Nicaragua



¿La imágen no corresponde a Nicaragua?
Puedes elegir otra de la lista. (más info)



English Version / Versión en Inglés > Nicaragua

NIC orthographic.svg

15 de septiembre de 1821

1 de julio de 1823


Nicaragua, oficialmente República de Nicaragua, es un país soberano ubicado en el istmo centroamericano, la capital y ciudad política más poblada es Managua. Está compuesta por quince departamentos y dos regiones autónomas: Costa Caribe Norte y Costa Caribe Sur, cuyas capitales son Puerto Cabezas y Bluefields, respectivamente. Se ubica en el hemisferio norte, entre la línea ecuatorial y el trópico de Cáncer, aproximadamente entre los 11° y los 15° de latitud Norte y respecto al meridiano de Greenwich, entre los 83° y los 88° de longitud Oeste.

El territorio de Nicaragua tiene una superficie aproximada de 130 370 km²,[1]​ constituyéndose con ello como el país más extenso de Centroamérica y América Central insular. Limita al norte con Honduras, al sur con Costa Rica, al oeste con el océano Pacífico y al este con el mar Caribe. En cuanto a límites marítimos, en el océano Pacífico colinda con El Salvador, Honduras y Costa Rica; mientras que en el mar Caribe colinda con Honduras, Colombia y Costa Rica.[5]

Son reconocidas las lenguas de los pueblos indígenas originarios como el inglés criollo nicaragüense, misquito, Sumu o Sumo, garífuna y rama.

Habitado por pueblos precolombinos, la costa del océano Pacífico y parte de la región central del actual territorio de Nicaragua fue conquistado por España en el siglo XVI, donde fue establecida la provincia de Nicaragua, que perteneció al Imperio español (1502-1821), luego al Primer Imperio Mexicano (1821-1823), a las Provincias Unidas del Centro de América (1823-1824), y a la República Federal de Centroamérica (1824-1838), emerge como país independiente en 1838, bajo el nombre de «Estado de Nicaragua»[6]​ y se empieza a llamar República de Nicaragua, desde 1854.[7]

Respecto a la integración de la llamada Costa de Mosquitos (la antigua provincia de Taguzgalpa) en la República de Nicaragua, en 1860 se firmó el Tratado de Managua entre Nicaragua y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, por lo cual este renunció a su protectorado misquito y reconoció la soberanía de Nicaragua; mientras que Nicaragua reconoció los derechos de autonomía de los misquitos. Así nació la Reserva Mosquitia. Un año después de firmado el Tratado de Managua, en Bluefields se reunieron 51 Witas (alcaldes) y aprobaron la Constitución de la Reserva, inspirada por el cónsul británico y que establecía de manera general, leyes inglesas. La soberanía de Nicaragua fue en realidad una formalidad, hasta que en 1894 la Mosquitia fue reincorporada oficial y concretamente a Nicaragua durante el gobierno de José Santos Zelaya, mediante la llamada Reincorporación de la Mosquitia efectuada por Rigoberto Cabezas, quien debió hacer frente a un intento de restablecer su dominación por parte de los británicos, entre julio y agosto de ese mismo año. Mediante el Tratado Altamirano-Harrison del 19 de abril de 1905, Gran Bretaña reconoció la soberanía absoluta de Nicaragua sobre la costa de Mosquitos, lo que significaba abolir la Reserva Mosquitia, a cambio de garantizar a los nativos exención de impuestos y del servicio militar y garantizarles vivir en sus aldeas y territorios ancestrales según sus costumbres propias.

Nicaragua es un país volcánico y tropical, en su interior alberga también dos grandes lagos: el Xolotlán y el Cocibolca o "Gran lago de Nicaragua".

Tras el Derrocamiento de la dictadura Somocista, mediante la Revolución Popular Sandinista se instauró una Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (1979-1985) constituida como junta de gobierno transitoria encargada del poder ejecutivo y un Consejo de Estado encargado del poder legislativo con participación de representantes de los ámbitos político, social, comunal y religioso.

En 1984 se realizan las primeras elecciones populares conforme a la nueva ley electoral. La Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional entrega el poder al nuevo presidente elegido: Daniel Ortega Saavedra. Así La Junta transitoria queda disuelta.

Durante el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) el país sufrió un prolongado conflicto civil fomentado con la intervención de Estados Unidos bajo la administración del presidente Ronald Reagan, el gobierno estadounidense por medio de la CIA; formó y entrenó en secreto a grupos de rebeldes anticomunistas conocidos como Contras, financiando una guerra desautorizada por el Congreso y llegando a bloquear económicamente a Nicaragua. La Unión Soviética y países como Cuba, Francia[8]​ y Libia también intervinieron en el conflicto a través de cooperación militar, económica, financiera y médica. Dicho conflicto motivó la demanda del gobierno de Nicaragua contra el gobierno de Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en el conocido caso Nicaragua contra Estados Unidos, cuya sentencia favorable a Nicaragua obligaba al gobierno de Estados Unidos a indemnizar a la República de Nicaragua,[9]​ deuda que luego fue perdonada al gobierno de Estados Unidos por el gobierno nicaragüense de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro.[10][11]

Los conflictos económicos y de guerra culminaron luego de las elecciones populares del 25 de febrero de 1990, cuando Violeta Chamorro derrotó a Daniel Ortega con 54.7 % de los votos contra 40.8 %.[12][13]

Según el IDH, a partir del año 1995, Nicaragua ha venido mejorando su nivel de vida.[14]

La determinación del significado del vocablo «Nicaragua» es un poco inexacto, sin embargo sintetizando los hallazgos de los investigadores Nicaragua significa El Reino de los que habitan junto a grandes depósitos de agua. También generalmente se acepta que se debe a Nicarao, señor de los niquiranos (nahuas), cuyo señorío a la llegada de los conquistadores ibéricos abarcaba desde el istmo de Rivas e isla de Ometepe hasta Nicoya en la actual Costa Rica. Se cuenta de un diálogo entre Nicarao y Gil González Dávila, durante el cual el jefe indígena asombró al español con sus preguntas y respuestas a temas de filosofía y astronomía.

Por lo menos unos 13 000 años antes de nuestra era, aparecieron en Nicaragua los primeros seres humanos, procedentes del hemisferio norte; también se conoce de emigraciones originarias del sur. Se radicaron a orillas de ríos, lagunas, lagos y mares; transcurridos los siglos el único testimonio que dejaron de su cultura son sus huellas en la loseta volcánica de Acahualinca.

De esos inmigrantes se asevera que el núcleo original perteneció los primeros pobladores lenmichies, luego desplazados de la costa del océano Pacífico por el gran grupo de origen mangue llamados dirianes o chorotegas, de quienes descienden los habitantes de la zona oriental del Pacífico: Managua (Imabite); Masaya (Nindirí, Catarina, Niquinohomo); Granada (Xalteva) y Carazo (Diriamba, Jinotepe). Además en León (Sutiava o Sutiaba).

En la costa suroriental nicaragüense, se localiza el "conchero" (cúmulo de valvas) conocido como "Angie", donde se encuentran los vestigios de presencia humana, más antiguos conocidos, datados en 8 mil años.

Se sabe de asentamientos indígenas en la región de la costa del océano Pacífico nicaragüense que datan del 6000 a. C. El yacimiento de Acahualinca (entre el 232 y el 8 a. C.) es posterior, asimismo se conocen otras evidencias arqueológicas, principalmente artículos de cerámica y estatuarios de piedra volcánica, como los hallados en la isla de Zapatera.

La mayoría de investigaciones coinciden en el origen náhuatl del nombre de Nicaragua, pero los autores no se ponen de acuerdo en cuál puede ser su traducción:

Los nicaraos emigraron hacia esta área desde regiones norteñas después de la caída de Teotihuacán, ya que así lo aconsejaron sus líderes religiosos. Según la tradición, debían viajar hacia el sur hasta que encontraran un lago con dos volcanes que se levantaran de las aguas, es decir, cuando llegaran a Ometépetl (Ometepe), la isla volcánica más grande del mundo en medio de un lago de agua dulce.

Además de los chorotegas, nahoas y marribios que habitaban en la franja del Pacífico, estaban los matagalpas que habitaban las cordilleras montañosas del centro de Nicaragua, y los ulwa-sumo, miskitos y ramas que habitaban las riberas de los grandes ríos que desembocan en el mar Caribe. Siempre ha habido una confusión gramatical entre Ulúa y Ulwa, que son dos grupos diferentes, los Ulúa hablaban el matagalpa-populuca. Los ulwas forman parte de los mayangnas y hablan el sumo o parrastra. Es posible que existiera algún contacto a nivel del departamento de Matagalpa, los primeros al oeste, entre pinares, los segundos al este era gente selvática. El límite entre ambos era Yasica al norte y Olama al sur.

