Ucrania




English Version / Versión en Inglés > Ukraine

Europe-Ukraine (и не контролируемые).png



882
1199
1349
1648
1917
1918
1918
1922
1941
1945


16 de julio de 1990
24 de agosto de 1991
25 de diciembre de 1991
[1]
28 de junio de 1996

Ucrania (en ucraniano: Україна (Acerca de este sonido Uk-Україна.ogg ); romanización: Ukrayina, pronunciación: [ukrɑˈjinɑ]) es un Estado soberano ubicado en el este de Europa. Su forma de gobierno es la república que se rige por un sistema semipresidencial, con la separación del poder entre el ejecutivo, legislativo y judicial. Su territorio está organizado según un Estado unitario compuesto por veinticuatro óblast, la República Autónoma de Crimea y dos ciudades con un estatus especial: Kiev y Sebastopol.[nota 1]​ Ucrania cuenta con una superficie de 603 628 kilómetros cuadrados y una población de 41.732.779 habitantes. La ciudad de Kiev es la capital y la ciudad más poblada del país. El idioma oficial de Ucrania es el idioma ucraniano y la religión predominante es el cristianismo ortodoxo.

La historia de Ucrania comienza en el año 882 con el establecimiento de Rutenia de Kiev o Rus de Kiev. La Rus de Kiev estuvo habitada por diversas tribus de eslavos orientales, principalmente por los rutenos y Ucrania fue el centro del área habitada por este grupo. La Rus de Kiev se convirtió en el Estado más grande y poderoso de Europa,[5]​ siendo Kiev la ciudad más grande y con más población del continente en esa época. No se conoce mucho acerca de la Rus de Kiev, debido a que tras su invasión mongola en 1256, el estado fue reducido a cenizas. Tras la desintegración de la Rus de Kiev, uno de sus principados, el Principado de Galicia-Volynia, se convirtió en el Reino de Rutenia o Reino de la Rus y continuó la jerarquía de la Rus de Kiev. En 1349, el Reino de Rutenia se unió a Lituania formándose así el Gran Ducado Lituano, Ruteno y Aukštaitija. Con el fin de la dinastía Jagellón el territorio de Rutenia o Ucrania, se incorporó a la República de las Dos Naciones en 1569, en un tratado posterior se acordó el establecimiento del Gran Ducado de la Rus o Gran Ducado de Rutenia, pero debido al deseo de los cosacos del Sich de Zhaporozhia de establecer un Estado independiente, en 1648 tras la rebelión de Jmelnytsky, se formó el Hetmanato cosaco o la Ucrania cosaca y tras unas décadas de prosperidad, el Hetmanato fue dividiéndose gradualmente entre la República de las Dos Naciones y el Zarato moscovita (desde 1721 Imperio ruso), hasta el año 1772 cuando el Hetmanato desapareció por completo. En el territorio de Ucrania ocupado por el Imperio ruso, la población y cultura ucraniana fue discriminada, intentando hacer desaparecer el idioma ruteno o ucraniano antiguo (véase: Cronología de Prohibiciones del idioma ucraniano), prohibiendo la literatura, música y dar misa en ucraniano.

También se organizó la emigración masiva de población ucraniana a lugares remotos del imperio, lo que después daría lugar a la aparición de las colonias de Ucrania Verde, Ucrania Gris o Ucrania Amarilla. La ruptura del imperio ruso en 1917 dio lugar a la Guerra de independencia de Ucrania, de la cual surgió la República Popular Ucraniana, La República Popular de Ucrania Occidental, el II Hetmanato y la República de Jolodnoyarsk. En el transcurso de la guerra, Ucrania Occidental se unificó con Ucrania en 1919, la cual en la conferencia de Paz de París de 1919 reclamaba todo el territorio en el cual la población ucraniana representaba una mayoría: el territorio de la actual Ucrania, Kubán e importantes regiones de la actual Bielorrusia y federación rusa. Como resultado de la guerra de independencia, la República Popular Ucraniana fue derrotada y su territorio fue repartido principalmente entre Polonia y la Unión soviética, que asignó un muy reducido territorio a la República Socialista Soviética de Ucrania en 1921. Durante la ocupación soviética, en mayor medida que en el Imperio ruso, la población ucraniana fue afectada con limpiezas étnicas como el Holodomor en 1933, donde murieron entre 4 000 000 y 12 000 000 de ucranianos y el idioma ucraniano fue suprimido en gran medida en los años siguientes de la rusificación de Ucrania, razón por la cual hay tantos ruso-hablantes en Ucrania en la actualidad. El movimiento nacionalista ucraniano pasó a la clandestinidad teniendo importancia entre los años 1942 y 1956 con la UPA, que intentó establecer un estado independiente combatiendo a la Invasión nazi y a los comunistas sin éxito. En 1945, la RSS de Ucrania se convirtió en uno de los miembros fundadores de la ONU.[6]

Ucrania se convirtió en un Estado independiente el 24 de agosto de 1991 tras la disolución de la Unión Soviética.[7]​ Desde entonces está en un proceso de transición de «decomunización» hacia una economía de mercado y un Estado democrático. Este proceso llevó a una inmediata depresión económica en la década de los años noventa.[8]​ Con el comienzo del siglo, Ucrania comenzó a recuperarse económicamente y empezó a moverse hacia una democracia libre con manifestaciones como Ucrania sin Kuchma en 2001 y la Revolución naranja en 2004. Hasta 2007, la economía de Ucrania creció sosteniblemente, siendo uno de los países más prometedores en cuanto a crecimiento económico, sin embargo, a partir de la crisis financiera global de 2008, padeció una segunda depresión económica.

En 2013, tras la decisión del presidente Víktor Yanukóvich de rechazar un acuerdo de asociación con la Unión Europea y por el contrario estrechar relaciones con la Federación rusa, comenzaron una serie de protestas principalmente en Kiev, conocidas como el Euromaidán, el Euromaidán reunió a más de 1 000 000 de manifestantes de toda Ucrania. Con las crecientes tensiones entre los manifestantes y los bérkuts (antidisturbios), culminando con el fusilamiento de estudiantes, empezaron enfrentamientos que dejaron centenares de muertos. Con el éxito de los manifestantes del Euromaidán, Viktor Yanukóvich y su gobierno huyeron a la Federación rusa. Tras la huida de Yanukóvich, Ucrania no estaba controlada por ningún tipo de gobierno, se encontraba totalmente desestabilizada y sus fuerzas armadas se encontraban incomunicadas, situación que fue aprovechada por la Federación rusa para ocupar y anexar Crimea y empezar una operación híbrida para ocupar el este-sur de Ucrania, lo que dio lugar a protestas prorrusas en Lugansk, Donetsk, Járkov, Odesa, Dnipró y otras ciudades del este de Ucrania. Tras la elección de un gobierno interino, Oleksander Turchínov decidió no organizar y movilizar a las fuerzas armadas para recuperar Crimea debido a que solo contaba con 5000 soldados,[9]​ por lo que se decidió desplegar al ejército en el resto de las fronteras de Ucrania por riesgo a una posible invasión rusa. Con el auge de las protestas en Lugansk, Donetsk y Járkov, los separatistas declararon la independencia de Ucrania, lo que dio comienzo a la guerra en el Donbás el 6 de abril de 2014. Ante la inexistencia de las fuerzas armadas de Ucrania al principio de la guerra, el frente ucraniano estaba formado principalmente por voluntarios, hasta la elección de Petró Poroshenko en las elecciones presidenciales de 2014 cuando las fuerzas armadas empezaron a movilizarse. Las tropas ucranianas consiguieron recuperar la mayor parte del territorio ocupado por separatistas. Con la firma del protocolo de Minsk a finales de 2014, el conflicto se ha congelado hasta el día de hoy, aunque los disparos no han cesado, cobrándose la vida de más de 13 000 ucranianos. Desde entonces las Fuerzas Armadas de Ucrania están siguiendo un proceso de modernización a los estándares de la OTAN, siendo el tercer ejército más grande de Europa con un personal total de 1 192 000 soldados.[10]​ El 1 de junio de 2016 Ucrania firmó un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

Actualmente, Ucrania ocupa el 88° puesto en el Índice de Desarrollo Humano. Desde 2020, Ucrania es el país más pobre de Europa junto con Moldavia en términos de renta per cápita. Sufre una tasa de pobreza muy alta, así como una corrupción muy extendida; sin embargo, debido a sus extensas tierras de cultivo fértiles, Ucrania es uno de los mayores exportadores de cereales del mundo.

No se conoce con exactitud el significado de la palabra Ucrania, se cree que «Україна» (Ucrania) es una composición de dos palabras en ucraniano antiguo: «У: nuestro o nativo» y «Kраїна: País», es decir, nuestro país o país nativo.

Al igual que con el significado, no se conoce el origen del término ni cuando se empezó a usar. Antiguamente los estudiantes de las universidades escribían su nación de procedencia, en 1391 German Bilévich se identificó con la nación «rutena» y más tarde en 1567 Adrián Zahorikus se identificó como estudiante «ruteno de Ucrania». Para discutir el Tratado de Pereyáslav con los cosacos en 1648, los zares del zarato moscovita pidieron traductores a los tártaros de Crimea, en dicho comunicado figuran palabras como: «idioma ucraniano» y «ucranianos». Posiblemente Rutenia pasó a llamarse Ucrania en algún momento entre el siglo XII y el siglo XIV.

El nombre histórico de Ucrania es «Rus′», aunque su romanización ha derivado a dos términos; Ruthenia o Russia.

La primera impresión que puede dar este hecho es que Russia se trata del mismo estado que actual federación de Rusia, esto es erróneo y entender la diferencia puede causar mucha confusión, debido a cómo se ha romanizado el nombre de «Rus′» al latín. Ucrania se denominaba Russia o Rusie en la antigüedad, razón por la cual en latín, la lengua utilizada en la época del siglo XII, se le llamó al Reino de Rutenia Regnum Russiae (Regnum: Reino; Russiae: Russia; Reino de Russia). Debido a que el Reino de Russia despareció y Moscovia se autodenominó zarato ruso, estado que ganó relevancia en el contexto mundial en la historia contemporánea, en los idiomas posteriores al latín como el español a Regnum Russiae se le ha llamado Reino de Rutenia y no Reino de Russia, para evitar este problema. Es posible que por este motivo Rutenia cambiara su nombre a Ucrania, para evitar confusiones, tomando como ejemplo a Rutenia Blanca, en español ha acabado siendo más popular el término de Bielorrusia y no su término correcto de Belarús, esto hace más susceptible pensar que su nombre tiene más que ver con Rusia que con Rutenia Blanca.

Entendido el caso de Belarús, puede entenderse la mala interpretación del término pequeña Rus, (término con el que se ha denominado a Ucrania durante su ocupación moscovita). Pequeña Rusia da a entender que se trata de un diminutivo de la actual Rusia, pero es incorrecto debido a que el término de pequeña Rus al igual que el de Ucrania es más antiguo que el de Rusia.

A lo largo de la historia ha habido otros términos que se han referido a Ucrania: el principado de Pereiáslav, Galicia, Volinia Occidental, Jólmschina,[11]Podlaquia,[12]Voivadato de Kiev, Voivadato de Podolia, Voivadato de Braclaw, Ucrania Dniéper, Gran Ucrania,[13]Hetmanato Cosaco,[13]​ la República Popular Ucraniana, la República Ucraniana del Lejano Oriente, el Estado ucraniano, la República Popular de Ucrania Occidental y RSS de Ucrania.

Los asentamientos humanos en el territorio de Ucrania se remontan al 4500 a. C., cuando la cultura neolítica de Cucuteni o de Trypillia floreció en un área que abarcaba partes de la Ucrania moderna y toda la región del Dniéper-Dniéster. En la Edad del Hierro, la tierra fue habitada por cimerios, escitas y sármatas.[14]​ Entre los años 700 a. C. y 200 a. C., el territorio de Ucrania formó parte del Reino Escita. Desde el siglo VI a. C., se fundaron colonias de la Antigua Grecia, Roma y del Imperio bizantino, tales como Tiras, Olbia y Germonasa, las cuales perduraron hasta el siglo VI d. C.

