x
1

Ecuador



ECU orthographic.svg


de España
10 de agosto de 1809
9 de octubre de 1820[2]
24 de mayo de 1822[3]​ [2]
a la Gran Colombia
25 de junio de 1824
13 de mayo de 1830

5 271,1 km (zona continental)

Ecuador, oficialmente la República del Ecuador, es un país soberano y plurinacional, ubicado en la región noroccidental de América del Sur. La capital y ciudad más poblada del país es Quito.[13][14]​ Es miembro de la Comunidad Andina y está organizado en veinticuatro provincias. Limita al norte con Colombia, al sur y al este con Perú y al oeste con el océano Pacífico, el cual lo separa del archipiélago de Colón o islas Galápagos por aproximadamente mil kilómetros de la costa continental, entre la península de Santa Elena y la isla San Cristóbal. También limita con Costa Rica por la frontera marítima de la región insular.[15]​ La línea equinoccial o paralelo 0° atraviesa el país y divide los territorios continental e insular en dos, quedando así la mayor parte del territorio ecuatoriano en el hemisferio sur.[16]

La cordillera de los Andes divide la parte continental del país de norte a sur, dejando a su flanco occidental el golfo de Guayaquil y zonas de llanuras y piedemontes, y al oriente, la Amazonia. Ecuador ocupa un área de 256 370 km².[17]​ Es el décimo país más poblado de América, con más de dieciocho millones de habitantes, el más densamente poblado de América del Sur[18]​ y el quinto más densamente poblado en toda América.

Ecuador es considerado una reciente potencia energética basada en energías sustentables.[19][20]​ Además, se trata del país con una de las más altas concentraciones de ríos por kilómetro cuadrado en el mundo y[21]​ uno de los países de mayor diversidad por kilómetro cuadrado.[22][23]​ Por ende, uno de los países con mayor biodiversidad del mundo.[24]​ Es el primer país del planeta en tener los derechos de la naturaleza garantizados en su Constitución del año 2008.[25]

La lengua oficial es el español, hablado por el 99 % de la población, junto a otras trece lenguas indígenas reconocidas, que incluyen el kichwa y shuar. Para 2018, el IDH del Ecuador es catalogado como «alto», ubicándose en el puesto 81 en el mundo (junto a China) y decimosegundo en América. Con un PBI PPA de 205 457 millones de dólares estadounidenses, la economía ecuatoriana ocupa el puesto 64 en el mundo[26]​ y la sexta de Sudamérica.[27]​ El país en el mundo es uno de los principales exportadores de petróleo,[28]​ consta como el principal exportador de banano[29]​ y uno de los principales exportadores de flores, camarones y cacao.[30]​ Ecuador recibió en 2019 poco más de 1,3 millones de turistas extranjeros, lo cual posiciona al país como uno de los referentes regionales en recepción de turismo internacional.[31]

La primera referencia que se tiene de este país con relación al Ecuador terrestre está registrada en Noticias secretas de América en 1826, una publicación donde se recopila estudios realizados durante el transcurso del siglo XVIII, además de incluir los de la misión geodésica francesa; en esa obra se menciona por primera vez a los territorios de Ecuador como jurisdicción de la Real Audiencia de Quito.[32]​ El nombre de la República del Ecuador hace alusión a la línea ecuatorial de la Tierra que recorre sobre territorio ecuatoriano, de este a oeste.[33]

Los nombres fueron adoptados por el primer gobierno de los territorios que comprendían el distrito del Sur de la Gran Colombia, tras consumarse su separación el 13 de mayo de 1830. Antes de la Gran Colombia, durante el gobierno virreinal, este territorio estaba conformado por los departamentos de Guayaquil, Azuay y el de Ecuador, que junto a otros territorios perdidos comprendían la Real Audiencia de Quito. Debido a la ubicación de la nueva república y como una referencia simbólica de esta ubicación, se decidió denominarla con el nombre de la línea que divide el planeta en dos partes iguales. Durante el primer gobierno comandado en ese momento por el general Juan José Flores en la primera constitución de la nueva república, se creó oficialmente la «República del Ecuador», que, en ese entonces, estaba constituida por los territorios correspondientes a los departamentos de Guayaquil, Azuay y Quito (antes Departamento de Ecuador, que más tarde serían subdivididos en provincias).

Figurilla de cerámica femenina o Venus de la cultura valdivia entre 2600-1500 a. C. (imagen superior derecha). Asiento sacerdotal de piedra, simboliza la fertilidad de la Madre Tierra de la cultura manteña, entre 500-1500 d.C. (imagen inferior izquierda).

Llegaron inmigrantes amerindios del norte y se mezclaron con el pueblos amazónicos de ascendencia oceaníanico.[34]​ Los primeros asentamientos registrados en el actual territorio ecuatoriano datan 13 500 años,[35]​ en El Inga, cultura Las Vegas, Chobshi, Cubilán y pinturas rupestres amazónicas del Paleoindio. La época prehispánica comprende cuatro períodos: Paleoindio, Formativo, de Desarrollo Regional y de Integración o Periodo Incaico.

Durante el periodo formativo se descubrió la cerámica, con la posibilidad de que la cultura valdivia sea una de las alfareras más antiguas de América.[36]​ También se domesticaron especies vegetales, gracias a la diversidad biológica y climática de la región; entre ellas, cabe mencionar: piña, papaya, zapallo, maní, tomate, tomate de árbol, naranjilla, ají y cacao. La agricultura con un alto nivel de desarrollo en las zonas secas muestra restos de obras para recolección e infiltración de agua, y un sistema social conocido como albarradas,[37]​ que alteran el paisaje; las laderas de montañas en muchas regiones del país tienen restos de andenerías; mientras que en las zonas bajas y húmedas, en las vegas de ríos y orillas de lagos, se encuentran restos de camellones o grandes camas de cultivo con riego por inundación. Este último sistema es especialmente interesante por su dimensión en las cuencas de los ríos del litoral, como el río Guayas, con miles de hectáreas dedicadas al cultivo en camellones de gran tamaño.

La cultura manteña, ubicada en la parte central del litoral ecuatoriano, controló una amplia ruta de comercio marítimo, basada en la navegación de cabotaje con grandes balsas impulsadas por velas. En el litoral norte, la cultura La Tolita produjo una metalurgia ornamental de alto nivel, principalmente en oro, plata y aleación de platino. La alfarería de las culturas Bahía y Jama-Coaque es recargada de detalles, y recuerda un tanto a la asiática, dando lugar a teorías de intercambio cultural transoceánico que no han podido probarse. Los pueblos de la sierra norte construyeron complejos funerarios y astronómicos como el de Cochasquí.

El territorio de Ecuador formó parte del Imperio Inca del Norte hasta la conquista española en 1533.[38]​ A la llegada de los incas, se estima que habitaban en el territorio del actual Ecuador más de 36 nacionalidades, entre las más numerosas eran: Pastos, Caranquis, Imbayas, Paltas, Puruháes, Panzaleos, Cañaris, Hambatus. La influencia incaica se hizo sentir especialmente en el callejón interandino del sur y centro del país, que formaron parte del Tahuantinsuyo; la región norte se mantuvo parcialmente independiente hasta la llegada de los españoles, y tiene una de las mayores presencias de fortalezas o en el imperio Inca; mientras que las regiones de la costa y la Amazonía mantuvieron su independencia. Durante el imperio Incaico, se construyeron algunos asentamientos con evidente influencia cuzqueña, los más importantes fueron Ingapirca (aún se conserva buena parte de los restos arqueológicos) y Tumipampa (Tomebamba) (actualmente ciudad de Cuenca fundada sobre sus ruinas en algunos sectores).[39]

En 1534, el capitán español Sebastián de Belalcázar conquistó las tierras ecuatorianas. Este, una vez tomada Quito, la refundó como ciudad española el 6 de diciembre de 1534, bautizándola como San Francisco de Quito en honor a Francisco Pizarro. Quito era capital de la Presidencia de Quito y de la Real Audiencia de Quito, que formaba parte del Virreinato del Perú. Los españoles utilizaron los asentamientos urbanos indígenas y varios elementos de la estructura social autóctona como base de las nuevas ciudades mestizas, para colonizar los territorios que ocuparon.

Los indígenas los superaban en número, pero los ibéricos tenían una mayor fuerza militar, gracias a lo cual sometieron a las poblaciones indígenas, obligándoles a abandonar los valles templados de la Sierra y ubicarse en los páramos altos. Los incas, además de estar enfrentados entre sí en guerras internas, desconocían las armas de fuego. Se dice que muchos indígenas pensaron que los españoles que montaban sus caballos eran seres de cuatro patas y comparaban el sonido de los cañones con el de los truenos. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que los indígenas empezaran a defenderse, a pesar de su desventaja.

Quito fue el principal asiento español en la zona, y de ella partieron las expediciones que permitieron el descubrimiento del río Amazonas, y la fundación del resto de ciudades ecuatorianas. En 1739, Ecuador se integró en el Virreinato de Nueva Granada junto con Caracas, Panamá y Santa Fe de Bogotá. Las relaciones entre la población autóctona y los recién llegados se rigieron por instituciones jurídicas como la Mita y la Encomienda, esta última aprobada por las Leyes de Burgos en 1512[40]​ para la defensa de los indios. Enfermedades como el sarampión diezmaron la población indígena.

Esto hizo que para el trabajo forzado se trajera población africana negra, en calidad de esclavos, lo que contribuyó al mestizaje del Ecuador. Gran parte de la población negra en el país se encuentra en la actual Esmeraldas. Se dice que un barco de esclavos naufragó frente a las costas esmeraldeñas y una gran cantidad de esclavos quedaron ahí con dos españoles supervivientes que murieron al poco tiempo. Durante la época virreinal se desarrollaron las artes, especialmente la arquitectura, pintura y escultura. En la Colonia se destaca la Escuela Quiteña, como un espacio de alta producción artística, famosa hasta la actualidad, por artistas como Miguel de Santiago, Caspicara y Bernardo de Legarda, entre otros.

Los primeros movimientos empezaron en 1809, con la rebelión de los Criollos contra el dominio español conocida como Primer Grito de Independencia Americana. Aunque hay otros precursores como Eugenio Espejo, sabio criollo de origen mestizo que lanzó las primeras proclamas por escrito en la publicación «El Nuevo Luciano de Quito». Los sublevados formaron una Junta de Gobierno provisional el 10 de agosto de 1809 en Quito, sublevando el poder Español y gobernándose autónomamente; sin embargo los participantes terminaron encarcelados y asesinados en la Matanza del 2 de agosto de 1810. Este capítulo de la historia ecuatoriana fue tomado como ejemplo en el inicio de varios procesos libertarios en Iberoamérica. En esa fecha los sublevados propugnaban el liderazgo de una junta autónoma de gobierno, cambiar las autoridades en Quito, y mantener su autonomía al utilizar la estrategia de las máscaras de Fernando VII; que consistía en jurar una falsa lealtad al cautivo rey Fernando VII con el fin de mantener la autonomía.[41]​ La historiografía del Ecuador considera este suceso como el Primer Grito de Independencia Hispanoamericana y el inicio del proceso de emancipación de la región. Terminado el dominio francés y con la negativa del rey de España, Fernando VII, de acatar la Constitución de Cádiz, se desencadenaron una oleada de movimientos independentistas en la América Española.

Guayaquil inició su proceso independentista que tuvo lugar el 9 de octubre de 1820,[42]​ con el propósito de romper los lazos coloniales que existían entre el territorio de la Provincia de Guayaquil y el Imperio español, y que dio paso al surgimiento de la Provincia Libre de Guayaquil. La independencia de Guayaquil marcó el comienzo de la guerra de independencia en la Real Audiencia de Quito como parte de las guerras emancipadoras de Hispanoamérica. Entre los factores más influyentes para su desencadenamiento se puede determinar la voluntad de los criollos, quienes poseían un alto estatus social y económico, de obtener el poder político.

Es así como la antigua Presidencia y Audiencia de Quito consigue escindirse de la metrópoli en la batalla de Pichincha del 24 de mayo de 1822, gracias al triunfo del mariscal Antonio José de Sucre, lugarteniente de Simón Bolívar, con ayuda del Ejército Protector de Quito, formado por las tropas independentistas guayaquileñas ideadas por el poeta José Joaquín de Olmedo. El territorio de Guayaquil (que se había separado de España el 9 de octubre de 1820 y mantenía un gobierno propio) pasó a formar parte de la Gran Colombia bajo el nombre de Distrito del Sur junto a los territorios de Quito y Cuenca. El colapso de la nueva república dio lugar a la formación de los Estados soberanos de Nueva Granada (actuales Colombia y Panamá), Venezuela y Ecuador en 1830. Cuando en 1822 el ejército independentista, comandado por Antonio José de Sucre, venció a las fuerzas realistas en la Batalla de Pichincha, los territorios pasaron a formar parte de la Gran Colombia, pero la gran rivalidad entre su presidente, Simón Bolívar, y su vicepresidente, Francisco de Paula Santander, ocasionó su disgregación. Desde 1830, año del fin de la Gran Colombia, las naciones de Ecuador, Colombia, Venezuela y Panamá mantuvieron su nexo político y económico, ya que continuaron como Estados federados durante cinco años más.

La República de Ecuador vio la luz el 13 de mayo de 1830 cuando se separó de la Gran Colombia. Juan José Flores tomó las riendas del nuevo Estado convirtiéndose en su primer presidente.[43]​ Flores inició la organización del país tomándole cinco años de mandato interrumpido de 1834 hasta 1839 (periodo donde el país acumuló una cuantiosa deuda externa principalmente debido a la adquisición de material bélico); año en que Vicente Rocafuerte asumió la curul presidencial. Cuando el venezolano fue elegido para un tercer período presidencial, los grupos de poder de la costa iniciaron un levantamiento popular con el fin de abatir el militarismo extranjero el 6 de marzo de 1845, la llamada "Revolución marcista".

José Joaquín de Olmedo, presidente de turno y gran pensador guayaquileño que se mantuvo en el poder solo hasta que el legislativo llamó a elecciones y se nombró a Vicente Ramón Roca como tercer presidente constitucional del Ecuador. De 1845 a 1859 se vivió un período de gobiernos liberales hasta que una nueva revuelta llevó a nuevas elecciones en donde la figura de Gabriel García Moreno llegó a la política nacional en 1859, tras la reunificación del país luego de la batalla de Guayaquil, hasta 1875, año en que es asesinado. Los gobiernos de García Moreno son criticados desde la esquina liberal anticatólica como un régimen autoritario, represivo y dictatorial vinculado al clero católico. Gabriel García Moreno fomentó una política de construcción de obras públicas como carreteras, el ferrocarril, escuelas, colegios, universidades y hospitales. Todo este período fue de represión contra los liberales ecuatorianos.[44]​ García Moreno, cuando se encontraba en su tercera presidencia, fue asesinado en el balcón del palacio de Carondelet en Quito por manos de un grupo de liberales radicales, en el que destaca Faustino Lemus Rayo. Según la versión conservadora su asesinato de debió por intereses políticos de los liberales que querían llegar al poder, mientras que para los liberales se trató de un acto "patriótico". Además se conoce que su muerte era una conspiración liderada por la Francmasonería en rechazo a su piedad Católica y protagonismo en la consagración del Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús.[45]​ Tras la muerte de Don Gabriel García Moreno, los dos partidos políticos del Ecuador trataron de unificar su pensamiento hacia lo que se denominaría el progresismo a una suerte de conservadurismo liberal. Antonio Borrero Cortázar asumió la presidencia como fruto de esta unificación, pero apenas duró un año en el poder y sería seguido por Ignacio de Veintemilla y la posterior aparición del revolucionario progresista General Eloy Alfaro Delgado.