El 21 de abril de 1524, en el actual territorio de Nicaragua, fue fundada la ciudad de Granada y el 19 de junio de 1524 la ciudad de León. Ambas fueron fundadas por Francisco Hernández de Córdoba, enviado por Pedro Arias de Ávila, entonces gobernador de Castilla de Oro, en el actual territorio de Panamá. En 1528, la Corona española erigió la provincia de Nicaragua, y se solicitó establecer si el territorio de la villa de Bruselas (actualmente en territorio de Costa Rica), pertenecía a la provincia de Nicaragua (la nueva circunscripción), o si permanecía bajo la autoridad de Castilla del Oro.

Una Real Cédula del 21 de abril de 1529 resolvió el conflicto a favor de la Provincia de Nicaragua, cuando ya la villa de Bruselas había dejado de existir. Posteriormente la provincia de Nicaragua pasó a depender de la Audiencia de Panamá hasta 1543 que pasa a depender de la Audiencia de Guatemala.

En 1554, con la conquista del Reino de Nicoya se crea la Alcaldía Mayor o Corregimiento de la provincia de Nicoya, puertos de Chira y Paro. La Intendencia de León fue creada por Real Cédula del 23 de diciembre de 1786, con la unión de la Alcaldía Mayor de Nicoya y la Gobernación de Nicaragua. Formando parte de la Capitanía General de Guatemala, dependiente del Virreinato de la Nueva España.

En 1812, las Cortes de Cádiz erigieron la provincia de Nicaragua y Costa Rica (separada de la provincia de Guatemala), y con cabecera en la ciudad de León. Esta provincia duró hasta 1814, año en que se restableció el reino de Guatemala. En 1820, al restablecerse el régimen constitucional, resurgió la provincia de Nicaragua y Costa Rica, que estaba dividida en siete partidos:

A mediados del siglo XVI, se desarrolló en el noreste de la actual Honduras la nación de los zambos mosquitos, surgida de la mezcla entre los indígenas que la habitaban y los esclavos sobrevivientes del naufragio de un barco negrero que se hundió en el litoral. Los británicos establecieron amistosas relaciones con ellos y surgió así la reserva Misquita o «Mosquitia», una especie de protectorado británico que duró hasta fines de siglo XIX.

En 1630, se estableció el primer contacto comercial entre los británicos y los misquitos en la zona del cabo Gracias a Dios Entre ellos estaba el pirata neerlandés Abraham Blauvelt quien se estableció en la bahía de Bluefields llamada así en honor a él. Poco a poco los ingleses se asentaron en la región, hasta que el 16 de abril de 1740 los misquitos, amparados por la protección de Gran Bretaña, ceden sus territorios, estableciendo el dominio colonial británico.

En 1774, Bluefields se convirtió en la capital de la Mosquitia, donde los británicos instalaron a un rey mosco para consolidar su dominio. Los británicos se retiraron en 1787 pero la Mosquitia siguió siendo gobernada por los reyes moscos, fieles a la corona británica.

En 1803, por intermedio de la Real Orden del 20 de noviembre, el rey de España, Carlos IV, ordenó segregar de la antigua Capitanía General de Guatemala, la costa de Mosquitos como las islas de San Andrés y agregarlas al Virreinato de Nueva Granada.

Posteriormente la costa de Mosquitos fue restituida a la Capitanía General de Guatemala, mediante una Real Orden del 13 de noviembre de 1806, enviada al Capitán General de Guatemala, expresando lo siguiente:

En 1894, las tropas nicaragüenses al mando de Rigoberto Cabezas ocuparon la costa de Mosquitos, que fue organizada como el departamento de Zelaya, dividido a fines del siglo XX en dos regiones (Costa Caribe Norte y la Costa Caribe Sur).

Nicaragua formaba parte de la española Capitanía General de Guatemala, que comprendía los territorios desde Costa Rica hasta la actual Chiapas (en México). En Sudamérica, y durante cierto periodo en México, los mestizos y criollos americanos (españoles nacidos en el Nuevo Mundo) iniciaron sangrientas guerras contra la Corona hasta conseguir su independencia.

Con España fuera, Nicaragua y toda Centroamérica decidió anexarse al naciente Imperio mexicano, pero este duró muy pocos años. Entonces los pequeños países del istmo decidieron formar la Federación de Estados Centroamericanos, la cual se disolvió debido a los intereses particulares de los líderes de cada una de las provincias. Fue entonces que el 30 de abril de 1838, Nicaragua ingresó en la historia como una república independiente.

La independencia de Nicaragua ocurrió durante septiembre de 1821, al observar como otras regiones españolas ganaban la guerra de la independencia, los líderes nicaragüenses comenzaron un proceso de negociación, al redactar un acta de independencia que fue reconocida por los jefes de la Corona. Entre las personas que promovieron la independencia centroamericana destacaron dos nicaragüenses: el presbítero Tomás Ruiz Romero y el jurisconsulto Miguel Larreynaga, recordado por su efigie en una emisión de los billetes de diez córdobas.

La independencia trajo consigo un enfrentamiento por el poder entre las ciudades de León y Granada y sus respectivos partidos políticos (los democráticos o liberales en León y los legitimistas o conservadores en Granada). El mayor beneficio fue que dejaron de pagar a la corona española impuesto alguno.[16]

Posteriormente se da la anexión al Primer Imperio mexicano gobernado por Agustín de Iturbide decretada el 5 de enero de 1822. Iturbide fue obligado a renunciar en México, lo cual aprovechó el Congreso de las Provincias para reunirse en Guatemala el 1 de julio de 1823 y declarar la separación de México. En esa misma reunión también se aprobó la abolición de la esclavitud, convirtiendo a las Provincias Unidas del Centro de América en una de las primeras naciones del continente americano en abolir la esclavitud, junto con Chile en 1823, México en 1829, Uruguay en 1842 y Argentina en 1853, mucho antes que países como Estados Unidos de América (1865) y Brasil (1888).

Desde 1823, Nicaragua junto a los otros cuatro países centroamericanos formaron una federación llamada Provincias Unidas de Centroamérica, con un gobierno general residente en Guatemala y otro particular en la capital de cada provincia, siendo su primer presidente Manuel de Arce y vicepresidente Mariano de Beltranena. Los países centroamericanos no estaban de acuerdo con el sistema de gobierno de Arce ya que disolvió el congreso, el cual no lo apoyaba.

Finalmente tras años de conflictos civiles provocados por las diferencias entre los gobiernos federales y provinciales y las luchas de poder en las provincias se da la separación de la federación el 30 de abril de 1838 cuando Nicaragua la abandona, siendo el primer país en hacerlo, seguido ese mismo año por Costa Rica y Honduras.

Nicaragua tuvo una convulsa vida política durante la primera mitad del siglo XIX. Al ser Nicaragua el puente entre los dos océanos que fue utilizado para el desplazamiento de pasajeros de la ruta del tránsito propiedad de Cornelius Vanderbilt, ruta por la que circulaban los aventureros, comerciantes y emigrantes que viajaban desde el Atlántico de Estados Unidos, hasta California en donde, hacia 1848-49 se habían descubierto yacimientos de oro, la convierten en un punto estratégico e importante en Centroamérica.

En 1854, los generales liberales Castellón y Jérez contratan a través de Vanderbilt los servicios de Byron Cole, en calidad de mercenario. Posteriormente Cole le cede el contrato a William Walker. Este, amparado bajo la doctrina Monroe, se proclama presidente de Nicaragua e intenta hacer de la nación centroamericana un nuevo miembro de los Estados Unidos. Los filibusteros fueron derrotados en la Guerra Nacional que contó con la participación de todos los países centroamericanos, y que en lo que respecta a los nicaragüenses tuvo su episodio más glorioso en la batalla de San Jacinto.

Al concluir el conflicto, Nicaragua se hallaba gravemente debilitada económicamente, la ciudad de Granada había sido incendiada casi en su totalidad y se mantenía la rivalidad entre los liberales de León y los conservadores granadinos.

A partir de 1858 se inició, bajo predominio conservador, una etapa de recuperación económica e institucional, que constituye uno de los períodos más sobresalientes de la historia de Nicaragua conocido como "Primera República Conservadora" o los "Treinta años conservadores".