Según el orador ateniense Demóstenes, Ucrania era el granero de Grecia.[15]​ Afirmación confirmada por los numerosos silos de trigo que se han encontrado en la región y que atestiguan la importancia del comercio de cereales desde el siglo VI a. C.[16]

Desde el 370 d. C., los godos permanecieron en el área, pero terminaron bajo el dominio de los hunos. En el siglo VII d. C., el territorio este de Ucrania formó parte de la Antigua Gran Bulgaria pero, a finales del siglo, la mayoría de las tribus búlgaras emigraron en direcciones diferentes y la tierra cayó en manos de los jázaros.

En el siglo IX, gran parte del territorio de la Ucrania moderna estaba poblado por los rus', quienes fundaron la Rus de Kiev, la cual abarcaba casi todo el territorio de las actuales Ucrania, Bielorrusia y la Rusia europea. Durante los siglos X y XI, se convirtió en el Estado más grande y poderoso de Europa.[17]​ En los siglos siguientes, sentó las bases para la identidad nacional de ucranianos, bielorrusos y rusos.[18]Kiev, la capital, se convirtió en la ciudad más importante del Estado. Según la Crónica de Néstor, la élite de la sociedad rus' estuvo formada al principio por varegos procedentes de Escandinavia. Más tarde los varegos fueron asimilados por la población eslava local y formaron parte de la primera dinastía de la Rus, la dinastía Rúrik.[18]​ La Rus de Kiev estaba formada por varios principados gobernados por los príncipes Rúriks, que estaban relacionados entre sí. El trono de Kiev, el más prestigioso e influyente de todos los principados, se convirtió en objeto de muchas rivalidades entre los Rúrik, como premio más valioso en su búsqueda del poder.

La edad de oro de la Rus de Kiev comenzó con el reinado de Vladímir I de Kiev (980-1015), quien convirtió a los rus' al cristianismo ortodoxo. Durante el reinado de su hijo, Yaroslav I el Sabio (1019-1054), la Rus de Kiev alcanzó el apogeo de su desarrollo cultural y su poder militar.[18]​ Esto fue seguido por la fragmentación del creciente Estado, ya que la importancia relativa de las potencias regionales aumentó de nuevo. Después de un resurgimiento final bajo el reinado de Vladímir II Monómaco (1113-1125) y su hijo Mstislav I de Kiev (1125-1132), la Rus de Kiev finalmente se desintegró en principados separados tras la muerte de Mstislav.

En los siglos XI y XII, constantes incursiones de las tribus nómadas túrquicas, tales como los pechenegos y los kipchak, motivaron una migración masiva de la población eslava a las regiones más seguras del norte.[19]​ La invasión mongola del siglo XIII devastó la Rus de Kiev y la ciudad de Kiev fue totalmente destruida en 1240.[20]​ En el territorio ucraniano, al Estado de la Rus de Kiev lo sucedieron el principado de Galitzia y el principado de Volinia que se fusionaron en el principado de Galitzia-Volynia.

A mediados del siglo XIV, Casimiro III de Polonia conquistó el principado de Galitzia-Volynia, mientras que el corazón de la Rus, incluyendo Kiev, cayó en poder del Gran Ducado de Lituania después de la batalla del río Irpín. Tras la unión de Krewo en 1386, una unión dinástica entre Polonia y Lituania, la mayoría del territorio de Ucrania fue controlado por el Gran Ducado de Lituania. Fue entonces cuando se comenzaron a utilizar las formas latinizadas del vocablo rus, Rutenia y rutenos, para designar a la tierra y al pueblo de Ucrania, respectivamente.[21]

En 1569, la unión de Lublin formó la República de las Dos Naciones y, como la administración de gran parte del territorio ucraniano se había transferido a la Corona polaca, Rutenia fue anexionada a Polonia. Bajo la presión cultural y política de la polonización gran parte de la clase alta de Rutenia se convirtió al catolicismo y se volvió indistinguible de la nobleza polaca.[22]​ Así, los plebeyos ucranianos, oprimidos por sus propios líderes entre la nobleza Rutenia, se volvieron aliados de los cosacos, un pueblo nómada del área que continuaban siendo cristianos ortodoxos y que recurrían a acciones violentas contra los que percibían como sus enemigos, en especial el Estado polaco y sus representantes.[23]​ Asimismo por el sur, el territorio de Crimea fue gobernado por kanes musulmanes aliados o vasallos del Imperio otomano que ejercían influencia desde el sur.

A mediados del siglo XVII, los cosacos del Dniéper y los campesinos rutenos que aún huían de la servidumbre polaca establecieron un semi-estado militar cosaco, Zaporozhia.[24]​ Polonia tenía poco control real de esta tierra y encontró en los cosacos un útil aliado en su lucha contra los turcos y los tártaros;[25]​ a menudo ambos combatían juntos en campañas militares.[26]​ Sin embargo, los continuos enfrentamientos entre los campesinos y la nobleza polaca, provocados por la explotación de la mano de obra y la supresión de la Iglesia ortodoxa, hizo que los cosacos dejaran de confiar en el gobierno polaco.[25]​ Aspiraban a tener un representante en el Sejm de Polonia, el reconocimiento de las tradiciones ortodoxas y la expansión gradual del ejército cosaco, pero la nobleza polaca rechazó todas estas pretensiones. Finalmente, los cosacos acudieron a la protección de la Iglesia ortodoxa de Rusia, una decisión que más adelante causaría la caída del estado polaco-lituano,[24]​ y la preservación de la Iglesia ortodoxa en Ucrania.[27]

En 1648, Bogdán Jmelnitski condujo el levantamiento cosaco más grande contra la República de las Dos Naciones y su soberano Juan II Casimiro Vasa.[28]​ Tras la firma del Tratado de Pereyáslav de 1654 y la guerra ruso-polaca, la Ucrania de la Margen Izquierda finalmente se incorpora al Zarato moscovita como el Hetmanato cosaco. Conciliadores como Iván Vigovski o Yuri Nemýrych intentaron crear Mancomunidad de Tres Naciones, pero el Tratado de Hadiach en 1658 no cumplió. El intento de crear La Mancomunidad polaco-lituano-ucraniana, al final del siglo XVII había fracasado. Después de las particiones de Polonia al final del siglo XVIII, el Imperio austríaco tomó Hálych, mientras que el resto de Ucrania se fue incorporando progresivamente al Imperio ruso.

Desde el principio del siglo XVI hasta el final del XVII, las bandas de tártaros de Crimea hicieron incursiones casi anuales a las tierras agrícolas eslavas buscando cautivos para vender como esclavos,[29]​ aunque estas cesaron tras la anexión rusa del Kanato de Crimea en 1783, cuando la región fue poblada por los emigrantes de otras partes de Ucrania.[30]​ A pesar de las promesas de autonomía prometidas en el Tratado de Pereyáslav, la élite ucraniana y los cosacos nunca recibieron las libertades y la autonomía que esperaban de Rusia. Sin embargo, dentro del imperio, varios ucranianos llegaron a las magistraturas más altas del Estado y de la Iglesia ortodoxa rusa.[nota 2]​ En un periodo posterior, el régimen zarista llevó la política de rusificación a las tierras de Ucrania, la cual intentó suprimir el uso del idioma ucraniano en forma impresa y pública, en medios de comunicación, discursos y trámites legales.[31]

Poco antes de iniciar la Primera Guerra Mundial, el territorio de Ucrania estaba dominado por Austria y por Rusia. Por tal motivo, Ucrania peleó al lado de las Potencias Centrales y de la Triple Entente al mismo tiempo. De esta forma, 3,5 millones de ucranianos lucharon con el Ejército Imperial Ruso, mientras que doscientos cincuenta mil ucranianos lucharon en el Ejército austrohúngaro.[32]​ Durante la guerra, las autoridades del Imperio austrohúngaro establecieron la Legión de Ucrania para luchar contra el Imperio ruso. Esta legión era la base del ejército ucraniano en Galitzia, el cual luchó contra los bolcheviques y polacos en el periodo posterior a la Primera Guerra Mundial (1919-1923). En Hálych, más de cinco mil partidarios del Imperio ruso fueron detenidos y llevados a campos de concentración en Talerhof, Estiria y en una fortaleza en Terezín (actualmente en la República Checa).[33]

Con el colapso de los imperios de Rusia y Austria después de la Primera Guerra Mundial y la Revolución rusa de 1917, reapareció el movimiento nacional ucraniano por la independencia. El 9 de febrero de 1918, la República Popular Ucraniana firmó su propio Tratado de Brest-Litovsk con los Imperios Centrales en la ciudad de Brest. Entre 1917 y 1920, existieron varios Estados ucranianos autónomos: la República Popular Ucraniana, el Hetmanato, el Directorio de Ucrania y la República Socialista Soviética de Ucrania se establecieron sucesivamente en los antiguos territorios del Imperio ruso; mientras que en el antiguo territorio austrohúngaro surgió la efímera República Popular de Ucrania Occidental. En medio de la guerra civil, un movimiento anarquista, llamado el «Ejército Negro» y dirigido por Néstor Majnó, se desarrolló en el sur de Ucrania.[34]

El 22 de enero de 1919, a exactamente un año de la proclamación de la RPU, se firmó el Acta de Unificación entre esta y la vecina RPUO.[35]​ Sin embargo, tras la derrota de la República Popular de Ucrania Occidental en la Guerra polaco-ucraniana y la sucesiva ofensiva de la Rusia Soviética en Ucrania oriental, en 1920 la República Popular de Ucrania firmó el Tratado de Varsovia con Polonia, aceptando la pérdida de territorios de Ucrania occidental (hasta el río Zbruch) en favor de la Segunda República Polaca. A la guerra polaco-soviética le siguió el fracaso de la ofensiva polaca, que fue repelida por los bolcheviques, aunque los polacos entraron a Kiev. De acuerdo a la Paz de Riga, rubricada entre los soviéticos y la Segunda República Polaca en marzo de 1921, Ucrania occidental se incorporó oficialmente a Polonia, que reconocía a su vez a la RSS de Ucrania, la cual posteriormente fue uno de los miembros fundadores de la Unión Soviética en diciembre de 1922.[36]

La revolución que llevó al poder al partido socialista devastó Ucrania, dejando más de 1,5 millones de muertos y cientos de miles sin hogar, además de que la Ucrania soviética tuvo que enfrentarse a la hambruna de 1921.[37]​ Viendo a la sociedad exhausta, el gobierno soviético siguió siendo muy flexible durante la década de 1920.[38]​ Así, la cultura nacional y el idioma ucraniano disfrutaron de un renacimiento, ya que la «ucranianización» se convirtió en una aplicación local de la política soviética de la Korenización (literalmente «indigenización»).[36]​ Los bolcheviques también se comprometieron a introducir atención a la salud, educación y seguridad social con múltiples beneficios, así como el derecho al trabajo y a la vivienda.[39]​ Los derechos de la mujer se incrementaron considerablemente a través de nuevas leyes que pretendían eliminar las desigualdades sociales.[40]​ La mayoría de estas políticas fueron bruscamente suprimidas a comienzos de la década de 1930, después de que Iósif Stalin gradualmente consolidara su poder para convertirse en el líder del Partido Comunista y en el dictador de facto de la Unión Soviética.[cita requerida]

Desde finales de la década de 1920, Ucrania se vio envuelta en la industrialización soviética y en la década siguiente la producción industrial de la república se cuadruplicó.[36]​ Sin embargo, la industrialización tuvo un costo alto para los campesinos, que eran demográficamente la columna vertebral de la nación ucraniana. Para satisfacer la demanda de alimentos cada vez mayor del Estado y para financiar la industrialización, Stalin instituyó un programa de colectivización, mediante el cual, el Estado expropiaba las tierras y el ganado de los campesinos y las agrupaba en granjas colectivas, haciendo cumplir esta política por medio de las tropas regulares y la policía secreta.[36]​ Quienes se resistieron fueron arrestados y deportados, disminuyendo el número de campesinos. Sin embargo, el estado bolchevique siguió demandando la misma producción por lo que al haber menos campesinos, aumentaba la cuota individual de producción de cada uno de ellos, al igual que su miseria. La colectivización tuvo un efecto devastador en la productividad agrícola. Los miembros de las granjas colectivas no podían recibir grano hasta que se hubieran cumplido unas cuotas inalcanzables y el hambre en la Unión Soviética se hizo generalizada. Entre 1932 y 1933, varios millones murieron a causa de una hambruna provocada por esta política, conocida como Holodomor. Los estudiosos aún debaten sobre si esta hambruna puede o no ser considerada como genocidio, pero para el parlamento ucraniano y para más de una docena de países lo fue.[nota 3]

Los tiempos de industrialización y Holodomor también coincidieron con el asalto soviético a líderes de la política y cultura nacional, a menudo acusados de «desviaciones nacionalistas». Dos olas de represión política estalinista y la persecución en la Unión Soviética (1929-1934 y 1936–1938) dieron lugar a la matanza de alrededor de 681 692 personas; esto incluye cuatro quintas partes de la élite cultural ucraniana y tres cuartas partes de los oficiales de alto mando de todo el Ejército Rojo.[36][nota 4]

Tras la invasión de Polonia en septiembre de 1939, las tropas alemanas y soviéticas se dividieron el territorio polaco. Por lo tanto, Hálych y Volinia con su población ucraniana volvieron a unirse con el resto de Ucrania. La unificación del país, alcanzada por primera vez en su historia, fue un acontecimiento decisivo en la historia de la nación.[41][42]

Después de que Francia se rindiera ante Alemania, Rumania había cedido Besarabia y el norte de Bucovina a las demandas de los soviéticos. La RSS de Ucrania había incorporado los distritos del norte y sur de Besarabia, el norte de Bucovina y la región de Hertsa. Sin embargo, cedió la parte occidental de la República Autónoma Socialista Soviética de Moldavia a la recién creada República Socialista Soviética de Moldavia. Todas estas ganancias territoriales fueron reconocidas internacionalmente por los tratados de paz de París de 1947.

