x
1

Burgos



Burgos es un municipio y una ciudad española situada en la parte norte de la península ibérica. La ciudad es la capital de la provincia homónima integrada en la comunidad autónoma de Castilla y León. En 2020 contaba con una población empadronada de &&&&&&&&&0176418.&&&&&0176 418 habitantes repartidos en una superficie de 107,06 km², lo que lo convierte en el 36.º municipio más poblado del país y el segundo de la comunidad autónoma.[6]​ Su área metropolitana, formada por un alto número de municipios de reducida extensión, cuenta con unos &&&&&&&&&&020000.&&&&&020 000 habitantes, que junto con el municipio central forman un área urbana de unos &&&&&&&&&0200000.&&&&&0200 000 habitantes.

Existen pruebas de asentamientos del Neolítico, Calcolítico, Edad del Bronce y la Primera Edad del Hierro en el cerro del Castillo y en el cerro de San Miguel, relieves desde los cuales se domina la ciudad y el valle del Arlanzón.[7][8][9][10]​ Sin embargo, se considera que la ciudad fue fundada como tal por el conde Diego Rodríguez Porcelos en el año 884. Hacia el año 930 se convirtió en capital del condado de Castilla, primero dependiente del reino de León e independiente después por actuación del conde Fernán González. Fue la capital del reino de Castilla, y de manera intermitente de la Corona de Castilla, desde 1230 hasta el reinado de los Reyes Católicos. Estos dictaron en la ciudad en 1512 las Leyes de Burgos, las primeras leyes que la Monarquía Hispánica aplicó en América para organizar su conquista, base de los actuales derechos humanos.[11]​ Posteriormente fue la capital de la antigua región histórica de Castilla la Vieja, y también fue la primera capital provisional de la comunidad autónoma de Castilla y León. También fue la capital del bando sublevado en la Guerra Civil y, con carácter general, desde el 1 de abril al 18 de octubre de 1939.

Cuenta con un anillo verde periférico extenso, dos parques lineales en torno a los dos principales ríos que lo atraviesan y un amplio conjunto monumental, entre los cuales destacan la catedral de Santa María, exponente de la arquitectura gótica declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, extendido al centro histórico en 2014,[12]​ el monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas y la cartuja de Miraflores. Además, la ciudad es atravesada por el Camino de Santiago, otro Patrimonio de la Humanidad[13]​ y se encuentra a menos de 15 km del yacimiento de Atapuerca, también bajo la protección de la UNESCO desde el año 2000.[14]​ El 13 de julio de 2010, abrió sus puertas en la ciudad el Museo de la Evolución Humana, que expone los fósiles más importantes hallados en el yacimiento. Actualmente se encuentra entre los diez museos más visitados del país.

La ciudad experimentó una fuerte industrialización durante el siglo xx, principalmente en torno al sector del automóvil y el de la alimentación, tanto por parte de empresarios locales como de inversiones extranjeras, favorecidas por la implantación durante del franquismo del Polo de Desarrollo. Su privilegiada localización geográfica, aproximadamente en el centro de la mitad norte peninsular,[15]​ le ha permitido convertirse en un importante nudo de comunicaciones en el norte de España, tanto de rutas nacionales como internacionales.

Cuenta con una diversa oferta educativa liderada por la Universidad de Burgos, que cuenta con más de 7000 alumnos, la cual destaca por la calidad investigadora y la relación con el mundo empresarial.[16]​ Alberga las sedes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua.

Burgos es sede de varios eventos de carácter internacional, como el congreso de redes sociales iRedes, y nacional como las jornadas de ForoBurgos, en torno al sector económico y empresarial, o la Pasarela de la Moda de Castilla y León.[17]

En los últimos años la ciudad ha estado inmersa en diversos proyectos, como la urbanización total del bulevar del Ferrocarril, el cual, con unos 12 km de longitud, es una de las avenidas más largas de Europa, atravesando gran parte de la ciudad de este a oeste siguiendo el trazado reurbanizado de las eliminadas vías del tren.

Burgos fue la capital española de la gastronomía en el año 2013.[18]

Hay varias teorías sobre el origen de su topónimo. Hay quien se inclina por su procedencia del bajo latín burgus, formado del griego Πύργος pyrgos, que significa «torre» y que haría referencia a las dos torres de vigilancia edificadas sobre el cerro del Castillo. Otros opinan que procede del germánico Berg, «monte» o «montaña», y origen último del término burgo, que significaba castillo y después pasó a ser sinónimo de ciudad, muy presente en los topónimos europeos y en las tierras de Castilla.[19]​ A este respecto, Vegecio indica que bergus, burgus, significa castillo pequeño. Guadix añade que en árabe burgo significa casa pajiza y que podrían haber tomado esta voz de los godos. Burgos podría venir del godo baurgs, con el significado de población fortificada.[20]

Según Real Despacho de Armas de la Diputación Provincial de Burgos, expedido el 24 de septiembre de 1877, por Luis Vilar y Pascual «decano de los Cronistas Reyes de Armas de número del Rey Nuestro Señor», sostiene que:

La ciudad de Burgos se ubica en el centro de la provincia de Burgos, a 244 km al norte de Madrid, en la comunidad autónoma española de Castilla y León. Las coordenadas de la ciudad son latitud 42° 20' 57,1" N y longitud 3° 41' 4,7" O. Su término municipal tiene una extensión de 107,08 km² y se encuentra a 856 msnm (metros sobre el nivel del mar) según el Instituto Geográfico Nacional, llegando a una altitud de 932 msnm en el vértice geodésico del cerro de San Miguel, que preside la ciudad.

Su privilegiada situación, aproximadamente en el centro del norte peninsular, la sitúa como ciudad de paso obligado de la meseta hacia País Vasco y Francia, además de suponer el punto de partida de dos de los principales accesos a Cantabria.

Se sitúa a 91 kilómetros de Palencia, 114 kilómetros de Logroño, a 115 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, a 127 kilómetros de Valladolid, a 142 kilómetros de Soria, a 162 kilómetros de Santander, a 197 kilómetros de Segovia y a 244 kilómetros de Madrid.

Situada en una zona de baja montaña, se encuentra en la zona de confluencia del río Arlanzón y varios de sus afluentes.

La ciudad es prácticamente llana en las zonas más pobladas, que se extienden principalmente en la vega formada por los ríos Arlanzón y Vena. A pesar de ello, su término municipal incluye zonas de baja montaña, las cuales en su mayoría se tratan de cerros que no superan los 80 metros de elevación sobre el nivel de la llanura.

El centro de la ciudad está situado a una altitud de 859 metros sobre el nivel de mar, mientras que la altitud del municipio varía desde los 827 metros en el último tramo del río Arlanzón en el municipio, hasta los 997 metros al norte, en Las Lomas.[2]

El principal eje fluvial de la ciudad es el río Arlanzón, que atraviesa el término municipal de este a oeste recibiendo los siguientes afluentes:

Existe un gran número de arroyos, alguno de los cuales se llegan a secar durante el verano, como el arroyo de Villatoro, el cual desemboca en el río Ubierna.

Burgos es la ciudad española con la mejor calidad de agua potable. El abastecimiento se encuentra en la cercana localidad de Arlanzón, captada del río homónimo.[22]

De acuerdo a la clasificación climática de Köppen, el clima de Burgos es, en general, oceánico (Cfb), si bien está muy cerca del límite con el clima oceánico mediterráneo (Csb). La estación más lluviosa es la primavera mientras que el verano es suave y mucho menos húmedo que en la España atlántica. Los inviernos son muy nevosos y fríos, con temperaturas mínimas que en ocasiones descienden de -10 °C.[cita requerida] Suelen ser frecuentes las nevadas copiosas por temporada, prolongándose incluso hasta muy entrada la primavera.