La economía, el desarrollo cultural y social, este último en menor medida debido a la desigualdad de clases, convirtieron al país en el más estable y rico de toda Centroamérica y en una de las mejores economías del continente americano, con un sólido régimen constitucional y una administración proba y austera de las finanzas públicas.

Todo esto provocó una nueva oleada de inmigrantes provenientes de Europa, principalmente de Alemania e Italia, lo que hizo florecer aún más la economía, mientras El Salvador, Honduras y Guatemala se mantenían en conflictos armados y en Costa Rica se daba una época de golpes militares.

Durante esta época se sucedieron en el poder Tomás Martínez Guerrero (1858-1867), Fernando Guzmán Solórzano (1867-1871), Vicente Cuadra y Ruy Lugo (1871-1875), Pedro Joaquín Chamorro y Alfaro (1875-1879), Joaquín Zavala Solís (1879-1883), Adán Cárdenas del Castillo (1883-1887), Evaristo Carazo Aranda (1887-1889) y Roberto Sacasa y Sarria (1889-1893).

Durante el gobierno Chamorro ocurre el Caso Eisenstuck (o Incidente Eisenstuck, en alemán Eisenstuck-Affäre), un conflicto diplomático entre el Imperio alemán y el gobierno nicaragüense, en que el puerto de Corinto fue ocupado por tres corbetas de la Marina Imperial alemana. En 1885, Nicaragua se unió a Costa Rica y El Salvador en una alianza militar para hacer frente a las pretensiones del presidente de Guatemala Justo Rufino Barrios, apoyadas por el presidente de Honduras Luis Bográn.

Nicaragua exporta principalmente café (un 64,9 %) y metales preciosos con un 13,8 %. En total el porcentaje de exportación de estos dos productos era de 78,7 % en 1913. Por tanto, Nicaragua dependía principalmente de la exportación de café.[cita requerida] Los principales compradores de las exportaciones nicaragüenses era Estados Unidos, seguido por Alemania. Estados Unidos aumenta sus importaciones durante los años 1907 a 1918, mientras que Gran Bretaña, Francia y Alemania las disminuyen.[cita requerida] Su principal socio comercial era Estados Unidos, ya que contenía una alta concentración de exportaciones (en 1917 llegó a obtener un 85 % de las exportaciones de Nicaragua).[cita requerida]

El período de los treinta y cinco años de gobiernos conservadores concluyó con la llamada Revolución Liberal del 11 de julio de 1893, cuando fue derrocado el Presidente Roberto Sacasa y Sarria y ascendieron al poder los liberales encabezados por el Doctor y General José Santos Zelaya López.

Zelaya aglutinó a la naciente burguesía criolla en torno a su persona e implantó un régimen dictatorial que le permitió perpetuarse en el poder hasta 1909, haciendo uso del destierro y la represión en contra de sus adversarios. Esto a la postre dio inicio a una etapa de inestabilidad política. No obstante, en términos económicos, durante su gobierno se continuó con el desarrollo del país sufragado por la amplia solvencia y excedentes económicos existentes, permitiéndole a Zelaya ampliar su influencia en Centroamérica.

En 1907 a Nicaragua le fue impuesta una guerra por los gobiernos de Honduras y El Salvador. El triunfo de las tropas nicaragüenses sobre un ejército combinado de hondureños y salvadoreños en la llamada batalla de Namasigüe y la posterior entrada en Tegucigalpa ocasionaron la rendición del general Manuel Bonilla en la isla de Amapala y la caída de su gobierno.

Durante la presidencia de Zelaya se promulgó una nueva Constitución conocida como La Libérrima que declaraba el estado laico (separación entre el Estado y la Iglesia católica), la obligatoriedad de la educación primaria, la secularización de los cementerios y la despenalización del aborto, entre otras medidas consideradas como avanzadas para su época. Otro logró importante fue la fundación de la primera Academia Militar de Nicaragua, fundada el 11 de julio de 1904, que contó entre sus organizadores e instructores a militares provenientes de Alemania y Chile. Entre estos se destacó el coronel Carlos Uebersezig, quien se desempeñó en el cargo de instructor hasta 1909. Otros alemanes fueron los coroneles Carlos von Grafenhvost y Enrique Berew. Entre los chilenos estaban Joaquín Ortiz y Erwin Keife.

Se inició nuevamente la guerra civil entre los liberales que mantenían el poder y los conservadoras quienes solicitaron la ayuda de los marines estadounidenses. Estados Unidos intervino militarmente en 1912 para vencer a José Santos Zelaya y los liberales, que se niegan a contraer con Estados Unidos un préstamo que trae aparejado el establecimiento del control financiero estadounidense en Nicaragua. Instalado en el poder, el presidente Adolfo Díaz contrae el préstamo otorgando los ingresos aduaneros como garantía y aceptando un supervisor general estadounidense de aduanas, designado por los banqueros de Nueva York con la aprobación del Departamento de Estado. De aquí data la instalación en Managua de una guarnición estadounidense que se mantuvo durante trece años, de 1912 a 1925. Contra está ocupación se destacó el General Benjamín Zeledón muerto el 4 de octubre de 1912 luego de la batalla de La Barranca, Masaya en donde las fuerzas liberales sitiadas fueron derrotadas por los fuerzas conservadoras y estadounidenses.

La Asamblea Nacional (el Congreso) designó Presidente al también liberal José Madriz Rodríguez que no fue del agrado de Estados Unidos (ya lo había expresado en la Nota Knox cuando hacía referencia a "un candidato a la presidencia íntimamente ligado con el viejo régimen").

Madriz mandó tropas a Bluefields contra los insurrectos y toma el fuerte de El Bluff que cierra el puerto de la ciudad quedando está bajo su control. La infantería de Marina de Estados Unidos fue desembarcada en la ciudad en mayo de 1910 por lo que esta se mantuvo del lado rebelde al no poderla tomar las tropas gubernamentales. Las aduanas de Bluefields quedaban bajo control de Madriz pero la Armada de Estados Unidos estableció otra aduana bajo autoridad de Estrada, y el gobierno de Estados Unidos manifestó, ante la protesta del gobierno de Nicaragua, que cada fracción cobre derechos sólo en el territorio que se halle bajo su dominio.[17]

José Madriz renuncia a la presidencia el 19 de agosto y poco después entran en Managua los generales Estrada Morales y Chamorro Vargas. La nueva Asamblea Nacional nombra Presidente a José Dolores Estrada Morales, quien cedió el poder a su hermano, el general sublevado Juan José, siendo nombrado vicepresidente Adolfo Díaz, que había sido empleado de las minas La Luz y Los Ángeles y era conocido por el secretario de Estado Knox.

El día 1 de enero de 1911 Estados Unidos reconocen al nuevo gobierno de Nicaragua. Estrada Morales firmó con Estados Unidos los Pactos Dawson (por Thomas C. Dawson, enviado del gobierno estadounidense), y convocó elecciones para formar una nueva Asamblea Constituyente, que elaboró una nueva Constitución.

Durante el principio del siglo XX, el país se caracterizó por la inestabilidad política e intervenciones armadas de Estados Unidos en 1912 y el período entre 1927 a 1933.

Además, durante este tiempo, surgen algunas discrepancias con Colombia por problemas territoriales, ya que con ese país no se había definido claramente los derechos sobre la costa de Mosquitos (territorio perteneciente a Colombia). El 24 de marzo de 1928 se firma el tratado Esguerra-Bárcenas, en el cual, Colombia reconoció la soberanía a Nicaragua sobre las islas Mangle y la Costa de Mosquitos desde el cabo Gracias a Dios y hasta el río San Juan (por su parte Nicaragua reconoció la soberanía y propiedad de Colombia sobre el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. En 1930 se realizó el Acta de Canje de dicho Tratado.

Uno de los personajes importantes de la primera mitad del siglo XX fue Augusto Nicolás Calderón Sandino, mejor conocido como Augusto C. Sandino, general de origen campesino, que cuando liberales y conservadores llegan al pacto del Espino Negro continuó la lucha contra la intervención estadounidense. La última entrevista que diera el general Sandino fue el 3 de febrero de 1933 a Adolfo Calero Orozco (1899-1980), periodista de La Prensa, un día después de suscribir con el presidente Juan Bautista Sacasa los Convenios de Paz, los cuales implicaron la disolución de su Ejército y, en la práctica, la firma de su sentencia de muerte. El asesinato de Augusto C. Sandino se ordenó a las siete de la noche en la oficina del jefe director de la Guardia Nacional y se ejecutó aproximadamente a las 23:00 en un predio de barrio Larreynaga, entonces periférico de la Vieja Managua, el 21 de febrero de 1934.

