenedores verdes (materia orgánica) es gestionada en el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Albacete, dependiente del Consorcio Provincial de Medio Ambiente (Diputación Provincial de Albacete).

Además, la ciudad cuenta con el proyecto Albacete Recicla, un servicio que parte del Ayuntamiento de la ciudad y que trata de recoger cartón y papel procedentes de actividades comerciales, organismos públicos y otros centros que generan de media en la ciudad entre 13 y 20 kilos de este tipo de materiales a la semana. En 2011 se recogieron mediante este servicio más de 1 500 000 kilos de estos materiales.[190]

Albacete cuenta con el ecoparque "La Dehesa", situado en las afueras de la ciudad, en donde se pueden depositar diversos tipos de residuos urbanos (para su recogida, reciclaje o eliminación segura) pudiendo contribuir a la protección del medio ambiente. En total se dispone de contenedores para tratar 23 tipos diferentes de residuos. En 2011 tuvo más de 11 500 usuarios, que aportaron electrodomésticos o maderas (entre otros residuos generados).[191]

En la actualidad los ciudadanos de Albacete disponen de dos grandes mercados municipales: el Mercado de Villacerrada y el Mercado de Carretas.[192]​ Además, la ciudad cuenta con varios centros comerciales, diversos supermercados y una gran cantidad de comercios minoristas, que cuentan con un gran centro de abastecimiento de alimentos perecederos en la Lonja de Albacete. Dicho centro, situado en la Carretera Nacional N-301a, tienen un conjunto de mercados especializados que ofrecen al comprador una amplia gama de productos, tales como: frutas, hortalizas y pescado y mariscos fresco y congelado, con garantías de calidad y salubridad.[193]

La Lonja de Albacete constituye un centro de abastecimiento masivo del comercio minorista, y actúa como un centro informativo de precios para los principales productos agropecuarios de la zona. Su historia se remonta a 1977, y su área de influencia se extiende más allá de los límites provinciales, y regionales, puesto que es una de las principales lonjas del país, especialmente es referente en productos como el vino, el sector ovino y en cereales, leguminosas y oleaginosas.[194]

Otro gran centro de abastecimiento es el Matadero Municipal de Albacete, que ejerce funciones de matadero industrial y mercado de ganado.

Actualmente, la ciudad cuenta con varios puntos habilitados de zonas wifi con acceso gratuito e inalámbrico a Internet, situados en varios puntos visitados constantemente de la ciudad (centros socioculturales, estaciones de transporte, bibliotecas).[195]

Ante grandes acontecimientos de movilización y reunión de personas, como la Feria de Albacete o encuentros deportivos de alta rivalidad (entre otros), se planifica un plan de seguridad por un organismo denominado «Junta Local de Seguridad», del cual forman parte las fuerzas de seguridad de la policía nacional, policía local, protección civil y bomberos. Además, colaboran en el mantenimiento de la seguridad ciudadana en las competencias y responsabilidades que tienen: la Guardia Civil, la Cruz Roja y el servicio de emergencias sanitarias conocido en España como 061.[196]

La seguridad ciudadana cotidiana corre a cargo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estatales, autonómicas y locales en función de sus competencias, procurando actuar de forma coordinada y en colaboración en la persecución y resolución de todo tipo de delitos que produzcan los ciudadanos, y emergencias que sufran.[197]

Albacete cuenta con su propia policía municipal, la Policía Local de Albacete, que constaba de una plantilla de 221 agentes en 2011.[198]​ Dicha institución se divide en dos turnos en los que se agrupan cuatro secciones (servicios generales, sala, atestados y barrios) que se reparten las funciones. La ciudad se divide en dos sectores que a su vez se subdividen en 8 distritos para mejorar la eficiencia del cuerpo de policía.[199]

La Policía Local de Albacete además de contar con los servicios centrales en la comisaría de policía situada en la calle Bir Ganduz de la capital, inaugurada en 2006, dispone de una oficina conjunta con la Policía Nacional en el Parque Empresarial de Campollano. Además, cuenta con otros servicios, entre los que destaca el depósito municipal de vehículos, las dependencias de un museo dedicado a la historia de la institución, y un parque infantil de tráfico que trata de potenciar la seguridad vial entre los más pequeños.[200]

En Albacete hay una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, cuyos agentes realizan las principales labores de seguridad ciudadana en la ciudad, respondiendo ante los crímenes graves y todo tipo de robos, dejando las incidencias de tráfico a la Policía Local. En la comisaría provincial de Albacete hay servicios de policía judicial y científica, así como una Unidad de Prevención y Reacción (UPR), además de patrullas de seguridad ciudadana, sala 091 y helicópteros. Esto significa que, con solamente los medios que la Policía Nacional tiene en la ciudad, se podría actuar ante casi cualquier tipo de situación, excepto ante unos disturbios graves, en cuyo caso deberían acudir los antidisturbios, para los que Albacete, depende de la 1º UIP, con base en Madrid, y que sirve a toda Madrid y Castilla-La Mancha.