Las precipitaciones siguen un patrón muy parecido al del clima mediterráneo típico y están entre los 400 o 600 mm, con un máximo durante el otoño y la primavera. La menor influencia del mar, no obstante, hace que sea un clima más seco que el típico.

El clima de Burgos, como el de otras ciudades españolas como León o Teruel, presenta unas temperaturas de aproximadamente dos a cinco grados más bajas que en el resto de las zonas con este clima, motivado principalmente por la altitud a la que se encuentra la ciudad (entre 800 y 900 m s. n. m.).

Se trata de una ciudad de configuración lineal, extendida de este a oeste por el valle de los ríos Arlanzón y Vena, que cuenta con un casco antiguo de notable acervo monumental, reformado en el siglo xix, pero manteniendo en lo esencial la trama urbana y su patrimonio, tanto arquitectónico como ambiental. Un conjunto de pequeñas poblaciones, el Alfoz de Burgos, que todavía no ha crecido desmesuradamente como en los casos de Valladolid, León o Salamanca, rodea la ciudad.

Muy Noble, Muy Más Leal y Muy Benéfica Ciudad de Burgos, Cabeza de Castilla, Cámara del Rey y la Primera en Voz y en Lealtad.[27]

El escudo de Burgos aparece documentado desde el año 1259. Se describe como:

La bandera de Burgos se compone de dos franjas horizontales de la misma anchura, la superior roja y la inferior parda, con el escudo de la ciudad centrado en la misma. Fue concedida de forma oficial a la ciudad por el emperador Carlos I en una de sus visitas. Como curiosidad, esta bandera, aun siendo de origen medieval, rompe las leyes de la heráldica. Esto es así puesto que mezcla gules (esmalte heráldico equivalente al rojo) con leonado (un esmalte equivalente al marrón únicamente empleado en Inglaterra, y que no obedece a los siete esmaltes de la tradición heráldica europea). Por tanto, una excepción poco habitual en las banderas medievales.[28]

El himno a Burgos fue compuesto en los años 1926 por el músico burgalés Rafael Calleja Gómez, con letra de Marciano Zurita. Es cantado todos los años durante las fiestas de la ciudad, frente al arco de Santa María.

El valle del Arlanzón muestra ocupaciones humanas desde tiempos remotos. A tan solo 15 km del casco urbano se encuentran los yacimientos de Atapuerca, considerados como la cuna del primer europeo. Se han datado restos humanos en los yacimientos de la sierra de Atapuerca con más de 1 000 000 de años de antigüedad. Según las investigaciones arqueopaleontológicas, hasta la fecha hay restos óseos humanos de cuatro especies distintas: Homo antecessor (Pleistoceno Inferior), Homo heidelbergensis (Pleistoceno Medio), Homo neanderthalensis (Pleistoceno Superior) y Homo sapiens (Holoceno), lo cual se correlaciona con los análisis geoespaciales de distribución de asentamientos realizados en la cuenca del Arlanzón.[8][29][30]

En la ciudad de Burgos también existió un importante asentamiento de la Edad del Bronce a la Primera Edad del Hierro en el cerro del Castillo y en el cerro de San Miguel, además de algunas evidencias celtibéricas de la Segunda Edad del Hierro y romanas, si bien las últimas muy escasas.[7]​ Por el momento, en el castillo de Burgos solo hay una secuencia de dataciones radiocarbónicas para los niveles de la Edad del Bronce a la Primera Edad del Hierro (niveles del Sector II: NX, NXII, NI, NV y NVI), con unas dataciones de 14C que van desde el 3230±70 al 2400±110 BP.[7][8][9][31][32]​ En otro trabajo arqueológico actualizado se realizó una nueva recopilación y recalibración de todas las dataciones radiocarbónicas del castillo, con la curva de calibración Intcal13.[10]​ Según este estudio, los rangos de las dataciones radiocarbónicas recalibradas al 95% de probabilidad revelan la existencia de ocupaciones desde la Edad del Bronce Antiguo/Medio al tránsito a la Segunda Edad del Hierro. No obstante, aunque no hay dataciones para otros niveles, los trabajos realizados también demuestran que hay importantes restos materiales del Calcolítico en El Castillo (Nivel XIII), y del Neolítico y el Calcolítico en el cerro de San Miguel, pero estos últimos han sufrido importantes alteraciones postdeposicionales por la superposición de los niveles de la Edad del Bronce y de la Edad del Hierro, además de las habituales alteraciones medievales y contemporáneas. La Prehistoria Reciente del Neolítico a la Edad del Bronce no solo está documentada en El Castillo y en el cerro de San Miguel, —al igual que en las cuevas de la sierra de Atapuerca (p. ej., Cueva del Mirador y Cueva Mayor)—, sino que hay abundantes yacimientos en el valle del Arlanzón, con numerosos asentamientos del Neolítico (VI al IV milenio a. C.), Calcolítico (III milenio a. C.) y Edad del Bronce (II milenio a. C.).[8][9][10]

Aunque no se tiene constancia de asentamientos importantes en la ciudad, existen numerosos yacimientos de la época romana, sobre todo en las zonas más cercanas al río Arlanzón.

Por el norte de la ciudad discurre una calzada romana entre los municipios colindantes de Villayerno Morquillas y Tardajos, de este a oeste. Se trata del Itinerario Antonino A-34, que unía Astorga con Burdeos. Actualmente, confundidos como un simple camino rural, sus últimos restos entre el paraje de Casa la Vega y el desvío del ferrocarril sufren un serio peligro de desaparecer por los planes urbanísticos en la zona. El tramo mejor conservado de esta calzada se encuentra en el término municipal de Quintanapalla.

En una crónica árabe se cita una población saqueada en el año 860 denominada "Burchia", que parecía corresponder con la actual Burgos, pero en 2004 se demostró que la población de "Burchia" no tenía nada que ver con la actual ciudad.[34]

Cerca del año 884, Alfonso III intentó detener el avance musulmán y envió a Diego Porcelos a levantar una fortificación en un cerro de la margen derecha del río Arlanzón. Esto contribuiría a que el lugar fuese creciendo por su importancia estratégica.

En el 931, Fernán González logró reunir el gobierno de los condados de Burgos, Lara, Lantarón, Cerezo y Álava,[35]​ dejando a Burgos como capital del condado de Castilla.

Cuando en 1038 Fernando I era coronado rey de León, formando el reino de Castilla, Burgos fue elegida su capital.

En 1071 Sancho II encerró en Burgos a su hermano García para arrebatarle el reino de Galicia. En 1074 Alfonso VI, rey tras el fallecimiento de su hermano Sancho, cedió su palacio en Burgos para la construcción de la catedral de Santa María. Ese mismo año las también hermanas de este, Elvira y Urraca, trasladan la diócesis de Oca a Gamonal.

En 1080, Alfonso VI de León y Castilla convocó un concilio general de sus reinos en la ciudad y declaró oficialmente la abolición de la liturgia hispánica y su sustitución por la romana.

Tras la conquista de Toledo en 1085 por Alfonso VI, Burgos perdía la capitalidad del Reino de Castilla en favor de esta ciudad. Esto no paralizó el crecimiento de Burgos, donde se seguirían realizando algunas Cortes.