Dictadura Somocista

Desde 1936 a 1979, Nicaragua vive una era marcada por la sucesión en el poder de distintos dictadores, pertenecientes a la familia Somoza.

Desde su Independencia, hasta la Revolución de 1979 Nicaragua estuvo muy influida por tres poderosas familias: Sacasa, Chamorro y Somoza.

El nuevo auge económico en los años cincuenta y sesenta coexiste con la inestabilidad política. El crecimiento económico de esos años provocó un gran desarrollo de la capital Managua. Sin embargo, el violentísimo terremoto del 23 de diciembre de 1972 provocó la destrucción de la ciudad y la muerte de más de 10 000 personas. Lo que vino después fue la corrupción del gobierno somocista en el manejo de la ayuda internacional.

Pese a la corta duración que tuvo el conflicto armado, los continuos bombardeos en las ciudades provocaron la muerte de más de 50 000 personas. El pueblo nicaragüense con la vanguardia de «los Muchachos» del FSLN logra derrocar a Somoza el 19 de julio de 1979. El FSLN, apoyado por México, Cuba, la Unión Soviética y los países del Bloque Socialista, realizó cambios sociales, expropiando propiedades de la clase alta del país en general en una clara visión para instaurar el socialismo. Hacia el año 1981, gracias al apoyo de la URSS, el Ejército Popular Sandinista se había convertido en la fuerza militar más poderosa en la historia de Centroamérica.

Sin embargo, la etapa sandinista se tradujo en la continuación del conflicto Este-Oeste entre las dos superpotencias de la Guerra Fría. Se formaron los contras armados y financiados por el Gobierno de Estados Unidos, incluso tras la victoria electoral del sandinismo en 1984. Muchos nicaragüenses emigraron a Estados Unidos, Canadá, México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, países occidentales de Europa y Australia durante la guerra civil; escapando de la persecución política, el Servicio Militar Patriótico y el estado económico del país.

En febrero de 1990, se celebraron elecciones generales bajo la supervisión de varios observadores internacionales. Violeta Barrios de Chamorro, candidata antisandinista de la Unión Nacional Opositora, ganó las elecciones. Violeta Barrios de Chamorro inició un programa de reconstrucción nacional que estableció la reforma monetaria, la reducción del ejército y la desmovilización de la contra. Gracias a estas reformas la altísima tasa de inflación disminuyó; el crecimiento económico comenzó a ser positivo, las exportaciones crecieron y el país comenzó a reconstruirse, aunque el desempleo se agudizó por los miles de combatientes que se reintegraron a la vida civil. Se privatizó la Banca, las Minas, el transporte, la salud, la educación. Este modelo de gobierno facilitó un auge de la empresa privada.

En 1996 se celebraron nuevas elecciones en las que ganó Arnoldo Alemán, candidato del Partido Liberal Constitucionalista. Durante los meses de septiembre y octubre de 1998 trascendieron, a través de distintos medios de comunicación y de la oposición, tanto sandinista como liberal disidente, las presuntas prácticas de nepotismo en las altas instancias del Estado por parte de familiares y allegados al presidente de la República.[cita requerida]

Todas las acusaciones pasaron a segundo plano cuando a finales de octubre de 1998 se produjo el paso del huracán Mitch por el territorio nicaragüense. Solo en Nicaragua murieron casi 4000 personas, 5000 resultaron desaparecidas y más de un millón de personas resultaron damnificadas. A todo ello se le unieron cuantiosos daños materiales y económicos que devastaron aún más la ya de por si maltratada economía nicaragüense.

Posteriormente al desastre, y en parte a consecuencia del mismo, el país tuvo que hacer frente a una grave crisis política y social en 1999. Esto se produjo por la depuración, iniciada por el gobierno de Arnoldo Alemán, de los sectores vinculados al sandinismo en el Ejército de Nicaragua. A ello se unieron las protestas de estudiantes y trabajadores en demanda de sus reivindicaciones.

En las elecciones legislativas y presidenciales celebradas el 4 de noviembre de 2001, la victoria fue para Enrique Bolaños Geyer del Partido Liberal Constitucionalista.

En el año 2006 se celebraron nuevas elecciones, las cuales fueron ganadas por el candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Daniel Ortega Saavedra.

En noviembre de 2008 se celebraron elecciones municipales. Con observación electoral de más de 150 observadores internacionales, entre ellos los representantes del Protocolo de Tikal compuesta de miembros de América Central y América del Sur, el Protocolo Suramericano de Quito, y el consejo latinoamericano de expertos electorales (CCELA), que arrojaron un balance oficial de 105 alcaldías para los sandinistas, frente a solo 41 para los dos partidos opositores (ALN y PLC).

En el año 2012 y tras once años de litigio con Colombia por la soberanía de una porción de aguas territoriales colombianas que demandaba Nicaragua, la Corte Internacional de Justicia emitió una sentencia a favor del país centroamericano, concediéndole a este una ampliación de su frontera marítima hacia el oriente, en detrimento de la del país suramericano.[18]

El presidente estadounidense Donald Trump firmó en noviembre de 2018 una "orden ejecutiva" que declara al gobierno nicaragüense una "amenaza a la seguridad nacional" de Estados Unidos. En diciembre, aprobó la "Ley de Condicionalidad de la Inversión Nicaragüense". Este "Nica Act" autoriza sanciones contra el Frente Sandinista de Liberación Nacional y tiene como objetivo limitar el acceso de Nicaragua a préstamos internacionales.[19]

En 2017, según el índice de Brecha Global de Género del Foro Económico Mundial, Nicaragua es el país con mayor equidad de género de América Latina.[20]

El 18 de abril de 2018 se presenta un nuevo acontecimiento político-económico, cuando el gobierno de Daniel Ortega estableció reformas al seguro social del INSS que afectaba a los pensionistas y cotizantes de dicha institución, provocando protestas en contra de dichas reformas, que fueron reprimidas por órdenes de la presidencia, mediante el uso de los cuerpos policiales. Estas protestas se destacaron por el asesinato de estudiantes de la oposición a manos de unidades de la Policía Nacional de Nicaragua y grupos paramilitares leales al gobierno, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos 328 ciudadanos murieron como resultado de las represión a las protestas ciudadanas,[21]​ en los que se incluye una veintena de policías y simpatizantes del gobierno.

Bandera de Nicaragua

Escudo de Nicaragua

Himno de Nicaragua

Nicaragua no contaba con ave nacional por decreto, el presidente Enrique Bolaños Geyer en 2004 dijo que iba a lanzar el decreto que no incluiría al ave Eumomota superciliosa (guardabarranco) ya que es el ave nacional de El Salvador por lo que se pondría al Momotus momota (barranquero) como ave nacional, pero no se lanzó el decreto. El 15 de junio de 2012 fue declarado de forma oficial ave nacional.

Flor de Sacuanjoche

Árbol de Madroño

Guardabarranco

Nicaragua se divide en 15 departamentos y 2 regiones autónomas, los departamentos hoy en día solo tienen propósitos meramente administrativos. No tienen autoridades, ni propias ni delegadas del poder central. Los departamentos se dividen a su vez en municipios regidos por un alcalde y un concejo municipal.[22]

En 1987, se han creado dos regiones autónomas a partir del antiguo departamento de Zelaya y la Región autónoma de la Costa Caribe Norte y Sur, las cuales son regidas por un gobernador Regional y un Concejo regional. La reforma a la Constitución Política de Nicaragua de 2014 modifica el nombre de las regiones por Costa Caribe en lugar de Costa Atlántica. Estas regiones autónomas están pobladas básicamente por poblaciones indígenas y su gobierno comunitario se rige por las normas propias de estas culturas.[22]

Nicaragua es una república constituida por cuatro poderes: el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial y el Electoral. El poder ejecutivo es ejercido por el presidente, quien es elegido para un período de cinco años mediante sufragio universal. El poder legislativo está radicado en la Asamblea Nacional (unicameral), formada por 92 diputados electos por cinco años. Una Corte Suprema de Justicia integrada por 16 magistrados es la cual se encarga de vigilar el sistema judicial. Las contiendas electorales son responsabilidad del Consejo Supremo Electoral. Administrativamente, Nicaragua está dividida en 153 municipios circunscritos, en quince departamentos y dos regiones autónomas.

Los partidos políticos principales son (orden alfabético):

La Asamblea Nacional de Nicaragua es el órgano que ejerce el poder legislativo en Nicaragua. Está integrada por 92 diputados que son electos junto a sus suplentes para un período de cinco años mediante el voto universal, igual, directo, libre y secreto. Del total de diputados 70 son electos de acuerdo a las circunscripciones departamentales y regiones autónomas, mientras que el resto tendrán carácter nacional.