El ejército alemán invadió la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, iniciando con ello cuatro años de incesante guerra. Durante la ocupación nazi de Ucrania las nuevas autoridades germanas establecieron una administración civil especial, el llamado Reichskommissariat Ukraine, con la idea de colonizar estas tierras para en un futuro incorporarlas a Alemania. Las fuerzas del Eje inicialmente avanzaron contra los esfuerzos desesperados pero infructuosos del Ejército Rojo. En el sitio de Kiev, la ciudad fue aclamada como una «Ciudad Heroica», por la resistencia que ofrecieron tanto el Ejército Rojo como la población local. Más de 600 000 soldados soviéticos (una cuarta parte del frente occidental) murieron o fueron tomados como prisioneros.[43][44]​ Aunque la gran mayoría de los ucranianos lucharon junto con el Ejército Rojo y los partisanos,[45]​ la Organización de Nacionalistas Ucranianos creó una organización anti-soviética en Hálych, el Ejército Insurgente Ucraniano (1942) combatió a las fuerzas nazis ocupantes y continuaron luchando contra la Unión Soviética incluso años después de la guerra. Utilizando tácticas de guerra de guerrillas, los insurgentes asesinaron y atemorizaron a quienes percibían como representantes o aliados del Estado soviético.[46][47]​ En la misma época, otro movimiento nacionalista luchó junto con los nazis, la Organización de Nacionalistas Ucranianos. En total, el número de ucranianos que lucharon en las filas del Ejército soviético se estima de 4,5 millones[45]​ a 7 millones.[48][nota 5]​ Los guerrilleros partisanos en Ucrania se calculan en número de 47 800, desde el inicio de la ocupación, hasta 500 000 en su apogeo en 1944, con aproximadamente el 50 % de ucranianos nativos.[49]​ Generalmente, las cifras del Ejército Insurgente Ucraniano no son muy confiables, variando desde 15 000 hasta más de 100 000.[50][51]

Inicialmente, los alemanes fueron recibidos como libertadores por algunos ucranianos occidentales, que se habían unido a la Unión Soviética apenas en 1939. Sin embargo, el brutal régimen alemán en los territorios ocupados finalmente convirtió a sus partidarios en opositores. Los administradores nazis de los territorios soviéticos conquistados hicieron muy poco para aprovechar la disconformidad de la población ucraniana con el régimen estalinista y sus políticas económicas.[52]​ En su lugar, los nazis conservaron el sistema de granjas colectivas, sistemáticamente llevaron a cabo algunas de las políticas genocidas contra los judíos y comenzaron una despoblación sistemática de Ucrania para prepararla para la colonización alemana.[52]

La gran mayoría de los combates en la Segunda Guerra Mundial tuvieron lugar en el Frente Oriental,[53]​ y la Alemania Nazi sufrió el 93 % de sus bajas aquí.[54]​ El total de pérdidas infligidas a la población ucraniana durante la guerra se estiman entre cinco y ocho millones,[55][56]​ incluyendo más de medio millón de judíos asesinados por el Einsatzgruppen, en ocasiones ayudados por colaboradores locales. De las tropas soviéticas que cayeron ante los nazis, estimadas en 8,7 millones,[57][58][59]​ 1,4 millones eran ucranianos.[57][59][nota 6]​ Hasta la fecha, el Día de la Victoria se celebra como una de las diez fiestas cívicas en Ucrania.[60]

La RRS de Ucrania fue fuertemente dañada por la guerra, y se necesitaron esfuerzos significativos para su recuperación. Se destruyeron más de 700 ciudades, más de 28 000 pueblos y aldeas y monumentos históricos.[61]​ La situación fue agravada por una hambruna en los años 1946 y 1947, causadas por la sequía y la ruptura de la infraestructura, la cual tomó decenas de miles de vidas.[62]

En 1945 Ucrania fue uno de los miembros fundadores de la Organización de las Naciones Unidas. El primer ordenador soviético (MESM) fue construido en el Instituto de Electrotecnología de Kiev y empezó a funcionar en 1950. Según las estadísticas, hasta el 1 de enero de 1953, el 20 % de todos los deportados por el régimen soviético eran ucranianos, el segundo grupo étnico con más deportaciones después de los rusos. Aparte de los ucranianos, más de 450 000 alemanes residentes en Ucrania y más de 200 000 tártaros de Crimea fueron víctimas de deportaciones forzosas.[63]

Tras la muerte de Stalin en 1953, Nikita Jrushchov se convirtió en el nuevo líder de la Unión Soviética, siendo Secretario del Partido Comunista de Ucrania entre 1938 y 1949, por lo que ya estaba familiarizado con la política. Cuando ya dirigía toda la Unión, comenzó a estrechar la amistad entre las naciones de Ucrania y Rusia. En 1954, se celebró el 300 aniversario del Tratado de Pereyáslav, y con tal motivo, Crimea fue transferida desde la RSFS de Rusia a la RSS de Ucrania.[64]

En 1950, la república ya había superado plenamente los niveles de industria y producción que tenía antes de la guerra.[65]​ Durante el plan quinquenal de 1946-1950, casi el 20 % del presupuesto de la Unión Soviética fue invertido en Ucrania, un aumento del 5 % del plan original. Como resultado, la fuerza de trabajo ucraniana aumentó un 33,2 % de 1940 a 1955, mientras que la producción industrial creció 2,2 veces en ese mismo período. La Ucrania soviética pronto se convirtió en líder europeo en la producción industrial.[66]​ También se convirtió en un importante centro de la industria armamentística y de investigación de alta tecnología. Un papel tan importante como este dio como resultado una gran influencia de la élite local. Además, muchos líderes soviéticos eran originarios de Ucrania, más notablemente Leonid Brézhnev, quien más tarde derrocaría a Jrushchov y se convertiría en el líder soviético desde 1964 a 1982, así como muchos deportistas, científicos y artistas prominentes.

El 26 de abril de 1986, el reactor 4 de la Central Nuclear de Chernóbil estalló, provocando el desastre de Chernóbil, el peor accidente de un reactor nuclear en la historia.[67]​ En el momento del accidente, 7 millones de personas vivían en los territorios contaminados, incluyendo 2,2 millones de ucranianos.[68]​ Después del accidente, se construyó una nueva ciudad fuera de la zona de exclusión, Slavútich, para albergar y dar apoyo a los empleados de la central nuclear que fue clausurada en el año 2000. Un informe preparado por el Organismo Internacional de Energía Atómica y la OMS atribuyó 56 muertes directas al accidente y se estima que pudieron existir más de 4000 muertes por el cáncer provocado por la radiación.[69]

El 16 de julio de 1990, el nuevo parlamento firmó la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania.[70]​ La declaración estableció los principios de la libre determinación de la nación ucraniana, su democracia, la independencia política y económica, y la primacía de la ley ucraniana sobre la ley soviética en el territorio ucraniano. Dicha declaración se produjo un mes después de una declaración similar aprobada por el Parlamento de la RSFS de Rusia. Esto comenzó un periodo de enfrentamiento entre el Sóviet Supremo de la Unión Soviética y las nuevas autoridades republicanas. En agosto de 1991, una facción conservadora de los líderes comunistas de la Unión Soviética y del KGB intentaron dar un golpe de estado para eliminar a Mijaíl Gorbachov y restaurar el poder del Partido Comunista (PCUS).

Después de que el intento fracasara, el 24 de agosto de 1991, el parlamento ucraniano aprobó la Declaración de Independencia de Ucrania, en la cual se establece el país como un estado independiente y democrático.[71]​ El 1 de diciembre de 1991 tuvieron lugar un referendo y las primeras elecciones presidenciales. Ese día, más del 90 % de los ucranianos expresaron su apoyo a la Declaración de Independencia y eligieron al presidente del parlamento, Leonid Kravchuk, como el primer presidente del país.

El 8 de diciembre, los presidentes de la RSS de Bielorrusia, RSS de Rusia y RSS de Ucrania firmaron el Tratado de Belavezha que revocaba el Tratado de Creación de la Unión Soviética y proclamaba la disolución de la Unión Soviética creándose la Comunidad de Estados Independientes (CEI).[72]

El 21 de diciembre de 1991, por los presidentes de 11 de las 15 repúblicas de la Unión Soviética, en la capital de la hasta entonces República Socialista Soviética de Kazajistán, se firmaba el Protocolo de Almá-Atá como parte de la disolución de la URSS.

Inicialmente, Ucrania fue vista como una república con favorables condiciones económicas en comparación con las demás regiones de la Unión Soviética.[73]​ Sin embargo, el país experimentó una desaceleración económica más profunda que las otras antiguas repúblicas soviéticas. Durante la recesión vivida entre los años 1991 y 1999, Ucrania perdió el 60 % de su PIB,[74][75]​ y sufrió de tasas de inflación de cinco dígitos.[76]​ Insatisfechos con las condiciones económicas, así como con el crimen y la corrupción, los ucranianos organizaron protestas y huelgas.[77]

La economía ucraniana se estabilizó a finales de la década de 1990. Una nueva moneda, la grivna, se introdujo en 1996. Desde el año 2000, el país ha disfrutado de un desarrollo económico estable con un crecimiento promedio anual de alrededor del 7 %.[78][79]​ En 1996 se aprobó una nueva constitución, la cual convirtió a Ucrania en una república semipresidencialista y estableció un sistema político estable. Sin embargo, el sucesor de Kravchuk, Leonid Kuchma fue criticado por sus opositores por concentrar gran parte del poder en su cargo, además de corrupción, transferencia de propiedad pública a particulares, limitaciones de libertad de expresión y fraude electoral.[80]

En 2004, el primer ministro Víktor Yanukóvich fue declarado ganador de las elecciones presidenciales. Los resultados provocaron una manifestación pública en apoyo del candidato de la oposición, Víktor Yúshchenko, quien quiso impugnar los resultados y condujo la pacífica protesta. La revolución llevó a Víktor Yúshchenko y a Yulia Timoshenko al poder, y convirtió a Víktor Yanukóvich en la oposición.[81]​ Sin embargo, en 2006 Yanukóvich llegó a ser primer ministro una vez más,[82]​ hasta que las elecciones al Parlamento Ucraniano de 2007 llevaron a Timoshenko de vuelta al cargo de primer ministro.[83]

Los conflictos con Rusia sobre el precio del gas natural detuvieron brevemente todos los suministros de gas a Ucrania en 2006 y 2009, lo que condujo a la escasez de gas en otros países europeos.[84][85]​ El 25 de febrero de 2010, Víktor Yanukóvich volvió a ser el presidente de Ucrania. Desde finales de 2012, el país vive una crítica situación entre el gobierno y manifestantes que no aceptaron el cambio de modelo político aprobado tras la reelección de Yanukóvich, un modelo más presidencialista.