A propósito de esta ciudad, el geógrafo árabe Al-Idrisi escribe en el siglo xii:

Algunas ciudades españolas y otras del Nuevo Mundo fueron fundadas desde Burgos, como Bilbao, fundación confirmada por el rey Fernando IV de Castilla el 4 de enero de 1301.

El siglo xvi supuso para Burgos el siglo de su plenitud. Hacia finales del siglo xv y comienzos del siglo xvi, la ciudad, que había nacido sobre un medio agrícola, vuelve las espaldas al campo y se dedica a funciones polarizadas en torno al comercio. Es durante el siglo xvi cuando Burgos explota al máximo las ventajas de su situación geográfica.

En la ciudad se legalizó la conquista militar de Navarra por Castilla, ya que el duque de Alba informó de este suceso el 11 de junio de 1515 en las Cortes Castellanas reunidas en la ciudad.

A finales del siglo xvi se inició un periodo de decadencia de la ciudad. Las principales causas no fueron exclusivamente internas, pues alcanzaron una categoría superior: las guerras de Flandes, el descubrimiento de América y el centralismo de los monarcas absolutos, agravado con las circunstancias del traslado de la capital a Madrid, entre otras.

También influyeron causas de carácter localista, como las famosas pestes, que castigaron especialmente a la ciudad, principalmente en el último cuarto de siglo, diezmando su población.

Desarmado el marco económico y social burgalés, decayeron los caminos y las vías de comunicación; Burgos entró en un gran sopor y aislamiento. La crisis se refleja en un documento custodiado en el Archivo Municipal, que dice: «La Ciudad está tan despoblada y sin gente, que la que hay se sale a vivir fuera, por no poder sustentarse y están las casas y edificios casi todos arruinados y por el suelo». En este estado de desolación permanece Burgos hasta las últimas décadas del siglo xviii, en que el despotismo ilustrado pareció renovar levemente la ciudad.

Se intentó restaurar el Consulado; la Real Cédula de 16 de marzo de 1763 reponía la gran institución del Consulado, pero un monopolio lanero no tenía sentido en una economía de escasa exportación. En Burgos había que implantarlo todo artificialmente: el dinero, los mercaderes, los medios de transporte.

Desde finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX, las medidas de promoción industrial de Cataluña y Vascongadas por parte de los monarcas ilustrados, unido a las políticas proteccionistas, consiguió relanzar la incipiente y poco competitiva industria manufacturera aplicando aranceles a los productos extranjeros. Por ejemplo, una vara de paño flamenco pasó de costar 2 pesetas a costar 6, de forma que los paños catalanes que costaban 5 pesetas pasaron a venderse en toda España y las colonias. Esto trajo consigo una respuesta de ingleses y holandeses aplicando los mismos aranceles, por lo que la lana y el cereal castellanos dejaron venderse. Así, una fanega de trigo castellano pasó de costar 10 pesetas a costar 5, también influido por la irrupción de Estados Unidos en el mercado global del cereal. Castilla vendía sus productos más baratos y estaba obligada a comprar más caro. El resultado fue un empobrecimiento considerable de Castilla con el consiguiente estancamiento comercial e industrial.

El Consulado languideció muy pronto y a partir de 1781 se orientó hacia una Academia de Artes y Oficios y otras actividades benéfico-culturales muy a tono con la mentalidad de la época. Algo semejante sucedió con la Facultad de Medicina, establecida en el antiguo Hospital de la Concepción, instaurada en 1799, desapareciendo hacia 1817. En esta época la ciudad experimentó superficiales reformas de urbanismo: «El puente de San Pablo, la reposición de manguardas, la composición de caminos, el Consistorio que se va a construir en el lugar de unos corredores antiguos e indecentes».

La Guerra de la Independencia Española afectó especialmente a la economía castellana. Las cosechas de 1811 y 1812 fueron malas y escasas debido a la incertidumbre que sentían los agricultores ya que los ejércitos y las guerrillas se aprovisionaron sobre el terreno mediante requisas. La falta de subsistencia extendió el hambre y provocó una intensa crisis de mortandad en 1812. No solo cayó la producción agrícola, hubo industrias que casi desaparecieron como la textil lanera de Castilla, ya que los rebaños de ovejas merinas sirvieron para alimentar a las tropas.

Durante la guerra civil española, la ciudad de Burgos fue sede de la Junta de Defensa Nacional. En la ciudad tuvo también lugar la formación del Primer Gobierno nacional de España (1939-1939), durante el cual el dictador Francisco Franco asumió oficialmente los cargos de jefe de Estado y de Gobierno. El gobierno franquista permaneció en Burgos hasta el 18 de octubre de 1939, cuando se trasladó a Madrid. El 9 de agosto se forma en esta ciudad el Segundo gobierno franquista.

El 3 de diciembre de 1970, tuvo lugar el llamado Proceso de Burgos, un juicio contra dieciséis miembros de la organización terrorista ETA acusados del asesinato de tres personas. Las condenas a muerte de seis de los encausados no se ejecutaron, conmutándose por penas de reclusión.[36]

La ciudad posee un sistema de comunicaciones desarrollado que, unido a su privilegiada situación geográfica, la convierte en el principal nodo de transportes del norte de España. Muestra de ello es la sede de estacionamiento y mantenimiento de vehículos de ALSA para las rutas norteñas.[37]

Burgos es la ciudad española más galardonada en términos de transporte sostenible. Iniciativas como la implantación del biodiésel en la flota municipal (Policía, Bomberos, Autobuses), la renovación de parte de la flota de autobuses, el sistema Bicibur de préstamo de bicicletas o el control de acceso de vehículos al casco histórico, han recibido el reconocimiento de galardones como Ciudad Civitas del año 2007 o el Energy Globe Award en 2009.[38]

Sus amplias avenidas, unido a la reciente apertura de rondas interiores y de partes de la circunvalación exterior, permiten un tráfico fluido, convirtiéndose en la capital de provincia en España que posee un menor número de calles con retenciones, con menos del uno por ciento.[39]

Por el municipio discurren numerosas carreteras nacionales, autovías y autopistas que unen a la ciudad con todas las capitales que la rodean. Gracias a su ubicación, Burgos ha prosperado económicamente como nudo de enlaces tanto de transportes nacionales (Madrid-País Vasco, Barcelona-Logroño-Vigo), como internacionales (Francia-Marruecos, Portugal-Francia, Camino de Santiago Francés). El eje principal y mejor desarrollado de comunicaciones terrestres es la N-I, que une Burgos con Madrid y la frontera francesa. Otras autovías que conectan la ciudad con León y Valladolid forman el segundo gran eje de comunicaciones, fuente de un importante tráfico con Portugal y Galicia. Hay previstas nuevas autovías conectarán con la Rioja y Cantabria.

Destacan las siguientes vías rápidas:

La ciudad se encuentra totalmente circunvalada mediante la BU-30. Permite que cualquier tráfico externo evite el tener que entrar a la ciudad y circular hacia su destino en cualquier dirección mediante vías rápidas.

El principal acceso por el sur (viniendo desde Madrid por la A-1) se realiza a través de la BU-11, entrando en la ciudad por la plaza del Rey.

Existen otras carreteras nacionales con origen en la ciudad, entre ellas:

La red autonómica:

En la red secundaria, está la carretera de Poza, entre otras.

Actualmente se encuentra en proyecto una nueva autovía que tendrá su punto de partida en el norte de la ciudad. Se trata de la A-73 que unirá Burgos con la cornisa cantábrica a través de Aguilar de Campoo. Los dos primeros tramos, entre Burgos y Quintanaortuño, abrieron en 2013. El resto han sido rescindidos por el Ministerio de Fomento debido a la crisis económica, pero siguen proyectados, y se espera su finalización antes de 2024.