La Constitución de Nicaragua dispone que el presidente y vicepresidente de la República ocuparán los cargos de diputados propietario y suplente, respectivamente, una vez hayan culminado su período constitucional, también harán lo mismo los candidatos a presidente y vicepresidente que hubiesen obtenido el segundo lugar.

La Asamblea Nacional es constituida el 9 de enero del año posterior a la elección. Todos los diputados gozan de la inmunidad parlamentaria en el ejercicio de sus funciones como diputado. Anteriormente a la Revolución Sandinista, el poder legislativo era llamado congreso y su sede se encontraba en el Palacio Nacional de Nicaragua, actual Palacio de la Cultura.

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Nicaragua ha firmado o ratificado:

Inicialmente las protestas se produjeron el 13 de abril por el incendio forestal ocurrido en la Reserva Indio Maíz, en las cuales culpaban al gobierno de la República por no tomar las medidas adecuadas en el tiempo oportuno.[34]

El lunes 16 de abril, el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, anunció un paquete de reformas al reglamento de Seguridad Social que aumenta el aporte de trabajadores y empleadores al INSS, achica las futuras pensiones y crea un tributo ilegal a las pensiones del cinco por ciento, entre otras medidas, para salvar de la quiebra a dicha entidad.[35]

Dichas reformas eran sumamente perjudiciales para los jubilados y para la población en general, entre las cuales estaba el aumento de las cuotas patronales e individuales por parte de la empresa privada y trabajadores aportes que serían ingresados a un sistema de seguro social colapsado por la corrupción del partido de gobierno.

A causa de la crisis provocada por organismos no gubernamentales, más de 120 000 colaboradores perdieron sus empleos sin que se avisara una mejoría en cuanto a la caída de los indicadores económicos. Un grupo de nicaragüenses, operando bajo el hashtag #SOSINSS en redes sociales, se autoconvocó para realizar el primer plantón masivo en Camino de Oriente el miércoles a las cinco de la tarde. Sin embargo, al mediodía, un grupo pequeño se reunió en las afueras de uno de los edificios del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social con el propósito de exigir cuentas a la entidad. En este sentido el 18 de abril reiniciaron las protestas, ahora en contra de las reformas a la Seguridad Social, las que se tornaron violentas para un alzamiento general según el golpe blando y loluego que la primera dama y vicepresidenta, Rosario Murillo, ordenase hacer caminatas y piquetes a nivel nacional para apoyar las reformas. Desde ese momento, varios grupos afines al gobierno se colocaron en las principales rotondas y avenidas de Managua. En las rotondas también se vieron a adultos mayores, estudiantes uniformados y motorizados.[36]

Al darse estos enfrentamientos entre ambos grupos, ocurrieron los primeros heridos y fue anunciada los primeros tres muertos por parte del grupo opositor pero la Policía Nacional solo confirmó dos muertos,[37]​ además se usó las #fakenews en las redes sociales lo cual hizo que más personas se sumaran a las protestas en contra de las reformas al Seguro Social. Como respuesta, agentes de la Policía Nacional y patrullas antidisturbios llegaron hasta las manifestaciones intentando dispersar a los manifestantes con bombas lacrimógenas, lo que obligó a los opositores a atrincherarse y tomarse la Universidad Politécnica de Nicaragua,[38]​ algunas instituciones públicas, así como también centros de comercios que resultaron afectados con quemas y saqueos a los establecimientos.[39][40]

Ante estos acontecimientos el Presidente de la República, Daniel Ortega, revoca las reformas a la Seguridad Social, «con el objetivo de frenar la ola de violencia en busca de mejores opciones en aras de solventar la crisis de la institución, abogando siempre al sistema de diálogo tripartito».[41][42]

Sin embargo, los estudiantes afines al MRS y la Juventud Renovadora han llevado su descontento más allá de las reformas y afirman que protestan «contra la corrupción», para exigir libertad de prensa,[43][44][45][46]​ entre otros temas. Antes del 18 de abril, los universitarios de los recintos públicos habían o parecían estar a favor del gobierno.[47]

Dichas protestas han causado 325 muertes confirmadas por organismos internacionales como la CIDH y al menos 3,325 víctimas de lesiones según el Departamento para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.[48]​ Sin embargo, el gobierno en una comisión para esclarecer las muertes denominada "Comisión de la Verdad, Justicia y Paz", conformada por simpatizantes o aliados del gobierno,[49]​ afirma que la cifra llega a tan solo 197 personas, «todos sandinistas asesinados por la oposición».[50]

El 30 de agosto de 2018, el periódico The Boston Globe publicó un artículo de la Associated Press donde se relata lo siguiente: "Un Reporte de las Naciones Unidas publicados este miércoles respecto a cuatro meses de desasosiego en Nicaragua describe los esfuerzos de represión exhaustiva realizada por el gobierno que se extiende desde las calles hasta los tribunales. El reporte que emitió el Alto Comisionado de las Naciones Unidas hace un llamado al gobierno del Presidente Ortega a poner fin inmediatamente a la persecución de los protestantes y a desarmar a los civiles enmascarados que han sido responsables por muchos de los asesinatos y las detenciones arbitrarias y no desarmar a los tranqueros armados ya que son "democráticos". Más de 300 personas han sido matadas con violencia desde mediados de abril en esta nación centroamericana. El país vecino, Costa Rica, ha sido inundado con miles de solicitudes de asilo por parte de Nicaragüenses. El reporte describe arrestos ilegales, torturas y tribunales cerrados. Doctores, profesores, y jueces que se han pronunciado o protestado han sido despedidos de sus empleos en un acto que pretende desanimar a otras personas a que participen o apoyen las protestas. De acuerdo al reporte de la ONU, "El nivel de persecución es tal que muchas de las personas que han participado en las protestas, defendieron el derecho de otros a manifestarse o simplemente expresaron desacuerdo se han visto forzados a esconderse, han salido de Nicaragua o están intentando salir". Zeid Ra'ad al-Hussein, jefe de derechos humanos de la ONU, dijo en Ginebra que "la represión y represalias en contra de los manifestantes continúa en Nicaragua mientras el mundo mira hacia otro lado". Él urgió a la comunidad internacional a "tomar pasos concretos para que la actual crisis en Nicaragua no descienda hacia un más profundo disturbio social y político". El gobierno nicaragüense rechazó los reportes llamándoles "parciales" y dijo usaban fuentes de información de fuerzas anti-gubernamentales, negando el uso de la fuerza excesiva en contra de protestantes armados. Dijo que las Naciones Unidas no había sido invitada a evaluar la situación de derechos humanos sino invitada para acompañar a la comisión de verificación establecida como parte del diálogo nacional. Acusó al cuerpo global de exceder su autoridad."

Tras el informe de la ONU, el gobierno le retiró su permiso de estadía en el país.[51][52]

A inicios del mes de julio y después de semanas de protestas que exigían la renuncia del presidente Daniel Ortega, la Policía Nacional llevó a cabo una operación para "restablecer el orden y la libre circulación en el país". Durante los días siguientes la Policía Nacional y paramilitares armados grupos civiles de autodefensa fueron desplegados en bastiones importantes de la rebelión armada con el fin de desmantelar las barricadas o "tranques" que la oposición había levantado como método de autodefensa y de protesta.

La organización independiente Amnistía Internacional en su informe "Sembrando el terror: De la letalidad a la persecución en Nicaragua, señala el uso de "armas de guerra" por parte de la Policía Nacional y paramilitares vestidos de civiles. Entre éstas destacan: ametralladoras ligeras RPK y ametralladoras PKM, rifles de francotirador M24 Remington, una gran una variedad de rifles estilo AK-47 y al menos un lanzagranadas antitanque portátil tipo RPG-7. Al menos 11 personas resultaron heridas a causa de dichos enfrentamientos. la Cenidh, Vilma Núñez de Escorcia, precisó que 35 personas murieron en los municipios de Diriamba y Jinotepe, en el departamento de Carazo, y tres más en el departamento de Matagalpa.[53]

A partir del desmantelamiento de las barricadas, "la crisis entró en una nueva fase caracterizada por la persecución y criminalización de líderes sociales y de las protestas, personas defensoras de derechos humanos y aquellas involucradas o asociadas a las protestas". Agentes armados progubernamentales, de forma conjunta con la Policía Nacional, realizaron allanamientos de viviendas y arrestos legales de acuerdo a supuestas acusaciones de informantes locales. Varios miembros de las mismas familias (principalmente hombres jóvenes) eran aprehendidos en estas operaciones. En muchas ocasiones, los paraderos de estos individuos permanecieron desconocidos por varios días, hasta que sus familiares tuvieron conocimiento de que se encontraban detenidos en una estación policial o en las prisiones de “El Chipote”, “La Modelo” o “La Esperanza".[54]

La República de Nicaragua es un país ubicado en el centro geográfico del istmo centroamericano. Limita al norte con Honduras, al sur con Costa Rica, al oeste con el océano Pacífico y al este con el mar Caribe. Por razones administrativas, Nicaragua se divide en quince departamentos y dos regiones autónomas. Estos, a la vez, se dividen en municipios, que actualmente son 153.