El momento más importante de la historia del progresismo sería cuando en el período del presidente Luis Cordero se realizó la conocida Venta de la Bandera lo que desencadenó en la revuelta militar que dio origen al liberalismo ecuatoriano con Eloy Alfaro como presidente constitucional. El periodo liberal dura desde el 5 de junio de 1895 hasta el 9 de julio de 1925 con los gobiernos del General Eloy Alfaro, General Leonidas Plaza Gutiérrez, Dr. Alfredo Baquerizo Moreno y Dr. José Luis Tamayo. Es de destacar el asesinato del General Eloy Alfaro y sus acompañantes el 28 de enero de 1912 cometido en la ciudad de Quito, después de ser sacados de la cárcel donde habían sido conducidos tras las derrotas en los combates de Huigra, Naranjito y Yaguachi. En la constitución de 1897 se estableció la libertad ante la ley, la libertad de pensamiento, la abolición de la pena de muerte para los delitos políticos y la garantía absoluta a la vida. Además, se suprimió la participación de un eclesiástico en el consejo de Estado y se aceptó la libertad de cultos.

En la constitución de 1906, se suprimió a la religión católica como religión oficial, se estableció la educación laica, se separó la Iglesia del Estado, se reconoció la libertad de conciencia en todas sus expresiones y se prohibió que los religiosos sean legisladores, además se aprobó el divorcio. Destacó la cruel matanza del 15 de noviembre de 1922 cometida contra el pueblo guayaquileño que pedía pan durante el gobierno del Dr. José Luis Tamayo y que quedó impune, narrada magistralmente por el escritor Joaquín Gallegos Lara en su obra "Las cruces sobre el agua". Tras el golpe de Estado del 9 de julio de 1925 hubo un Gobierno Plural Civil-Militar en el cual cada integrante de la junta gobernaba por una semana, gobernando así hasta marzo de 1926 cuando la junta cesó su actividad y se nombró como presidente a Isidro Ayora quien expidió una nueva constitución, la número trece. En su gobierno se creó el Banco Central del Ecuador, Banco de Fomento, Superintendencia de Bancos, Caja de Pensiones, Dirección Nacional de Aduanas, entre otras dependencias estatales; en 1930 se produjo una deflación general y Ayora se vio presionado a renunciar, dejándole el poder al ministro de Gobierno, Luis Larrea Alba, quien asumió el poder el 24 de agosto de 1931 y ante la negativa del congreso para adquirir poderes plenos, decidió disolverlo y el pueblo reaccionó frente a la dictadura y así él entregó el poder al presidente del Senado, Alfredo Baquerizo Moreno, quien convocó comicios presidenciales para octubre, y tras una serie de problemas de gobiernos, Velasco Ibarra se posesiona en 1934. Sería hacia 1941 justo y en curso de la segunda guerra mundial que el Perú invade la provincia de El Oro lo que desencadenaría la Guerra peruano-ecuatoriana durante el gobierno del liberal Dr. Carlos Arroyo del Río y que concluyó con el Protocolo de Río de Janeiro firmado el 29 de enero de 1942 cuando el sur del Ecuador se encontraba invadido. La gran figura de la política ecuatoriana desde mediados de los años 30 hasta inicios de los 70 fue el Dr. José María Velasco Ibarra quien ejerció la presidencia del Ecuador en 5 ocasiones, pero solo pudo culminar su tercer mandato. Fue presidente en 1934-1935, 1944-1947, 1952-1956, 1960-1961 y 1968-1972.

Hacia comienzos de 1972, el Ecuador era un país sumido en el caos, con un presidente convertido en dictador civil, elecciones generales próximas a celebrarse y actores políticos cuyas futuras acciones eran impredecibles. Finalmente, las fuerzas armadas decidieron intervenir, tomarse el poder e interrumpir el incipiente sistema constitucional en el que el país estaba inserto desde 1968. En febrero de 1972, hubo un golpe de Estado que tomó por sorpresa a la opinión pública y a la comunidad internacional. El derrocamiento de Velasco Ibarra sucedió en Guayaquil y ejecutado materialmente, y sin que se disparara ni una sola bala, por un oficial de la Armada llamado Jorge Queirolo Gómez, pero llevó al general Guillermo Rodríguez Lara al poder, quien se proclamó «nacionalista» y «revolucionario», lo que devino en una serie de nacionalizaciones, las que pueden ser evaluadas más o menos críticamente pero que, para el momento en cuestión, resolvían los temas básicos del sistema productivo y social del Ecuador. Así, el gobierno creó en 1972 la Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana (CEPE, actualmente Petroecuador) y emprendió el camino hacia la adquisición, paso a paso, de las acciones mayoritarias del Consorcio Texaco - Gulf (Gulf Oil Corporation) - CEPE.

Ecuador da signos de querer adquirir autonomía nacional en el manejo del petróleo: en 1973 ingresa en el organismo más importante a nivel mundial de los países oferentes de petróleo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). En 1974 adquiere el 25 % de las acciones del consorcio que operaba en el Ecuador. En 1976 asciende al 62 %, hasta que finalmente, adquiere la totalidad de las acciones. Con este tránsito, el Estado ecuatoriano pasa a ser el propietario del petróleo.

El gobierno de Rodríguez Lara también creó el Instituto Ecuatoriano de Electrificación (INECEL) (actualmente Corporación Eléctrica del Ecuador o CELEC) y un sistema para asegurar el aprovisionamiento de víveres básicos para los sectores populares: Empresa Nacional de Productos Vitales (Emprovit), que expedía esos productos a precios asequibles. También creó el Instituto Ecuatoriano de Telecomunicaciones (IETEL).

El 1 de septiembre de 1975, se produjo un intento de golpe de Estado dirigido por el general Raúl González Alvear, que dejó un saldo de 22 muertos y más de 80 heridos y que produjo serios daños a la fachada del palacio de gobierno. Luego de estos hechos, el general González fue exiliado a Chile y el general Rodríguez promulgó un decreto-mordaza para proteger el «prestigio» de las fuerzas armadas de los comentarios de los medios de comunicación. A pesar de todo esto, la situación del general Rodríguez se hizo insostenible y el Consejo de Generales de las Fuerzas Armadas le pidió su renuncia, acto que se concretó en enero de 1976. El gobierno quedó en manos de un triunvirato militar, presidido por el almirante Alfredo Poveda Burbano (Armada) e integrado por los generales Guillermo Durán Arcentales (Ejército) y Luis Leoro Franco (Fuerza Aérea). Durante este gobierno tuvo lugar la matanza del ingenio de Aztra en La Troncal el 18 de octubre de 1977 contra los trabajadores que habían iniciado una huelga, que quedó impune. Su ministro de gobierno, el entonces coronel Richelieu Levoyer, estructuró el Plan de Retorno a la Democracia que, en sus partes sustantivas, consistía en la formación de una nueva asamblea constituyente convocada por la junta militar, la que redactó una nueva constitución y organizó un referéndum que tuvo efecto en enero de 1978, con el que el pueblo ecuatoriano eligió por simple mayoría entre la constitución de 1945 reformada y la nueva. La última parte del plan de la junta militar fue convocar a elecciones generales, donde participaron diecisiete partidos políticos aprobados por ese régimen.

Tras una segunda vuelta, que se realizó con mucha diferencia de tiempo de la primera, resultó elegido Jaime Roldós Aguilera, candidato del partido populista Concentración de Fuerzas Populares (CFP). Jaime Roldós gobernó de manera independiente y en abierta pugna con Assad Bucaram, que durante el primer año de su mandato ostentó el cargo de presidente del congreso. Roldós tuvo que afrontar otro conflicto fronterizo con el Perú, la cual se denominó el conflicto del Falso Paquisha en 1981, que amenazaba con convertirse en una guerra abierta que, al final, no aconteció. Al estrellarse en misteriosas circunstancias el avión en que viajaba el 24 de mayo de 1981 (todavía se investiga el accidente), el poder pasó al vicepresidente constitucional en funciones el Dr. Osvaldo Hurtado Larrea, de tendencia Social-demócrata, al que sucedió en 1984 el socialcristiano conservador León Febres-Cordero. Sus medidas de austeridad por problemas con el petróleo y sus políticas represivas, que aunque eliminaron incipientes grupos guerrilleros como Alfaro Vive Carajo, provocaron un descontento social, que dio la victoria en 1988 al socialdemócrata Rodrigo Borja Cevallos, en cuyo mandato tuvo lugar un movimiento indígena que logró la distribución de 1 700 000 hectáreas a las comunidades autóctonas. Borja también impulsó la alfabetización y la educación bilingüe.

El conservador Sixto Durán Ballén propició desde 1992 una política neoliberal con privatizaciones y ajustes cuestionados por la mayoría del Congreso, y provocó el abandono de la OPEP, mientras el país aumentaba la producción petrolera. Otro conflicto con Perú conocido a nivel mundial como la Guerra del Cenepa que terminó ese mismo año en 1995 con el Acuerdo de Itamaraty y, en 1998, bajo la Presidencia del democristiano Jamil Mahuad, con la firma definitiva de la paz en Brasilia que le dio a Ecuador acceso al Amazonas y derechos de libre navegación fluvial. Asimismo el documento reconocía la soberanía peruana en Tiwinza, concediéndose al Ecuador 1 km² como propiedad privada bajo la legislación del Perú, a todo aquel que nazca en Tiwinza se le considerará peruano.[46]

De acuerdo con este protocolo, Ecuador renunció a sus pretensiones históricas de anexar Tumbes, Jaén y Maynas; y los reconoció como territorios peruanos. Quedó así zanjada la disputa limítrofe que desde 1960 había sido enunciada por José María Velasco Ibarra. Este acuerdo tuvo provisiones para la colocación definitiva de los hitos fronterizos en cooperación con la misión de observadores de la OEA (MOMEP).

La normalidad institucional se vio resquebrajada en 1997 cuando el Congreso, en medio de manifestaciones populares en contra del Ejecutivo, destituyó por «incapacidad mental» al presidente populista Abdalá Bucaram, quien se había posesionado en agosto de 1996. En su reemplazo, el Congreso designó como presidente interino a Fabián Alarcón, hasta ese momento presidente del Congreso Nacional (pese a que constitucionalmente le correspondía asumir la presidencia a la vicepresidenta Rosalía Arteaga, quien se posesionó simbólicamente por unas horas). Tras una Asamblea Nacional Constituyente en 1998, la cual tuvo el mandato de revisar y modificar la Constitución de 1979, se realizaron elecciones generales en las que fue elegido presidente Jamil Mahuad Witt, de Democracia Popular. Mahuad fue depuesto en enero de 2000 (año en que se cambió la moneda nacional), en medio de una grave crisis económica ocasionada por la quiebra masiva del sistema financiero ecuatoriano, una inflación notable,[47]​ la caída de los precios internacionales del petróleo y la vinculación del gobierno de Mahuad con la banca corrupta cuya cabeza más visible fue Fernando Aspiazu, quien el 26 de agosto de 2002 fue condenado a ocho años de prisión por el delito de peculado. Todo ello provocó una huelga general, movilizaciones indígenas y un intento de golpe de Estado que duró cuatro horas. Como resultado de la crisis económica durante este gobierno más de dos millones de ecuatorianos tuvieron que migrar hacia otros países, como resultado innumerables familias fueron separdas.

El vicepresidente Gustavo Noboa, a quien correspondía la sucesión conforme a la Constitución, asumió la Presidencia y estableció en abril un acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional) para acceder a créditos por un valor cercano a los 800 millones de dólares para continuar y fortalecer la dolarización, aplicando medidas de ajuste en diversos sectores de la economía. Además, centró sus esfuerzos en la construcción de un gran oleoducto de crudos pesados (OCP) desde la Amazonia hasta la costa del océano Pacífico, para que la exportación de crudo se duplique a partir de 2003. El coronel retirado Lucio Gutiérrez ganó las elecciones de noviembre de 2002 al frente del Partido Sociedad Patriótica (PSP), una agrupación populista de centroizquierda, que actuó en alianza con movimientos indígenas y de extrema izquierda. Gutiérrez obtuvo el 55 % de los votos en la segunda vuelta electoral. Fue destituido por el Congreso en abril de 2005, en medio de revueltas en Quito (a cuyos participantes Gutiérrez denostó como «forajidos», en la llamada «rebelión de los forajidos»), sucediéndose en el cargo el vicepresidente Alfredo Palacio, quien hasta entonces tenía poca figuración en el plano político.

En noviembre de 2006, Rafael Correa fue elegido presidente para el período 2007-2011. El margen electoral fue el tercero más alto en el actual período constitucional y democrático (1979-2007), superado únicamente por las elecciones de Jaime Roldós (1979) y Sixto Durán Ballén (1992). El 15 de abril de 2007 se eligió a la Asamblea Constituyente, la que redactó una nueva Carta Magna, vigente desde octubre de 2008. Debido a la vigencia de una nueva Constitución, se tuvo que llamar a elecciones generales para designar a las autoridades,de ese modo el presidente Correa en 2009 fue reelegido en su cargo. El 30 de septiembre de 2010 se realizó una paralización de actividades por una parte de varios miembros Policía Nacional del Ecuador y la Fuerza Aérea Ecuatoriana. La crisis fue declarada por el gobierno como intento de golpe de Estado y fue superada al final del mismo día, con la salida del presidente Correa del Hospital de la Policía Nacional rescatado por el Ejército de Ecuador y el GOE (Grupo de Operaciones Especiales de la Policía), frustrando las intenciones de los amotinados. El incidente resultó con un saldo de 5 muertos y 274 heridos.[48]​ La elección presidencial del 17 de febrero de 2013 dio como resultado la reelección de Rafael Correa con su binomio Jorge Glas con el 57,17 % de votos válidos, frente a Guillermo Lasso con el 22,66 % de votos válidos, Los demás candidatos no obtuvieron una votación que supere al 7 % en ningún caso. El binomio se posesionó el 24 de mayo de 2013.

Lenín Moreno sucedió a Correa, tras las elecciones de 2017, en las que derrotó a Guillermo Lasso, asumiendo la presidencia el 24 de mayo de 2017.[49]​ El 2 de octubre de 2019 iniciaron una ola de protestas, tras la adopción de nuevas medidas económicas por parte del gobierno de Lenín Moreno dictadas por el Fondo Monetario Internacional. La situación se tornó más crítica con el pasar de los días, por lo que el gobierno decretó el estado de excepción, e incluso llegando a ordenar el 8 de octubre un toque de queda y el traslado de la sede de gobierno a Guayaquil. Los principales enfrentamientos se dieron entre la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) y la policía, la cual llegó a cometer crímenes de lesa humanidad[50][51][52][53][54]​ lo que ocasionó al menos 11 fallecidos, 1340 heridos[55]​ y 1192 detenidos,[56]​ ocasionando una grave conmoción social; no obstante, el 13 de octubre se llevó a cabo un foro mediado por el representante de la ONU en Ecuador y la Iglesia Católica, donde los dirigentes de la CONAIE y el gobierno llegaron a un acuerdo que finalizó con el conflicto.[57]

La pandemia de COVID-19 llegó a Ecuador el 14 de febrero de 2020, tras el aumento de los casos, el país entró en cuarentena desde el 19 de marzo, hasta el 13 de septiembre de 2020.[58]​ Durante la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2020 en Ecuador surgieron varias denuncias por corrupción dentro de la emergencia sanitaria. Los hechos han provocado la salida de miembros del gobierno de Moreno y la investigación o detención contra autoridades cantonales y provinciales, un expresidente de la República, sus hijos y su círculo cercano.