Las protestas de Euromaidán (en ucraniano: Євромайдан, literalmente ‘Europlaza’) comenzaron en noviembre de 2013 después de que el presidente, Víktor Yanukóvich, comenzara a rechazar el largamente negociado Acuerdo de asociación con la Unión Europea (cuya firma figuraba en su campaña electoral) y, en su lugar, optara por establecer vínculos más estrechos con Rusia. Algunos ucranianos salieron a la calle para mostrar su apoyo al Acuerdo de asociación con Europa que no perjudicaba los existentes vínculos con Rusia. Con el tiempo, el Euromaidán llegó a provocar una ola de manifestaciones y disturbios civiles en toda Ucrania, cuyo objetivo era pedir la dimisión del presidente Yanukóvich y su gobierno. La violencia se intensificó después de 16 de enero de 2014, cuando el gobierno aprobó las leyes antiprotesta. Las manifestaciones antigubernamentales fueron aprovechadas por grupos nacionalistas, que ocuparon edificios en el centro de Kiev, incluyendo el edificio del Ministerio de Justicia, y llegaron a secuestrar a funcionarios públicos. Los disturbios dejaron 98 muertos y aproximadamente 15 000 heridos y 100 desaparecidos del 18 al 20 de febrero. Debido a las violentas protestas, el 22 de febrero los miembros del Parlamento decretaron que el presidente no podía cumplir con sus deberes y ejercieron «poderes constitucionales» para convocar unas elecciones para el 25 de mayo para elegir a su sustituto. Los resultados de las elecciones fueron retratados por The New York Times como «una victoria decisiva en las elecciones presidenciales de Ucrania» por Petró Poroshenko, con una plataforma pro Unión Europea, que ganó con más del cincuenta por ciento de los votos, y por lo tanto no requirió una segunda vuelta electoral. Yulia Timoshenko, su rival más cercana durante las elecciones, solo fue capaz de obtener menos de un tercio de su número de votos. En el momento de su elección, Poroshenko anunció que sus prioridades inmediatas serían tomar medidas contra los disturbios civiles en el este de Ucrania y mejorar las relaciones con Rusia. Poroshenko fue investido como presidente el 7 de junio de 2014, según lo anunciado previamente por su portavoz Irina Friz en una ceremonia sin celebración en la plaza de la Independencia de Kiev, el centro de las protestas. Geopolíticamente, este suceso supuso el «cambio de bando» del país, pasando de ser un país de la zona de influencia de Rusia y sus aliados a alinearse con el bloque formado por la OTAN, principalmente Estados Unidos y la Unión Europea. Diversos medios de comunicación han centrado su foco en el conflicto ucraniano como una «Segunda Guerra Fría», pues el conflicto se habría extendido hasta países como Moldavia y Bielorrusia que, como Ucrania, cuando eran parte de la Unión Soviética estuvieron en conflicto con Estados Unidos en la Guerra Fría.[86]

A raíz de la caída del gobierno de Yanukóvich, resultante de la revolución ucraniana de febrero de 2014, una crisis de secesión comenzó en la península de Crimea, que tiene un número significativo de ciudadanos rusófilos, a la vez que rusófonos. Soldados rusos armados, vestidos con uniformes carentes de identificación, comenzaron maniobras en Crimea el 28 de febrero de 2014. El 1 de marzo de 2014, el exiliado expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich pidió a Rusia el uso de fuerzas militares «para establecer la legitimidad, la paz, la ley y el orden, la estabilidad y la defensa de las personas de Ucrania». El mismo día, el presidente ruso, Vladímir Putin, solicitó y recibió la autorización del Parlamento de Rusia para desplegar tropas rusas en Ucrania y tomado el control de la península de Crimea ilegalmente al día siguiente. Por otra parte, la cercanía de la OTAN fue percibida por la mayoría de los rusos como un peligro para las fronteras de Rusia. Esto pesó en gran medida en la decisión de Moscú de tomar medidas para garantizar su puerto del mar Negro en Crimea.

El 6 de marzo de 2014, el Parlamento de Crimea aprobó «ingresar en la Federación de Rusia con los derechos de sus miembros» y más tarde llevó a cabo un referéndum en el que se consultó a la población de estas regiones si deseaba unirse a Rusia como estado federado o si prefería restaurar la Constitución de Crimea de 1992 y el estado de Crimea como parte de Ucrania. La primera opción fue aprobada con una abrumadora mayoría. Crimea y Sebastopol declararon formalmente la independencia como la República de Crimea y solicitaron que fueran admitidos como parte de la Federación de Rusia. El 18 de marzo de 2014, Rusia y Crimea firmaron el tratado de anexión de la República de Crimea y Sebastopol a la Federación de Rusia.

El 27 de marzo de 2014, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 68/262, llamada Integridad territorial de Ucrania, en respuesta a la crisis de Crimea.[87]​ Aprobada por 100 países, la resolución afirmó el compromiso de las Naciones Unidas para reconocer a Crimea como parte de Ucrania, rechazando el referéndum sobre el estatus político.

Mientras tanto, comenzaron disturbios en las regiones del este y del sur de Ucrania. En varias ciudades de las regiones de Donetsk y Lugansk, se organizaron milicias locales, que se apoderaron de los edificios policiales, gubernamentales y de las comisarías de policía especiales en varias ciudades de las regiones. Las conversaciones en Ginebra entre la UE, Rusia, Ucrania y EE. UU. produjeron una Declaración Conjunta Diplomática denominada el Pacto de Ginebra de 2014 en el que las partes solicitaron que todas las milicias ilegales depusieran las armas y desalojaran los edificios gubernamentales ocupados, y también establecieran un diálogo político que podría conducir a una mayor autonomía para las regiones de Ucrania. Cuando se hizo evidente que el candidato Poroshenko había ganado las elecciones presidenciales, la noche electoral del 25 de mayo de 2014, Poroshenko dijo: «mi primer viaje presidencial será a Donbás», donde los rebeldes prorrusos armados habían declarado la autonomía de las repúblicas separatistas de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, y tomado el control de una gran parte de la región. Poroshenko también se comprometió a continuar con las operaciones militares de las fuerzas gubernamentales para poner fin a la insurgencia armada, afirmando que «la operación antiterrorista no puede y no debe durar dos o tres meses y no tendrá una duración de más de una hora».

También comparó a los rebeldes prorrusos armados con los piratas somalíes. Poroshenko además solicitó la presencia de intermediarios internacionales en las negociaciones con Rusia. Rusia respondió diciendo que no necesitaba un intermediario en sus relaciones bilaterales con Ucrania. Como presidente electo, Poroshenko prometió perseguir el regreso de Crimea a la soberanía de Ucrania.

La BBC informó: «Cientos de personas han muerto desde que la rebelión prorrusa comenzó en el este de Ucrania». Según las Naciones Unidas, 1 780 946[89]​ refugiados ucranianos han huido a otras partes de Ucrania y 760.000[90]​ han huido a otras países desde el comienzo de 2014. Tras el derribo del vuelo 17 de Malaysia Airlines en el este de Ucrania el 17 de julio de 2014 por misiles antiaéreos, y debido a las circunstancias siguientes, la Cruz Roja de Ucrania consideró que había un estado de guerra civil. Una serie de observadores consideraron la situación sociopolítica ucraniana establecida en 2014 como propia de un Estado fallido.[91][92][93][94][95][96]

El 8 de julio de 2014 el Ministerio de Justicia ucraniano solicitó la prohibición del Partido Comunista de Ucrania por «prestar apoyo a los separatistas en el este de Ucrania».[97]​ El 24 de julio el entonces presidente de la Rada Suprema, Oleksandr Turchínov, disolvió la formación parlamentaria del Partido Comunista, tras un cambio de reglamento que lo dejó sin suficientes diputados para constituir un grupo. Turchínov declaró que «espera que nunca más haya grupos comunistas en el Parlamento de Ucrania».[98]

Ucrania es una república bajo un sistema mixto semipresidencial y semiparlamentario, en el cual existe la separación de poderes en ejecutivo, legislativo y judicial. El presidente es elegido por voto popular para un mandato de cinco años y es el jefe de estado oficial.[99]​ El poder legislativo de Ucrania incluye al parlamento unicameral de 450 asientos, conocido como Rada Suprema.[100]​ El parlamento es principalmente responsable de la formación del poder ejecutivo y del Consejo de Ministros, que encabeza el primer ministro.[101]

Las leyes, las actas del parlamento y del consejo de ministros, los decretos presidenciales y las actas del Parlamento de Crimea pueden derogarse por la Corte Constitucional, donde se juzga si violan o no la constitución de Ucrania. Otros actos normativos están sujetos a revisión judicial. La Suprema Corte de Justicia es el órgano principal en el sistema de tribunales de jurisdicción general. Oficialmente se garantiza la autonomía de las administraciones locales. Los consejos locales y los alcaldes son elegidos por voto popular y ejercen el poder con presupuestos locales. Los jefes regionales y las administraciones de distrito son nombrados por el presidente.

En Ucrania existe un gran número de partidos políticos, muchos de los cuales tienen pocos miembros y son desconocidos para el público en general. Partidos pequeños a menudo se unen en coaliciones multipartidistas (bloques electorales) con el fin de participar en las elecciones parlamentarias.

Con la proclamación de la independencia de Ucrania el 24 de agosto de 1991 y la adopción de una constitución el 28 de junio de 1996, Ucrania se convirtió en una república semipresidencial, sin embargo, en 2004, los diputados introdujeron cambios en la constitución, que inclinó el equilibrio de poder a favor de un sistema parlamentario. De 2004 a 2010, la legitimidad de las enmiendas constitucionales de 2004 significó una sanción oficial, tanto para el Tribunal Constitucional de Ucrania, como para la mayoría de los partidos políticos principales. A pesar de esto, el 30 de septiembre de 2010, el Tribunal Constitucional dictaminó que las enmiendas eran nulas e inválidas, lo que obligó a volver a los términos de la Constitución de 1996 y nuevamente hizo que el sistema político de Ucrania tuviera un carácter más presidencial.

La decisión sobre las enmiendas constitucionales de 2004 se convirtió en un tema importante del debate político. Gran parte de la preocupación se basaba en el hecho de que ni la Constitución de 1996 ni la Constitución de 2004 permitían «deshacer la Constitución», como lo hizo la decisión del Tribunal Constitucional.[102][103][104]

El 21 de febrero de 2014, un acuerdo entre el expresidente Viktor Yanukovich y los líderes de la oposición restauró la Constitución de 2004. Debido a las políticas de Yanukovich, entre ellas la de rechazar el acuerdo de la integración a la U.E., surgieron protestas que comenzaron a finales de noviembre de 2013 y culminaron en el Euromaidan. Además de devolver al país a la Constitución de 2004, el acuerdo preveía la formación de un gobierno de coalición, la convocatoria de elecciones anticipadas y la liberación de la ex primera ministra Yulia Tymoshenko de la prisión. Un día después de que se alcanzara el acuerdo, el parlamento de Ucrania despidió a Yanukovich e instaló a su orador Oleksandr Turchynov como presidente interino[105]​ y a Arseniy Yatsenyuk como primer ministro de Ucrania.[106]

Interpol

ONU

Unesco

OMS

Consejo de Europa

OSCE

Cruz Roja

COI

OMC

FMl

UIT

IAEA

GUAM

Entre 1999 y 2001, Ucrania sirvió como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La RSS de Ucrania se unió a la ONU en 1945 como uno de los miembros originales después de un acuerdo de occidente con la URSS, en la que se habían solicitado asientos en la ONU para las 15 repúblicas de la Unión Soviética. Ucrania ha apoyado constantemente la paz y siempre ha negociado acuerdos a disputas; ha participado en las conversaciones cuatripartitas sobre el conflicto en Transnistria y ha promovido una solución pacífica al conflicto de Georgia. Ucrania también ha hecho una gran contribución a las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU desde 1992. Ucrania considera que actualmente la integración a la OTAN y a la UE es su objetivo prioritario, sin embargo su relación con Rusia hasta hace poco siempre ha sido fuerte y debido a esto siempre ha habido dificultades para cualquier trámite. El Acuerdo de Asociación y Cooperación de la Unión Europea con Ucrania entró en vigor el 1 de marzo de 1998. El 31 de enero de 1992, Ucrania se unió a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y el 10 de marzo de 1992 se convirtió en miembro del Consejo de Cooperación del Atlántico Norte.