En Nicaragua se encuentran desde sabanas, hasta montañas vírgenes con especies autóctonas, y goza de tener uno de los lagos más grandes del mundo, con especies exóticas como el tiburón de agua dulce; mesetas aún despobladas con clima primaveral todo el año en el centro y Pacífico del país, incluyendo zonas frías; playas aún vírgenes e impresionantes, donde actualmente se está asentando una oleada de nuevos turistas provenientes principalmente de Honduras y El Salvador, aprovechando además los bajos costos de los terrenos; volcanes activos; islas impresionantes y también poco exploradas aún como Ometepe, Zapatera, las Isletas de Granada o Corn Island, entre otras.

La Zona del Pacífico del país se caracteriza por ser la región volcánica y lacustre de Nicaragua, en ella se extienden la cordillera Centroamericana y la más elevada y ríspida cordillera Volcánica. El primer volcán es el Cosigüina, ubicado en la península homónima, dentro del golfo de Fonseca (muy popular entre turistas y autóctonos por ser en realidad una caldera sumergida de un gran cráter). Le sigue la cadena volcánica de los Marrabios o Maribios, que termina con el Momotombito; un islote en el lago Xolotlán. Hay también otros volcanes, como el Masaya o el Maderas y Concepción, formando estos dos últimos la isla de Ometepe en el lago Cocibolca (también conocido como el lago de Nicaragua). Esta zona goza de la presencia de otro gran lago: el lago de Managua.

Compuesta por los departamentos Rivas, Granada, Carazo, Masaya, Managua, León y Chinandega.

La Zona Central del país da fuente a otro gran río, el río Escondido, que se alimenta de la unión de los ríos Siquia, Mico y Rama. A lo largo de esta región se desplaza la cordillera Amerrisque o Chontaleña. En el norte de esta, presenta regiones secas como Nueva Segovia y montañosas y húmedas como Jinotega y Matagalpa. Estas zonas sirven de fuente a dos grandes ríos: el río Coco o Segovia y el Río Grande de Matagalpa. Nueva Segovia presenta las cordilleras de Dipilto y Jalapa, que sirven de frontera con Honduras, mientras que Jinotega a la cordillera de Isabelia y Matagalpa a la cordillera Dariense. La Zona Central se divide en los departamentos de Madriz, Nueva Segovia, Boaco, Jinotega, Estelí, Matagalpa y Chontales, también Río San Juan.

La zona del Caribe del país es una gran planicie cubierta de grandes bosques y enormes ríos corren por sus tierras. Entre los principales ríos de esta región que desembocan en el mar de las Antillas están: el Coco o Segovia, el Wawa, el Kukalaya, el Prinzapolka, el Bambana, el Grande de Matagalpa, el Kurinwás, el Escondido (y sus afluentes Siquia, Mico y Rama), el Punta Gorda y el San Juan. En la parte norte de esta zona se encuentra parte de la cordillera Isabelia y Dariense y hacia el sur un ramal de la del Amerrisque o Chontaleña. Como nota adicional en la zona Caribe se encuentra la selva de Bosawás, la segunda selva más grande del continente y hogar de una rica biodiversidad.

El Gran Lago Cocibolca.

Reserva Natural Selva Negra en carretera a Matagalpa.

Peñas Blancas, parte de la Reserva de Biosfera Bosawás.

Peña de La Cruz en la ciudad de Jinotega.

Islas del Maíz.

Nicaragua es un país de grandes lagos y abundantes ríos. Se pueden diferenciar tres vertientes, la del Caribe, la del Pacífico y la interna. Los ríos de la vertiente del Pacífico son cortos y en general con sistemas de drenaje estructurados por corrientes efímeras o intermitentes, con un régimen irregular y caudales de estiaje muy reducidos; sin embargo, en el período lluvioso se pueden producir grandes crecidas, con inundaciones severas en las partes bajas de sus cuencas.

Sus principales ríos son: el Negro, Estero Real, El Viejo, Atoya, El Tesorero, El Releajo, Posoltega, Telica, Chiquito, Izapa, Tamarindo, Soledad, Masachapa, Amalia, Las Lajas, Ochomogo, Grande y Brito. La vertiente del Caribe acoge a los ríos más largos y caudalosos, muchos de ellos con posibilidad de navegación. Los más importantes son el río Coco, que hace frontera con Honduras, el río San Juan, que hace frontera con Costa Rica, Tuma, Siquia e Indio.

Nicaragua se localiza en el centro del continente americano, esta privilegiada localización provoca que el país albergue una gran biodiversidad. En el país se localizan la mayoría de especies del Neártico y de la Región Neotropical, con la excepción de las especies de altas latitudes.

Este conjunto de factores junto con el clima y las ligeras variaciones altitudinales permiten que el país de cobijo a 248 especies de anfibios y reptiles, 183 especies de mamíferos, 705 especies de aves, 640 especies de peces y unas 5800 especies de plantas. Todas estas especies se distribuyen en los diferentes biomas del país: selvas umbrófilas, selvas tropófilas, bosques de coníferas, sabanas y matorrales.

El ave nacional de Nicaragua es el Guardabarranco. La región de las grandes selvas se localiza en la costa oriental del país. Se da la selva lluviosa en el Río San Juan y en las regiones autónomas Costa Caribe Norte y Sur. Este bioma agrupa a la mayor biodiversidad del país y se encuentra protegida en gran parte por la Reserva Biológica Indio Maíz en el sur y por la Reserva de Bosawás en el noreste de Jinotega. La reserva de Bosawás tiene una gran biodiversidad representada por el jaguar, el puma, el danto, la guacamaya y el águila harpía; además forma un gran corredor con los bosques del sur de Honduras que representan unas 2,4 millones de hectáreas, consideradas los pulmones de América Central y la segunda selva umbrófila en tamaño de América (Para más información ver Áreas protegidas de Nicaragua).

En general la fauna que compone a las selvas lluviosas del país son el jaguar, el danto, diversos tipos de monos, la guacamaya, el quetzal, el águila harpía, las serpientes y los cocodrilos.

La selva tropófila se da en la zona del Pacífico y en algunos puntos del norte y el Caribe del país. En estos bosques se da una estación seca durante el invierno, sin embargo llueve mucho durante la estación húmeda. Estos bosques albergan pumas, venados, monos y diversas especies de reptiles.

El bosque tropical de coníferas se da en la Costa Caribe Norte. Se caracteriza por la presencia de diversos árboles típicos del Neártico, como el pino. También se dan algunas especies de mamíferos como los venados y los coyotes.

Las sabanas se dan en todo el país y su vegetación varía según la región. Así en la Costa Caribe Norte hay sabanas cubiertas de pinos y en Rivas hay sabanas con especies propias de las selvas. La fauna de las sabanas se compone de venados, coyotes y pecarís; sin embargo, la mayoría de sabanas del país han sido convertidas en terrenos de cultivo y pastoreo.

Ctenosaura

Sylvilagus floridanus

Lepidochelys olivacea

Tursiops

Calocitta formosa

Carcharodon carcharias

Trichechus manatus

Fregata magnificens

Guarianthe aurantiaca

Bletia purpurea

Cascabela thevetia

Tagetes patula

Cebus capucinus

Odocoileus virginianus

Sciurus variegatoides

Didelphis marsupialis

Danaus plexippus

Guaiacum sanctum

Pulsatrix perspicillata

Alouatta palliata

Egretta thula

Falco peregrinus

Jaguar

Ateles geoffroyi

Nicaragua, al ubicarse en la zona intertropical, posee un clima tropical con variaciones dependiendo del relieve y la altitud; además incluye los vientos alisios del Océano Pacífico y el Mar Caribe. El clima de la costa del Pacífico es cálido durante todo el año y muy árido con un periodo estival muy seco y una estación de lluvias y alta humedad desde a mediados de mayo hasta principio de noviembre pero, con cortos periodos de calor y sequedad entre junio y julio.