El 7 de febrero de 2021 se llevó a cabo la última elección presidencial, los candidatos Andrés Arauz con 32,72 % y Guillermo Lasso con 19,74 % pasaron a balotaje. El balotaje se realizó el 11 de abril y Lasso, candidato de la alianza del Movimiento CREO y el Partido Social Cristiano, resultó electo con el 52,36 % de los votos.[59]​ Lasso asumió la presidencia el 24 de mayo de 2021.

El actual Estado ecuatoriano está conformado por cinco funciones estatales: Función Ejecutiva, Función Legislativa, Función Judicial, Función Electoral y Función de Transparencia y Control Social.

La función ejecutiva está delegada al presidente de la República, actualmente ejercida por Guillermo Lasso, acompañado de su vicepresidente, Alfredo Borrero. El presidente es el jefe de Estado y de Gobierno, máximo responsable de la administración pública.

El presidente nombra a secretarios nacionales, ministros coordinadores, ministros de Estado y servidores públicos. Define la política exterior, designa al Canciller de la República, así como también embajadores y cónsules. Ejerce la máxima autoridad sobre las Fuerzas Armadas de Ecuador y la Policía Nacional de Ecuador, nombrando a sus autoridades, Según la Constitución de la república. Son atribuciones y deberes de la presidenta o presidente de la República, además de los que determine la ley: Ejercer la máxima autoridad de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y designar a los integrantes del alto mando militar y policial.

La Función Legislativa se ejerce por la Asamblea Nacional únicamente, que tiene su sede en la ciudad de Quito en el Palacio Legislativo, y está conformada por 137 asambleístas, repartidos en diez comisiones, elegidos para un período de cuatro años. Quince asambleístas elegidos en circunscripción nacional, dos asambleístas elegidos por cada provincia, y uno más por cada doscientos mil habitantes o fracción que supere los ciento cincuenta mil, de acuerdo con el último censo nacional de la población. Ajeno a lo anterior, la ley determinará la elección de asambleístas de regiones, de distritos metropolitanos, y además de la circunscripción del exterior. La asamblea se halla presidida actualmente por Guadalupe Llori.

La Función Judicial del País está conformada por el Consejo de la Judicatura como su ente principal y por Corte Nacional de Justicia, las Cortes Provinciales, los juzgados y tribunales, y los juzgados de paz. La representación jurídica la hace el Consejo de la Judicatura, sin perjuicio de la representación institucional que tiene la Corte Nacional de Justicia. La Corte Nacional de Justicia está integrada por 21 jueces elegidos para un término de nueve años. Serán renovados por tercios cada tres años, conforme lo estipulado en el Código Orgánico de la Función Judicial. Estos son elegidos por el Consejo de la Judicatura conforme a un procedimiento de oposición y méritos. No son susceptibles de reelección.[60]​ Como organismos independientes de la Función Judicial están la Fiscalía General del Estado y la Defensoría Pública. Como organismos auxiliares están: el servicio notarial, los martilladores judiciales y los depositarios judiciales. Igualmente hay un régimen especial de justicia indígena.

La Constitución de 2008 elevó al rango de función del Estado a la institucionalidad electoral, cuyo mandato es garantizar el ejercicio de los derechos políticos de la ciudadanía y promover el fortalecimiento de la democracia, mediante la organización de procesos electorales y el apoyo a las organizaciones políticas y sociales; asegurando una participación equitativa, igualitaria, paritaria, intercultural, libre, democrática y justa para elegir y ser elegidos.

Constitucionalmente, la Función Electoral está conformada por dos órganos separados, bajo principios de autonomía e independencia: el Consejo Nacional Electoral, que administra y ejecuta los procesos electorales; y, el Tribunal Contencioso Electoral, encargado de la administración de la justicia electoral. El Consejo Nacional Electoral está conformado por 5 consejeros y el Tribunal Contencioso Electoral por 5 jueces, seleccionados en ambos casos a través de concurso público de oposición y méritos, quienes ejercen sus funciones por 6 años con renovaciones parciales cada 3 años.

La Función de Transparencia y Control Social está conformada por: Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, Defensoría del Pueblo, Contraloría General del Estado, y las Superintendencias. Sus autoridades ejercerán sus puestos durante cinco años. Este poder se encarga de promover planes de transparencia y control público, así como también planes para diseñar mecanismos para combatir la corrupción, como también designar a ciertas autoridades del país, y ser el mecanismo regulador de rendición de cuentas del país.

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Ecuador ha firmado o ratificado:

La defensa del país está a cargo de las Fuerzas Armadas del Ecuador que contiene 3 ramas, Ejército del Ecuador, Fuerza Aérea Ecuatoriana y Armada del Ecuador que son parte de la fuerza pública y responsable de la integridad y la soberanía del territorio nacional cuentan con un número de 167 910 efectivos activos y 185 000 en reservas dentro de las Fuerzas Terrestres, la Armada y a la Fuerza Aérea. Poseen armamento comprado a Reino Unido, Chile, Francia, Estados Unidos, Sudáfrica y Brasil.

Se trata de la participación en el sector social y el desarrollo económico del país y la prestación de asistencia en el mantenimiento del orden interno. Sus tareas incluyen la lucha contra el crimen organizado, tráfico de drogas, y operaciones de lucha contra la migración ilegal. Aplica programas de desarrollo social como la disposición de los profesores para las escuelas rurales a través de un acuerdo con el Ministerio de Educación.

La protección ambiental es también una prioridad, se implementaron varios programas como: Nacional de Forestación y Ornato, Lonely Tree, Vigilancia Verde, Fire Plan Ecuador Forestal y Reserva Militar Arenillas. Las Fuerzas Armadas son una parte esencial de la infraestructura de los países y por lo tanto muy apreciada por la sociedad. El territorio ecuatoriano está dividido en cinco regiones militares denominadas «Fuerzas de Tarea Conjunta», cuatro en el territorio continental, y el quinto es la Base Naval de la zona insular (incluida las islas Galápagos). Los Territorios de ultramar incluyen también la Base Pedro Vicente Maldonado en la Antártica.

Además, el Ecuador es el segundo país que más gasta en defensa con relación a su PIB, de entre los países de Sudamérica que destinó el 2.38 % de su PIB a las Fuerzas Armadas en el año 2018. El exministro de Defensa Fernando Cordero, en 2012, justificó que el gasto se dirige al mantenimiento del personal.[71]

El territorio de Ecuador se divide en: Parroquias (urbanas o rurales), que conforman los Cantones, estos las Provincias, y a su vez las Regiones Administrativas. Cada una de estas entidades y los Distritos Metropolitanos tienen un Gobierno Autónomo Descentralizado, encargado de ejecutar políticas dentro de su ámbito.

Las parroquias son las divisiones de cuarto nivel en Ecuador, más de un millar en total. Son entidades similares a los municipios o comunas en otros países, diferenciadas a su vez en urbanas y rurales. Las parroquias están en manos de un Gobierno o Junta Parroquial de cinco vocales elegidos por sufragio universal, que es presidida por el vocal que alcanza la votación más alta, llamado presidente de la Junta Parroquial.

Los cantones son las unidades territoriales de tercer nivel en Ecuador, conformadas por 221 en total. Al frente de estos existe un Gobierno Municipal, compuesto por un alcalde y un Concejo integrado por concejales urbanos y rurales, electos todos por sufragio universal.

La República de Ecuador se divide en 24 provincias que son las unidades territoriales de segundo nivel. Las provincias eligen un prefecto y viceprefecto provincial, quienes ejercen el gobierno local junto con un Gobierno Provincial integrado por todos los alcaldes de los cantones que componen la provincia.

La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo del Ecuador (SENPLADES) conformó distintos niveles administrativos de planificación: zonas, distritos y circuitos a nivel nacional; que permitirán una mejor identificación de necesidades y soluciones efectivas para la prestación de servicios públicos en el territorio. Esta conformación no implica eliminar las provincias, cantones o parroquias.[73]

Las zonas están conformadas por provincias, de acuerdo con una proximidad geográfica, cultural y económica. Hay siete zonas de planificación, dos distritos metropolitanos y el Régimen especial de Galápagos. Cada zona está constituida por distritos y estos a su vez por circuitos. Desde este nivel se coordina estratégicamente las entidades del sector público, a través de la gestión de la planificación para el diseño de políticas en el área de su jurisdicción.[73]

El distrito es la unidad básica de planificación y prestación de servicios públicos. Coincide con el cantón o unión de cantones. Se han conformado 140 distritos en el país. Cada distrito tiene un promedio de 90 000 habitantes. Sin embargo, para cantones cuya población es muy alta como Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y Santo Domingo se establecen distritos dentro de ellos.[73]

El circuito es la localidad donde el conjunto de servicios públicos de calidad está al alcance de la ciudadanía, está conformada por la presencia de varios establecimientos en un territorio dentro de un distrito. Corresponde a una parroquia o conjunto de parroquias, existen 1134 circuitos con un promedio de 11 000 habitantes.[73]

Las zonas, distritos y circuitos son niveles desconcentrados para la administración y planificación de los servicios públicos de algunos ministerios de la Función Ejecutiva. Fueron conformados respetando la división política administrativa, es decir, corresponde a una nueva forma de planificación en el territorio mas no a nuevos niveles de gobierno. Por lo tanto, los niveles de gobierno conservan autonomía y gobernabilidad a nivel de las provincias, cantones y parroquias.[73]

Los niveles de planificación buscan contar con una oferta ideal de servicios en el territorio sustentado en un Estado planificado, desconcentrado, articulado, equitativo, con mayor cobertura y calidad de servicios públicos, compuestas por dos o más provincias contiguas, con el fin de descentralizar las funciones administrativas de la capital, Quito.[74]​ Por constitución se intenta llevar a las mismas a un sistema de autonomías mediante la elección por sufragio universal de gobernadores regionales y un cuerpo de Consejeros, con el objeto de atender políticas de desarrollo complementario entre provincias, enfocado a áreas turísticas, de inversión, comercio, etc. En Ecuador existen siete zonas, conformadas cada una por las siguientes provincias:

Además:
8: Bandera de Guayaquil.svg Distrito Metropolitano de Guayaquil: Guayaquil, Durán, Samborondón
9: Flag of Quito.svg Distrito Metropolitano de Quito: Quito (ya conformado)
10: Bandera Província Galápagos.svg Régimen Especial de Galápagos

Ecuador se encuentra sobre la línea ecuatorial terrestre por lo cual su territorio se encuentra en ambos hemisferios.[75]​ Comprende dos espacios distantes entre sí: el territorio continental al noroeste de América del Sur con algunas islas adyacentes a la costa y, el archipiélago o provincia insular de Galápagos, que se encuentra a ~1000 kilómetros de distancia de la costa continental en el océano Pacífico.[76]

Las principales unidades geomorfológicas del país son la llanura costera al norte del golfo de Guayaquil, la sección de la cordillera de los Andes en el centro del país y un extenso sector de la llanuras y penillanuras amazónicas ubicadas en las estribaciones orientales de los Andes.

Hacia el suroeste se ubica el golfo de Guayaquil, donde desemboca el río Guayas en el océano Pacífico. Muy cerca de Quito, la capital, sobre la cordillera de los Andes, se alza el Cotopaxi, uno de los volcanes activos más altos del mundo.

El punto más alto del Ecuador es el volcán Chimborazo, con 6310 m.s.n.m.[77]​ y cuya cima es el lugar más lejano al núcleo de la tierra debido a la silueta elíptica del planeta, además es el punto más alejado del centro de la Tierra, es decir, el punto más cercano al espacio exterior, razón por la cual es llamado como «el punto más cercano al Sol», debido a que el diámetro terrestre en la latitud ecuatorial es mayor que en la latitud del Everest (aproximadamente 28º al norte).[78][79]​ En la zona estatal de Ecuador hay 22 montañas de más de 3500 metros de altitud que están todas en los Andes. Se extienden sobre las dos cordilleras, la Occidental y la Oriental o Real.[80]

Ecuador es el país con más ríos por metro cuadrado del mundo. La cordillera andina es el divortium aquarum entre la cuenca hidrográfica del río Amazonas, que discurre hacia el este, y del Pacífico, que incluye de norte a sur los ríos: Mataje, Santiago, Esmeraldas, Chone, Guayas, Jubones y Puyango-Tumbes.

Casi todos los ríos de Ecuador se forman en la región de la Sierra y fluyen al este hacia el río Amazonas o al oeste hacia el océano Pacífico. Los ríos nacen del deshielo en los bordes de los picos nevados o de las abundantes precipitaciones que caen en las zonas más altas. En la región de la Sierra, los arroyos y los ríos son estrechos y fluyen rápidamente por las laderas precipitadas. Los ríos pueden ralentizarse y ensancharse al cruzar las hoyas, pero vuelven a ser rápidos cuando fluyen desde las alturas de los Andes hacia las elevaciones más bajas de las otras regiones. Los ríos de las tierras altas se ensanchan al entrar en las zonas más llanas de la Costa y Oriente.

En la Costa, el litoral externo tiene en su mayoría ríos intermitentes que se alimentan de las lluvias constantes de diciembre a mayo y se convierten en cauces vacíos durante la estación seca. Las pocas excepciones son los ríos más largos y perennes que fluyen a lo largo de la costa externa desde la costa interna y La Sierra en su camino hacia el Océano Pacífico. La costa interna, por el contrario, está atravesada por ríos perennes que pueden desbordarse durante la temporada de lluvias, formando a veces pantanos.

Los principales ríos de Oriente son el Pastaza, el Napo y el Putumayo. El Pastaza está formado por la confluencia de los ríos Chambo y Patate, que nacen en la Sierra. En el Pastaza se encuentra la cascada de Agoyán, que con sesenta y un metros es la más alta de Ecuador. El Napo nace cerca del monte Cotopaxi y es el principal río utilizado para el transporte en las tierras bajas del este. La anchura del Napo oscila entre 500 y 1.800 m. En su curso superior, el Napo fluye rápidamente hasta la confluencia con uno de sus principales afluentes, el río Coca, donde se ralentiza y se nivela. El Putumayo forma parte de la frontera con Colombia. Todos estos ríos desembocan en el río Amazonas. Las Islas Galápagos no tienen ríos importantes. Sin embargo, varias de las islas más grandes tienen manantiales de agua dulce, aunque están rodeadas por el océano Pacífico.

El país posee una variedad climática amplia, pues su ubicación geográfica (zona ecuatorial), su orografía (la presencia de los Andes), la influencia de la selva amazónica, y del océano Pacífico le confieren muchas modificaciones y pisos altitudinales con características propias. Según la clasificación climática de Köppen en Ecuador se han identificado once tipos de climas ostensiblemente diferentes.