Las relaciones entre Ucrania y la OTAN son estrechas y el país ha declarado que tiene gran interés en una afiliación, pero esto se eliminó de la agenda política de Ucrania tras la elección de Viktor Yanukovich como presidente, en 2010. Sin embargo tras la expulsión de Yanukovich por alta traición en febrero de 2014 y la intervención militar rusa en Ucrania (negada por Rusia), Ucrania renovó su campaña y actualmente esta empleando reformas para ser miembro de la OTAN. Ucrania es el miembro más activo de la Asociación para la Paz (PfP). Todos los partidos políticos importantes en Ucrania apoyaban la integración completa de Ucrania en la Unión Europea, se esperaba que el Acuerdo de Asociación con la UE se firmara y pusiera en vigor a finales de 2011, pero el proceso se suspendió debido a las políticas del prófugo Yanukovich.

Las relaciones entre Rusia y Ucrania se han vuelto muy tensas desde 2014 tras la anexión de la península Crimea, la guerra de Donbáss y acontecimientos como el Incidente del estrecho de Kerch de 2018.

Fuerza Terrestre

Fuerza Aérea

Armada

Aerotransportada

Operaciones Especiales

Tras el colapso de la Unión Soviética, Ucrania heredó una fuerza militar de 780 000 efectivos en su territorio, equipado con el arsenal de armas nucleares más grande en el mundo.[107][108]​ No obstante, en mayo de 1992, Ucrania firmó el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START I), en el que se comprometió a entregarle todas sus armas nucleares a Rusia para su eliminación y unirse al Tratado de No Proliferación Nuclear. En 1994, Ucrania ratificó el tratado y para 1996 ya se encontraba libre de armas nucleares.[107]

Tras la adhesión de Ucrania al Tratado de No Proliferación Nuclear y con el fin de asegurar la integridad territorial y soberanía de Ucrania, el 5 de diciembre de 1994, en Budapest, Hungría, fue firmado el Memorándum de Budapest sobre Garantías de Seguridad, siendo un acuerdo político que debería ofrecer garantías de seguridad a Ucrania por parte de sus signatarios. Actualmente, el Ejército de Ucrania es el segundo más grande en Europa, después del ruso.[109]

Ucrania ha tomado medidas coherentes hacia la reducción de las armas convencionales. Firmó el Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa, en el que se comprometió a reducir el número de tanques, artillería y vehículos blindados (las fuerzas armadas se redujeron a 300 000 elementos). Los planes para anular el servicio militar obligatorio y convertirlo en voluntario ha sido desestimado de forma indefinida, tras los efectos de la guerra civil en el oriente de Ucrania, y con la formación de una guardia nacional, subordinada al ejército e integrada por voluntarios nacionalistas.[110]

Ucrania ha desempeñado un papel cada vez mayor en las operaciones de mantenimiento de paz. Las tropas ucranianas están desplegadas en Kosovo como parte del Batallón Ucraniano-Polaco.[111]​ Una unidad ucraniana se desplegó en Líbano, como parte de las Fuerzas Provisionales de la ONU para cumplir el acuerdo de cese del fuego. También hubo un batallón de mantenimiento y capacitación desplegado en Sierra Leona. Entre 2003 y 2005, una unidad ucraniana se implementó en Irak, como parte de las fuerzas multinacionales en Irak bajo el mando polaco. En total, el despliegue militar ucraniano en todo el mundo es de 562 soldados.[112]

Tras la independencia, Ucrania se declaró un país neutral.[113]​ El país mantiene una limitada alianza militar con países de la CEI y una asociación con la OTAN desde 1994. En la década de 2000, el gobierno estaba inclinado hacia la OTAN y una cooperación más profunda con la alianza fue establecida por la firma del Plan OTAN-Ucrania de 2002. Más tarde se convino en que la cuestión de anexión a la OTAN debe ser respondida por un referéndum nacional en algún momento en el futuro.[110]

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Ucrania ha firmado o ratificado:


El sistema de organización territorial de Ucrania refleja la situación del país como un estado unitario (lo que figura en la constitución) con los regímenes jurídicos y administrativos unificados para cada subdivisión. Ucrania se divide en 24 óblasts. Además, la ciudad de Kiev, la capital, tiene un estatuto jurídico especial. Las 24 óblasts y Crimea se subdividen en 490 raiones (distritos), o unidades administrativas de segundo nivel. La superficie media de un raión ucraniano es de 1200 km², mientras que la población promedio de un raión es de 52 000 habitantes.[124]

Las zonas urbanas (ciudades) pueden estar subordinadas al Estado, o a las administraciones de las óblast y raiones, dependiendo de su población e importancia socio-económica. Las unidades administrativas inferiores incluyen los asentamientos de tipo urbano, que son similares a las comunidades rurales, pero más urbanizados, donde se encuentran empresas industriales, servicios educativos, redes de transporte. Por último, se encuentran las comunidades rurales o aldeas. En total, existen en Ucrania 457 ciudades, de las cuales 176 están administradas por las óblasts, 279 por los raiones y dos poseen un carácter jurídico especial. Estos son seguidos por 886 asentamientos de tipo urbano y 28 552 aldeas.[124]

Con 603 550 kilómetros cuadrados,[2]​ y con un litoral de 2 782 kilómetros,[2]​ Ucrania es el 45° país más grande del mundo (después de la República Centroafricana y antes de Botsuana); además es el segundo país más grande de Europa (después de la parte europea de Rusia y antes de Francia).[17]

El paisaje ucraniano está conformado principalmente por llanuras fértiles (o estepas) y mesetas, por las cuales corren varios ríos, como el Dniéper, el Donéts, el Dniéster y el Bug Meridional que desembocan en el mar Negro y en el mar de Azov. Al suroeste, el delta del Danubio constituye la frontera con Rumania. Las únicas montañas del país son los Montes Cárpatos hacia el oeste, de los cuales su punto más alto es el Goverla con 2061 msnm.[125]

Ucrania tiene un clima continental en su mayoría templado. Las precipitaciones se distribuyen desproporcionadamente, ya que los niveles son mayores en el oeste y en el norte y disminuyen conforme se avanza hacia el sureste. En el occidente de Ucrania caen alrededor de 1.200 mm de precipitación anual. Los inviernos son más fríos tierra adentro: el rango de temperaturas promedio anuales va de 5,5 a 7 °C en el norte, hasta 11 a 13 °C en el sur.[126]

En el relieve de Ucrania, predominan las llanuras con un 95 % de la superficie total, pertenecientes a la llanura oriental europea. La altitud media de las llanuras es de 175 metros. En Ucrania, el punto más alto de la llanura oriental europea es el monte Berda, a 515 metros sobre el nivel del mar. Los macizos montañosos de Ucrania están representados por una parte de las montañas de los Cárpatos, los Cárpatos ucranianos, donde se encuentra el pico más alto de Ucrania, el Hoverla con una altura de 2061 metros sobre el nivel del mar y las montañas de Crimea, cuyo pico más alto es la montaña Roman-Kosh (1545 m).

La actividad sísmica de Ucrania se manifiesta en su mayoría en las regiones occidentales, sudoeste y sur del país y que dividen en dos regiones sísmicas principales: los Cárpatos y la región del Mar Negro-Crimea. Gran parte del territorio está expuesto a los efectos de sus propios terremotos locales y los fuertes terremotos submarinos procedentes del área de Vrancea, en Rumanía.

Ucrania es hogar de diversas especies de animales, hongos y plantas.

Ucrania está dividida en dos áreas zoológicas principales. Una de estas áreas, en el oeste del país, está formada por las zonas fronterizas de Europa, donde hay especies típicas de bosques mixtos, la otra está ubicada en el este de Ucrania, donde se encuentran las especies que viven en las estepas. En las áreas boscosas del país son muy comunes los linces, lobos, jabalíes y martas, así como muchas otras especies similares que se concentran especialmente en las montañas de los Cárpatos, donde viven un gran número de mamíferos depredadores como los osos pardos. En las zonas de lagos y ríos de las especies más comunes son los castores, las nutrias y los visones, mientras que en sus aguas la carpa, la dorada y el bagre son las especies de peces más comunes. En las partes centrales y orientales del país, los roedores se encuentran en grandes cantidades.

Se han encontrado más de 6600 especies de hongos en Ucrania y se estima que aún hay muchas más por descubrir.[127]

En todo el territorio de Ucrania hay 63 119 ríos y arroyos con una longitud total de más de 206 000 kilómetros. La mayoría de los ríos pertenecen a las cuencas del mar Negro y el mar de Azov y solo el 2 % del agua llega a la Cuenca del Báltico. Los principales ríos del país son los ríos Dniéper, Dniéster y Danubio. Hay aproximadamente 20 000 lagos en el país, de los cuales solo 43 tienen un área de 10 km² o más. El lago más grande de Ucrania, el Svitiaz tiene un área de 27,5 km². En Ucrania, hay 1157 embalses y 28 800 estanques. Los embalses más grandes se encuentran en la región del Dniéper en los distritos de Kremenchuk, Kajovka, Kiev y Kanivske.

El clima de Ucrania es en su mayor parte continental templado, mientras que es más mediterráneo en ciudades como Odesa. El promedio de las temperaturas mensuales en invierno varían desde -8 °C hasta 2 °C, son frescos en el mar Negro y fríos en el interior. Los veranos varían desde el frescor a lo largo del mar Negro a frío más lejos tierra adentro. Las temperaturas medias anuales van de los 5,5 °C a 7 °C en el norte, a 11-13 °C en el sur.[128]​ En verano las temperaturas oscilan entre los 17 °C y 25 °C. El mes más caluroso del año es julio, cuando se llegan a alcanzar temperaturas de 33 °C y superiores. Los veranos son templados en la mayor parte del país, llegando a ser muy cálidos en el sur. En la zona cubierta por la estepa el verano puede ser incluso cálido y sometida a veces a tempestades de arena. La costa del mar Negro está sometida a heladas y ningún puerto ucraniano está permanentemente libre de hielo.

Las precipitaciones están distribuidas de manera desigual, siendo más altas en el oeste y en el norte, e inferiores en el este y sureste. En los Cárpatos superan los 1500 mm al año, mientras que en las tierras bajas del mar Negro, no alcanzan los 300 mm al año. En Ucrania occidental recibe alrededor de 1200 mm de precipitaciones anualmente, mientras que Crimea recibe alrededor de 400 mm.