También se prevé el desdoblamiento del tramo de la carretera N-120 entre Logroño y la capital, donde conectará con la parte más oriental de la autovía del Camino de Santiago A-231 y que se denominará A-12 (Burgos-Logroño-Pamplona). Actualmente, los tramos en la provincia se encuentra en proceso de redacción de proyecto.

Una de las vías principales que ha descongestionado el tráfico de la ciudad es la Ronda Interior Norte de Burgos que es una calle de 10 km y de doble carril por sentido, que discurre desde el barrio de Villimar (al este) hasta el barrio de Villalonquejar (oeste), pasando puntos de gran interés del norte de la ciudad como Hospital Universitario de Burgos, Estación de Burgos Rosa de Lima o el cementerio conectando además el polígono industrial de Gamonal-villayuda con el de Villalonquejar.

Para el transporte interno en la ciudad existe una flota de autobuses urbanos que opera mediante 40 líneas, de ellas dos son nocturnas. En el año 2011, se contabilizaron unos 14 millones de viajeros.[40]

La entidad encargada de la gestión del servicio es el Servicio Municipalizado de Autobuses Urbanos de Burgos. Los principales nodos de buses se encuentran en plaza de España, soportales de Antón, calle Vitoria 7, avenida del Arlanzón, calle Gran Teatro y plaza de Mío Cid.

En 2010, se puso en funcionamiento el sistema de tarjetas sin contacto del BonoBus. Al año siguiente, se instalaron máquinas de recarga automática en las principales paradas de la ciudad.[41]

El precio del billete es uno de los diez más bajos de España, y el bonobús tiene el precio por viaje más bajo de todo el país.[cita requerida]

Debido a que la planificación de líneas es antigua y demasiado centralizada, se tiene previsto una reestructuración total, en la cual el bulevar del Ferrocarril se convertirá en uno de los principales ejes de transporte público, gracias a sus carriles dedicados (uno por cada sentido). Por ahora la línea 22 Bulevar-Hospital Universitario es la que tiene más recorrido por el bulevar.

Taxi

Burgos también cuenta con servicio de taxi y tiene 15 paradas repartidas por la ciudad: avenida del Cid (edificio Feygon), plaza del Cid, calle Vitoria 27, avenida del Cid 96 (antiguo Hospital General Yagüe), calle Madrid 5, avenida de la audiencia (junto a plaza de Castilla), avenida Castilla y León (junto a plaza Bilbao y edificio de la Junta de Castilla y León), paseo de los Pisones 1, antiguo Hospital Militar, Hospital Divino Valles, Hospital Universitario (HUBU), calle Vitoria (junto a Barriada Juan XXIII), avenida Eladio Perlado (junto al Centro de Salud de la Antigua en Gamonal), estación de tren Rosa de Lima, aeropuerto.

Desde el año 2005, Burgos cuenta con el llamado Transporte Metropolitano, un sistema de autobuses que une los municipios del alfoz con la capital. Consta de nueve líneas que ofrecen servicio a más de 15 000 habitantes de Plantilla:51 municipios.[42]

En el año 2011, se realizó una leve ampliación de frecuencias en algunos servicios. También se tiene prevista la unificación de la tarjeta de transporte con la actual tarjeta sin contacto del servicio de autobuses urbanos, mejorando la realización de transbordos.

El uso de la bicicleta como medio de transporte está aumentando debido a diversas actuaciones como la instalación de aparcabicicletas recientemente renovado llegando hasta los actuales 1300 puntos de aparcamiento o el Servicio de Registro para evitar robos. Ostenta el segundo mayor uso porcentual del uso de la bicicleta en España (7,8 %) solo detrás de Vitoria-Gasteiz, y muy por encima de otras ciudades españolas como Barcelona o Sevilla.

La ciudad cuenta con una red de carril bici de algo más de 60 km, convirtiéndose en la 6.ª ciudad española en kilómetros de carril bici, y la primera en kilómetros por habitante.[cita requerida] El principal eje es el que conecta Gamonal con el centro histórico y la universidad siguiendo el trazado del río Arlanzón.

Gracias al bulevar y su longitud, se dispone de un carril bici doble continuo de 12 km, compartiendo calzada con el resto de tráfico rodado, mejorando notablemente los tiempos de desplazamiento entre los extremos de la ciudad. Este carril bici en su mayoría del recorrido está distribuido en dos sentidos, es decir, cada uno de los sentidos de circulación del carril bici están separados por la mediana de la propia avenida.

Existe un servicio público de préstamo de bicicletas, el primero en España de estas características.[43]​ Este servicio permite alquilar una bicicleta durante un tiempo limitado. Se dispone de un total de 23 plataformas de préstamo distribuidas por toda la ciudad (una de ellas doble), en los puntos de transporte más estratégicos. Cada una de ellas tiene anclaje para 10 bicicletas.[44]

Actualmente el uso de Bicibur requiere un previo registro con el que poder utilizar el servicio de forma conjunta en la tarjeta del autobús urbano, aunque se prevé introducir un sistema que permita el alquiler con una simple tarjeta bancaria, favoreciendo su implantación. En 2011, el servicio contaba con 13 415 usuarios registrados. En 2016 se ha renovado completamente el servicio con nuevas bicicletas de color blanco (inicialmente fueron azules y después rojas) y ahora incluye publicidad de un centro comercial de la ciudad en la misma bici.[45]

La estación de autobuses de Burgos se encuentra en la calle Miranda, muy cerca del casco histórico y a escasos metros de la catedral. Construida en 1949, ha sido objeto de sucesivas reformas, la última, en 2006. Es parada de recorridos nacionales e internacionales, así como cabecera de líneas provinciales y de las líneas del autobús metropolitano.

Se tiene previsto desplazar la estación al extrarradio, en la zona noreste de la ciudad, frente a la actual estación de trenes (favoreciendo así la intermodalidad), muy cerca de un acceso a la BU-30, mejorando los tiempos de entrada y salida de los autobuses de largo recorrido. La estación actual seguiría dando servicio a las líneas provinciales y a las metropolitanas y la nueva estación a las líneas nacionales e internacionales.

La ciudad es considerada un eje ferroviario de primer orden, por la cual circulan dos líneas, ambas gestionadas por Renfe: la línea Madrid-Irún, y el ferrocarril directo Madrid-Burgos por Aranda de Duero.

En 2010, se cumplieron 150 años de la llegada del ferrocarril a la ciudad, puesto que el primer tren hizo presencia el 25 de octubre de 1860. Unió Madrid con la frontera francesa y estaba considerada como la principal vía de comunicación ferroviaria entre España y Europa. Situada en la mitad del trayecto, Burgos pronto se convertiría en un importante nudo de comunicaciones entre el centro y el norte del país.

Desde diciembre de 2007, la ciudad está conectada con las principales capitales de provincia mediante el servicio de alta velocidad Alvia. También dispone de otros servicios de Larga Distancia y de Media Distancia, que la conectan con los principales núcleos de población del país. Por la estación, circula una media diaria de 18 trenes de larga distancia y 12 de media distancia, lo que se traduce en un número de usuarios en torno a los &&&&&&&&&0330000.&&&&&0330 000 anuales.[46]

El 13 de diciembre de 2008 se inauguró la variante ferroviaria y con ella, la nueva estación de ferrocarril, bajo el nombre de Burgos-Rosa de Lima, perteneciente a ADIF. Situada al noreste de la ciudad, cercana al barrio de Villímar, se accede a la estación desde la avenida Príncipes de Asturias (ronda interior norte). La estación está adaptada para la próxima llegada del AVE.