La región litoral del país posee zonas climáticas amplias, favorecidas por sus llanuras costeras, y sus cordilleras pre montañas, aquí es muy claro el patrón, el norte es muy húmedo, y mientras se desciende se torna cada vez más seco; así, se identifican cinco climas claros (todos cálidos). La región interandina posee zonas climáticas más bien esporádicas, irregulares y muy diversas, donde son los Andes su principal influencia, aquí es más difuso hablar de una zonificación climática, aunque por lo general mientras más al norte y al este más húmedo, y mientras más al sur y al oeste más seco, con salvas excepciones, aquí se identifican siete climas (dos cálidos, tres templados y dos fríos). La región oriental del país posee una consistencia mucho más basta que la costa, con un predominio zonal extenso de sus climas, todos húmedos, así se identifican tres (dos cálidos y uno templado). Por último, la región insular, es la más proclive a desarrollar microclimas, y es mucho más irregular y diversa que la Sierra, pues en su reducida extensión se identifican cinco climas esparcidos por sus islas y sus altitudes, en general mientras más baja es esta, el clima es más seco, y mientras se asciende se torna más húmedo.

La biodiversidad de Ecuador se debe a distintos fenómenos geográficos y climáticos que han estimulado la proliferación de una gran variedad de especies. El país se ubica en plena zona tropical y es atravesado por la Cordillera de los Andes, las costas están condicionadas por la corriente fría de Humboldt y la cálida de El Niño; todos estos factores explican los tipos de vegetación, ecosistemas y variedad de climas.[81]​ Debido a tales factores el Ecuador se encuentra dentro de la lista de países megadiversos.[82]

La situación geográfica y latitudinal, así como su condición climática y orográfica moldearon al Ecuador como un país con mayor variedad de especies animales de la región.

El bosque tropical húmedo es el bioma predominante en el territorio nacional. La altitud condiciona la composición florística en la región, es decir, es un factor que condiciona la formación vegetal. En la parte continental, al noroccidente y la Amazonía son las zonas con mayor diversidad, porque poseen un mayor volumen de árboles y plantas endémicas, por otro lado.[86]

El archipiélago de Colón posee una gran variedad de especies endémicas, que en su momento han sido objeto de estudios por el naturalista inglés Charles Darwin, que propiciaron la materialización de la teoría de la evolución por selección natural. Las islas han ganado fama a nivel mundial debido a la particularidad de su fauna, especialmente de las tortugas conocidas como «Galápagos».

En 1986, la Unesco declara como Patrimonio de la Humanidad a la reserva marina delimitada al mar circundante del archipiélago. En 1978, y en diciembre de 2001 se amplia esta declaración.[87]

En la región se distinguen dos zonas de formación vegetal, en la zona norte con bosques húmedos, similar a de la región amazónica u oriental, y al sur, el bosque seco tropical que alberga diversidad de plantas endémicas, además de manglares a lo largo del perfil costero del territorio nacional continental e insular; la región litoral sufre de un proceso constante de desertificación debido a altas tasas de deforestación por cambio del uso de suelo, amenazando la diversidad florística.[86]

Los bosques húmedos tropicales del Chocó se extienden en toda la provincia de Esmeraldas y partes de las provincias que limitan con estas, en Ecuador y Colombia este bosque se distribuye por el perfil costanero hasta los piedemonte de la cordillera de los Andes, son consideradas como las selvas más lluviosas del planeta, en el territorio ecuatoriano estas selvas se encuentran amenazadas por la deforestación y cambio de suelo para actividades agropecuarias y monocultivos.[88]

Conforme se dirige hacia el sur, el paisaje está influenciado por la corriente fría de Humboldt, por tanto el clima cambia debido a la poca evaporación de las aguas del mar y como consecuencia la ausencia de nubes en la zona, limitando la cantidad de lluvia que se precipita y por ende la disponibilidad y abastecimiento de agua, ocasionado que la vegetación se adapte a las temporadas de sequía, árboles como los ceibos y otras especies que pierden su follaje ante la escases de agua, se adaptan para poder sobrevivir a las condiciones climáticas tan marcadas en dicha zona. Los bosques secos y húmedos se distribuyen conforme la altitud aumenta en la cordillera de Chongón- Colonche, debido a que a alturas más altas la humedad se mantiene y permite el desarrollo de bosques nublados, en contraparte en la península de Santa Elena la vegetación se torna de características arbustivas conocido como matorral seco de la Costa, las especies que se distribuyen en esta sección son cactus, arbustos y hierbas.[88]

A lo largo de la línea de costa se encuentran ecosistemas marino costeros, donde de mezcla la vida terrestre y marina, en la Costa ecuatoriana se distribuyen bosques de mangle, este bioma se encuentra amenazado por la deforestación para la construcción de las camaroneras, ocasionando que más de la mitas del área que ocuparon históricamente se redujera a más de la mitad de su tamaño original.[88]​ El Majagual, al norte de la provincia de Esmeraldas, se encuentran los manglares más altos del país.[90]

Los animales como las aves que se asocian con los bosques del Chocó, no se encuentran en el lado oriental de la cordillera de los Andes, incluyen especies como el Paujil, tucán del Chocó, existe una alta presencia de endemismo con respecto a los anfibios incluyen por ejemplo especies del género Colostethus. Existe registro de felinos como el ocelote, yaguarundi, y del jaguar, especie en peligro crítico de extinción en la costa.

El país se encuentra atravesado de norte a sur por dos cadenas montañosas paralelas, estás se encuentran separadas por un valle interandino; conforme se asciende en altitud, la vegetación de los flancos cambia. En la región, la composición vegetal predominante es de características arbustivas y las herbáceas.[86]

En los piedemonte predominan bosques nubosos, hasta los páramos que tapizan las secciones más altas de los relieves altoandinos. La distribución desigual del viento y la cordillera como barrera natural condicionan y moldean ecosistemas dando origen a valles interandinos semisecos, ejemplo de ellos están los del Chota, Guayllabamba, Patate y Yunguilla, esto se debe a la "sombra de lluvia" que los vientos húmedos se dan contra la cordillera atrapando gran parte de la humedad en las estribaciones montañosas[91]​ Debido a varias características geológicas, factores físicos como el viento y morfológicos, los Andes Tropicales son considerados como el punto más biodiverso del mundo. Existen cientos de especies de ranas, son hábitat del oso de anteojos, danta de montaña o el cóndor, entre otras más, solo el 10% de las condiciones de relieve montañoso en Ecuador son zonas de riqueza biológica de todo el país, cabe mencionar que esta región es una de las más amenazadas por la actividad humana, en la actualidad quedan pocos remanentes de bosque y parches de matorral interandino convirtiéndose en refugio de varias especies.[88]

Es una zona carácterizada por la gran frecuencias de precipitaciones, su relieve es arrugado acercándose a los flancos occidentales de los Andes, pero conforme se aleja forman una planicie, esta región recibe toneladas de sedimentos que alimentan a sus cauces y al suelo con nutrientes arrastrados desde la cordillera. Esta región se encuentra amenazada por la colonización de tierras así como la industria extractiva de crudo causando impacto sobre el ambiente. El bosque húmedo tropical en la Amazonía se caracteríza por árboles de gran porte, un dosel de hasta 30 metros sobre el suelo, caracterizado por especies como ceibas, chunchos y capironas, varias especies de arbóreas como de otras características proveen de alimentos a varias especies de animales como monos, ardillas, guanta, osos hormigueros, que a su vez son alimentos de depredadores como el águila harpía, el jaguar, caimanes, entre otras especies.[88]

El parque nacional Yasuní; el término Yasuní, sin conocer su origen lingüístico, significa «tierra sagrada» como es interpretado de manera general por comunidades de la zona; el parque se extiende sobre un área de 9820 kilómetros cuadrados en las provincias de Pastaza y Orellana entre el río Napo y el río Curaray en plena cuenca amazónica a unos 250 kilómetros al sureste de Quito. El área natural protegida designada por la Unesco en 1989 como una reserva de la biosfera y es parte del territorio del pueblo Huaorani, Tagaeri y Taromenane, grupos no contactados.[92]

Los datos generados por el INEC informan que para agosto de (2019) habitan 17 304 827 personas en Ecuador[93][94]​ (lo que lo convierte en el 67° país más poblado del mundo, por detrás de Siria, y por encima de los Países Bajos), de los cuales el 50,04 % (8 659 335 personas) son mujeres, y el 49,96 % (8 645 492 personas) son varones, lo que quiere decir un índice de masculinidad del 99,84 %. La densidad poblacional es de 61,03 hab./km², con lo que lo convierte en el país más densamente poblado de Sudamérica, similar a la de Irlanda, Croacia o México, estando distribuida de forma un tanto irregular, pues de sus cuatro regiones, las más pobladas, la Costa con 8 974 147 habitantes y la Sierra con 7 283 031 habitantes se concentran en menos de la mitad del territorio, alcanzando una densidad poblacional de 127,03 hab./km² y 121,77 hab./km², respectivamente, similar a la densidad de Jordania, Francia y Polonia. En contraposición el Oriente (región amazónica) que constituye más del 50 % de la superficie alberga apenas a 937 406 habitantes, es decir, le corresponde una densidad poblacional de 7,81 hab./km², similar a la de Rusia o Canadá, finalmente las islas Galápagos poseen 32 320 habitantes. Con esto se puede constatar que hay relativamente la misma cantidad de personas quienes vivien cerca a la costa que al interior.

La esperanza de vida en Ecuador es de 76,55 años, 73,87 años para los varones y de 79,32 años para las mujeres, en 2017,[95]​ lo que lo ubica como el 49° país del mundo, justo por detrás de México, y por encima de China, Turquía y Brasil. Ecuador fue el cuarto país con más longevos de América Latina tras Chile, Costa Rica y Canadá, y por delante de Estados Unidos y Argentina; ejemplo de ello, en el Valle de Vilcabamba ubicado en la provincia de Loja a tan solo 30 km de la ciudad de Loja, gran parte de su población anciana sobrepasa los 100 años.[96]

La tasa de crecimiento de Ecuador es del 2,04 % anual, está mayormente estimulada por la migración, en especial la de refugiados, y en segunda instancia por la fertilidad vernácula del país, que es de 2,15 hijos por mujer; mayor en provincias del Oriente, como Morona Santiago donde llega a los 4,7 hijos por mujer, y menor en provincias de la Sierra, con Pichincha la que menos, que llega a los 2,2 hijos por mujer.

El 63 % de la población reside en zonas urbanas y el 37 %, en rurales. Dada la alta densidad poblacional y su extensión territorial reducida, la concentración de poblados es alta, por lo que las ciudades y poblados rurales se encuentran muy cerca unos de otros (en especial en la Sierra). La población rural ecuatoriana es la tercera población rural con mejor calidad de vida de Latinoamérica tras Uruguay y Cuba, se evidencia que la población ecuatoriana esta mayormente radicada en la zonas urbanas del Ecuador, el 44 % de la población urbana está distribuida en las 15 ciudades más grandes del país de las cuales Guayaquil y Quito reúnen el 60 % de la población urbana, eso resulta por factores como la expansión urbana a centros poblados rurales y el mejoramiento de estándares de vida en el sector rural en la última década, donde se ha dotado de infraestructura de calidad en centros de salud, educación, vialidad, mejoramiento de producción agro industrial, servicios básicos, bajo costo de vida, etc. La migración de población rural a las zonas urbanas es un fenómeno retroactivo de Ecuador a la tendencia sufrida en el resto de América Latina.

Ecuador posee un comportamiento demográfico que va en tono a lo que ocurre con la región, donde es de esperar un proceso lento, pero constante rumbo al envejecimiento poblacional. Así, si bien Ecuador aún posee una edad promedio relativamente joven, esta va cada año aumentando, sin síntoma alguno de haber algún cambio esperable.[97]​ Para el INEC, el año 2030 será un punto clave en la transición demográfica del país, pues ese año Ecuador habrá conseguido un bono demográfico, es decir, que si los cálculos se aproximan, de los casi 20 millones de ecuatorianos que habrán para ese entonces, la mayoría total se encontrarán en el rango etario adulto (mayores de 18 años), pero no solo eso, para ese año la tasa de fertilidad se ubicará bordeando los 2,00 hijos por mujer (similar a la actual tasa de fertilidad de Francia o Países Bajos), lo que significará que sin variables contextuales imprevistas, Ecuador empezará un proceso real hacia el envejecimiento al no poder garantizar el reemplazo generacional, y estancará su crecimiento poblacional muy cerca del 1 % anual.[98]

Con todo esto, las proyecciones observables para 2050, hablan de casi 23,4 millones de ecuatorianos; el 70 % de la población estará por encima de los 18 años, y más aún, pues casi 1,4 millones estarán en senecitud, en contraste con los 1,3 millones de niños que se estiman. Se verá un claro ejemplo de eficiencia reproductiva, pues la tasa de fertilidad se habrá reducido a 1,8 hijos por mujer (similar a la actual tasa de fertilidad de España o Italia), con lo que Ecuador habrá entrado en una nueva fase al borde del fin del bono demográfico, la de envejecimiento general de su población, con una población en equilibrio y con una pirámide poblacional pentagonal algo cuadrada.[99]

Así también se espera que para ese entonces (año 2050) la esperanza de vida de los ecuatorianos al nacer sea de 80,55 años, mayor para las mujeres, quienes vivirán en promedio 83,5 años, y los varones 77,6 años.[99]​ La población que será urbana para ese entonces será superior al 70 %, lo que demandará un esfuerzo gigante en los distritos metropolitanos de Quito, Guayaquil, y en especial en ciudades medias de importancia estratégica como Cuenca, Loja, Ambato, Machala, Ibarra, Manta, Portoviejo y Riobamba, también se espera la consolidación de ciudades espontáneas que surgieron el siglo pasado, como Milagro, Daule y Santo Domingo,[100]​ así como la explosión habitacional de ciudades satélite en distritos y zonas metropolitanas, como será el caso del Valle de los Chillos, al oriente de Quito, con poblaciones como Cumbayá, Tumbaco, Puembo, Nayón y Sangolquí; y el caso de Samborondón y Durán en las periferias de Guayaquil.[101]​ Para ese año también se espera un aumento considerable en la población irreligiosa, así como también en el aumento de población célibe y divorciada.[102][103]

Quito, ciudad capital que cuenta con 2 011 388 de habitantes en el área urbana (sus 32 parroquias urbanas), posee 2 781 641 habitantes en su distrito metropolitano, y 3 156 182 en su conurbación, por lo que la convierte en la ciudad más poblada del país.[104]​ Es sede de gobierno, donde se concentran los poderes del Estado, es la primera ciudad en ser declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco, porque también es el centro cultural e histórico del país, y desde 2015, es también la capital económica del país.

Guayaquil, la segunda ciudad más poblada del Ecuador, cuenta con 2 654 433 habitantes en su zona urbana (sus 16 parroquias urbanas)[13]​ y 3 453 621 millones en su área metropolitana. Polo de concentración de las ciudades del centro del país, por lo que es también la más extensa en área, es además, el puerto principal de Ecuador por donde se comercializan aproximadamente el 70 % de las importaciones y exportaciones del país, además de un importante destino de negocios en la costa del Pacífico.

Cuenca, es la tercera ciudad en población y extensión, con 329 928 habitantes, constituyéndose como la urbe más importante del austro ecuatoriano, además de poseer un baluarte en su centro histórico, por ende, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Según los proyecciones entregadas por el INEC para 2013, uno de cada tres ecuatorianos vive en Quito o Guayaquil; ambas ciudades sumadas engloban una población de más de 5,8 millones de habitantes. Otras ciudades importantes son Machala, Santo Domingo, Ambato, Portoviejo, Manta, Ibarra, Riobamba y Loja.