La costa del Caribe presenta un clima muy húmedo durante todo el año con fuertes vientos alisios entre diciembre y febrero. La lluvia es muy intensa y a veces se generan inundaciones, este clima se clasifica entre tropical marítimo a tropical muy húmedo.

La zona del lago presenta un clima tropical con estación seca entre noviembre y abril y lluvias moderadas entre mayo a octubre. La temperatura suele ser elevada y la media ronda todo el año entre los 33 grados centígrados.

La zona montañosa presenta un clima templado, con tormentas de granizo ocasionales en la temporada de lluvias.

La actual población nicaragüense es multiétnica,[56]​ y se divide en todos los grupos raciales así como todas sus posibles mezclas, principalmente con una gran mayoría de mestizos a lo largo de todo el territorio. De este modo, se han realizado varios estudios genéticos para analizar la estructura mitocondrial de la población del país, en los que los resultados demuestran una formación étnica trihíbrida mestiza, con algunas variaciones regionales, por ejemplo: según el estudio «Genomic Components in America's demography», publicado en 2017 en Japón, un nicaragüense promedio presenta una composición de entre el 58 % y el 62 % de genes europeos, casi que exclusivamente españoles; 28 % de herencia indígena de diversas etnias mesoamericanas y un 14 % proveniente de África.[57]​ Otro estudio publicado en la revista Genetics and Molecular Biology, realizado en diferentes países de América Latina, mostró también una composición triple, en la que los nicaragüenses en general tienen un 69 % de herencia europea, seguida en segundo lugar por la africana en un 20% y en último lugar la amerindia en un 11%.[58][59][60][59]​ Finalmente, tomando en cuenta el cromosoma Y junto con diversos Y-SNPs, permiten clasificar la población nicaragüense dentro del acervo genético euroasiático, en particular, el grupo aportado principalmente por los colonos españoles resultó ser el mayoritario (43,63 %) mientras que los grupos nativo americano y africano también se observaron ambos con una frecuencia del 15,33 %.

El análisis del ADN mitocondrial el cual es importante en este estudio dado que este no forma parte de la información genética del núcleo y que es aportado exclusivamente por la madre a todos los hijos (varones y mujeres) y no por el padre, muestra por este método que el componente nativo americano del ADN de la actual población mestiza de Nicaragua alcanza un 88,95 %. Lo anterior sugiere que la base de la población nicaragüense se ha compuesto de una predominante participación paterna caucásica, principalmente española, con mujeres en su mayoría amerindias. Similares hallazgos y valores de composición en el mestizaje se han encontrado en diversos estudios realizados en poblaciones latinoamericanos. Cabe señalar que en el país también existen poblaciones más o menos puras que no se incluyeron en este estudio, como son los de origen caucásico que predominan en el norte del país, por su parte la población mestiza que es la inmensa mayoría predomina en el centro, sur y regiones del norte del país, y el grupo de afrodescendientes y nativos americanos que habitan en las costas que son muy poco habitadas.[58][61]

El primer censo de Nicaragua se realizó en 1778, cuando su población apenas sobrepasaba los 100 000 habitantes. El último censo realizado en 1995 arrojó una población de casi cinco millones de habitantes.

Según datos oficiales del Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos[62]​ en el censo de julio de 1906 se contabilizaron finalmente 501 849 personas y para mayo de 1950 eran 1 049 611. El último censo realizado en el año 2005 arroja un total de 5 142 098 habitantes,[63]​ muy por debajo de las estimaciones y a expensas de la reducción de la tasa de fecundidad, para una densidad de 42,7 habitantes por kilómetro cuadrado. La mayoría de la población nicaragüense (69 %) es principalmente de origen mestizo (mezcla de españoles, amerindios o africanos y en menor grado asiáticos). Corresponde el 5 % a grupos étnicos indígenas siendo los más numeroso el Miskito, Mestizo de la Costa Caribe, Chorotega Nahua-Mangue y Creol.[62]​ Se estiman que la población de blancos descendientes europeos es cerca al 25% (la principal fuente de inmigración fueron españoles peninsulares, siguiendo la inmigración alemana y en menor proporción italiana, francesa, asiática, inglesa y de otros países de Europa Oriental).[64]​ A mediados y finales del siglo XIX e inicios del siglo XX se incentivó la inmigración principalmente alemanes y franceses, otorgándoles terrenos para cultivos principalmente en las zonas de Estelí, Jinotega, Matagalpa, Managua - El Crucero, Carazo, Nueva Segovia y Madriz. Actualmente en departamentos de la zona Norte de Nicaragua (Estelí, Matagalpa, Jinotega) predominan descendientes de italianos, alemanes y en menor proporción de ingleses, alcanzando tasas de hasta 93 % de blancos. La población nicaragüense de origen africano (mulatos y afrodescendientes) corresponde al 9 % de la población, y habitan principalmente en las regiones caribeñas del país (donde la población es muy escasa y reducida). La mayoría de la población nicaragüense reside en la región occidental del país en los departamentos de Managua, Granada y León. Los extranjeros residentes en el país al momento de dicho censo sumaban el 0,6 % del total de la población nacional.[62]

La mayoría de la población afronicaragüense reside en la costa del Caribe del país, que también es la región más vasta y despoblada y son en su mayoría descendientes de antiguos esclavos provenientes finalmente de Jamaica cuando la región era un protectorado británico y conservan una rica cultura autóctona. De antaño los costeños han refutado la incapacidad que tiene el resto de los nicaragüenses (del Pacífico) para entender su identidad cultural, y aunque desde 1987 el Caribe cuenta con un sistema territorial diferente (Costa Caribe Norte y Sur) muchos sectores consideran que siguen olvidados por el estado central[65]​ y que no se ha dado todavía una reincorporación jurídica, política, económica, religiosa y cultural de la Costa Caribe al resto de Nicaragua.[66]

Hay comunidades de sirios, armenios, palestinos, judíos, y libaneses en Nicaragua con una población total de cerca de 30 000. Hay también una comunidad asiática de personas provenientes de Corea del Sur, de Japón, de Taiwán y de China. Estiman a la población china nicaragüense de aproximadamente 12 000.[67]​ Los chinos llegaron en los fines del siglo XIX, el segundo censo de la nación (en 1920) reveló a 400 personas de nacionalidad china. Estas minorías hablan español mientras que mantienen sus idiomas ancestrales también.

La población del país crece a un ritmo de un 1,8 % anual (uno de los más altos del Hemisferio). Este alto crecimiento se debe a una alta natalidad situada en un 24/1000 y a una mortalidad baja de 4,5/1000 que dejarían un crecimiento natural de 2,03 % anual; sin embargo la tasa neta de migración es negativamente alta, de tal forma que el crecimiento poblacional desciende a un 1,8 %.

Debido a los altos índices de pobreza y desempleo, muchos nicaragüenses han decidido emigrar a países como México, Canadá, Guatemala, Panamá y El Salvador, no obstante los principales países de destino para los nicaragüenses son Estados Unidos, Costa Rica y España. La emigración de nicaragüenses al exterior ha aumentado, a tal grado, que se estima que uno de cada seis nicaragüenses vive en el exterior. Las cifras más aceptadas indican que hay casi un millón de nicaragüenses en el exterior.

Zona sur de Managua actual centro financiero de la capital..jpg
Managua
Ciudad León.jpg
León
Ciudad Masaya.jpg
Masaya

Ciudad Matagalpa.jpg
Matagalpa
Tipitapa.jpg
Tipitapa
PEÑA DE LA CRUZ, JINOTEGA, NICARAGUA.png
Jinotega

Nicaragua tiene una población actual de 6 595 674. De la población total, El 49.3% son hombres y el 50.7% son mujeres. Casi el 58.7% de la población vive en la zona urbana.[2]

De conformidad con el Artículo 11 de la Constitución de la República de Nicaragua, el idioma oficial del país es el español. Una de las características más sobresalientes del castellano nicaragüense es la aspiración de la /s/ posvocálica como en muchas regiones de España e Hispanoamérica.

También en Nicaragua, como en Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Estado de Chiapas en México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Uruguay, Venezuela se utiliza el voseo; y así como en la región rioplatense, el uso del pronombre "vos" es parte de la norma culta y el uso del tuteo es casi inexistente.

Debido a la colonización británica de la Costa Atlántica, el creole es común al lado de lenguas naturales como miskito, rama y sumo y otras autóctonas sumando una veintena sin catalogar. También, debido a la cercanía de Estados Unidos y su influencia en el estilo de vida nica, es muy común encontrar personas bilingües en las principales ciudades como Managua, León, Granada, San Juan del Sur y Estelí, aunque también como parte de la apertura de la industria recreativa en estos sitios.