La ciudad será una de las cuatro paradas de la línea de alta velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria. Actualmente todos los tramos entre Valladolid y Burgos se encuentran en fase de obras, y se esperaba que el AVE llegase a Burgos hacia el año 2017 tras los retrasos surgidos en las obras, pero a mediados de 2018 todavía no ha llegado.

El AVE reducirá notablemente el tiempo de viaje, conectando la ciudad con capitales de su alrededor en cortos períodos de tiempo, tales como:

Burgos cuenta con un puerto seco para el transporte de mercancías. Está situado en el barrio de Villafría muy cerca del aeropuerto y le da servicio la vía de ferrocarril del polígono industrial de Gamonal y la estación de Burgos-Villafría. Tiene conexión con los puertos de Barcelona, Valencia y Bilbao. Cabe destacar la doble conexión semanal de doble sentido con Barcelona.[47]

En septiembre de 2011, entró en funcionamiento un tren de mercancías procedente del puerto de Bilbao y con destino Madrid, servicio que se tiene previsto aumentar a 2 frecuencias semanales.[48]

Se proyectó la implementación de un tranvía en la ciudad, que recorrería el bulevar. Se compondría de una línea de unos 12 km de longitud y tendría origen en la estación de tren y fin en la universidad. Como material rodante, se pensó utilizar un Translohr, un tranvía neumático, de menor coste y con mayor seguridad. Su coste se estimó entre los 80 y 120 millones de euros.

Debido a la crisis económica e inmobiliaria, el proyecto ha sido aparcado hasta que se encuentre la financiación necesaria cuando mejoren las condiciones económicas. Actualmente el medio de transporte utilizado en lugar del tranvía es el autobús urbano, ya que se dispone de carriles bus específicos en gran parte del bulevar.[49]

La nueva terminal del aeropuerto de Burgos se inauguró el 7 de julio de 2008, la terminal antigua y los hangares están situados en una parcela cercana. El 10 de julio de 2008 el aeropuerto de Burgos comenzó a operar vuelos comerciales tras su completa remodelación, en la que se invirtieron cerca de 45 millones de euros. La instalación aeroportuaria se ubica junto al barrio de Villafría, a unos 4 km al este del centro de la ciudad. El acceso al mismo se realiza mediante la carretera BU-12, que une la glorieta donde confluyen la autovía A-1 y la carretera N-120 (Logroño-Vigo) con las instalaciones aeroportuarias, mediante una vía de un carril para cada sentido exclusiva para el aeropuerto.

A pesar de su reciente inauguración y de haber entrado en funcionamiento en plena crisis económica, en su primer año consiguió superar en número de pasajeros comerciales a otros aeropuertos españoles similares, como los de Vitoria, Logroño o León.[50]

Villafría es la sede del mantenimiento de la compañía Aeronova, en la que se encuentra la totalidad de su flota.[51]

En 2014, el destino regular ofertado durante todo el año fue con Air Nostrum a Barcelona.

Durante la época estival, se ofrecieron vuelos chárter a diversos lugares de la península y de las islas, como a Mallorca, Menorca, Ibiza, Alicante o Málaga, a través de la compañía Aeronova.

Desde 2015, el aeropuerto dejó de contar con vuelos regulares de pasajeros tras los problemas surgidos con la única compañía que operaba en ese momento en el aeropuerto: LeonAir. Gracias a la iniciativa del Ayuntamiento de Burgos de aumentar el presupuesto, están operativos 3 vuelos semanales (Lunes, Miércoles y Viernes) de ida y vuelta a Barcelona desde junio de 2018 con Air Nostrum.

También se ofertan vuelos chárter puntuales durante puentes o festividades concretas. El aeropuerto obtuvo el permiso para la operación de vuelos fuera del espacio aéreo Schengen, para así poder operar destinos como Reino Unido.

El aeropuerto también realiza transporte de mercancías, principalmente en torno al sector de la automoción para el norte de España, Inglaterra y Europa del este.[52]

Ya desde la Edad Media, actuó como un importante centro económico del norte peninsular, centrado en el comercio, sobre todo el relacionado con el de la lana, que tuvo su apogeo en el siglo xv.

En el siglo xx, se produjo una fuerte industrialización, culminada con la creación de los grandes polígonos industriales en la década de 1970. El establecimiento del Polo de Promoción Industrial de Burgos, unido a las ventajas de localización debidas a la posición geográfica, facilitaron el desarrollo de la industria, generando un tejido empresarial.

Su privilegiada localización geográfica,[53]​ le ha permitido convertirse en un importante nudo de comunicaciones en el norte de España, tanto de rutas nacionales como internacionales. Estos factores, unidos a un sector terciario desarrollado, con presencia destacada del turismo, la convierten en la 18.ª ciudad en actividad económica de la nación.[54]

Es la sede de algunas empresas con la mayor facturación de Castilla y León, como el Grupo Antolin (uno de los mayores grupos empresariales del sector de automoción a nivel mundial),[55]​ y posee fábricas de algunas de las empresas de mayor facturación de España, como Campofrío, San Miguel, Bridgestone, Smurfit Kappa, Matutano. También destacan por su actividad Adisseo España, Benteler España, Quesos Arias, Hiperbaric, Cerámicas Gala, L'Oréal,[56]​ Grupo Cropu, Gonvarri Industrial, Nicolás Correa, Kronospan,[57]​ o la única planta de producción de Ferroli en España.

La ciudad de Burgos representa en torno al 60 % de la economía provincial y al 20 % de la regional,[cita requerida] actuando como un centro económico provincial, que llega hasta incluso zonas limítrofes de La Rioja o Palencia. En la actualidad, el sector económico con más peso es el industrial, aunque el sector servicios cada vez cuenta con mayor ocupación y desarrollo. En 2009, la ciudad lidera el sector de fabricación de piezas para el automóvil en la comunidad, puesto que existen 25 fabricantes que dan empleo a unos 5000 trabajadores.[58]

También existe industria química, como el Grupo Adisseo, que fabrica metionina para todo el mercado de Estados Unidos. Esta producción fue asumida en exclusiva en la planta burgalesa en 2012 debido a su alta competitividad industrial.[59]​ En la zona oeste de la ciudad se encuentra la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre - Real Casa de la Moneda, en la cual se fabrican parte de los billetes de euro que se distribuyen por toda Europa.[60]

A pesar de que disminuye cada año, todavía queda en el término municipal una gran cantidad de suelo agrícola, con cultivo cerealístico como el trigo en su mayor parte.

Existen pequeñas granjas para la producción de huevos o de leche, la mayoría agrupadas en cooperativas situadas en zonas periféricas de la ciudad.

Burgos es una ciudad diversificada en la que predomina el sector servicios, seguido de una industria manufacturera diversificada, y que se beneficia de su buena ubicación en ciertos corredores logísticos, contando con una importante actividad empresarial. El número de centros de trabajo por 1000 habitantes alcanza una media de 42,9, lo que le sitúa por encima de ciudades como Valladolid, Vitoria, Zaragoza, Sevilla y de la media nacional, y su renta per cápita supera en un 12,5 % la media nacional.[61]

Dispone de suelo industrial ampliamente consolidado, así como una gran expansión de futuro proyectado en el Parque Tecnológico de Burgos y el Centro de Actividades Económicas (CAE).[62]

Burgos es considerada una ciudad de carácter preeminentemente industrial. La ciudad experimentó su primera gran industrialización en 1964, al ser una de las ciudades declarada Polo de Promoción Industrial, concentrada en buena parte en torno al polígono de Gamonal y al de Villalonquéjar.