Guayaquilaéreo.jpg
Guayaquil

FACHADA ASAMBLEA NACIONAL. QUITO, 20 DE FEBRERO 2020. 01.jpg
Quito

Ama la Vida - Flickr - AR PN ANDES15 CUENCA TV 022 (14584742390).jpg
Cuenca


Santo Domingo, Ecuador.jpg
Santo Domingo

Machala (2202377678).jpg
Machala

Avenida Samuel Cisneros.jpg
Durán

En el Censo del 2010, se cuestionó a 10 417 299 ecuatorianos mayores de 15 años sobre su autoidentificación, dando como resultado un 71,9 % de personas que se identificaron como mestizas, 7,4 % montubias, 7,2 % afroecuatorianas, 7,0 % indígenas, 6,1 % blancas y un 0,4 % en otras.[107][108]​ Esto presentó un cambio frente a lo visto en 2001, en el cual se dieron los datos que siguen: mestizo 77,4 %, indígena 6,8 %, afrodescendiente 5 %, blanco 10,5 % y otros 0,3 %.,[107]

Los estudios genéticos que se han realizado por la Universidad de las Américas y conducida por un grupo de expertos genetistas graduados en la Universidad Autónoma de Madrid sobre la población ecuatoriana han mostrado una composición algo típica para el norte de Sudamérica, donde se divide a la población en tres grandes grupos: mestizos, afrodescendientes y nativos, se determinó la presencia de los tres componentes en los tres grupos antes mencionados, variando únicamente la proporción de la misma. El estudio también reveló las posibles anomalías, ventajas y predisposiciones que existen en los genes de la mayor parte de los ecuatorianos, entre ellas un alto grado de inmunidad a la malaria en la población afro, e índices de alta tolerancia a la lactosa en mestizos. La población eurodescendiente no entró en el análisis, se supone que su genética es netamente caucásica.[109][110][111]

El idioma oficial es el español con sus características y modismos propios de cada zona o región, junto con el kichwa y el shuar son idiomas oficiales de relación intercultural según lo afirma la constitución de Ecuador en el artículo 2.º del capítulo primero de los elementos constitutivos del Estado. El wao terero, tsáfiqui y «demás idiomas ancestrales son de uso oficial para los pueblos indígenas, en los términos que fija la ley».

Según el censo de 2001,[112]​ el 94 % de la población habla español, el 4,8 % habla alguna lengua nativa conjuntamente con el español y el 1,1 % hablan solo una lengua nativa.[113]​ De las 13 lenguas nativas que fueron contabilizadas por el mencionado Censo, el quichua, hablado por el 4,1 % de la población, es la más difundida. La segunda lengua nativa es el shuar, hablado por el 0,55 % de la población.[114]​ En la mayoría de los institutos públicos del país se imparte el inglés de una manera neutral.

El español es el idioma que se habla mayoritariamente en el Ecuador, denominado como español ecuatoriano, a pesar de que este tiene diferencias que dependen de muchos factores, el más importante de estos es la región. En el país hay tres variantes principales que son:

A pesar de que estas sean las principales variantes del idioma español en el país, hay muchos otros factores que influyen en el habla de una persona, como la etnia, la clase social o si se habita en el campo o la ciudad. Debido a que la costa y la región andina son las dos regiones más habitadas del país, sus dialectos son los más relevantes del país, ambos muy diferentes el uno del otro. Existen muchos modismos propios de cada provincia o región, así como otros que son entendidos y utilizados en todo el país.

En 2012, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) realizó una encuesta en las ciudades más pobladas sobre las creencias religiosas. El 91,95 % de los encuestados respondió que tiene una religión, el 7,94 % se autodefinió como ateo y el 0,11 % se identificó como agnóstico. Dentro del grupo que profesa una religión, el 80,4 % pertenece a la religión católica, el 11,3 % a la evangélica y el 1,29 % son Testigos de Jehová.

Tres de cada diez creyentes afirmaron asistir por lo menos una vez a la semana a algún culto religioso (cultos, misas, reuniones, etc.); dos de cada diez una vez al mes y el 15,9 % asiste solo en ocasiones especiales.[115]

Entre 1998 y 2002, Ecuador atravesó una grave crisis económica, política y financiera, la misma que fue acentuada por el fenómeno de la dolarización, que provocó que el Sucre se devaluara a niveles nunca antes vistos, provocando su desaparición y que el país adoptara como moneda válida al dólar de Estados Unidos.

Esta medida afectó directamente a los sectores más vulnerables de la sociedad, provocando el crecimiento de los niveles de pobreza e indigencia en el país, disminuyan a niveles mínimos su poder adquisitivo, presentándose además una serie de fenómenos económicos que contrajeron la economía a nivel nacional, incrementando el desempleo en el país, ocasionando que el ingreso familiar no pueda cubrir ni la canasta básica.

Bajo este panorama desalentador, gran parte de los ecuatorianos al no tener un ingreso fijo que les permita satisfacer sus necesidades básicas, optaron por ofertar su fuerza laboral en el extranjero, puesto que en ciertos países se alcanzaban ofertas de trabajo y niveles de remuneración sensiblemente más elevados que los que se podría obtener en Ecuador, por esta causa varios países de Europa (principalmente España) y Estados Unidos, comenzaron a captar personal para realizar trabajos pesados, pero que representaban una esperanza para quienes atravesaban problemas económicos, por lo tanto pese a representar muchos esfuerzos e inclusive ingresar como ilegales a otros países, se endeudaron para viajar y arriesgaron lo poco que tenían con la finalidad de alcanzar mejores ingresos económicos que les permita cubrir las necesidades básicas de su familia, pero sobre todo con el afán de obtener una remuneración más digna, para mejorar su nivel de vida y el de sus hijos; pero en muchos casos el costo de esto fue la descomposición de familias.

Durante 2007 hasta la actualidad, el repunte de la economía a niveles de hasta el 8 % anual, los factores de la crisis económica mundial del primer mundo, el conflicto militar colombiano, reformas migratorias y políticas internacionales de integración en Ecuador, modificaron completamente el panorama migratorio, que atrae en la actualidad una gran cantidad de inmigrantes.

A principios del siglo XX, eran muy pocos los ecuatorianos que dejaban el país para asentarse en otras latitudes. Entre las décadas de 1910 y 1920, debido al boom de la cascarilla y el caucho en la región amazónica, así como por el del cacao en la Costa, los antiguos terratenientes y la clase emergente de nuevos potentados comenzaron a enviar a sus hijos a estudiar en el exterior, particularmente en Francia. Esa emigración era selectiva, eventual y dio como resultado que quienes iban a Europa o a Estados Unidos no representarán mucho en las estadísticas de esos países.

Fue a partir de la década de 1950 en que se comenzó a registrar la salida de personas de bajos ingresos económicos que viajaban principalmente a Estados Unidos para «mejorar su situación económica», por necesidad, y algunas de ingresos medios que iban «a probar suerte», más por aventura que por necesidad. En la década de los 70, en los destinos de los emigrantes se incluyeron países como Australia y Canadá. Personas de la Sierra centro, así como de Azuay y Cañar, veían reducidos sus grupos familiares. Esta migración aún no afectaba las estadísticas locales. Ya entrados los años 80, la movilización humana hacia el exterior comenzó a adquirir dimensiones que ya incidían en lo económico y en los social. La influencia de modas, modos y costumbres comenzó a calar sobre todo en los hogares de clases media baja y baja.

Luego de la aguda crisis económica y financiera de 1999, se estima que más de tres millones de ecuatorianos (20 % del total de la población proyectada a 2005) abandonaron el país con rumbo a diferentes destinos, dirigiéndose la mayoría hacia Estados Unidos, España e Italia (a estos tres destinos fueron como mano de obra principalmente). También hubo emigración a otros países como Venezuela (en la década de los 80 y 90), Chile (con una buena cantidad de profesionales médicos o ligados a esta área), Canadá (profesionales técnicos) y, en menor grado y por diversos motivos, hacia Israel, Bélgica, México y el Reino Unido. La emigración ha continuado a lo largo de los primeros años del siglo XXI.[116]​ No se conoce con exactitud cuántos ecuatorianos han emigrado ni tampoco existen estadísticas exactas sobre el número de ellos que reside en cada país, aunque extraoficialmente se calcula que solo en España viven casi 600 000 ecuatorianos.

Luego de 2002 la emigración se ha visto reducida año tras año con la estabilidad económica y se redujo más fuertemente con el inicio de la crisis del primer mundo en 2007 y el desarrollo significativo de la economía nacional y que desde 2010 se ha limitado prácticamente a migración por razones de becas estudiantiles y meramente turísticas o comerciales.

En un inicio, durante la colonia, la inmigración se centró en ciudadanos europeos atraídos por la explotación agrícola, luego en los inicios de la era republicana, se reflejó en árabes cristianos y europeos (principalmente españoles, belgas, neerlandeses, italianos y franceses) por crisis económicas y escapando de guerras. En el siglo XX, la inmigración fue mayormente de países latinoamericanos que por guerras civiles, crisis económicas, y dictaduras, agruparon argentinos, chilenos y uruguayos.

Del año 2002, el incremento inmigrante ha sido acelerado e importante, centrado en colombianos y venezolanos. Se argumenta que cerca de 350 000 colombianos viven en Ecuador.[118][119]

Algunas personalidades extranjeras de televisión y deportes se establecieron firmemente debido al alto reconocimiento que han recibido por parte de los ecuatorianos en sus áreas de desenvolvimiento que ha merecido en muchos de los casos a solicitar naturalizaciones, conformar familias y crear inversiones de trabajo en el país.[120][121]​ A partir del 2007 se aplicó una política para el retorno de migrantes ecuatorianos que establecía facilidades para que estos regresen al país con todo su mobiliario, materiales y accesorios de trabajo y hasta un vehículo familiar con exoneraciones totales de impuestos y aduanas. Así como accesibilidad a vivienda y créditos financieros, llevados de la mano con un auge económico y de posibilidades de empleo, lo que produjo un importante flujo de retorno de nacionales que cada vez ha aumentado considerablemente y que se acentuó aún más a raíz de la crisis económica que soporta Europa y Norteamérica.

De la misma manera varias políticas importantes en inmigración enfocada, resulta de atraer profesionales de calidad, con fines de investigación para universidades y escuelas politécnicas, cobertura en escasez y mejora en docencia universitaria, especialidades médicas para hospitales públicos, etc. que ha representado un fuerte flujo con atractivos incentivos que ha ayudado no solo al retorno de profesionales ecuatorianos de calidad, sino a la llegada de extranjeros para los mismos.

El último grupo de inmigrantes que denota en ser un reflejo de un alto valor de Ecuador a nivel internacional recae en los europeos, norteamericanos y demás latinoamericanos que han llegado al país por motivos de inversión y comodidad, atraídos por los paisajes naturales y la variedad de climas y especies, así estos han establecido sus residencias en sitios turísticos como localidades amazónicas; la ciudad de Baños de Agua Santa en la provincia de Tungurahua; ciudades como Cuenca, Guayaquil, Quito, Loja,, Bahía de Caráquez, Salinas, etc; las ciudades, pueblos y villas en Imbabura (Otavalo, Cotacachi e Ibarra); balnearios de la Ruta del Sol y de la Ruta del Spondyllus, las islas Galápagos, parques nacionales entre otras.

Muchos también lo han elegido como destino de retiro para personas de la tercera edad y tratamientos médicos debido a las ventajas económicas y el coste que representa vivir en Ecuador frente al que tocarían afrontar en sus países de origen, además de la tranquilidad, accesibilidad y comodidad que este país ofrece, calificado en su excelencia por varios análisis, estudios y reportajes internacionales que lo ubican en primer lugar en esta categoría, por ello solo en Cotacachi, para 2007 más de 13 000 jubilados y veteranos alemanes y suizos llegaron a quedarse definitivamente.[122]

En 2010 Ecuador tenía una tasa de alfabetización de 99.78 % (el quinto más alto de Latinoamérica), después de intensas campañas públicas para eliminar el analfabetismo. Con la implementación de la educación gratuita, las instituciones educativas públicas tanto escolares como secundarias no precisan cobro de aranceles ni pensiones de educación, en el cual incluye a sectores rurales y urbanos marginales. En el caso de la educación gratuita en las universidades e institutos superiores, se aplica bajo responsabilidad académica que exonera únicamente los créditos que no reprueba cada estudiante, así como servicios académicos como internet.

La educación superior ha llevado a cabo una fuerte evaluación de calidad, que categorizó en cinco niveles en un ámbito general de evaluación a las 68 universidades dedicadas a carreras de tercer nivel principalmente, que determinó los reconocimientos y deficiencias de cada institución. Otro aspecto clave ha sido el aumento por miles de becas y créditos, así como la amplitud a nuevos créditos a áreas claves de desarrollo, tanto para carreras de pregrado como posgrado, dentro y fuera del país, así como la convalidación de títulos extranjeros de manera ágil, con bajos costos de tramitación ayudado por el reconocimiento en ciertos casos directo de los títulos emitidos por varias centenas de universidades extranjeras.

Actualmente el método de asignación de cupos en las diferentes carreras por institución educativa superior establece un examen general de aptitud a todos los postulantes sin límite de edad ni intentos, donde seleccionan en una jerarquía de 10 preferencias, la carrera y la universidad en la que desearían estudiar, después de obtener un puntaje, la lista se depura a fin de mostrar si el estudiante obtuvo el mínimo requerido exigido por cada universidad para la carrera que eligió, los mayores puntajes[123]​ calificados como sobresalientes obtienen becas ilimitadas por el Estado ecuatoriano para cualquier carrera en cualquier universidad (siempre que esta universidad también lo apruebe) a nivel mundial con la condición y garantía de regresar al país una vez terminada su carrera. Los demás que alcanzan los puntajes de su listado se les asigna el cupo previa consulta al estudiante, y quienes no alcanzaron a ninguno de los cupos de su listado, se les asigna cupos de acuerdo con las aptitudes que la evaluación psicológica arrojó pues obviamente no concordaban con las aspiraciones que inicialmente pensó seguir, preguntándole, dándole la opción al estudiante de aceptar alguno de dichos cupos o esperar a la siguiente evaluación para con mejor preparación aprobar su aspiración. Finalmente si los postulantes exceden el número de cupos que posee cada carrera a nivel nacional, los interesados deberán esperar un periodo académico para poder obtener un cupo, si esta vez el número de postulantes excediera, nuevamente tendrán que postergar su ingreso a la universidad.