Durante su período soviético , la economía de la RSS de Ucrania fue la segunda más importante en la Unión Soviética, siendo un componente importante de la actividad industrial y agrícola en la economía planificada del país.[17]

Con el colapso del sistema soviético, el país se trasladó de una economía planificada a una economía de mercado. El proceso de transición fue difícil para la mayoría de la población que se sumió en la pobreza.[129]​ La economía de Ucrania se contrajo gravemente en los años que siguieron a la disolución de la Unión Soviética. Un gran número de los habitantes de la zona rural sobrevivieron gracias al cultivo de sus propios alimentos, a menudo trabajando en dos o más puestos de trabajo y cubriendo las necesidades básicas a través de la economía de trueque.[130]

En 1991, el gobierno liberalizó la mayoría de los precios para combatir la escasez generalizada de productos y logró superar el problema. Al mismo tiempo, el gobierno continuó con el subsidio de empresas paraestatales y de la agricultura por medio de la emisión monetaria. Las políticas monetarias de principios de la década de 1990 llevaron al país de la inflación a niveles de hiperinflación; de esta forma Ucrania obtuvo el récord mundial de inflación en un año natural (1993).[131]​ Las personas que vivían de la renta fija fueron las más afectadas.[36]​ Los precios se estabilizaron solo después de la introducción de la nueva moneda, la grivna (UAH), en 1996. El país también fue lento en la aplicación de reformas estructurales. Tras la independencia, el gobierno creó un marco jurídico para la privatización. Sin embargo, la resistencia generalizada a la reforma por parte del gobierno y de una parte significativa de la población, pronto había estancado los esfuerzos de cambiar el modelo económico. Un gran número de las empresas estatales estuvieron exentas del proceso de privatización. Mientras tanto, en 1999, el PIB había caído a menos del 40 % del nivel de 1991,[132]​ aunque a finales de 2006 se recuperó ligeramente por encima del 100 %.[74]​ A principios de la década de 2000, la economía mostró un fuerte crecimiento en las exportaciones del 5 al 10 % anual, con la producción industrial creciendo anualmente más del 10 %.[133]​ Ucrania fue afectada por la crisis económica de 2008-2009 y en noviembre de 2008, el FMI aprobó un préstamo de 16 500 millones de dólares para el país.[134]

En 2008, la CIA calculó el PIB (PPA) de Ucrania en 336 851 millones de dólares, siendo el 34° PIB más alto en el mundo.[17]​ En 2008 su PIB per cápita ascendía a US$ 7800 (en términos del PPA), el 83° más alto del mundo,[17]​ mientras su PIB nominal se calculó en 180 mil millones de dólares, el 46° más alto.[17]​ En julio de 2013, el salario nominal promedio en Ucrania alcanzó las 3429 UAH mensuales.[135]​ A pesar de ser inferior al de sus países vecinos de Europa central, el aumento de los ingresos salariales en 2008 fue de 36,8 %.[136]​ De acuerdo al PNUD, en 2003 el 4,9 % de la población ucraniana vivía con menos de US$ 2 al día y el 19,5 % de la población vivía por debajo de la línea de pobreza nacional.[137][138]

Aún a finales de la década de 2010, Ucrania no se ha recuperado de la depresión económica de 2008-2009 provocado por los conflictos armados de la guerra del donbáss y el alto nivel de corrupción.

El Banco Mundial clasifica a Ucrania como un estado de medianos ingresos.[139]​ Entre sus principales problemas se incluyen la infraestructura y los transportes subdesarrollados, la corrupción y la burocracia. En 2007, la bolsa ucraniana de valores registró el segundo mayor crecimiento en el mundo con un aumento del 130 %.[140]​ Según la CIA, en 2006 la capitalización de mercado de la bolsa de Ucrania fue de 1118 millones de dólares.[17]​ Entre los sectores de la economía ucraniana aún en crecimiento se encuentra el mercado de tecnologías de información y comunicación, que en 2007 encabezó al resto de los mercados de los países de Europa central y oriental, con un índice de alrededor del 40 % de crecimiento.[141]

La economía de Ucrania superó parcialmente la fuerte crisis causada por la Guerra de Donbáss, durante esta época el valor de la Grivna se devaluó enormemente, a consecuencia de esto los bienes y servicios fueron menos accesibles para la población. En 2016, por primera vez desde 2010, la economía creció más del 2 %, según el informe del Banco Mundial, el crecimiento se proyecta en un 2 % en 2017 y un 3,5 % en 2018.[142]

Ucrania se encuentra en el puesto 88º del IDH con un índice de 0,750.

A finales de 2011 el director del departamento de ingresos del fondo de pensiones informó de que alrededor de 1,3 millones de ucranianos recibían un salario inferior al salario mínimo y otros 700 mil empleados fluctuaban dentro del mínimo, siendo este en enero de 2016 de 5183 grivnas o 171 euros. Según un informe estadístico del comité estatal de estadística de Ucrania, los ucranianos gastan alrededor del 80% de sus salarios en alimentación y ropa, y tan solo una décima parte de sus ingresos pueden ser ahorrados para gastarlos en un futuro. Muchos ucranianos se ven obligados a emigrar a otro país temporal o permanentemente siendo esta la única vía para prosperar, reflejado esto en la crisis demográfica que atraviesa el país. Las pensiones son un importante problema, principalmente para jubilados que no cuentan con el apoyo económico de sus familiares, la pensión mínima en Ucrania es de 47,93 euros.[143]​El problema más grave para la economía es la corrupción, presente en todas la esferas de la vida cotidiana y principalmente en la política. Ucrania es el segundo país más corrupto de Europa.[144]

La industria de Ucrania produce casi todo tipo de vehículos de transporte y naves espaciales. Los aviones Antónov y los camiones de KPa3 se exportan a muchos países, aunque se trata de un sector en dificultades, pues desde 2015 Antónov no ha efectuado operaciones de venta al exterior[145]​. La mayoría de las exportaciones ucranianas se comercializan con la Unión Europea y la CEI.[146]​ Desde la independencia, Ucrania ha mantenido su propia agencia espacial, la Agencia Espacial Estatal de Ucrania (AEEU), por lo que se convirtió en un participante activo en la exploración científica del espacio exterior y en misiones de detección remotas. Entre 1991 y 2007, Ucrania ha lanzado seis satélites propios y 101 vehículos de lanzamiento y continúa diseñando su propia nave espacial.[147]​ Hasta el día de hoy, Ucrania es reconocido como líder mundial en la producción de misiles y tecnología relacionada con misiles.[148][149]


El país importa gran parte de los suministros de energía, especialmente petróleo y gas natural, por lo que en gran medida depende de Rusia como su proveedor de energía. Si bien el 25 % del gas natural en Ucrania procede de fuentes internas, cerca del 35 % proviene de Rusia y el restante 40 % de Asia Central, a través de rutas de tránsito que Rusia controla. Al mismo tiempo, el 85 % del gas ruso se entrega a Europa occidental a través de Ucrania.[150]

En 2007 Ucrania ocupó el octavo puesto de turistas en Europa según la Organización Mundial del Turismo.[151]​ Ucrania tiene numerosos atractivos turísticos como pueden ser el esquí, las reservas naturales, las costas del Mar Negro y sus características catedrales e iglesias. Las ciudades más visitadas en Ucrania son Kiev, Leópolis y Odesa. El turismo fue una importante fuente de ingresos para Crimea pero tras su invasión por parte de la Federación Rusa en 2014 el número de turistas en esta región ha descendido considerablemente.


De acuerdo con el censo ucraniano de 2001, los ucranianos étnicos conforman el 77,8 % de la población. Otros grupos étnicos importantes son los rusos (17,3 %), los bielorrusos (0,6 %), los moldavos (0,5 %), los tártaros de Crimea (0,5 %) y el resto de etnias en Ucrania que representan en conjunto el 22,2 % de la población.[152]​ Las regiones industriales en el este y sureste se encuentran más densamente pobladas y cerca del 67,2 % de la población vive en zonas urbanas.[153]

Se considera que Ucrania se encuentra en una crisis demográfica debido a su alta tasa de mortalidad y una baja tasa de natalidad. La actual tasa de natalidad de Ucrania es de 10,8 nacimientos por cada 1000 habitantes;[154]​ la tasa de mortalidad es de 15,2 muertes por cada 1000 habitantes.[154]​ Un factor que contribuye a tales números es una alta tasa de mortalidad entre la población masculina en edad de trabajar, debido a causas prevenibles como la intoxicación con alcohol y el tabaquismo.[155]​ En 2007, Ucrania tenía la cuarta tasa de disminución demográfica más rápida en el mundo.[156]

Para ayudar a mitigar estas tendencias, el gobierno sigue aumentando los pagos de asistencia infantil. De esta forma, proporciona un único pago de 12 250 UAH por el primer hijo, 25 000 UAH por el segundo y 50 000 UAH por el tercer y cuarto, además de pagos mensuales de 154 UAH por niño.[136][157]​ La tendencia demográfica muestra signos de mejora, ya que la tasa de natalidad ha estado creciendo constantemente desde 2001.[158]​ El crecimiento neto de la población en los primeros nueve meses de 2007 se registró en cinco provincias del país (de 24), y la contracción de la población mostraba signos de estabilización a nivel nacional. En 2007, las tasas de natalidad más altas se encontraban en las óblasts occidentales.[159]

Una migración importante tuvo lugar en los primeros años de la vida independiente de Ucrania. Entre 1991 y 1992, más de un millón de personas se mudaron a Ucrania, en su mayor parte desde otras antiguas repúblicas soviéticas. En total, entre 1991 y 2004, 2,2 millones de personas emigraron a Ucrania (entre ellos, 2 millones provenían de las demás ex repúblicas de la Unión Soviética) y 2,5 millones emigraron de Ucrania, entre ellos, 1,9 millones que viajaron a otras antiguas repúblicas soviéticas).[160]​ Actualmente, se estima que los inmigrantes constituyen el 14,7 % de la población total, es decir, 6,9 millones de personas; este es el cuarto porcentaje de población inmigrante más grande en el mundo.[161]​ En 2006, se encontraron cerca de 1,2 millones de canadienses con ascendencia ucraniana,[162]​ dando a Canadá la tercera población ucraniana más grande del mundo, detrás de la misma Ucrania y de Rusia.

Imperio ruso: 1897

Actualidad

Habitantes por óblast que reconoce el ucraniano como su lengua materna

Habitantes por óblast que reconocen el ruso como su lengua materna

Lengua materna más común en zonas rurales

Habitantes de zonas urbanas que reconocen el ucraniano como su lengua materna

El idioma oficial de Ucrania es el idioma ucraniano, aunque en el este y sur del país se habla ampliamente el súrzhyk y el ruso, esto es debido a la gran represión que ha tenido el idioma ucraniano y en general la población ucraniana por parte de los líderes rusos desde su aparición con acontecimientos como el holodomor y la rusificación durante el periodo de la URSS y el Imperio ruso. En el oeste, norte y centro del país predomina el ucraniano, debido a que esas regiones estaban ocupadas por el Zarato de Polonia y el Imperio autrohúngaro y no bajo el imperio ruso, por lo que no se prohibió el uso del ucraniano y pudo extenderse y evolucionar.

Según The Ethnologue, en 2016, de los 42 500 000 habitantes de Ucrania el idioma ucraniano era hablado por 30 800 000 personas, es decir, el 72,5 % de la población.[163]

Durante gran parte de la era soviética, el número de hablantes del ucraniano disminuía de generación en generación y para mediados de la década de 1980, el uso de la lengua ucraniana en la vida pública había disminuido significativamente.[164]​ Tras la independencia, el gobierno de Ucrania comenzó una política de «ucranianización»,[165]​ para aumentar el uso del ucraniano, a la vez que disminuía la utilización del ruso, siendo prohibido o censurado en los medios de comunicación y en las películas cinematográficas.[166][167]​ Esto significaba que los programas en ruso necesitaban un doblaje al ucraniano o subtítulos, excluyendo a las filmaciones realizadas en la era soviética.

Según la constitución de la República Autónoma de Crimea, el ucraniano es el único idioma oficial. Sin embargo, la constitución de la república reconoce específicamente al ruso como el idioma hablado por la mayoría de su población y garantiza su uso. Asimismo, se garantiza que el tártaro de Crimea (idioma hablado por el 12 % de población de Crimea)[168]​ tendrá protección especial del Estado, así como los «idiomas de otras etnias». En la vida cotidiana, la mayoría de los tártaros y ucranianos de Crimea utilizan el ruso para comunicarse.[169]

Nota: Se han omitido las ciudades que no están bajo el control del gobierno de Ucrania, debido a la falta de información acerca de su censo.


KievКиїв

LeópolisЛьвів

OdesaОдеса


JárkovХарків

PoltavaПолта́ва

ChernihivЧернігів



En la antigüedad, el territorio de Ucrania se encontraba bajo el dominio de diversos reinos y principados, los cuales dieron origen a una posterior división del país en varias regiones, las cuales no tienen validez administrativa, pero tienen importancia en la identidad de sus habitantes y son utilizadas por historiadores y etnógrafos.[170]

La religión dominante en Ucrania es el cristianismo ortodoxo oriental, el cual se divide entre los dos órganos principales de la iglesia: la Iglesia ortodoxa de Ucrania y la Iglesia ortodoxa ucraniana (iglesia autónoma bajo el Patriarcado de Moscú).[172]

Por su número de seguidores, al cristianismo ortodoxo le sigue la Iglesia greco-católica ucraniana, cuyas prácticas y tradiciones litúrgicas y espirituales son similares a las del cristianismo ortodoxo, pero se encuentra en comunión con la Santa Sede de la Iglesia católica y reconoce la primacía del Papa como jefe de la Iglesia.[173]​ Además, existen 863 comunidades católicas de rito latino y 474 clérigos al servicio de más de un millón de católicos en Ucrania.[172]​ Este último grupo conforma cerca del 2,19 % de la población y está principalmente formado por polacos y húngaros que viven en las regiones occidentales del país.