En 2007, Burgos empleaba a 20 217 personas en el sector (un 22 % de la población ocupada), convirtiéndose en el segundo foco industrial de Castilla y León en términos absolutos, solo superada ligeramente por Valladolid.[63]​ Su índice industrial, es superior al de ciudades como Valencia, Bilbao o Sevilla.[cita requerida]

Los polígonos industriales de Burgos reúnen alrededor de 1500 empresas y sus conexiones son inmejorables, todo ello rodeado como perfecta tela de araña por las nuevas infraestructuras: el aeropuerto, el tren de alta velocidad y las nuevas rondas que circunvalan la ciudad.

Actualmente cuenta con una gran superficie dedicada a la industria, repartida entre tres polígonos industriales principales y otros polígonos de menor tamaño:[64]

Situado al noroeste de la ciudad y desarrollado en cuatro fases, tres de ellas ya consolidadas y la última urbanizada y con algunas empresas ya implantadas en ella. Cuenta con un total de 10 millones de m², lo que le convierte en el polígono industrial de mayor superficie de Castilla y León,[65]​ donde trabajan más de 12 000 personas en 515 empresas. El grado de ocupación es del 75 %.

Existen empresas de dilatada historia industrial, como el Grupo Nicolás Correa, cuyo spin-off, Hiperbaric, es proveedor líder mundial en la fabricación de equipos de alta presión para alimentación.[66]

En 2014, la ciudad se convirtió en la sede del sur de Europa de la empresa Benteler, anteriormente situada en Barcelona, debido a la alta productividad y eficiencia de su plantilla.[67]

Ubicado al este del municipio, entre los barrios de Gamonal, Villímar, Villayuda-La Ventilla y Villafría; bien comunicado, ocupa una superficie bruta de 3 500 000 m², con 950 empresas. El grado de ocupación es del 97,9 %. En él se sitúan empresas importantes como la cervecera San Miguel, Campofrío, Bridgestone, Gonvarri y Matutano (Grupo PepsiCo).

Situado al sur de la ciudad, a lo largo de la A-1, con acceso desde las carreteras BU-V-1002 y BU-P-1001. Junto con los polígonos industriales contiguos de "Los Pedernales" (Villagonzalo Pedernales) y "El Clavillo" (Villariezo) conforman en conjunto más de 4 500 000 m² de suelo bruto.

Situado en el oeste de la ciudad, en la N-120, en el término municipal de Villalbilla de Burgos, lindando con el término de Burgos.

Todavía en fase de proyecto, se tiene prevista la construcción del Polígono Industrial Burgos-Buniel, considerado de interés regional. La superficie considerada inicialmente es de 1033,54 hectáreas, lo que supone una edificabilidad de 5 840 295 m². En él podrían trabajar unas 30 000 personas. Afectará a los municipios de Albillos, Buniel, Burgos, San Mamés, Villagonzalo Pedernales y Villalbilla. Promovido por Mobart y Caja Círculo, se situará entre las autovías BU-30 (Circunvalación de Burgos) y A-62 (Autovía de Castilla), prolongándose al sur de esta última.[68]

Está previsto que sea un espacio de empresas tecnológicas situado en la ciudad española de Burgos. Fue promovido por la Junta de Castilla y León en 2006, encontrándose actualmente en construcción.

La ciudad tiene actividades terciarias ligadas con los servicios administrativos, financieros y turísticos, siendo la sede de una cooperativa de ahorro y crédito (Caja Rural de Burgos). Anteriormente, fue también la sede de dos cajas de ahorros (Caja de Burgos y Caja Círculo), de las cuales solo quedan actualmente sus respectivas fundaciones: Fundación Caja Burgos y Fundación Caja Círculo.

Tras las fusiones de las cajas de ahorros, Caja de Burgos está integrada en CaixaBank y Caja Círculo en el Grupo Ibercaja. La sede de la dirección territorial de Castilla y León y Asturias de CaixaBank se encuentra en la ciudad.[69]

El CEEI, Centro Europeo de Empresas e Innovación de Burgos, situado en el barrio de Villafría, favorece la creación de empresas, sobre todo de innovación.[70]

A principios de 2010, comenzó la urbanización del Parque Tecnológico de Burgos, que ocupará una parcela de 123,79 ha, y afectará a dos términos municipales, Burgos y Cardeñajimeno. Se convertirá en el parque tecnológico más grande de Castilla y León, y albergará principalmente actividades tecnológicas de empresas en sectores tales como bienes de equipo, robótica, automoción, nuevos materiales y agroalimentación.[71]

Existen en la actualidad dos mercados principales de estas características: el Mercado Norte en la plaza de España y el Mercado Sur, muy cercano a la estación de autobuses. En el barrio de Gamonal se encuentra también otro mercado municipal en la zona conocida como G-9. Se caracterizan por estar constituidos por decenas de puestos de venta que ofrecen productos en su mayoría artesanales y de procedencia provincial o regional.

Además, los miércoles y sábados laborables, hay un mercadillo hortofrutícola con puestos de productores locales y de la región.[72]​ La ubicación tradicional de este mercadillo es en las inmediaciones del estadio de El Plantío, pero debido a las obras a las que está siendo sometido, se ha trasladado al barrio de Gamonal.[73]

Actualmente hay tres centros comerciales de gran superficie, situados de forma que den cobertura a la mayor parte de los ciudadanos:

La ciudad posee una amplia oferta hotelera, que ha contribuido a que el municipio y la provincia posean los establecimientos hoteleros de mejor relación calidad precio de España, superando a urbes europeas como Berlín o Praga.[74]

En marzo de 2012, existían un total de 4400 plazas hoteleras, distribuidas entre 46 hoteles, 35 hostales y pensiones, y tres albergues privados. Esto supone un 50 % del total de la provincia.[cita requerida]

La ciudad ha experimentado un fuerte aumento del número de visitantes en los últimos años. Actualmente, es la segunda ciudad de Castilla y León que más turistas extranjeros recibe, principalmente de Francia y Alemania.[75]

Su amplio patrimonio histórico, unido a una oferta museística variada, sus extensas zonas verdes y su conocida gastronomía, le permiten ser un foco de atracción turístico del norte de España.

El CITUR fue inaugurado el 16 de febrero de 2011 y se encuentra situado en la calle Nuño Rasura, a escasos metros de la catedral. Se puede acceder al edificio tanto por la calle Corral de los Infantes (fachada norte del Arco de Santa María) como por la calle Nuño Rasura. Ofrece información turística gratuita de la ciudad en la primera planta, y dos parte expositivas en la planta inferior y superior.

Los últimos datos recogidos por el INE 2016 apuntan a que Burgos posee una población de 176 608 habitantes, y engrosa la lista de grandes ciudades españolas. Esta cifra supone el 48,92 % de la población total provincial,[6]​ ocupando dentro de ella el primer puesto demográfico, seguido de Miranda de Ebro y Aranda de Duero. En la comunidad de Castilla y León es la segunda ciudad más poblada, detrás de Valladolid y delante de Salamanca. El gentilicio de Burgos es burgalés o burgalesa.

A finales del siglo xv, la población se vio mermada debido a diversos fenómenos, entre ellos a una epidemia de peste.

La población de la ciudad ha experimentado un incremento considerable desde principios del siglo xx, sobre todo después de la guerra civil, y especialmente entre 1950 y 1980, debido en parte a un fuerte proceso de industrialización producido al ser nombrada Polo de Desarrollo Industrial. El único decremento de población se produjo en los años 90, debido a la crisis y a la migración de parte de la población a municipios del área metropolitana y del alfoz, marcando un mínimo de 161 984 habitantes en 1998. En el año 2012 se marcó un dato histórico demográfico, con &&&&&&&&&0179906.&&&&&0179 906 habitantes.

     Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001-2011) según los censos de población del INE.[76]      Población según el padrón municipal de 2016 del INE.

Burgos cuenta con pequeñas poblaciones en sus cercanías que usan parte de los servicios de forma especial, pudiéndose considerar como una pequeña área metropolitana. Todos ellos pertenecen al alfoz de la ciudad, pero no todos estos están incluidos. Forman, junto con la ciudad, una conurbación de 199 811 habitantes. Esto la convierte en la 32.ª área metropolitana más poblada de España.

Entre ellos cabe destacar a ocho que superan, cada uno, los 1000 habitantes: el Alfoz de Quintanadueñas, Arcos de la Llana, Cardeñadijo, Cardeñajimeno, Ibeas de Juarros, Merindad de Río Ubierna, Villagonzalo Pedernales y Villalbilla de Burgos.

La cercanía con la ciudad y el menor coste de la vivienda ha hecho que el crecimiento demográfico siga más o menos paralelo al de la capital.

Aunque algunos de ellos se encuentran fuera de la circunvalación, la cercanía temporal hace que dependan fuertemente de la capital. Su reducido tamaño no permite desarrollar algunos servicios, como el sanitario.

En 2010, entró en funcionamiento el Transporte metropolitano de Burgos, el cual conecta todos estos municipios con la capital.

Desde 2019 el alcalde del municipio es Daniel de la Rosa, del Partido Socialista Obrero Español.

Cuenta con la delegación provincial de la Junta de Castilla y León, situada en la plaza de Bilbao, que representa al máximo órgano de gobierno de la región en la provincia, el delegado es Baudilio Felipe Fernández-Mardomingo Barriuso y comprende los siguientes organismos:

La Subdelegación del Gobierno. Situada en el edificio del antiguo Banco de España en la calle Vitoria.

La ciudad es la sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, máximo órgano judicial de la comunidad, ubicado en el Palacio de Justicia de Burgos de la avenida de la Audiencia, así como de la Fiscalía de Castilla y León.

En 1785 quedó dentro del partido de Burgos, uno de los catorce que formaban la Intendencia de Burgos, hasta la creación de la provincia de Burgos en 1833.

Próximos a Burgos existieron durante años varios núcleos de población independientes que con el crecimiento de la ciudad han quedado adheridos como barrios. Estos fueron Las Huelgas, Hospital del Rey, Villargámar y Gamonal de Riopico.

El municipio cuenta además con las localidades de Castañares, Cortes, Cótar, Villafría de Burgos, Villagonzalo-Arenas, Villalonquéjar, Villatoro, Villayuda o La Ventilla y Villímar.

Se caracterizan por ser pequeños núcleos en torno a un centro histórico, en el que suele encontrarse una iglesia. En origen, algunos de ellos fueron un municipio independiente (como Villafría). Sin embargo, a lo largo del siglo xx, se fueron anexionando entre ellos y con la capital. Otros, como Villatoro, han sido localidades que han pertenecido siempre al municipio de Burgos.

Durante los últimos años, se han realizado proyectos de reurbanización de varias de ellas, con el objetivo de mejorar el entramado de las calles y los accesos.

El origen medieval de la ciudad queda patente debido al gran número de edificaciones de la época.

Burgos posee un amplio número de iglesias, conventos, monasterios y otros edificios religiosos históricos, resultado de la importancia que tuvo la ciudad durante la Edad Media y la Edad Moderna. La mayoría de las edificaciones son de arquitectura gótica. En algunas de ellas, se encuentran las vidrieras más antiguas de España.[78]

Se trata del edificio más representativo de la ciudad. Su construcción comenzó en 1221 siguiendo los patrones góticos franceses y fue concluida en 1260. Tuvo importantísimas modificaciones en los siglos xv y xvi (agujas de la fachada principal, capilla del Condestable, cimborrio del crucero; estos elementos del gótico avanzado dotan al templo de su perfil inconfundible). Entre sus visitantes es muy popular por inusual el reloj del Papamoscas. Fue declarada en 1984 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En 2011, la catedral recibió un total de unos 380 000 visitantes.[79]​ En 1994 comenzaron las obras de restauración. En total, se llevan invertidos 30 millones de euros, lo que le convierte en el monumento europeo que más fondos ha recibido para su restauración y que más se ha prolongado en el tiempo, se espera que esté totalmente restaurado para el año 2021, en su 8.º centenario.[80]

Se trata de un monasterio cisterciense fundado en 1189 por el rey Alfonso VIII de Castilla, considerado uno de los más grandes de España. Forma parte del Patrimonio Nacional.

En él están enterrados buena parte de la nobleza y realeza castellana. También alberga el Museo de Telas Medievales de Burgos.

El monasterio alberga el Pendón de las Navas de Tolosa, trofeo arrebatado a los árabes en la batalla de las Navas de Tolosa, que está considerado el mejor tapiz almohade que se conserva.[cita requerida]

Conjunto monástico edificado a unos tres kilómetros del centro de la ciudad de Burgos, en el Parque de Fuentes Blancas. Fue fundado en 1441 por el rey Juan II de Castilla, gracias a la donación que el propio monarca realizó de un palacio de caza a la Orden cartuja, donde se instalaron hasta que un incendio producido en 1452 provocó la destrucción del edificio. En 1453 se decidió construir el conjunto que ha llegado a nuestros días, concebido para ser sepultura de los padres de Isabel la Católica, Juan II e Isabel de Portugal, que allí descansan junto a su hermano, el infante Alfonso.

En su construcción trabajaron algunos de los mejores arquitectos, escultores y pintores de la época, tales como Simón de Colonia, Gil de Siloé, o Pedro Berruguete, entre otros, convirtiéndose en uno de los conjuntos más destacados dentro del arte gótico de finales del siglo xv.

En 2010 se realizaron labores de rehabilitación, como la de la puerta isabelina de acceso a la cartuja. Las restauradas capillas anexas a la nave principal son hoy un interesante museo con las obras de arte del monasterio.

De estilo gótico, fue posiblemente construida sobre la ermita de San Bartolomé que existía hacia finales del siglo xiii.

Posee una estructura en tres naves con crucero y capillas laterales entre las cuales destacan la capilla de la Buena Mañana, con retablo gótico de finales del siglo xv, obra de Gil de Siloé; la capilla de los Reyes, con retablo renacentista atribuido a este último; y la capilla funeraria de la Natividad, añadida en el siglo xvi y atribuida a Juan de Matienzo.

La capilla del Santísimo Cristo fue añadida en el siglo xvi por el arquitecto burgalés Juan de Vallejo. Por último, en los laterales del templo, se sitúa el arco de Texada, que permitía el paso de grandes carros de mercancías provenientes de los puertos del Cantábrico.

De estilo gótico, el actual templo se construyó sobre un antiguo templo romano a finales del siglo xiii y durante la primera mitad del siglo xiv. Desde hace décadas esta iglesia no tiene culto (trasladado a la iglesia cercana de San Nicolás de Bari) y es el conocido Museo del Retablo.

Situada frente a la fachada principal de la catedral. Fue levantada en 1408 sobre otro templo románico. La preside uno de los retablos más impresionantes y monumentales del Arte del Renacimiento Castellano, realizado en el siglo xv en el taller de Simón de Colonia, diseñado por él y realizado por su hijo Francisco. También de gran interés son sus sepulcros góticos, el arco renacentista de María Saez de Oña y Fernando de Mena y las tablas de la Escuela Burgalesa del Maestro de San Nicolás.