Según la lista de clasificación: Webometrics Ranking of World Universities de 2021[124]​ elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas español (CSIC) quien mide el impacto de las investigaciones científicas de las distintas universidades del mundo; las diez universidades Ecuatorianas que realizan un mejor desempeño en el mundo académico, son las siguientes:

Cabe destacar la creación reciente de universidades estatales creadas mediante decreto supremo por el expresidente Rafael Correa, donde han escalado en el ranking Webometrics.[125]​ Estas nuevas universidades nacen como parte del cambio de matriz productiva que fomentaba el gobierno para suplir la demanda de investigación e innovación en el país.[126]

La mortalidad infantil, de 24,4 por 1000 en 2005, disminuyó a 18,3 en 2015.[127]

Entre 2008 y 2016, el Gobierno invirtió más de 15 000 millones de dólares, multiplicando por cinco el gasto medio anual en sanidad del periodo 2000-2006. En cuanto a los profesionales que trabajan para el Ministerio, entre 2008 y 2015 su número pasó de 11.201 a más de 33.000, incremento que fue acompañado también de aumentos salariales.[127]

Desde 2015, la corrupción es un problema a pesar de las múltiples inversiones. La sobrefacturación se registra en el 20% de los establecimientos públicos y en el 80% de los privados.[127]

La tasa de homicidio de Ecuador disminuyó de 18 a 5.8 por 100 mil habitantes entre 2011 y 2017, haciendo de Ecuador uno de los países más seguros de América. Esto se ha logrado, en particular, tras una importante reforma de la policía, que era conocida por su corrupción y falta de eficiencia. Se ha aumentado considerablemente la duración de la formación y la remuneración de los policías y se han realizado inversiones para la modernización del equipo policial. Además, desde 2007 se ha adoptado un nuevo enfoque, menos represivo y que presta mayor atención a la prevención y la reintegración. Se ha facilitado el acceso a los programas sociales a los antiguos delincuentes.[128]

La economía de Ecuador es la séptima en tamaño de América Latina y experimentó un crecimiento promedio del 4,6 % entre 2000 y 2006.[129]​ En enero de 2009, el Banco Central del Ecuador (BCE) situó la previsión de crecimiento de 2010 en un 6,88 %.[130]​ El PIB aumentó más de 40 000 millones de dólares entre 2007 y 2018, alcanzando los 108.398 millones de dólares según el Banco Mundial.[131]​ La inflación al consumidor hasta enero de 2020 se situó en 0,23 % En 1998, el 10 % de la población más rica tenía el 42,5 % de la renta, mientras que el 10 % de la población más pobre solamente contaba con el 0,6 % de la renta. Durante el mismo año, el 7,6 % del gasto en salud pública fue a parar al 20 % de la población pobre, mientras que el 20 % de la población rica recibió el 38,1 % de este mismo gasto. La tasa de pobreza extrema ha disminuido entre 2010 y 2018. En 2010 se estimó en un 16,5 % de la población, mientras que para 2018 la cifra bajó a 8,4 % del total de la población. Esto se explica en gran parte por la emigración, así como la estabilidad económica lograda tras la dolarización.[132]​ Las tasas de pobreza eran más elevadas para las poblaciones indígenas, afrodescendientes y rurales, alcanzando al 44 % de la población nativa[133]

La baja del precio de petróleo desde 2015 ha hecho que este represente el 29 % de las exportaciones, y que mantenga una balanza comercial marginalmente negativa a 2017. Desde finales de los años 60, la explotación del petróleo elevó la producción y sus reservas se calculan en 4.036 millones de barriles[134]​ La balanza comercial total para finales de 2019 se mantuvo en cero, lejos de lo alcanzado en 2010, cuando alcanzó un superávit de casi 5000 millones de dólares. Esta circunstancia se dio por la baja del precio del petróleo y al crecimiento de las importaciones, que crecieron más rápido que las exportaciones. La balanza comercial petrolera generó una cifra positiva de 4.443,98 millones de dólares en 2018; mientras que la no petrolera fue negativa por un monto de 4958,49 millones de dólares. Esto ha permitido que el país dependa del petróleo para evitar un mayor déficit comercial, la cual su economía demanda mayor cantidad de vehículos y maquinaria que no son producidos en el país. La balanza comercial con Estados Unidos, Chile, la Unión Europea y los países europeos que son socios de Ecuador, Bolivia, Perú, Brasil, es positiva México, Argentina, Colombia, Asia, es negativa.[135]

En el sector agrícola, Ecuador es un importante exportador de bananas (mayor exportador del mundo), de flores, de cacao y aceite de palma. Es significativa también su producción de camarón, caña de azúcar, arroz, algodón, maíz, palmitos y café. Ecuador es uno de los 10 mayores productores del mundo de banano, cacao y aceite de palma.[136]​ En 2018, el país produjo 7,5 millones de toneladas de caña de azúcar, 6,5 millones de toneladas de banano (sexto mayor productor del mundo), 2,7 millones de toneladas de aceite de palma (sexto mayor productor del mundo), 1,3 millones de toneladas de maíz, 1.3 millones de toneladas de arroz, 269 mil toneladas de patata, 235 mil toneladas de cacao (séptimo mayor productor del mundo), 149 mil toneladas de piña, 103 mil toneladas de naranja, además de producciones menores de otros productos agrícolas.[137]​ Su riqueza maderera comprende grandes extensiones de eucalipto en todo el país, así como manglar. Pinos y cedros son plantados en la región de la Sierra; nogales y romerillo; y madera de balsa, en la cuenca del río Guayas. Por otra parte, la industria se concentra principalmente en Guayaquil, el mayor centro industrial del país, y en Quito donde en los últimos años la industria ha crecido considerablemente, es también el mayor centro empresarial de país.[138]​ La producción industrial está dirigida principalmente al mercado interno. Pese a lo anterior, existe una limitada exportación de productos elaborados o procesados industrialmente. Entre estos destacan los alimentos enlatados, licores, joyas, muebles y más.

Ecuador ha negociado acuerdos comerciales con otros países, entre los más importantes destacan el Acuerdo Comercial con la Unión Europea y el Acuerdo Comercial con la Asociación Europea de Libre Comercio. Por otra parte, tiene con Chile y Cuba acuerdos comerciales complementarios y forma parte del Acuerdo Complementario CAN- MERCOSUR. Además ha firmado acuerdos de alcance parcial con países centroamericanos, entre ellos El Salvador, Nicaragua, además de México. Ecuador pertenece a la Comunidad Andina de Naciones, y ser miembro asociado de Mercosur. También es miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), además del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional (FMI), Corporación Andina de Fomento (CAF), y otros organismos multilaterales. En abril de 2007, Ecuador pagó por completo su deuda con el FMI, aunque volvió a pedirle préstamos en 2018 con el gobierno de Lenín Moreno. En 2007, se creó la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), con sede permanente en Quito, aunque Ecuador dicidió retirarse de forma definitiva en 2018 alegando falta de acciones concretas. Es miembro fundador del Foro para el progreso del Sur ProSur. También ha sido parte de la creación del Banco del Sur, junto con seis otras naciones suramericanas. Ecuador realizó negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, pero con la elección del Presidente Correa estas negociaciones fueron suspendidas.

El sistema público financiero del Ecuador está conformado por el Banco Central del Ecuador (BCE), el BanEcuador B.P., el Banco del Estado, la Corporación Financiera Nacional y el Banco del Pacífico.

A partir de 2007, con una economía superada por la crisis económica, una serie de reformas políticas y económicas han ayudado a encaminar a la economía ecuatoriana a un desarrollo sostenido, considerable y enfocado a lograr una estabilidad financiera, política y social; basada en la tendencia tomada por la región latinoamericana que ayudó a no verse afectada por la crisis mundial del primer mundo en 2010.

Impuestos enfocados a cambiar hábitos de consumo; desarrollo de sectores estratégicos y prioritarios; construcción, mejoramiento de sectores claves; desarrollo de la industria interna; políticas claras de comercio, competitividad, inversión estratégica, mejoramiento laboral, etc., han ayudado a lograr un crecimiento económico destacado que alcanza por encima del 8 % anual en 2011, esto reflejado en una clara disminución de la mendicidad y pobreza extrema, estabilidad de la clase media, disminución de la brecha de las clases sociales, creación de puestos de trabajos, aumento del comercio interno, entre otros.

Todo esto acompañado con nuevos mercados internacionales y de cooperación, principalmente con países asiáticos y latinoamericanos. Un ejemplo es la solicitud formal de convertirse en miembro pleno del Mercosur, creación de nuevas embajadas en Asia, fortalecimiento de organismos como la CELAC, CAN, etc; e implementación de proyectos como el eje Manta-Manaos como alternativa al Canal de Panamá y el proyecto alterno de navegabilidad por los ríos Morona - Amazonas.

En las zonas rurales, en las que vive más o menos el 37 % de la población del país, se estima que el 45 % de los habitantes de dicha fracción subsiste en condiciones de necesidad. Gran parte de los casos fueron producto de no haber sido considerados por décadas al momento de hacer inversión en educación y de obras de infraestructura, como carecer de tierras adecuadas, regadíos suficientes y falta de vías de acceso en buen estado. Aunque se ha notado un progreso notable en revertir esta situación en los últimos años, desarrollando significativas inversiones en educación e infraestructura, junto con créditos que ha mejorado la calidad de vida del campesinado ecuatoriano y lograr detener la migración hacia las ciudades reflejado en el censo de 2010 donde la población rural llegó al 37,23 % frente al 62,77 %.

En el período 2018-2020 el empleo pleno en Ecuador se ha visto afectado por políticas neo liberales que ha dejado como resultado la disminución del empleo efectivo en 1,80 %, pasando de 40,6 % en diciembre de 2018 a 38,8 % en diciembre de 2019. Así mismo, el desempleo llegó a situarse en el 3,80 % al cierre del año 2019, al mismo tiempo el empleo inadecuado se situó en 17,8 %, según datos del INEC, con el resto de la población en empleo no pleno y no remunerados; esto tomando en cuenta que la mayoría de la población ecuatoriana está en edad. La pobreza por ingresos ha subido sobre todo en el gobierno de Moreno, afectando al 24 % de la población en comparación al 2016, que estaba en 22,9 %. El crecimiento económico ha sido fluctuante en los últimos 7 años (2012-2019), la cual pasó de una estimación de crecimiento económico por encima de la media latinoamericana del 5.4 % para 2012, a un nulo crecimiento en 2019 cuando la economía creció apenas el 0,1%.[139]

En el “Índice de Competitividad Global 2019”[140]​ el Ecuador se encuentra en el puesto 90 con una diferencia de 7 puntos en contraste a la edición pasada, uno de los factores problemáticos que resaltan en el país es la inestabilidad política que resulta ser un factor importante puesto que influye a las decisiones de posibles inversores extranjeros, este en el reporte anterior se establecía en quinto lugar, ahora se halla liderando la lista con un cambio de mandatario cuyos primeros actos han generado en una parte del pueblo ecuatoriano incertidumbre y en la otra gran parte, un respiro a la administración previa. El país enfrenta aún desafíos como la falta de capacitación en la administración de sus recursos pero su progreso todavía es notable.

Algunos de sus fuertes en la actualidad son la infraestructura, el tamaño del mercado, la educación superior y como índice principal, la salud y educación primaria que ha mejorado unos catorce puntos en comparación con el “Índice de Competitividad Global 2016-2017”[141]​ el cual se ubica en el puesto 68. Si bien, el alza que mostró el Ecuador con su PIB desde el 2000 al 2014 ha revelado una baja desde ese año en adelante, para el 2018 el FMI previó una mejora del PIB del país que lo ubicaría en una cifra ligeramente positiva, con 0,6 % y con una tenue mejora al reducirse la inflación del 2017 de 0,8 % a 0,7 % en 2018.[142]

Según el Banco Mundial, la tasa de pobreza en Ecuador aumentó del 21,5% en 2017 al 25% en 2019. Además, el índice de Coeficiente de Gini, que mide la desigualdad de los ingresos, pasó del 0,45% en 2014 al 0,447% (la igualdad perfecta es 0%).[143]

El Ministerio de información y Turismo fue creado el 10 de agosto de 1992, al inicio del gobierno de Sixto Durán Ballén, quien visualizó al turismo como una actividad fundamental para el desarrollo económico y social de los pueblos. Frente al crecimiento del sector turístico, en junio de 1994, se tomó la decisión de separar al turismo de la información, para que se dedique exclusivamente a impulsar y fortalecer esta actividad.[144]

Ecuador percibe alrededor de 2,43 millones de entradas de turistas y USD. 1871 millones de dólares; en relación con el PIB. Los destinos más frecuentados son: Quito, Galápagos, Cuenca, Montañita, Guayaquil y la Amazonía (Parque Nacional Yasuní). Con respecto al índice de competitividad, el país se encuentra en el puesto 70 con un valor de 3.90, acorde lo publlicado del Foro Económico Mundial en 2019.[145]

En el período de enero a marzo del año 2022, Ecuador percibió un total de 222.325 entradas extranjeras, donde el 37.7 % de ellas corresponden a ciudadanos estadounidenses, en comparación con el año 2021, por el impacto de la pandemia del Covid-19 donde hubo solamente 87.207 entradas de extranjeros en ese mismo periodo, ha tenido un crecimiento del 154.9%.[146]

Ecuador es un país con una geografía heterogénea, lo que ha originado una gran variedad de paisajes, climas, convirtiéndolo en un país con una elevada diversidad natural y cultural. Ecuador cuenta con 3 patrimonios culturales y 2 naturales, además de contar con 4 expresiones culturales inmateriales reconocidos por la Unesco.

Entre los principales destinos turísticos se destacan:

El país cuenta con una amplia gama de áreas de explotación, minera, petrolífera, agropecuaria, acuicultura y avícola, que se ha aprovechado a lo largo de su historia, y en la actualidad se ha desarrollado en un ámbito más objetivo, focalizado, ordenado y orientado a un conservacionismo ambiental (p. ej: La reserva del Yasuní) y rentabilidad a corto y largo plazo. Independizándose cada vez más de la dependencia internacional o de proveedores privados para sustentar las necesidades generales o prioritarias en el desarrollo nacional.

El país cuenta con potencial para la industria en una gran variedad de sectores, como por ejemplo el petróleo. La producción interna de materias primas textiles y manufacturadas; la minería; la industria química, petroquímica; así como la petrolera y gasífera, por disponer de la principal entrada de esta industria; generación eléctrica debido a su altísimo potencial hidráulico, solar y eólico en varios sectores del país; la elaboración de productos a base de la fundición de materiales o cristales; producción agroindustrial y de alimentos procesados; producción farmacéutica, entre otros.

Un proyecto que fue de mayor relevancia para el desarrollo fue la refinería del Pacífico, ubicada en Manta, la cual iba a ser una de las mayores en la región. Después que el proyecto fracasó, el gobierno de Moreno empezó a licitar la construcción de una refinería en la costa ecuatoriana, con total capital privado. Con esto permitirá a Ecuador pasar de ser importador de derivados del petróleo a exportador de los mismos, aunque no ha habido ofertantes a mayo de 2020. Además, diversos proyectos hidroeléctricos entre el más destacable la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair que genera cerca del 40 % de la demanda del país que junto a los demás proyectos permite a Ecuador ser unos de los principales exportadores de energía eléctrica en el continente, comprobándose la venta de energía eléctrica a Colombia por unos 80 millones de dólares a 2019; la minería a gran escala que firmó su primer contrato en la historia en marzo de 2012, y que a 2020 se analiza ser una de las industrias de explotación de mayores ingresos junto con el petrolífero, pues se han encontrado varios yacimientos de diversos metales en Azuay, Morona Santiago, El Oro y Zamora Chinchipe, en este último, ya en marcha el mencionado contrato con más de 5000 millones de dólares de ingresos netos al Estado ecuatoriano, fuera de otros.

La rehabilitación y reapertura después de décadas de abandono del ferrocarril ecuatoriano en toda su trayectoria, considerado uno de los más aventureros hermosos y diversos; iniciado en el gobierno de Gabriel García Moreno y considerado uno de los más complicados de elaborarse en la época por las condiciones de los terrenos donde fue construido.