La denominación religiosa predominante en Nicaragua es el catolicismo, aproximadamente entre 46 y 49% de la población. Un segundo grupo religioso es el protestantismo que desde 2005 aumentó exponencialmente, actualmente abarca entre 35 y 38 % de la población y se encuentra dividido en varios grupos. Por su parte un tercer y significativo grupo de nicaragüenses, declara no seguir ninguna religión.

La religión es una parte importante de la cultura de Nicaragua y se reconoce en la Constitución. La libertad religiosa, que ha sido garantizada desde 1939, y la tolerancia religiosa las promueve tanto el gobierno nicaragüense como la Constitución. Nicaragua no tiene religión oficial, prácticamente es un estado laico. Las declaraciones de la Iglesia católica sobre temas nacionales se siguen de cerca. Se recurre a su autoridad en ocasiones estatales importantes. También se recurre a su mediación entre partes contendientes en momentos de crisis política.

La principal y tradicional confesión cristiana del país durante siglos ha sido la católica. Sin embargo, el número de católicos practicantes ha disminuido paulatinamente desde los años sesenta, cuando el 96 % de la población se declaraba católico. Mientras que los miembros evangélicos protestantes y la población que se declara sin religión ha crecido rápidamente en número desde los años noventa. También hay comunidades anglicanas y moravas en la costa del Caribe.

El catolicismo llegó a Nicaragua en el siglo XVI con la conquista española y se mantuvo hasta 1939. El protestantismo y otras confesiones cristianas llegaron a Nicaragua durante el siglo XIX, pero solo ganó muchos seguidores en la Costa Caribe durante el siglo XX.

Debido a la presencia inglesa en la Costa de los Mosquitos[69]​ o Mosquitia (Costa Caribe), la mayoría de los costeños son cristianos protestantes en su mayoría anglicanos. Ellos pertenecen a seis diferentes pueblos indígenas y comunidades étnicas:

La religiosidad popular gira en torno a los santos, que son percibidos como intercesores entre los seres humanos y Dios. La mayoría de las localidades, desde la capital Managua hasta las pequeñas comunidades rurales, rinden honor a «santos patronos», conforme al Calendario romano de la Iglesia católica, con fiestas religiosas solemnes y populares. En muchas comunidades, una rica tradición ha crecido en torno a las celebraciones de los santos patronos, sin duda una de las más importantes expresiones de fe del país y de más relevancia folklórica es la celebración del Tope de los Santos. Este constituye en el encuentro de las imágenes de Santiago, San Marcos y San Sebastián que se realiza tres veces al año en el departamento de Carazo el primer tope se realiza en enero con motivo de las fiestas de San Sebastián santo patrono de la ciudad de Diriamba, en ellas participan bailes tradicionales de la zona tales como El Güegüense, El Toro Huaco, el Viejo y la Vieja, el Gigante, entre otros. El segundo tope se realiza en el mes de abril con motivo de las fiestas de San Marcos Evangelista en la ciudad municipal de San Marcos, en ellas participan bailes típicos como la Vaquita de San Marcos y se reparten comidas y bebidas típicas como el picadillo y la chicha de maíz. El tercer tope se realiza en el mes de julio con motivo de las fiestas de Santiago Apóstol en la ciudad de Jinotepe, en estas fiestas participan bailes típicos de la zona como los Diablitos. También resaltan las festividades de Santo Domingo de Guzmán en Managua del 1 al 10 de agosto, muestra representativa del sincretismo religioso.

Los puntos culminantes del calendario religioso para las masas son la Semana Santa en León; La Purísima durante el 7 y 8 de diciembre, cuando se erigen elaborados altares dedicados a la Virgen María en los hogares, iglesias, centro comerciales y plazas [4]; y la Navidad y Año Nuevo.

La gritería es una fiesta religiosa popular nicaragüense en honor a la Inmaculada Concepción de María. Esta fiesta religiosa se celebra en todos los pueblos y ciudades de Nicaragua y en los lugares donde la colonia nicaragüense es importante como en Estados Unidos (particularmente en la ciudad de Miami), Costa Rica y El Salvador teniendo especial relevancia en El Viejo y León de donde es originaria.

Se celebra la noche del 7 de diciembre, víspera de la fiesta católica de la Inmaculada Concepción de María, devotos recorren las calles y visitan diferentes altares en honor a la Virgen María, en templos y casas particulares, realizando rezos, cánticos y quemando pólvora (cohetes y juegos pirotécnicos). A la vez que se grita «¿Quién causa tanta alegría?» y se responde «¡La Concepción de María!». Los habitantes de las casas reciben a los devotos con un «brindis», llamado popularmente «gorra».

La tasa de alfabetización es de un 78,0 %, por tanto el analfabetismo de la población está entre uno de las más altos del continente.[71]​ El Ministerio de Educación desarrolla programas para reducir el nivel de analfabetismo y elevar el nivel de educación de los que tienen un nivel básico.[72]

El sistema de educación en Nicaragua esta construido por cinco subsistemas. El primero es la educación básica, media y formación docente la cual está a cargo del Ministerio de Educación. La segunda es la educación técnica y formación profesional, la cual está a cargo del Instituto Nacional Tecnológico y el Ministerio de Educación. La tercera la educación superior, la cual está a cargo del Consejo Nacional de Universidades. Bajo la coordinación del Ministerio de Educación, es la educación extraescolar es el cuarto subsistema. Por último está el Subsistema Educativo Autonómico Regional de la Costa Caribe Nicaragüense, se encuentra bajo la coordinación del Ministerio de Educación y el Instituto Nacional Tecnológico.[73]

La estructura del sistema educativo en Nicaragua se inicia por la educación preescolar, en donde niños a partir de sus cuatro años hasta los seis años pueden asistir. Dicha educación no es obligatoria en el sistema educativo, sin embargo ayuda mucho al desarrollo social de un infante.[74]

La educación primaria brinda atención básica a los niños de seis o siete años a los doce años de edad y a los que se encuentran en situación de extraedad hasta los 15 años. Comprende 6 grados escolares divididos en dos ciclos: educación fundamental (primeros cuatro años) y segundo ciclo (5.º y 6.º grado).La educación primaria es obligatoria y gratuita.

La educación secundaria brinda atención educativa a jóvenes y adultos preparándolos para continuar sus estudios a nivel superior o participar eficientemente en la vida del trabajo. Comprende dos niveles: el ciclo básico (3 años de duración, diploma de curso básico) y el ciclo diversificado (dos años, bachillerato en humanidades o ciencias, con proyecto de investigación documental obligatorio). La educación técnica secundaria ofrece un programa de tres años de duración a los jóvenes de 15 a 18 años para el título de técnico medio así como para los estudios de formación docente.

La educación superior está comprendida por las universidades (públicas y privadas), los centros de educación técnica superior (institutos politécnicos y tecnológicos) y los centros de investigación y de capacitación. La educación técnica superior ofrece programas de 2 a 3 años de duración para el título de técnico superior. El título de licenciado requiere normalmente 4 a 5 años de estudios (6 años en el caso de medicina). Los programas de maestría requieren 2 años adicionales de estudios después de la licenciatura.[75]

En la actualidad existen muchos centros de educación superior en Nicaragua, en su mayoría privados, pero existen universidades públicas que reciben el 6 % constitucional el cual es disfrutado por el estudiante que acceda a estas universidades mediante exámenes de admisión los cuales comprenden dos pruebas (Lengua y Literatura y Matemática Básica) además de una prueba psicométrica de nivel de aprendizaje, esto equivale al 60 %, el 40 % restante es obtenido por las calificaciones de 10.º y 11.º grado de la educación secundaria. El 6 % constitucional es administrado por el centro universitario y por la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN).

Centros educativos en Nicaragua para la educación superior son más de 60 en total, los cuales se ubican ya sea en la capital o en distintos departamentos. En la capital, Managua, se encuentran alrededor de 30 universidades ya sea del sector privado o público. De igual manera, los departamentos como Boaco, Carazo, Chinandega, Estelí, Granada, León, Masaya y Jinotega cuentan con otras universidades.[76]


A continuación, se pueden ver distintos centros educativos en Nicaragua:

UAM- Universidad Americana

UNAN-MANAGUA Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua

UNA- Universidad Nacional Agraria

UCA- Universidad Centroamericana

UPOLI- Universidad Politécnica de Nicaragua

UNICA- Universidad Católica Redemptoris Máter

UCC- Universidad de Ciencias Comerciales



Escribe un comentario o lo que quieras sobre Nicaragua (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!