Edificación gótica, iniciada en el siglo xiv. Constituía la iglesia del antiguo pueblo de Gamonal. Posee planta de cruz latina, de una única nave con transepto, bóvedas cuatripartitas (salvo en el presbiterio) y ligadura longitudinal (espinazo), siguiendo el modelo de la catedral. Cuenta además con un pórtico a los pies y una esbelta torre-campanario. La cruz de piedra del siglo xvi que presidía el cementerio anexo (hoy desaparecido) ha sido trasladada a unos jardines cercanos al pórtico. Entre su decoración escultórica sobresale el calvario y la típica iconografía jacobea.

Monumento tardogótico de los siglos xv y xvi sito en la calle de la Merced. Hoy día continúa teniendo un uso religioso como parroquia de los padres jesuitas, mientras que las antiguas dependencias conventuales, habitadas por los mercedarios durante más de tres siglos, están hoy integradas en un negocio de hostelería.

Edificación construida en el siglo xvi a caballo entre el gótico y el Renacimiento. Destaca la portada de Juan de Vallejo, varios retablos y por ser lugar de enterramiento de destacados artistas burgaleses de la época.

Se trata de una iglesia gótica situada en pleno Camino de Santiago. Fue mandada a construir por Alfonso VI de Castilla en 1074 en honor a san Lesmes, patrón de la ciudad, albergando los restos del monje. A instancias de Juan I de Castilla, fue totalmente reconstruida a finales del siglo xiv, ampliándose notablemente un siglo después. Destaca su portada meridional, con tres amplias naves de híbrido estilo gótico-renacentista.

Templo gótico con modificaciones neoclásicas, situado a pocos metros de la Catedral.

En este templo sitúa la leyenda la Jura de Santa Gadea, protagonizada por el Cid Campeador, quien obligó, según la leyenda, al rey Alfonso VI el Bravo a jurar que no había tomado parte en el asesinato de su hermano Sancho II el Fuerte, rey de Castilla, quien fue asesinado mientras sitiaba la ciudad de Zamora.

Barroca, de finales del siglo xvii. Anteriormente perteneció a los jesuitas.

Situado en uno de los extremos de la plaza de San Juan, se trata de un edificio construido en el siglo xi y reconstruido en ocasiones posteriores. Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1944. Tenía función de hospital de peregrinos, y pertenecía a la orden benedictina. Se conservan fragmentos de la iglesia del siglo xv y de la sala capitular del siglo xvi.

Su restauración recibió el premio Europa Nostra en 2017.[81]

Conserva un claustro renacentista, en el que se encuentra un museo que exhibe las obras del pintor burgalés Marceliano Santa María.

Edificio construido en 1916 en estilo neorrenacentista, tras haber derribado el primitivo medieval, y situado colindante con la catedral. Fue mandado construir el arzobispo José Cadena Eleta a los arquitectos Julián de Apráiz y Javier de Luque, quienes optaron por un estilo historicista. Destacan sus balcones en las esquinas, las vidrieras, el Salón del Trono, y en general toda su decoración interior. Se encuentra situado entre el paseo de la Audiencia y la catedral.

Se trata de una edificación sencilla en la que se encuentra enterrado San Amaro. Se encuentra situado en la zona este de la ciudad, colindante con el Hospital del Rey. La ermita se encuentra delimitada por un muro, a modo de santuario.

Se encuentra situado al sur de la ciudad. Es una edificación gótica levantada principalmente en el siglo xiii. Si se exceptúa el monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas, es el más antiguo convento de la ciudad que mantiene la vida comunitaria.

Se trata de una construcción gótica que data del siglo xv, situada en la zona sur de la ciudad. Destacan la portada y varios sepulcros. Actualmente, lo habitan monjas canónigas agustinas.

La iglesia parroquial de San Pedro y San Felices es un templo católico levantado en el siglo xiv al suroeste de la ciudad española de Burgos. También fue conocida como San Pedro Saelices (corrupción de San Felices). En el altar mayor se expone una imagen de la Virgen de Rocamador, advocación relacionada con el Camino de Santiago.

Frente a la puerta de la Coronería de la catedral, se levantó la casa de Los Colonia, en la segunda mitad del siglo xv. Sobre el solar de la misma, Juan Vallejo inició la construcción de un palacio adquirido en 1565 por Andrés de Maluenda.

Aunque el edificio, hecho de piedra y ladrillo, como era habitual en la arquitectura doméstica burgalesa, fue transformado por sus sucesivos propietarios; el último, en el siglo xx, fue el conde de Castilfalé.

Fue residencia ocasional de personalidades como el rey Fernando VII y de Napoleón Bonaparte. Cedido por sus últimos propietarios, los condes de Castilfalé, al Ayuntamiento de Burgos en 1969, fue restaurado y rehabilitado como Archivo Municipal, en 1985.[82]

También conocido como la casa del Cordón, se trata de un antiguo palacio renacentista originario del siglo xv que se alza en el casco histórico de Burgos. Su promotor fue Pedro Fernández de Velasco, condestable de Castilla. El diseño inicial es atribuible a Juan de Colonia y a su hijo Simón y se trata de un edificio civil de estilo gótico tardío. Como acredita una inscripción en su fachada, en el edificio recibieron los Reyes Católicos a Cristóbal Colón después de su segundo viaje a las Indias. También en él murió Felipe I el Hermoso.

Alberga la sede de dicho gobierno. Se trata de un edificio neoclásico que data de principios del siglo xx. Su restauración fue finalizada en 2008.

Fue mandado construir en el año 1883 por el abogado y banquero Juan Muguiro y Casi en la huerta que había adquirido en el paseo de la Isla de Burgos, con la intención de veranear en la ciudad. Su estilo es romántico con influencias neogóticas. En 1942, el edificio fue declarado Bien de Interés Cultural.

En sus dependencias se encuentra el museo provincial, antiguo Museo Arqueológico, que se levanta en dos palacios contiguos del siglo xvi. Destaca su patio interior con galerías soportadas.

Situada adosada a la Casa Miranda, Museo de Burgos, complejo del cual forma parte. Es uno de los mejores ejemplos del renacimiento burgalés y fue construida por Juan de Vallejo en 1547. La portada principal queda rematada por un gran escudo con las armas de los propietarios del siglo xviii, de los cuales recibe su nombre.

Contigua a la Casa Íñigo Angulo se encuentra la Casa Melgosa (solo se conserva la fachada y el solar), la cual albergará también en un futuro la ampliación del museo con las secciones de Artes Decorativas y Arte Moderno.

Se trata de un edificio de estilo neoclásico, diseñado por Manuel Eraso en 1796 y ubicado en el paseo del Espolón. Constituyó la sede de agrupaciones de comerciantes burgaleses durante la Edad Moderna para fletar barcos desde los puertos cántabros a los de Flandes. Posteriormente acogió la Real Academia Provincial de Dibujo. La planta baja, a nivel de calle, es una sala de exposiciones gratuita abierta al público.

Situado en la zona oeste de la ciudad, junto al Camino de Santiago. Fue fundado por Alfonso VIII en 1195. Dependiente del monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas. En el siglo xv llegó a contar con 87 camas siendo uno de los hospitales más importantes de toda la ruta jacobea, constituía un gran centro de acogida de peregrinos.


English Version / Versión en Inglés > Burgos


Escribe un comentario o lo que quieras sobre Burgos (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!