La vialidad del Ecuador en los últimos 10 años (2010-2020) ha sufrido un enorme desarrollo, con vías y autopistas desarrolladas bastante considerables, incluye la de implementación de vías rápidas o autopistas a lo largo de su territorio. Actualmente cuenta con casi su completa red vial asfaltada y con señalética y seguridades modernas para los mismos, todos los proyectos enfocados a vías de 6 carriles. Las vías de mayor importancia son la Panamericana (actualmente en ampliación de 4 a 6 carriles desde Rumichaca hasta Ambato, la conclusión de 4 carriles en todo el tramo de Ambato a Riobamba y la laguna de Colta, ampliación en la provincia de Cañar, mejoramiento entre Azogues y Cuenca y la ya en funcionamiento hasta Loja). La Ruta del Espondilus y/o Ruta del Sol (orientada a viajar por toda la línea costera ecuatoriana); la troncal amazónica (que cruza de norte a sur toda la Amazonía ecuatoriana, enlazando la mayoría y más importantes ciudades de la misma); Otro proyecto de gran importancia en desarrollo es la carretera Manta - Tena; la autopista Guayaquil - Salinas; la carretera Aloag - Santo Domingo; Riobamba - Macas (olvidada durante más de 40 años, y que atraviesa por el parque nacional Sangay), el complejo de puentes Unidad Nacional en Guayaquil, el puente sobre el río Napo en Francisco de Orellana; el puente sobre el río Esmeraldas en dicha ciudad homónima; y quizá la más rescatable de todas, el puente Bahía - San Vicente, el mayor en la costa del Pacífico latinoamericano. Al igual que una amplia red vial de caminos vecinales asfaltados y de hormigón que han ayudado a mejorar sustancialmente el comercio y el desarrollo.

Los aeropuertos internacionales de Quito y Guayaquil han sufrido un alto aumento que ha requerido su modernización, que en el caso de Guayaquil y su Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo - Guayaquil implicó la construcción de una nueva terminal aérea de 53 mil metros cuadrados, considerada de las mejores de Latinoamérica y una de las mejores del mundo, terminal guayaquileña que es usada por más de cuatro millones de pasajeros anuales (aunque está en marcha la construcción del nuevo aeropuerto intercontinental en Daular en la vía a la costa, que contará con 3 pistas para vuelos simultáneos en un área de 2020 hectáreas); y en Quito se inauguró el 20 de febrero de 2013 el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, ubicado en la localidad de Tababela, distante 25 kilómetros del Centro Histórico de la capital, su pista tiene 4.098 metros de longitud y su torre de control posee 41 metros de alto. Tiene espacio suficiente para una segunda pista, que será construida en el futuro. En una segunda etapa, prevista para 2023, se ampliará la terminal en 20 mil metros cuadrados más. Por el largo de su pista, puede recibir a los aviones más grandes de la actualidad, como el Boeing 747 o el Airbus A380. La superficie del Aeropuerto es de 1500 hectáreas, el área construida es de 70 hectáreas, la terminal de pasajeros tiene 38 mil metros cuadrados de superficie y se estima que cinco millones de personas lo usarán al año.

También entró a funcionar el restaurado y mejorado aeropuerto de Cotopaxi en Latacunga, orientado principalmente como aeropuerto de carga internacional, pero que funciona también para transporte interno de pasajeros. Actualmente se halla en desarrollo la implementación del aeropuerto internacional en Manta. Todos estos con proyecto de aeropuertos intercontinentales. Pero Ecuador también cuenta con varios aeropuertos de transporte interno. Entre los más destacables: Francisco de Orellana, Nueva Loja, Tulcán, Esmeraldas, Loja (Ciudad de Catamayo), Santa Rosa, Shell, Salinas, Tena, entre otros. En la Amazonía donde sirve la Fuerza Aérea para habitantes de sitios inaccesibles sus pistas y flotas han sido modernizados en los últimos años. Uno de los desarrollos destacables en aeronavegación ecuatoriana es la implementación de aeropuertos binacionales como el de Tulcán y Esmeraldas con vuelos a Colombia, y en desarrollo aún el de Santa Rosa y Loja con vuelos a Perú.

Los puertos marítimos son un notable punto en el comercio y turismo. El más importante, por donde pasa el 70 % de la exportación e importación del país, es el puerto de Guayaquil, ubicado al sur de la ciudad costera, al que también llegan cruceros con pasajeros de distintos países; además, la modernización en los últimos años ha permitido que puertos como el de Manta lleguen cruceros de gran calado. Otro puerto de gran importancia es el de Posorja en el Golfo de Guayaquil, mayormente de carga. Puerto Bolívar en Machala es principalmente para la exportación agrícola como banano, camarón, cacao, etc. El puerto de Esmeraldas principalmente para la exportación industrial de petróleo, gas y sus derivados.

En la actualidad 8,1 de cada 10 ecuatorianos usan internet regularmente para diversos fines: desde correo electrónico, comercio electrónico, prácticas laborales, ocio, educación, información, entre otros.[147]​ Se calcula que con la reducción y ampliación de accesibilidad que se ha dado en los últimos años, el 79 % de los hogares posee internet, donde el uso es mayor en el sector urbano con el 64,4%, frente al 37,9%, en el área rural. Por provincias, Galápagos es la que tiene más porcentaje de personas que han utilizado Internet con ella 78,7%, seguido de Pichincha con el 67,1%, Azuay con el 61,1%, El Oro con el 59,7% y Guayas con el 59,3%.[148]​ La fibra óptica cubre las 24 provincias del país[cita requerida] y el auge de la conexión Wi-Fi mayormente por entidades públicas.[cita requerida]

Si bien la penetración de internet es comparable con la mayoría de los países latinoamericanos, Ecuador cuenta con un número interesante de usuarios de redes sociales, y páginas web especializadas.[cita requerida] Según Facebook, a noviembre de 2012, Ecuador posee 5 077 060 de usuarios, lo cual la ubica en la posición 35 a nivel mundial de países con más usuarios de esta red social.[149]

Si bien la telefonía fija se mantiene aún en el país con un crecimiento periódico, esta ha sido desplazada muy notablemente por la telefonía celular, tanto por la enorme cobertura que ofrece y la fácil accesibilidad.

Actualmente se determinó que existen más líneas de telefonía celular que habitantes en Ecuador, fenómeno que se aclara por los usuarios que optaron por tener dos líneas en su poder de diferentes operadoras para reducción de costes en llamadas y mensajes, por la descontrolada venta de líneas que en su mayoría dejaron de ser utilizadas y no han sido deshabilitadas, así como otras; en la actualidad tratan mediante políticas de Estado, restructurarlas, registrarlas por usuario entre otras. Fuera de ello se determina que cada ecuatoriano por lo general posee un celular a partir de los 14 años más allá muchas veces de su estatus económico, tomando en cuenta ciertas excepciones y la menor presencia que obviamente se da en el sector rural frente al urbano.

En el país, existen cuatro operadoras de telefonía fija, CNT, ETAPA (públicas), TVCABLE y Claro (privadas) y cuatro operadoras de telefonía celular, Movistar, Claro y Tuenti (privadas) y CNT (pública).

En Ecuador existen dos bandas para la recepción de imágenes, la UHF y la VHF, y según donde se ubique la recepción de imagen, se sintoniza el canal, ya que en un principio el Estado no dispuso de un control de franquicia para comprar el derecho que otorgue la privacidad y que otro tipo de recepción no ocupe su espacio en cualquier otra ciudad o provincia del país.

Actualmente existen varios medios para la dotación del servicio televisivo, sea cobertura por antenas analógicas de aire de carácter abierto y gratuito, así como también las de pago mediante proveedores de televisión por cable o por antenas satelitales, tanto públicas como privadas.

La mayoría de ciudades y poblaciones disponen de al menos un canal comunitario que puede ser de frecuencia VHF (canales primarios) o UHF (canales secundarios). Algunos de sintonía nacional, entre los canales que poseen señal de sintonía internacional están: Ecuavisa - Posee señal internacional, RTS, Teleamazonas, que posee señal en Estados Unidos a través de los canales 839 y 842 del Dish Pack Latino, Ecuador TV Televisión Pública, TC Televisión, Gamavisión, Canal Uno -, Posee señal internacional, Telerama, RTU, Oromar TV, Latele, TVC, CiudadColorada - Portal internacional Teleamazonas HD, Ecuavisa HD, Oromar HD, TC HD y Canal Uno HD son canales nacionales de Ecuador que están en full HD.

El Ecuador, debido a la modernización de la época, estableció para la implementación de la televisión y radio digitales, la norma ISDB-Tb, con fecha 26 de marzo de 2010. El anuncio lo hizo el Superintendente de Telecomunicaciones, Fabián Jaramillo. Así, Ecuador se convierte en el sexto país en adoptar el standart ISDB-Tb, el estándar más optado en la región latinoamericana.

El apagón analógico se estableció para el 31 de diciembre de 2018 a nivel nacional, el cual se llevará en tres etapas, el primer apagón para las ciudades con más de 500 mil habitantes para el 31 de diciembre de 2016, el segundo para las ciudades con más de 200 mil habitantes para el 31 de diciembre de 2017 y el tercero a nivel nacional para el 31 de diciembre de 2018.

Los diarios de mayor circulación nacional son: Diario Extra (Guayaquil), El Telégrafo (Guayaquil), El Universo (Guayaquil), El Comercio (Quito), La Hora (resto del país). Muchas de las capitales de provincias disponen de 2 a 3 periódicos locales.

A continuación una lista de medios escritos:

La literatura ecuatoriana se ha caracterizado por ser esencialmente costumbrista y, en general, muy ligada a los sucesos exclusivamente nacionales, con narraciones que permiten vislumbrar cómo es y se desenvuelve la vida del ciudadano común y corriente. Ecuador no ha dado literatos cuyos libros se vendan masivamente a nivel mundial. Pese a lo anterior, algunos escritores ecuatorianos han logrado ser medianamente conocidos en el contexto internacional, especialmente en los países hispanohablantes o iberoamericanos. Entre estos tenemos a Jorge Icaza, Alejandro Carrión Aguirre, Juan Montalvo, José de la Cuadra, Pedro Jorge Vera, Pablo Palacio, Demetrio Aguilera Malta, Alfredo Pareja Díez Canseco, Numa Pompilio Llona, Adalberto Ortiz, Medardo Ángel Silva, César Dávila Andrade, Luis Costales, Alfonso Rumazo González, José Martínez Queirolo, Jorge Enrique Adoum, Carlos Carrera Barreto, Hugo Mayo, Jorge Carrera Andrade, Arturo Borja, Ernesto Noboa y Caamaño, Juan León Mera. Uno de los aspectos más interesantes de las letras ecuatorianas, es que estas han producido una cantidad notable de buena narrativa, con autores que lograron fotografiar la idiosincrasia criolla y plasmarla en sus relatos. Nadie podría decir, pese a la crudeza de su contenido, que por ejemplo las novelas de Jorge Icaza no son un retrato muy hábilmente fabricado de las horribles penurias del indígena de la sierra ecuatoriana. Icaza traslada al lector al escenario que describe e incluso utiliza el mismo lenguaje que tienen los protagonistas en la vida real en su novela Huasipungo.

Pero la literatura ecuatoriana no se limita únicamente a Icaza y el indigenismo. También existen otros grandes expositores de la misma, como Alfredo Pareja Díez Canseco, quien destacó más que nada como novelista. Este, en contraposición a Jorge Icaza, creó novelas esencialmente urbanas, en las que aflora la denuncia social. También fue un gran historiador. Si seguimos en la senda de los novela dedicada a la denuncia social, es imprescindible nombrar a Joaquín Gallegos Lara, cuya obra, aunque breve, es magistral al aludir a los problemas que agobian a la clase obrera y la brutal explotación que esta sufre a manos de empresarios inescrupulosos. En Las cruces sobre el agua narra la peor masacre obrera ocurrida en la historia del Ecuador (1922). Demetrio Aguilera Malta, en cambio, fue más que nada un novelista costumbrista aunque también muy multifacético. En sus escritos describió al "montubio", el típico campesino mestizo de la costa ecuatoriana. Entre las mujeres que escriben está Alicia Yánez Cossío, dueña de una considerable producción narrativa, en la que se incluye la novela "Sé que vienen a matarme", una polémica novela acerca del dictador Gabriel García Moreno y sus excesos mientras era presidente de Ecuador. La poetisa Karina Gálvez, nominada en 2011 a la 1.ª Medalla Internacional a la Paz y a la Cultura "Presidente Salvador Allende", autora del poema "La Batalla del Pichincha" [2], ha dado a conocer la poesía ecuatoriana a nivel internacional.

En la literatura contemporánea podemos encontrar varios ensayistas importantes como Agustín Cueva y Bolívar Echeverría; narradores como Javier Vásconez, Eliécer Cárdenas, Huilo Ruales, Santiago Páez, Abdón Ubidia, Marco Antonio Rodríguez, Humberto Salvador, Pablo Palacio, Leonardo Valencia, Gabriela Alemán, Iván Egüez, Jorge Luis Cáceres, Eduardo Varas, Miguel Antonio Chávez; o poetas como Ernesto Carrión, Alexis Naranjo, Hugo Mayo, Iván Carvajal Aguirre, Kléber Franco Cruz, Iván Oñate, Julio Pazos Barrera, Humberto Vinueza, Javier Ponce, Fernando Nieto Cadena, Jorge Martillo, Edwin Madrid, Cristian Avecillas, Carla Badillo Coronado, Marcos Rivadeneira Silva, Pedro Gil, Julia Erazo D. entre otros.

Juan Montalvo
Ambato

Medardo Ángel Silva
Guayaquil

Arturo Borja
Quito

Pablo Palacio Suárez
Loja

La práctica artística contemporánea en el Ecuador cuenta con talentosos exponentes que han madurado proyectos y propuestas. Las políticas culturales institucionales del país han provocado que la escena artística contemporánea no logre operar con la contundencia ni la eficiencia que se requiere para ocupar un espacio competitivo a nivel internacional.[150]​ Sin embargo entre los artistas contemporáneos del Ecuador encontramos figuras que han logrado autónomamente estabilidad y competencia en la creación y exhibición de obras, así como el reconocimiento local e internacional: Oswaldo Guayasamín, Gonzalo Endara, Eduardo Kingman, Camilo Egas, Oswaldo Viteri, Teddy Cobeña, Carlos Rosero, entre otros. La extinta aerolínea Ecuatoriana de Aviación, llevaba en sus aviones las ilutraciones de los maestros Oswaldo Guayasamín y Eduardo Kingman como parte de su distintivo colorido.

Es un país con atributos en las artesanías. Esto se da, por una parte debido a su legendaria tradición de productos de uso cotidiano, pasando por la cerámica y los usos que se le dieron, además de los metales y la cestería, y por la otra gracias a una enorme cultura productora de textiles e instrumentos musicales.

En el campo de la dramaturgia casi no ha habido exponentes relevantes o que hayan alcanzado un alto grado de difusión, especialmente a nivel internacional. Sin duda el mejor, más prolífico y conocido es el guayaquileño José Martínez Queirolo, cuyas obras se han representado en Estados Unidos y Europa, a la vez que han sido traducidas a otros idiomas. También se lo conoce como autor de numerosos cuentos, entre los que también hay algunos creados para niños. Además es un destacado actor y dirige su propia compañía de teatro. Ganó el Premio Nacional de Cultura "Eugenio Espejo" en 2001.

El costumbrismo en el teatro ecuatoriano es un subgénero iniciado a principios del siglo XX cuyos principales exponentes fueron Ernesto Albán Mosquera con su personaje Evaristo Corral y Wigberto Dueñas Peña con el Indio Mariano. Es un género eminentemente satírico, con una alta carga de crítica sociopolítica.