Los cristianos protestantes conforman el 2,19 % de la población. El número de protestantes ha crecido considerablemente desde la independencia de Ucrania. El grupo protestante más grande es la Unión Evangélica Bautista de Ucrania, con más de 150 000 miembros y unos 3000 clérigos. La segunda iglesia protestante más grande del país es la Iglesia de la Fe Evangélica de Ucrania (Pentecostales) con 110 000 miembros y más de 1500 iglesias locales con 2000 religiosos, aunque también existen otros grupos pentecostales, que juntos suman más de 300 000 seguidores y más de 3000 iglesias locales. También hay muchas escuelas de educación superior pentecostales, como el Seminario Teológico de Leópolis y el Instituto Bíblico de Kiev. Otros grupos protestantes incluyen a los calvinistas, luteranos, metodistas, testigos de Jehová, mormones y adventistas del Séptimo Día.[172]

Se estima que hay 500 000 musulmanes en Ucrania, cerca de 300 000 de ellos son tártaros de Crimea. Hay 487 comunidades musulmanas registradas, 368 de ellas en la península de Crimea. Además, cerca de 50 000 musulmanes viven en Kiev, en su mayoría nacidos en el extranjero.[174]​ La comunidad judía es una pequeña fracción de lo que era antes de la Segunda Guerra Mundial. Las ciudades con la mayor población de judíos en 1926 eran Odesa, con 154 000 o 36,5 % del total de su población; y Kiev, con 140 500 o 27,3 % de su población.[175]​ El censo de 2001 indica que hay 103.600 judíos en Ucrania, aunque los dirigentes de la comunidad judía alegaron que esa cifra podría llegar a más de 300.000 personas. No hay estadísticas sobre cuál de las corrientes del judaísmo cuenta con más seguidores, aunque se cree que el judaísmo ortodoxo tiene mayor presencia en el país. También existen otras corrientes del judaísmo más pequeñas como el judaísmo reformista y el judaísmo conservador.[172]

El 15 de diciembre de 2018, en la Catedral de Santa Sofía de Kiev se celebró el Sínodo Extraordinario de Unificación de las tres iglesias ortodoxas ucranianas siendo elegido como Metropolita de Kiev y toda Ucrania el arzobispo de Pereiáslav y Bila Tserkva Yepifany (Dumenko).[176][177][178]​ El Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, en un comunicado, mostró su satisfacción por la finalización del proceso de la concesión de autocefalía a la Iglesia ortodoxa de Ucrania e invitó al Metropolita Yepifany a Fanar para la entrega del Tomos de autocefalía el 6 de enero de 2019.[179][180]

El modelo de educación en Ucrania es la educación pública obligatoria. La enseñanza finaliza con la escuela secundaria, obligatoria en las escuelas del estado, las cuales constituyen casi la totalidad. La educación superior en centros de enseñanza comunitarios y estatales es gratuita solo para los mejores estudiantes.[181]​ Existe un pequeño número de instituciones privadas acreditadas de educación secundaria y superior.

La tasa de alfabetización se estima en un 99,4 % debido al énfasis de la Unión Soviética y ahora Ucrania en la escolarización total de la población.[17]​ En 2005, el programa escolar de once años fue reemplazado por uno de doce años: la educación primaria dura cuatro años (comenzando a los seis años de edad), la educación media (secundaria), cinco años, y la educación secundaria superior, tres años.[182]​ En el 12° grado, los estudiantes realizan exámenes del gobierno, también llamados «exámenes de escolaridad». Más tarde, los resultados de estas pruebas se utilizan para la admisión a la Universidad.

El sistema de educación superior consta de establecimientos de enseñanza superior, centros científicos y metodológicos bajo la administración de los gobiernos federales, municipales, así como escuelas autónomas.[183]​ La organización de la educación superior en Ucrania está creada conforme la estructura del sistema educativo de los países más desarrollados y de acuerdo al sistema de la UNESCO y la ONU.[184]

Las primeras instituciones de educación superior surgieron en Ucrania durante finales del siglo XVI y principios de siglo XVII. La primera institución de educación superior en Ucrania fue la escuela Ostrozka. Se fundó en el año 1576 en la ciudad de Ostrog, la escuela fue la primera institución de educación superior de los territorios eslavos. La universidad más antigua fue la Academia Kiev Mohyla fundada en el año 1632 y reconocida oficialmente por el imperio Ruso en 1694 como institución de educación superior. Por detrás de esta en cuanto a antigüedad se encuentra la Universidad de Leópolis fundada en 1661. Diversas instituciones surgieron a lo largo del siglo XIX como las universidades de Járkov en 1805, Kiev en 1834, Odesa en 1865 y Chernivtsi en 1875.

Durante la época de la URSS la educación tuvo un gran crecimiento. En el año 1988 el número de instituciones de educación superior ascendía a 146 con más de 850 000 estudiantes. En la actualidad Ucrania cuenta con más de 800 instituciones de grado superior en las cuales en 2010, 654 700 alumnos se graduaron.

La Cruz Roja de Ucrania se estableció en abril de 1918 en Kiev como una sociedad humanitaria independiente de la República Popular Ucraniana. Sus tareas fueron ayudar a los refugiados y prisioneros de guerra, cuidar de las personas discapacitadas y los niños huérfanos, combatir el hambre y las epidemias, apoyar y ayudar a los enfermos y organizar hospitales y comedores públicos. En la actualidad, la organización involucra a más de 6,3 millones de simpatizantes y activistas. Su servicio cuenta con 3200 enfermeras calificadas. La organización participa en más de 40 programas humanitarios en toda Ucrania, que son en su mayoría financiados por donaciones públicas y asociaciones corporativas. Según sus propios cálculos, la sociedad proporciona anualmente servicios a más de 105 000 personas mayores sin ayuda de familiares, cerca de 23 000 personas discapacitadas a causa de la Segunda Guerra Mundial y trabajadores discapacitados, más de 25 000 veteranos de guerra y más de 8000 adultos discapacitados desde la infancia. También se presta asistencia a niños huérfanos y discapacitados.

El sistema de salud de Ucrania está subsidiado por el estado y es gratuito para todos los ciudadanos ucranianos y residentes registrados. Sin embargo, no es obligatorio recibir tratamiento en un hospital estatal ya que existen varios complejos médicos privados en todo el país.[185]​ El sector público emplea a la mayoría de los médicos disponibles, y los que trabajan para los centros médicos privados tienen la obligación de brindar atención en los establecimientos de salud pública de manera regular.

Todos los proveedores de servicios médicos y hospitales del país están subordinados al Ministerio de Salud, que proporciona supervisión y control de la práctica médica general, además de ser responsable de la administración diaria del sistema de atención médica. A pesar de esto, los estándares de higiene y atención al paciente han caído.

Los hospitales en Ucrania están organizados en la misma línea que la mayoría de las naciones europeas, de acuerdo con la estructura administrativa regional; como resultado, la mayoría de las ciudades tienen su propio hospital y muchas también disponen de hospitales del distrito. Los complejos médicos más grandes y especializados tienden a encontrarse solo en las grandes ciudades, con algunas unidades aún más especializadas ubicadas solo en la capital, Kiev. Sin embargo, todos los organismos tienen su propia red de hospitales generales que pueden hacer frente a casi todos los problemas médicos, tales hospitales se llaman 'hospitales regionales'.

Ucrania se enfrenta actualmente a una serie de problemas de sanidad pública importantes y se considera que se encuentra en una crisis demográfica debido a su alta tasa de mortalidad y baja tasa de natalidad (la tasa de natalidad actual en Ucrania es de 11 nacimientos / 1000 habitantes, y la tasa de mortalidad es de 16,3 muertes / 1000 habitantes). Un factor que contribuye a la alta tasa de mortalidad es una alta tasa de mortalidad entre los hombres en edad de trabajar por causas prevenibles, como la intoxicación por alcohol y fumar. En 2008, la población del país fue una de las que disminuyó más rápidamente en el mundo con un crecimiento del −5 %. La ONU advirtió que la población de Ucrania podría caer hasta 10 millones para 2050 si las tendencias no mejoraran. Además, la obesidad, la presión arterial alta sistémica y la pandemia del VIH son todos los desafíos principales que enfrenta el sistema de salud ucraniano.[186]

Desde marzo de 2009, el gobierno ucraniano está reformando el sistema de atención médica mediante la creación de una red nacional de médicos de familia y mejoras en los servicios de emergencia médica.

La reforma activa del sistema de sanidad de Ucrania se inició justo después del nombramiento de Ulana Suprun como jefe del Ministerio de Sanidad de Ucrania[187]​. Asistido por el diputado Pavlo Kovtoniuk, Suprun primero cambió la distribución del dinero en la atención médica[188]​: Los fondos deben dirigirse al paciente; los médicos generales proporcionarán atención básica a los pacientes; el paciente tendrá derecho a elegir uno; el servicio médico de emergencia se considera totalmente financiado por el estado; la reforma de la medicina de emergencia también es una parte importante de la reforma de la atención médica; además, los pacientes que sufren enfermedades crónicas, que causan un alto número de discapacidades y mortalidad, reciben medicamentos gratuitos o de bajo precio.[189]

En total, las carreteras pavimentadas en Ucrania es de 164 732 kilómetros.[190]​Las rutas principales, marcadas con la letra «M» para «Internacional» (en ucraniano: Міжнародний, Mizhnarodnyj), se extienden por todo el país y conectan las principales ciudades de Ucrania y proporcionan rutas fronterizas a los países vecinos.

El transporte ferroviario en Ucrania conecta las principales áreas urbanas, instalaciones portuarias y centros industriales con los países vecinos. La mayor concentración de vías férreas es la región de Donbáss. Aunque el transporte de mercancías por ferrocarril disminuyó un 7,4 % en 1995 en comparación con 1994, Ucrania sigue siendo uno de los usuarios de trenes más importantes del mundo.[191]​ La cantidad total de vías férreas en Ucrania se extiende a 22 473 kilómetros, de los cuales 9250 kilómetros están electrificados. Actualmente, el estado tiene un monopolio en la provisión de transporte ferroviario de pasajeros, y todos los trenes, excepto los que cuentan con la cooperación de otras compañías extranjeras en rutas internacionales.

El transporte aéreo se está desarrollando rápidamente, con un programa sin visado para ciudadanos de la UE y ciudadanos de otras naciones occidentales, el sector de aviación de la nación está manejando un número significativamente alto de viajeros. La Eurocopa de 2012 celebrada en Polonia y Ucrania como anfitriones conjuntos, llevó al gobierno a realizar grandes inversiones en infraestructura de transporte, y en particular en aeropuertos. El aeropuerto de Donetsk, construido para la Eurocopa 2012, fue destruido a fines de 2014 debido a la guerra en curso entre Ucrania y los prorrusos.[192]

Kiev Boryspil es el aeropuerto internacional más grande del país; tiene tres terminales principales de pasajeros y es la base de la aerolínea nacional del país, Ukraine International Airlines. Otros aeropuertos importantes en el país incluyen los de Járkov, Leópolis y Donetsk (ahora destruido), mientras que los de Dnipro y Odessa tienen planes para una expansión de terminales en un futuro cercano.