La Comandancia Provincial de la Guardia Civil se encuentra en Albacete. Aunque la competencia de la seguridad ciudadana en el núcleo urbano corresponde a la Policía Nacional, la Guardia Civil ejerce esta competencia en varias de sus pedanías. Así mismo, este cuerpo policial de naturaleza militar ofrece diversos servicios al ciudadano, derivados de las atribuciones que la ley 2/1986 de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad le atribuye, destacando el control de las armas y explosivos; el Resguardo Fiscal del Estado; el tráfico interurbano, la seguridad y control del aeropuerto de Albacete, así como la protección de la naturaleza. En este sentido también hay que citar a la Unidad Orgánica de Policía Judicial, la cual lleva a cabo sus funciones de investigar delitos para descubrir y detener a los culpables y prevenir la comisión de actos delictivos en toda la provincia.

En Albacete está operativo el sistema de emergencias 112, al igual que en el resto de la Unión Europea, que mediante un número de teléfono gratuito 112, atiende cualquier situación de urgencias en materia sanitaria y/o desastre, extinción de incendios, salvamento, seguridad ciudadana y protección civil. Los teleoperadores del 112 en Castilla-La Mancha atienden las llamadas de urgencia y emergencia en 11 idiomas.[201]

La ciudad también cuenta con servicio de Protección Civil, cuya agrupación de voluntarios, fundada en 1988, depende orgánicamente del Ayuntamiento de Albacete y funcionalmente del jefe de la policía local de la localidad.[202]​ Se ocupan fundamentalmente de concienciar, prevenir y organizar los operativos ante grandes eventos como celebraciones, manifestaciones o partidos deportivos.

En noviembre de 1862 se votó favorablemente en un pleno del Ayuntamiento de Albacete la creación de una Brigada de Zapadores Bomberos, por lo que en 2012 el servicio cumplió 150 años de historia.[203]​ Actualmente, el Servicio Contra Incendios y Salvamento de Albacete (SCIAB) se localiza en la avenida Cronista Mateo y Sotos de la capital castellano-manchega, ocupando una parcela de 14 000 metros cuadrados, en la que trabajan 133 efectivos.[204]​ Durante 2013, el SCI realizó 1678 actuaciones, la mayoría dentro del término municipal de Albacete.[205]

Los Servicios Especiales y de Prevención y Extinción de Incendios de Albacete (SEPEI) son el cuerpo de bomberos de la Diputación Provincial, y que no suele actuar dentro de la ciudad de Albacete, si no solo en las áreas rurales de la provincia. Sin embargo, en caso de que el SCIAB no lograse controlar un fuego dentro de la ciudad y la situación se volviese desesperada, sí se recurriría al SEPEI. La central del servicio se encuentra en la Diputación Provincial, en el número cinco del Paseo de la Libertad.

El SESCAM cuenta con tres hospitales y nueve centros de salud dentro de la ciudad, así como un sistema de ambulancias que se divide en:

Se puede distinguir si una ambulancia es SVB o SVA porque estas lo llevan escrito en la parte superior del fondo de los laterales.

Casino Primitivo de Albacete

Archivo Histórico Provincial de Albacete

Edificio Bancaja

Edificio Mompó

Casa Fontecha

Casa de Archillas

Colegio de Arquitectos

Edificio Legorburo

Edificio Banesto

Montecasino

Del patrimonio arquitectónico civil albaceteño destacan las obras realizadas a finales del XIX y principios del XX, ya que su condición de capital de provincia y la llegada del ferrocarril supusieron un punto de inflexión en el crecimiento demográfico y urbano de la ciudad.

No obstante, ya existían construcciones importantes de este tipo en la ciudad que permanecen hoy en día en pie, entre las que destacan la Posada del Rosario (siglo XVI), típico caserón manchego en donde se reúnen los estilos gótico, mudéjar y renacentista, reconvertida en biblioteca universitaria,[206]​ la Casa Perona (s. XVII), sede de la Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el antiguo ayuntamiento de la ciudad (siglo XVIII), sede del Museo Municipal de Albacete, o el Recinto Ferial de Albacete, inaugurado en 1783 convirtiendo a la capital castellano-manchega en la única ciudad de España con un recinto dedicado a tal fin, el cual ha experimentado diversas ampliaciones.

Ya en el siglo XIX surgirá la necesidad de dotar a la ciudad de edificios administrativos y culturales. Por ello a partir de 1880 se creará el Palacio de la Diputación Provincial de Albacete o el Teatro Circo (1887), uno de los escasos ejemplos dedicados a este tipo de funciones en todo el mundo.

Fruto de la pujanza de la burguesía albacetense de principios del siglo XX, la corriente arquitectónica del modernismo irá dejando su huella en el centro de la capital, erigiendo emblemáticos edificios como la Casa de Hortelano, construida en 1912 y actual sede del Museo de la Cuchillería, siendo una de las obras más reconocidas el Pasaje de Gabriel Lodares (1925), una galería comercial que une las calles Mayor y Tinte, diseñado por Buenaventura Ferrando Castells, que constituye uno de los tres únicos ejemplos que existen en España de este tipo de galerías.[207]


English Version / Versión en Inglés > Albacete


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Albacete (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!