La producción cinematográfica de Ecuador incluye cortos y documentales hechos a lo largo del siglo XX. Pese a la calidad o el valor histórico de algunas de esas aportaciones culturales, el cine ecuatoriano solo ha comenzado a tener repercusión internacional en el siglo XXI. La producción de largometrajes fue en el siglo pasado una limitante en lo referente a cantidad, en gran parte debido a los costos que conllevaba producir una película. Pese a eso en la última década la producción cinematográfica ha aumentado en una escalada importante, debido a las facilidades y garantías que ofrece el país bajo leyes e iniciativas para su producción y difusión, así como exoneraciones de impuestos.

Varias cintas han llegado a proyectarse comercialmente y con éxito, tal es el caso de Crónicas, Que tan lejos, Con mi corazón en Yambo, A tus espaldas, Mono con gallinas, Mejor no hablar de ciertas cosas o En el nombre de la hija, algunos de ellos con reconocimientos en festivales internacionales de cine.

Ecuador posee una gran diversidad de estilos musicales producto de la riqueza cultural, herencia y mestizaje de las culturas europeas, afro, e indígenas. El pasillo es considerado el género de música nacional, y su día nacional se celebra el 1 de octubre, natalicio de Julio Jaramillo, máximo exponente del género. Entre los géneros musicales locales se destacan ritmos mestizos como el pasacalle, el pasillo, el yaraví, el albazo, el bolero, el requinto; ritmos afros como la bomba, la marimba, guaracha, mambo; ritmos indígenas como el sanjuanito música Folclórica andina. De influencia extranjera géneros como el pop, el rock, el merengue, la salsa, la cumbia, el vallenato, la bachata, el ska, la música electrónica, el dance, el reggae, el heavy metal, el punk, el hip hop o el reguetón.

A partir de finales de la década de los 60, bajo la influencia de grupos anglosajones como The Beatles, o bandas pioneras del rock en español como Almendra, empiezan a gestarse en el país las primeras agrupaciones de rock que darían nacimiento a los primeros episodios del Rock Ecuatoriano como Boddega, Los Corvets, o Los Hippies.[cita requerida]

Es durante la década de los 80 que el rock nacional realmente empieza a jugar un importante rol dentro de la escena de música ecuatoriana, con grupos como Tranzas, Clip, o Contravía. A su vez también son recordados artistas de gran trayectoria como Pancho Jaime, Hugo Idrovo, o Héctor Napolitano. Sin embargo, los nacientes temas del rock nacional sufrieron en gran medida numerosos intentos de censura por parte del gobierno de León Febres-Cordero Ribadeneyra llegando incluso a sabotear los shows y festivales donde se tocaran los temas de estos artistas. Durante los años 90 también aparece Verde 70, considerado uno de los mejores grupos de rock ecuatoriano.

Es gracias a la realización de festivales de música independiente como Al Sur del Cielo, Quito Fest, o Pululahua, Rock desde el Volcán que en las décadas del 2000 y 2010 se le empieza a dar gran acogida a nuevas agrupaciones ecuatorianas como Guardarraya, Esto es Eso, Sal y Mileto, Rocola Bacalao, Mamá Vudú, Sudakaya, y entre otros, que buscan renovar la escena al combinar e incorporar elementos de estilos de música autóctonos del Ecuador y de Latinoamérica como el pasillo o la Bomba del Chota, con géneros como el Rock, Techno, Hip hop, o Reggae. En la actualidad, se destacan grupos como Da Pawn, La Máquina Camaleón, Les Petit Bâtards, o Lolabúm.

El más destacado músico, Luis Humberto Salgado quien fue un compositor de música clásica de Ecuador. Compuso nueve sinfonías, cuatro óperas, una ópera-ballet, siete conciertos, operetas y varias piezas de música popular ecuatoriana, sobre todo sanjuanitos y pasacalles, algunos con innovaciones notables como la Segunda sinfonía (Sintética no. 1), la Sexta sinfonía (para cuerdas y timbales), las sonatas 2 y 3 para piano y el sanjuanito futurista. Otro compositor de renombre, fue el lojano Carlos Miguel Agustín Vaca, cuyas aportaciones musicales fueron destacadas, ya que compuso el himno de numerosas ciudades y cantones dentro de Loja. De la música tradicional ecuatoriana extrajo motivos para sus óperas así como también ritmos y armonías para sus sinfonías. Pese a los esfuerzos de la Orquesta Sinfónica de Ecuador y del director Álvaro Manzano, buena parte de su música está aún por interpretarse y casi la totalidad por grabarse.[cita requerida]

En el ámbito operístico, tenemos a Marlon Valverde, tenor ecuatoriano, quién encarnó al Libertador Simón Bolívar, en la ópera Manuela y Simón; Andrés Córdova, Sofía Rosado, Viviana Rodríguez, Roy Espinoza, quienes participaron en La Traviata.[151]​ Destaca la soprano Beatriz Parra, por sus condecoraciones y logros otorgados en su larga trayectoria dentro de este campo.[152]

También destacan artistas como Carlota Jaramillo, Julio Jaramillo, Las Hermanas Mendoza Suasti, Polibio Mayorga, Dúo Benítez-Valencia, Hermanos Miño Naranjo, Paulina Tamayo, Fresia Saavedra, Segundo Rosero, Anita Lucía Proaño, Soledad Morales, Segundo Bautista, Juan Fernando Velasco, entre otros. En el subgénero de música popular como la technocumbia, se destacan también muchos cantantes como: Sharon la Hechicera, Gerardo Morán, María de los ángeles, Jaime Enrique Aymara, Delfín Quishpe, entre otros.

Gerardo Mejía, conocido en los 90 simplemente como Gerardo, también es uno de los artistas ecuatorianos con mayor repercusión internacional, y uno de los primeros latinos en triunfar en el mercado anglo, donde llegó a ubicar su sencillo debut en el Top 10 de Billboard Hot 100. Paulina Aguirre, cantante de música cristiana ha sido galardonada con una Gaviota en el Festival de Viña del Mar y Juan Fernando Velasco, son los únicos en ganar un Grammy Latino. Otra artista reconocida es Mirella Cesa, quien ha conseguido sonar internacionalmente, ganó una gaviota de plata en el festival Viña del Mar 2018 [3] y aparece en los listados latinos de Billboard en Estados Unidos.

La gastronomía de Ecuador es bastante variada debido a la existencia de cuatro regiones geográficas diferenciadas —costa, sierra, oriente y región insular— con costumbres y tradiciones diferentes. Los distintos platos típicos y los ingredientes principales varían en función de estas condiciones naturales.[153]

El pescado que suele comerse en la costa ecuatoriana es conseguido de las aguas del Océano Pacífico o de los innumerables ríos navegables de la zona. Entre los principales pescados se encuentran el picudo, albacora, dorado, camotillo, chame, corvina y especies exóticas como la trucha. Algunos de los platos populares con pescado son: sopa marinera, ceviches de pescado, corviches, bollos, cazuelas, estofado de pescado con maní, encocado, etc. Un plato típico de la costa se llama Encebollado de pescado, su consumo se ha extendido a lo largo de todo el país, convirtiéndolo en uno de los platillos más populares del Ecuador.

Ecuador es un principal país exportador de plátano, por lo que este representa un importante elemento en la gastronomía, en especial en la costa ecuatoriana. Existen tres principales variedades de plátano, las tres más importantes: el plátano verde, el plátano maduro y el guineo. Los plátanos verdes y maduros deben cocinarse antes de ser ingeridos. El plátano verde (simplemente llamado 'verde') suele comerse frito, asado o hervido. El plátano maduro (o simplemente, 'maduro') suele comerse frito, asado o hervido de igual manera, y tiene un sabor más dulce y una consistencia más suave. El "guineo", es el nombre típico de la banana ecuatoriana; suele comerse crudo como una fruta cualquiera, aunque también hay una plétora de postres preparados a base del guineo. Existe, además, un tipo de guineo en miniatura, que se conoce con el nombre de 'orito'.

Las verduras están presentes en diferentes formas, el arroz, el plátano verde o maduro, la yuca, o la salsa de maní (cacahuate) tostado y molido. El maíz se suele comer en las muy populares tortillas de maíz conocidas como bonitísimas, cocinan los choclos en agua y sal, las mazamorras y los comen con queso fresco. Igual los frijoles, que acompañan a muchos de sus platos. El puré de papas o lo sirven de base para platos como los llapingachos que son tortillas de papa o los locros.

Se suele comer carne de vaca,[154]cerdo,[155]cordero, cabra, pato, pavo y pollo. Algunos platos se combinan con verduras como el seco de chivo o el seco de gallina que son trozos de carne, tipo estofado, servida con arroz. Dentro de los platos exóticos se tiene el cuy, que suele comerse asado en las celebraciones de ciertas partes andinas del país. La carne de chancho, que se come en varios lugares del Ecuador, participa en la elaboración de diversos platos, algunos de ellos como fritada, hornado, chugchucaras.

Es de destacar de la cocina de Ecuador, los caldos (conocidos como sopas o locros) que suelen prepararse con verduras muy diversas y carne de gallina, son frecuentemente servidos en los mercados callejeros como desayuno. Algunos de ellos son muy populares como el yaguarlocro que es una sopa de papas que lleva como ingrediente borrego y una salsa.[156][157][158][159]

[160]

La actividad deportiva es regulada por el Ministerio del Deporte, así como por asociaciones independientes como federaciones, institutos y ligas en las distintas prácticas deportivas.[163]​ La chaza y el ecuavóley son los deportes nacionales de Ecuador,[164]​ No obstante, desde principios del siglo XX, el fútbol es el deporte más popular del Ecuador,[165]​ siendo la Copa Municipal de Fútbol Guayaquil 1908, el primer torneo deportivo de la historia ecuatoriana, y la Liga Deportiva Guayaquil (fundada el 6 de mayo de 1911), la primera entidad multideportiva del país. Es así como el desarrollo del deporte nacional, gira en torno al fútbol, dando origen a la Federación Deportiva Guayaquil, el 25 de julio de 1922, que dos años más tarde se transforma en la Federación Deportiva del Guayas, primera institución en representar al Ecuador en el COI y la FIFA. El 30 de mayo de 1925 se fundó la Federación Deportiva Nacional del Ecuador, conocida por su acrónimo Fedenador,[166]​ fue entonces que la FDG cedió voluntariamente sus derechos y prerrogativas a la Fedenador en beneficio del deporte nacional.

En la actualidad, el fútbol profesional ecuatoriano se divide en dos categorías, en la Primera Categoría, la Liga Profesional de Fútbol organiza la serie A y la serie B; mientras la Segunda Categoría, la Copa Ecuador, la Supercopa de Ecuador y la Súperliga Femenina están a cargo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. En cuanto a la selección nacional, durante el siglo XX, fue considerada una de las selecciones más débiles de la CONMEBOL, siendo junto a Venezuela, una de las selecciones sudamericanas que no han ganado la Copa América; no obstante, ha experimentado un proceso de evolución, logrando clasificar a los Mundiales de Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Brasil 2014 y Qatar 2022, siendo su mejor participación, la de 2006, en la que clasificó a octavos de final. La selección sub-20 ganó los Juegos Bolivarianos de 1985, los Juegos Panamericanos de 2007 y el Sudamericano 2019, además de obtener el tercer puesto en el Mundial Polonia 2019.

Los futbolistas ecuatorianos más destacados son: Alberto Spencer, máximo goleador de la Copa Libertadores con 54 goles;[167]Iván Hurtado, el jugador con más partidos disputados en la selección de fútbol en 167 ocasiones; Agustín Delgado, máximo goleador de la selección nacional con 31 tantos; Jaime Iván Kaviedes, quien en el año de 1998 fue máximo goleador del mundo, con 43 goles en 39 partidos; Édison Méndez; Álex Aguinaga; Ulises de la Cruz; Christian Benítez y Antonio Valencia. A nivel de clubes, el más destacado es Liga de Quito, ganador de la Copa Libertadores 2008,[168]​ dos Recopas Sudamericanas (2009, y 2010) y la Copa Sudamericana 2009,[169]​ subcampeón de al Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2008;[170][171]​ a nivel nacional, posee 14 títulos (11 de Serie A, la Copa Ecuador 2018-19 y dos Supercopas de Ecuador). Le sigue Barcelona Sporting Club, subcampeón de la Copa Libertadores 1990 y 1998, es además el club con más títulos nacionales, con 16 campeonatos de Serie A. También destaca el Club Sport Emelec, primer campeón nacional, cuenta con 14 títulos de Serie A, además del subcampeonato de la Copa Merconorte 2001 y ser elegido club del mes del mundo según la IFFHS en junio de 2010.[172]​ El Club Deportivo El Nacional le sigue en títulos de Serie A, con 13 coronas, distinguiéndose por haber conseguido dos tricampoenatos: 1976, 1977 y 1978 y en 1982, 1983 y 1984. Finalmente, cabe resaltar el surgimiento de Independiente del Valle en los recientes torneos internacionales, ganando la Copa Sudamericana 2019.

Uno de los deportes en donde Ecuador ha destacado es el atletismo, en el que Jefferson Pérez, es el máximo exponente, con tres títulos mundiales de marcha atlética (París 2003, Helsinki 2005 y Osaka 2007), además de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996[173]​ y una de plata en Pekín 2008.[174]​ Le sigue Glenda Morejón, campeona de marcha en el Campeonato Mundial de Atletismo Sub-18 de 2017[175]​ y del Gran Premio de Los Cantones 2019 (España); mientras en carrera de velocidad, Álex Quiñónez ha ganado los Juegos Panamericanos de 2019, el XV Campeonato Iberoamericano de Atletismo de 2012, los Juegos Suramericanos de 2018 y los Juegos Bolivarianos de 2013 y 2017. Por otra parte, Rolando Vera es el único fondista no brasileño que ha ganado cuatro veces consecutivas (1986-1989) la Carrera Internacional de San Silvestre en Brasil.

El ciclismo es una disciplina cuya popularidad ha ido en aumento en los últimos años, distinguiéndose en esta disciplina la Provincia de Carchi, cuna de Richard Carapaz, campeón del Giro de Italia 2019, subcampeón de la Vuelta a España 2020 y tercero en el Tour de Francia 2021, además de conseguir la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. También se destacan en ciclismo Jhonatan Narváez Jonathan Caicedo, Miryam Núñez y Doménica Azuero. En el tenis, Pancho Segura fue considerado en 1950 y 1952 como el jugador número Uno del mundo por la USTA,[176]Andrés Gómez ganó el Torneo de Roland Garros 1990 y el Masters de Roma en 1982 y 1984, mientras Nicolás Lapentti posee cinco títulos ATP y su mejor clasificación en sencillos fue nro. 6 del mundo en 1999. El Béisbol es otro de los deportes en la que Ecuador ha conseguido títulos internacionales, en sus palmarés posee dos campeonatos ganados en el Sudamericano de Béisbol. La halterofilia, cuenta como su máxima exponente a Alexandra Escobar, subcampeona en el Campeonato Mundial de Halterofilia de 2013, campeona en los Campeonato Panamericano de Halterofilia de 2008 y 2010, los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011, entre otras distinciones; mientras su sucesora Neisi Dajomes obtuvo la medalla de oro en Tokio 2020, además cuenta con el título en el Mundial Sub-17 en 2013 y los Mundiales Juveniles de Tiflis 2016, Tokio 2017 y Taskent 2018, además de oro en los Campeonatos Panamericanos de Miami 2017, Santo Domingo 2018 y Guatemala 2019 y en los Juegos Panamericanos de 2019.[177]


English Version / Versión en Inglés > Ecuador


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Ecuador (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!