El viaje marítimo internacional se realiza principalmente a través del puerto de Odessa, desde donde los ferries navegan regularmente a Estambul, Varna y Haifa. La compañía de ferry más grande que opera actualmente estas rutas es Ukr Ferry.[193]

Ucrania es uno de los consumidores de energía más grandes de Europa, ya que consume casi el doble de la energía que Alemania, por unidad de PIB.[194]​ Una gran parte del suministro de energía en Ucrania proviene de la energía nuclear, debido a que el país recibe la mayor parte de su combustible nuclear de Rusia. Incluso, la central nuclear más grande de Europa, la Central Nuclear de Zaporizhia, se encuentra ubicada en Ucrania. En 2006, el gobierno anunció que planea construir once nuevos reactores para el año 2030, de tal modo que casi duplicará la cantidad actual de producción de electricidad.[195]​ El petróleo y el gas natural también son importados de los países pertenecientes a la antigua Unión Soviética (actualmente CEI). El sector energético de Ucrania es el duodécimo más grande del mundo en términos de capacidad instalada, con una producción anual de 54 giga-watts (GW).[194]

Obtención de Energía

Ucrania es un país exportador de energía; por ejemplo, en 2011, el 3,3 % de la electricidad producida se exportó, pero también uno de los mayores consumidores de energía de Europa.[196]​ A partir de 2011, el 47,6 % de la generación eléctrica total provino de la energía nuclear.[197]​ La central nuclear más grande de Europa, la central nuclear de Zaporiyia, se encuentra en Ucrania. En 2008, Westinghouse Electric firmó un contrato de cinco años para vender combustible nuclear a tres reactores ucranianos a partir de 2011, pero el presidente Viktor Yanukovych introdujo una prohibición de los envíos de combustible nuclear de Rosatom a Europa a través de Ucrania, que entró en vigencia desde el 28 de enero hasta el 6 de marzo de 2014. Después del Euromaidán y la invasión y arbitraria anexión rusa de Crimea en abril de 2014, Yanukovych condenado por alta traición huyó a Rusia y la Compañía Nacional de Generación de Energía Nuclear de Ucrania Energoatom y Westinghouse extendieron el contrato para la entrega de combustible hasta 2020.[198]

Las centrales térmicas de carbón y de gas y la hidroelectricidad son el segundo y tercer tipo de generación eléctrica en el país.

Energías renovables

La proporción de energías renovables frente a las energías combustibles total aún muy pequeña, pero está creciendo rápidamente. El número total de instalaciones de energía renovable se duplicó en 2011 y, a principios de 2012, alcanzaba los 397 mW.[199]​ En 2011 se abrieron varias grandes estaciones de energía solar en Ucrania.

El Banco Económico para la Reconstrucción y el Desarrollo estima que Ucrania tiene un gran potencial de energía renovable: el potencial técnico para la energía eólica se estima en 40 TW / año, las pequeñas centrales hidroeléctricas en 8,3 TW / año, la biomasa en 120 TW / año y la energía solar en 50 TW / año.[200]​ En 2011, el Ministerio de Energía de Ucrania pronosticó que la capacidad instalada de generación a partir de fuentes de energía alternativas y renovables aumentaría en un 9 % (aproximadamente 6 GW) de la producción total de electricidad en el país.[201]

El Internet en Ucrania es un sector creciente, especialmente después de la crisis financiera de 2007-2008. En junio de 2014 había 18,2 millones de usuarios domésticos, que representan al 56 % de la población adulta.[202]​ El uso de Internet se concentra principalmente en la población con una edad de entre 25 y 34 años. Ucrania está situada en el octavo puesto mundial respecto a velocidad de Internet.[203]

Las costumbres ucranianas están altamente influenciadas por el cristianismo, que es la religión dominante en el país.[172]​ Los roles de género también tienden a ser más tradicionales, y los abuelos desempeñan un papel mayor en la sensibilización de los niños que en occidente.[204]​ La cultura de Ucrania ha sido también influenciada por sus vecinos orientales y occidentales, lo que se refleja en su arquitectura, música y arte.

La época comunista tuvo un efecto bastante fuerte en el arte y en la literatura.[205]​ En 1932, Stalin intentó aplicar una política de realismo socialista cuando promulgó el «Decreto sobre la Reconstrucción de la Organización del Arte y la Literatura», los cuales limitaron enormemente la creatividad de algunos artistas. Durante la década de 1980, con introducción de la política de la glásnost (apertura), los artistas y escritores soviéticos tuvieron nuevamente libertad de expresión.[206]

Una de las tradiciones más conocidas de Ucrania son los huevos de Pascua, conocidos localmente como pýsankys. Estos huevos son pintados con cera para crear un patrón; a continuación, se pinta el huevo con sus clásicos colores alegres, esta capa de pintura no afecta al recubrimiento de cera del huevo. Después de que todo el huevo haya sido pintado, se quita la cera dejando solo los coloridos patrones. Esta tradición se celebra desde hace miles de años y precede a la llegada del cristianismo a Ucrania.[207]​ En 2000, en la ciudad de Kolomyia, cerca de las estribaciones de los Montes Cárpatos, fue inaugurado el Museo de Pýsanka, dedicado a la tradición ucraniana de los huevos de Pascua.

Іван Котляревський

(1769-1838)

Тарас Шевченко

(1814-1861)

Степан Руданський

(1834-1873)

Іван Франко

(1856-1916)

Лариса Косач

(1871-1913)

Сергій Єфремов

(1876-1939)

La historia de la literatura de Ucrania se remonta al siglo XI, tras la cristianización de la Rus de Kiev.[208]​ Los escritos de la época eran principalmente litúrgicos y fueron escritos en el idioma antiguo eslavo eclesiástico. Los relatos históricos de ese tiempo se conocen como «crónicas», siendo la más importante de ellas la Crónica de Néstor.[209][nota 7]​ La actividad literaria enfrentó una disminución repentina durante la invasión mongola al Rus de Kiev.[208]

La literatura en ucraniano reanudó su desarrollo en el siglo XIV y avanzó significativamente durante el siglo XVI con la introducción de la imprenta y con el comienzo de la era de los cosacos, bajo el dominio ruso y polaco.[208]​ Los cosacos establecieron una sociedad independiente y popularizaron un nuevo tipo de poemas épicos, que marcaron un punto alto en la tradición oral de Ucrania.[209]​ En los siglos XVII y XVIII, estos avances fueron nuevamente interrumpidos, cuando la publicación en idioma ucraniano fue proscrita y prohibida. No obstante, a finales del siglo XVIII la literatura en ucraniano finalmente emergió.[208]

En el siglo XIX se inició un periodo vernacular en Ucrania, liderado por la obra de Iván Kotlyarevsky, Eneyida, la primera publicación escrita en ucraniano moderno. Hacia la década de 1830, se empezó a desarrollar el romanticismo, y fue cuando surgió la figura cultural más importante de la nación, el poeta-pintor romántico Tarás Shevchenko. Mientras que a Iván Kotliarevesky se le considera el padre de la literatura en ucraniano, Shevchenko es el padre de un resurgimiento nacional.[210]​ Posteriormente, en 1863, el uso del ucraniano en obras impresas fue efectivamente prohibido por el zar Alejandro II de Rusia mediante el Ukaz de Ems.[31]​ Esto disminuyó gravemente la actividad literaria en el área y los escritores en ucraniano se vieron obligados a escribir sus obras en ruso o publicar sus obras en la región de Galitzia. La prohibición nunca fue anulada oficialmente, pero quedó obsoleta después de la revolución y de que los bolcheviques llegaran al poder.[209]

La literatura ucraniana siguió prosperando en los primeros años bajo el régimen soviético, cuando se aprobaron casi todas las tendencias literarias. Estas políticas enfrentaron un alto en la década de 1930, cuando Stalin llevó a cabo su política de realismo socialista. La doctrina no reprimía necesariamente el uso del ucraniano, pero hacía que los escritores siguieran un estilo determinado en sus obras. Las actividades literarias siguieron siendo algo limitadas por el partido comunista, y no fue hasta 1991, cuando Ucrania obtuvo su independencia, que los escritores fueron libres de expresarse como quisieran.[208]

Las raíces de la arquitectura ucraniana tienen como origen el estado eslavo oriental de la Rus de Kiev. Debido a la cristianización de la Rus de Kiev, la arquitectura ucraniana fue influenciada por la arquitectura bizantina. Después del siglo XII, la arquitectura no experimentó cambios y continuó estando presente en los principados de Galicia-Volhynia. Durante la época de los Cosacos de Zaporozhia, surgió un nuevo estilo característico en Ucrania bajo las influencias occidentales de la comunidad polaco-lituana. Después de la integración con el Zarato Ruso, muchas estructuras presentes mayoritariamente en la región este del país, se construyeron con los estilos de la arquitectura rusa de aquella época, mientras que la arquitectura de la región de Galicia occidental se desarrolló bajo influencias arquitectónicas austro-húngaras.

Las principales iglesias de la Rus de Kiev fueron construidas después de la adopción del cristianismo en el año 988, siendo estas los primeros monumentos en las tierras eslavas del este. El estilo arquitectónico de la Rus de Kiev fue influenciada en gran medida por los bizantinos. Las primeras iglesias ortodoxas estaban construidas principalmente de madera. Una característica de las principales catedrales es que a menudo presentan decenas de pequeñas cúpulas, lo que ha llevado a algunos historiadores a tomar esto como una indicación de la aparición de templos paganos pre-cristianos.

Durante los siglos XVI, XVII y XVIII muchas iglesias fueron remodeladas con el estilo barroco ucraniano, algunos ejemplos son la catedral Santa Sofía de Kiev, la Iglesia del Salvador de Berestove y la iglesia de San Cirilo, todas todavía se pueden encontrar en Kiev. Varios monumentos fueron reconstruidos a fines del siglo XIX, incluyendo la Catedral de la Asunción en Volodímir-Volinski, construida en el año 1160 y reconstruida entre los años 1896–1900; la iglesia Paraskevi en Cherníhiv, construida en el año 1201 y reconstruida a finales de los años cuarenta y la Puerta dorada de Kiev, construida en 1037 y reconstruidas en 1982. La reconstrucción de esta última fue criticada por algunos historiadores del arte y la arquitectura como una fantasía renacentista. Por desgracia, muy pocas muestras de la arquitectura de la Rus de Kiev siguen en pie actualmente.

A medida que Ucrania se integraba cada vez más en el Imperio ruso, los arquitectos rusos tuvieron la oportunidad de realizar sus proyectos en el pintoresco paisaje que ofrecían muchas ciudades y regiones de Ucrania. La iglesia de San Andrés de Kiev (1747-1754), construida por Bartolomeo Rastrelli, es un ejemplo notable de la arquitectura barroca, y su ubicación en la cima de la montaña de Kiev lo convirtió en un monumento reconocible de la ciudad. Una contribución igualmente notable de Rastrelli fue el Palacio Mariyinsky, que fue construido como residencia de verano para la emperatriz rusa Elizabeth. Durante el reinado del último Hetman de Ucrania, Kirill Razumovsky, muchas de las ciudades del Hetmanato Cosaco como Hlújiv, Baturin y Koselets tuvieron proyectos grandiosos construidos por Andrey Kvasov. El imperio ruso finalmente conquistó el sur de Ucrania y Crimea, y cambió su nombre a Nueva Rusia, ahí se fundaron nuevas ciudades como Nikolayev, Odesa, Jersón y Sevastopol. Estos contendrían ejemplos notables de la arquitectura imperial rusa.

En 1934, la capital de la RSS de Ucrania se mudó de Járkov a Kiev. Anteriormente, la ciudad era vista solo como un centro regional, por lo que recibió poca atención, pero esto cambió. Los primeros ejemplos de arquitectura estalinista ya se mostraban y, a la luz de la política oficial, se construiría una nueva ciudad sobre la antigua. Esto significó que se destruyeron ejemplos de la cultura ucraniana tan admirados como el Monasterio de las Cúpulas Doradas de San Miguel. Incluso la catedral de Santa Sofía estaba bajo amenaza. Además, la Segunda Guerra Mundial contribuyó a destruir el resto de arquitectura ucraniana que no habían destruido las políticas comunistas estalinistas, esto mismo paso en países como Bielorrusia. Después de la guerra, un nuevo proyecto para la reconstrucción del centro de Kiev transformó la avenida Khreshchatyk en un notable ejemplo de estalinismo en la arquitectura. Sin embargo, en 1955, esta política fue cancelada.



Escribe un comentario o lo que quieras sobre Ucrania (directo, no tienes que registrarte)


Comentarios
(de más nuevos a más antiguos)


Aún no hay comentarios, ¡deja el primero!